Aire Fanzine de Arte 9

Page 1

ILLUMINARE

f a n z i n e A I R E nº 9 – Enero a Abril 2016


AIRE CENTRO DE ARTE… es un lugar para crear y crecer a través de talleres múltiples de artes plásticas, escritura, idiomas… un espacio donde generar conocimiento emocional y sensorial a partir de didácticas creativas. Además promueve eventos culturales para otras entidades. No hay que olvidar que también funciona como sala de exposiciones de arte contemporáneo combinando artistas conocidos con nuevos creadores. airecentrodearte.es CALDEIRERÍA50… es un espacio dedicado al arte contemporáneo en todas sus expresiones. Dos plantas para sumergirse en las distintas manifestaciones artísticas culturales en todas sus etapas: aprendizaje, creación, exposición, divulgación, debate… Así, en pleno centro histórico compostelano, Caldeirería50 une a la Galería Metro y Aire centro de Arte para configurar un lugar entre el reconocimiento y el vivero artístico contemporáneo, con la intención de extenderse más allá del edificio. Dos proyectos, dos espacios, una escalera, un esfuerzo común.

metro

galeríametro

GALERÍA METRO es una galería de arte con sede en Santiago de Compostela, especializada en la difusión y venta de arte contemporáneo desde el año 2007. Su vocación es familiarizar al público con las nuevas tendencias del arte, dar a conocer y promocionar el trabajo de artistas contemporáneos y estimular el consumo del arte como mecanismo de sostenibilidad de la oferta artística y cultural. galeriametro.com

portada | Tiempo muerto | Isabel Gil


Agenda de Calderería 50

29 6

Enero – Inauguración de la exposición Déjà Vu de Isabel Gil. 20h

Febrero – El disfraz de las sombras. Taller de creación de máscaras para proyectar a través de sombras. Para familias. 11-14h

12

Marzo – Escintileos de papel. Taller de origami para adultos. Construye tus propias guirnarlas, lámpara de mesa, portavelas… de papel. Imparte Andreia Agra (FrufrüOrigami) 17-19:30h

12

1

15

16

1-8

23

Febrero – Taller de diseño de personajes de cómic. A partir de 12 años. Imparte el ilustrador David Fajardo. 17h-21h

Febrero – Inauguración de la exposición Las líneas paralelas nunca se encuentran de Rosendo Cid. 20h (Galería Metro)

Marzo – Jornadas de género. Durante esta semana se abordará el trabajo de dos artistas, dos escritoras y la visión de género. Además habrá una charla sobre Conciliación Familiar.

Abril – Inauguración de la exposición Una pintura que no “quiere decir” nada. Una pintura que “es” de Rocío Osorio. 20h

Abril – Tris tras collage. Taller de creación de collage, trabajando el color y la composición. Para familias. Impartido por Rocío Osorio y Espe Porto. 11-13h

Abril – Detrás de las líneas. Charla sobre los aspectos legales que giran alrededor del mundo editorial.

Y

no te olvides! Un jueves y un sábado de cada mes habrá taller con modelo al natural. Estate atento a las fechas.

Otras actividades

10 17 18

Febrero – Inauguración de 73 líneas de Horizonte, intervención de Neves Seara para la Zona C (Santiago de Compostela). 20h

Marzo – Inauguración de la exposición colectiva IX Premio Auditorio de Galicia (donde participarán, entre otros, Neves Seara, Marta Bran, Lara Pintos, Rosa Neutro…). 20h Marzo – Inauguración de Cabaña Roja, exposición colectiva, organizada por Reme Remedios en la Igrexa da Facultade. 20h


I

luminar, del latín illuminare: 1. Alumbrar algo. 2. Ilustrar o aclarar una cuestión. 3. Dar color a letras y texto de forma manual. En dibujo o pintura, se suele emplear a menudo este verbo cuando nos referimos a destacar las luces del motivo representado con el contraste de las sombras. Es la forma de darle vida, tridimensionalidad y profundidad al dibujo. Se trata de “despertarlo” de su letargo. La luz y por tanto las sombras son la esencia de cada obra pictórica realista. Es, también, de muchísima importancia, una vez que se deciden exponer unas obras en una sala, el iluminarlas correctamente, con el tono, la potencia y la dirección adecuada del haz de luz para ayudar a cada cuadro a existir de la forma más exquisita en la mirada del espectador. En escultura minimalista la luz ha sido el material a trabajar. El uso del mármol, el metal o la madera para artistas como Chillida u Oteiza no eran más que el vehículo que les permitía jugar con la luz, crear nuevos “espacios” con la proyección de sombras y luces que completaban las piezas al atravesar sus huecos y quiebros que, una vez expuestos a la luz, se completaban. Este recurso de iluminar para proyectar sombras fue explotado también en numerosas instalaciones artísticas como motivo escenográfico a la hora de crear nuevas sensaciones y atmósferas en una sala expositiva. La existencia de la luz es, además, el único modo de poder captar una imagen fotográfica o cinematográfica, de crear un instante congelado con la cámara y la película. Atrapar la luz de ese segundo. Agarrar la fugacidad de un soplo manteniéndolo preso en un papel. Es lo más cercano a la eternidad, ése gran tema que ha obsesionado a todas las culturas en todos los tiempos. En su segunda acepción, “aclarar” una cuestión, sería el motivo básico para todo creador. El arte es algo así como una lucha de poder entre el ser humano y “escapar” a la muerte. Atrapar lo efímero, huir constantemente del paso del tiempo, generar imágenes que expliquen cosas intangibles es la manera de comprender el por qué de la necesidad de la mortalidad de las cosas y las personas, o bien el modo de escaparle durante un breve momento. Volver una y otra vez, iluminar lo etéreo, insistir en aclarar la cuestión del paso del tiempo o la absurda cuestión de lo que “ya no es”, de lo que ya no se siente, de lo que no existe y es imaginado, son las piezas y dibujos de Isabel Gil en Déjà vu, exposición que se inaugura en Aire en enero, en la que crea lagunas

y espacios inventados, cartografías de la memoria. Focalizar sobre lo diminuto, creando pintura que “es”, que usa lo desechado y obliga a detener la mirada en la belleza de las simples cuestiones, e ilumina sobre la simplicidad de la creación y de su proceso es el proyecto expositivo de Rocio Osorio en Aire. Al fin y al cabo, estas dos artistas crean luces intangibles de los recuerdos o de los procesos. Iluminan brevemente las punzantes cuestiones de la mortalidad, señalan y destacan esos asuntos que en la vorágine del paso del tiempo se nos escapan de las manos. Uno de los artistas contemporáneos más relevantes cuya “misión vital y artística” sería crear una y otra vez esas luces intangibles que señalan e iluminan esos aspectos simples pero complejos de digerir de la vida, sería el sutil y a la vez rotundo poeta visual Jorge Macchi. Dibujos llenos de mensajes ocultos, obras que espejean una realidad absurda o dibujos poéticos hechos con frases que ocupan una sala entera… crean, dan forma, destacan… iluminan.

Illuminare | Texto: Neves Seara | imagen: Jorge Macchi


D

efinición: el déjà vu es un tipo de paramnesia del reconocimiento caracterizada por la experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación nueva. Santiago de Compostela es una ciudad que marcó mi trayectoria vital y artística hace ahora diez años. Volver a esta ciudad es como tener un déjà vu. Es por ello, que esta exposición se empezó a complicar desde el principio. Quizá todo sería más fácil si solo tuviese una línea de trabajo, pero soy una artista bipolar, con personalidad múltiple, un poco border line y algo esquizofrénica. Trabajo desde la abstracción geométrica hasta el dibujo figurativo realista, y siempre juego con la idea del tiempo, el recuerdo y lo soñado. Santiago es algo ya vivido, y al mismo tiempo es nuevo, como las cinco series de trabajos que presento ahora en Aire. Cinco temas obsesivos a los que vuelvo una y otra vez, rehaciéndolos, modificándolos y evolucionándolos. Es por ello que se presentan en cada bloque, trabajos que corresponden a distintas fechas, desde el primer hilo hasta los últimos flecos que siguen saliendo. –Espacios inundados: Son lugares reales e imaginarios y, tal como aparecen en mis sueños (y los de mucha gente), están inundados. En este caso presento sólo escaleras, escenarios deshabitados en los que el agua se presenta unas veces como una cortina irreal, plana y no acorde con los ele-

mentos arquitectónicos, tratando de forzar una doble perspectiva: la real y la soñada: el agua. –Naturalezas: En este caso los espacios están completamente invadidos por hierbas. Arquitecturas abandonadas, en las que alguna vez aparecen figuras humanas del pasado y que ahora están habitadas por el tiempo y la naturaleza. –Dos tiempos un espacio: Serie de mujeres entrelazadas, distintos tiempos conviviendo en un solo plano. Lo que es imposible en la realidad, estar en dos sitios al mismo tiempo, se hace posible mediante un dibujo que, pese a su primera apariencia realista, es siempre un imposible. –Mapas: Cartografías recordadas, hay lagunas, zonas que se mezclan y pierden en el recuerdo, zonas difusas, y ese recuerdo no es algo seguro, por lo que utilizo los reflejos de las cartulinas para dibujar, pero sin límites difusos, como las pequeñas luces de cuando se ilumina un recuerdo, pero son luces intangibles, que se pierden cuando uno más se esfuerza por poder verlas. –La tejedora: Como Penélope que tejía y destejía esperando la llegada de Ulises, el acto de la creación es siempre una ida y vuelta, proyectar, hacer, criticar, desechar, retomar, y así una y otra vez. Este es el único bloque del que no hay dibujos anteriores, la idea sí tiene años, pero es ahora, por primera vez, cuando la ejecuto.

Déjà vu | Texto: Isabel Gil Sánchez


E

n el encuentro de materiales, su mirada se detiene. Entre composiciones y ensamblajes, su mirada y su gesto se detienen. Entre pincelada y pincelada, se detiene, ya, la pintura, que se asienta precisa y decidida en el soporte mínimo donde encuentra su identidad, ya sea en una pequeña pieza de maderas ensambladas de bordes desnudos, ya sean las hojas de un catálago olvidado. Su pintura rebasa el límite de lo esperado quebrantando el espacio para alojarse en él. Una pintura que no “quiere decir” nada. Una pintura que “es” muestra una selección del trabajo que la artista asturiana Rocío Osorio (Gijón, 1987) ha realizado en los últimos años. El conjunto engloba obras de factura diversa, pero insufladas por el despojo de lo fútil. Partiendo de la experimentación y de la fórmula ensayo - error, la artista presenta tres de sus series en las que la presencia de materiales inservibles, desechados y olvidados se hace patente. Intervenciones (2014) es un proyecto que surge de un catálogo de Juan Asensio encontrado al que alguien ha despojado de valor

y sobre el que interviene la artista con campos de color delimitados. Homenajes (2015) traspasa los límites, conquista el espacio. Compuestas de pequeños recortes de maderas, las piezas de esta serie traspasan los límites del hecho pictórico con una extraña modestidad en las que la pintura explosiona e implosiona en una suerte de vaivén acompasado. Collages (2016) consigue lo propio desde otro ángulo. A través de recortes desechados, la artista compone y da forma a verdaderas composiciones pictóricas, en las que el color y la textura del papel consiguen ser pintura. Rocío Osorio trabaja la materia desde la abstracción, desde la búsqueda de lo simple y la renuncia a lo innecesario para mostrarla en su talante más crudo y desnudo dotándola, sin embargo, de la belleza exenta de lo íntimo para reivindicar la pintura desde la pintura. Se trata de observar, detenerse y mirar.

Una pintura que no “quiere decir” nada. Una pintura que “es” | Una exposición de Rocío Osorio | Texto: Espe Porto


Aire ex po sit ivo Enmarcadas dentro del Arte Contemporáneo, en Aire se realizan una serie de exposiciones a lo largo del año académico. A veces, los artistas invitados están comenzando su andadura, pero sus obras ya tienen peso y voz propia; otras veces, llevan ya una trayectoria recorrida. Pintura, fotografía, instalación, performances… Colectivas o individuales, hasta el momento han pasado por aquí artistas como Iago Seara, Ana Seoane, Catalina Rodríguez, Yolanda Ataraxia, Teresa Búa, Sabela Alonso, Varja Javanovic, Carlos Cambre, Raúl Álvarez, Mauro Trastoy, Paula Gómez del Valle, Mercedes Cabada, Marina Berdalet, Santi Jiménez, Laura Salguero, Basilisa Fiestras, Martyn Mills, Jorge Varela, Reme Remedios, José Fernández Conde, Ana Gil, Uxía Piñeiro, Marcos Belzuz, Marita Malvar, Lomarti, Silvia Alfonso o Marga Crespo. Fieles a nuestra intención de llevar el arte a todos los públicos, las exposiciones se acompañan de didácticas en las que se aprenden las técnicas que emplean los artistas o se reinterpreta su trabajo a partir de otras expresiones artísticas. En algunas ocasiones se organizan una serie de charlas sobre el tema que tratan o el proceso creativo de cada autor. Como gestoras culturales, se han desarrollado proyectos en conjunto con la Galería Metro, como el festival de performances Crash.


Aire didáctico Consideramos que aprender es una parte fundamental para construirse a uno mismo. De ahí que cada didáctica en Aire centro de Arte se plantee con una base teórica, con esmero para adaptarla a la línea educativa del centro, con cuidado para que se amolde a cada alumno y con cariño para que trascienda y genere un interés por sí mismo. En Aire centro de Arte trabajamos en cuatro bloques principales: Arte, para todas las edades, que abarca distintas técnicas (dibujo, pintura, escultura, performance, grabado… ) que va más allá de aprender la teoría y busca que cada alumno encuentre un lenguaje propio que le permita tanto conocerse, como expresarse y/o evadirse. Escritura, en el que, a través de la reflexión sobre el día a día y sobre nosotros mismos, se construye una narración con voz propia. Lecturas de autores consolidados, versiones personalizadas… todo ello acompañado de un desayuno. Idioma y arte para niños, en el que a través de juegos, lecturas, imágenes… se aprende una lengua, inglés o francés, y diversas formas de crear, siempre de forma divertida. Talleres puntuales (cómic, origami, dibujo con modelo al natural…) para niños, familias, adultos… en los que se perfecciona una técnica, se reinterpretan exposiciones o simplemente se busca pasar un buen momento en compañía creando. Cada una de estas líneas buscan la profundidad, la comprensión y la diversión en distintas facetas artísticas. Además, se ofrecen talleres y didácticas fuera de la escuela, en institutos, centros socioculturales, museos… sin perder el rigor ni la ilusión que nos caracteriza.


Un portal llamado CALDERERÍA 50 En la mayoría de las ocasiones, las ciudades, y los barrios que las conforman, se describen por las actividades que en ellas tienen lugar. Así, una ciudad inquieta y activa culturalmente se distinguirá por ese ruido melodioso que generan las distintas artes. En el número 50 de la calle Calderería empezaron a sonar dos voces: la Galería Metro, con su larga trayectoria en el empuje y puesta en valor de distintos artistas de arte contemporáneo, y Aire centro de Arte, escuela que a lo largo de tres años ha buscado tanto formar en arte y como acercarla al público. Dos voces que se dieron cuenta de que juntas se harían oír mejor. Entonces nació Calderería 50. Mucho más que un edificio, espera consolidarse como un espacio dedicado al Arte Contemporáneo en todas sus expresiones, un espacio en el que el reconocimiento a la labor de artistas consagrados se mezcla con el vivero de nuevos creadores. Así, dos plantas, unidas por una escalera, se han ido constituyendo como un lugar en el cual aprender, comprender, crear, experimentar y observar las distintas manifestaciones artísticas actuales. Calderería 50 lleva dos años de vida. En este tiempo ha participado en el Festival Miradas de Mujer, organizó el Festival de Performances Crash II, ha acogido distintos conciertos, presentaciones de libros, conferencias y jornadas sobre creatividad… Todo ello es una muestra de que su voz suena alta y clara, y espera seguir resonando en cada una de las piedras que conforman Santiago. Para empezar, en la agenda del fanzine que tenéis en vuestras manos, podréis ver algunas de las actividades para este otoño. Habrá más, tendréis que estar atentos porque Calderería 50 pretende conseguir que el arte contemporáneo ocupe el lugar que se merece dentro de Santiago. El esfuerzo es tan común como la escalera que une a los dos espacios. Sin embargo, no hay que olvidar que tanto la Galería Metro como Aire centro de Arte son dos proyectos que, aunque se complementen, están diferenciados.


Serie TAIKA MEANS MAGIC, 2014 | Carolina Cruz Guimarey


T

odos hemos sido testigos de la relevancia que ha adquirido, en un corto espacio de tiempo, el uso de novedosas técnicas de iluminación en todo tipo de espectáculos artísticos. Hemos asistido, maravillados, a presentaciones lúdicas y culturales en las que, presas de la ilusión y los efectos ópticos, observamos cómo simples paredes desnudas se transforman en rostros fantasmagóricos, suelos lisos se disfrazan de abismos marinos o rugosas piedras se consumen ferozmente envueltas en un torbellino de llamas. Todo un mundo de ilusiones virtuales en 3D que nos transportan, siquiera unos minutos, a increíbles paraísos llenos de colores, contrastes y texturas. Paraísos que se evaporan abruptamente en el momento en el que una mano, que ignoramos si es “analógica o digital” pero sí devastadora de sueños, hace una señal para que cese la responsable de tanta belleza imaginaria: la luz. Dentro de los variados y novedosos sistemas de iluminación, el videomapping –arte de creacción y proyección de sugerentes imágenes, a través de la luz, en superficies y objetos– se alza entre los demás por su aceptación entre los creativos, adaptabilidad publicitaria e impacto visual. En el ámbito jurídico, la luz artística configura un interesante y complejo punto de estudio ya que se barajan para repartir a partes iguales la brillante actividad creativa de la escenografía, el diseño gráfico, la informática y las funciones propiamente técnicas de la iluminación. Todo condensado en un software que posibilita que la luz, como si fuera una ley, pueda ordenar, la música obedecer y nuestros ojos presenciar esos sinuosos cuadros vivos que tanto nos asombran. Por supuesto, la Ley de Propiedad Intelectual no podía obviar la protección debida a tal arte. A lo largo de su articulado nos ofrece un amplio marco en el que los derechos de autor, sobre estos programas informáticos, se extienden a la documentación preparatoria, al código fuente, al programa máquina y a los manuales explicativos, siempre que la autoría de todos y cada uno

de ellos, cumplan con los requisitos exigidos de originalidad en su creación. Por regla general, las empresas dedicadas a estas labores iluminatorias ostentan la titularidad de explotación de tales derechos desde una triple vertiente que engloba la reproducción, la transformación y la distribución pública. El ejercicio de éstas se materializará de forma bastante limitada, debido a las peculiariades inherentes a los propios programas informáticos que siempre fluctúan orientados a la protección del avance técnológico. No obstante, el titular de derechos de un sotware de estas características ostenta una elevada posibilidad de disposición sobre el aspecto concreto de la realización de copias, ya que no existe en este aspecto el controvertido concepto de la copia privada. La ley no acepta el uso legítimo de un programa informático sin el preceptivo permiso previo del titular de derechos y el compromiso por parte del adquirente potencial de la licencia de uso de focalizar su manejo de forma exclusivamente personal. La posibilidad de efectuar inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual de los derechos sobre programas de ordenador, sus sucesivas versiones y programas derivados, es un punto extra de refuerzo en el amparo legal establecido, ya que conforma medio probatorio suficiente. Además su eventual consulta pública no es libre, en aras de salvaguardar los intereses del autor al tratar datos que pueden ser objeto de apropiación ilícita por parte de competidores de los titulares legítimos. Pero no llega hasta ahí su mandato, ya que la luz se reviste y se nutre de toda una vasta cobertura legal que trasciende las normas de la propiedad intelectual para alcanzar directrices del campo de las patentes, la competencia desleal o la normativa publicitaria. Sin duda una gran reina que nos hipnotiza con sus juegos ópticos y jurídicos hasta que se retira porque sabe que contra su principal antagonista, la oscuridad, poco tiene que ganar.

Cuando la luz es ley | Visi López del Riego


Estrellas muertas | Texto: Andrea Barreira Freije | Imagen: Neves Seara

S

iempre creyó saber cuál era su luz. No le importaba lo distante que estuviese pues, tarde o temprano, sabía que la vería, aunque para ello tuviera que achicar los ojos hasta convertirlos en la línea de horizonte en la que se perdían sus rayos. Su haz no era firme como el de un faro. No resistía nieblas ni tempestades. Sin embargo sabía que estaba ahí. Se parecía a esa estrella que escintila en las noches heladas de invierno. Esa que espera, vacilante, a que alguien pose sus ojos en ella, pues no es el astro más radiante. Era una chispa temblorosa como la que prende en una cerilla, consumiéndola vorazmente hasta abrasar los dedos de quien la sostiene. Como la llama de una vela que, al apagarse de un soplido, se lleva los deseos, las ilusiones… y, sin embargo, año tras año, vuelve a iluminarla como si se tratase de la prueba de la existencia de sus propios sueños. Su luz era como la del filamento ardiente y enroscado de una bombilla. Una irradiación que la atraía como si fuese una polilla inconsciente de su destino. Incapaz de apagarla. Incapaz de apartar su mirada de ella. Incluso al cerrar los ojos, por muy fuerte que lo hiciese, su brillo seguía reflejándose al otro lado de los párpados. Desde ahí se transformaba en energía que se diluía entre las constelaciones que escriben sus neuronas. Entonces se expandía por todo su cuerpo hasta llevar su calor a la yema de sus dedos.

En ese instante, su realidad se confundía con el duermevela, con la imaginación que desbordaba el eco de los pasos que daba por las calles en las que transita. Las fronteras entre lo ficticio y lo cierto se deshacían al ritmo en el que se prendía la claridad. Al otro lado de los ojos se abrían los mundos que sólo ella era capaz de ver. Ese universo escondía todos los secretos inconfesables, las inseguridades, los miedos… Incluso aquellas cosas que le hacían sonreír o sonrojar. Esas verdades que en su día a día negaría una y otra vez hasta que las mentiras se volvieran ciertas. Si alguna vez le hubiese hablado de su luz a alguien, quizás a su interlocutor le parecería una luz fría y distante, a la cual mejor no aferrarse. Puede que le dijese, en voz queda, que esa estrella podría estar muerta, y en apenas un susurro le suplicaría que se alejase. Pero a ella eso no le importaba. Es más, sabía que, llegado el momento, sonreiría ante sus miedos, segura de ser capaz de enfrentarse a las ausencias; sabía que seguiría agarrándose a esa luz igual que quien sostiene una vela cuando la electricidad desaparece y sólo la escuridad permanece frente a ella. Ella sabe que hay luces que es mejor no apagar. “Al fin y al cabo”, piensa mientras corre las cortinas de su dormitorio, “todos morimos un poco mientras seguimos el haz de nuestras estrellas”.


El cuerpo de las palabras | Actividad creativa | Cristina R. Lesmes Siguiendo los pasos del poeta francés Apollinaire, tendrás que construir tu propio caligrama. De esta vuelta las palabras escogidas parecen un tanto extrañas, pero seguro que encuentras cómo hilarlas… ¿Te atreves? No le cierres la puerta a la creatividad porque gracias a ella, si es necesario, podrás buscar otras expresiones que te ayuden… ¡Deja que encuentren su forma!

un instant (un instante) des algues (algas) deux fourmis de feu (dos hormigas de fuego) toi et moi (tú y yo) un avion de papier (un avión de papel) un morceau de fromage (un trozo de queso) un pépin (una semilla de fruta) un lac (un lago) et (y) mais (pero) avec (con) comme (como) et aussi (y también) la nuit (la noche) à midi (a mediodía) il est vrai que (es cierto que) un miroir (un espejo) chuchotent (hablan en susurros) sautent (saltan) applaudissent (aplauden) dans l’ombre (en la sombra) sous la table (debajo de la mesa) à côté de (al lado de) est (es) sommes (somos) sont (son) impossibles (imposibles) endormis (dormidos) sous la pluie (bajo la lluvia) au revoir (adiós)


Aire centro de Arte es una Galería de Arte en la que se exponen proyectos de sus artistas y también otras entidades y creadores. Cada propuesta expositiva realizada aquí sirve de plataforma para realizar reinterpretaciones en los talleres creativos de niños y mayores, además de servir como excusa para organizar conferencias, talleres específicos de eventos o presentaciones de libros. También realizamos proyectos de gestión cultural y otras propuestas artísticas tanto para empresas como para entidades o centros públicos. Aire centro de Arte ofrece en el mismo espacio talleres anuales de pintura, dibujo, escritura, grabado, escultura, performance, instalación, escenografía, idiomas… además de otros más específicos como talleres de origami, cómic, títeres… que, junto a las didácticas basadas en las distintas exposiciones de la Galería Metro y el propio Aire centro de Arte, conforman el abanico docente. Buscaremos tu propio lenguaje en el aprendizaje creativo, permitiéndote desenvolver tu obra personal desde la base: generando la idea, desarrollando el concepto, paso a paso del proceso, escogiendo los materiales más adecuados… todo ello para lograr la mejor resolución estética y comunicativa. Para adolescentes y adultos desarrollamos conocimientos expresivos y emocionales a través de los lenguajes artísticos del: Grabado, Arte y Pintura,

Escultura de pequeño formato, Idea y concepto del proceso de creación, Performance y Escritura. Además, para niñas y niños contamos con didácticas que combinan el aprendizaje con la diversión para fomentar su crecimiento personal. Por ello, este año unimos arte, escritura e idiomas de modo que los más pequeños pueden escoger entre los talleres de: Idioma (inglés/francés), arte y escritura, Arte y creatividad o Escritura desde el garabato. La creatividad permite expresar muchos aspectos que de otra manera tienen difícil salida. El Arte es entendido aquí como un espacio de desahogo, comunicación y cuidado inherente a cualquier lenguaje, pero sumándole además el disfrute plástico y el aprendizaje técnico de las artes plásticas. Neves Seara (Licenciada en Bellas Artes, Máster en Museología, Especialista en Escenografía, 15 años exponiendo a nivel internacional) Andrea Barreira (Licenciada en Periodismo, Máster en Comunicación Medioambiental, Máster en Estudios Internacionales, escritora, estudiante de Pedagogía) Cristina R. Lesmes (Licenciada en Traducción e Interpretación, Máster en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, FP e Enseñanza de Lenguas y Máster en Estudios da Literatura e da Cultura) Información y reservas: airecentrodearte.es airecentrodearte@gmail.com 634 785 498 // 669 266 659 // 981 589 059 Consulta horarios y precios.


EDITA: Aire centro de Arte DIRECCIÓN: Neves Seara DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Ignacio Mascuñán HAN COLABORADO EN ESTE NÚMERO: Jorge Macchi, Neves Seara, Cristina R. Lesmes, Andrea Barreira, Visi López,

Ignacio Mascuñán, Santi Rodríguez Alcalá, Maruxa Rodríguez, Ana Seoane, Uxía Piñeiro, Reme Remedios, Catalamitad, Carolina Cruz Guimarey, Isabel Gil, Rocío Osorio y Espe Porto.

Puedes copiar, imprimir, publicar, distribuir y poner a disposición en medios telemáticos nuestros textos y fotografías siempre y cuando indiques el nombre del autor y la fuente (Texto/Fotografía de: XXX. AIRE Fanzine de Arte, no xx). Puedes asimismo traducir, adaptar y modificar los textos indicando, de un modo claro y preciso, qué textos formaban parte del original. Agradeceremos que nos lo comuniques para tener constancia - No puedes alterar las fotografías sin el previo consentimiento de los titulares de los derechos. No puedes sacar beneficio económico de la copia, impresión, publicación, distribución y/o puesta a disposición de nuestros textos o fotografías sin la previa

autorización de Aire centro de Arte. Los textos e imágenes nunca podrán ser utilizados para perjudicar la imagen de esta publicación o de los anunciantes de la misma - AIRE Fanzine de Arte respeta y apoya la nueva cultura COPYLEFT, permitiendo la libre difusión de sus contenidos sin más límite restrictivo que el respeto a los derechos de paternidad, integridad de la obra y cualquier otro de naturaleza moral del autor. Gracias asimismo por tu respeto y apoyo. COPYLEFT. All Rights Reversed. No nos hacemos responsabels de cualquier aspecto del fanzine que no le guste, ni de las opiniones de nuestros colaboradores o de los cambios de fechas de los eventos

IMPRIME: Tórculo Artes Gráficas D.L: C 111-2013