Issuu on Google+

DOLORES, R. O. del Uruguay, 26 de Junio de 2012 A la: Cámara de Senadores de la República del Paraguay Cámara de Diputados de la República del Paraguay Secretaría del MERCOSUR PRESENTE De nuestra mayor consideración:

Por medio de la presente, la Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de América Latina (AIPRAL) expresa su profunda consternación y dolor por la destitución del presidente constitucional de la república del Paraguay, Fernando Lugo. El art. 225 de la constitución de este país explica el proceso de acusación y la toma de decisión respectiva. En tal sentido, se trata de un trámite institucional aunque la celeridad con la que se realizó pone en duda su validez. Consideramos poco prudente que el entero trámite de juicio político se haya realizado sin el necesario tiempo de profundización, argumentación y prueba en la presentación de los cargos, así como la ausencia del legítimo ejercicio a la defensa. Que el día 21 de Junio el senado haya dado entrada al libelo acusatorio y al día siguiente se haya resuelto la situación es ejemplo claro que no se ha respetado el debido proceso. Esto se manifiesta además como un peligroso antecedente, que se suma a los de Honduras y Ecuador, a los procesos democráticos de los países en América Latina. Elevamos a Dios esta situación y esperamos que su sabiduría nos muestre caminos nuevos que aseguren el respeto de los procesos constitucionales. Rogamos que la gracia y misericordia de Dios abunde en medio del pueblo paraguayo para que pueda sobreponerse a este difícil momento. Esperamos que las distintas instancias gubernamentales y civiles del Paraguay actúen pensando en el bien común y al servicio de su pueblo y recapaciten sobre el mejor y justo camino a seguir. Esperamos que las instancias gubernamentales y civiles del mundo, y especialmente los de la región, estemos atentos a esta situación poniendo en primer lugar la paz y la justicia.

Rev. Dr. Darío Barolin Secretario Ejecutivo


Destitucion de Lugo