Issuu on Google+

10 Trucos de cocina


10 Trucos de cocina


_

Aceite de Perejil Una mayonesa Rosa La piel del Ajo Sustitutos de la nata Aprenda a desglasar Sustitutos de la Sal Una besamel mĂĄgica Ablandar la Man tequilla Limpiar los champ iĂąones Cortar y conservar pimientos

_


Aceite de Perejil

Para adornar, dar sabor y color a los platos de pescado, sobre todo a los pescados a la plancha, podemos hacer en poco mรกs de 1 minuto, un perfecto aceite de perejil que dura meses en perfecto estado si se guarda en un bote opaco. Para hacerlo, echa en el vaso de la batidora 1 vaso de aceite de oliva virgen extra y las hojas de un manojo de perejil. Bรกtelo bien y pรกsalo por un chino o colador fino... Sรณlo con eso, tendrรกs un perfecto aceite de un color verde intenso, perfecto para adornar o hacer los pescados a la plancha.


Una Mayonesa Rosa

¿Quieres darle a tus platos con mayonesa un toque de color diferente?

Añade un chorrito del líquido de las remolachas cocidas, y le darás un bonito toque rosado a la mayonesa. Mismo sabor, color diferente y sorprendente.


Aprovechar la piel del ajo

La piel del ajo siempre suele terminar en la basura de todas las casa, pero con este sencillo truco podrรกs utilizarla ahorrando un poco y dรกndole un toque perfecto a tus platos. Solo tienes que dorar la piel en aceite muy caliente, pero fuera del fuego, y luego molerla o cortarla muy finamente a cuchillo. De esta forma conseguirรกs un polvo con un ligero sabor a ajo, que puedes usar para todo tipo de alimentos, como carnes, pescados e incluso ensaladas.


Sustitutos de la Nata

Reduce la cantidad de grasa en los platos, sustituyendo esta por leche que reduciremos para que espese un poco (cuidado, la leche suele crecer muy rápido y salirse del cazo en el que la hayas puesto a cocer). Una vez que haya reducido un poco, añade fuera de la llama una yema de huevo, mézclalo bien y ya lo puedes utilizar como una nata que espesará y suavizará tus platos.


Desglasar fácilmente

Un truco muy utilizado por los cocineros para dar más y mejor sabor a los platos, es desglasar, que consiste en recuperar los residuos adheridos a una cazuela u olla durante la preparación del plato. Una forma de recuperar esos residuos que quedan, solo tienes que añadir a la cazuela en el fuego, un líquido como agua, vino, nata, vinagre e incluso tomate triturado o cortado en brunoise.


Sustitutos de la Sal

Dado que la sal en exceso no es buena para la salud, estos son unos buenos sustitutos que harán que los platos ganen en sabor y no necesites añadirles sal: Con el pescado a la plancha o el marisco, añadir en la plancha un majado de ajo y perejil. Para las legumbres, saltearlas con romero, pimentón y vinagre. Para la pasta, saltearla con cebolla picadita y menta.


Una besamel mágica Ventajas: No salen grumos y se hace muy rápido.

Derretir la mantequilla a fuego lento. Verter la harina y hacer hasta que adquiera un color tostado. Retirar del fuego para que se temple. Poner a hervir la leche y cuando hierva verter de golpe en la mezcla preparada. Batir a mano muy rápido con una varilla o con dos tenedores enfrentados. No usar batidora. Poner al fuego removiendo sin parar, hasta que hierva un poco y retirar. Si queda espesa añadir leche fría. poco a poco, hasta que adquiera la consistencia deseada.


Ablandar la mantequilla Ventajas: Se puede untar sobre cualquier alimento con más facilidad

Truco #1. Si necesitas que la mantequilla esté blanda rápidamente, corta algunos trozos con un pelador o pelapatatas, o bien rállala con un rallador de queso: la mantequilla se ablandará de inmediato.

Truco #1 Más rápido y cómodo. En un platillo, coloca la cantidad de mantequilla deseada y métela unos segundos en el microondas. De esta forma se ablandará al instante.


Limpiar champiñones En seco: Si opina que es mejor no mojarlos, ya que absorben mucha agua, moje un paño limpio, se escurre bien y se limpian los champiñones retirando la tierra y limpiar bien con papel de cocina. Se corta la parte de los troncos que estuvo en contacto con la tierra. Para limpiarlos de este modo tienen que estar bien fresco, blancos y suaves

Con agua: Se corta el extremo terroso, y lavarlos muy rápido debajo del grifo de agua fría, no se dejan en remojo o sumergidos, ya que absorberían mucho agua y luego al cocerlos desprenderían mucho líquido. Si no se van a utilizar inmediatamente luego de limpiarlos es conveniente rociarles con zumo de limón para que no se oscurezcan.


Cortar y conservar los pimientos Ventajas: Se tienen siempre a mano sin miedo a que se pudran.

Cortar: Para que no se dañe el filo de los cuchillos, corte siempre los pimientos con la piel exterior hacia abajo, o sea desde dentro hacia afuera..

Conservar: Una vez lavados deben secarse bien. Tras cortarlos a su gusto los puede congelar dentro de una bolsita de congelación y cuando los necesite tome un puñado y échelos a la sartén o al guiso sin descongelar. Están como recién comprados.


Restaurante Cabanga - 10 Trucos de cocina - Panamá