Issuu on Google+

Cuarto Parcial


El caso de Terri Schindler-Schiavo dio la vuelta al mundo. Esta mujer sufrió

una

lesión

cerebral

aparentemente

irreversible

durante

una

hospitalización en 1990. Su esposo enjuició a los médicos por negligencia médica y logró obtener un millón de dólares en indemnizaciones. Durante el juicio, Michael Schiavo conmovió al jurado asegurando que se dedicaría «a cuidar a mi esposa si fuera necesario por el resto de mi vida aunque no se recupere nunca».Sin embargo, menos de un año después del millonario fallo a su favor, Schiavo pidió que los médicos empiecen a tomar medidas para agilizar su muerte, como no reanimarla en caso de una falla cardiaca o desconectarle el tubo de alimentación e hidratación que aseguraba su supervivencia. Al mismo tiempo, Schiavo comenzó a frecuentar otras mujeres y terminó conviviendo con una de ellas a quien llama su «novia» y con quien tiene dos hijos. Hace más de diez años comenzó la batalla legal entre los padres y amigos de Terri – incluyendo los trabajadores del hospicio que la cuidan sin cobrarle un centavocontra el esposo. Hasta el octubre del año 2003 lograron que el esposo no desconecte las vías alimenticias a Terri y la deje morir de hambre y deshidratación. Sin embargo, un juez falló a favor del esposo y Terri fue desconectada del tubo y dejada sin comida y agua por casi cinco días. Los legisladores de Florida votaron a favor de una ley que autorizó al gobernador de Florida, Jeb Bush, a reinstalar el tubo decomida y evitó su muerte. Cumpliendo su promesa, el esposo regresó a la corte para insistir el permiso de muerte para Terri alegando que ella está en un «estado vegetativo persistente», lo que equivale a poder abrir los ojos pero no tener conciencia. Esta situación


les daba una excusa para dejarla morir privándola de los alimentos ya que, de según ellos, «ese tipo de vida no es vida». Sin embargo, el testimonio de los padres, amigos e incluso del sacerdote que le llevó la comunión hace tres años contradijo el diagnóstico ya que sostienen que Terri ha respondido en ocasiones a ciertos estímulos. (A pesar de todos los esfuerzos, Michael Schiavo logró su cometido. Terri murió de hambre y sed el 31 de marzo de 2005, trece días después que le retiraran el tubo que la alimentaba e hidrataba con el permiso del Poder Judicial).

 Desde un inicio el esposo al asistir al jurado y ver la cantidad para mí lo empezó a planear, es muy sencillo aprovecharse de estas personas al estar en un estado de salud crítico, el cómo esposo por lógica le tocaría todo el dinero, no tuvo la moral suficiente para pensar que es su esposa la mujer que en un momento amo es un acto muy egoísta, supo de dónde agarrarse ya que tomo como excusa que la desconecten a la señora ya que sufre, el dinero puede llegar a cambiar a una persona por completo esto fue lo que sucedió el señor no actuó con moral ni hacia su esposo, hijos familia


Francia niega la eutanasia a una mujer que padece un tumor incurable Actualizado lunes 17/03/2008 14:50 (CET)ImprimirEnviar noticiaDisminuye letraAumenta letra EFE | EUROPA PRESS PARIS.- El Tribunal de Gran Instancia de Dijon ha rechazado finalmente la demanda de la francesa Chantal Sébire, para que se le practicara la eutanasia activa, según han informado fuentes judiciales. La paciente sufre un tumor incurable. El tribunal ha seguido la petición de la Fiscalía, que había solicitado que no se admitiera la demanda de la enferma por considerar que no podía ser tenida en cuenta "en el estado actual de la ley". La mujer que pide la eutanasia (Foto: AFP) La mujer que pide la eutanasia (Foto: AFP) Sébire, una maestra de 52 años y madre de tres hijos, había acudido ante la justicia ante los fuertes dolores que le provoca su enfermedad, un tumor nasal poco común que además le ha desfigurado el rostro. Solicitó a la justicia que permitieran que uno de los médicos que la atiende fuera autorizado a "suministrarle las sustancias necesarias para que su vida terminara de forma digna y serena", pero el tribunal de Dijon considera inaceptable la petición ", tal como había indicado el fiscal de la República. Por el momento no ha habido una reacción de la afectada, que recientemente había señalado que no apelaría la sentencia en caso de serle desfavorable pero dejó claro que estaba dispuesta a viajar al extranjero, en concreto a Suiza, donde la eutanasia es legal. El caso de Chantal Sébire ha reabierto en Francia el debate jurídico, social y político sobre la eutanasia. Ésta era la primera ocasión en la que la justicia francesa se enfrentaba a una demanda de este tipo desde la ley de 2005 sobre el derecho de los enfermos.


El presidente francés, Nicolas Sarkozy, le ha propuesto contar con una nueva opinión médica, mientras el primer ministro, François Fillon, y la titular de Justicia, Rachida Dati, se han mostrado en contra. "La medicina no está ahí para administrar sustancias letales", dijo Dati. Sólo una opción Sébire, después de haber acudido a un programa de televisión para reclamar que "se le acompañe dignamente a la muerte", llevó su caso a la Asociación para el derecho a morir dignamente. Su abogado cree que, de aplicarse la llamada ley Leonetti del 22 de abril de 2005, que reconoce a los enfermos terminales el derecho a rechazar un tratamiento y aliviar su sufrimiento, Sébire sólo tiene una posibilidad: pedir la sedación terminal, es decir, entrar en un coma artificial sin comida ni agua hasta la muerte, una opción a la que ella se niega porque le parece una "agonía indigna". Chantal Sébire quería beneficiarse de un "suicidio médico" asistido, según un método que ya existe en países como Bélgica, Países Bajos o Suiza.  Este caso se busca aplicar el suicidio asistido a causa de un tumor el cual ya tuvo consecuencias en la señora que fue deformarle la cara, desde un punto de vista no será fácil el vivir no encontrara trabajo, la gente ve habla todo el tiempo así que no será fácil, ella como todos los enfermos busca la muerte más digna, este caso en Francia llego a las juzgados como país de primer mundo si toman en cuenta estos problemas en su país y para ellos la medicina no debe ocuparse para eso, la señora busco la mejor forma de hacerlo por así decirlo legalmente y no por su propia cuenta ya que muchos llegan a ese grado cuando no son ayudados y sigue con esa idea de haciéndolo correctamente y buscar en otros pises


Una mujer de 70 años que se quedó ciega se ha sometido a la eutanasia en Holanda, en lo que ha sido el primer caso en el que se ha calificado de “sufrimiento insoportable” este tipo de condición para justificar el suicidio asistido en el país, informaron hoy los medios locales. Los inspectores de Salud consideraron la eutanasia practicada a la anciana acorde a las normas gubernamentales, según publicó el diario Dutchnews en su versión digital. La eutanasia es legal en Holanda pero solo bajo estrictas condiciones, dado que el paciente tiene que sufrir un dolor insoportable y el médico debe estar convencido de que éste ha tomado una “decisión informada”. Además se requiere una segunda opinión de otro médico, recuerda el diario, que afirma que la mujer ya nació con poca vista, condición que fue empeorando gradualmente hasta que se quedó ciega. CASO EXCEPCIONAL La mujer, que vivía sola desde que su marido falleció, había intentado suicidarse varias veces antes, según la misma fuente. La especialista Lia Bruin explicó a los medios holandeses que la mujer era un caso excepcional, pues estaba “obsesionada por la limpieza y no podía soportar no ver las manchas en su ropa”. OTRO POLÉMICO CASO Por otra parte, la prensa holandesa da cuenta de que un médico de familia de la ciudad de Tuitjenhorn, en la provincia de Noord-Holland, ha tenido que dejar de ejercer temporalmente al haber sido suspendido cautelarmente, a la espera de los resultados de una investigación de un caso de eutanasia. La suspensión temporal del médico, de 58 años, se refiere a una eutanasia practicada a un enfermo terminal en agosto pasado. Los inspectores de Salud tienen dudas sobre si se ha seguido en el caso al pie de la letra la legislación. AUMENTO DE CASOS El pasado mes, los cinco comités regionales encargados de garantizar que se cumplen las condiciones legales para el suicidio asistido, informó de que el número de personas que opta por la eutanasia aumentó en Holanda un 13% el año pasado hasta 4.188. Solo en diez


casos los médicos no cumplieron todas las condiciones exigidas, según este consejo supervisor. Dos de ellos tuvieron que ver con pacientes con demencia y la dificultad de garantizar que estas personas den su consentimiento informado para someterse a la eutanasia, publica hoy Dutchnews

 La señora busca la ayuda y desde mucho antes ya era ciega y en donde ella se encuentra un médico esta en investigación por practicar la eutanasia asistida lo que lleva que le negaron la ayuda que buscaba, podemos mencionar que la señora tiene problemas más allá de la ceguera tiene un obsesión y ha intentado quitarse la vida, con más razón deberían ayudarla , por lo menos considerar su caso


Cuarto parcial filosofia