Issuu on Google+

Facultad de educación Pedagogía Básica con Mención

INFORME DE IMPLEMENTACIÓN PROYECTO DE AULA “Las Células viajan por los Colores”

Cátedra: Taller pedagógico IV Profesora: July Saavedra Integrantes: Abigail Montoya Marcia Vergara Ayudante: Javiera Díaz Narváez

Temuco, Junio 2013


IMPLEMENTACIÓN DEL PROYECTO La realización de todo proyecto de aula amerita una planificación previa. En ella se deben considerar los elementos propios del diseño, dentro de los cuales la evaluación juega un rol fundamental, dado que su fin siempre es la mejora. En este sentido la evaluación debe considerarse desde una mirada amplia, que no solo se dirija hacia los educandos, si no también hacia quienes educan. Es en estos últimos en quienes recae la obligación de reflexionar respecto de sus prácticas pedagógicas. Es por esta razón que el objetivo de este informe es dar cuenta de la reflexión en base a los resultados de la implementación del proyecto de aula, considerando el análisis de los resultados y alternativas de mejora. En este sentido se realizará un resumen del proyecto de aula, mencionando los objetivos de aprendizaje, una breve descripción de las actividades que se ejecutaron y las que no, como también la reflexión de cada una de las docentes en práctica. RESUMEN DEL PROYECTO El proyecto de aula es una propuesta de enseñanza en la que se integran más de un sector de aprendizaje, el proyecto “Las células viajan por los colores” integra las asignaturas de Ciencias Naturales y Artes Visuales, que consta de 8 horas pedagógicas distribuidas en 4 clases de 90 minutos. Busca complementar los saberes del área de ciencias, concretamente el aprendizaje de la célula animal y vegetal con el aprendizaje de mezclas de colores a partir de los colores primarios. Para ello, se realizan actividades en las que se aplican los saberes de ambas temáticas. Las actividades están planteadas desde la necesidad e intereses de las estudiantes, enfocadas principalmente a las estudiantes que presentan Necesidades Educativas Especiales (NEE), frente a esto se realizan adaptaciones curriculares para la estudiante diagnosticada con Coeficiente Intelectual Limítrofe (CIL).


Para ello se procura que las actividades que darán logro a los objetivos de aprendizaje estén centrados en el aprender haciendo, reconociendo que las estudiantes están aún en una etapa en la cual necesitan cosas concretas para comprender los conceptos que son abstractos. De acuerdo a lo anterior, en Ciencias Naturales las niñas trabajarían las células y los niveles de organización de la misma, con una actividad práctica en grupos en la cual simulan una célula animal para luego dar lugar a la explicación desde la teoría. La siguiente clase se trabajarían los niveles de organización de las células, formando tejidos, órganos, sistemas y organismos, iniciándose con una creación de tejido muscular para dar paso al trabajo teórico, con apoyo de un power point, libro de clases y fichas de trabajo. En Artes visuales, el contenido son los colores primarios, secundario y terciarios, en este sentido las estudiantes van realizando cada mezcla para obtener los colores y así comprender de donde proviene uno u otro. Realizan una representación de hojas de otoño y en otra clase una representación de una célula en género. Finalmente se realizaría una feria en la cual las estudiantes expondrían sus trabajos, en la sala del CRA. OBJETIVO GENERAL Y ESPECÍFICO A continuación se presentan los objetivos de aprendizaje de ambas áreas de aprendizaje, obtenidos de las bases curriculares para el curso de quinto año básico.

Ciencias Naturales Reconocer y explicar que los seres

Artes Visuales Aplicar y combinar elementos del

vivos están formados por una o

lenguaje visual como color, luz y

más células y que estas se

sombra , con fines expresivos y

organizan en tejidos, órganos y

comunicativos (OA2)

sistemas (OA1)

Por otra parte los objetivos específicos de cada clase son:


Metas de aprendizaje CLASE 1: Comprender que los seres vivos están formados por una o más células. CLASE 2: Aplicar y combinar elementos visuales como color, luz y sombra, con fines expresivos y comunicativos. CLASE 3: Reconocer y explicar que las células se organizan en células, tejidos, órganos y sistemas. CLASE 4: Aplicar combinación de colores primarios y secundarios a través de la coloración de células animal y vegetal. Exponer sus trabajos en la biblioteca. ACTIVIDADES EJECUTADAS Y NO EJECUTADAS El siguiente organizador resume las principales actividades de saber conceptual y procedimental del proyecto.


Las actividades planificadas para el área de Artes Visuales se han logrado a cabalidad pero con un tiempo menor a los 90’ planificados.

La primera sesión duró alrededor de 70 minutos. La docente de Arte nos da el tiempo acordado para la implementación de las clases, por tanto fue posible implementarla. Los factores que obstaculizaron para que la sesión tuviera el tiempo planificado, fueron en primer lugar, la falta de notebook adecuado para el data y en segundo lugar el momento de lectura que tienen las niñas antes de iniciar la clase. Es posible dar cuenta de que las estudiantes han logrado el objetivo, identificar los colores primarios y la mezcla de ellos los secundarios y terciarios. Las estudiantes comprenden esto, sin embargo al aplicar lo aprendido, por ejemplo en el primer trabajo, solo utilizan algunos colores para colorear sus representaciones. La segunda sesión duró 60 minutos, en ella las estudiantes colorean una célula y sus partes en un pendón de género, aplicando las mezclas de colores aprendidas en la clase anterior (colores secundarios y terciarios). La actividad consta de una pauta en la que se indica el color de cada parte de la célula y para la estudiante con NEE se agrega la formula de cada mezcla. La mayor parte de las estudiantes logra terminar de colorear el pendón aplicando correctamente las mezclas, a excepción de dos estudiantes a quienes no les alcanzó el tiempo. •

Las actividades planificadas para el área de Ciencias Naturales no se llevaron a cabo en ninguno de sus momentos.

Para la implementación de este proyecto son necesarias las dos áreas. Sin embargo una serie de obstáculos se presentaron desde la institución, la docente mentora y las docentes en práctica. Desde la Institución, la rigidez de la planificación, la distribución del tiempo y la supervisión externa. Lo primero hace referencia a que los docentes de las distintas áreas deben llevar a cabo la clase como lo indica la planificación, en los momentos establecidos, de otro modo se atrasan y les perjudica en la evaluación externa que se realiza de sorpresa al colegio, en varias oportunidades durante el semestre.


Con la docente mentora (profesora jefe del curso) falló el canal de comunicación, de igual modo por parte de las docentes en práctica. La planificación del proyecto se presentó a tiempo para su respectiva revisión en UTP, sin embargo no se presentaron los recursos y materiales con los que se trabajaría en la clase. La docente por su parte no aclara que se necesitan con anticipación, por lo que en último momento (a través de un correo) comunica que no se puede implementar si no son visados por UTP. Por otra parte, todos los momentos de evaluación de saberes previos de las estudiantes fueron limitados, producto de lo anterior y al argumento de que no hay tiempo para actividades que no están planificadas, la aplicación de los instrumentos disciplinares se dieron en un espacio de no más de 10 a 15 minutos, espacio en el cual se deben dar las instrucciones, aplicar el instrumento y recogerlos. En este sentido, la evaluación de los saberes de las niñas no es totalmente objetiva, pues constituye un suceso aislado en el proceso de enseñanza, es simplemente una intervención sin base. ADAPTACIONES CURRICULARES Con el objetivo de atender a la heterogeneidad del aula desde todas sus dimensiones, y consecuente con las necesidades de todas las estudiantes se realizaron adaptaciones curriculares para responder apropiadamente a ellas. Además con el fin de romper con las barreras que impone el medio a aquellos estudiantes que manifiestan diferencian en el logro de los aprendizajes en relación con otros de su misma edad, y entendiendo que avanzamos hacia la inclusión en la medida que transformamos y adaptamos los medios para que todos alcancen los objetivos establecidos. Por lo anterior, es que realizamos adaptaciones no significativas para atender a la estudiante diagnosticada con Coeficiente Intelectual Limítrofe (CIL) y a otras cuatro estudiantes descritas por la educadora diferencial, como casos sospechosos de CIL. Las estudiantes participaron de las mismas experiencias de aprendizaje que sus demás compañeras, por lo que la planificación de las actividades consideró como adaptación el monitoreo constante a las estudiantes y ajustes a las guías de trabajo. En


estas últimas se realizaron cambios en la forma de plantear las actividades para facilitar la comprensión, además de la incorporación de pistas en las pautas de trabajo. Lamentablemente no fue posible constatar el resultado de las adaptaciones realizadas para la asignatura de Ciencias Naturales, pero si fue posible en la asignatura de Artes Visuales, en la cual las estudiantes que recibieron sus guías de trabajo con las formulas para realizar las mezclas de colores lograron realizar satisfactoriamente las actividades y por consiguiente evidenciaron logro en los objetivos de aprendizaje relacionados con esta área del saber. En estas imágenes se muestra el trabajo de la estudiante diagnosticada con CIL.

REFLEXIÓN DE LA PRÁCTICA DOCENTE MARCIA VERGARA La práctica docente considera no solo la realización de una clase dentro del aula, sino también el desempeño que se tiene dentro del centro educativo en el cual se lleva a cavo la docencia. Si bien la intervención que realizamos como docentes, corresponde a una práctica dentro del proceso de formación, el solo hecho de que se nos permita implementar un proyecto de aula, nos hace responsables del logro de los aprendizajes que persigue tal proyecto . Respecto de esto último y tomando en cuenta que el proyecto de aula “Las células viajan por los colores” no fue implementado en su totalidad, considero que los objetivos de aprendizaje no se cumplieron como estaba previsto. Los motivos por los cuales no se pudo implementar el proyecto son variados y van desde la rigidez de la institución hasta factores personales. En esta oportunidad me centraré en los factores personales, aclarando en primer lugar que mi ausencia por motivos de enfermedad, provocó que las cosas no resultaran y dejó en evidencia la poca


experiencia que tenemos para enfrentar situaciones como la acontecida. Por lo que me enfocaré en analizar mi práctica desde el diseño y la implementación. En relación al diseño, considero que si bien las asignaturas están bien cohesionadas, las actividades permiten el logro de los objetivos y se realizaron las adaptaciones necesarias para que las estudiantes con NEE lograran los objetivos de aprendizaje, el diseño no considera del todo a las estudiantes, es decir, no hubo una planificación en conjunto con ellas. La teoría constructivista, que es la que sustenta la pedagogía por proyectos, sugiere que la planificación de los proyectos se realice en conjunto con las/os estudiantes, de esta manera el educando adopta un rol protagónico en su aprendizaje dejando al docente solo el rol de mediador. Al analizar el tema de los roles frente al aprendizaje me percato de una debilidad personal, y es que tiendo a situarme en un rol de “mediador protagonista”; es decir, centro la clase en la enseñanza y no en el aprendizaje. Esta situación posiciona a los estudiantes como simples oyentes de una clase o receptores pasivos de información, lo que ciertamente está muy alejado de lo que la pedagogía de proyectos promueve. Ahora bien, surge otra perspectiva frente a este hecho y a la vez otra debilidad personal. El adoptar un rol protagónico no solo le resta valor a los estudiantes, sino también los limita en sus aprendizajes. Esto porque los saberes que se concretan están limitados por los saberes y enfoques que tiene el docente, que en mi caso están más limitados aún, sobre todo en el área de las ciencias. Podría justificar mi actuar con variados argumentos, pero no es el sentido de esta instancia sino más bien la de reflexionar sobre mi desempeño, acción que Prieto, (2004) sugiere como fundamental para mejorar las practicas docentes y que yo asumo de forma muy crítica. Sin embargo, la reflexión no tiene sentido si no se mejoran las faltas encontradas, por lo que debo en primer lugar asumir mi rol de mediadora de los aprendizajes y en segundo apropiarme debidamente de los saberes disciplinarios que me permitirán dar respuesta al currículo y a las necesidades de los/as estudiantes. Respecto de mi desempeño en el aula y concretamente con la clase que pude llevar a cavo, puedo decir que se realizó satisfactoriamente, dado que las estudiantes


realizaron sus pendones, sin embargo no se cumplió con lo que estaba planificado principalmente por no contar con la totalidad del tiempo dispuesto para la clase. En relación a esto último me permito señalar que el principal obstaculizador de la clase fue la prioridad de la profesora de la asignatura, al tener que aplicar una evaluación requerida por UTP en último momento, lo que puede considerarse como un factor institucional. Pese a lo anterior, y con el ánimo de reflexionar frente a la propia práctica considero que la intervención pedagógica realizada fue correcta tomando como referente los criterios A, B y C que establece el Marco para la Buena Enseñanza, en específico el criterio A2 que dice relación con el conocimiento de las características de los estudiantes, que en esta oportunidad tiene especial atención en brindar igualdad de condiciones de aprendizaje a aquellas estudiantes que manifiestan dificultad para su logro. Respecto de brindar igualdad de condiciones en especial a las estudiantes que presentan NEE, me atrevo a señalar que me vi enfrentada un dilema ético y que mi decisión derivó en problemas con la institución, al cuestionar las determinaciones del colegio y en especial de las educadoras diferenciales para afrontar la realidad del aula, en la que no solo una niña presentaba dificultades para el aprendizaje sino cinco. Sin embargo, y a pesar de los perjuicios que esto trajo, considero que “mover el piso” en este tipo de casos es lo éticamente correcto, puesto que independiente si las niñas están o no ingresadas a un programa legal existe

deber por parte de los

educadores, en los cuales me sumo, de proveer de igualdad de oportunidades a todos los estudiantes y de esta manera terminar con la inequidad social presente aún en nuestro sistema educativo. Ante todo concluyo, que la identificación de fortalezas y debilidades permiten la mejora constante, y en este caso en particular me permitirán lograr en conjunto con los/as estudiantes un mejor proyecto de aula, enfocado en el desarrollo y la valoración de la persona en su conjunto.


ABIGAIL MONTOYA En mi práctica docente he podido darme cuenta de un sinfín de debilidades como también de fortalezas. Comenzaré con las fortalezas, tengo buen tono de voz por lo que no debo forzarla para que todas las estudiantes escuchen, de igual forma durante el desarrollo de la actividad utilice bien los espacios del aula recorriendo los puestos y retroalimentando a las estudiantes. Respecto del diseño, la debilidad es que no presenta autoevaluaciones ni coevaluación, siendo estas muy importantes, pues es una instancia de autorregulación de los saberes que está adquiriendo el niño o la niña, como también por el proceso activo que se le da al estudiante en su aprendizaje, de igual forma porque le resta protagonismo al producto final, enfocándose en el proceso. (Sanmartí, 2008) Creo que en nuestro próximo diseño, no dejaremos de considerarlo. También el diseño carece de los aspectos evaluativos en el área de Lenguaje, que es un ramo transversal, no existe planificación sobre cómo trabajar el vocabulario, o la ortografía y como se ayudará a las niñas que en el diagnóstico presentaron debilidad en el lenguaje escrito, por lo que esta debilidad también en el futuro trataremos de darle respuesta y considerarlo, de otro modo aún cuando procurásemos que el proyecto de aula de respuesta a las necesidades e intereses de las estudiantes a través de los resultados del diagnóstico, en la realidad no sería posible y por tanto la importancia de éste para facilitar el aprendizaje y comprensión de los contenidos (Gimeno, J. y Pérez, A., 1995), no sería real. Mi debilidad principal para el logro de aprendizajes en las estudiantes es sin duda el manejo de contenido en el área de ciencias por la enorme cantidad de nombres y conexiones que tiene. Sin embargo como somos docentes en formación, este es un tema que es posible mejorarlo en el tiempo si me dedico y me esfuerzo. Dentro de nuestro rol como docentes debemos y tenemos la responsabilidad de dar ayuda pedagógica al estudiante, sin generar dependencia, al contrario, debe promover la autonomía pero de guiar permanentemente al estudiante, dialogando las estrategias para que pueda acercarse al conocimiento. Nuestro papel mediador es importantísimo,


debe anticipar dificultades y estimular al estudiante a la reflexión para que favorezca sus aprendizajes significativos. Ahora bien, el vínculo con las estudiantes no tuvo contratiempos, y el proyecto tiene sus debilidades, personalmente en la relación con la institución y con las docente, yo creí siempre que todo iba bien, que me estaba adaptando al colegio, solo la indiferencia de dos de las docentes me parecía extraño, pero lo atribuí a que no se sentían cómodas con nosotras observando y no preste mayor atención. Evite realizar mayores preguntas o intervenir en más oportunidades para no interrumpir a las docentes en su clase y para que mi intervención no les quitara tiempo de la misma. Realmente fue una sorpresa a fines de la práctica darte cuenta que mi visión de las cosas estaba errada y que la verdad no me había adaptado a la institución. Por tanto en mi próxima práctica debo mejorar en este aspecto, me falta sutileza, algo de relaciones públicas, tal vez un poco mas rigidez de pensamiento, aunque siempre seré yo quien al llegar a un nuevo ambiente me adapte, y esto no vaya en perjuicio del aprendizaje y logros de las estudiantes. La experiencia en general fue positiva, asumiendo mis actos como mi responsabilidad y los resultados de ellos también. De igual forma todas las experiencias constituyen una instancia de aprendizaje y por tanto esta es una más de la cual debo aprender y pulirme de a poco para las próximas. Ahora la misión que me queda, es mejorar para mi próximo proyecto, que los errores del hoy me sirvan para el mañana y que me prepare mas en estrategias que ayuden al proceso, considerando siempre al estudiante como centro del aprendizaje. Bibliografía. Gimeno, J. y Pérez, A. (1995). Comprender y transformar la enseñanza. (pp. 137-170) Madrid: Morata.

Prieto, M (2004) “La Construcción de la Identidad Profesional del docente: un desafío permanente”. Sanmartí, N. (2008) 10 claves para evaluar. España: Editorial GRAÓ


Informe de implementacion proyecto de aula tp quinto (1)