Page 7

12 AHOR AJALISCO

del 21 al 27 de Septiembre del 2009 Anúnciate Tel. 11 99 94 40

Opinión

Portafolio Rafael Aceves Vincent

P

www.ahorajalisco.com

del2121alal2727dedeSeptiembre Septiembredel del2009 2009 del

ahorajalisco en radio por Canal 58 de A.M. de 6:00 a 8:00 am.

ahorajalisco en radio por Canal 58 de A.M. de 6:00 a 8:00 am.

Los sótanos de JyS (II)

Anúnciate Tel. 11 99 94 40

Villa, que se inicia desde que Emilio González Márquez era presidente municipal y le tocó recibir la encomienda de la ODEPA, para continuar con Alfonso Petersen Farah, quien se ha metido en un pantanal del que no sabe como salir, por lo que han tejido alrededor de la construcción de la tan llevada y traída Villa Panamericana que es todo un escenario digno del mejor dramaturgo. Tercer Fólder.- Ahora que su enjuague ha quedado a la vista de toda la opinión pública, van a tener que trabajar a marchas forzadas, primero porque el tiempo lo tienen encima y segundo porque están poniendo en entredicho a todos los jaliscienses en particular y a los mexicanos en general, con su falta de probidad y sentido común, y tercero porque finalmente el presidente de la ODEPA, Mario Vázquez Raña ya los encueró. Y finalmente, la Villa se tiene que construir ¡en donde

LIC. MA. GUADALUPE LÓPEZ MARES, DIRECTORA GENERAL DE JUEGOS Y SORTEOS:

sea, pero ya! Cuarto Fólder.- Siguiendo con el texto de Gumaro Morones sobre las mentiras, éste señala, “El Mexicano se especializa en inventarlas enormes, desorbitadas, para esconder detalles insignificantes” aunque aquí, en el caso del la Villa Panamericana no se trata de un asunto menor, se trata de una cuantiosa inversión que dejaría pingües ganancias a los promotores del proyecto, que en lugar de buscar desde que se les otorgó la organización de los juegos (desde hace cuatro años), el lugar y los medios ($) para construirla, se dedicaron a soñar como y cuanto ganarían, que al fin y al cabo la construcción sería fácil, sin considerar que en el juego se llevaban a todos los habitantes del Estado, sin que esto significara absolutamente nada para ellos. ¡Que pena me dan! Quinto Folder.- Para completar el escenario Don Emilio se saca de la manga un nueva Secretaría, a la que denominó de Infraestructura. Sin ánimo de ser negativo, y con muchas dudas al respecto, no entiendo para que quiere el Sr. Gobernador, una secretaría que se encargue de las obras de Infraestructura, cuando que ya se tiene una que se dedica a ello, la de Desarrollo Urbano (Sedeur). O sea que mientras en Gobierno federal se deshace de tres dependencias, aquí en Jalisco, estado que vive en Jauja (según Emilio), no sólo no desaparece ninguna, pero si se crea una nueva que seguramente se encargue de darle chamba a los que se quedarán cesantes a partir de enero. Porque no le veo otra finalidad al proyecto anunciado por el titular del ejecutivo. Con relación a la nueva dependencia puntualizó que “El objetivo es que en algún momento sólo se tenga una secretaría que se concentre en la creación de infraestructura y que podamos todos poner esquemas de vigilancia y mantener la transparencia, para ver que el dinero se gasta bien, que nadie se lo está clavando” (o sea que hay ratas de dos patas en su gabinete),

subrayó en entrevista televisiva. Don Emilio deje de hacerse bolas, para que quiere lo que ya tiene, mejor ponga a trabajar a Maricarmen y vigile con su contraloría lo que la Sedeur hace, que las obras que se emprendan se apeguen a los proyectos (previamente revisados, para que no vayan a salir como el Túnel de las Rosas, o como el Nodo Colón, o como la Carretera Mascota– Las Palmas), porque a los mexicanos nos encanta buscarle tetas a las gallinas y no hacer lo que se debe de hacer, entre otras cosas por falta de planeación y con muchas ganas de ganar ($). Sexto Fólder.- Por ello la tónica de las mentiras es una patología que se registra en todas las esferas de la administración de González Márquez, y en la Secretaría de Salud más; para ejemplo tomaré un trozo de la nota que publicó Público el domingo pasado con relación a la pandemia de la Influenza A-H1N1, la información originada por el “El Comité Universitario ante Epidemias Emergentes, de la UdeG, reitera que la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) está rebasada en el control del dengue y la influenza A-H1N1, y criticó que esa oficina pública exhibe una “tendencia” hacia el ocultamiento de datos reales, en perjuicio de la población. El director del Observatorio para la Salud del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Marco Antonio Castillo Morán, señaló que, en cuanto al dengue, luego de efectuar una encuesta rápida para buscar casos febriles, se detectó que, por cada caso de dengue registrado, hay 13.4 casos no reportados, lo que quiere decir que en Jalisco ha habido este año, en realidad, entre doce y 14,500 mil casos de dengue, y no los 1,085 (94 de ellos de la variante hemorrágica de la enfermedad) que reporta la SSJ”. El asunto está claro y no creo que requiera de más señalamientos.

H

ace una semana usted informó sobre los ingresos que el negocio de juegos y sorteos deja en las arcas fiscales del país y ayer aquí le sugerí que no le digan, que no le cuenten… Y ayer también, le expuse la experiencia argentina, donde la legalización integral de esa actividad le dio un vuelco de 360 grados respecto de los ingresos fiscales que ahora genera. En síntesis, le expuse que mientras en 2005 la sola provincia de Buenos Aires recaudó casi 500 millones de pesos -argentinos- y operó diversos programas sociales con esos ingresos generados por nueve mil máquinas electrónicas que operaban legalmente, usted informó que este año 2009 las salas de juegos y sorteos darán al fisco mexicano apenas unos mil 307 millones de pesos, sin beneficio social alguno..., y estamos hablando de más de 50 mil máquinas electrónicas legales, pero la mayoría ilegales, vinculadas o cooptadas por el crimen organizado y permitidas por los deleznables intereses de funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno. ¿Por qué tan increíble diferencia? Sucintamente le daré las razones: Su origen fue un conflicto político entre Lázaro Cárdenas y su antecesor en la Presidencia Abelado L. Rodríguez, quien manejaba casinos en Baja California y Cárdenas se vengó de él declarando ilegal ese negocio, pero en todo el país… Pasaron los años y como el negocio de juegos y sorteos siguió operando, pero ilegal, por todas partes, Miguel Alemán emitió una ley mínima y, por tanto, ineficaz que nunca fue reglamentada y sólo sirvió para que el poder presidencial manejara esa actividad a su antojo y en beneficio de los privilegiados que recibían gratuitamente permisos de operación. Tan hábil para la política como para los negocios, en el gobierno de José López Portillo, Carlos Hank González obtuvo los primeros permisos para operar casas de juegos y sorteos en gran escala, y los heredó a su hijo Jorge Hank Rohn. En el gobierno de Vicente Fox, su secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda vislumbró la posibilidad de ser el próximo presidente de México, pero para eso necesitaba dinero y como no alcanzaba el que salía del Fondo de Desastres Naturales, abrió una gran veta al reglamentar, mediante decreto de Fox, la vieja Ley Federal de Juegos y Sorteos y con el argumento de democratizar ese negocio abrió el reparto de permisos para nuevas cadenas de casas de apuestas entre beneficiarios que le avituallarían con recursos para su proyecto presidencial. Esos fueron casi todos los permisos que usted encontró, autorizados por la Dirección General Adjunta

+Actividad nociva.., ¿en favor de quién?

de Juegos y Sorteos de Gobernación, ahora a cargo de usted. Pero el reglamento de Creel no incluyó los instrumentos necesarios para asegurar los propósitos sociales que cualquier norma debe proteger, y evitar los abusos y los delitos vinculados al crimen organizado que, se suponía, el decreto foxista debió eliminar en el negocio del juego. Al iniciar el gobierno del presidente Calderón, la secretaría de Gobernación permitió que la dirección general adjunta de Juegos y Sorteos cayera en manos de su antecesor, Roberto Correa Méndez, quien la convirtió en el baluarte del zar del juego en México, Óscar Paredes Arroyo para extender su poder y su control, además de muchos otros negocios ilegales que desde ahí fueron permitidos y propiciados, en perjuicio de otros permisionarios que intentaban la legalidad de esa actividad. La DGAJS cerró además los ojos ante la aparición de diversas organizaciones delictivas que llegaron a imponer su ley, varias de ellas extranjeras como las mafias rusa y latinoamericana; y por la parte mexicana la famosa banda de los zetas, que como la protección que en el viejo Chicago vendía Al Capone, establecieron los llamados pagos por derecho de piso a permisionarios establecidos, primero en Monterrey y luego en otras ciudades del país y más tarde, a empresarios de muy diversos rubros… Pero ni Correa Méndez ni cualquier otra autoridad movieron un dedo para atajar la voracidad de esos delincuentes que ahí siguen, haciendo de las suyas. ¿Y los beneficios fiscales que el país pudo lograr? Pues mal, señora, como lo demuestra la desmirriada cantidad de impuestos que, anunció usted hace una semana, la secretaría de Hacienda percibe de esa actividad. Si usted quisiera poner orden en ese mundo oscuro que ahora es su responsabilidad, con que impusiera el respeto íntegro a la Ley Federal de Juegos y Sorteos vigente, y al reglamento de Creel, lograría un avance notable en espera de que, finalmente, la citada ley sea sustituida por otra que permita en México los beneficios de los avances tecnológicos que en otros países han impulsado una industria del juego legal y socialmente útil -como la argentina para no hablar de la francesa, la estadounidense, la monegasca…-, con la creación de empleos, la generación de otras industrias vinculadas, el combate a la ludopatía y el destierro del maléfico crimen organizado. ¿Lo logrará usted, señora? Espero que este apunte le sirva para reforzar la responsabilidad que se le ha encomendado. Y convencer a la autoridad superior de que la respalde…

AHORAJALISCO

13

Opinión

Leopoldo Mendívil

Político

Emilio González Márquez rimer Fólder.- Hay por ahí un libro, escrito por un tal Gumaro Morones, que se llama “EL MEXICANO ¡DISEÑADO POR EL ENEMIGO!” (editorial V Siglos, décima edición de marzo de 1981), a quien no tengo el gusto de conocer; pero que cuanta razón tiene cuando subraya en su escrito, que “el mexicano promedio es mentiroso por vocación” (y los gobernantes más, del partido que sean), simplemente porque la mentira no es considerada una falta grave, es un deporte del que se goza, no importa que sean descubiertos, siempre hay la posibilidad de crear una mayor. Segundo Fólder.- Todo este preámbulo es para destacar la serie de situaciones risibles y penosas que se han registrado con relación a los panamericanos y su

www.ahorajalisco.com

El mito de la educación gratuita Luís Pazos Uno de los axiomas económicos olvidados y al que Milton Friedman, Premio Nobel de Economía, le dedicó un libro (There is not such thing as a free lunch), es que todo lo que da un gobierno, aunque sea gratis para quien lo recibe, le cuesta a alguien. Lo aparentemente gratuito lo pagan los contribuyentes vía impuestos. La educación es uno de los renglones donde con mayor frecuencia se habla equivocadamente de gratuidad. La mayoría de las instituciones gubernamentales que ofrecen educación gratuita, generalmente no condicionan sus gastos a los principios de costo-beneficio. Olvidan de donde salen los recursos y no evalúan el impacto social de quien recibe el servicio, pues no lo cobran. En México, en 2008, según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, el gobierno gastó aproximadamente 8,900 pesos por cada estudiante de primaria y 13,724 por estudiante de secundaria. Si dividimos el presupuesto del período escolar 2006-2007 de la Universidad Nacional Autónoma de México, entre el número de alumnos de todos los niveles en los que otorga educación (bachillerato, licenciatura y postgrado), el costo anual promedio por alumno fue de 83,000 pesos, casi diez veces mayor al de un estudiante de primaria. El costo promedio del estudiante de la UNAM, de los cuales más de la mitad no terminan sus estudios profesionales, es superior al beneficio social promedio por estudiante. El gobierno debe apoyar los servicios educativos, pero obligar a quienes administran esos recursos a transparentarlos y ejercerlos con criterios de costo- beneficio social, pues cuestan. Todo gasto educativo debe pasar por el filtro del costo-beneficio, ya que la mayoría de las instituciones educativas que funcionan con recursos fiscales, no cumplen con el binomio socio económico fundamental del costo-beneficio social. Los directivos de las escuelas y universidades públicas, no deben limitarse a pedir cada día más dinero al congreso para impartir una costosa educación “gratuita”,también deben medir y tomar en cuenta el beneficio social del gasto que ejercen por alumno.

edicion 42  

ahorajalisco 42

edicion 42  

ahorajalisco 42

Advertisement