Page 61

LA MEMORIA HISTÓRICA DE LA COFRADÍA DEL ESPÍRITU SANTO Y NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO DE VALENCIA

pedimento según y como lo pido que corresponde que así es justicia que pido, y en lo necesario juro etcétera.

Doctor Juan Antonio Montero LuisJosephdeArburo Diego de Armas

Pedro Isidoro Thovar Auto. Por presentada con el Real Orden de aprobación lo que se devuelva a esta parte original, y en vista de todo mando que esta parte en los actos procesionales y demás pertenecientes a la Cofradía de su cargo, use de la antigüedad, preferencia y privilegios que se le está concedido en virtud de dicha Real aprobación, sin que por parte de los Curas de dicha ciudad de Valencia ni otro alguno pueda embarazársele con pretexto alguno en atención a la legítima posesión y goce que tiene justificado y mediante lo que declare el mayordomo de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario y Concepción como quiera que por la ley 25, título 4, libro I de la recopilación, está mandado que no se use de juntas ni cofradías sin que para ello preceda la Real aprobación de su majestad, notifíquesele que con la solicitud, estudio y brevedad que es obligada procure los instrumentos de su fundación, establecimiento y Real confirmación de dicha Cofradía de su cargo; y de no encontrase, ocurra a el Tribunal Superior Eclesiástico a tomar las providencias necesarias en conformidad de lo prevenido por los sinodales de este Obispado, reservándole como le reservo a el dicho mayordomo su derecho para que lo deduzca como le convenga sobre la preferencia de dicha Cofradía; y por este así lo proveí, mandé yo el Doctor Don Juan Antonio Montero Abogado de la Real Audiencia de Santo Domingo Vicario Foráneo Juez Eclesiástico de la ciudad de la Nueva Valencia del Rey Nuestro Señor, y Cura Propio del Pueblo de Guacara en donde lo firmé a trece de septiembre de mil setecientos y cincuenta y cuatro años con los testigos infrascriptos por ausencia del Notario Eclesiástico de este juzgado de que certifico.

Notificación. En la ciudad de la Nueva Valencia del Rey en catorce días del mes de septiembre de mil setecientos cincuenta y un años yo el Notario habiendo recibido estos autos que me entregó el Capitán Pedro Ysidoro de Thovar, y visto el proveído por el Señor Doctor Don Juan Antonio Montero Abogado de la Real Audiencia de esta Distrito, Cura Doctrinero del Pueblo de San Agustín, y Vicario Juez Eclesiástico de esta dicha ciudad, pasé a las casas de la morada del Alférez Don Luis Joseph Carsola Mayordomo de la Cofradía de Nuestra Señora de la Concepción y Rosario, y en su persona le notifiqué e hice saber el dicho auto leyéndosele de verbo ad verbum, lo oyó y en tendió y de ella doy fe. Figueroa, Notario En la dicha ciudad de Valencia dicho día mes y año, yo el Notario pasé a las casas de la morada del Doctor Don Luis Joseph de Vargas, Cura Rector de la Parroquial de esta ciudad, y en su persona le notifiqué he hice saber el auto precedente, y enterado de su contexto dijo que queda en su inteligencia para siempre que el caso llegue de las posesiones que se refieren y que por su parte de embarazará el lugar que se le señala a esta Cofradía y sus imágenes, y que así se lo pusiese por diligencia me pidió y de ello doy fe. Figueroa, Notario E luego incontinenti dicho día mes y año, yo el Notario pasé a las casas de la morada del Bachiller Don Joseph Antonio González Teniente Cura Rector de esta dicha Parroquial y en su persona le notifiqué he hice saber el mencionado 61

Boletin Academia de Historia  
Boletin Academia de Historia  
Advertisement