Page 47

Discursos BOLETÍN DE LA ACADEMIA DE HISTORIA DEL ESTADO CARABOBO No. 17 - EDICIÓN ESPECIAL 2016

LA MEMORIA HISTÓRICA DE LA COFRADÍA DEL ESPÍRITU SANTO Y NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO DE VALENCIA Archivo Histórico Arquidiocesano Mons. Gregorio Adams (Palabras pronunciadas por el Pbro. Luis Manuel Díaz en la sesión solemne en ocasión del cuadrigentésimo aniversario de la Cofradía de Nuestra Señora del Socorro de Valencia, en la Casa de La Estrella, el 14 de mayo de 2016)

Excmo. Mons. Reinaldo Del Prette, Arzobispo Metropolitano de Valencia, y demás miembros notables de nuestro querido clero valenciano. Señor Doctor Carlos Cruz Hernández, Presidente de nuestra prestigiosa Academia de Historia del Estado Carabobo, y demás miembros: Individuos en Número, Correspondientes y Honorarios. Señora Marina Giménez de Bencomo, Presidenta de la honorable Cofradía de Nuestra Señora del Socorro de Valencia, y demás miembros cofrades. Señores representantes de los diversos medios de comunicación social. Invitados especiales. Señores y Señoras. INTRODUCCIÓN “vita memoriae, magistra vitae est” Cicerón (106 a. C-43 a. C)

Es muy grato estar reunidos entre amigos y hermanos en este Año de la Misericordia, convocado por el Santo Padre el Papa Francisco, donde nos ha invitado a experimentar nuevamente el encuentro con el Dios Amor, el Padre de la ternura y de la infinita bondad; como también para encontrarnos con nuestra poquedad y fragilidad humana; y de la misma manera para encontrarnos con los más pobres en esta sociedad indiferente. En este ambiente religioso y espiritual conmemoramos el IV centenario de la creación

creación de la Cofradía del Espíritu Santo y Nuestra Señora del Socorro, cuya institución conformada por seglares han permanecido, por los senderos inescrutables de la historia, fieles al llamado y al seguimiento del Hijo misericordioso del Padre, a Jesús El Buen Pastor, el camino que nos lleva a la salvación, el Señor del tiempo y de la eternidad. Hoy queremos, la Academia de Historia del Estado Carabobo junto con la Arquidiócesis de Valencia, a unirnos a este regocijo que embarga a esta cofradía por su existencia y permanencia en el devenir de la historia regional y en medio de las vicisitudes de los acontecimientos vividos en esta Iglesia particular. Una Iglesia que ha sabido responder a través de las cofradías, en los momentos históricos de la región carabobeña, a las necesidades de los más débiles, y así como ofrecer soluciones eficaces a la problemática social de cada época. También en el origen de esta hermandad nace como una respuesta pastoral en una sociedad emergente, estamental y estratificada, donde el valor humano por sí misma no valía nada, sino por la apariencia, el prestigio o la ostentación de la riqueza y el poder, ya sean en lo económico, en lo político y en lo eclesial. La defensa de los derechos de la autodeterminación fue el principio del sentir cristiano de los primeros cofrades. Para una mayor comprensión de esta realidad histórica, 47

Boletin Academia de Historia  
Boletin Academia de Historia  
Advertisement