Page 43

DOS MUJERES QUE AGITAN A LA NUEVA VALENCIA DEL REY EN EL SIGLO XVIII.

todo detalle los puntos tratados en la carta y del porqué decide a favor de Don diego Xedler. Uno de los argumentos escritos en defensa de Xedler por parte del Rey Carlos III es el siguiente: No hay mérito para imponer a Don Diego Xedler tan considerable gravamen y mucho menos a su mujer Doña Petronila Eyzaguire que en nada delinque…. (Sic) (1). También habla del estado de salud mental de la madre de Xedler al expresar que: la madre, Doña María Eusebia Xedler quien no estaba en toda su razón como era notorio en ese vecindario… (Sic) (1). Y que ella no está autorizada para desheredar a su hijo Don Diego. (Sic) (1).

Al final de la Real Cédula Carlos III concluía así: En San Lorenzo 11 de noviembre de 1785. YO EL REY. Como bien podemos ver, Don Diego Xedler obtuvo un gran triunfo al recibir nada más y nada menos que una Real Cédula, donde se le permite casarse, y todo ese problema se generó porque la familia Xedler tenía abolengo en la Corona Española y curiosamente está en la línea materna de la madre de Simón Bolívar. Diego Gedler y Gámez, natural de Almagro (Ciudad-Real), en 1635 vino a Indias en compañía de su primo Marcos Gedler y Calatayud, nombrado por el Rey Gobernador y Capitán General de Santa Marra y Río Hacha, y más tarde Gobernador y Capitán General de Venezuela (1643). Diego se casó en Caracas en 1646, con Juana de Rivilla-Puerta y Arias Montano (hija de Bartolomé de RivillaPuerta y Argomedo y de María Arias Montano y Rodríguez Santos). Murió en 1653 y de su unión María

matrimonial tuvo, entre otros hijos a: Isabel María Gedler y Rivilla-Puerta, nacida en Caracas y bautizada el 24 de abril de 1647, y fallecida el 2 de julio de 1717. Casó en primeras nupcias con el alférez Santiago de Liendo y Origüen, Tesorero General de la Santa Cruzada y Encomendero del valle de Mamo, e hijo de Domingo de Liendo y Origüen y de Germana Vázquez de Escobedo, y en segundas nupcias, el 12 de febrero de 1686, con José de Palacios Sojo y Ortiz de Zarate. Isabel María Gedler y Rivilla-Puerta y José de Palacios Sojo y Ortiz de Zarate, fueron terceros abuelos maternos de Simón Bolívar, El Libertador (2). El segundo caso que vamos a comentar en el presente trabajo es lo sucedido con la señora Petronila Colón, el Teniente de Justica Mayor de la Nueva Valencia y la Iglesia de la Candelaria.

Resulta ser que para el año de 1796 se estaba construyendo el templo de Nuestra Señora de la Candelaria, al frente de lo que hoy se conoce como Plaza Miguel Peña, ubicada en la Parroquia La Candelaria que en aquel entonces se le llamaba Barrio ― Pueblo Nuevo‖(3). La construcción de la Iglesia de La Candelaria tardó mucho tiempo, y para los trabajos necesitaba agua, que no abundaba en la ciudad, que se surtía de una fuente natural que emanaba aproximadamente a dos cuadras del actual Colegio Don Bosco, ubicado en la esquina entre la Calle Anzoátegui y Colombia hacia el oeste. El agua era llevada mediante una acequia hacia el Hospital Real o de San Juan (hoy Casa de la Estrella), y de éste hacia la Plaza del Convento de San Buenaventura, donde había una pila pública. 43

Boletin Academia de Historia  
Boletin Academia de Historia  
Advertisement