Page 21

LA CAÍDA DE PUERTO CABELLO, LOS SEIS DÍAS QUE CAMBIARON EL RUMBO DE LA PRIMERA REPÚBLICA Y EL OCASO DE FRANCISCO DE MIRANDA

Bolívar, anda por la ciudad; se intenta hacerlo preso en el Cabildo y si es necesario matarlo, pero el sagaz coronel no asistió a la sesión. Fracasa el proyecto de tomar la plaza sin disparar un tiro y el fuerte se pronuncia por el rey‖. Esta afirmación, explicaría lo expuesto por Chambon, respecto a las firmas del acta del 29 de junio, porque según, a las afueras del Cabildo se encontraba la gente en tumultos y algarabías, gritando consignas en contra del futuro Libertador. A la luz de los eventos desarrollados ese día, Bolívar no informa a Miranda; se contradice respecto a las horas y fecha del alzamiento ―Ahora que son las tres de la mañana os repito cómo un oficial indigno de serlo con la guarnición y los presos se han sublevado en el Castillo de San Felipe, y han roto un fuego desde la una de la tarde sobre esta plaza: Honorable Generalísimo. Puerto Cabello, 30 de junio de 1812. —Simón Bolívar‖.

Bolívar en su informe, defiende al Coronel Aymerich, quien estaba a cargo del castillo, antes de sublevarse, por considerarle ―de honor e inteligencia, es tan prolijo en el cumplimiento de sus deberes, que es dudoso se halle otro alguno tan capaz de gobernar el castillo de San Felipe con el celo y vigilancia que él‖. Seguidamente acusa de cooperar con el enemigo a Francisco Fernández Vinony oficial destacado allí, y que era el subteniente del batallón de milicias de Aragua. Agregando también ―éste oficial, indigno de serlo, es un hombre de una conducta detestable, sin honor y sin talento. Yo ignoraba todo esto. Aymerich que vivía con él, es inculpable‖. Ciertamente Vinony cooperó con el alzamiento, pero quien se dirige a Bolívar desde el castillo es Antonio Guzmán, que por ironías, años más tarde, su hijo Antonio Locadio, servirá como secretario político al mismo Simón Bolívar, y su nieto Antonio Guzmán Blanco, será en el futuro presidente de Venezuela.

El Alzamiento en el Castillo de San Felipe Ramón Díaz Sánchez en su obra ―Guzmán Elipse de una Ambición de Poder‖ (1975; 529) se refiere a los seis días de defensa de Puerto Cabello, ―el Coronel Simón Bolívar lucha desesperadamente por reconquistar la plaza. Sombras y sangre llenan la cuna de la patria recién nacida‖. De acuerdo a la información provista a Francisco de Miranda por Simón Bolívar el 12 de julio de 1812, éste último tuvo noticias de lo que ocurría en el castillo de San Felipe, el 30 de junio, por información del Teniente Coronel Miguel Carabaño. Además, agrega, que antes de comenzar el ataque a la Plaza, se había presentado en su casa el Comandante del castillo Coronel Ramón Aymerich, a quien interrogó respecto a lo que sucedía, pero éste respondió ignorar.

Guzmán a título de sargento, estaba preso en el castillo desde julio de 1810 por conspirar contra la Junta Suprema. Escribirá el 29 en estos términos, a la solicitud de rendición enviada por Bolívar ese mismo día, en manos de Don Pedro de Herrera: ―El Castillo de San Felipe de Puerto Cabello, no pertenece hoy, ni pertenecerá jamás, sino a su legítimo soberano el señor Don Fernando VII que dios guarde. Antonio Guzmán, Gobernador y Comandante en Jefe del Castillo‖. Los involucrados en la traición Extrañamente, Bolívar, no menciona a Guzmán en su informe a Francisco de Miranda; compromete además de Vinony a Rafael Hermoso, Domingo Taborda, y el Teniente Coronel Faustino Garcés. Pero participaron en el motín, Francisco Azmendi, José García Peña, Jacinto Iztueta, Sánchez Inchauspe, Juan Antonio 21

Boletin Academia de Historia  
Boletin Academia de Historia  
Advertisement