Page 1

MVSEVM CÓRDOBA - ARG| NOVIEMBRE 2019

ESPECIAL

NOCHE DE LOS MUSEOS Conoce la previa del gran evento cordobés y todo lo que se vivió en la velada del viernes 18 de noviembre.

A SOLO

$99

EN TODOS LOS KIOSCOS


SUMARIO 02 Córdoba, historia y cultura 03 El museo vivo de la Manzana Jesuítica. Monserrat 05 Estudiar el cielo en la tierra

03

02

07 Los preparativos de la gran noche 09 La noche de Córdoba se vistió de ciencia, cultura y arte

09

05

07


CÓRDOBA HISTORIA Y CULTURA Con la llegada de los españoles a América a finales del S. XV, y con la posterior llegada de los conquistadores a la región de la actual Provincia de Córdoba, el 6 de julio de 1573, Jerónimo Luis de Cabrera fundó la ciudad de Córdoba de La Nueva Andalucía. A partir de entonces, se empezará a escribir la vasta historia de este territorio, y se fundará su gran importancia cultural, no solo para el país, sino para el resto del mundo. En Córdoba, se preservan numerosos monumentos históricos de la época de la colonia española, en especial templos de la Iglesia Católica. Entre los monumentos más reconocidos está la Manzana Jesuítica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. Aquí encontraremos edificios construidos por los jesuitas durante el SXVII, como el Colegio Nacional de Monserrat, la Iglesia de la Compañía de Jesús y la antigua Universidad, actualmente, Museo Histórico de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Esta

carga

histórica

y

cultural

es

uno

es

de

los

factores

determinantes para la existencia de diversos y numerosos museos cada uno con una orientación distinta. De modo que podremos encontrar

en

fotografías,

ellos

obras

de

archivos arte,

y

históricos, demás

maquinarias,

objetos

que

fósiles,

exhiben

sus

colecciones. Por ello, es fundamental, para saber sobre Córdoba, visitar y conocer los distintos museos que la UNC, el Gobierno y demás entidades brindan al público para el desarrollo cultural de la provincia. Debido a esto, seleccionamos ciertos museos, claves e igual de importantes que los demás, para mostrar un breve pantallazo de lo que Córdoba es y representa cultural e históricamente, yendo desde museos vivos con más de 300 años de historia hasta museos fundados hace menos de cinco años.


HISTORIA

| pág 3

EL MUSEO VIVO DE LA MANZANA JESUÍTICA

E

MONSERRAT

l museo del Colegio Nacional de Monserrat (CNM) debió pasar por un largo proceso de independización y reconocimiento para ser considerado un museo independiente del Museo Histórico de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), propio del Colegio. Federico Sartori, Coordinador del Museo Histórico de la institución, Doctor en Historia, profesor y director del Archivo Histórico y del CNM, nos cuenta que, en el año 2000, la organización de las naciones unidas para la educación la ciencia y la cultura (UNESCO) declara como Patrimonio Cultural de la Humanidad a toda la Manzana Jesuítica, junto con las estancias que se conservaron en pie en la campiña cordobesa. Tras una reestructuración de los claustros de la Manzana se fundó en el año 2000 el Museo Histórico de la UNC. Sartori finaliza el relato agregando: “En el 2005, debido a una serie de diferencias vinculadas a la museografía y a lo que el colegio consideró como una falta de apreciación por parte del museo de la UNC con respecto a las colecciones y a la muestra de la historia del colegio, el colegio decidió separar su sala y convertirla en un museo propio. Es decir que el colegio tuvo su propio museo desde el año 2005”. El Museo a partir de estos hechos adquiriría una nueva identidad. Esta se basaba en concebir al Colegio como un museo en sí mismo, es decir, un museo vivo que abarca toda la institución y toda su historia, no solamente la sala de exposiciones inicial.

El Doctor Sartori explica: “El Colegio tiene una vida continua de educación desde 1687 hasta la fecha y no solamente aquello que se muestra en la sala es antiguo, sino que el resto de los claustros, la propia fachada, la torre del reloj y la colección de arte que se encuentra diseminada en toda la institución forman parte de esto que nosotros consideramos como un museo vivo”.Y remata la idea agregando: “El museo vivo es una institución que se encuentra en plena actividad, pero que a su vez presenta características propias de un museo, es decir, colecciones con cierto valor patrimonial, artístico y o cultural, y a su vez, un edificio que muestra el paso de la historia”. En la institución se hace un gran énfasis en el hecho de ser considerado como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Sartori considera esa nominación como una “altísima consideración”. El Coordinador del Museo agrega que para llegar a esta declaratoria hace falta reunir una serie de requisitos que no todos los espacios históricos conservan o preservan, de modo que la importancia mundial que se le ha dado a este espacio convierte a la Manzana Jesuítica y a las Estancias Jesuíticas en parte del patrimonio mundial en donde se encuentran también las pirámides de Egipto, la Catedral de Notre Dame de París, entre otros. Nos encontramos inscritos en un listado donde están los principales monumentos patrimoniales del mundo y eso, obviamente, que tiene, por una parte, una importancia vinculada a la protección del patrimonio, es decir que tras esa declaratoria difícilmente se pueda destruir y descuidar este patrimonio porque tenemos el ojo del mundo puesto en estos espacios; y por otra parte, establece un profundo empuje en relación del turismo, a la producción cultural, dentro de cada uno de estos espacios.


"NOS ENCONTRAMOS INSCRITOS EN UN LISTADO DONDE ESTÁN LOS PRINCIPALES MONUMENTOS PATRIMONIALES DEL MUNDO" FEDERICO SARTORI

Es imposible dejar de lado la importancia de formar parte del Legado Científico. Al pertenecer a este discurso de patrimonio jesuítico, el Monserrat se convierte en una pieza fundamental para entender la dinámica histórica de la formación del país y de estas sociedades latinoamericanas. Con respecto a los objetivos que se plantea el museo en su funcionamiento, Sartori distingue dos orientaciones de los mismos. Puertas adentro y puertas afuera. “Puertas adentro, intenta establecer un fortalecimiento de la identidad del Colegio, vinculada a su historia y vinculado a sus valores fundacionales y a la importancia de esta continuidad de más de tres siglos de educación. También, se hace énfasis en la importancia de la protección de las colecciones históricas que todavía conserva el Colegio, todo aquello que marca la historia del positivismo en Argentina y el desarrollo de las ciencias en el país.” Luego, agrega: “Puertas afuera, se busca establecer un vínculo con la sociedad de Córdoba y con el turismo internacional para jerarquizar la importancia histórica y patrimonial de Córdoba en el país”.

Pero el profesor hace énfasis en un tercer punto, puertas adentro: el taller de los Cicerones del Monserrat. “Es un taller extracurricular de alumnos del colegio que se preparan en este taller para ser ellos los guías culturales del colegio para los visitantes asiduos de la institución”. Sartori agrega que estos estudiantes tienen la impronta de hacer las visitas vestidos de las togas y las becas coloradas de los estudiantes del SXVIII, lo que establece una especie de “elipsis histórica” con aquél origen colonial de la institución.Finalmente, el Director del Archivo Histórico del Monserrat, destaca el apoyo económico y administrativo recibido desde el Programa de Museos de la UNC (PROMU), que nuclea a todos los museos de la Universidad. Esta permite establecer vínculos fuertes con otros museos y con la UNC misma. Sartori aprovecha para disparar en contra de la UNESCO, que más allá de la altísima nominación previamente mencionada, no aporta “ni un centavo” al Museo del Colegio Nacional de Monserrat. Sartori despide la entrevista agradeciendo su oportunidad de pertenecer a la institución, y expresando el orgullo que le da poder desde su lugar proteger el Patrimonio Cultural, trabajar en el Colegio y en el Museo y para el mantenimiento de su historia, de su identidad y de sus colecciones.


CIENCIA

|  pág 5

ESTUDIAR EL CIELO EN LA TIERRA La Plaza Cielo Tierra es uno de los museos más concurridos de la ciudad de Córdoba junto a los pertenecientes a la famosa “Media legua de oro”, recorrido que parte desde el Teatro Real hasta llegar a la Ciudad de las Artes. Este se encuentra ubicado en el Bulevar Chacabuco al 1300, en Ciudad Universitaria. Aquí, encontraremos con un espacio de encuentro, comunicación y aprendizaje acerca del mundo natural desde la perspectiva de la ciencia. Este museo fue inaugurado el 11 de septiembre de 2017, y surgió como iniciativa del Gobierno de la provincia de Córdoba y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Laura Gigli, responsable de Comunicación y Prensa del museo, nos cuenta que la Plaza Cielo Tierra surge con el objetivo de instalar un espacio de comunicación de la ciencia que ayudea despertar vocaciones científicas en las personas más jóvenes. Tanto la UNC como el Gobierno provincial, al ser órganos fundadores, tienen personal que participa del consejo de administración que regula y dirige al museo. Esta institución, tiene un trato constante con varias de las facultades de la UNC, buscando mantener un diálogo fluido que tienen relación directa con la temática del museo, como lo son la Facultad de Ciencias Químicas, de Ciencias Exactas, de Ciencias de la Comunicación y la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (FAMAF), según nos relata Gigli. Asimismo, también existen lazos fuertes y constantes con los distintos museos, que pueden pertenecer a estar mismas facultades o no, pero que tienen temáticas complementarias entre sí. Algunos ejemplos son: el museo de Ciencias Naturales “Umberto Illía”, el Observatorio, el museo de Ciencias Químicas, entre otros. En este museo trabajan de manera conjunta 24 guías y 6 coordinadores, estudiantes y egresados de la UNC, que, como versa en su página oficial, son “las verdaderas caras de la Plaza frente al público”.

"DESPERTAR VOCACIONES CIENTÍFICAS ES NUESTRO GRAN OBJETIVO" MARÍA LAURA GIGLI


La licenciada en Comunicación Social, Laura Gigli, destaca que la Plaza empieza a funcionar como un “híbrido”, que no era reconocido como fundación por el Gobierno de Córdoba. En este periodo, la institución funcionó a partir de un programa de becas del Gobierno, para la cual se hizo una convocatoria de becarios y una elección de los mismos. A partir de estas becas, y del reconocimiento como fundación por parte del Gobierno, los becados se transformaron oficialmente en empleados del museo.

El origen del museo Sobre el surgimiento de la iniciativa del museo, la licenciada nos relata que no surge como un proyecto iniciado en el gobierno o desde las distintas facultades de la UNC, sino que surge a partir de una propuesta de donación que llegó al por aquel entonces director de la FAMAF y hoy director del museo, Daniel Barraco, quien decidió participar inmediatamente. Dicha propuesta, emitida desde el Municipio de Nantes, Francia hacia distintas instituciones del mundo en 2009 constaba de un concurso, que quien fuese elegido, ganaría un planetario óptico mecánico. Gigli agrega: “Al enterarse Schiaretti del concurso, le propone a Daniel Barraco realizar un proyecto mayor a un planetario, un parque de ciencia, que desembocó en la Plaza Cielo Tierra, cuya semilla siempre decimos es, justamente, el planetario”. Según versa en la página oficial del museo, el objetivo principal a cumplir es hablar de y sobre la ciencia desde una perspectiva humanista. Al respecto, Gigli enfatiza en que el enfoque del museo consta en pensar al discurso científico como uno de tantos que circulan en el mundo, por lo que se intenta hablar desde una perspectiva humanista, global y no cientificista, dando lugar a las distintas disciplinas tales como el Arte, la Antropología, la Comunicación y demás áreas humanistas y sociales, cuyos discursos son tan válidos como los demás que circulan.

Laura Gigli, sostiene que este museo tiene dos grandes fortalezas, lo primero es lo arquitectónico, y lo segundo, la gente que hace posible el funcionamiento del museo, que lo construye diariamente, es la interdisciplinariedad de tener guías y coordinadores que han estudiado Arte, Comunicación, Astronomía, Geología, Biología en una misma dinámica de grupo. Además, agrega: “El potencial que se obtiene es infinito, unos aprenden de una cosa y otros de otra, tenemos incluso guías licenciados en teatro. Uno puede saber mucho de ciencia, biología o química, pero puede no saber llegar a otra persona que está parado en frente tuyo escuchándote.” A pesar de que en la página oficial del Programa de Museos de la Universidad Nacional de Córdoba (PROMU) figura que bajo su jurisdicción se encuentra la Plaza Cielo Tierra, Gigli nos indica que legalmente todavía no forman parte de este programa debido a vacíos reglamentarios que faltan detallar. Además, plantea que el museo, al no ser parte de una institución universitaria como sí lo hacen la mayoría de los demás museos, no forman parte de este programa. El hecho de ser un híbrido que pertenece tanto al Gobierno provincial como a la UNC los coloca en una situación particular y distinta a la de los demás. “En lo concreto, trabajamos codo a codo con los demás museos, la Plaza tiene una gran confluencia de gente por lo que trabajamos con las otras instituciones para fomentar que esta misma gente visite los demás museos que no tienen la misma concurrencia, haciendo distintas actividades conjuntas”. Para finalizar, se debe destacar que Gigli defiende rotundamente la idea de se debe despertar una vocación científica y hacer comunicación pública de la ciencia. Esto es construir un puente entre los espacios académicos y el público general que no puede acceder a estos espacios por diversas razones. Este es el mensaje que el museo busca transmitir hacia afuera de sus puertas.


LA PREVIA

|   Pág 7

LOS PREPARATIVOS DE LA

GRAN NOCHE En el marco de la décima edición de la Noche de los Museos, conversamos con los coordinadores y guías de algunos de los distintos espacios participantes sobre sus expectativas y proyectos que preparan para esta noche tan especial. En primera instancia se visitó el Museo de Antropología, ubicado en el corazón de Nueva Córdoba. Este año, cumplió 17 años desde su inauguración en 2002. Museo universitario se reconoce como uno de los museos más emblemáticos de la ciudad, ya que custodia el legado de los pueblos originarios de Córdoba y de otras regiones. Es un símbolo de identidad y diálogo entre la universidad y las comunidades. Aquí se investiga, cataloga y difunden los acervos materiales arqueológicos y documentales que a lo largo de la historia fueron donados al museo. Podemos encontrar dentro de sus paredes una gran colección de diversos conjuntos de cultura material que son testimonio del interesante pasado de nuestro país y otras regiones. Dialogamos con la historiadora Gisela Vargas, del Área de Educación del Museo de quien contó que en general, el museo tiene bien organizado el tema de los visitantes para este evento, debido a que todos los días se realizan, aproximadamente, 4 visitas guiadas por parte de distintas instituciones educativas. Estas visitas ya están preestablecidas mucho antes de que se dé la “Noche de los Museos”, por lo que ya conocen la cantidad de gente que llegará a visitarlos. También, se acercan otros tipos de visitantes, aquellos que buscan saber más sobre las actividades que se llevarán a cabo en el evento, para planificar su visita. Vargas dijo que se preparan para la visita de cientas de personas en muy pocas horas. Para esta ocasión, prepararon actividades sobre poesía y danza, en los que cantarán y recitarán algunos poemas. Estos estarán acompañados de un artista queinterpretará y representará lo que se va narrando. También, en este museo encontraremos un grupo de danzas afro, que se presentará dos veces durante estanoche. Simultáneamente va a participar un artista, Jorge Cuello realizando unmural en el hall de entrada de la institución. En el segundo piso, habrádiferentes actividades para niños. Segúnadelantó Gisela, una de las mayores dificultades que se les presentará comoinstitución, es cómo distribuir correctamente los horarios de cada espectáculopara que se puedan disfrutar por igual. Además, destacó que antes de que seorganicen las distintas ediciones de la Noche de los Museos, no tenían la mismacantidad de oferentes que en la actualidad, por lo que la distribución de losvisitantes se va disgregando en los distintos museos adheridos.


Huellas científicas en el Museo Provincial Según nos relató la guía del, ubicado en la avenida Poeta Lugones al 395, el ingreso de personas al reciento será por orden de llegada. La concurrencia normal del museo es de 7 mil a 10 mil personas en la Noche de los Museos. El público ingresará por grupos de 100 personas aproximadamente. La guía aseguró que este año se sumarán algunas sorpresas, como por ejemplo la nueva aplicación para celulares llamada Dino Ciencia, donde podrán ver la huella de los dinosaurios en una realidad aumentada. En la exhibición de este museo podemos encontrar una valiosa colección de minerales y rocas de distintas partes del mundo y una multiplicidad de ejemplares de flora y fauna, característicos de los ambientes naturales de Córdoba. Pero sin duda, lo que será el foco de atracción más grande en esta noche son las réplicas en tamaño natural de mamíferos gigantes (Megafauna autóctona) que en épocas pasadas habitaron el territorio cordobés, además de las réplicas se expone una pieza original de caparazón de Glyptodon, recuperado en cercanías de Almafuerte.

El principio del fin Por último, se decidió averiguar sobre uno de los puntos más visitados en todas las ediciones de la Noche de los Museos, el Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC). Victoria Rubinstein, coordinadora de la Noche de los Museos en el OAC, aseguró que el evento no terminará a las 02:00 horas del sábado como en los demás museos, sino que terminará “hasta que nos cansemos de bailar”. También, señaló que la organización de este gran evento es un gran desafío para todos los coordinadores. Victoria contó que el OAC tendrá más de 20 actividades listas para el evento. Inaugurarán esta Noche con mucha música, y la presencia de grupos musicales como Los ritualitos de bolsillo. Además, explicó que la idea es realizar tantas actividades como sea posible porque poseen un predio muy grande y lo deben aprovechar, así la gente no tendrá que esperar mucho para participar de las distintas actividades. Allí, el público podrá realizar una visita tradicional por el museo, ver títeres, obras de teatro, participar del rincón magnético, aprender sobre los mitos de la astronomía, qué es lo que se dice y qué es lo que es realmente, pero basados en el conocimiento científico. También se dispondrá de pequeños telescopios y de una muestra de telescopios locales. La estrella de la noche será que se podrá observar, cruzaremos los dedos para que el cielo este despejado y podamos observar nuestro cielo y sus constelaciones. Victoria invitó a todos desde las 20 horas para disfrutar de todas las actividades y afirmó que esperan, al igual que todos los años, grandes cantidades de gente.


ENTRE MUSEOS Y ESTRELLAS |  Pág 9

LA NOCHE DE CÓRDOBA SE VISTIÓ DE CIENCIA, CULTURA Y ARTE Estudiantes universitarios, familias y grupo de amigos, fueron convocados por la décima edición de la Noche de los Museos, en los diferentes centros culturales de la provincia de Córdoba. El viernes 18, en la capital cordobesa, participaron más de 130 espacios pertenecientes a la Universidad Nacional de Córdoba, al Gobierno de la Provincia, al Municipio y se sumaron a ellos otros espacios invitados. Además, desde el interior de la provincia hubo varias localidades que se sumaron a la propuesta del evento. En el marco de esta jornada, se puso a disposición de la gente un sistema de transporte público, especial para esta noche. Se realizó un recorrido gratuito de 17 paradas desde las 20:00hs hasta las 02:00 del sábado, horario en el que finalizó esta noche particular. Con el lema “Museos de Córdoba, espacios de diálogo social” se quiso incentivar a un papel más activo de los museos en la sociedad, que haya participación e intervención del público en actividades que invitan a la reflexión y que, desde la diversidad de propuestas recreativas, se propiciara la interacción. La inauguración de la Noche de los Museos se realizó a las 19:30, en la Plazoleta de la Compañía de Jesús (Caseros y Duarte Quirós). Durante el transcurso de la noche se levaron a cabo talleres, representaciones teatrales, charlas, espectáculos,

musicales y un variado programa de actividades pensadas para los más chicos y hasta los más grandes.Las calles colapsaron de tráfico y de gente yendo de un lado al otro, siendo imposible conseguir taxis libres. Los colectivos no iban llenos, pero entre el aglutinamiento de vehículos no era una opción rápida para llegar a ningún destino a tiempo, y mucho menos si el deseo era recorrer varias actividades diferentes. Un coro de “pequeños ángeles” daba la bienvenida al entrar en el Observatorio Astronómico de Córdoba, uno de los museos estrella de la noche. Cerca de cumplir su aniversario 148, se preparó la propiedad para recibir a más de 10.000 personas amantes de los astros. Con un cronograma de aproximadamente 20 actividades diferentes que fueron preparadas para que el público invitado se sintiera, al menos por una noche, como “astrónomos”. En la entrada se encontraba el personal del museo y algunos voluntarios, que se anotaron para colaborar con el evento, los cuales estaban encargados de brindar toda la información que uno pudiese necesitar para aprovechar el tiempo en cada actividad. El Coro de Niños Cantores de Córdoba inauguró el evento, las voces se escuchaban por todo el establecimiento, los chicos se venían preparando desde principio de año para el evento y, para muchos de ellos, era la primera vez que participaban en una Noche de los Museos.


Con un cielo completamente despejado, en donde las estrellas engalanaron la noche, desde el Observatorio colocaron 5 telescopios ubicados en el centro del museo para que los visitantes puedan admirar un ratito las estrellas “más de cerca” y algún que otro planeta.Durante la larga espera en las filas interminables para llegar a ver a través del artefacto la gente se mostró muy emocionada y satisfecha con el clima de la velada. Dentro del edificio principal, la muchedumbre de gente dificultó el paso ágil para caminar. En la puerta que daba hacia la parte trasera aún no había amontonamiento, como si no se hubiesen percatado de que había muchísimo más del establecimiento por conocer. Leticia Ferrero, astrónoma del observatorio contó sobre su entusiasmo por la realización del evento y dijo: “Lo que más me gusta de la Noche de los Museos es la interacción con la gente y las actividades que preparamos para poder llevar la ciencia a ellos, explicarles y que se emocionen al entender un poquito de la astronomía”. Ella habló sobre la actividad de debate en el auditorio Dra. Mirta Mosconi. En la cual, dos astrónomos pusieron a discusión posturas diferentes sobre un tema específico, luego el público puede hacer preguntas, y finalmente, dar su opinión para generar un espacio de intercambio. Entre los voluntarios Josefina Müller, estudiante de quinto año de Comunicación Social estaba

realizando sus prácticas pre-profesionales y dijo que esperó que le tocara venir al Observatorio Astronómico, porque le llama mucho la atención las investigaciones sobre el sistema solar, los planetas, etc. Desde su perspectiva el ambiente se sintió muy relajado por parte del público. Los coordinadores generales se esparcieron por todo el espacio para recomendar las diferentes propuestas que se presentan para que la gente pudiera aprovechar su tiempo al máximo. Este año no se abrieron las cúpulas grandes ni el Planetario por cuestiones de seguridad y la gran convocatoria.Algo no menos importante, fue el alcance que logró tener del evento hacia el barrio donde se encuentra el Observatorio, ya que está habitado por gente de mayor edad, y el objetivo particularmente, era poder generar un vínculo donde ellos pudieran estar más al tanto de las actividades y el funcionamiento. La respuesta de los vecinos fue la esperada y se pudo evidenciar en que sin dudarlo las personas se acercaron y fueron parte. La familia completa disfrutaba de la noche, la música sonando, actividades que invitaban a conocer más del misterioso universo, todo acompañado de aromas que atraían la atención de todos los presentes. Puestos de venta de choripanes con filas inacabables, pururú, algodones de azúcar y garrapiñadas, todo preparado para que el público se sienta complacido y se sintiese parte. Una noche especial para compartir, aprender y de seguro, repetir.


EQUIPO DE REDACCIÓN Severino Almada Luciano Galinbertti Agustín Luna

EDICIÓN Agustina Smit

Profile for Agustin Luna

MVSEVM  

Advertisement