Page 1

2014 - Número 24

PARA COMPARTIR LAS NOVEDADES DE LA UNLP

R. Perdomo fue elegido como el nuevo rector de la UNLP Por Agustín Autóctono El sábado 26 de abril sesionó la polémica Asamblea Universitaria, instancia que reúne a todos los consejeros directivos y decanos de las 17 unidades académicas de la UNLP y que elige, cada cuatro años, al nuevo rector de la universidad. Para el período 2014-2018 fue elegido el único candidato, Raúl Perdomo, quien sucederá a Fernando Tauber a partir de junio, dando así continuidad a un modelo de gestión que lleva más de 10 años en nuestra Universidad y está constituido por una alianza entre el radicalismo y el peronismo. Tauber, ocupará el cargo de vice-rector y Ana Barletta, ex decana de la Facultad de Humanidades y Cs. de la Educación, el cargo de vice-rectora académica; con lo cual el Frente Amplio recientemente reelegido en nuestra facultad formará parte del armado político que conducirá la UNLP por los siguientes cuatro años. La candidatura de Perdomo fue acompañada por 198 votantes, de 221 que hicieron efectivo su voto (y de un total de 269 asambleístas presentes). Aunque el número de votos positivos fue sumamente considerable, no puede decirse que haya sido el esperado por parte de la actual gestión, al menos en los meses previos a la elección: sin dudas, la turbulenta situación en la Facultad de Cs. Exactas y un conflicto menor que tuvo como protagonista a la Facultad de Derecho, dejaron en evidencia el lugar de donde provinieron esas abstenciones y votos en blanco (la oposición en Exactas compuesta por el claustro docente, por ej., se abstuvo). Del grupo de asambleístas que no votó hay que remarcar, en primer lugar, el papel de las fuerzas de izquierda representadas por diversas agrupaciones estudiantiles, para quienes la elección sigue dándose en instancias notablemente antidemocráticas, puesto que los espacios de cogobierno son totalmente asimétricos y desfavorecen a los/as estudiantes (que en definitiva somos la enorme mayoría de la comunidad universitaria). En segundo lugar, la particular decisión de los representantes de la Facultad de Medicina, quienes se negaron a participar de la votación por una tensión surgida después del Consejo Superior de principios de marzo, donde se decidió validar los títulos de los estudiantes, aún en contra de la

voluntad del decanato de dicha unidad académica. Durante las 6 horas de Asamblea, los oradores expusieron sus posiciones con fluidez y sin grandes interrupciones, más allá de los gritos y cánticos de siempre. Las intervenciones abarcaron varios temas, balances y perspectivas de la gestión, coyuntura nacional y la conflictiva situación de algunas facultades, como Medicina y Cs. Exactas. Es importante destacar el hecho de que haya podido intervenir Raúl Archubi, representante de los trabajadores no docentes, que por primera vez tienen voz en una Asamblea Universitaria. Por otra parte, es curioso (o no) que muchos de los representantes de distintos claustros hayan expresado su repudio hacia algunas de las maniobras restrictivas y privatistas de la Facultad de Ciencias Médicas, y después hayan hecho un “balance positivo” acompañando a la gestión con su voto (teniendo en cuenta que la Universidad nunca tuvo la voluntad política de hacerle frente a la Hoja de Roble, sino todo lo contrario, y que los avances conseguidos fueron sólo el resultado de la presión de la lucha estudiantil). Siguiendo esta línea, no faltaron intervenciones que pintaron a la actual conducción de la UNLP como un modelo progresista e inclusivo, situación tragicómica, puesto que la realidad nos muestra un modelo de universidad que no mueve un dedo para combatir la Ley de Educación Superior menemista y todo lo que de ella deviene: acreditación de carreras bajo los parámetros de la CONEAU, cursos de ingresos y planes de estudios restrictivos, convenios con empresas privadas, precarización laboral, posgrados pagos, espacios de decisión antidemocráticos, entre otras cosas. Estas problemáticas, encarnadas fuertemente en nuestra universidad, son algunas de las que repudiaron los consejeros estudiantiles de las distintas agrupaciones de izquierda; problemáticas siempre ligadas a la coyuntura nacional que demuestra que desde el kirchnerismo no hay una voluntad transformadora para la educación. En este sentido, fue completa la intervención de Clara Condenanza, presidenta de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), que abrió su intervención con una lectura de la situación nacional actual (como la creciente lucha de los

sectores populares, la criminalización de la protesta, entre otras cosas) y cómo la UNLP debe generar conocimiento ligado siempre a las demandas sociales. Declaró que el modelo de universidad llegó a sus límites, que los conflictos de Medicina y Exactas son un reflejo de ello, y que para las autoridades “no hay estatuto que valga”. Vinculada a la coyuntura nacional, también fue importante la intervención del consejero de la Facultad de Cs. Naturales y Museo, que además de denunciar fuertemente el modelo universitario recordó que hay un docente de la UNLP preso por luchar, Fernando Esteche. No hay que dejar de remarcar la importancia de que se haya dado un debate serio, ya que si bien se conocía de antemano el resultado final, que dejaría a Perdomo como próximo rector; permitió que los distintos sectores políticos de toda la universidad puedan explayarse en cuanto a sus programas políticos. Recordemos que al menos los dos últimos procesos electorales no se dieron así: en mayo del 2007, cuando fue elegido G. Azpiazu como Rector, la asamblea se realizó a 300 km de La Plata, en la escuela agropecuaria Inchausti, en la localidad de 25 de Mayo, con el fin de impedir la presencia del movimiento estudiantil, quien se oponía fervientemente a la continuidad del radicalismo al frente de la UNLP; tres años más tarde, en abril del 2010, F. Tauber era elegido con una gran manifestación estudiantil en las puertas del Colegio Anexo de la Universidad, que concluyó con el sector troskista irrumpiendo apenas empezada la asamblea e impidiendo que la misma se realice, y sin debate alguno Tauber pasó a ser el rector de la UNLP. La elección de Perdomo, no es más que una continuidad de la gestión radical, incluso él mismo fue Vice-Rector en ambos períodos; sin embargo, ha existido una voluntad del movimiento estudiantil y también de las autoridades, de llevar a cabo un debate que incluya a todos los representantes, poniendo sobre la mesa los temas que estarán en la agenda política de los próximos años. Es bajo esta forma, con debate, discusión y la presencia del movimiento estudiantil organizado, como creemos desde El Mate que debe realizarse la política en la Universidad Pública.


La izquierda fragmentada en Humanidades Agus “El Flakito” (Militante de Lupas) Sin dudas la elección de autoridades ha visibilizado una realidad de las organizaciones estudiantiles de izquierda: la fragmentación y falta de coordinación de las mismas. Si bien esto ya se preveía en los últimos meses, el nivel de enfrentamiento se ha profundizado hasta tal punto que llegó el momento de parar la pelota y volver a pensar integralmente la situación política y las necesidades del movimiento estudiantil en general. Las últimas elecciones estudiantiles han arrojado un crecimiento en las organizaciones de izquierda por sobre el Kirchnerismo, donde El Frente se ubicó en primer lugar y el FIT en el tercero; y por otro lado Utopía y Unidos y Organizados en el segundo y cuarto respectivamente. Este dato permitió ver, no sólo que los estudiantes apoyaban el modelo de gestión del Centro de estudiantes que se estaba llevando adelante, sino que también había un descontento general sobre la situación nacional y que por esto era necesario fortalecer un sector estudiantil combativo y popular. El 2014 comenzó con un gran conflicto en la Facultad de Cs. Médicas en el que la FULP logró poner en pie de lucha a un gran número d e e s t u d i a n t e s , s i n e m b a rg o concluyendo el proceso, la posición de las agrupaciones kirchneristas sobre la posible intervención de la facultad de medicina dividió las aguas en la izquierda. Más allá de los argumentos particulares de cada sector, el enfrentamiento entre la COPA (AULE) y la FUG (Cienfuegos) pasó a un nivel superior y ambas partes hicieron del proceso un enfrentamiento personal, a través de comunicados y volantes cruzados, donde se acusaban mutuamente de no querer construir una salida al conflicto que beneficie a los estudiantes. Por otro lado, tanto el PTS como el PO y el MAS han basado su política universitaria, en este momento como hace ya varios años, en oponerse a la Federación Universitaria. Este

escenario de conflicto al interior de la izquierda en general, se dejó percibir en la última asamblea, donde el AULE se encontró enfrentado a la totalidad de las organizaciones, no sólo las de izquierda, debido a que éstas consideraron que era la presidencia del CEHCE la que estaba manipulando la misma. A pesar de esto, queda claro la falta de unidad de las organizaciones, en cuanto el AULE llevó a esa asamblea la postura de abstenerse y tanto Lupas como Cienfuegos, con representantes en el consejo y el resto de la izquierda consideraban que había que votar negativamente a Viguera como decano. ¿Quién es el beneficiado de esta situación? sin dudas, el kirchnerismo, que ve en el horizonte volver a ser la conducción de nuestro Centro de estudiantes, ya que tiene el suficiente aparato para derrotar a la izquierda si es que ésta se presenta fraccionada, lo cual sería un gran retroceso para la política estudiantil de nuestra facultad. Es de público conocimiento que cuando el CEHCE estuvo bajo la conducción de Utopía dejó de convocar a asambleas, de movilizar a las distintas marchas de nuestra ciudad, etc. para convertirse meramente en la administración del buffet y la fotocopiadora. Como lo expresamos tanto desde El Mate como desde Lupas (agrupación que impulsa el periódico) es menester siempre que las organizaciones del campo popular, que levantan las banderas de la independencia de nuestro CEHCE tanto de las autoridades como del gobierno nacional, que luchan cotidianamente por la defensa de los derechos estudiantiles y de las clases populares y la generación de docentes e investigadores críticos y comprometidos, se unan para garantizar la democracia y fomentar la participación. Uno de los motivos por los cuales hemos defendido la conformación de El Frente es porque

creemos que quien debe ser el protagonista y tomar las decisiones es el conjunto de los estudiantes y nunca una sola organización, que se deben garantizar los espacios de debate abiertos y democráticos. Por esto es que creemos que las diferencias políticas de las organizaciones deben ser puestas en un segundo orden, ya que la unidad es la única manera de dar siempre los pasos hacia adelante y es por eso por lo que bregaremos desde este humilde periódico estudiantil.

El viajar no es un placer Por Arlen siu El “ampliado” boleto universitario que está en funcionamiento desde hace unas semanas, más que prestar un beneficio, amplió el descontento estudiantil. Es reconocido por todos la falta de enterez con la que se afrontó este proyecto por parte de la municipalidad a cargo de Bruera, siendo su metodología de trámite realmente engorrosa; caracterizada por las colas eternas en la esquina de 7 y 50. Pero además, por la desinformación y la falta de organización que rodean a la prestación del beneficio. Sin embargo estas apreciaciones son menores si tenemos en cuenta, que este boleto no puede ser adquirido por los estudiantes de la UNLP no residentes en la ciudad; esto resalta lo poco democrático de la medida, que además de no incluir a todos, considera en el presupuesto dado, una cantidad de viajes irreal que no se corresponde con nuestro gasto de traslado. Otro punto criticable se corresponde con la difusión de las listas para ir a adquirir el troquel que permite la carga de la tarjeta SUBE; las cuales son subidas a una página de facebook(Boleto Universitaro MLP) ¡con un día de antelación al turno! ¿qué sucede entonces con los estudiantes que no tienen acceso a una computadora con internet ? Desde el Mate invitamos a los estudiantes que comparten el descontento con nosotros como compañeros de universidad, a que no se conformen, a que no se acostumbren a la injusticia, a que participen en la lucha por sus derechos, porque la universidad no es un servicio, sino todo lo contrario, nos pertenece y debemos hacerla cada vez más abierta y inclusiva; de la mano de la organización y la movilización podremos conseguirlo.

Mate n 24  

Enterate las noticias de la facultad con El Mate..

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you