Issuu on Google+

o Dias, director

Hno. Bernardin

É

rase una vez, hace mucho tiempo, una isla en la que había un pueblecito. En ese pueblecito vivía una familia muy pobre. Cuando estaba próxima la Navidad, ellos no sabían cómo celebrarla sin dinero; entonces el padre de la familia empezó a preguntarse cómo podía ganar dinero para pasar la noche de Navidad compartiendo un pavo al horno con su familia. Decidió que ganaría algo de dinero vendiendo árboles de Navidad. Así, al día siguiente se levantó muy temprano y se fue a la montaña a cortar algunos pinos. Subió a la montaña, cortó cinco pinos y los cargó en su carroza para venderlos en el mercado. Cuando sólo quedaban dos días para Navidad, todavía nadie le había comprado ninguno de los pinos. Finalmente, decidió que puesto que nadie le iba a comprar los abetos, se los regalaría a aquellas personas más pobres que su familia. La gente se mostró muy agradecida ante el regalo. La noche de Navidad, cuando regresó a su casa, el hombre recibió una gran sorpresa. Encima de la mesa había un pavo y al lado un arbolito pequeño. Su esposa le explicó que alguien muy bondadoso había dejado eso en su puerta. Aquella noche el hombre supo que ese regalo tenía que haber sido concedido por la buena obra que él había hecho regalando los abetos que cortó en la montaña. Este cuento nos recuerda lo más importante de la Navidad: la gratuidad y la ternura de Dios, que se entrega como “regalo” a todos nosotros. La ternura de Dios que se hace presente entre nosotros en la fragilidad de un indefenso bebé. Al calor del pesebre, que quizá tengamos en nuestra casa, y en contacto con el Niño Dios, nuestro corazón se llena del amor. El Dios hecho ternura suscita en nosotros la alegría, el afecto, la misericordia, la paz. También nos invita a transmitir la ternura de Dios a nuestro alrededor, para que quienes nos traten sientan que el amor de Dios se manifiesta en ti y en mí. Les deseo una feliz Navidad, vivida con generosidad y mucha ternura, como nos enseña el misterio que celebramos del Hijo de Dios que se hizo uno de nosotros. Hno. Bernardino Dias

COLOMBIA Centro cultural afro en Tumaco La Redacción

M VIETNA guió el rinoceronte xtin

Se e de Java

de Java del rinoceronte que Naar pl em ej o ar im P l últ o muerto en el fue encontrad Tien, en Vietnam, luego de cional de Cat por cazadores ilegales. Le ser asesinadouno de los productos estrellaobjeti erno, cortaron el cu a tradicional china, con el donde , in al ic eg de la med dido en el mercado il .000 vo de ser ven r una cifra cercana a los 30ltima ú za n su puede alca oceronte de Java tuvo ando dólares. El rin supervivencia en 1998, cus sella esperanza de to un pequeño grupo en ón de fue descubier n, pero la ineficaz protecci brevas de Cat Tietropicales no permitió que so estos bosques ás de una década. viviera por m

E

L

os Misioneros Combonianos están presentes en Tumaco (Nariño, Colombia) hace casi 10 años. Este año comenzó a funcionar un Centro Juvenil Afro, al que acuden chicos y chicas de los barrios cercanos a Nuevo Milenio, lugar donde se ubica el Centro. Se trata de un espacio cultural y educativo en el que los jóvenes, en su mayoría afrodescendientes, tienen acceso a computadoras e Internet, reciben clases de refuerzo escolar, realizan actividades culturales, deportivas y cívicas. Días atrás, más de 100 jóvenes participaron del campeonato de fútbol por la paz, donde las reglas eran el diálogo y la solución pacífica de conflicos. No había árbitro, las faltas se arreglaban dialogando.

MUNDO á entre las Siete La Amazonia estas Naturales del Mundo natural del mundo. ll declarada maravilla azonas, en la parte e fu Nuevas Maravi ia on az Am la , re del 2011 del río Am de la cuenca l 11 de noviemb nde la selva tropical r. El bosque re mp co ia on az Am La al de América del Su central y septentriongran biodiversidad, reúne territoa Bolivia, Ecuador, tropical, que posee un ú, Brasil, Colombia, Francesa. Junto er (P s íse pa ho oc de a rios l Surinam y la Guayan Guyana, Venezuela,on elegidas como maravillas naturales de de a er isl fu la ia g, on az lon Am Ha a la de Iguazú, la bahía de sa mundo las cataratas do, el río subterráneo del Puerto Prince la mo de Ko as ill de a av ar isl M la Jeju, esa. Las Siete Nuevas y la montaña de la M a iniciativa lanzada por New7Wonders. Naturaleza fue un

E

lia Bib a par s o niñ l.com ar edg

r y20

yme

ai

otm

h 11@

–Sofis, ya se está acabando el año y el camello, como se dice aquí en Colombia, cada vez es más fuerte para nosotros los estudiantes. –Así es, Cami. No sólo para nosotros los estudiantes, también para los trabajadores, para todos en general, fin de año es un tiempo para cerrar muchas cosas. –Eso, Sofis, implica realizar muchos trabajos para diferentes personas e instituciones: trabajadores, estudiantes, comerciantes, padres de familia… –Sí, Cami. Camello en Colombia significa trabajar arduamente para lograr un cometido o llevar a cabo nuestros ideales en esta vida.

–Sofis, ¿te acuerdas que en la Biblia hay un texto que habla del camello?, aunque no necesariamente tal como lo entienden los colombianos. –Claro, Cami. El texto habla de la palabra camello, pero con otros sentidos; camello el animal y la cosa… Aunque las implicaciones que tiene la palabra son al estilo colombiano... –Entonces, Sofis, quieres decir que el texto sí habla de un camello de arduo trabajo o el logro de un ideal, incluso de cierta dificultad para conseguirlo. –Miremos, Cami, en el Libro del Evangelio de Marcos, capítulo 10, versículos del 23 al 27 donde se hace referencia a la expresión. –Ya recuerdo, Sofis, cuando nuestro gran amigo Jesús utiliza este texto para hablar sobre el Reino de Dios. –Sí, Cami. Cuando Jesús habla del Reino de Dios, éste tiene dos significados: uno cuando se refiere a él mismo y a los que lo conocerán; y, el otro, cuando se refiere a un lugar como estado de vida ideal. –Sofis, ¿la dificultad para entrar en este Reino, mencionado por Jesús, lo da la comparación de la palabra camello en sus dos acepciones; animal y cosa? –Sí, Cami. Muy bien. Camello aquel animalito del tiempo de Jesús cuando ingresaba a los pueblos y cosa cuando se refiere al acto de enhebrar un hilo a una aguja. –Ya entiendo Sofis, ambas situaciones eran difíciles de sortear, así será el acceso al Reino de Dios.

–Sí, Cami, pero se entiende el Reino de Dios como proceso de la salvación que ofrece Jesús con su testimonio de vida. –Testimonio, Sofis, que será muy complicado para los que son ricos, como refiere el texto, porque no viven según las exigencias de Jesús. –Pero, Cami, a la vez, el texto nos sugiere que a pesar de ser exigentes esas palabras no son imposibles de practicar, si nos ponemos en las manos de Dios y pedimos que nos dé ese don. –Ahí, Sofis, entonces, cabe la expresión camello en el sentido de los colombianos; o sea, que hay que trabajar arduamente para lograr ese ideal. –Así es, Cami querido, si reconocemos y aceptamos el Reino de Dios en nuestras vidas, acogemos la Salvación que nos ofrece nuestro amigo Jesús; pero hay que esforzarse. –Así es, Sofis. Y ustedes, queridos amiguitos y amiguitas de Aguiluchos, a camellar para ser merecedores del Reino de Dios para siempre. Hasta pronto.

Participa • Identifica en el texto de referencia los tres sentidos de la palabra camello. • Menciona una lista de riquezas que te impiden entrar o reconocer el Reino de Dios en tu vida.

Guión: Claudia Villalobos Dibujos: Alberto González

Con estas amorosas palabras llamó la Virgen de Guadalupe al indígena que escogió para que fuera portador de su mensaje en estas tierras, en aquella época castigada por las injusticias cometidas por los conquistadores. Pero, ¿quién fue este indio? Juan Diego nació en1474 en el Capulli de Tlayac, en Cuautitlán.

Su nombre era Cuauhtlatoatzin, que significa “el que habla como águila” o “águila que habla”.

Juanito, Juan Dieguito..., el más pequeño de mis hijos, ¿a dónde vas?

Este lugar se encontraba a unos 20 kilómetros al norte de Tenochtitlán, lo que actualmente es el centro de la Ciudad de México. El Nican Mopohua, libro que narra las apariciones, lo describe como un “pobre indio”, es decir, que no pertenecía a ninguna categoría social del imperio azteca. Por eso en la segunda aparición Juan Diego le pidió a la Virgen que enviara un emisario más importante, a quien el obispo Zumárraga le creyera.

“... Te ruego encarecidamente, Señora y Niña mía, mandes a algunos de los principales para que lleve tu amable palabra y le crean”.

Entre 1524 y 1525 Cuauhtlatoatzin y su esposa se convirtieron al cristianismo. Al bautizarse ella tomó el nombre de María Lucía y él, el de Juan Diego.

Juan Diego tenía un terrenito, en el cual construyó su humilde casa. Se dedicaba a sembrar su parcela, y además era fabricante y vendedor de mantas.

Yo te bautizo en el nombre del Padre...

En 1529 su esposa murió a causa de una enfermedad. No tuvieron hijos.

El indígena era muy reservado, coherente en su fe, devoto y religioso. Según investigaciones realizadas por la Iglesia, recibía la comunión tres veces a la semana, algo inusual...

Juan Diego se fue a vivir con su tío Juan Bernardino a Tultepec.

... Para asistir a la catequesis y a la misa, caminaba durante tres horas y media a través de las montañas, hasta Tenochtitlán.

Tenía 57 años cuando se le apareció la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac.

El 9 de diciembre de 1531 fue la primera aparición. La Virgen se dirigió en “nahuatl” al indio... Juanito, Juan Dieguito...

...Y le pidió que trasmitiera a fray Juan de Zumárraga, primer obispo de México, su deseo de que se construyera un templo dedicado a ella en aquel lugar. Sin embargo, el obispo no le creyó.

Juan Diego regresó a contarle a la Virgen lo sucedido. Y le aconsejó enviar a alguien más importante. Oye, hijo mío, el más pequeño, son muchos más servidores y mensajeros a quienes puedo encargar que lleven mi mensaje y hagan mi voluntad; pero es de todo punto preciso que tú mismo vayas y ruegues para que, por tu mediación, se cumplan mis deseos.

Obediente, Juan Diego volvió a hablar con el obispo, quien le pidió una prueba. La Santísima Virgen acordó dársela al día siguiente, pero el indio no fue porque estaba enfermo su tío Bernardino. Al tercer día, aunque rodeó el cerro para no encontrarse con la Señora, ella le salió al encuentro y al notar su angustia, le dijo:

¿No estoy yo aquí que soy tu Madre? ¿Qué necesitas? No te apene ni te inquiete nada.

Juan Diego, consolado por esas palabras, fue a ver al obispo con rosas de Castilla que cortó en la cumbre del cerro por orden de la Madre de Dios. Las flores las llevaba en su capa. Al mostrar la prueba ocurrió el milagro.

Al día siguiente el indígena indicó el lugar donde la Virgen quería que se le construyera el templo. Las obras comenzaron inmediatamente.

Después lo acompañaron hasta su casa, en donde su tío confirmó su curación, gracias a la Madre de Dios.

Después del “milagro guadalupano”, el indio se fue a vivir a un pequeño cuarto junto a la capilla que alojaba la imagen santa grabada en el ayate (capa), hecho de fibra de maguey...

... Y dedicó el resto de sus días a difundir el relato de las apariciones de la Virgen en todo el pueblo.

A los 74 años Juan Diego falleció. Era el 30 de mayo de 1548. Fue un hombre de fe sencilla y de firme confianza en Dios y en la Virgen.

El 6 de mayo de 1990 el papa Juan Pablo II presidió la ceremonia de beatificación de Juan Diego en la basílica de Guadalupe. Concelebraron todos los obispos mexicanos y mil sacerdotes. Dentro de la Basílica había 13 mil fieles y afuera, 60 mil.

Los cientos de miles de fieles que visitan al año a la “Morenita”, también se dan tiempo para ver a Juan Diego en la “capilla de indios”, ubicada a un costado del Templo Expiatorio de Cristo Rey, antigua basílica de Guadalupe.

“Brilla también ante nosotros, desde ahora, Juan Diego, elevado por la Iglesia al honor de los altares y al que podemos invocar como protector y abogado de los indígenas”.

El 31 de julio de 2002 Juan Diego fue proclamado santo por Juan Pablo II.

o,

Por Daniel Tuo rp psicólog

H

ola, amigos. Miriam es una niña de 14 años. Era muy alegre y divertida. A todos les gustaba su compañía y amistad. No obstante, desde hace unos meses las cosas cambiaron. Está irritada con frecuencia y se aisla de su grupo de amigos. Miriam sufre de estrés. Sus papás se separaron y fue muy difícil para ella la situación. Ahora vive con su mamá, pero extraña a su papá que solo puede encontrar de vez en cuando. Siempre se piensa que el estrés es algo que afecta a la gente mayor que trabaja y llega a casa cansada, como los padres. Sin embargo, es normal para las personas de todas las edades; los niños y adolescentes también sufren de estrés. Según el diccionario de la Real Academia el estrés es una “tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves”. Hablando más científicamente podemos decir que el estrés es la reacción del sistema nervioso y de todos los sistemas del cuerpo ante situaciones difíciles o dolorosas que uno se siente incapaz de afrontar. Cuando uno percibe una situación como dolorosa o difícil –como por ejemplo

Nueva Serie la enfermedad o la muerte de un ser querido– la mente y el cuerpo se preparan como si fueran a afrontar un peligro. O sea, la causa del estrés es el instinto que el cuerpo tiene para protegerse de la presión emocional o física en situaciones extremas de peligro. El estrés se puede deber a muchas causas. Nombremos algunas: elevada exigencia en el colegio y frustraciones; ideas y sentimientos negativos sobre sí mismo; cambios corporales; inseguridad en el entorno y barrio; separación o divorcio de los padres; problemas de salud en la familia; muerte de alguien querido; tener demasiadas actividades o expectativas demasiado elevadas; problemas financieros en la familia. A pesar de que no siempre podemos controlar las cosas que nos están estresando, podemos controlar como reaccionamos ante ellas. La manera como te sientes con respecto de las cosas es el resultado de la forma en que tú piensa acerca de las cosas. Si cambias tu manera de pensar puedes cambiar la manera como te sientes. Ensaya con algunos de estos tips para hacerle frente al estrés: Haz una lista de las cosas que te están causando estrés. Piensa en tus amigos, familia, colegio y otras actividades. Acepta que no puedes controlar todo lo que está en tu lista. enNo te pongas a pensar en negativo sobre ti mismo y escribe pensami rlos. combati para os tos neutros o positiv quieres. Entrénate en aprender a saber decir que no y a expresar lo que de quieres no que lo y quieres que lo r expresa de Desarrolla la técnica . grites” me no favor una manera firme y no agresiva, por ejemplo: “Por como oír Interrumpe las situaciones estresantes con pequeños descansos perro. tu con jugar o r escribi , música, hablar con un amigo, dibujar Busca a alguien con quién hablar. Hablar con los amigos o con la familia puede ayudar, pues te da la oportunidad de expresar tus sentimientos.

Come a las horas y haz deporte. Evita bebidas con cafeína porque excitan y provocan más inquietud. Aprende a relajarte con alguna técnica de respiración abdominal o de relajación. Aprende a organizar el trabajo. Si tienes mucho trabajo, divide la tarea en pequeñas etapas.


Aguiluchos Diciembre