Issuu on Google+

Victoria, Región de La Araucanía REPÚBLICA DE CHILE

PULIWEN

REVISTA N° 1

MAYO - 2011

Revista de: “Agrupación de Escritores Literarios” de Victoria

-1-


SUMARIO 1.- Sumario 2.- Editorial 3.- Rincones Literarios:

Pág. 2 Pág. 3

• Poema del recuerdo • Poemas a Victoria • Poema al trabajador • Poemas de niños y poema de

Pág. Pág. Pág. Pág.

4 5 7 8

• Poema del medio ambiente • Poemas cristianos • Poemas diamante • Meditaciones otoñales • Deportes y entretenciones • Relatos de adolescentes • Relatos Narrativos. 4.- Cocinando y entrevistando con X • Entrevista a JAM 5.- Gestiones del periodo

Pág. Pág. Pág. Pág. Pág. Pág. Pág. Pág.

9 11 13 14 15 17 18 23

otoño

Pág. 24

ORGANIZACIÓN EQUIPO TECNICO DE LA REVISTA “PULIWEN” - N° 1 Directora General: Juana Huenuhueque Polo Editores: Juana Huenuhueque e Israel Lizama Corrector de Estilo: Juana Huenuhueque y Claudia Quezada Imágenes: J. Huenuhueque y Claudia Quezada. Dirección:

Ramírez 256 - Biblioteca Municipal Fono: 465829 Representante legal: Juana Huenuhueque P Correo: juanyray777@hotmail.com

-2-


EDITORIAL La finalidad de esta Revista, es Publicar las creaciones literarias de nuestros escritores de la Agrupación Literaria de Escritores de la Comuna de Victoria, obvias que también de otras comunas - Si, todo es posible. La otra finalidad es dar oportunidades a cualquier ciudadano que tenga las habilidades de escribir y que tenga alguna inclinación del arte literario, también pueda integrarse a nuestra Agrupación Literaria, quien cuenta con su Personalidad Jurídica pertinente. Es hermoso observar las lluvias de hojas perennes con sus diversidades coloridos otoñales. La edición se centra en el tema: EL OTOÑO. Pues, los poemas se encuentran centrados en este espacio de dicha estación; las narraciones son de ambientes otoñales, las entretenciones y las recetas caseras - ¿Por qué? – Porque, en esta estación del año muchos escritores encuentran su inspiración del arte literario y escriben sus emociones y sentimientos El nombre “PULIWEN” que se refiere al amanecer o al madrugar, en este caso de los escritores de nuestra comuna, ya que estamos insertado en la Región de La Araucanía, era obvio su nombre en MAPUDUGÑUN. Con mucho agrado invitamos a nuestros estimados lectores al procedimiento de la lectura de ella, puedan disfrutar de los poemas y de las narraciones que dicha revista contiene Directiva de: “Asociación de Escritores Literarios” de Victoria 1.- Presidenta Sra. Victoria Santander jara 2.- Vicepresidente Sr. Jaime Vega Canales 3.- Secretario: Sr. Munier Eluti Cueto 4.- Tesorero: Sr. Alfredo Benavides Vidal 5.- Director 1 Sra. Juana Huenuhueque 6.- Director 2 Sr. Hugo vergara Moreno 7.- Coordinadora Revista: Sra: Juana Huenuhueque Polo

-3-


3.- Rincones Literarios • Poemas del recuerdo I. A MI MADRE De: J. Huenuhueque P. Eras muy bella y hermosa muy atenta y novedosa. Eras muy humilde y honesta muy sufrida, sin conocer la siesta por el lacre de la vida sin sabores, dentro de dolor y aspereza Supiste comprender tu pobreza. Tratando de disipar tus dolores ¡Cuántas veces dejaste de comer por tus hijos! ¡Por el duro y escarnecedor trabajo de una mujer más, dentro de tantas que sufren, sobrellevando sus cargas y escarabajos! Madre, supiste cuidar a tus hijitos, cuatro éramos los sobrevivientes. Los demás hijos se te fueron desde tus vientres. Lloraste mucho ¿Verdad? - Sí, pero pronto los vivos crecimos. Madre mía luchaste tanto por educarnos. Fuiste la primera Maestra que conocimos. - Hiciste estimular amor y prevalecer paciencia

- Nos enseñaste a comer primero y luego a caminar. A caminar por senda de luz con inocencia, por esta senda de rectitud con prudencia. Nos enseñaste a medir nuestras risas, alzar nuestras voces, y cantar sonrisas, Siempre te escuchamos cánticos de cuna, ¡Sí, siempre escuché tus ülkatunes, en las ceremonias de Ngüillatunes! Junto a otras madres y esposas, levantaban un altar, uniendo voces al compás de trutrucas y kultrunes Choikes bailando, ¡Que alegría y que tradición! Pasos y ritmos, ¡Que fantasía y que emoción! Caballo corriendo con jinetes firmes y diestros para luego dar término a la ceremonia Y luego, pasar a compartir, comer y reír… Madre mía, ¿Qué triste para mi? Cuando la noticia llegó, el horrible sentir: enfermedad que te dejó postrada para no existir Aunque la machi dijo: un mal grande es este, pero va a vivir…dando esperanza del Este al Oeste, Hoy solo quedan recuerdos de tu vivir, para no existir

--------------------- °°°°°°°°° ------- °°°°°°°°° -------------------II. SUSPIRO DE HERMANITA De: J. Huenuhueque P. Desde que supe ¡Qué estabas enferma! Ocurrió una gran aflicción en mi alma, Muy dentro de mi ser salió un ¡Ay, Dios Mío! ¡No te la lleves, por favor! ¡No te la lleves! Muchas veces quise escribir mis razones y enviarte mis estampas de lágrimas… Pero no me atreví, para no desesperarte. Hoy puedo decirte que, siempre te recordaré. ¡Hermanita, gracias; por tus miradas hacia mí! creo que, estuve en tus momentos de alegría y de tristeza también…¡Ahí estuve contigo! “¡Aún siento tus limpias caricias!” tus sentimientos puros y sinceros. Mucho oré por los tuyos y lloré mucho por ti. Pero Dios no lo quiso así. Sé que gran parte de mi vida te la debo a ti. ¿Por qué? - porque me apoyaste: - en mi formación personal, - en mi formación ética y moral.

Tus consejos fueron muy tiernos y muy sabios, Tú siempre preocupada por tus seres queridos. como, también preocupada por tus enemigos. ¡Que pena haber sufrido tanto por vivir!.. “¡En este mundo malo!” Aunque luchaste contra la maldita muerte. Pero tu cuerpo no respondió. Cada día que pasaba, era una esperanza para mí. Ahora me sale un ¡Ay, Dios Mío! ¡Por qué te la llevaste! ¡Por favor, consuélanos! Hoy puedo despedirme desde mi hondo sentir con paz, fe y esperanza de mi pobre existir. Fuiste trabajadora ¿Verdad? - digno ejemplo de deidad. Hoy, escucha mi grito: ¡Mujer valiente, mujer de doble nacionalidad! ¡Hermanita, gracias; por tu mirada hacia mí!.. creo que, estuve en tus momentos de alegría, y de tristeza también…¡Ahí estuve contigo! “¡Aún siento tus limpias caricias!” tus sentimientos puros y sinceros. “¡Viva nuestra hermandad!” ¡¡¡Adiós hermanita

-4-


• Poemas a VICTORIA: Durante el mes de marzo estuvimos de gala ¡es nuestro aniversario! ¡es nuestra querida y hermosa cuidad. Los escritores de la Agrupación literaria, por ende nos sumamos con mucho entusiasmo y gran esmero en publicar nuestros escritos:

I. CUANDO LLEGUÉ A VICTORIA De: J. Huenuhueque P. Cuando llegué a Victoria, todo parecía una historia a mi alrededor, ya no había: familia, padres, ni tampoco hermanos. Sólo sé que existía y que sola me sentía. Habían puros hombres desconocidos. ¡Oh, que horrible! … ¡Oh! sepan Dios si eran humanos, fieras o fantasmas. ¡Edificios grandes; hombres grandes y /arreglados; mujeres grandes, pitucas: feas y pintadas! Oficinas para todos - ¡Oh, que vida tan, /desazonada! Pues me detuve, caminé y quedé maravillada. Y, yo… solo un gusano, que no entendía /nada.

* ¡Asiento niña! ¡Por Dios, tanto estar parada! desde mi alma silenciosamente respondí: ¿Qué pasaría si estuviera muy sentada? * ¡Vaya, cómo poder agradar! Al parecer todo le desagradaba. No se, si es por mí condición de heredera, por ser nativa o por ser extranjera. La cosa es que mi presencia le molestaba. Cuando crecí, en Victoria un día me enfermé y… sané en Victoria Desde ahí, todo nuevo se tornó. Recuerdo que, era una niña, cuando el doctor muchas inyecciones me recetó Luego, esta niña, pacientemente estudió. Los fines de semana en su campo trabajó. Hoy a muchos niños enseña y enseñó Muy afanada estas dulces palabras escribe, escribirá, y aquí

Cuando salí de mi casa para mi, todo fue un dilema; me habían enseñado que debería estar de pie, hasta que me dijeran - ¡Asiento! - pero esto /no ocurría; me quedé parada hasta que, una señora fea /me dijo:

-5-


II. VICTORIA

y de celebraciones de la ciudadanía. Un echo que causó revuelo lo provocaba la llegada del tren con el se cumplirían los sueños de viajar acortando las distancias avanzar juntos con las nubes y rezagando bosques, ríos y montañas, ya quienes nos antecedieron supieron de la magia del tren, del pito de la locomotora y el galopar de los carros y su vaivén tradición que debe mantenerse, corresponde a nosotros traspasar la magia y el ensueño del tren, a las generaciones que vendrán Victoria merece las soñemos , con rumbo al progreso mas y mas, impulsando el desarrollo desde de dentro desoyendo promesas de campañas que difícil se hagan realidad; Victoria nombre de triunfo y también bello nombre de mujer nos invita a dejar huellas perdurables sin egoísmo y con lealtad, por nuestros antecesores, por nosotros y los que vendrán, pasando que la historia esperando el momento ineludible a que el creador haga el llamado y esta tierra generosa abra sus brazos y nos permita descansar en paz.

Hugo Vergara M. Tierra del Cacique Marilúan, pobladas de árboles nativos, del chispeante rojo del copihue, de trinar inalcanzable de los pájaros, a orillas del río Traiguén. Otrora de aguas claras y cristalinas; ciudad con nombre de mujer y de homenajes a los triunfos de batallas conocidas como ciudad de los vientos también las ciudades de las colinas, tus hijos están a ti plasmados y el forastero no puede alzar el vuelo. en los inicios enormes sacrificios, para construir con pocas herramientas las primeras casas, puentes y caminos, en búsqueda del pan de cada día cayeron bosque se limpio el terreno y el campesino sus bueyes poco, con sudor y pasos persistentes golpeó la tierra, cortó raíces y al boleo lanzaba las semillas y a echonas trasladaba a sus manos el oro que en espiga se ocultaba. Pasa el tiempo y con el hay mas progreso, se construyen calles y avenidas, las playas con árboles y flores, lugar de aromas y de idilios,

-6-


• Poema al trabajador Algunos van con rostro duro y miradas /firmes. Otros, con orgullo de su gran profesión; en cambio, el afligido trabajador. ¡Es para su familia todo un campeón! ¡Oh, hermano trabajador, te pido! Siempre pon, una sonrisa en tu rostro, el cual te hará un ser hermoso. ¡Felicidades! ¡Anda con Cuidado! ¡Trabajador! ¡Anda con precaución!

¡A TRABAJAR, CON PRECAUCIÓN! Allá en el huerto del Edén; no había angustia ni dolor, tampoco había hambre, ni miseria. ¡Sabes que, había cariños y amor! El trabajo era liviano Solo había que obedecer. Pero un día nuestro padre Adán, junto a Eva, entraron a desobedecer.

Y comprendiendo al fin que es ilusorio como todos en vida somos, un todo /pecador, y que nada del mismo hombre depende, sino todo depende de nuestro Dios creador Dirá "Dios" en tus cantos, Dirá "Dios" en tus ayes. ¡Oh, hermano trabajador, te pido! Siempre pon, una sonrisa en tu rostro, el cual te hará un ser hermoso. ¡Felicidades! ¡Anda con Cuidado! ¡Trabajador! ¡Anda con precaución!

Así fue, el hombre fue desechado Por Dios Padre que les dio todo de ese hermoso ambiente tuvieron que ganarse el pan, con el sudor de su frente. Pronto entraron a sufrir, a sentir vergüenza y humillación se dieron cuenta de su pequeñez, reconociendo con desilusión y su miserable insensatez.

-

De: Juana Huenuhueque Polo

Pasan los años y pasan los tiempos. Luego los hombres: ¡Buscan libros, astros, y templos, historias, ciencias, y nombres! Ahora, el trabajo es con sacrificio Y debes caminar con precaución: Subir un andamio sin amarrarte Clavar con martillo y no con alicate Levantar peso, sin doblar las rodillas. Transitar a gran exceso de velocidad, ¡Que no este enchufado a la electricidad! No reparar una falla mecánica /inmediata

Hoy, es orgullo para el que trabaja. Sudar por días tardes de verano, y sudar por las noches, tan ufano. Deseoso de ver la cara de sus hijos al /llegar, con caramelos escondidos bajo la mano, o tal vez, en lugares estratégicos trajinar. Otros con orgullo bien ganado del vil /metal, Fatigado, el obrero, con mucho agrado, sale de su faena, con el pan bien ganado.

-7-


• Poemas de Niños I.

A MI MADRE II.

Alumna: Jessica Saavedra Noyan Nivel: NB6 / Curso 8° “A” Escuela: Ignacio Carrera Pinto

AL INVIERNO

El sol se ha ido lejos Y en los charcos de agua sucia En el fondo los reflejos De hojas secas y amarillas.

Madre mía yo te amo Y te recuerdo con cariño Y me haces sentir niño En tus brazos me dormía Y sentía tus lamentos A lo lejos yo te oía Padecer tus tormentos

El cielo esta oscuro Y las nubes se tocan entre ellas Pegadas en mi ventana Por mi mente desfilan los recuerdos De aquellas mañanas.

Dulce y encantadora Como un hada de cuentos Grande y amorosa Por ti viviré siempre contento.

Tengo ganas de verte Y sentir tus palabras Pero el ruido de la lluvia Se lo ha llevado lejos OTOÑO DE CICATRICES

De: Carlos Contreras Sandoval Cuando caminé en esos últimos días de verano Nunca me imaginé volver a sentir una sonrisa sin fingirla, y es que tanto me ahogaba en los mares de mis lágrimas Que solo pensaba en simular una alegría muy lejana Para que nadie viera mi agonía que traía por años y que aumentaba día a día Ya han pasado un par de meses y de ese verano solo quedan cicatrices, Las hojas comienzan a caer pues el otoño viene a pasos agigantados, Cuando miro los jardines de las casas, me imagino por un momento mi vida Pues la desdicha de esta pena se va apagando con el tiempo Sin dejar rastros para que en primavera vuelva a brotar mi felicidad. Mis ojos ya no se cansan, pues han comenzado a ver nuevos amaneceres, Amaneceres helados y blancos que despiertan el alma y alegran el corazón. Los vientos me golpean la cara, pero a la vez me dan caricias muy conservadas ¡Pensándolo bien! , creía haber perdido la sensibilidad en mis mejillas Producto de muchos besos y caricias rodeadas de falsedad y traición Una que otra gota acarician mis cabellos y yo solo soy capaz que cerrar mis ojos, No me atrevo a correr pues quiero que esas lluvias limpien por completo mi alma Y así poder retroceder en el tiempo para curar muchas heridas y caricias falsas. Este otoño será muy especial, quiero vivirlo muy diferente a como lo he vivido durante años Un otoño con heridas casi curadas, dejando cicatrices que ya las comencé a tapar.

-8-


• Poema del Medio

¡Viva la cueca! ¡Viva mi Biblioteca! Subo escala de fierro Primero me inscribo; paso mi carnet… Pienso, en los nombres de los autores ¡De pronto recuerdo lo que necesito! Luego me inquieto, y acudo al mesón, Solicito libros - ¿De cuáles Sra. o Sr? Me pregunta - ¿De cuento o de historia? Respondo. - ¡No, de ciencia es mejor! Intento pararme, pero no puedo Porque, mi deleite de leer es bueno.

Ambiente

I. BIBLIOTECA DE MI PUEBLO A pocas cuadras de la plaza, muy cerca del hospital. En calle Ramírez, ¡Qué bueno es pasar! Cerco de fierro, aseguran los portones, entrada larga, pasillos con flores, prados verdes a sus alrededores, árboles de grandes follajes ricas sombras para las calores, pájaros posan en sus ramajes, ¡Tal vez una loica de colores!

Ahora, busco textos de Historia de Chile, de los antepasado y sus costumbres, de Geografía de Chile y sus cumbres, Saber de esos hombres valientes, de la guerra y de sus poblados. Mientras en la sala de Biblioredes Muchos gentes en sus teclados, Exploran y abren sus ojos elocuentes, Escucho: canciones, zapateos ritmos y aplausos: - ¡Vueltas! ¡Viva la cueca! ¡Viva mi Biblioteca

¡Oh, mi Biblioteca, puerta abierta! para todos, eres tan acogedora, Living con ricos sillones; cuadros, colgados en tus paredes, me conduce, a la sala de Biblioredes. Luego ¡Entro al salón auditorio! Escucho: ¡discursos, charlas, opiniones! Poesías ¡Qué hermosas declamaciones! Escucho: canciones, zapateos, ritmos y aplausos: - ¡Vueltas!

De: Juana Huenuhueque P

-9-


EL CANELO Arbusto y árbol sagrado, por nuestra etnias mapuches de Chile; Árbol sagrado de un pueblo indómito De innumerables enfermedades. muchos se han recuperados, Eres el centro del Nguillatún. Eres el centro ceremonias y rituales. Eres grande, en rogativas ancestrales. De tu presencia huyen los wuekufes, y se ahuyentas los malos espíritus Vives en los montes y en montañas, Viven en los cerros y en los bosques Eres el sostén de los altares, junto al maqui y el copihue. Tus hojas son verdes puros y reales; Tus tallos originan sustancias medicinales Las machis te usan para sus ritos y bailes Capullos de hojas friegan y refriegan el cuerpo de tu paciente. Con que ganas se toman las sustancias Luego sienten que se han mejorados. ¡Que virtud del canelo! Las familias dicen que no hay nada /comparable. A las esencia de tu sabias que alimentan, a los tallos y hojas que se sustentan. A las esencias de tus sabias que sanan, a enfermos que, gritaban y penaban Ante las marihuancias de las machis Todo va en trance con kultrún y licanes ¡Cómo baila la machi y los ñancanes Alrededor van de las manos. Felices y muy ufanos

RÍO Vengo desde los altos anillos rugientes de cordilleras con sabor alegre de montañas y cordones de fuego. ¡No me dejes Chile querido a la suerte de basurales ni a manos extranjeras que pretendan adueñarse...! Mis coros vienen felices de todos sus manantiales y dan ecos de arrieros, pewenches y senderos El Loa lleva el Tamarugal y vecinos salares con bailes coloridos que al cielo surcan sus aves. Animoso baja el Chaquilvín, corre el Baker amenazado, tiembla el Biobío herido; y el Cruces tras su plañir, quizás le vuelvan a reinar sus cisnes. Vengo desde los altos anillos vital a tus hogares, verdes siluetas a todo campo, el llano pastor con su ganado y auroras al Pacífico con el soñar de su manto.

De: Juana Huenuhueque P

De la obra, Caudal chileno Mario Esparza

- 10 -


• Poemas Cristianos A.) INCOMPARABLE SACRIFICIO De: Hugo Vergara Gutiérrez (Hijo) Sacrificio tan grande como el que tú hiciste Por amor a todas las personas del mundo Por el pecado de personas que te conocerían De tus grandes obras, tu gran misericordia Y otras personas que tal vez nunca te conocerán Lo hiciste por todos, muchos para gloria Y otros para condenación perpetua Cuan grande fue y es tu amor Que diste tu vida en una cruz Por todos, con un amor incomparable Amado Jesús, en otros tiempos yo no te conocía No conocía las obras que hiciste en la tierra Ni tu incomparable sacrificio Pero un día me hablaron de ti De lo maravilloso que eres tú Y desde ese día, no puedo dejar de alabar tu nombre Fui escogido para honrarte Y eso hago desde algún tiempo Y espero que sea eterno, soberano Señor Que nada me aparte de tu maravilloso Ser Llegaste a mi vida en el momento más difícil Cuando creí que estaba muerto, me diste vida Salvación, perdón y ahora veo la vida con otros ojos Otra mentalidad, obraste en mi vida y por eso te alabo Porque me libraste del maligno para andar en tus senderos Con amor para mi Señor Jesús

- 11 -


B.) SUEÑO MORTAL De: Carlos Contreras Sandoval. PARTE I.

PARTE II : Post Mortem

Acto 1: Agonía y aflicción

Por los poros de mi piel se incrusta la frustración Ya se sienten las bengalas invadir mi corazón Las lágrimas se encarnan en todo mi ser Formando un laberinto de tristezas El viento del temor me golpea la cara La lluvia borra las huellas de la esperanza Ya no queda el gozo en abundancia Pues este día trágico borró las sendas de la justicia Como quisiera borrar todo este mal que me mutila Como quisiera volver en el tiempo y poder decir "NO" A tantas elecciones que hoy desgarran toda mi carne y me debilitan dejándome inconsciente en esta vida

mi cuerpo está helado y pálido. Así me veía. 1,2,3... solo números escuchaba en ese pasillo, nunca lo olvidaré, todos corrían de un lado a otro y era como si no existiera...

Acto 2: Realidad que siempre ha estado. Ya me han sentenciado, mi hora ha llegado Creo que ese loco que me hablaba de un hombre que murió por mí, tenía razón En esta vida no puedo quedarme con nada, /porque todo se va

Ya ha pasado una hora... Al final del pasillo veo una puerta grande, al abrirla observo un espejo gigante, ahí estoy... De pronto, el espejo comienza a proyectar / toda mi vida y por cada pecado de esta última semana, /se comenzaba a trizar.

Mi respiración se acelera al pensar Que la muerte no es ajena a mi ¿Qué debo hacer? seguir nadando en este sueño y sumergirme / aún más en la perdición; O bien despertar y reconocer mis errores... Bien pues, ya abrí mis ojos... / pero ¿por qué me abrazas?

El tiempo se detiene y la sangre por mis venas /ya no corre, 1,2,3... de nuevo los números se clavan en mi mente, no logro ver donde estoy, pero se siente /frío y tenebroso, de nuevo corren hacia mí y me hablan, no se qué ocurre, pero no logro abrir mi boca.

... ahora que recuerdo, esta última semana no /he conversado con Dios... Luego que el espejo se quebrara en mil /pedazos, aparece un anciano y comienza a limpiar el piso y cuando fuí a ayudarlo él me dijo con una voz tierna: "no te preocupes, / yo limpiaré todos tus pecados, ve y no peques más". Cuando se iba el anciano yo le dije: /"quiero irme contigo" y él me respondió: "todavía no es el tiempo, tu tienes una misión / y un propósito que cumplir" y luego de sonreírme, se fue.

- YO SIEMPRE HE ESTADO CONTIGO, NO IMPORTA DONDE VALLAS, AHI ESTARÉ

...- Pero yo te he fallado... - HIJO YO TE AMO, RECUERDA / QUE TAMBIÉN MORÍ POR TÍ.

Cuando crucé de nuevo por la puerta donde /estaba el espejo, y me dirigí hacia una luz, me sentía liviano y limpio, yo no se si fue un sueño o una realidad... 1,2,3... Los números otra vez, pero ahora / todos me miran y me dicen bienvenido.... no se que pasa. en mi mano derecha tengo un papel con / una nota que dice: Aunque caigas mil veces, ahí estaré / yo para levantarte

P.D. recuerda tu misión. J.C.

- 12 -


• Poema Diamante

Otoño Árboles - Hojas Colores – Brillosos – Ideales Caen - Sufren – Inspiran - Redactan Tiernos - Suaves - Veloces Letras – Palabras Escritores Seres - humanos Útiles - Perversos - Dulces Piensan - Hablan – Ríen - Escriben Ferviente - Siempre - Constante Lectores - Personas Literarios Hombres - Mujeres Cansados - Alegres - Aburridos Leen - Sonríen – Lloran - Meditan Hondo – Ansioso - Bastante Poemas – Cuentos Lectores

* Creaciones de Juana Huenuhueque P. • Quién ha cumplido con las reglas del juego, usando Sustantivos, Adjetivos y verbo. - 13 -


• Meditaciones otoñales:

UN OTOÑO

De: Patricia Cobili

La sabia naturaleza nos invita a un viaje al corazón, allí se hospedan las explicaciones a cada uno de nuestros acontecimientos como humanos, como oportunidades de crecimiento y renovación; ella nos ayuda, y a pesar de sus transformaciones tan visibles, con diversos coloridos, las exigencias diarias acaparan nuestra atención y cada estación pasa como un día más, como una semana, un mes o un nuevo año en nuestro calendario personal. Una hoja caída, una lección; esa coloración inimitable es un deleite a la vista, como poner melodías a nuestro corazón. - Sí, cada estación es única, nos asombra, sin embargo, el otoño, nos maravilla, no sólo por su colorido; sus ramas se limpian y con la lentitud de nuestras comprensiones dejan caer sus hojas, para renovarse, con lo que nutre la Tierra para volver a empezar. ¿Cómo poder llevar a nuestras vidas estos ciclos cuya materia desecha sirve de nutriente para la etapa siguiente? ¿Cómo hacer para que en nuestras estaciones se llenen de coloridos aunque se alejen las flores? ¿Cómo impregnar en el alma un calendario distinto, en donde si el sol se apaga tengamos claridad que no se ha ido, sino que despierta al otro continente o reposa tras las nubes para darle espacio.


• Deportes y entretenciones:

ENTRETENCIONES DE OTOÑO De: Prof.Educ.Física: Israel Lizama H. Es el otoño la fecha en que la madre naturaleza se viste con trates majestuosos, donde la cordillera de los Andes deja ver su manto blanco y se levanta orgullosa hasta tocar el cielo. El viento feroz acaricia los árboles, al mismo tiempo que las multicolores hojas caen como si estuvieran danzando. - Es verdad, el verano en el Sur, es maravilloso y mucha gente viaja desde lejos para disfrutarlo, pero cuando pasa la temporada veraniega y mientras los turistas vuelven a sus hogares, nosotros nos preparamos para disfrutar la belleza del otoño. Como muy bien dice Andrés Uribe, un destacado Académico amante de la Naturaleza, “la persona que no ha visitado el Sur en otoño y/o en invierno, no ha conocido la verdadera belleza del sur”. Basta tan solo mirar hacia el Este en donde se alza imponente la maravillosa Cordillera de Los Andes, en donde podemos realizar deportes tan fantásticos como el excursionismo, el ski, Snowboard, etc. A demás es posible recrearse en familia en las preciosas ternas y parques que ofrecen variadas actividades. Desde algún tiempo importantes numerosos de turistas recorren nuestras montañas buscando tranquilidad, y disfrutando de los hermosos paisajes del Sur; pero lamentablemente algunos desprecian la naturaleza y hacen lo imposible por destruirla sin importar las nefastas consecuencias que estas acarrean para el futuro, y solo viven con la ambición de no tener vacíos los bolsillos, cegados por la ambición y la avaricia. Es de esperar que el pueblo chileno aprenda a disfrutar y valorar nuestra tierra, es tiempo que nuestra gente se de cuenta que el ser humano es parte de esta naturaleza y si le hace daño a la tierra esta destruyendo su propia vida. Es tiempo que, los chilenos descubramos la gran importancia de cuidar nuestros recursos naturales. Y termino expresando, aún más, mi sentimiento: Otoño que pruebas al amor verdadero, muéstranos la belleza del Sur, y con tu brisa abraza nuestra tierra, desnuda nuestras conciencias. y llévanos a descubrir los paisajes.


UNA MAÑANA DE OTOÑO Autora: Juana Huenuhueque Polo ¡Era una mañana de otoño! Esa mañana desperté y salí al patio. Todo se tornaba de blanca escarchas, eran escarchas de un día luminoso. Era una de las tantas mañanas, airosas y heladas; esas airosas y heladas mañana que muchos niños transitan. Mis hermanos se iban camino a su escuela Ellos descalzos, caminaban, alejándose de la casa. Nunca pensé que pronto, sería la seguidora de aquel destino. Pues, años más tarde, tuve que transitar por ese camino También junto a ellos, descalza y entumida Mis piececitos de niña que vino a caminar y a vivir en este mundo, A vivir en este mundo tan malo y deshumanizado. Recuerdo, cuando caminé junto a mis primos y hermanos que, además eran mis condiscípulos de escuela, de sabiduría y conocimiento. Llegamos a un lugar donde había muchos árboles, Era un bosque con árboles de diferentes colores. Colores como: amarillos, naranjos, rojizos y café claros. Sus matizados colores adornaban el suelo. Otras hojas formaban un muelle. Nuestros ojitos de niños se divertían, mirando la caída de las hojas de esos gigantes árboles ¡Sus hojitas volaban por los aires! Formados esquemas de rondas antes de caer parecían bailar cueca y otras parecían bailar Twist. cuando hicimos juegos de hojitas Pisamos sobre ellas ¡Que suaves y blandas son! Ver sus magníficas alfombras. ¡Que rico es saltar sobre ellas!¡Era una mañana de otoño!


• Relatos de Adolescentes:

EL ÚLTIMO ADIÖS Autora: Brenda Yael Hetz Huenchullán Curso: 2º año medio “C” Establecimiento: Liceo B-10 De camino pude ver como el otoño tiño las hojas de los robles y de los álamos. Con mi familia íbamos a la casa de los abuelos, en el campo, aquella casa antigua, como la de las películas, que me traía tantos buenos recuerdos. Podía ver en mi mente los juegos con mis primos, las excursiones en los potreros y montes y las veces en que alimentábamos a los animales. Todos eran recuerdos lindos, pero esta vez no seria así. Mi abuelo estaba enfermo hace unos meses, primero fueron pequeños dolores, luego mas intensos, intervenciones medicas, etc. No nos dimos cuenta cuando ya lo veíamos en cama, con pocas fuerzas, el abuelo ya estaba cansado, y su cuerpo pronto dejaría de luchar, aun así, todos estábamos agradecidos de que no tuviera alguna enfermedad dolorosa o Alzheimer. Al llegar, Tom, mi perro favorito fue a saludarme a mi y a mis hermanos, fue moviendo su pomposa cola, pero en el fondo de sus ojos perrunos también podía ver la tristeza que llenaba todo el ambiente. Nos dirigimos por el ancho patio hacia la casa, en la sala principal estaba mi abuela, Inés, con el rostro demacrado y los ojos ojerosos, pero tranquilos, rodeada de mis tíos, que tenían un aspecto semejante al de ella. Aunque se respiraba la tristeza, nadie fue vestido de negro, podía ver café, blanco, verde oscuro o negro pero no completamente, incluso yo llevaba mi vestido y mis zapatos azules preferidos. No necesitaba preguntar, en ese momento, era como si nos entendiésemos con la mirada, sin decir palabras, nadie quiso llevar el luto antes de tiempo, aunque supiéramos que faltaba poco. Mientras saludaba pregunte por su estado a mi tío Esteban: -El esta risueño, como siempre Emilia, no tengas lastima, él esta de buen humor, y no quiere que nosotros suframos mientras vive, - Dijo mi tío, y eso me alivió. Tenia miedo de llegar, y que todos estuvieran llorando desconsoladamente, porque sabía que yo me uniría a ellos, pero sobre todo, tenía miedo de que Augusto, mi abuelo, tuviera miedo él mismo, eso hubiera sido peor. Caminé hacia su habitación. Afuera las hojas se arremolinaban al viento, poco a poco las hinchadas nubes grises se juntaban en el cielo. La habitación era blanca decorada con muebles antiguos, en ella, en una única cama grande, estaba mi abuelo. Su semblante mostraba serenidad, pero su respirar era débil, sus ojos se alegraron al verme. Me senté en la silla junto a su cama, tome su mano tibia y arrugada, y mis ojos se hincharon de lagrimas. Al notarlo mi abuelo me dijo con voz cansada. -No estés triste, Emilia ahora me voy, pero sabes, nos volveremos a ver, cuando Dios así lo quiera-hizo una pausa que se hizo larga. - ¡Cuida de Inés! - Al decir esto ultimo, cerró sus ojos, esbozó su ultima sonrisa y dejo su débil respiración. Aferré con mas fuerza su mano, y las lagrimas rodaron por mis pálidas mejillas, afuera la lluvia se dejo caer, como si me acompañara en mi dolor, como si llorara conmigo la muerte de mi abuelo.


• Relatos Narrativos: EL CRUJIR DE LAS HOJAS DE OTOÑO. (Cuento) De: Juana Huenuhueque P. En esas mañanas de otoño, Millaray tenía que ir al colegio. Un día no quiso ir más. Su madre le rogó que se levantara pero, ella no podía decir porque no deseaba levantarse. Sus padres eran de escaso recursos. Resulta que, durante los días anteriores había pasado mucho frío - ella no se atrevía a decirlo - ya que no tenía zapatos para caminar y poder asistir al colegio y sus caminatas las tenía que realizar “descalza”. Sus hermanos mayores ya habían transitados por esos espacios de la cruda miseria, el cuál tampoco tenían zapatos, y así debían asistir a su escuela. - Imagínese estar con los pies helados sentados escuchando las magistrales clases de esos maestros que aparte de ser exigentes sufrían del frío juntamente con sus alumnos porque allí no existía una estufa el cual tuvieran un poco de calor para calmar los tiritones de los niños, a causa de las tremendas escarchas de otoño; total para eso estaban los famosos recreos – largos. En estos recreos los niños jugaban “al paquito reo”, “a la matanza” y “a la tiña” de tal formas que se cansaban corriendo y saltando hasta transpirar y así desechaban el frío. Pasaron los días, su madre fue a la ciudad de Victoria a vender pollos y verduras. Entonces se le ocurrió comprarle unos famosos suecos de maderas rústicas, de cuero firme y de color negro; en aquellos tiempos solo podían comprar zapatos las personas que tenían dinero. Grande fue la alegría de Millaray cuando vio esos famosos suecos; tuvo que aprender a caminar con ello; primero había que equilibrarse y luego dar el paso, de todas maneras era -una pesadilla equilibrarse. La prima Llanquiray, tenía unos suecos mucho antes que ella, supuestamente ya sabía caminar - estamos hablando de los suecos ¿Verdad?- Al parecer “no había que caerse” Mientras nos íbamos de camino al colegio, pasando por debajo de los con sus árboles y sobre las hojarascas del otoño con mucha dificultades avanzábamos; como a la vez nuestros ojos se impresionaban con los hermosos colores de hojas amontonadas que, al subirse sobre ellos se hundían como lanas de ovejas ya criadas para ser trasquilada en primavera.


Cuando en un segundo ¡Plop! - Llanquiray estaba de cubito dorsal sobre el resbaloso barro del camino - ¡Ayúdame, prima linda! - No te preocupe ya te salvaré! - ¡Brum, al suelo las dos! - Me paré llorando, además que siempre por todo lloraba, es decir era “la mocosa llorona” Las penas se me pasaron, porque, me distraje con las hojas de los árboles ¡Cómo jugaban con el viento dejándose caer en cámara lenta! hasta formar debajo de los álamos, de la pitras y de los hualles, un muelles de hojarascas. A la niña Millaray le encantaba saltar sobre las hojas y escuchar: ¡Kr, kr, kr, ..! del crujir de las secas hojas. Al otro día nos levantamos tempranito y nos pusimos nuestros suecos, trate de caminar equilibrándome, cuando aparece mi prima; me dio un beso, me toma del brazo y ambas nos vamos enganchadas hacia la escuela - denominada “Las Lilas”- Como el camino que recorríamos era resbaladizo, por las heladas que caían en Otoño. Nuevamente nos caímos, pero esta vez fueron menos los porrazos, de manera, que nos paraba rápidamente, porque el barro del camino se ponía jabonoso. El día Martes siguiente, había una gran competencia de juegos. Resulta que nuestra escuela celebraba nuestro Aniversario. La escuela fue construida por Plan Rockefeller era toda, de material sólido ¡Qué hermosa y qué bien nos acogía a todos! El Aniversario era celebrado con juegos y competencias entretenidas. Empezó la competencia de sacos - ¿Quién podía llegar primero a la meta? El profesor apunta y entusiasma a Llanquiray, a participar de dicha competencia; como que no se atrevía; al fin vence su vergüenza y mas que nada “su gran dificultad” era correr dentro de un saco amarradas hasta la cintura con los suecos de madera. Todos gritaban: ¡Llanquiray, Llanquiray, Llanquiray!, otros se divertían riéndose, mientras otros aplaudían a los participantes. Llanquiray se caía se paraba y seguía compitiendo, Los competidores se desistieron en avanzar y se retiraban; en cambio Llanquiray, apunte “porrazo” llegó a la meta. Por tanto fue felicitada y muy aplaudida por el publico.


10 El Avión (Uno, de una serie de 25 cuentos de raíz campesina, que se encuentra en proceso de edición) De: Jaime Marín Marchán Registro SECH n° 2289

En mi memoria tengo una confusión bastante grande: No sé si de importancia o no para otros, para mi si la tiene. Esto, porque he estado especialmente inmerso en una parte puntual de mi vida, más claramente lo que fue el inicio de mi existencia. Los hechos fueron quedando gravados en mi mente, los que ahora deseo sacar a flote, relatando algunos en esta serie de minúsculos cuentos, que cargan mucha realidad de una época pionera. Mi confusión es: ¿Qué fue lo primero que vi? ¿Cuál fue el primer ruido que escuché? Difícil saberlo, pero ¿Los aparatos que primero llamaron mi atención?... tres… o cuatro, no tengo muy claro el orden. El locomóvil o motor estacionario con su máquina trilladora; el avión el automóvil Ford A y el camión de la misma marca. Todo esto a decir verdad, no es más que mera curiosidad. Lo que recuerdo de los aviones… escuchaba su motor y poco los veía. Aparecían detrás de un horizonte, para desaparecer en el opuesto. En cambio los otros me eran muy cercanos. Me tiraban grandes cantidades de polvo cuando se cruzaban o adelantaban en los caminos. ¡Algunas veces también cargaban conmigo! El locomóvil, se había ganado todo mi respeto y admiración, debido a su pesada estructura ¡Se necesitaban las mejores yuntas de bueyes para trasladarlo de una era a otra! Analizando un poco la situación, debemos considerar que en este escenario campestre donde ocurrían los hechos, de terreno difícil, de montes y quebradas, con caminos precariamente habilitados y suelos gredosos con mucho fango, donde en época de lluvias los esteros crecían y se desbordaban. Donde resultaba casi imposible mover vehículos terrestres que contasen con energía propia. Más aún, cuando estos vehículos terrestres tenían cortos períodos favorables para su circulación. Ante esta panorámica y atendiendo este fenómeno natural, me quedaré con el avión, como el primer gran invento que mi conciencia registra. Pero no se trata de cualquiera, el que recuerdo, es uno que escribió su propia historia, que, como los grandes héroes, pagó con su vida la osadía de su heroísmo. Aún corriendo el riego de ser tildado de insano, a este elemento de metal, que en lugar de venas por donde corre sangre, tiene cañerías por donde circula combustible y aceite. Y en lugar de corazón tiene un motor, agregaré el cerebro, que corre por cuenta del ser humano. ¡el piloto! Su nombre, en ese momento… desconocido. Formado el conjunto, la máquina alada adquiere vida e identificación propia. Y el piloto, pasa a un segundo plano para mi. Las razones con obvias. Mi corta edad y poca información (en esos instantes ni siquiera me detuve a pensar, si dentro de “eso” había alguien) lo que yo veía y escuchaba correspondía a ¡un avión! La preocupación se concentraba sólo, en ese aparato volador.


Nuestra casa, situada entre tres cerros, tenía el claro más amplio y bajo, hacia el norte. Al sur correspondía la parte más alta (esta diferencia resultó bien notoria, luego que una nevazón, no común en la zona, cubrió sólo la cima sureña). El avión de mi relato tenía su ruta de este a oeste y viceversa, mucho más bajo que los que esporádicamente pasaban muy alto y casi invisibles desde el norte o el sur. No recuerdo haber sabido el punto de origen de estos vuelos, ni el destino, pero mis ojos escudriñaban el cielo en espera de el. Esto fue siempre así. Por muchos años… sin embargo… cierro los ojos… y a ese avión lo siento y escucho como si fuera hoy… En especial recuerdo la madrugada del 21 de mayo de 1960. La tierra de este sur lluvioso y de frío pétreo, fue sacudida con fuerza. Gran pánico sufrimos. Mucha preocupación de la gente por el desastre, un rato después, por el cielo pasó “¡Mi AVIÓN!” Desapareciendo hacia el poniente. Destrucción y muerte, eran palabras que golpeaban las conciencias ciudadanas y autoridades de las diferentes localidades. Ese día la naturaleza mostró sus cartas de poder. Siendo lo del amanecer sólo una amenaza, comparado con el que se vino a la luz del día. Un terremoto de la más alta magnitud, de los que se tienen registro de todos los acontecimientos en el mundo, seguido de un maremoto, arrasando todo a su paso. Aparecieron y desaparecieron tierras en algunos lugares del litoral, produciéndose desniveles de hasta seis metros. El suelo bajo nuestros pies por meses siguió moviéndose, sacudido por cientos de temblores intermitentes. Pasado el susto, volvió la normalidad poco a poco, la vida del campo siguió… pero a “mi avión” … nunca más lo vi. Llegó el tiempo de emigrar de esa cuna de recuerdos. Y según supe, para el avión que muchas veces vi pasar en mi niñez, sobre la tierra que cobijo mi infancia, la tarea ese día estaba clara. Ser guiado por su piloto, un hombre que, conocí de adulto, Edgar Blackbum Melin. Su preocupación se centró en un solo destino, mar adentro. Una isla quizás dejada de la mano de dios. Con múltiples dificultades para sus habitantes, que parecían estar solos, abandonados a sus suerte. Pero no… En el continente, un hombre, que pensaba en ellos, que les quería y ponía sus capacidades a un servicio incondicional. Ni siquiera se detuvo a pensar… hombre y máquina, en armonioso conjunto, desde el fundo La Colmena de la localidad de Quino (cerca de Traiguén), se elevaron como una pequeña ave metálica guiada por ese inmenso espíritu. Este cerebro debe haber recorrido mentalmente la ruta que pasaba por sobre las tejas de la que fue mi casa, recorrido que por última vez realizó de este a oeste con destino a la isla Mocha que después de mucho tiempo supe era el lugar donde siempre se dirigía. Este vuelo fue sin retorno. Ahí en la isla fue donde se separó este binomio hombre-avión. Murió el cuerpo representado por la máquina. El alma que corresponde al ser humano, seguiría en ese espacio tiempo de caos y pánico. Esta alma solidaria y generosa que se sintió llamada, fue en auxilio de sus amigos, saber como estaban, de sus necesidades y entregar lo suyo. Fue ahí, en estas tierras isleñas junto a quienes se había ganado el respeto y cariño con humildad y servicio, donde piloto y nave fueron alcanzados por la furia desatada de esa gran masa de agua salada, donde vio desmembrarse su avión. Donde, al hundirse el terreno, vio las alas de ese cuerpo de metal, desencajadas del resto de la estructura, todo diseminado, repartido, destrozado entre tierra, arena y agua. A la inversa de las alas de ICARO, fundidas por el sol. Al transcurrir el tiempo cuando tan nefasto fenómeno ya formaba parte del pasado, tuve el alto honor y privilegio de conocer en persona a este señor de servicio desinteresado.


Atenderle en sus necesidades de adquirir algunos productos para la explotación de su campo. Las diferentes actividades que asumimos a lo largo de nuestras vidas, nos llevan a cambiar de lugar de residencia por lo que dejé de verlo. Pasaron varios años hasta que la casualidad quiso que lo encontrase. Cargaba un paquete de considerable peso. Le saludé. Ofrecí mi ayuda. Fue amable. Recibí un saludo muy emocionado. Dijo necesitar la ayuda, pero la rechazó manifestando desear ser autosuficiente… Aún podía serlo. Nos despedimos… Nunca más volví a verlo. La otra parte del binomio pronto cedió su resistencia a la fuerza del tiempo. Alo mejor sus últimas intenciones fueron dirigirse a la isla, no en la realidad sino en ilusión. Armar su avión, sentarse en su butaca. Asir el bastón de mando, elevarse sobre las aguas del traidor océano que dividió su vida. Surcar el infinito cielo azul… Mar adentro… y mirando desde muy alto a sus amigos isleños… Volar… volar y volar será lo que haga llegar al punto final añorado por los seres de fe. Los que en vida hacen obras, no mueren, viven en ellas. Este avión no ha muerto. No mueren cuando cuentan con un espíritu con la fuerza para hacerlo volar por siempre. Este es el que yo vi… al hombre nunca lo vi adentro… mi inocente pregunta… ¿sería ya un alma? De ser así, no hay duda que podrá seguir volando y yo observando su vuelo… esta vez para aplaudirlo.


• COCINANDO CON X

ENTREVISTA NDO a J.A.M

Esta es la historia de Juanita Abello Meri, que actualmente vive en nuestra ciudad, se crió cerca de la Laguna Malleco; lugar denominado “Reserva Malleco” 1.- ¿Cuántos KM. se encuentra La Reserva Malleco? • Como a 50 Km. más o menos; entre Victoria y Collipulli. 2.- ¿A qué edad llegó a ese lugar? • De guagua, quedé huérfana desde que murió mi padre 3.- ¿Que edad tenían sus tíos? • Unos 50 años. Ellos eran ricos tenían cientos de vacuno. 4.- ¿Qué tipos de animales existían en esos lugares?

Leones y “guaguales”. Los guaguales ,eran unos toros

tremendos que bajaban de las cordilleras y cubrían a las vacas. 5.- ¿Durante esta época de otoño, recuerda algunas comidas típicas de la cordillera?

Sí, los ricos Budines de Piñones que casi nadie los conoce. 6.- ¿Me encantaría servirme esos ricos Budines de piñones ?

Aquí va la receta :

BUDIN DE PIÑONES INGREDIENTES: 1 kilo de piñones ½ Kg de carne 2 cebollas 1 pan de mantequilla 3 huevos Condimentos: ajo, orégano, perejil.

PREPARACIÓN: - Se cuecen los piñones, se pelan y se muelen. - Se prepara un pino con cebollas picadas en cuadritos con sal y aliño a gusto, de preferencia orégano y/o perejil. - Se echa a coser la carne molida con dos cucharadas de aceite y se agrega el pino. - Se mezclan los piñones molidos con el pino en un bol. Se le agrega los condimentos como: ajo molido, perejil y orégano. - Luego se le agregan los huevos con yema y clara. Se unen todos los ingredientes y se mezclan. - Enseguida se vacía a la budinera. Cuando esté dorado se retira del horno. El tiempo depende del grado de calor de la cocina. - Se puede servir con cualquier tipo de ensalada en cualquier tiempo de otoño e invierno.


• GESTIONES DEL PERIODO.

Elección Directiva 2011: “Asociación de Escritores Literarios” de Victoria, el Viernes 04 de Marzo, quedando de la siguiente manera:

Presidenta Sra. Victoria Santander jara Vicepresidente Sr. Jaime Vega Canales Secretario: Sr. Munier Eluti Cueto Tesorero: Sr. Alfredo Benavides Vidal Director 1 Sra. Juana Huenuhueque Director 2 Sr. Hugo vergara Moreno Coordinadora Revista: Sra: J. Huenuhueque

CRONOLOGÍA 2010: Informa el presidente Don Mario Esparza. - La Agrupación Literaria de Victoria se constituye con personalidad jurídica, el día jueves 26 de agosto en dependencias de la biblioteca “Marta Brunet”. - Entrevistas y comentarios con algunos medios comunicacionales locales y de la ciudad de Temuco (Diario Austral) dando a conocer objetivos y actividades de la Agrupación. - Encuentro con la agrupación literaria y cultural Erato y Alter Ego de la ciudad de Collipulli en la biblioteca Marta Brunet. (Viernes 3 de Diciembre 2010) - Primera reunión de proyección para conformar la Agrupación de Escritores de Malleco (Viernes 14 de enero 2011), la cual llegó a constituirse con personalidad jurídica en el Museo Histórico Julio Abasolo Aldea de la ciudad de Angol, el día sábado 19 de febrero 2011. La presidenta de la Agrupación Informa Gestión del Primer Semestre Año 2011 1.- Como primer Actividad la Agrupación se adhiere a la conmemoración de Aniversario de Victoria con muestra literaria de sus escritores con poemas y presentaciones artísticas alusivo a Victoria; distinguiéndose a destacados escritores locales. Esta actividad se realizó el sábado 26 de marzo en el Centro Cultural “Waldo Orellana” de nuestra comuna. En dicho acto contamos con la presencia de nuestro Alcalde don Hugo Monsalve Castillo, don Nelson Gallegos, y el Director del Diario las noticias Don transito Bustamante Molina Esta actividad fue publicada. 2.- Con motivo del día del libro se realizó una actividad a nivel educativo invitándose a participar a los alumnos básicos y medios a participar con creaciones de cuentos y poemas en tema libre. Para tal efecto el encuentro se realizó en nuestra ilustre Biblioteca “Marta Brunet” de Victoria. Se le obsequió a cada participante un diploma de la Agrupación y un presente que consistía en un libro, también para cada uno. Contamos con la presencia de nuestro escritor nacional Don Cesar Retamal, con el encargado de cultura Sr. Nelson Gallego, Sra. Adriana Villalobos. Encargada de Biblioteca pública, y el Concejal Don Patricio Villablanca y el periodista Don Manuel Burgos Lagos. El cual también esta actividad fue publicada en el Diario Las Noticias de Victoria. 3.- Febrero reunión Provincial de Agrupación de Escritores de Malleco. 4.- Participación muestra literaria de escritores regionales, el cuál nuestro grupo Literario fue representada por: Don Armin Venegas y Don Carlos Contreras. 5.- El día Viernes 20 de M ayo se realizó una importante reunión con la Srta. Lorena Gómez, Coordinadora General de la Agrupación de escritores filial Malleco. 6.- Se ha realizado asamblea todos los viernes de cada semana durante Marzo y Abril. Posteriormente se tomó acuerdo en asamblea que desde el mes de Mayo las reuniones se realizarán cada 15 días. El cuál la Presidenta Sra. Victoria Santander invita a participar a los creadores literario locales y comunal a integrarse y mostrar sus trabajos a ala agrupación a fin de ser publicado mediante esta revista.


Revista de Escritores