Page 1

LA LUCHA DOCENTE EN LA PROVINCIA:

¡NI UN DOCENTESIN COBRAR!

ASAMBLEA de SUTEBA MULTICOLOR DURANTE LA PERMANENCIA Y TOMA EN LA DGCYE

ELECCIONES EN UTE: A MODO DE BALANCE

EDITORIAL Escribir una editorial es siempre, de algún modo, una presentación. En este caso,al tratarse del primer número de esta publicación, consideramos que éstadebe incluir una presentación de nosotros mismos. Somos trabajadores de la educación, militantes políticos, sociales y sindicales. La mayoría de quienes formamos Docentes en Lucha, somos integrantes de CEIP… SIGUE PÁGINA 2


VIENE DE LA PORTADA (Cooperativa de Educadores e investigadores Populares), organización con la que hemos venido llevando adelante, hace ya algo más de diez años, experiencias de educación popular en escuelas construidas en fábricas recuperadas, sindicatos y organizaciones territoriales. En síntesis, hemos venido construyendo educación pública y popular en conjunto como trabajadores. Entendemos a la Educación Popular no sólo como un conjunto de prácticas pedagógicas, sino fundamentalmente, como una práctica impulsada por trabajadores, puesta al servicio del conjunto de la clase trabajadora, ocupada y desocupada, en donde nuestro objetivo es aportar, (desde nuestra especificidad) al proceso de emancipación de la misma. Nuestros bachilleratos son escuelas públicas que exigen al Estado que cumpla con su responsabilidad en el sostenimiento de la educación pública. De ningún modo somos escuelas “autonomizadas” o no estatales, sino escuelas que se encuentran en tensión y disputa con el Estado, entendiendo a éste como un aparato de dominación que garantiza la reproducción de las relaciones sociales capitalistas. En este sentido, entendemos que la mayoría de las conducciones sindicales docentes cumplen su rol también como parte de la reproducción de estas relaciones sociales, a partir de su papel como garantes del orden, la paz social y la conciliación de clases. Papel que sobre todo en los últimos años las conducciones celestes de las distintas entidades de base de CTERA han reforzado, a partir de su alineamiento automático y hasta obsecuente con el kirchnerismo. Alineamiento que ha convertido a estas conducciones, no en representantes de los intereses de los trabajadores, sino en representantes de los intereses de la patronal. A partir de todo esto es que decidimos impulsar la conformación de una agrupación gremial

DOCENTES EN LUCHA - 2 -

docente, organizada en los marcos de UTE y de SUTEBA, que se dé como tarea aportar y ser partedel proceso de disputa por la construcción de una nueva conducción sindical. Creemos que las experiencias desarrolladas por el espacio multicolor en diferentes entidades de base de CTERA y en diferentes seccionales es una experiencia a seguir construyendo y a profundizar. De ningún modo queremos alternativizar a los compañeros que han impulsado e impulsan a estas experiencias, sino que -por el contrario-apuntamos a ser un aporte más, desde nuestra especificidad, a este proceso. Es por eso que planteamos a Docentes en Lucha como una agrupación que se ponga a disposición de la lucha por: La construcción de un sindicato antiburocrático, combativo e independiente del gobierno, del Estado y de las patronales. Por la construcción de un sindicato que no luche sólo por el salario, sino que entienda que éste es parte del conjunto de condiciones de trabajo indispensables para garantizar el derecho de enseñar y aprender. Contra toda forma de violencia y precarización laboral, como las que hoy se encuentran expresadas en los programas FINES y otros planes y programas de precarización laboral y educativa. Por una educación pública y popular, al servicio de los trabajadores y el pueblo. Y fundamentalmente por aportar al proceso de unidad de las diferentes agrupaciones opositoras docentes, entendiendo que esto es fundamental para profundizar el proceso de recuperación de los sindicatos en manos de los trabajadores. Convencidos de que éstas son las tareas que como trabajadores debemos darnos en esta etapa y decididos a llevarlas adelante, invitamos a todos los trabajadores de la educación a sumarse a esta experiencia.


A comienzos de año, la pregunta que nos hacíamos era cómo recuperaríamos la experiencia del año pasado,cuando los docentes tomamos el conflicto paritario en nuestras manos y desarrollamos un plan de lucha de 17 días de huelga, movilizaciones, clases públicas,asambleas por escuelas y distritos, plenarios de delegados. A través de esta organización obligamos a la conducción Celeste de SUTEBA, y al gobierno, a responder a nuestros reclamos por la educación pública.Las experiencias nos forman, y también conforman nuestra unidad. No se replican automáticamente, por eso este año la historia fue diferente. Sospechábamos que si las paritarias habían empezado “tempranamente” en diciembre ─exigidas en pos de una recomposición salarial por la lista Multicolor de SUTEBA y los docentes de los distritos en los que es conducción─, las conducciones del Frente Gremial y el gobierno las habían acordado para aprovechar el receso y decidir sin nuestra participación. Efectivamente, cerraron el acuerdo de paritaria a una semana de haber vuelto a las escuelas, entre actos públicos y mesas de exámenes. Imaginábamos que a comienzo de año iban a hacer pantomimas para blanquear sus acuerdos de manera que pareciese una decisión democrática. Pasó como cada año, que nos hicieron decidir sin la información necesaria, y sin El acuerdo paritario en números permitirnos discutir la propuesta El aumento anunciado por la Celeste de SUTEBA es del 8,5 % en en las escuelas. enero y febrero; 19,5 % marzo a julio; 11 % agosto a diciembre. El acuerdo paritario Anualizado, resulta un aumento no del 39% si no del 29%. estableció un aumento de Para el cargo testigo (preceptor), el salario básico en enero fue de $ 2526, en marzo de $2800 y en agosto $3000. haberes prácticamente en Mientras tanto, de acuerdo a la Junta interna del INDEC1, el salario negro, que achata terriblemente mínimo ya para diciembre de 2014 debería haber sido de la pirámide salarial, y atenta prácticamente el doble: $12227,9. contra los derechos adquiridos Aumento salarial Salario bolsillo Salario bolsillo Salario bolsillo de los docentes (ver 1º Preceptor enero marzo agosto recuadro). Ni mención se hizo 0 antigüedad 4989,01 6500 6500 de los otros reclamos por los 10 años de antigüedad 5449,94 6500 6997,06 que venimos luchando: inversión 24 años o más antig. 6806,41 7910,47 8620,48 en infraestructura escolar, capacitación docente en servicio, más inversión en nuestra obra social, representación directa de las bases en la mesa paritaria, aumentos dentro del sueldo básico, pago de salarios adeudados y cobro en tiempo y forma, aumento de las partidas de comedores escolares, reconocimiento de los bachilleratos populares y fin a la creciente precarización de la educación de adultos de la mano del Plan FinES, etc. La forma en que transcurrieron las negociaciones paritarias muestra el propósito de la conducción Celeste de SUTEBA provincial de garantizar la viabilidad de la candidatura presidencial de Scioli. Pone de manifiesto también que el proyecto político kirchnerista apuesta a controlar a los trabajadores, antes que a garantizar sus derechos (ver 2° recuadro). Las diferencias entre SUTEBA y FEB al interior del Frente Gremial expresan rupturas que más tienen que ver con intereses de las dirigencias burocráticas que con las demandas y necesidades de los docentes. DOCENTES EN LUCHA - 3 -


A pesar de esto, los docentes nos mantuvimos en pie de lucha, lo que se expresó en la adhesión masiva a los paros convocados a principios de año por FEB, UDOCBA y las listas Multicolor de SUTEBA. La invisibilización en los medios de comunicación ─que actúan como brazo difusor de la burocracia sindical y el gobierno provincial─ no impidió que nos mantuviéramos en la calle reivindicando nuestros reclamos. En este contexto, el camino a seguir lo marcamos la lista multicolor de SUTEBA y los docentes de base, quienes organizamos y sostuvimos un plan de lucha en las La distribución del presupuesto calles, construido a través de asambleas por escuelas, provincial asambleas distritales y plenarios provinciales de El presupuesto provincial para educación delegados. Fue desde estas instancias que en 2014 fue de 29,56% mientras para el continuamos exigiendo al gobierno provincial 2015 se estableció en 27,81%, disminuyendo casi 2 puntos porcentuales 1. soluciones a los reclamos que en las paritarias no Esta política se enmarca en una tendencia a fueron ni tema de agenda. Es así que desde la la baja desde el año 2008 (cuando fue de iniciativa de los docentes y de SUTEBA en Tigre, que 33%). Todo esto sin contar que del se organizaron y convirtieron la impotencia de ver la presupuesto educativo se asigna el 15% a la cuenta en blanco el día de cobro en fuerza de lucha, educación privada1. Al mismo tiempo, el construcción colectiva y solidaria entre trabajadores, presupuesto para seguridad aumentó 66% hoy sabemos que somos decenas de miles los que no respecto al año anterior. En términos cobramos nuestro salario. Sabemos también, haciendo absolutos, el presupuesto 2015 asigna 23 camino al andar, que ésta es la única forma de revertir mil millones de pesos para seguridad; 15 la política de ajuste que implementan Scioli y De Lucía, mil millones para educación, 27 mil y lograr que respeten y cumplan los derechos de todos millones de pesos para deuda externa. los trabajadores, laborales y a una educación pública, popular y emancipadora.

SCIOLI: La mueca de un ajustador serial DOCENTES EN LUCHA - 4 -


- Mamá, mi maestra está en la tele. -Sí hija, tiene que cortar la Pamericana porque no le pagan por su trabajo. Las luchas enseñan mucho, no sólo las que se ganan, todas enseñan. Los 17 días de huelga del 2014, las que pudieron ser y no fueron en el principio de este año. Entre ambas, la dirigencia provincial decidió firmar una paz sellando con ello una unión evidentemente contraria a los intereses de los trabajadores: Scioli-Baradel sociedad anónima. Las mentiras tienen patas cortas, más aún cuando muchos docentes en algunos distritos ya habían tomado la decisión de recuperar los sindicatos de la mano de los SUTEBAs Multicolor y pueden decidir hoy colectiva y organizadamente cómo, porqué y contra quién luchar. Fuimos construyendo saberes de lucha, lo vivimos en cada aliento, en cada hecho que a diario se sucede en Tigre y en otros territorios, porque el ajuste se expresa también en la precarización de la escuela pública y sus trabajadores. La Permanencia, la persistencia, la indignación. El viernes 10 de abril un numeroso grupo de docentes tomó la decisión de permanecer en la Jefatura Regional VI de la Provincia hasta obtener una respuesta satisfactoria. Conocíamos esas oficinas, muchísimas veces nos manifestamos allí, la burocracia siempre devolvía falsas promesas. En esta oportunidad sumábamos a nuestros reclamos históricos por mejores condiciones de enseñar y aprender, la demanda por la situación de más de 700 compañeros que no habían cobrado sus salarios. La Regional VI se transformó así, poco a poco, en una gran escuela de organización y de lucha: las asambleas permanentes para decidir acciones, la organización de las guardias por la noche, la alimentación de los compañeros, la limpieza, la atención de los reclamos. Nos chocábamos entre nosotros de tantas ganas, las que se alimentaban con canciones, clases públicas y alegría. Allí estaban, como dice un docente, las circunstancias que templan a esos compañeros y los

transforman en grandes luchadores. Llegaban los vecinos, los colectivos tocaban bocina, algunos como los de la línea 60 –los mismos que hoy impulsan una lucha ejemplar- llevaban nuestro reclamo del Conurbano a la Capital pegados en los vidrios. Cada vez más compañeros se acercaban con yerba, facturas o simplemente una declaración de apoyo. La solidaridad de los laburantes nos hinchó el pecho y nos señaló el camino. Sabíamos y sabemos que esta batalla no la podíamos perder. Entendimos prontamente que la permanencia, ya transformada en un bunker de dignidad docente, tenía la necesidad de expresarse hacia afuera con contundencia para no quedar a merced del desgaste y la difamación del gobierno y la dirigencia Celeste. Ambos esperaban el tropiezo para llevarse puesta la legítima lucha, porque… claro, la patronal tiene mucho que perder en estos casos ¡pero nosotros también! Allí estaban las maestras con sus guardapolvos cortando las vías del tren para hacer oír sus reclamos. Las mismas que rodeadas por la gendarmería cantaban un día después cortando la Panamericana ¡Cuánta enseñanza en la lucha de esas compañeras! Subimos muchos a la ruta: docentes, estudiantes, organizaciones sindicales hermanas, comisiones internas combativas, vecinos. Muchos que con otros aprendimos a ser más y en ese camino de lucha estaremos. ¡Ni un docente sin cobrar! ¡Vamos por un sistema de liquidación de haberes transparente y efectivo! Los que al parecer no entendieron nunca cuál era nuestro reclamo; tal vez, los únicos que no terminaron de aprender nada de esta gran experiencia, fueron las autoridades de la Provincia. Quizás porque no sepan qué significa el salario para un trabajador, mucho menos qué es la escuela pública, pero quizás también y principalmente, porque nunca entendieron que lo que se estaba poniendo en juego, no era el sueldo de tal o de cual maestro, sino el inicio de un reclamo cargado de hartazgo frente al DOCENTES EN LUCHA - 5 -


desprecio por nuestro derecho más básico como trabajadores. Un reclamo, a su vez, lleno de solidaridad y compañerismo. Por esa razón intentaron ingenuamente engañarnos y dividirnos. Tras siete días de permanencia, con la promesa firmada de que todos los docentes cobrarían, el viernes 17 de abril una asamblea multitudinaria decidió suspender las medidas y mantenerse expectante hasta que pudiéramos comprobar que el compromiso se hiciera efectivo. En la mañana del martes 21, fecha pactada para la liquidación de los salarios adeudados, se relevaron más de 200

ASAMBLEA DURANTE LA PERMANENCIA EN LA DGCyE ¿LA CELESTE? AUSENTE EN LA LUCHA casos de no cobro, confirmándose así una actitud a la que el Gobierno de la Provincia nos tiene ya acostumbrados: el incumplimiento de sus obligaciones con los trabajadores. La respuesta de los docentes no se hizo esperar, en esa misma tarde se votó en otra masiva asamblea, no sólo continuar, sino endurecer el conflicto y procurar extenderlo a todos los rincones de la Provincia. La lucha había dado en parte sus frutos, pero estos representaban sólo un primer paso en el camino iniciado para enfrentar a un sistema perverso de liquidaciones diseñado para encubrir el ajuste y el robo de nuestros sueldos. El incumplimiento del Gobierno en el pago a todos y cada uno de los compañeros fue interpretado correctamente DOCENTES EN LUCHA - 6 -

como una burla a nuestra dignidad. Se inició entonces, una segunda etapa: la de la pelea por una solución definitiva a la angustiante situación que sufren miles de docentes de toda la Provincia. Al reclamo se sumaba ahora el pedido de renuncia de Nora de Lucía, principal responsable del problema, quien con sólo escuchar nuestra consigna: ¡Ningún docente sin cobrar! hubiera podido comprender fácilmente que no iba a desactivar el conflicto, pagándole sólo a una parte de los afectados. Que La docencia no iba a dejar tiradas a más de doscientas familias, sólo en Tigre, y a miles en toda la Provincia, sin poder vivir dignamente. Así fue que retomamos, con la energía renovada y con las demás seccionales Multicolor a nuestro lado, una nueva serie de medidas (paros distritales masivos, volanteadas, radios abiertas, movilizaciones a La Plata, un nuevo corte de la Panamericana -esta vez en hora pico- un corte en la 9 de julio con clase pública) que lograron colar el tema en los medios nacionales de comunicación, más preocupados por la campaña de los candidatos del ajuste que por los verdaderos problemas de los trabajadores. A las acciones se sumaron un sinfín de manifestaciones de protesta contra la arbitrariedad y el abuso de los funcionarios así como también innumerables apoyos y adhesiones a nuestra lucha por parte del pueblo trabajador. ¡Fuera De Lucia! ¡Por un Suteba democrático y de lucha! Tal vez, el “error” del gobierno tenga su origen en que estén acostumbrados a la dinámica que adoptan los conflictos cuando los dirige la burocracia Celeste, dispuesta a negociar lo necesario para frenar cualquier reclamo que roce políticamente al gobierno nacional. Probablemente no tomaron en cuenta que en Tigre, así como en otros nueve distritos, conduce la Multicolor. O, por el contrario, tal vez por eso mismo, no quisieron entregarnos un triunfo


rotundo, como el que hubiera significado cumplir con el compromiso asumido; es decir, pagarle los salarios adeudados a TODOS y tener que reconocer así, que aun ante el cerrojo mediático, la intimidación de las Fuerzas de Seguridad y la descalificación a nuestra lucha por parte de la

Dos meses después de comenzado el conflicto en Tigre por los salarios adeudados, el gobierno decidió pasar a descuento los días de paro y de retención de servicios. La decisión, no sólo es violatoria de las normas más elementales que tenemos para defendernos de los abusos

MOVILIZACIÓN DE SUTEBA TIGRE DURANTE EL “FRAZADAZO” FALTA DE CALEFACCIÓN EN LAS ESCUELAS, UNA CONSTANTE. conducción Celeste, los docentes eran capaces, en unidad con otros trabajadores, de torcerle el brazo al poder político. Fue así que en un gran plenario provincial convocado por la Multicolor, cientos de docentes comenzaron a delinear un plan de lucha dirigido a enfrentar el ajuste en todas sus variantes y denunciando las pésimas condiciones de infraestructura, del IOMA y, por supuesto, por los cobros adeudados o mal liquidados. Se hicieron paros, movilizaciones, escraches, radios abiertas, volanteadas, nuevos cortes de ruta. La respuesta del gobierno fue, una vez más, atacar a los que luchamos contra el vaciamiento de la educación pública.

patronales, sino que se agrava por el hecho de atacar acciones dirigidas a poder cobrar correctamente nuestros salarios. Toda una muestra de lo que está dispuesto a hacer el candidato presidencial para que le cierren los números, aun en medio de una campaña millonaria. Este nuevo atropello por parte del gobierno hacia el conjunto de la docencia provincial, lejos de encontrar miedo y parálisis como respuesta, fue repudiado en una gran asamblea de Tigre, en la que se decidió movilizar el día jueves a Jefatura Regional VI y enviar una delegación para negociar en La Plata. Ante la total desidia de los funcionarios, la respuesta no se hizo esperar. Y otra vez la permanencia… DOCENTES EN LUCHA - 7 -


El jueves 11 de junio con un grupo importante de compañeros del Suteba Tigre decidimos permanecer en las instalaciones de la Dirección de Escuelas en La Plata hasta recibir una respuesta satisfactoria a nuestras demandas. Ya teníamos la experiencia reciente de la permanencia en jefatura regional y apostábamos ahora a hacernos oír de una buena vez en el corazón mismo de la burocracia gubernamental. En un primer momento, viéndose obligado a recibirnos ante la sorpresa y contundencia de la medida, el gobierno negó de plano nuestra denuncia. Ante la insistencia de no retirarnos se dispusieron a relevar la situación y ¡oh sorpresa! los paros descontados y las retenciones indebidas eran una realidad. Rápido de reflejos, el gobierno salió a pedir tiempo para negociar. Desde Suteba Tigre dejamos en claro que no nos iríamos del lugar sin una respuesta. En el transcurso del día fueron llegando las adhesiones y la presencia solidaria de agrupaciones docentes combativas, juntas internas, organizaciones políticas y sociales, entre otros. Ante estos grandes-pequeños triunfos, el gobierno comenzó a dar señales de que no tiene más intención que la de esperar a que la Permanencia se debilite, metiendo la respuesta en el freezer y apostando al desgaste del conflicto instalado. Durante cinco días permanecimos firmes enfrentando el frio, el cansancio y la intimidación de la presencia constante de las fuerzas de seguridad. La solidaridad de algunos se fue convirtiendo poco a poco en acción conjunta y fraternal de varias fuerzas combativas, convencidas de que las respuestas que debemos oponer ante estas ofensivas es la lucha decidida a partir de acciones directas y unitarias allí donde se presenten. El día lunes por la mañana, el plenario provincial de delegados Multicolor votó por unanimidad permanecer en la Dirección, ratificando así la decisión de enfrentar coordinadamente el sistema de liquidaciones. Después de casi cuatro días sin respuestas, obtuvimos finalmente una reunión con los funcionarios de la Provincia que se comprometieron a devolver los descuentos, revisar la situación de malas liquidaciones y frenar DOCENTES EN LUCHA - 8 -

la carga de los descuentos que llegaría también a otras seccionales en siguiente mes. Hemos logrado demostrar la fuerza, la unidad y la decisión para realizar acciones contundentes. Gracias a ello se consiguió que tanto el gobierno como la burocracia Celeste hayan tenido que reconocer el gravísimo problema del no cobro, llegando a contar a más 60.000 docentes en toda la provincia con esta situación. Éste debe ser un primer paso para poner en discusión los problemas profundos de la educación. Ha quedado en evidencia, una vez más, que nuestro primer obstáculo en este camino es la propia dirigencia del Suteba central, la lista Celeste de Baradel. Por eso, desde Desde Docentes en Lucha, además de compartir este hecho histórico iniciado por los trabajadores de la educación del distrito de Tigre, sentimos el gran compromiso que asumimos con las otras fuerzas al ganar la seccional, de recuperar el Sindicato para ponerlo al servicio de los trabajadores y sus luchas. De seguir, seguramente no sin tropiezos, dificultades o diferencias, el camino por una educación pública popular y emancipadora. Agradecemos a todos con quienes aprendimos mucho en estos días sabias lecciones compartidas. El docente luchando está enseñando porque luchando también se aprende. Es que algo viene cambiando en el sector docente desde que la Multicolor recuperó nueve seccionales, algo habrá cambiado después de esta verdadera demostración de dignidad. Seguramente más de un funcionario -esos que ganando 50 o 60 mil pesos al mes, se llenan la boca hablando de nuestras condiciones de trabajo y de nuestro salario- habrá tomado nota de lo firmes que estamos los docentes. ¡Seguimos en pie de la lucha compañerxs!


Docentes en Lucha en la Ciudad de Buenos Aires: Entre las luchas reivindicativas y las luchas pedagógicas. Sobre paritarias y “carpismo” En los últimos años, los sucesivos aumentos salariales ofrecidos en cuotas y aceptados sin un plan de lucha por parte de la conducción de UTE – La Celeste- han estado siempre por debajo del aumento sostenido del costo de la canasta básica familiar. Según las estadísticas de ATE - INDEC, la canasta básica aumentó de diciembre de 2013 a diciembre de 2014 un 36,5%. Vemos cómo una vez más el acuerdo real del 24% para los docentes quedó muy por debajo del aumento sostenido y sistemático de los precios; quienes hemos cobrado el primer aumento de 2015 damos testimonio de ello. Los docentes que conformamos la agrupación Docentes en Lucha no nos sorprendemos ya que las propuestas salariales del Gobierno de la Ciudad en las paritarias de los últimos años fueron aceptadas por la conducción del sindicato mayoritario de los docentes de capital, sin llamar a la realización de un solo día de paro. En este sentido, las medidas impulsadas por La Celeste han dado lugar a una práctica conocida por los docentes como “el carpismo”. Éste implica el sucesivo llamado a cese de actividades, armado de petitorios y carpas, juntada de firmas, marchas en horarios en que es difícil garantizar la presencia de compañeros, entre otras acciones que le sacan a los docentes sus principales herramientas de lucha ante el sistemático ajuste macrista: los plenarios de delegados democráticos con mandato de base y la huelga. El “carpismo” celeste se basa en una operación que consiste en la segmentación de las demandas de los docentes que separa la lucha salarial de la lucha global frente al sistemático ajuste del Gobierno de la Ciudad, a saber: la reducción del presupuesto educativo, la imposición del comité de evaluación externa que busca atar el salario docente a los resultados que obtengan los estudiantes en pruebas externas estandarizadas, los avances de la NES que significan vaciamiento de contenidos e inestabilidad laboral, la gravísima precarización a la que están sometidos los docentes de Fines, CENS y Bachilleratos Populares, los descuentos a los docentes que se adhieren a los paros, los reiterados problemas de infraestructura en muchísimas escuelas públicas de la capital y la “moderna” inscripción online que sólo ha generado falta de vacantes para ingresantes en nivel inicial, primaria y media. Esta segmentación de las demandas, que como ya dijimos separa la lucha salarial de la global, esconde una segmentación más profunda que fragmenta y licúa los reclamos sacándoles potencia ya que divide a los trabajadores de acuerdo a su área: los curriculares de primaria marchan un día, los de FINES otro día, los de socio-educativa otro día y las acciones por la NES también se realizan otro día, además de que no se la piensa DOCENTES EN LUCHA - 9 -


en el marco de una reforma educativa más general (véase artículo sobre la NES en esta publicación), por enumerar sólo algunos casos de fragmentación. Es por todo esto que sostenemos que el “carpismo” resulta funcional al ajuste macrista y al deterioro del salario real de los docentes. Hacia un proyecto educativo en función de otro proyecto de país. La conducción de UTE no sólo ha abandonado las luchas salariales y reivindicativas, sino que también ha demostrado muy poco interés por las luchas pedagógicas, que lamentablemente tampoco han sido tomadas por las agrupaciones opositoras de izquierda. En este sentido, desde Docentes en lucha consideramos que la lucha docente por una educación pública y popular tiene necesariamente que exceder las luchas reivindicativas. Para ello proponemos pensar algunos ejes: 1) Las condiciones materiales del estudiante que aprende (problemas de vivienda, precarización laboral, violencia de género, desempleo, etc.) van acompañadas de estigmatización social y descalificación como sujeto capaz de producir conocimiento; muchas veces el estudiante encuentra en la escuela las mismas condiciones que afuera. 2) En relación a las tareas docentes en el aula vemos la necesidad de generar condiciones (en aulas cada vez más heterogéneas) para que el objeto a aprender pueda ser manipulado activamente desde diferentes aproximaciones, en un diálogo que, sin dejar de ser asimétrico, pueda ser auténticamente democrático. 3) Las actuales reformas del sistema educativo conllevan un desigual acceso a la educación con planes y programas focalizados cuya continuidad no está asegurada. Las condiciones de trabajo y formación docente no están pensadas para resolver el problema del acceso real a la educación de la mayoría de la población, porque los diseños curriculares y las capacitaciones bajadas desde arriba están fundadas, cada vez más, por criterios eficientistas y mercantilistas que suponen que docentes y estudiantes se adapten a la crisis capitalista. En síntesis, la precarización del trabajo docente y las condiciones de aprendizaje nunca nos deben hacer perder de vista LA BATALLA PEDAGÓGICA que se fundamenta en el objeto de nuestra tarea como trabajadores de la educación: generar las condiciones para producir conocimiento en los espacios escolares. Por supuesto, estos procesos de producción de CABA: Movilización por el reconocimiento de los Bachilleratos Populares conocimiento deben expresar claramente la fragmentación social y las desiguales posibilidades de acceso a los distintos saberes. En consecuencia, pensamos que una de nuestras tareas fundamentales como trabajadores docentes es traducir las luchas, históricas y presentes, del conjunto de la clase trabajadora en contenido pedagógico, para reflexionar sobre nuestras prácticas y para construir saberes propios. Es por todo esto que creemos necesario generar espacios de encuentro y discusión entre docentes de la Ciudad que busquen superar la polarización entre condiciones de trabajo y lineamientos pedagógicos, así como el aislamiento de los trabajadores de la educación. DOCENTES EN LUCHA - 10 -


La “nueva escuela secundaria” de un sistema estallado y su aplicación en Ciudad de Bs. As. Para los docentes en lucha por una escuela pública y popular, una escuela que pertenezca auténticamente a los sectores populares y construya herramientas de transformación social, los problemas de los trabajadores de la educación no se reducen de ningún modo, a la cuestión salarial. Conocer, por ejemplo, el impacto de la NESC pone a cada compañero en mejor posición para involucrarse reduciendo el margen de que otros decidan por nosotros que somos los que ponemos el cuerpo día a día en las aulas. Tanto la NESC macrista como los lineamientos del Consejo Federal de Educación (CFE) kirschnerista están lejos de una reforma del sistema educativo

que revierta la brecha entre una mayoría que no para de perder derechos y una minoría dueña de los medios de producción. Las bases y lineamientos nacionales para la reforma de la secundaria sintetizan un modelo de escuela donde los jóvenes podrían “acreditar sus saberes” de acuerdo a sus intereses, alternativizando su escolarización en función de las múltiples realidades que los atraviesan y en múltiples “formatos” (seminarios, proyectos, “talleres”). Aplicada a las escuelas, esta concepción que flexibiliza los contenidos y procesos de aprendizaje, permitiría instalar “trayectorias escolares” que rodeen los obstáculos a los que se enfrentan los jóvenes (lectura y escritura de base)

en vez de enfrentarlos, con la esperanza de lograr una mayor retención escolar de esta manera. La inclusión a cualquier costo en aras de una supuesta eficiencia y una (falsa) integración social se puede ya sentir en las presiones que comenzaron a surgir desde las inspecciones y direcciones de escuela para que ningún estudiante quede libre ni repita. Los directores e inspectores defensores de este modelo proponen, por ejemplo, que si un joven participa del “proyecto Memoria” tal vez podría “acreditar” saberes de historia argentina; tal vez “aprendería más sobre historia argentina” que si asistiera a un espacio curricular sobre la disciplina. Si la escuela tradicional fragmenta el conocimiento en disciplinas estancas y cerradas, esta “nueva escuela” posmoderna lo atomiza, le hace perder su secuenciación lógica, lo deshistoriza. En la aplicación de la reforma en la Ciudad de Buenos Aires, el macrismo se sirvió de esto para intentar eliminar la materia Historia Argentina del curso de 5to año y sólo se echó para atrás cuando los trabajadores de la educación y los principales sindicatos (UTE, Ademys) salieron a parar esto en el 2013. Ese año los trabajadores vivimos las llamadas “jornadas NESC” periódicamente como lo que fueron: simulacros de consulta a las bases sobre las problemáticas educativas. Eran las “jornadas de la vergüenza”, obligado el macrismo a hacerlas por intervención judicial gracias a la aguerrida lucha estudiantil contra la reforma del año anterior, momento en que los jóvenes sostuvieron durante meses tomas de escuelas con la solidaridad de docentes y padres. Durante aquellas jornadas de la NESC en 2013, las escuelas estaban divididas entre la indiferencia, la oposición a la reforma y la posibilidad de intervenir con demandas concretas en la mesa de diálogo abierta en la que participaban Mercedes Miguel (directora de Planeamiento Educativo de la Ciudad de Buenos Aires) y las direcciones e inspecciones de escuela. Sin embargo, ni hubo DOCENTES EN LUCHA - 11 -


cohesión interna entre los directores cercanos a la dirección de UTE ni fuerza política ni apoyo de las bases suficientes para lograr implementar cambios sustanciales como la cuatrimestralización de materias ni para torcer en algo la voluntad política macrista de hacer de la reforma un fenómeno cosmético gastando recursos y favoreciendo al mercado editorial (que hará lo que mejor sabe hacer: encontrar rápidamente un modo de aggiornar lo viejo para venderlo como novedad y, como sucedió en la Provincia de Buenos Aires en los ´90, terminar imponiendo contenidos frente al vacío oficial). Para las “escuelas piloto”, renombradas “pioneras” por los funcionarios atentos al marketing y los cambios cosméticos, (aquellas que pusieron a prueba la reforma en el 2014) la aceptación de la NESC fue simplemente una moneda de cambio: la implementación de la NESC a modo “de prueba” para garantizar mejoras de infraestructura y la implementación del “profesor por cargo” (un cargo de profesor de, por ejemplo, 12 horas, con 8 horas frente a curso y 4 horas extra-clase para otras tareas). Pero en muchas escuelas piloto el macrismo ni siquiera cumplió

con estas promesas. Perdido el 2013, año en que la dirección de UTE – como ferviente defensora de la LEN kischneristaimpulsó el apoyo crítico a los planes de reforma en la Ciudad, los conflictos se empastaron más aún en el 2014 “de prueba”: incumplimiento de los puntos que el macrismo había negociado con las escuelas, trabajadores que quedaban cesantes, obligación de asistir a cursos de capacitación para DOCENTES EN LUCHA - 12 -

no perder horas, no pago durante todo el año de las horas que se agregaron a la caja curricular, etc. A tal punto que esa misma dirección de UTE tuvo que salir a plantear que hasta que no se aplicara en todas las escuelas la ley de profesor por cargo no se podía avanzar con la reforma. Sin dudas, era una demanda hecha a los gritos desde el banco suplente cuando el partido se iba perdiendo por goleada, porque lo que hizo el macrismo fue usar las horas extra-clase de los cargos para cubrir las horas de las materias que aumentaban su carga horaria. Es decir, por ejemplo, imaginemos a una profesora de inglés a la que se le ha formado un cargo de “profesor por cargo”; supongamos que tiene un cargo de 12 horas compuesto de 9 horas frente a curso y 3 horas extra-clase. Como con la implementación de la NESC aumentan las horas de inglés en la currícula, le van reducen sus horas extra-clase para cubrir la nueva carga horaria. La llamada “reforma educativa”, enmarcada en un sistema educativo nacional, habilita a un abanico de posibilidades poco promisorias: o bien la perpetuación de la escuela tradicional con un aggiornamiento teóricopedagógico donde las frases de Freire sirven de adorno, o bien el ajuste, o bien la multiplicación de planes focalizados y precarizados con el fin de garantizar títulos secundarios mucho más acá de la “calidad educativa” que repiten como muletilla los funcionarios de Ciudad y Nación. Históricamente el gremio docente ha luchado por el derecho a la educación de toda la población. Hoy más que nunca, las agrupaciones sindicales y sociales, compañeros autoconvocados, que venimos luchando en la calle en contra de los efectos nefastos de esta ley de educación, debemos profundizar un debate sobre cuáles deben ser los lineamientos de un proyecto pedagógico auténticamente popular y transformador.


La educación de Adultos. Nostalgias liberales y precarización “popular” o la lucha desde una praxis emancipadora. En principio no podemos dejar de saludar la iniciativa de seguir organizándonos colectivamente como trabajadores de la educación desde la agrupación Docentes en lucha. Iniciamos estas líneas con un gran optimismo y un renovado compromiso de lucha por una educación pública y popular que abone el camino de emancipación de la clase trabajadora. Entendemos que la verdadera transformación de la educación pública y su conversión en una educación liberadora desde y para el pueblo trabajador sólo puede darse en un contexto de transformación social y política general. De este principio deriva el de asumirnos como parte activa de la lucha de los trabajadores y encarar la tarea de recuperar los sindicatos de manos de la burocracia y ponerlos al servicio de nuestra clase. Entendemos a La EDJA (Educación de Jóvenes y adultos) como un territorio más en el que se despliegan las tensiones, luchas y disputas, aglutinadas en el terreno de la educación pública. Pensar críticamente y en clave propositiva esta modalidad sigue siendo hoy un gran desafío. Desde Docentes en lucha creemos que los docentes organizados debemos luchar por mejores condiciones materiales para aprender y enseñar y al mismo tiempo disputar el sentido de la educación pública, desde una praxis emancipatoria. Socializamos algunas líneas del documento Aportes y propuestas para la Educación de Jóvenes y Adultos con la intención de contribuir al debate. Antes de ello, para favorecer una línea de acción más efectiva, nos permitimos algunas reflexiones al respecto. Actuar ante un proyecto que ajusta, precariza y degrada las condiciones de enseñanza y aprendizaje del pueblo trabajador nos obliga, en primer término, a situarnos pedagógicamente dentro de un marco de disputa determinado por esas mismas condiciones; es decir asumiendo que la tarea es de carácter político-pedagógico. No es posible incluso obtener victorias parciales partiendo de la indiferencia, situándose por fuera de la educación pública o autoproclamando las ventajas de la asepsia pedagógica de la educación alternativa. Es erróneo también pensar en posponer o dejar para después la lucha por una educación que contribuya al poder obrero y popular organizado. Si bien reconocemos que en general se parte de las necesidades más inmediatas y es en este sentido equivocado negarlas, también su absolutización puede aislar y segmentar la lucha. Por ello reivindicamos la disputa por el sentido pedagógico como una dimensión estrechamente vinculada a las luchas por las condiciones materiales. Compartimos el diagnóstico de la precarización laboral- educativa pero no creemos en que la propuesta ante esta situación sea volver la mirada hacia atrás, reivindicando la educación liberal pero desde una “mirada” de izquierda. Es también imprescindible la indignación y disputa ante la instrumentalización y bastardización de los símbolos y la tradición de la Educación Popular, en donde se cita a Paulo Freire para legitimar la esencia misma de los históricos planes compensatorios para la EDJA. Rechazamos entonces esta instrumentalización, luchamos contra la precarización educativa de los sectores populares: la de nuestros jóvenes y adultos mujeres, jóvenes, hijos, padres trabajadores precarizados, a quienes se les imponen iniciativas pedagógicas precarias en todas sus formas. Por último, como era esperable para una reforma que se intenta imponer desde arriba, sin participación democrática de los distintos actores involucrados en la educación de jóvenes y adultos, se encuentran ausentes algunas de las preocupaciones, demandas y propuestas de las trabajadoras y los trabajadores del sector. Entre ellas, la preocupación y la denuncia acerca de las condiciones de precarización educativa y laboral que viene de la mano de la extensión del Programa FINES, y en consecuencia, la demanda de mejores condiciones para trabajar y aprender de docentes y estudiantes pertenecientes al mismo. Además, los trabajadores venimos demandando: aumento del presupuesto destinado a la modalidad para descongelar las plantas y abrir secciones que den cuenta del aumento en la matrícula secundaria; mejora en las condiciones de infraestructura; puesta en funcionamiento de más escuelas, que constituyan una oferta permanente frente a las ofertas de Programas; avance en el reconocimiento de primarias populares de adultos y DOCENTES EN LUCHA - 13 -


bachilleratos populares que ya tienen existencia; becas para las y los estudiantes de la modalidad. Éstas son algunas de nuestras demandas, de las cuales la reforma no da cuenta y, al contrario, posterga una vez más apuntando a profundizar un modelo que precariza y degrada la educación pública. Consideraciones sobre el material de consulta: Reforma de Jóvenes y Adultos La información que aporta el Material de Consulta sobre la reforma es muy limitada. Sin embargo, en el marco del fuerte ajuste que viene implementándose en la Provincia, creemos que no es aventurado esperar que, detrás de cierta retórica “progresista” e “inclusiva”, no haya más intención que la de continuar

PAULO FREIRE reduciendo la inversión en educación pública, en este caso la destinada a jóvenes y adultos. Es decir, achicar aún más el presupuesto destinado a la educación de los sectores populares, profundizando un proceso de creciente segmentación y precarización educativa, que viene manifestándose en reducción de salarios, derechos y condiciones laborales, así como también en pésimas condiciones de infraestructura. En este sentido, en el material de consulta podemos encontrar como “fundamentación” de la reforma algunas grandes premisas tales como: “importancia de la terminalidad”, “autonomía del sujeto”, “formación común”, “flexibilidad”, “adecuación al sujeto joven y adulto”. Principios que no son en sí mismos negativos pero que, vaciados de contenido pedagógico, pueden servir para encubrir cambios que incluyan: reducción de horas de cursada, de horas de trabajo docente, reducción de recursos y condiciones de trabajo, etc. O sea, más ajuste. Podemos sintetizar la siguiente propuesta de reforma de la Educación de Adultos en los siguientes puntos: •Supresión de la diversidad de ofertas. •Flexibilización del régimen de cursada: menor demanda de presencialidad, cuatrimestralización de las materias. Es decir, disminución de la relación docente-estudiante y de la construcción colectiva de saberes generada por la relación de los estudiantes entre sí. Precarización de las condiciones del trabajo docente. DOCENTES EN LUCHA - 14 -


•Reducción de carga horaria para la formación común: se plantea su reemplazo por días de formación profesional en articulación con los CFP. Como la reducción de carga horaria para la formación común se realizaría sin reducción de materias, la cuatrimestralización parece ser la forma de llevarla a cabo. El cambio en la estructura curricular parte de una lógica de matriz excluyente, y que en caso de aplicarse, contribuiría a profundizar la segmentación del sistema educativo, al limitar las posibilidades de aquellos sectores expulsados del sistema educativo, es decir, los sectores populares, de acceder al nivel superior de enseñanza. Por otra parte, se hace difícil entender cómo piensan garantizar las horas de trabajo de los docentes de formación común con un plan de menor cursada. A su vez ¿cómo se articularán la formación común, la orientada y la profesional? ¿En qué espacio físico se desarrollarán las horas de formación profesional? De la "pobre" fundamentación se desprende que es una justificación normativa de la reforma más que una fundamentación teórica consistente. Entendemos que no podemos pensar y proponer una educación de carácter emancipador como clase trabajadora si no unimos la forma con el contenido y, dado que concebimos a la educación como un campo de disputa y lucha política, es que no podemos como trabajadores de la educación quedar al margen o excluidos de los debates y procesos gestores de una educación pública de calidad. A modo de Propuesta…. 1. Expresamos nuestra preocupación por el estado educativo actual, por la expulsión de millones de jóvenes y adultos de las escuelas, pertenecientes en su inmensa mayoría a las clases populares y por la inacción de las políticas públicas en dar cuenta de manera estructural de este estado de situación. Por ello, denunciamos los procesos de precarización inscriptos en un marco de ajuste educativo, tal como lo demuestran numerosas publicaciones/investigaciones y las acciones de lucha y resistencia realizadas por los principales gremios docentes, organizaciones sociales y equipos de investigación de las universidades nacionales. 2. Rechazamos las soluciones que profundizan la precarización educativa (pedagógica y laboral), como los planes focalizados de matriz neoliberal (FINES) y promovemos la creación de escuelas públicas populares para los jóvenes y adultos. Estos Planes son parte de políticas focalizadas que no hacen más que profundizar, aún más, la crisis del sistema educativo, como un aparato centralizado y único que no responde a las necesidades diversas de los jóvenes y adultos. Es un sistema de reformas que conserva el espíritu tecnocrático y “desde arriba” de las reformas neoliberales de los ´90, sin priorizar los acuciantes problemas, en presupuesto, salarios y formación educativa de las escuelas públicas. Asimismo, llamamos a todos los docentes que legítimamente trabajan en esos espacios a transformar los Planes FINES en verdaderas escuelas populares de jóvenes y adultos. 3. Reclamamos a los estados, garantes y responsables de los sistemas educativos, el reconocimiento pendiente de numerosas escuelas populares de jóvenes y adultos (Bachilleratos Populares), así como de aquellas experiencias de formación educativa impulsadas por organizaciones sociales. También reclamamos el derecho de los integrantes de estas iniciativas a percibir sus salarios y todos los derechos correspondientes a los trabajadores de la educación, así como el derecho a recibir becas para sus estudiantes. 4. Reivindicamos la construcción de un movimiento político pedagógico latinoamericano basado en una democracia de base, antiburocrático y anticapitalista que dé cuenta del proceso de construcción de poder popular, junto a los trabajadores y sus organizaciones sociales y sindicales. Y entendemos a las “escuelas en y como organizaciones sociales”, tal como lo planteara Paulo Freire y la Educación Popular Latinoamericana. 5. La creación de escuelas populares se inscribe en la tradición histórica de los trabajadores organizados de crear escuelas populares y universidades obreras, con la finalidad de promover la formación de sujetos políticos, críticos e interculturales, así como la elaboración de estrategias pedagógicas, como parte de la lucha del conjunto de los trabajadores por construir una escuela pública y popular. DOCENTES EN LUCHA - 15 -


El 7 de julio en Quilmes se reunieron 400 delegados/as de 22 distritos para darle continuidad al plan de lucha. Las principales resoluciones fueron: 1- NO INICIO DE 48HS CON MOVILIZACION EL LUNES 3 DE AGOSTO Y PLENARIO PROVINCIAL EL MARTES 4 DE AGOSTO PARA DEBATIR Y RESOLVER LA CONTINUIDAD DE LAS MEDIDAS. 2- ASAMBLEAS EN LAS ESCUELAS Y EN LOS DISTRITOS LA SEMANA DEL 13 AL 17 DE JULIO. 3- JORNADA PROVINCIAL DE LUCHA CON MOVILIZACIÓN, Y PAROS EN LOS DISTRITOS QUE ASÍ LO TENÍAN RESUELTO, PARA EL DÍA MIÉRCOLES 8 DE JULIO EN EL MARCO DEL PARO CON MOVILIZACIÓN DE ATE Y CTA.

Elecciones UTE 2015 Este 7 de julio se realizaron las elecciones en UTE. Para los trabajadores de la educación fue una oportunidad de expresar con el voto lo que muchas veces conversamos entre compañeros: que queremos un sindicato democrático, que verdaderamente vincule la lucha docente con la lucha del conjunto de los trabajadores; que no quede anclado en los aspectos reivindicativos aunque levante con firmeza las reivindicaciones básicas de todo trabajador; un sindicato que no le ponga paños fríos a la conflictividad con la excusa de no afectar la gobernabilidad de los que gobiernan. Desde Docentes en Lucha entendemos que el voto capaz de expresar esto fue el voto a la Lista Multicolor. La experiencia de las seccionales recuperadas de Suteba, capaces de construir organización y movilización desde abajo en franco desafío al inmovilismo propiciado por las direcciones celestes, nos muestra que los sectores sindicales opositores pueden si se lo proponen trascender la lógica de los armados de ocasión y concitar el apoyo de compañeros independientes con un argumento irrebatible: en el sindicato mandan los trabajadores y no las direcciones burocratizadas. Desde Docentes en Lucha venimos siendo parte de esa construcción. En la Ciudad de Buenos Aires, la dirección celeste de UTE ha sido parte del entramado sindical que le garantizó un bajo nivel de conflictividad al gobierno nacional pero además, de modo notable, ha mantenido bajo control y dosificada la bronca de los docentes frente a la política del macrismo. En la certeza de que estas elecciones no fueron más que un paso en la construcción de una herramienta sindical todavía por desarrollarse, celebramos el hecho de haber obtenido el 20% de los votos y de quebrar el unicato celeste este 7 de julio. Convocamos desde Docentes en Lucha a acompañar a la docencia porteña a continuar con la construcción de la Lista Multicolor.

Revista Docentes en Lucha N°1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you