Page 1

Hace algunas semanas, el AULE, la Cienfuegos, Lupas, el Colectivo de Trabajo y estudiantes no agrupados/as comenzamos a debatir sobre la construcción de un nuevo centro de estudiantes en la facultad, arribando también a una caracterización común sobre la actual conducción del centro y el proyecto político que encarna.


A dos años de que Utopía haya asumido la conducción del Centro de Estudiantes, vemos que existen numerosas contradicciones entre lo prometido y lo hecho. En lo que respecta a servicios, no han presentado ningún balance transparente que de cuenta de los ingresos y egresos de Buffet y Fotocopiadora, y explique qué se hace con la plata de los/as estudiantes. A su vez, los/as becarios/as cobran solo $8 la hora, y la ausencia de balances ha servido como argumento al gobierno de la facultad para no otorgar subsidios que permitan mejorar sus condiciones de trabajo. Tampoco han garantizado mecanismos democráticos y participativos en la elección de los/as becas del Centro. Las limitaciones del actual modelo gremial son claras. A principios de este cuatrimestre, Utopía negoció con las autoridades de la facultad la cesión del espacio donde funcionaban el Buffet y la Fotocopiadora. En ese momento, los/as estudiantes organizados en asamblea decidimos defender nuestros espacios y conquistar otros nuevos en la ex-Facultad de Psicología, para mejorar los servicios y las condiciones de trabajo de los/as becados/as. Pero Utopía hizo oídos sordos y cedió el espacio a cambio de la construcción de un nuevo Buffet, subsidiado por la Facultad. Estos nuevos espacios han mejorado los servicios y las condiciones de los/as becados/as, pero es una medida que esconde la verdadera lógica de funcionamiento del Buffet y la Fotocopiadora. A mediados de agosto, Utopía decidió no renovarle la beca a la compañera Clara Sosa en un proceso totalmente irregular, dejándola sin trabajo y tomando la decisión de forma unilateral e

injustificada. Casualmente, Clara ha participado y participa de las asambleas de la facultad, y se opuso firmemente al traslado de los servicios. Una vez más, cientos de estudiantes decidieron movilizarse para terminar con estas arbitrariedades y democratizar los servicios. En este proceso, Utopía se negó a reincorporar a la compañera, pero la presión del Movimiento Estudiantil logró que la conducción del Centro de Estudiantes se viera obligada a poner la cara y hacerse cargo de este debate. Estos hechos no son aislados, responden a la lógica cerrada que Utopía impone al centro de estudiantes. Hace dos años prometieron respetar los espacios de autoorganización estudiantil, como las Comisiones por carrera o los encuentros nacionales de estudiantes, pero en los últimos meses han demostrado no respetarlos, desconocerlos y hasta paralelearlos. Tampoco han llamado a asambleas periódicas, intentando reemplazar este espacio legítimo, plural y de base con encuestas y plebiscitos; ni han llamado a reuniones abiertas de centro para debatir entre todos/as los/as estudiantes. Asimismo, también incumplieron con la promesa de impulsar la confección del Estatuto de Centro de Estudiantes. Partimos de la base de considerar que el Centro de Estudiantes debe ser protagonista de las luchas que lleva adelante el Movimiento Estudiantil y no un mero proveedor de servicios. Apostamos a que sea un espacio de debate y organización estudiantil en pos de nuestras reivindicaciones.

En el plano regional, la actual conducción del Centro de Estudiantes ha estado ausente de las principales luchas que hemos llevado adelante como estudiantes en los últimos dos años. A fines del 2010 miraron para otro lado mientras el Rectorado aumentaba el comedor a 4 pesos y abría la posibilidad de ajustar este precio en relación a la inflación, dejando de lado la concepción del espacio como un derecho estudiantil para ser un servicio pago, y boicotearon el proyecto presentado por la FULP. En 2011 no acompañaron a la FULP en la lucha por el Boleto Municipal a mitad de precio, pero salieron a cobrárselo como logro propio cuando efectivamente se aprobó esta medida. En 2012 no dijeron nada cuando

Los/as estudiantes que decidimos conformar este frente entendemos que otro Centro de Estudiantes es posible: un centro cuya conducción responda a las bases, para que los/as estudiantes nos apropiemos de nuestras herramientas y podamos poner en nuestras manos los debates y las decisiones que nos atañen como claustro estudiantil. Para esto, proponemos que este nuevo centro tenga las siguientes características: - que articule con los espacios autoorganizados (comisiones por carrera, etc.), que fomente la participación estudiantil a partir de asambleas, comisiones y cuerpo de delegados/as, - que abra los espacios necesarios para debatir, elaborar y sancionar un estatuto de centro de estudiantes, - que participe en las luchas fundamentales

expulsaron al compañero Freddy del Albergue ni se solidarizaron con las medidas de lucha que se llevaron adelante para defender al compañero, para democratizar el ingreso a este derecho estudiantil y para terminar con las arbitrariedades, la invasión a la privacidad y la persecución política. Esta actitud no es inocente, y tiene que ver con la posición política que asume regionalmente el MILES-UTOPIA en la UNLP. En abril del 2010 apoyaron y votaron al actual presidente de la Universidad, Fernando Tauber, en conjunto con la Franja Morada y el peronismo, avalando el Pacto de Olivos universitario con que se gobierna la UNLP.

del movimiento estudiantil, como albergue, boleto y comedor universitarios, - que democratice los servicios a través de un sistema transparente y abierto, con la participación plena de sus trabajadores/as, - que luche por mejores sueldos y condiciones de trabajo para los/as becados/as, - que presente balances públicos periódicamente, - que abra espacios de participación y debate sobre los planes de estudio y nuestra formación académica, en pos de mejorarla y orientarla al servicio de las necesidades del pueblo, - que ponga a los/as representantes estudiantiles en los órganos de cogobierno al servicio de los/as estudiantes y no de las agrupaciones, y que abra espacios para debatir y mandatarlos/as.


Los/as estudiantes y organizaciones que impulsamos este frente creemos que la unidad no puede ser una bandera a levantar de forma interesada y oportunista, sino que debe ser un objetivo permanente de la militancia popular. En ese sentido, entendemos que hoy existe una irrepetible oportunidad histórica y que la voluntad de construcción de un frente por parte de activistas independientes y algunas fuerzas políticas de la facultad da cuenta de una maduración política necesaria en tiempos de polarización, donde lo que está en juego es el modelo de centro, es decir, las formas que los/as estudiantes adoptamos para organizarnos en pos de avanzar en nuestras demandas históricas, construyendo un conocimiento que esté al servicio del pueblo oprimido y profesionales comprometidos/as con una transformación social profunda.

Sabemos que en el camino de construir un centro que sea verdaderamente de los/as estudiantes no estamos solos/as, y apostamos a que este proceso crezca y se amplíe. Estamos convencidos/as de que el debate sincero entre compañeros/as de las diferentes carreras es el camino para construir una nueva forma de hacer política en la facultad, una forma que nos permita recuperar nuestro Centro de Estudiantes para que realmente represente nuestros intereses, para que realmente luche por ellos/as. Las puertas están abiertas al debate y a la participación. Te invitamos a formar parte de este nuevo proyecto que nace y crece desde el pie, desde abajo y a la izquierda, desde la participación de cada uno de nosotros y cada una de nosotras.

¡Sumate a construir un nuevo CEHCE!

EL FRENTE  

Por un Nuevo Centro de Estudiantes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you