Page 1


Pรกgina 2


Pรกgina 3


Soja: lo que pasó, lo que viene AÑO XXVI - Nº 143 - AGO./SET. 2010 DIRECCION GENERAL G u i l l e r mo Rodr í g u e z DIRECCION TECNICA I ng. Ag r. Lucas Segura C O O R D I N ACION GENERAL A ndrés del Pino mjcomunica@correo.inta.gov.ar

R E DAC TO R E S A ndrés del Pino Jo rge Alegre D a n iel Dame n E.E.A. PARTICIPANTES PERMANENTES MARCOS JUAREZ - OLIVEROS E.E.A. PARTICIPANTES POR EDICIONES MANFREDI – RAFAELA – PARANA R E C O N Q U IS TA – BA L C A R C E P E R GA M I NO - BARDENAVE SA N T I AGO DEL ESTERO UNA PUBLICACION DE EDITORIAL OCTUBRE info@editorialoctubre.com

Adm.: Joaquín V. González 1054 - Tel./Fax: 0341-4306816 Callao 124 PB. B - Tel.: 0341-4302762 2000 Rosario - Santa Fe

REVISTA DESARROLLO ARGENTINO R.N.P.I. 317.467- ISSN 0328-7432 info@desarrolloargentino.com VENTAS ventas@desarrolloargentino.com PAGINA WEB www.desarrolloargentino.com DIAGRAMACION&DISEÑO: diagramacion@desarrolloargentino.com

INFORMACION DE SUSCRIPCION: Desarrollo Argentino se edita especialmente para todo aquél que esté vinculado —directa o indirectamente— con todos los aspectos de la industria agropecuaria, tanto en el campo como en el comercio. Se distribuye entre bancos, bibliotecas, universidades y escuelas agrícolas; Ingenieros agrónomos; veterinarios y fitotécnicos. Para afbric antes, agentes y distribuidores de maquinaria y abastecimiento agrícolas. SUSCRIPCIONES: Dentro de Argentina $ 90.Desarrollo Argentino es una marca registrada. Derechos registrados.Se autoriza la reproducción de los artículos,siempre que se mencione la fuente . La Editorial no se responzabiliza por el textos y material fotográfico entregado por el anunciante, en cuanto la validez de derechos y registros sobre los mismos .

Página 4

En vistas a la campaña que se inicia, Alberto Escande, coordinador del Programa Nacional Oleaginosas del INTA se refirió, entre otras cuestiones, a las perspectivas y cuidados sanitarios.

C

on 18,7 millones de hectáreas cose chadas de soja, la campaña actual representó un record histórico y un incremento del 11% respecto de 2008/09. A pesar de ser muy elevado, el promedio de rendimiento nacional, estimado en 29,5 quintales por hectárea, se mantuvo por debajo de los 29,8 qq/ha registrados en 2006/07. En vistas a la campaña que se inicia, Alberto Escande, coordinador del Programa Nacional Oleaginosas del INTA, consideró que las perspectivas son positivas: “La producción ha ido creciendo en los últimos años, incluso en zonas marginales o de tierras no tan aptas para el cultivo. La soja está aumentando un millón de hectáreas por año y no hay limitaciones con respecto al mercado”. El desafío, para él, es mantener la producción sustentable y con equilibrio. Actualmente, la Argentina es el tercer exportador mundial y principal proveedor global de aceite, harina y derivados de esa oleaginosa. “La presente campaña sojera se caracterizó por una gran variabilidad tanto en ren dimiento como en calidad, pero puede considerarse muy buena para toda la cadena, desde el productor hasta la industria y exportación”, expresó Martha Cuniberti, del Laboratorio de Calidad de Cereales y Oleaginosas del INTA Marcos Juárez -Córdoba. Desde hace ya 13 años, ese laboratorio releva acopios y cooperativas de la zona núcleo y, esta vez, muestreó 1.218.000 toneladas de soja. “Los rendimientos estuvieron 15 a 20% por debajo de lo que se esperaba debido a las enfermedades de fin de ciclo, especialmente a ‘Mancha Ojo de Rana’(Cercospora sojina Hara)”, sostuvo Cuniberti, quien destacó que hubo “diferencias importantes entre lotes tratados con fungicidas y sin tratar”. Al mismo tiempo, subrayó que los rendimientos fueron afectados por falta de agua y temperaturas altas -superiores a los 35 °C- durante la etapa de llenado del grano. Por otra parte, la técnica señaló que “hubo muestras con alto porcentaje de granos dañados, con valores que alcanzaron

hasta un 19,7%. El estándar de comercialización establece para granos dañados una tolerancia del 5%”. El relevamiento también registró los valores promedio de proteína (38,6%) y aceite (22,7%), que fueron similares a los registrados en los últimos 13 años.

Ojo con la mancha En la última campaña, las condiciones climáticas, la presencia de cultivares más susceptibles y la ausencia de rotaciones favoreció el incremento del inóculo de numerosos patógenos que afectan el cultivo de soja. Como consecuencia, la enfermedad Mancha Ojo de Rana (MOR) se intensificó y provocó considerables pérdidas de rendi miento, que llegaron a superar los 2.000 kilogramos por hectárea. “Durante las recorridas a campo hemos observado la verdadera dimensión de la importancia de MOR en los cultivos de soja en la Argentina”, dijo Alejandra Canale, del INTA Laboulaye -Córdoba-. “El inóculo que quedó en rastrojos y semillas de la última campaña y la escasa disponibilidad de variedades resistentes anticipan la posible presencia de la mancha en el próximo ciclo sojero”, advirtieron los especialistas. “Mientras muchos quedaron impresionados por la magnitud de los daños, otros aún no han percibido que actualmente la principal enfermedad de la soja en nuestro país es este hongo”, explicó Canale. Los investigadores del INTA Laboulaye, coinciden en que la aplicación de fungicidas foliares es una alternativa válida hasta encontrar variedades resistentes a la enfermedad. La decisión de aplicación y tipo de producto depende de los niveles de incidencia y gravedad. De todos modos, los técnicos son optimistas y coinciden en que “existen herramientas disponibles para prevenir y combatir la enfermedad. Es necesario asesorarse y realizar continuos monitoreos”. Martha Cuniberti, INTA Marcos Juárez Alejandra Canale, INTA Laboulaye Alberto Escande, INTA Balcarce


Pรกgina 5


Maíz: Principales plagas del cultivo De concretarse la mayor intención de siembra de maíz y sorgo que se estima para la campaña 2010/11, es fundamental tomar las precauciones necesarias para evitar los daños producidos a la siembra y aquellos posteriores a la misma realizando los monitoreos luego de la implantación.

L

os altos rendimientos de maíz logrados en los últimos años indican un buen manejo agronómico de los cultivos, en el cual la protección contra el ataque de insectos y patógenos y la disminución o eliminación de la competencia por malezas constituyó un aspecto relevante para la obtención de esos resultados.

Gusanos blancos Es recomendable el monitoreo de suelo antes de la siembra principalmente en aquellos lotes que salgan de pasturas o donde se haya observado daño en trigo de la campana anterior. El recuento de estos insectos se puede realizar en muestras de suelo de 0,25 m2 por 30 cm de profundidad (50x50cm ó 56 cm diámetro). Hasta el presente, se ha identificado como principal especie perjudicial para el cultivo de maíz al bicho candado (Diloboderus abderus), que tiene sólo una generación anual y Página 6

cuyos adultos se presentan en los meses de verano.

Barrenador menor del maíz (Elasmopalpus lignosellus)

Orugas cortadoras (Lepidoptera: Noctuidae) Las orugas cortadoras tienen un gran potencial de daño en maíz durante la etapa de emergencia debido a que el hábito de corte de plantas contiguas en la misma hilera limita significativamente la capacidad de compensación de las plantas. En presiembra o preemergencia, el muestreo consiste en la búsqueda de las orugas principalmente en rastrojos enmalezados, o uso de cebos tóxicos en microparcelas (10 m2). Umbral de tratamiento en presiembra: 2000 – 3000 larvas/ha. Umbral de daño en postemergencia en maíz: 5 % de plántulas cortadas. No se recomienda la aplicación preventiva de insecticidas sin la justificación técnica brindada por el monitoreo previo del lote.

Es una oruga de reducido tamaño (1,5–1,8 cm), delgada, marrón, con bandas transversales claras, de movimientos muy activos cuando se la molesta. El difícil control de este insecto hace necesario tener información anticipada sobre la posibilidad de ataque para implementar medidas de manejo preventivo. Estos datos pueden ser climáticos, como sequía prolongada, presencia de la plaga en cultivos ya sembrados, y el nivel de densidad relativa de la población de adultos obtenido con trampas de luz. Varios insecticidas sistémicos formulados como terápicos de semilla están registrados para su control de tipo preventivo en soja y maíz. De no contar con la información correspondiente y en caso de identificarse condiciones predisponentes para sus ataques, se recomienda la aplicación de insecticidas de mane-

ra preventiva en aquellos lotes de suelos sueltos con baja cobertura de rastrojo.

Chinche de los cuernitos (Dichelops furcatus) El daño de esta chinche se ha documentado en maíces en estado fenológico alrededor de V2. En la campaña 2009-2010 se reportaron daños de diferente intensidad en función de la densidad poblacional y del momento en que fueron atacados. En la actualidad se están conduciendo ensayos con la finalidad de registro de tratamiento de semillas para su manejo. Se recomienda un tratamiento previo a la siembra si el muestreo arroja una estimación de 1 chinche/m2.

Barrenador de la caña (Diatraea saccharalis) Plaga importante del maíz y sorgo de la región pampeana, el barrenador del maíz tiene un po-


tencial de merma de rendimiento del 10-20 % por daño fisiológico, a lo cual deben sumarse las eventuales pérdidas por caída de plantas y espigas en híbridos convencionales. Se estima que la superficie sembrada con cultivares de maíz transgénicos varía entre 50 y 100% de la superficie sembrada, según la zona. Las larvas de la segunda generación, luego del nacimiento, se introducen en las axilas de las hojas afectando los meristemas de crecimiento, como así también en la base de las espigas. Esta generación suele ser la que mayor daño produce en función del estado fenológico del cultivo. Las evaluaciones de daño efectuadas en materiales Bt han evidenciado un excelente control de la plaga mientras que los híbridos comunes pueden sufrir mermas de rinde de hasta 20% por daño severo del barrenador de la caña.

Oruga de la espiga (Heliothis zea (Sin.): Helicoverpa zea) En los últimos años se observó un crecimiento del control de Heliothis sp. en maíz de siembra tardía, ya que este insecto tiene bajo impacto en los cultivos de siembra temprana en la zona núcleo de la región pampeana pero provoca daños importantes en los de fecha avanzada de implantación. Esta especie es de origen subtropical por lo cual las larvas y pupas invernantes no toleran los fríos del invierno a la latitud de la región núcleo maicera y los adultos llegan a la zona templada a partir de fines de Diciembre y Enero, luego de la floración de los maíces tempranos.

Oruga militar tardía Oruga cogollera (Spodoptera frugiperda) Se trata de una plaga muy

importante en maíz y sorgo en el NOA y NEA con intensas infestaciones anuales. En el área pampeana central la plaga es conocida por los ataques a los verdeos durante el otoño pero también puede causar ataques intensos durante el verano a soja, al-

falfa y forrajeras. La oruga militar tardía consume el follaje de los diversos cultivos huéspedes con lo cual causa daños en la producción de forrajes y puede destruir a cultivos agrícolas si el ataque es muy temprano o disminuir el rendimiento de granos por reducción del área foliar. El maíz y sorgo pueden ser atacados desde el nacimiento y si la oruga ya estaba en el lote puede cortar plántulas como una oruga cortadora. Varios insecticidas están registrados para el control de la oruga cogollera en los diversos cultivos. Los tratamientos tempranos, con larvas chicas y la buena calidad de las aplicaciones generando gotas pequeñas con la finalidad de ingreso en el cogollo, tanto terrestres como aéreas, son esenciales para un buen control de esta plaga. Una práctica aconsejada en siembras tardías o regiones con ataques muy tempranos en maíz son los tratamientos preventivos con insecticidas sistémicos en la semilla ya que protegen durante 10-15 días a las plántulas luego de la germinación. El uso de híbridos con resistencia a Spodoptera brinda una solución importante para aquellas zonas donde la presión de la plaga es importante principalmente en siembras tardías. INTA Marcos Juarez Página 7


Con fósforo, el trigo rinde mejor Los rendimientos incrementaron significativamente gracias al agregado de fósforo, un elemento primordial para la producción de gramíneas invernales. cinco de nueve ensayos. Como promedio, el máximo rendimiento se alcanzó con la dosis de 20 kg P ha-1, siendo las eficiencias observadas de 33,7, 21,1 y 11,7 kg trigo kg P-1 para la dosis de 10, 20 y 30 kg P ha1, respectivamente. Se determinó una relación de alto ajuste entre respuesta a la fertilización y nivel inicial de P (Bray y Kurtz I) en suelo. De acuerdo con esta relación, se esperan por fertilizar con P incrementos de rendimiento >10% si el nivel inicial es menor de 12 ppm, y de 5 a 10% si la disponibilidad es menor de 16 ppm. Según el P inicial es medio (11-16 ppm) o bajo (<11 ppm), son diferentes la dosis óptima económica y también la respuesta esperable, que alcanza a 200 kg ha-1 en el primer caso, y 800 kg ha-1 en el segundo.

E

l cultivo de trigo responde significativamente en sus rendimientos por el agregado de fósforo (P). Así lo comprobó el equipo de especialistas del Proyecto Regional Agrícola del INTA PergaminoGral Villegas, tras realizar ensayos en el Norte de Buenos Aires durante 2008 y 2009. Los rendimientos variaron en un amplio rango, alcanzando un máximo durante 2009, en localidades situados al sur de la región, y en parcelas fertilizadas con P. “La fertilización es el principal componente del costo de producción del cultivo”, exprePágina 8

só Gustavo Ferraris, de esa unidad del INTA, principal autor del trabajo. “Un manejo eficiente basado en un diagnóstico preciso puede mejorar la competitividad del cultivo, convirtiendo a la secuencia trigo/soja en una opción rentable a la vez que permite hacer un adecuado aporte de residuos de cosecha durables y bien distribuidos al suelo. Dada la amplitud y diversidad de ambientes del Norte de Buenos Aires, la metodología correcta para abordar esta problemática es la conformación de redes de experimentos”, agregó. El especialista explicó que

en esa red se evaluaron dos formas de localización. “La aplicación en banda y en cobertura total incrementaron los rendimientos en 740 y 600 kg/ha, respectivamente. La tendencia de rendimientos entre ambas variantes no se apartó de la relación 1:1. Aún en un cultivo de invierno bajo restricción de precipitaciones, la aplicación de P al voleo incrementó los rendimientos”. La investigación arrojó como resultado que el cultivo de trigo respondió incrementando significativamente sus rendimientos por el agregado de P en

El fósforo es uno de los 17 nutrientes considerados esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Junto con el nitrógeno (N), el potasio (K), el azufre (S), el calcio (Ca) y el magnesio (Mg) conforman el grupo de macronutrientes por las cantidades requeridas y la frecuencia con que se encuentran en cantidades deficientes para los cultivos. Según los técnicos del INTA, la carencia de este elemento afecta en mayor medida el crecimiento que la fotosíntesis. Las plantas con deficiencias de fósforo presentan menor expansión y área foliar y un menor número de hojas. En contraste, los contenidos de proteína y clorofila por unidad de área foliar no son muy afectados por deficiencias de P. El mayor efecto sobre el crecimiento foliar que sobre el contenido de clorofila explica los


loscolores verdes más oscuros observados en plantas deficientes en P. Este análisis se fundamenta en el concepto de suficiencia, consistente en establecer umbrales críticos de respuesta a la fertilización en base a la eficiencia de uso del nutriente con el objetivo de maximizar el beneficio económico. Esto no contempla la reposición de las cantidades de nutrientes exportadas con los granos, aspecto relevante para la sustentabilidad de los sistemas productivos. El P es un elemento primordial para la producción de gramíneas invernales. La actualización de herramientas de diagnóstico y la evaluación permanente de nuevas alternativas tecnológicas es un aspecto relevante con el fin de sostener elevados niveles de rendimiento a través del tiempo. INTA

Página 9


Trigo: qué hacer cuando se pospone la siembra Un informe de los especialistas del INTA Marcos Juárez -Córdoba- se refiere a la incidencia de las bajas temperaturas en el cultivo y propone algunas recomendaciones para la siembra tardía de trigo.

E

l cultivo de trigo es tolerante a las bajas temperaturas aún cuando se registran varios grados por debajo de cero. Sin embargo, suelen verse síntomas de daño de heladas debido a cambios importantes de temperatura que, además, pueden afectar la implantación.

Si bien los daños producidos en las primeras hojas son rápidamente superados por las plantas de trigo bien establecidas, conviene tener en cuenta que la situación puede ser distinta cuando las plántulas provienen de semilla que quedó entre los residuos de cosecha y no en el suelo. En lotes de siembra directa con buena cobertura de rastrojo es común que las siembras tempranas realizadas con elevada humedad ambiental y en los rastrojos, los elementos de corte y abresurco de las sembradoras

Página 10

tiendan a no cortar adecuadamente los residuos, dejando un porcentaje de semilla sin el necesario contacto directo con el suelo. El trigo es poco exigente en humedad y temperatura para germinar y, en este contexto, la exposición del nudo de macollaje y de las raíces primarias de la plántula de trigo sin la protección del suelo, puede ocasionar daños importantes y hasta la muerte de la pequeña planta. Esta situación deberá ser tenida en cuenta en la siembra de variedades de ciclo corto que se realiza en este momento, caracterizado por una mayor frecuencia en la ocurrencia de heladas. Si bien las variedades de trigo con mayor difusión en la región triguera central Norte durante las últimas campañas son de ciclo intermedio a largo y, cuando por alguna causa se atra-

sa la fecha de siembra, estas variedades tienden a desplazar su espigazón más allá de los primeros días de octubre, ubicando la etapa de llenado de grano en un período con mayor probabilidad de altas temperaturas. La posible consecuencia de esto es un acortamiento en la duración de la etapa de llenado de los granos, reduciendo su peso individual y afectando el rendimiento. En esta situación, la recomendación es cambiar de variedad, elegir ciclos más cortos para las siembras de fines de junio y principios de julio en la región. Las variedades de ciclo más corto ubicarán su etapa de espigazón y llenado de grano en un período más favorable y en buenos ambientes tendrán igual posibilidad de rendimiento que las variedades de siembra temprana.

Todos los criaderos de trigo tienen variedades de ciclo intermedio a corto, adaptadas para la siembra a partir del 20 de junio en la región central Norte. A continuación se destacan las variedades de ciclo corto con más de un año de evaluación en la RET y que estuvieron por encima del promedio de rendimiento en el análisis conjunto de la sub región triguera II norte en 2009: BIOINTA 1001, BIOINTA 1004, BIOINTA 1005 y BIOINTA 1006 de BIOCERES; Klein Leon del criadero Klein; ACA 901 del criadero ACA; Buck Puelche, Buck AGP Fast y Buck 75 Aniversario del criadero Buck; Onix, Cronox y Atlax del criadero Don Mario; Baguette 13 y Baguette 9 del criadero Nidera y LE 2331 del criadero Sursem.


Alerta: gusano blanco en trigo y maíz Puede afectar los rendimientos hasta un 50% y la siembra directa le provee condiciones favorables para su desarrollo. Cómo detectarlo.

C

on el inicio del período de siembra de trigo y maíz, técnicos del INTA advirtieron sobre la importancia de iniciar los muestreos de suelo para detectar la presencia de gusanos blancos o bichos toritos. La siembra directa, que llegó hace unos años para reconciliar la agricultura con la naturaleza -a partir de producir sin degradar el suelo y mejorar el aprovechamiento de las lluvias-, provee condiciones favorables para el desarrollo de este insecto: como no se remueve la tierra, los gusanos no quedan expuestos a ser comidos por los pájaros. “El gusano blanco (Diloboderus Abderus) es un insecto polífago cuya larva se alimenta fundamentalmente de semillas, raíces y plántulas de trigo y maíz”, explicó Maximiliano Spinollo, coordinador de la Unidad de Extensión

y Experimentación Adaptativa del INTA Venado Tuerto -Santa Fe-. El técnico explicó que ese insecto es un habitante natural de la tierra, pero prolifera en los suelos que no se remueven y en ambientes cálidos y húmedos. Según Spinollo, si se levantan capas superficiales de suelo pueden observarse “perforaciones efectuadas por los gusanos blancos del bicho torito: esto señala infestación, lo que deberá confirmarse con el muestreo en profundidad”. Por otra parte, investigaciones realizadas en el INTA Pergamino -Buenos Aires- indican que “poblaciones de cinco larvas de bicho torito por metro cuadrado pueden causar una merma de 10 a 11% de rendimiento en trigo”, indicó Nicolás Iannone entomólogo del INTA Pergamino, mientras que “poblaciones de 30 larvas por metro cuadrado pueden provocar pérdi-

das de 70 a 90% en el cultivo de trigo”. Iannone agregó que, “a partir de fines de agosto y fundamentalmente en septiembre, cuando comienza a aumentar la temperatura, se reinician los fuertes daños, y en muchos casos se puede llegar a observar muerte del tallo principal o de toda la planta”. La identificación y muestreo del gusano debe efectuarse antes de la siembra de los cultivos -mayo a septiembre-. “Si la brosa no es muy abundante, la observación de la presencia de montículos de tierra después de una lluvia en una cantidad mayor a tres montículos por metro cuadrado, estaría indicando la posibilidad de control. En momentos de pre-siembra de maíz, habría que chequear si esos montículos responden a la acción de larvas de bicho torito, o bien si los montículos son produ-

cidos por grillo”, detalló. Para evitar tomar decisiones equivocadas, Iannone aclaró que no debe asumirse que el gusano blanco equivale al bicho torito: “Los gusanos blancos son un complejo de especies (más de 10), y en cambio el bicho torito es una especie del complejo, no sólo la más importante sino la única que afecta al trigo”. Para maíz se sugiere un umbral de 5 a 6 larvas por metro cuadrado. “Los tratamientos en semillas se presentan como alternativa de control de tipo preventivo, ya que pueden representar una reducción del 90% en los productos empleados”, destacó Spinollo. Nicolás Iannone, INTA Pergamino Maximiliano Spinollo, INTA Venado Tuerto

Página 11


Logran carne más saludable y de alta calidad Un producto más beneficioso para la saludad humana, de calidad diferencial, obtenido con destete hiperprecoz y alimentación con pastizal natural.

E

l destete hiperprecoz realizado a los 30 días de edad- en vacas de descarte de los sistemas de cría, es una práctica novedosa que fue incorporada a partir de experiencias realizadas para “disminuir drásticamente el período de dieta líquida de los terneros de tambo”. Así lo afirmó la coordinadora del trabajo, Andrea Biolatto, junto con el equipo de investigadores del INTA Concepción del Uruguay -Entre Ríos-, quienes aplicaron esta experiencia inicial a terneros para la producción de carne. El impacto de esta investigación es tan alto que lo que es un producto subvalorado, generalmente de la categoría “vacas conserva”, puede tener la potencialidad de transformarse en un artículo de alta calidad para el consumidor y producido a bajo costo.

En este sentido, Biolatto destacó que “esto abre la posibilidad de acceso al mercado local por su costo y al mercado internacional, ya sea por los cortes carniceros de calidad producidos a pasto o por la liberación para exportación de la carne producida convencionalmente por los novillos pesados”. Según explicó la investigadora, “los resultados del trabajo indicaron que este tipo de carne tuvo mayores niveles de componentes beneficiosos para la salud. La dieta empleada determinó la diferencia en los ácidos grasos de la carne”. En este sentido, las vacas con lactancia mínima salieron gordas en otoño directamente del sistema en pastizal nativo y Página 12

se las comparó con lotes de vacas destetadas convencionalmente a los siete meses y que debieron ingresar a un esquema de terminación a corral para lograr el mismo peso de faena. De esta forma, el primer tipo de carne contuvo menor cantidad de ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados omega-6 que la carne de vaca con destete convencional. El objetivo de la investigación “calidad nutricional de vacas de refugo con destete hiperprecoz”, que se lleva a cabo mediante un convenio de vinculación tecnológica entre el INTA y la División Nutrición Animal de la Asociación de Cooperativas Argentina (ACA) buscó evaluar los efectos de este tipo de método en la calidad nutricional de la carne.

Carne nutritiva Actualmente, la nutrición es un factor determinante en las enfermedades crónicas no transmisibles que puede modificarse. En este sentido, existen investigaciones que apoyan la creencia de que la dieta puede provocar efectos -positivos y negativosen la salud humana. La carne de vaca suele contar con una imagen negativa debido a su alto contenido de grasa, no obstante, “la carne es una de las principales fuentes de proteínas con alto valor nutricional”, aseguró Biolatto junto con un equipo conformado por investigadores del INTA y de la Universidad Nacional de Entre Ríos. Asimismo, la carne también cuenta con aminoácidos esenciales necesarios, y vitaminas y minerales de vital impor-

tancia para el crecimiento, el desarrollo y el correcto funcionamiento del organismo -vitaminas B12, zinc, yodo, selenio y fósforo, son algunos de los minerales-.De las muestras extraídas de los dos lotes de vacas se realizaron determinaciones de ácidos grasos y aminoácidos y se estableció que la brusca disminución de los requerimientos al anular la lactancia y las diferentes dietas afectó el perfil lipídico de la carne. “Las vacas con destete hiperprecoz que fueron criadas y terminadas exclusivamente en pastura natural tuvieron un impacto positivo en el perfil de ácidos grasos, principalmente debido a un incremento en la proporción de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y ácido linoleico conjugado”, finalizó la investigadora.


Un Lucero que ilumina los forrajes argentinos El Instituto de Fitopatología y Fisiología Vegetal (Iffive) del INTA inscribió el primer cultivar argentino de buffel grass, destacado por su elevada producción de semillas y forraje.

L

ucero INTA-Pemán es el primer cultivar de buffel grass desarrollado en la Argentina. Se trata de la gramínea forrajera subtropical Cenchrus ciliaris, de especial interés para el NOA debido a su adaptabilidad para zonas áridas y semiáridas. Sabrina Griffa, investigadora del Instituto de Fitopatología y Fisiología Vegetal (Iffive) del INTA que obtuvo el nuevo material, explicó que contar con un cultivar local de buffel grass es beneficioso porque, además de evitar su importación, permitirá aportar forraje de calidad incluso en condiciones limitantes para el desarrollo de pasturas del noroeste argentino. “Esta pastura de crecimiento primavero-estival mostró ser tolerante al estrés salino en las etapas tempranas del desarrollo, germinación y plántula bajo condiciones de invernadero”, expresó Griffa, quien adelantó: “Lucero estará disponible para propósitos de forraje de ganado vacuno y conservación de suelos en aquellas áreas afectadas por sequía y moderada salinidad”.

Superior Según los resultados obtenidos

en ensayos realizados a campo, durante dos ciclos del cultivo, bajo condiciones de estrés por sequía, altas temperaturas y luminosidad, la técnica comentó que “Lucero se mostró superior a los cultivares difundidos en nuestro país por sus caracteres de producción de biomasa, digestibilidad de la materia seca y semillas”. Además, Griffa remarcó que el cultivar brinda “mayor oferta forraje y posibilidad de resiembra en aquellas áreas marginales con restricciones de clima y suelo, hacia donde el ganado ha sido desplazado”. El nuevo cultivar fue inscripto en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE bajo el nombre de Lucero INTA-Pemán. “En este momento está siendo multiplicada su semilla para su posterior comercialización por el semillero Pemán y Asociados S.A., empresa que obtuvo la licencia en exclusividad del cultivar tras haber firmado un Convenio de Transferencia Tecnológica con el INTA”, dijo Griffa. Sabrina Griffa, Instituto de Fitopatología y Fi siología Vegetal. INTA Página 13


Capacitarse para ir al grano El INTA participó, junto a la Asociación Argentina de Poscosecha de Granos (APOSGRAN), de las Jornadas Nacionales Técnicas en Poscosecha “JORNATEC 2010” realizadas en la Bolsa de Comercio de Rosario. “Sabemos que año a año la producción aumenta y con ello la necesidad de instruirse. Por ello, junto al INTA, buscamos capacitar a los acopiadores, cooperativas y productores nacionales y de Latinoamérica relacionados con el sector”, indicó Ricardo Biancotti, presidente de APOSGRAN. En el marco del Bicentenario de la Argentina y el festejo del 25.º aniversario de la Asociación, JORNATEC 2010 ofreció a los visitantes disertaciones de profesionales nacionales e internacionales (Estados Unidos, México, Brasil, Uruguay y Chile) y mesas de negocios en los que se presentaron productos y se afianzaron las relaciones comerciales. Con respecto al trabajo conjunto de APOSGRAN y el INTA, Biancotti adelantó: “Estamos en un plan de regionalización de nuestra asociación, por lo que fijaremos grupos de trabajo con investigadores del INTA y de la actividad privada para poder atender la demanda de cada una de las regiones”.

Por su parte, Ricardo Bartosik -coordinador nacional del Proyecto de Eficiencia en Poscosecha- explicó que “el INTA tiene un modelo único de investigación y extensión que ayuda al sector productivo a desarrollarse a partir de la implementación de los desarrollos e innovaciones del instituto”. En la jornada se expuso, entre otras innovaciones, un silo secador que elimina la humedad de granos como el maíz pisingallo, para molienda seca y húmeda, semillas a granel y cebada cervecera, entre otros. Este desarrollo del INTA permite preservar y maximizar la calidad de los granos destinados a la exportación. En la jornada estuvo presente el equipo de poscosecha del INTA integrado por Ricardo Bartosik -coordinador nacional del Proyecto de Eficiencia en Poscosecha-, Diego de la Torre del INTA Balcarce, Ricardo Rodríguez y Pablo Saleme del INTA Famaillá y Rubén Roskopf del INTA Pergamino. Pedro Ibañez INTA Balcarce

Seguridad alimentaria de acá a la China Luis Basterra -vicepresidente del INTA-, en el marco de una misión institucional, recorrió centros de investigación y participó del III Foro Global de Líderes de Ciencia y Tecnología Agrícola.

D

urante la misión, Basterra participó de una reunión plenaria en la que se trató la seguridad alimentaria y el rol de la ciencia y la tecnología, la aplicación de políticas agrícolas y la cooperación internacional. Asimismo, recorrió centros de investigación, plantas de procesamiento, zonas industriales y centros de extensión.

En el marco de la apertura del foro, el director de la Oficina para Intercambio de Conocimientos, Investigación y Extensión de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Anton Mangstl, le solicitó a los gobiernos a realizar mayores inversiones en agricultura e investigación científica y pidió que se promueva la cooperación internacional en estos ámbitos. “Ningún país puede lograr la seguridad alimentaría por sí solo”, agregó Mangstl. A esta afirmación se sumó Luo Fuhe vicepresidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh)- quien agregó que “todas las naciones deben trabajar juntas para hacer frente a los desafíos”. “Las autoridades deben promover el progreso tecnológico y el uso de las nuevas técnicas, al tiempo que fomentan los intercambios entre expertos”, agregó Fuhe.

Página 14

El encuentro fue organizado por la Academia de Ciencias Agrícolas de China, el gobierno de la provincia de Heilongjiang y el Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales. Se trata de un encuentro al que asisten más de 500 funcionarios y expertos en agricultura procedentes de 80 países y regiones de todo el mundo, entre ellos Rusia, Francia, Estados Unidos y Canadá.

Cerca del conocimiento En su visita, el vicepresidente de INTA también recorrió los Institutos de Apicultura, Horticultura, Cultivos y Alientos dentro del Centros de Investigación de la Academia China de Ciencias Agrícolas (CAAS) ubicado en Beijing. Además, conoció la zona industrial de acuicultura del distrito de Wuzhong de la ciudad de Suzhou. Antes de su regreso a la Argentina, Basterra visitó los centros productivos en las cercanías de Harbin, las plantas de procesamiento de productos de pesca y alimentos para peces en Huai´an y se entrevistó con los profesionales de los diversos laboratorios pertenecientes al Centro de Extensión de Tecnologías de Acuicultura de Jiangsu.


Agroindustria en origen: un desafío Cristiano Casini, coordinador del Área Estratégica Agroindustria del INTA, se refirió a la situación que afronta la Argentina: promover el desarrollo de productos de alta calidad, bajo costo y diferenciados como “marca argentina”.

E

n los últimos años se produjeron cambios profundos a nivel global y también en la Argentina. Esos cambios, entre otras cosas, indican que la actividad agropecuaria será el generador de los productos más esenciales para la vida humana, entre los cuales los alimentos, los biocombustibles, los biofármacos, las biomasas para producir energía y los bioplásticos se presentan como los más relevantes. Y todos son producidos bajo el concepto de preservación del ambiente y la salud de las personas. El crecimiento de la población mundial y el aumento del nivel de vida de los países asiáticos, entre otros factores, nos da una idea del volumen de la demanda que puede haber en el mercado internacional de esos productos agroindustriales. Dentro de este contexto, el desafío que la Argentina está afrontando es evolucionar hacia un país industrializado para ser económica y socialmente sustentable. Un desafío que puede lograr de la mano del campo, promoviendo el desarrollo de la agroindustria en origen. Para esto, es necesario considerar la gran diversidad de productos que pueden colocarse en el mercado nacional e internacional y que esos productos tengan el mayor valor agregado posible.

Es decir, dejar la idea del otrora granero del mundo y ofrecer al mercado productos elaborados de gran calidad agroindustrial y alimenticia. Semejante objetivo requiere entrar en una nueva estrategia de producción cuya finalidad es la producción de productos industriales, ya sean semielaborados y/o elaborados. Es relevante considerar a todos estos productos y subproductos integrados en una sola cadena agroindustrial. De esta manera, se permitirá un crecimiento más equilibrado de las comunidades del interior del país, capitalizando localmente los excedentes, generando una mayor demanda de mano de obra y produciendo un crecimiento genuino, con equidad; es

decir, un desarrollo territorial. Todo indica que el campo argentino del mediano plazo (10 años) debería abandonar la exportación de “commodities” sin transformación, sin industrialización, sin valor agregado en origen, para evolucionar hacia sistemas productivos donde el productor primario supere la tranquera, participe y se incorpore efectivamente a la cadena de valor. Esto le permitirá recuperar su competitividad territorial, progresar con desarrollo y con equidad, ya que participará en la distribución de la renta. Todo esto dentro de un marco de gestión ambiental para conservar los recursos naturales.Este cambio debe tener como única premisa “la innovación per-

manente”: innovación en los procesos, en los equipamientos, en los productos obtenidos, en los consumidores y en los mercados. Se debe poner en marcha un proceso de creatividad con métodos modernos de investigación y experimentación que inmediatamente pongan en práctica las novedades encontradas. Estas novedades deben tener una característica particular, de origen argentino definido y que se diferencien de los del resto del mundo por su calidad, sanidad, nutrición, bajos costos y porque son producidos con la preservación del medio ambiente. En síntesis: productos de alta calidad, bajo costo y diferenciados como “marca argentina”.

Página 15


Nuevas autoridades en Agroindustria Néstor Oliveri -director nacional del INTA- puso en funciones a María Victoria Reyes, nueva directora del Centro Nacional de Investigación de Agroindustria del INTA Castelar.

R

bajo en equipo para concretar las expectativas de crecimiento interno y externo del CIA” y manifestaron su respaldo a la nueva gestión.

eyes, quien dirigirá por los próximos cuatro años el Centro de Investigaciones de Agroindustria, accedió al cargo por concurso público y cuenta con una larga trayectoria en el país y el exterior vinculada a los agronegocios, la innovación tecnológica y la agroindustria.

Por su parte, Raúl Ríos, director del Centro Nacional de Investigaciones Agronómicas del INTA, destacó “la gestión realizada por el INTA Castelar en la promoción de una fuerte articulación interna y externa a la institución”.

Agroindustria (CIA) , manifestó el “fuerte apoyo que brindará ese Consejo para lograr la consolidación y potenciación del Centro” y enfatizó“la importan cia del componente vinculación tecnológica”.

Asimismo, Pedro Rimieri , en representación del Consejo del Centro de Investigación de

A su vez el director del Centro de Recursos Naturales, Roberto Casas, indicó: “El presti-

Página 16

gio de los integrantes del Centro de Agroindustria posibilitará su consolidación en un proceso constante de crecimiento institucional”. Alejandra Ricca y Oscar Pozzolo, directores de los Institutos de Alimentosy de Ingeniería Rural, respectivamente, explicaron “la importancia del tra-

Finalmente, Reyes expresó: “Me espera un gran desafío que radica en cohesionar el equipo, apuntando a la construcción de una nueva visión y misión para el Centro, sustentadas en el trabajo mancomunado de todos sus colaboradores y apoyados por las coordinaciones de programas nacionales, áreas estratégi cas y centros regionales”. “Se desplegarán así los conocimientos generados en favor del sector productivo agroindustrial y de los territorios y actores de todo del país”, afirmó


Energía alternativa para pequeños agricultores En la Argentina, las fuentes renovables de energía constituyen el 5% de la matriz energética nacional. Las energías renovables surgen como potenciales herramientas para abastecer a pequeños productores.

“Las energías renovables surgen como potenciales herramientas para abastecer a pequeños productores y brindar ciertos beneficios, no sólo mejorando la calidad de vida sino agregar valor a los productos generados, fomentar la sustentabilidad de los sistemas productivos y convivir en armonía con el medio ambiente”, dice José Catalano, director del El Centro de Investigación y Desarrollo tecnológico para la Pequeña Agricultura Familiar (CIPAF). Teniendo en cuenta que las poblaciones rurales comúnmente se encuentran aisladas de los sistemas convencionales de abastecimiento energético, las energías renovables surgen como una buena alternativa para acompañar la demanda de estas familias y mejorar su calidad de vida. “Se han desarrollado acciones puntuales sobre el uso de energías renovables de determinadas regiones del país, con resultados favorables. Quizás este tipo de experiencia ha llegado a pocas personas y no a toda la comunidad. Además, en muchas ocasiones estos proyectos son implementados, pero no perduran en el tiempo por falta

de sustentabilidad técnica, económica y social”, expresa Leandro Venturelli del Instituto de Ingeniería Rural. Los cultivos energéticos son recursos vegetales utilizados para la sustitución de combustibles fósiles en diferentes aplicaciones. “Un uso sustentable, permite satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para cubrir las suyas”, comenta Catalano. Y agregó: “Biodigestores o energía partir de desechos, cocinas y hornos agroindustriales a leña, cocina solar parabólica familiar o el sistema solar de agua caliente sanitaria, son algunas de las experiencias que se están desarrollando junto a pequeños productores, minifundistas, campesinos e indígenas que viven, trabajan y producen en condiciones adversas en todo el territorio del país”. Para Venturelli, “el próximo paso debe darse en la vinculación entre las empresas oferentes de tecnología, las instituciones del estado dedicadas a la investigación y transferencia y los productores familiares”. Página 17


Superpoblación de palomas - cómo disminuir daños El manejo de los daños ocasionados por aves en cultivos y otras producciones extensivas presenta un desafío particular: no existe una única medida de control. “La superpoblación de palomas torcazas se transforma en problema al destruir cultivos de girasol, sorgo, cebada y trigo en las provincias de Chaco, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y Buenos Aires”, explicó Jaime Bernardos, especialista en manejo de vida silvestre del INTA Anguil -La Pampa- . En los últimos cuatro años la paloma tuvo un crecimiento exponencial debido a la expansión de la superficie agrícola, la presencia de montes cercanos a los cultivos -lugar perfecto para que la población de palomas se reproduzca- y la disponibilidad de agua. “Mientras la paloma tenga alimento tendrá los recursos para seguir creciendo”, indicó Bernardos. Según el técnico de Anguil, las características ecológicas de las palomas medianas las hacen particularmente exitosas en su adaptación a los cambios en los agroecosistemas ya que poseen alta supervivencia, oportunismo para la reproducción y oportunismo dietario. Sonia Canavelli, especialista en ecología y conservación de vida silvestre del INTA Paraná, remarcó que “el manejo de los daños ocasionados por aves en cultivos u otras producciones extensivas presenta un desafío particular, pues no existe una única medida de control que ofrezca resultados inmediatos, eficiente en términos económicos y con bajo impacto ambiental”. El enfoque del INTA apunta, entre otras medidas, a reduPágina 18

cir los daños y la tasa de crecimiento de la población. Al respecto se realizan ensayos de limpieza del extracto arbustivo, práctica con la que se logró una merma del 75% en la cantidad de nidos. Además, según Canavelli, quien trabaja en un proyecto sobre “Bases ecológicas, sociales y tecnológicas para disminuir los conflictos entre las actividades agropecuarias y las especies silvestres”, uno de los principales factores que regularían la abundancia de palomas medianas sería el alimento dis ponible a lo largo del año. Por esto, todas las medidas que se adopten para disminuir la cantidad de granos disponibles en el campo contribuirían a mantener las poblaciones de palomas en niveles tolerables, además de aumentar las ganancias -al reducir otras fuentes de pérdidas sobre los cultivos-. La única alternativa de manejo efectiva por sí sola en el corto, mediano y largo plazo, es la exclusión de las aves del lote mediante redes o tramas multifilamentos -lo cuál es factible sólo en cultivos intensivos de alto valor-. Cualquier otra alternativa que se utilice tiene resultados inciertos y, por ello, requiere el diseño cuidadoso de una estrategia orientada a disminuir o, en lo posible, prevenir los daños. Entre las recomendaciones, los técnicos del INTA puntualizaron que “lo ideal sería que no se pierdan granos durante el

proceso de cosecha de girasol porque -junto a los rastrojosservirán de alimento, permitiéndoles mantenerse, crecer y reproducirse”. Además, “es crucial -según la investigadora de Paraná- incorporar el manejo del daño por aves dentro del esquema general de manejo del cultivo, incluso antes que el cultivo esté implantado, y no esperar a tener las aves en el lote para analizar qué medidas tomar.

rasol o sorgo, además de algunas de las medidas anteriores como sembrar grandes extensiones y evitar la siembra en sitios atractivos-, sería importante: - Usar variedades o cultivares menos susceptibles o más re sistentes -sorgo antipájaro, va riedades de girasol con mayor inclinación de los capítulos-. - Controlar eficientemente las

Finalmente, es fundamental monitorear frecuentemente los lotes, para aplicar las estrategias y tácticas necesarias en el momento adecuado”.

Biorrepelente Los biorrepelentes son compuestos en base a productos naturales que se aplican al cultivo para disuadir a las aves. En este sentido, María Elena Zaccagnini -coordinadora del área estratégica de Gestión Ambiental- explicó que “en la Argentina no hay productos registrados para el control de aves, por lo cual el uso de cebos tóxicos está prohibido. Estos métodos generan fuertes impactos ambientales, no sólo para las aves sino para toda la red alimentaria, con lo cual los impactos de toxicidad pueden llegar a afectar la salud humana”.

Sugerencias Para disminuir los daños en lo cultivos maduros, como gi-

malezas e insectos, los cuales pueden atraer a las aves a los lotes antes que el cultivo esté maduro. - Cosechar anticipadamente, para disminuir el período de susceptibilidad del cultivo.

- Reducir al máximo las pérdi das por cosechadora.

- Disminuir los granos disponi bles en rastrojos.

- Disminuir las pérdidas de granos durante el transporte.

Estas sugerencias permitirían reducir factores de pérdida adicionales a las aves y, además, disminuir los granos disponibles para las mismas, especialmente en momentos en que, naturalmente, serían escasos.


Un freno contra el efecto invernadero Luis Basterra -vicepresidente del INTA- participó, junto a varios especialistas del INTA Castelar, de una reunión con representantes de la Alianza Global de Investigación en Gases de Efecto Invernadero. l vicepresidente del INTA -Luis Basterra- señaló que “desde el INTA se trabaja en el impacto de las prácticas agrícolas sobre el cambio climático” y agregó que “nuestro deber es generar información base para que se puedan desarrollar técnicas y metodologías que contribuyan a la disminución del impacto”.

E

Nación-. La Alianza Global surgió de una iniciativa presentada por autoridades de Nueva Zelanda en septiembre de 2009, aunque el lanzamiento oficial tuvo lugar en diciembre del mismo año, con motivo de la 15.º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, celebrada en Copenhague.

Por su parte, el director del Centro de Investigaciones en Ciencias Veterinarias y Agronómicas (CICVyA), Raúl Ríos, indicó que “uno de los grupos de trabajo de esta Alianza está relacionado con la agricultura y ganadería a nivel mundial” y agregó que “el objetivo de la jornada es mostrar a nuestros colegas de los distintos países, los trabajos en la producción de metano y suelos que se realizan en el INTA Castelar”.

de efecto invernadero de la Argentina proviene del sector agropecuario y, de ese porcentaje, un 21 por ciento proviene de los suelos”.

que el país sea capaz de conservar la calidad de sus recursos naturales y de planificar medidas adecuadas para encarar los cambios.

Se trata de una red de colaboración y cooperación internacional dedicada al campo de la investigación sobre temas relacionados con las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agropecuario y los países que la conforman son 30, entre los que se encuentra Alemania, Argentina, Japón, Países Bajos, Pakistán, y Suecia, entre otros.

En este sentido, el director del Instituto de Suelos, Miguel Taboada, se refirió a las “emisiones de oxido nitroso en los suelos agrícolas con siembra directa”, donde explicó que “el 43 por ciento de las emisiones de gases

Los especialistas sostienen que el cambio climático provoca significativas modificaciones a escala global que podrían ser relativamente aprovechadas por la Argentina en su rol de proveedor mundial de alimentos, siempre

Entre las autoridades presentes en la reunión estuvieron Ana Cipolla -directora nacional asistente de Relaciones Institucionales- y Alejandro Silva -representante del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la

Como institución responsable, el INTA tiene un rol fundamental ya que se encuentra a la vanguardia en la búsqueda de medidas mitigadoras de los efectos del cambio climático en el sector agropecuario, con especial énfasis en los sectores más vulnerables.

Página 19


De preferencia, rubias Criolla y Gringo son las dos nuevas variedades de batata inscriptas por técnicos del INTA El Colorado -Formosa-. De piel blanca o crema, fueron desarrolladas a partir de las preferencias locales.

U

miento promedio de raíces superior a las 40 toneladas por hectárea, lo que les da la posibilidad a los pequeños productores de comercializar el remanente en el mercado regional”.

n fruto entre redondo y elíptico, de piel blanca, pulpa color crema, sabor suave y dulce. Es Criolla INTA, una de las dos nuevas variedades de batata inscriptas por técnicos del INTA El Colorado -Formosa-. Mientras que Criolla se destacada por su rendimiento, Gringo INTA tiene la ventaja de ser doble propósito: consumo de raíces y forraje vacuno. Ambos clones se diferencian de las variedades cultivadas comercialmente en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba -batatas de piel morada como la Morada INTA y Arapey-. “La selección de los clones se hizo pensando en el mercado regional, en el que se prefieren variedades de batatas de piel blanca o crema, forma del fruto redondo-elíptico y pulpa color crema”, explicó Bonifacio Vicentino, investigador

Página 20

de esa unidad del INTA El Colorado. “Criolla INTA se seleccionó entre más de 17 clones, de 331 plantines producidos por semilla botánica- por su alto rendimiento

en raíces, tamaño, forma, uniformidad, precocidad y color de piel”, dijo Vicentino. Según el Censo Agropecuario de 2002, el promedio de rendimientos en la región oscila entre 10 y 15 toneladas por hectárea. “Criolla INTA cuenta con un rendi-

Investigaciones realizadas en el INTA El Colorado indicaron que “Gringo INTA no tiene buen rendimiento en raíces, pero resultados preliminares la destacarían por tener la ventaja de ser un clon de doble propósito, consumo de raíces y como forraje para el ganado vacuno”, comentó Vicentino y luego agregó que “el rendimiento de materia verde -oscila entre las 70 y 100 toneladas por hectárea- que logramos con Gringo INTA, nos permite cumplimentar con los requerimientos energéticos en la alimentación del vacuno y la ubica como una alternativa forrajera”.


El tomate abrigado El conocimiento también inmuniza rinde mejor Ensayos del INTA La Consulta -Mendozademostraron que la combinación del acolchado plástico y riego por goteo mejoran el crecimiento y rendimiento en la producción de tomate para industria.

Técnicos del INTA Castelar profundizaron sus conocimientos sobre inmunización en un seminario dictado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en el Centro de Investigaciones en Ciencias Veterinarias y Agronómicas.

E L

os tomates eran verdes y fritos. Ahora son acolchados, de mayor crecimiento y listos para disfrutar. Al menos así lo indica Natalia Aquindo -técnica responsable de la ejecución de ensayos del INTA La Consulta- quien explicó: “El mulching o acolchado plástico -usado en combinación con el riego por goteo- incrementa en un 30 por ciento el crecimiento inicial -medido en materia seca- y un 25 % en el rendimiento de frutos en la producción de tomate para industria”. La aplicación de esta estrategia impacta directamente en el ahorro y conservación de agua en los cultivos. Además, optimiza la temperatura del suelo, permite un mayor control de malezas y protege la estructura del suelo al minimizar la

erosión. Todos estos factores favorecen al crecimiento de la planta, lo que representa mayores rendimientos. El uso de acolchado es una técnica muy antigua que consiste en cubrir el suelo y el cultivo con paja, aserrín, cáscara de arroz, papel o plástico. “Así, se protege el suelo y los cultivos de los agentes atmosféricos, se promueven cosechas precoces, se mejoran los rendimientos y la calidad de los productos”, explicó Aquindo. Los acolchados para suelos suelen realizarse con películas de polietileno, por ser materiales de bajo costo relativo, fácil instalación, flexibles e impermeables -no se pudren ni permite el desarrollo de microorganismos-. Natalia Aquindo, INTA La Consulta

specialistas del INTA Castelar participaron de un seminario dictado por Juan Sabatté, especialista en inmunología de la Facultad de Medicina de la UBA, sobre HIV, modulación de plasma seminal entre virus y células dendríticas, las implicancias en la transmisión sexual y los últimos avances tecnológicos. El conocimiento es una trama compleja que, resuelta, contribuye a la competitividad y al compromiso social. Así, el INTA se vincula con diversas instituciones académicas y de investigación para que los investigadores accedan a las últimas actualizaciones de los temas que aportan al sector productivo agropecuario y agroindustrial. En este sentido, Patricia Zamorano -integrante del Instituto de Virología del INTA Castelarconsideró al seminario como “muy interesante” por tratarse de una temática “directamente relacionada con su labor diaria que contribuye a la actualización y profundización sobre el sistema inmune”. “A pesar de que nuestro equipo trabaja sobre enfermeda-

des de animales, este seminario nos permite profundizar nuestros conocimientos sobre inmunología, lo que contribuye ampliamente en el diseño de futuras vacunas”, agregó Zamorano. Por su parte, Sabatté se mostró complacido por “compartir los conocimientos con los investigadores del INTA” y consideró “destacable” a la labor del INTA por “estimular, vincular y permitirle el intercambio a los especialistas de la institución”. El investigador pertenece al CONICET y trabaja en el Centro Nacional de Referencia para el SIDA -una nstitución dependiente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires que, desde su creación en 1987, tiene una activa colaboración con todas las administraciones de los Programas Nacionales de Lucha Contra el SIDA del Ministerio de Salud de la Nación-. Lic. Ana Mate – amate@c nia.inta.gov.ar INTA Castelar

Página 21


Cuando los chicos siembran futuro Casi 3000 chicos participaron de la 13.º Jornadas escolares en el INTA Rafaela bajo el lema “nuestra casa, nuestro ambiente” en la que aprendieron a cuidar y respetar el suelo y el hábitat.

“Este es nuestro lugar de trabajo, nuestro ambiente y lo cuidamos mucho. Estamos muy felices de recibirlos en nuestra casa para aprender a cuidar el ambiente de todos”, dijo el director del INTA Rafaela, Carlos Callaci, en la apertura de las jornadas. Por su parte, Stella De Michellis -diputada provincial- se refirió al medio ambiente en el acto de apertura: “Es muy importante aprender a cuidar lo que no pertenece a nadie y es de todos”. El INTA recibió a 2800 estudiantes de 42 colegios de la ciudad de Rafaela y sus alrededores, con el objetivo de que comprendan la importancia de cuidar y respetar el suelo y el medioambiente. El evento consistió en un circuito de cuatro estaciones en las

Página 22

que los alumnos disfrutaron de una obra de teatro y observaron los componentes de una calicata en la que aprendieron la importancia del cuidado del suelo, su origen, los residuos que lo contaminan y los condicionantes del clima. Por último, en la estación de las labranzas, los visitantes sembraron en una huerta orgánica y pudieron ver a las maquinarias en acción. Los docentes coincidieron en que “estas jornadas complementan los contenidos del aula” al tiempo que resaltaron el dinamismo de las actividades y la alegría que tienen los chicos de participar en actividades de este tipo donde pueden tener un contacto directo con los elementos de la naturaleza.


Pรกgina 23


Precop: tecnología de exportación

E

n el marco del proyecto Precop, Ricardo Bartosik del INTA Balcarce, dictó dos cursos sobre manejo de granos en la poscosecha, en Colombia. “Esto demuestra las posibilidades del sistema agroindustrial argentino, de exportar tecnología al resto de los países latinoamericanos”, comentó. Por otro lado, Leandro Cardoso, de la misma unidad, invitado por la Universidad de Kansas (Estados unidos), realizó una demostración sobre almacenamiento en silobolsas. “La convocatoria surge a partir del prestigio que tiene la Argentina en la temática del manejo de granos en la poscosecha”, agregó Cardoso.

Página 24

Escuela de formación de extensionistas en Paraguay

E

l INTA participó de un Seminario-Taller para la elaboración de un proyecto que tendrá como objetivo la creación de una Escuela de Formación de Extensionistas Rurales en Paraguay. El encuentro –realizado en San Lorenzo y en Asunción del Paraguay– estuvo organizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el INTA. Además, se firmó una Adenda del Convenio Marco entre los Ministerios de Argentina y Paraguay, que incluye la cooperación en Formación para la Extensión.


Pro-Huerta es uno de los proyectos que más se arraigó en la sociedad” Así lo expresó Carlos Casamiquela -presidente del INTA- en referencia a este plan que hoy, 3 de agosto, cumple 20 años, y se realiza en forma conjunta con el Ministerio de Desarrollo Social. Asiste a 3,5 millones de personas, a 630 mil huertas familiares y 148 mil granjas en todo el país. “Pro-Huerta con 20 años es un modelo y un ejemplo de cómo se puede ofrecer capacidad para abastecer y ayudar a otros sectores mas desprotegidos de la sociedad y no tradicionalmente vinculados con el INTA. Sin duda, es uno de los proyectos que más se arraigó en la sociedad”, explicó Carlos Casamiquela -presidente del INTA-. En esta línea, Roberto Citadini -coordinador nacional por INTA de Pro-Huerta- recuerda aún con emoción las palabras de uno de los actuales participantes del programa: “Vivía cartoneando y ahora vivo de lo que cosecho en mi huerta”. Este programa promueve una dieta diversificada y equilibrada mediante la autoproducción en pequeña escala de alimentos frescos por parte de sus destinatarios. Estos reciben la asistencia técnica del INTA en forma permanente y comprometida. Cittadini explicó que “el ProHuerta llega a lugares en los que no existe institución alguna, reconstruyendo el tejido social de las comunidades y fortaleciendo las redes y organizaciones exis-

tentes en el territorio”. Como resultado de las acciones realizadas, cerca de 3,5 millones de personas de 3.600 localidades, barrios y parajes de todo el país producen sus propias hortalizas, frutas, carne y huevos. Esto permite diversificar y equilibrar su dieta ya que las huertas que producen las familias participantes permiten satisfacer el 72 % de su demanda diaria de vitaminas y minerales (hierro, calcio, fibras, vitamina A y C). Pro-Huerta cuenta con 19.000 promotores o agentes multiplicadores que acompañan la labor de alrededor de 700 técnicos intervinientes. Esta red de vinculación comprende más de 9.600 instituciones, escuelas y entidades -municipales, provinciales y nacionales-. De las 630.000 huertas familias asistidas y las 148 mil granjas el 33 por ciento corresponde a áreas rurales, el 40 a áreas urbanas y el 27 a grandes ciudades. De la mano Liliana Periotti -secretaria de Políticas Alimentarias del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación- destacó que “el programa

Pro-Huerta, de la mano del INTA, ha sido la mayor herramienta que hemos podido darle a cada uno de los huerteros, técnicos y promotores del país. Supimos construir una alianza estratégica desde dos miradas: la mirada de la tecnología puesta al servicio de la gente y la mirada de los derechos para cada uno de ellos con la diversidad y calidad de nuestro territorio”. Las acciones que se realizan incluyen la dinamización de redes sociales, la capacitación de promotores voluntarios y la población involucrada, la asistencia técnica, el acompañamiento sistemático de emprendimientos y la provisión de semillas y planteles de granja.

formidad de producción agroecológica que certificará las buenas huertas, aquellas que hacen bien el trabajo cotidiano. Si bien será un reconocimiento honorífico es un buen aliciente que permitirá al huertero ganar en confianza y seguir con más orgullo su labor”. Alegría

Una marca

La coordinación nacional prevé diversas actividades programadas -la central será el 12 de septiembre en la ciudad de Santiago del Estero- de las que, entre otras, se destaca una muestra itinerante de fotografías, capacitaciones y encuentros con promotores, concursos de huertas y granjas escolares como espacio aprendizaje.

Como parte de los festejos por los 20 años, Citadini adelantó que “se trabaja en implementar la marca Pro-Huerta como una forma de acompañar los productos que producen quienes pertenecen al programa. Será una forma de identificar el origen de lo que ellos elaboran”. Y habrá más: “En esta línea estamos por crear el sello de con-

David Arias Paz -coordinador del Pro-Huerta en Santiago del Estero- sintetizó: “Hoy en la provincia son más de 22.000 las huertas que se encuentran a lo largo de todo el territorio, y lo más importante es la articulación que estas acciones tiene con los distintos programas del INTA”.

El futuro de los sauces del Paraná El 22 de julio, la Estación Experimental del Delta Paraná del INTA acercará a los productores los últimos aspectos tecnológicos para mejorar la producción sauces.

C

omo marco de la ante sala al Pro-Delta 2010, se realizará la primera jornada técnica sobre el sauce con la finalidad de identificar y reconocer la aptitud productiva de este género forestal y del potencial de su madera para las diferentes aplicaciones tecnológicas. Gerardo Mujica, director del INTA Delta del Paraná aseguró que “en el marco del Bicentenario nosotros debemos contribuir a seguir mostrando los usos tecnológicos del sauce y continuar promoviendo este cultivo”.Por su parte, la experta del INTA del Delta del Paraná,

Teresa Cerrillo explicó que “la idea fundamental de esta jornada es reconocer y posicionar la calidad del sauce en lo referente a la madera, ya que en la Argentina se destina mayoritariamente a la fabricación de papel para diarios y tableros de partículas. Entre ambas industrias consumen alrededor del 90% del sauce que se produce (principalmente en la región del Delta del Paraná); el resto de la producción es aplicada a usos sólidos (aserrado y debobinado), por lo que resulta deseable lograr un mayor equilibrio en la composición del consumo”. Y agregó que “la realización de esta

Jornada nos permitirá reunir actores vinculados con el cultivo e industrialización del sauce (productores, industriales, técnicos) y difundir (a través de disertaciones técnicas con recorridas a campo) los conocimientos actuales e innovaciones sobre el sauce y las aptitudes reales de su madera en el marco de un manejo sustentable”. La plantación de Salicáceas (sauces y álamos) en la región del Delta Paraná abarca una superficie mayor a las 60.000 hectáreas, en las que la producción de sauce ocupa el 65%, y los procesos para incrementar la mejora en el rendimiento de

este género forestal se realizan desde el año 2005, por medio de ensayos a campo. Los resultados que se observan en los nuevos clones experimentales son muy alentadores, ya que a través de la selección se están logrando mejoras a tanto en el volumen, como en la calidad de la madera. La Jornada incluye conferencias de técnicos y salidas a campo en los cuales se tratarán los diversos componentes del sistema en los que se acercarán las nuevas tecnologías para mejorar los rindes de la producción de sauce. Página 25


En Santa Fe se festejaron 25 años de INTA Carlos Casamiquela y Néstor Oliveri -presidente y director nacional del INTA, respectivamente- participaron junto a otras autoridades en las bodas de plata del Centro Regional del INTA en Santa Fe.

E

l Centro Regional Santa Fe cumplió 25 años y celebró junto al presidente y el director nacional de la institución Carlos Casamiquela y Néstor Oliveri, respectivamente-, en un acto que también contó con la presencia del ministro de la Producción provincial -Juan José Bertero-, los intendentes de las ciudades de Rafaela -Omar Perotti- y Rosario -Miguel Lifschitz- y el director del Centro Regional -José Luis Spontón-. Este Centro Regional puesto en funciones el 12 de agosto de 1985, con el ingeniero Carlos Torres como director- fue el primero en operativizar la transformación que implicó descentralizar el poder en regiones coincidentes con ámbitos provinciales. “Estamos viviendo un tiempo de transformación política, de una recuperación del rol del Estado al que adhiero y el INTA tiene el desafío de involucrarse en los procesos de desarrollo integral en las regiones con una mirada compleja, que abarque desde la biotecnología hasta las necesidades de los sectores más vulnerables”, expresó Casamiquela. El presidente también recuperó en su discurso el contexto en el que se desarrolló la regionalización y la capacidad no sólo tecnológica sino de transformación del INTA. Puntualizó algunos datos para dar cuenta de lo que significa la apertura al control social: los consejos a todos los niveles (directivo, regionales, de experimentales de agencias de extensión) en pleno funcionamiento con 2.000 extra INTA involucrados en los procesos de decisión. También repasó los cambios en estos 25 años: “Cambiaron la matriz de producción, los actores, las cadenas de valor”. Convocó a “mirarnos el ombligo”, revisar la organización para estar a la altura de estos cambios, atentos a los desafíos de los próximos 25 años de la Argentina y del INTA como organismo científico responsable. En este marco, hizo referencia Página 26

a nuevos espacios de acción institucional, como el de agricultura periurbana, que hoy exigen dedicación institucional. Casamiquela también felicitó y reconoció “a la gente que ha sabido construir este INTA grande por sus afectos, su tarea, su prestigio”. Ir por más Los discursos comenzaron con la bienvenida a la ciudad de Perotti, quien hizo una convocatoria contundente: “Hay que ir por más”. “Descentralizar es transferir poder -dijo- y en el INTA esto supone acercar el conocimiento a los productores, empresarios de nuestros centros urbanos”. Para Spontón, actual director del Centro Regional, “la edad de oro del INTA no está en el pasado sino en el porvenir”, pero éste se asienta en su historia. Por eso la convocatoria a recordar para reflexionar y también para pensar qué debe cambiarse. “Hace 25 años el INTA se regionalizó para poder atender mejor las demandas: mejores conexiones con las instituciones, los gobiernos, la universidad, mayor control social y esto ocurrió”, expresó Spontón. “Este evento es para compartir con las organizaciones y también con nuestros jóvenes lo que ha sido el proceso de construcción de esta organización y reconocer a los que hicieron camino”.

Nuevos tiempos, nuevos vínculos “Es un motivo de alegría para mí compartir este acto como modo de reconocimiento a la tarea del INTA en Santa Fe”, dijo Lifschitz. Se refirió enfáticamente a la tarea muchas veces silenciosa pero sostenida de la institución, al ejemplo concreto de articulación público-privada, continuidad de políticas y respeto por las diferencias locales que brinda con su accionar. “En el gran desafío de convertir a este país productor de alimentos y biocombustibles en

un país capaz de agregar valor a sus productos, aumentar el impacto social y el desarrollo sustentable, el INTA tiene una tarea insustituible”. Por su parte, el ministro de la Producción Bertero se mostró orgulloso de estar presidiendo este acto, por su reconocimiento del INTA como una institución diferencial, que supo construir algunos de esos valores que se llaman intangibles y que hacen a las organizaciones. “La decisión de regionalizar no fue un paso más, no fue una fragmentación sino un acercamiento al territorio que fortaleció el federalismo”. Como ejemplo del nuevo modo de vinculación gobierno-INTA en los tiempos que corren, mencionó dos proyectos conjuntos: el del “picudo algodonero” en el que el INTA logró que cuatro provincias se pongan de acuerdo y financien una investigación sobre esta plaga; y el de “ordenamiento territorial”, en el que el ministerio participa junto al INTA y a la universidad. Definió este nuevo momento como de “diferenciación de roles” para potenciar la tarea conjunta: “Al INTA le toca la extensión, el ministerio tiene que crear los marcos políticos”. Los reconocimientos Durante el acto se homenajeó a los directores regionales: Carlos Torres (1985-1986), Horacio Monti (1986-1987), José Weber (1987-1991), René Brarda (19911992), Adolfo Cerioni (19921999), Francisco Mosconi (19992009), Osvaldo Fusari (2009) y José Luis Spontón (actual). También recibió un reconocimiento quien fue y sigue siendo la secretaria del centro regional, María Elena Monroig. Les entregaron los recordatorios Oliveri, y Emilio Ghirardi, como representante del Consejo Directivo del INTA. Por Francisco Mosconi, fallecido en 2009, lo recibió su hijo Pablo. También fueron homenajeados los presidentes del Consejo Regional. Les entregaron sus recordatorios Casamiquela y el pre-

sidente del actual consejo, Celso Muchud y Baroni. La Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNL, la Municipalidad de Rafaela y de Rosario, SanCor, la Sociedad Rural de Rosario, el INTA Oliveros y el Consejo Directivo y la Dirección Nacional del INTA entregaron placas conmemorativas por los 25 años del Centro Regional, que recibieron, de manos de los representantes institucionales, Muchud y Spontón.

Génesis, evolución y futuro de la regionalización El seminario conmemorativo contó con las disertaciones de quienes, desde diferentes lugares y funciones, rescataron el proceso de regionalización. Moscardi, quien fuera director nacional del INTA en el año 85, habló de los antecedentes y la situación de ese momento. Torres, como primer director regional, se ocupó de la instrumentalización, enmarcándola en la misión y objetivos históricos del INTA. Félix Garnero, productor agropecuario y antiguo presidente del Consejo Regional por seis años, disertó sobre la visión y el sentir de los primeros consejeros. Los logros institucionales fueron rescatados por Oliveri y Carlos Senigagliesi, actual director nacional asistente de Planificación. Nuevas banderas El ministro de la Producción de la provincia llevó una nueva bandera de ceremonias de parte del gobierno provincial como “un modo de mostrar la importancia que tiene el INTA en el proyecto federal” y desde INTA Central se brindó la nueva bandera institucional. Las dos, junto a la enseña Argentina, engalanaron el escenario.


Pรกgina 27


Pรกgina 28


La frutilla del postre Comenzó el Simposio Internacional de Frutas Finas en Tucumán. Daniel Kirschbaum, coordinador del proyecto nacional de Frutilla del INTA, detalló lo más saliente de estas jornadas.

L

a ciudad tucumana de San Isidro de Lules, uno de los polos agroindustriales de berries más importantes del país, hospeda al Simposio Internacional de Frutas Finas, que se desarrollará el 19 y 20 de agosto, organizado por el INTA y la municipalidad local, en el marco de la Expo Lules Productivo 2010. Con entrada libre y gratuita, el simposio está destinado a productores, técnicos, extensionistas, consultores, profesores, estudiantes y público en general. Cuenta con conferencias de especialistas nacionales y extranjeros, la participación de empresas, un vivero mendocino y se brindarán charlas sobre la situación actual y las tecnologías más utilizadas en los cultivos de frutilla y arándano. El evento culminará con una mesapanel de viveros de frutilla de todo país, que expondrán sus experiencias. Desde el INTA Famaillá, centro de referencia nacional de frutas finas, el coordinador del proyecto nacional de Frutilla, Daniel Kirschbaum, expresó: “Nos interesa capacitar a los productores y técnicos, transferir los resultados de nuestros trabajos de investigación en be-

rries y que se difundan los resultados de otros grupos y empresas que trabajan para el sector”. Además, puntualizó otro objetivo del simposio: “Reducir la brecha tecnológica que hay entre los pequeños y grandes productores, a fin de fortalecer el desarrollo local y la equidad social”.

Estados Unidos” y, en Latinoamérica, “podríamos abastecer a Brasil, que no produce arándanos, pero tiene un mercado, un segmento de alto poder adquisi-

tivo bastante interesante, mucho más grande que el nuestro, y es un potencial consumidor de arándano”. En esta línea, la logística de exportación será un punto fuerte, para que “todos los productores sepan que eso existe y cómo se tienen que manejar si quieren exportar frutilla, arándano o cualquier otro cultivo directamente al hemisferio norte desde el aeropuerto”. El programa prevé salidas a campo para ver ensayos de frutilla del INTA y Eurosemilas en Lules; por lo demás, los productores podrán conocer más profundamente las nuevas variedades. Mariano Matías, Nilce Felipe, INTA Famaillá

De acuerdo con el especialista, las jornadas tocarán temas como producción orgánica de frutilla y arándanos; la información sobre nuevas variedades; la comercialización tanto en el mercado doméstico como para exportación; plagas y enfermedades; calidad poscosecha; fertilización, higiene y seguridad, entre otros. “Una novedad es el tema de producción orgánica”, dijo Kirschbaum, para quien “la comercialización de frutas y hortalizas orgánicas frescas se ha incrementado mucho en los últimos años y la ganancia que recibe el productor por un kilogramo de frutilla orgánica es mucho mayor que la que obtiene por uno convencional”. En este marco, el técnico propone mejorar la rentabilidad y explorar nuevos mercados, “sobre todo el de arándanos, que es muy dependiente de los Página 29


Pรกgina 30


Pรกgina 31


Pรกgina 32

La revista del campo argentino  

Desde 1984 al servicio del productor agropecuario