Page 13

concretas sobre las posibilidades más que de empleo y de desarrollo profesional de nuestra titulación, me atrevo a sugerir una relación de ellas. Como ya se ha dicho son tan solo ideas, olvidando seguro muchas otras posibilidades. Así, una primera división de oportunidades de ocupación puede ser en función del sector empleador, sea éste público o privado. Por lo que respecta al Sector Público, distintas son las oposiciones a funcionario a los niveles más altos en los que la titulación de ingeniero, con carácter general o de ingeniero agrónomo en particular, son exigidas como requisito. Bien es cierto que con la crisis hace bastante tiempo que no se convocan plazas y que se amortizan las de los funcionarios que se jubilan por edad. Pero también es cierto que antes o después esto debe de cambiar por cuanto los presupuestos públicos no serán tan restrictivos, y por cuanto la plantilla actual, pese a la amortización de las plazas, necesitará un relevo generacional.

Foto de redacción

nir las prioridades e instrumentos que dispone el sector para conseguir estos objetivos. Lo previsto es que antes que finalice el año 2.013 estén aprobados los Reglamentos relativos a la PAC para el periodo 2.0142.020. Recomiendo la lectura, de modo especial, del hoy todavía borrador, del futuro Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo de Desarrollo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), por cuanto en él podremos encontrar muchas pistas sobre posibilidades de actuación profesional. El ingeniero agrónomo es quizás una de las profesiones de más largo recorrido en las posibilidades de ocupar un puesto de trabajo, aunque no se ejerza como tal. Hacer un listado de aquellas actuaciones profesionales que nos permite nuestra titulación parece un poco pretencioso por cuanto la lista de posibilidades es amplia, y seguro que olvidaremos alguna. Son las ventajas de una formación multidisciplinar. Por otra parte no podemos obviar la situación económica general, y de modo especial la de nuestro país. Sin crédito y con alta tasa de paro, parece difícil encontrar un puesto de trabajo, ya sea por cuenta ajena o como emprendedor. Pero la crisis no va a durar toda la vida y el tesón no se puede desvanecer. Así que si una oportunidad de empleo no sale, habrá que intentarlo otra vez. Ya sabemos el refrán que, cuando una puerta se cierra otra se abre.

Centrándonos un poco más en cuestiones

En este mismo ámbito del Sector Público está la posibilidad de la docencia, ya sea en centros escolares o en la universidad compartiendo funciones con la actividad investigadora. Para ejercer la docencia en colegios e institutos es necesario estar en posesión del curso de aptitud pedagógica, y posteriormente ser contratado, normalmente a través de la bolsa de trabajo en centros públicos, o de modo directo si se trata de un centro privado. Por lo que respecta a la universidad, lo normal es empezar como becario o estudiante de tesis doctoral en alguno de los departamentos, e ir aprovechando las oportunidades en las distintas plazas docentes que van apareciendo, en principio con remuneraciones bajas, pero que pueden permitir optar en un futuro a otras distintas conforme se convoquen oposiciones o concursos. Por lo que respecta al sector privado nuevamente vuelvo a recordar el futuro Reglamento de Desarrollo Rural de la Unión Europea. En él se indican cuales son los objetivos de la Política Agrícola Comunitaria, y en los que la imaginación nos puede ofrecer un sinfín de oportunidades de actuación. Así los objetivos actuales de la PAC son, en primer lugar, la competitividad de la agricultura, que debe ser capaz de abastecer de alimentos suficientes, sanos y saludables, donde la seguridad alimentaria es una condición imprescindible. Y todo esto debe ser compatible con una adecuada remuneración de todos y cada uno de los eslabones de la cadena alimentaria, que se inicia en el productor y finaliza con el consumidor. Ello sin olvidar a la industria auxiliar. Un segundo objetivo es el de la gestión sostenible de los recursos naturales y la acción por el clima. Contrariamente a lo ocurrido en la revolución verde de los años cincuenta, la producción agrícola debe ser cada vez más eficiente, y además, cada vez más respetuosa con el medio ambiente. Este objetivo también es de aplicación a la industria agroalimentaria, sobre todo en su vertiente, no ya de gestión de residuos, si no de reducción de los gases de efecto invernadero. Recordar que la agricultura, desde al año 1.990, ha reducido en un 20% la emisión de este tipo de gases. Además, de la mitigación del cambio climático, conceptos como la producción de bienes públicos medioambientales, o el crecimiento verde a través de la innovación, nos pueden dar una primera pista de

Revista Profesional de los Ingenieros Agrónomos, Enero 2014 · Nº 44 · ISSN: 1139 - 2428 · Págs. 8 -15

13

Profile for Colegio Agrónomos Levante

Presente y Futuro del Ingeniero Agrónomo  

Revista oficial de los Colegios Profesionales de Ingenieros Agrónomos

Presente y Futuro del Ingeniero Agrónomo  

Revista oficial de los Colegios Profesionales de Ingenieros Agrónomos

Profile for agronomos
Advertisement