Issuu on Google+

Edición 1921. Febrero 2012. Precio 25Bs

Descargas

Atmosféricas Protección contra este tipo de descargas…

Mujer imán???


La descarga atmosférica conocida como rayo, es la igualación violenta de cargas de un campo eléctrico que se ha creado entre una nube y la tierra o, entre nubes. Los rayos que nos interesan por su efecto, son los de nube a tierra, y en éstos se pueden encontrar 4 tipos: 2 iniciados en las nubes, y 2 iniciados en tierra, ya que pueden ser positivos o negativos. Los más comunes, siendo el 90 % de los rayos detectados, son de una nube negativa hacia tierra. Los rayos que inician en tierra son relativamente raros y ocurren normalmente en montañas o en estructuras altas, por lo que no los tomaremos en cuenta en lo subsiguiente. En la referencia http://skyfire.tv/index.cgi/spritegallery.html pueden verse fotografías de ellos y de los fenómenos electroatmosféricos llamados "sprites" y "elves". Los rayos iniciados en las nubes negativas, normalmente aparecen en nubes de tormenta del tipo cumulonimbus convectivas que usualmente miden de 3 a más de 50 km de largo, y son consecuencia de un rompimiento dieléctrico atmosférico. Este rompimiento una vez iniciado, avanza en zigzag a razón de unos 50 metros por microsegundo con descansos de 50 microsegundos. Una vez que el rompimiento creó una columna de plasma en el aire, la descarga eléctrica surgirá inmediatamente dentro de un hemisferio de unos 50 m de radio del punto de potencial más alto. Y, cualquier objeto puede ser el foco de esta descarga hacia arriba de partículas positivas, aún desde una parte metálica debajo de una torre.

Tanto el sistema de protección externo como interno estarán apoyados por un buen sistema de toma de tierra, para la evacuación de las corrientes del rayo, así como una adecuada equipotencialidad entre todos los sistemas de tierra, tanto de los sistemas de protección como de los circuitos eléctricos y telefónicos del espacio a proteger. A continuación, veremos las distintas formas en que podemos protegernos de los efectos de un rayo. La decisión de dotar a una estructura de un adecuado Sistema de Protección Contra el Rayo (SPCR) depende de factores como la probabilidad de caídas de rayo en la zona, su gravedad y consecuencias para personas, maquinaria u operatividad en empresas. Para realizar una correcta protección debemos dotar nuestra estructura de dos sistemas de protección: protección externa contra impactos directos de rayo (pararrayos, tendido o jaula de Faraday), y protección interna contra sobretensiones provocadas por la caída del rayo en cualquier tendido de cable (limitadores de tensión).


Protecciones Externas de Impacto Directo Para la protección de estructuras y personas se hace necesaria la utilización de un sistema de protección contra el rayo (SPCR), el cual debe atraer el rayo y canalizar las corrientes hacia tierra. Entre las estructuras en las que es necesaria la instalación un SPCR podemos citar:   

Edificios o zonas abiertas con concurrencia de público. Depósitos de materias peligrosas Edificios del patrimonio cultural, etc.

son los sistemas utilizados en la actualidad para la protección externa contra el rayo…

1.Punta Franklin Su misión es provocar la excitación atmosférica por encima de cualquier otro punto de la estructura a proteger, para aumentar la probabilidad que la descarga incida en su zona de influencia, y derivar a tierra la corriente del rayo. · · · · · · ·

Una instalación típica comprende: Una varilla captadora, junto con su mástil. Uno o dos bajantes. Un desconectador por bajante para la comprobación de la resistencia de la estructura. Un elemento protector contra golpes en los dos últimos metros del bajante conductor. Una toma de tierra por bajante. Unión equipotencial de las tomas de tierra y circuito general de tierras.


Conexiones punta de Franklin


2. Tendido Protección formada por uno o múltiples conductores aéreos situados sobre la estructura a proteger. Los conductores se deberán unir a tierra mediante las bajantes en cada uno de sus extremos. El área protegida vendrá dada por el área formada por el conjunto de conductores aéreos. · · · ·

Uno o varios conductores aéreos. Una bajante en cada extremo de los conductores. Una toma de tierra por bajante. Unión equipotencial de las tomas de tierra y circuito general de tierras.


3. Jaula de Faraday El sistema consiste en la recepción del rayo a través de un conjunto de puntas captadoras unidas entre sí por cable conductor, formando una malla, y derivarla a tierra mediante una red de bajantes conductores.

· · · · ·

Múltiples puntas captadoras. Red de unión de las diversas puntas. Una bajante conductora por punta captadora. Una toma de tierra por bajante. Unión equipotencial de las tomas de tierra y circuito general de tierras.

Interesante demostración de “Jaula de Faraday”


4. Sistema de Cebado Los pararrayos con sistema de cebado o cebadores, emiten descargas eléctricas de polaridad inversa al rayo, consiguiendo atraerlo y elevar el punto de impacto por encima de la estructura a proteger, por lo que crea mayor radio de cobertura en la base, frente a un pararrayos convencional.

Un pararrayos con sistema de cebado no es comparable a una simple punta Franklin, sino a toda una instalación de ellas, necesarias para cubrir el mismo área de protección, con el consiguiente ahorro en instalación y materiales de bajantes, tomas de tierra, equipotencialidad de las mismas, etc. También presenta ventajas con respecto a los otros sistemas para la protección de estructuras abiertas, como pueden ser superficies al aire libre, instalaciones deportivas, etc. En resumen, el sistema ofrece grandes ventajas y un ahorro considerable con respecto a los sistemas pasivos de captación.


Sufre una descarga eléctrica y desde entonces atrae el metal. Elena Kovaleva es una mujer rusa de 71 años, hasta ahí todo más o menos normal, pero es que esta mujer tiene un “don”: su cuerpo es un gran imán.

Pero vamos a contar su historia más detenidamente: Todo ocurrió cuando tenía 45 años y trabajaba de camarera en una cantina. Sufrió una descarga eléctrica de 160 voltios que, en vez matarla, le otorgó la capacidad de atraer el metal. “Alguien olvidó el agua abierta un día en la tienda y había cables eléctricos por todos lados. Utilicé un palo de madera para cerrar el agua, pero se había formado una piscina en el suelo. Sufrí una descarga eléctrica, pero tuve la suerte de seguir viva” explica Elena. A partir de entonces, puede acoger cualquier utensilio metálico en su cuerpo, desde sartenes hasta planchas. Pero también atrae al plástico y al cristal. Casi cualquier material se le pega al cuerpo. Según el diario Pravda, cuando los utensilios suben de temperatura y es muy difícil quitárselos. Hay que esperar a que se enfríen para que se empiecen a caer. “Las cosas toman mucha energía mía”, explica Elena, a la que los objetos se le quedan literalmente “pegados” al cuerpo pese que cuando se desprenden su piel tiene una temperatura y tacto normal. Un “don” muy curioso… o un Fake como la copa de un pino, pero casi que prefiero que no me de una descarga eléctrica para probarlo.


“Planificar, coordinar, ejecutar y supervisar todas las acciones, medidas y procesos de prevención y atención, necesarios para garantizar la protección de toda persona ante cualquier situación que implique amenaza, vulnerabilidad o riesgo; con un talento humano proactivo, profesional y dado plenamente por la vida de sus semejantes sustentado en los valores de voluntariedad, solidaridad y desprendimiento”.

"Una institución estratégica para la nación y de reconocida proyección internacional, donde se impulsa un polo importante de la seguridad ciudadana basada en la prevención y atención, por la salvaguarda y mejor calidad de vida, el ambiente y los bienes, ante amenazas naturales y antrópicas, contribuyendo con la sostenibilidad del desarrollo del País”.



Descarga electrica.