Page 74

Tema 5

5.1 Perspectiva de la gestión de riesgos La respuesta al cambio climático conlleva un proceso iterativo de gestión de riesgos que abarca tanto la mitigación como la adaptación, teniendo presentes los daños causados por el cambio climático y los evitados, los cobeneficios, la sostenibilidad, la equidad y las actitudes ante el riesgo. {GTII 20. 9, RRP; GTIII RRP}

Las técnicas de gestión de riesgo pueden dar cabida explícitamente a una diversidad de aspectos sectoriales, regionales y temporales, pero para aplicarlas hay que estar informado no solo de los impactos resultantes de los escenarios climáticos más probables, sino también de los impactos derivados de sucesos de menor probabilidad pero más graves consecuencias y de las consecuencias de las políticas y medidas propuestas. El riesgo suele entenderse como el producto de la probabilidad de un suceso por sus consecuencias. Los impactos del cambio climático dependerán de las características de los sistemas naturales y humanos, de sus vías de desarrollo y de sus ubicaciones específicas. {IDS 3.3, Figura 3.6; GTII 20.2, 20.9, RRP; GTIII 3.5, 3.6, RRP}

5.2 Vulnerabilidades clave, impactos y riesgos más importantes: perspectivas a largo plazo Los cinco “motivos de preocupación” identificados en el TIE se consideran ahora más preocupantes, y muchos de los riesgos identificados se contemplan ahora con un nivel de confianza más alto. Las proyecciones indican que algunos de ellos serían mayores o estarían presentes para aumentos menores de la temperatura. Ello se debe a: 1) una mejor comprensión de la magnitud de los impactos y riesgos asociados a los aumentos del promedio de temperatura mundial y de las concentraciones de GEI, y en particular de la vulnerabilidad a la variabilidad climática actual; 2) una identificación más precisa de las circunstancias que acentúan la vulnerabilidad de los sistemas, sectores, grupos y regiones; y 3) una mayor evidencia de que el riesgo de impactos de gran magnitud a escalas de tiempo multiseculares seguiría aumentando en la medida en que siguieran aumentando las concentraciones de GEI y la temperatura. Las relaciones entre los impactos

La perspectiva de largo plazo

(el fundamento de los “motivos de preocupación” del TIE) y la vulnerabilidad (que abarca la capacidad de adaptarse a los impactos) se aprecian ahora más claramente. {GTII 4.4, 5.4, 19.RE, 19.3.7, RT.4.6; GTIII 3.5, RRP}

En el TIE se concluía que la vulnerabilidad al cambio climático está en función de la exposición, de la sensibilidad y de la capacidad adaptativa. La adaptación puede reducir la sensibilidad al cambio climático, mientras que la mitigación puede reducir la exposición a él, y en particular su rapidez y extensión. Ambas conclusiones han quedado confirmadas en la presente evaluación. {GTII 20.2, 20.7.3} No hay una métrica única capaz de describir adecuadamente la diversidad de vulnerabilidades clave o su escala de gravedad. En la Figura 3.6 se ofrecen algunos ejemplos de impactos sobre ese particular. La estimación de las vulnerabilidades clave en cualquier sistema, así como los daños que aquellas conllevan, dependerá de la exposición (rapidez y magnitud del cambio climático), de la sensibilidad (que está parcialmente determinada, en su caso, por el estadio de desarrollo), y de la capacidad adaptativa. Algunas vulnerabilidades clave pueden estar vinculadas a ciertos umbrales; en algunos casos, estos pueden hacer que un sistema pase de un estado a otro distinto, mientras que en otros casos los umbrales están definidos subjetivamente, por lo que dependen de los valores sociales. {GTII 19.RE, 19.1} Los cinco “motivos de preocupación” identificados en el TIE respondían al propósito de sintetizar la información sobre los riesgos climáticos y las vulnerabilidades clave y de “ayudar a los lectores a determinar por sí mismos” los riesgos. Siguen constituyendo un marco viable para abordar las vulnerabilidades clave y han sido actualizados en el CIE. {TIE GTII Capítulo 19; GTII RRP} z Riesgos para los sistemas singulares y amenazados. Hay evidencias nuevas y más claras de impactos observados del cambio climático sobre los sistemas singulares y vulnerables (por ejemplo, las comunidades y ecosistemas polares y de alta montaña), siendo los impactos tanto más adversos cuanto más aumenta la temperatura. Según las proyecciones, y con un grado de confianza mayor que en el TIE, el riesgo de extinción de especies y de daños a los arrecifes de coral iría en aumento a medida que continuase el calentamiento. Hay un grado de confianza medio en que entre un 20% y un 30% aproximadamente de las especies vegetales y animales consideradas hasta la fecha estarían probablemente expuestas a un mayor riesgo de extinción

Las vulnerabilidades clave y el artículo 2 de la CMCC El Artículo 2 de la CMCC señala que: “El objetivo último de la presente Convención y de todo instrumento jurídico conexo que adopte la Conferencia de las Partes, es lograr, de conformidad con las disposiciones pertinentes de la Convención, la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático. Ese nivel debería lograrse en un plazo suficiente para permitir que los ecosistemas se adapten naturalmente al cambio climático, asegurar que la producción de alimentos no se vea amenazada y permitir que el desarrollo económico prosiga de manera sostenible.” Para determinar lo que constituye una “interferencia antropógena peligrosa en el sistema climático” en relación con el artículo 2 de la CMCC es necesario aplicar juicios de valor. A este respecto, la ciencia puede ayudar a adoptar decisiones con conocimiento de causa, particularmente aportando criterios para decidir cuáles de las vulnerabilidades podrían denominarse “clave”. {IdS 3.3, GTII 19.RE} Las vulnerabilidades clave25 pueden estar asociadas a una multiplicidad de sistemas sensibles al clima, como el suministro de alimentos, la infraestructura, la salud, los recursos hídricos, los sistemas costeros, los ecosistemas, los ciclos biogeoquímicos mundiales, los mantos de hielo o los modos de circulación oceánica y atmosférica. {GTII 19.RE} Se dispone actualmente de información más específica para todas las regiones del mundo acerca de la naturaleza de los impactos futuros y, en particular, para algunos lugares no contemplados en evaluaciones precedentes. {GTII RRP} 25 Las vulnerabilidades clave pueden identificarse con base en diversos criterios publicados en artículos científicos, como la magnitud, cronología, persistencia/reversibilidad, potencial de adaptación, aspectos distribucionales, probabilidad, o “importancia” de los impactos.

64

Informe sobre cambio climático 2007  

Informe sobre cambio climático

Advertisement