Page 66

Tema 4

Opciones y respuestas de adaptación y de mitigación, y sus interrelaciones con el desarrollo sostenible a nivel mundial y regional

4.1 Respuestas al cambio climático Las sociedades pueden responder al cambio climático adaptándose a sus impactos y reduciendo las emisiones de GEI (mitigación), reduciendo con ello la tasa y magnitud del cambio. En el presente Tema se abordan las opciones de adaptación y mitigación que podrían ponerse en práctica en los próximos dos o tres decenios, y sus interrelaciones con el desarrollo sostenible. Estas respuestas pueden ser complementarias. En el Tema 5 se examinan sus roles complementarios en términos más conceptuales y en un marco temporal más prolongado. La capacidad para adaptarse y para atenuar los efectos del cambio depende de las circunstancias socioeconómicas y medioambientales y de la disponibilidad de información y de tecnología20. Sin embargo, se dispone de mucha menos información acerca de los costos y de la efectividad de las medidas de adaptación que acerca de las medidas de mitigación. {GTII 17.1, 17.3; GTIII 1.2}

4.2 Opciones de adaptación La adaptación puede reducir la vulnerabilidad, tanto a corto como a largo plazo. {GTII 17.2, 18.1, 18.5, 20.3, 20.8}

La vulnerabilidad al cambio climático puede acentuarse por efecto de otros factores de estrés. Estos pueden ser, por ejemplo, fenómenos climáticos peligrosos, pobreza, acceso desigual a los recursos, inseguridad alimentaria, tendencias de la globalización económica, conflictos, o incidencia de enfermedades tales como el VIH/SIDA. {GTII 7.2, 7.4, 8.3, 17.3, 20.3, 20.4, 20.7, RRP} Desde antiguo, las sociedades de todo el mundo vienen adaptándose y reduciendo su vulnerabilidad a los impactos de fenómenos atmosféricos y climáticos tales como las crecidas, las sequías o las tempestades. No obstante, serán necesarias medidas de adaptación adicionales a nivel regional y local para reducir los impactos adversos del cambio y variabilidad climáticos proyectados, con independencia de la escala de las medidas de mitigación que se adopten en los próximos dos o tres decenios. Con todo, no es de prever que la adaptación, por sí sola, permita hacer frente a todos los efectos del cambio climático proyectados, especialmente a largo plazo, ya que en la mayoría de los casos la magnitud de sus impactos va en aumento. {GTII 17.2, RRP; GTIII 1.2} Existen opciones de adaptación de muy diversa índole, pero para reducir la vulnerabilidad al cambio climático será necesario ampliar el alcance de las medidas que actualmente se adoptan. Existen obstáculos, límites y costos todavía insuficientemente conocidos. Se están adoptando ya algunas medidas de adaptación planificada, de alcance limitado. En la Tabla 4.1 se ofrecen varios ejemplos

20

al respecto, por sectores. Muchas de las iniciativas de adaptación responden a múltiples razones, como el desarrollo económico o la atenuación de la pobreza, y están enmarcadas en iniciativas más amplias de planificación del desarrollo o de ámbito sectorial, regional o local, como la planificación de los recursos hídricos, la protección de las costas o las estrategias de reducción de riesgos de desastre. Ejemplos de ello son el Plan nacional de gestión hídrica de Bangladesh, o los planes de protección costera de los Países Bajos y Noruega, que incorporan determinados escenarios de cambio climático. {GTII 1.3, 5.5.2, 11.6, 17.2} No existen muchas estimaciones detalladas de los costos y beneficios de la adaptación a nivel mundial. Son cada vez más, sin embargo, las estimaciones de los costos y beneficios de la adaptación, a nivel de región y de proyecto, para hacer frente a los impactos en determinados sectores: agricultura, demanda de energía para calefacción y refrigeración, o gestión e infraestructura de los recursos hídricos. Sobre la base de esos estudios, existen, con un grado de confianza alto, opciones de adaptación viables que sería posible aplicar en algunos de esos sectores, a un bajo costo y/o con una alta relación beneficio/costo. Investigaciones empíricas parecen indicar también que podrían conseguirse relaciones beneficio/ costo superiores aplicando tempranamente algunas medidas de adaptación, en lugar de reforzar infraestructuras anticuadas en fechas posteriores. {GTII 17.2} La capacidad adaptativa está íntimamente conectada con el desarrollo social y económico, pero no se distribuye por igual entre las sociedades ni en el seno de éstas. {GTII 7.1, 7.2, 7.4, 17.3}

La capacidad para adaptarse es dinámica, y en ella influye la base productiva de la sociedad, en particular, los bienes de capital naturales y artificiales, las redes y prestaciones sociales, el capital humano y las instituciones, la gobernanza, los ingresos nacionales, la salud y la tecnología. Influyen también en ella una multiplicidad de factores de estrés climáticos y no climáticos, así como las políticas de desarrollo. {GTII 17.3} Estudios recientes reafirman la conclusión del TIE de que la adaptación será esencial y beneficiosa. Sin embargo, limitaciones de orden financiero, tecnológico, cognitivo, comportamental, político, social, institucional y cultural limitan tanto la aplicabilidad como la efectividad de las medidas de adaptación. Incluso sociedades con una alta capacidad adaptativa son, pese a todo, vulnerables al cambio climático, a la variabilidad y a los extremos climáticos. Así, en 2003, una ola de calor dejó a su paso unas cifras de mortalidad elevadas en varias ciudades europeas (especialmente entre la población más anciana), y en 2005 el huracán Katrina acarreó importantes costos humanos y financieros en los Estados Unidos. {GTII 7.4, 8.2, 17.4}

Se define la tecnología como la aplicación práctica de conocimientos para realizar determinadas tareas que hacen uso de artefactos técnicos (material informático, equipo) y de información (social) (software, conocimientos prácticos para la producción y utilización de artefactos).

56

Informe sobre cambio climático 2007  
Informe sobre cambio climático 2007  

Informe sobre cambio climático

Advertisement