Issuu on Google+

http://red-accion.uncoma.edu.ar/asignaturas/lid.htm

Así comienza a escribirse una noticia Por Fabián Bergero (Asistente de Docencia en Comunicación Social de UNCo. Colaborador permanente de Clarín para Rio Negro y Neuquén y editor periodístico del periódico (8300) de Neuquén. Es Técnico en Comunicación Social por la UNCo.)

A fines del siglo XIX comenzó a tomar forma la idea de que el primer párrafo de la noticia era una de las partes más importantes de la información. Es que la tecnología existente para la transmisión de las noticias (un cable de telégrafo y los transmisores morse) se convirtió en un cuello de botella que terminaba ahogando a los corresponsales de los medios en el extranjero o en los frentes de algunas de las tantas batallas libradas por esas épocas que querían enviar su información a las sedes de los medios. ¿Cómo se llama? Al primer párrafo de la noticia se lo llama de diversas maneras. Hace años, en las redacciones se hablaba de la entrada o –según la costumbre española que llegó a los diarios argentinos- entradilla. También se habla de encabezamiento, cabecera o –directamente- primer párrafo. En la tradición anglosajona, se lo llama lead (cabeza). Petra Secanella inauguró un nombre basado en ese lead, y llamó lid al párrafo informativo del texto. Si bien los autores de textos periodísticos no se ponen de acuerdo con el nombre que debe llevar, esta Cátedra adopta el de Secanella, de modo que hablaremos de lid aunque a otros les disguste.

Era tal la aglomeración de corresponsales urgidos por contar lo que pasaba, que una vez decidieron organizarse. El acuerdo fue escribir textos breves, que contestaran en primer lugar a los interrogantes básicos que los lectores se harían sobre un determinado hecho. La fórmula –que muchos atribuyen a Melville Stone, primer director de la agencia Associated Press- era responder a las siguientes preguntas: qué, quién, cuándo, dónde, por qué y cómo. En inglés la cosa sería what, who, where, when, why y un incómodo how que no alcanza para romper el mote de “las 5 w” con las que se conoció la fórmula desde entonces. Después de que todos contestaran a esas preguntas, podían seguir abusando del telégrafo a gusto con el desarrollo del resto de la información. “El presidente ha sido alcanzado por disparos esta noche en un teatro y tal vez mortalmente herido”. Este lid sobre el asesinato del presidente norteamericano Abraham Lincoln es un excelente ejemplo de cómo responder a los hechos más importante de la noticia: qué sucedió y quién es el protagonista. Se impone la brevedad del primer párrafo lleno de sustancia informativa. El 5 de abril empiezan las audiencias del jury Aceptaron los testigos propuestos por Mendaña, excepto Sabsay y Verbitsky NEUQUEN (AN).- El próximo 5 de abril, a las 9 de la mañana, se realizará la primera audiencia del jurado de enjuiciamiento contra el fiscal Ricardo Mendaña. Alrededor de 30 testigos desfilarán ante el tribunal durante por lo menos cinco días, y luego se producirán los alegatos y finalmente, la sentencia.


La evolución de las 5w Como se ve en este ejemplo, el lid evolucionó con el tiempo tomando como base la fórmula de las 5w. Sin embargo fue adquiriendo diversos matices. En el caso de Lincoln, la respuesta a esas dos preguntas básicas alcanzó para componer un lid con mucha fuerza y crudeza. Luego el texto intentó dar respuesta al resto de los interrogantes. En otros casos, tal vez lo más importante no sea el quién y el qué sino el dónde y el qué. La noticia de un tsunami por ejemplo, requiere que digamos rápidamente dónde, porque el quien pueden ser cientos y miles de sujetos. Otras noticias requieren en cambio poner el acento en el por qué, ya que tal vez la respuesta a ese interrogante nos de la verdadera noticia (por qué el atentado a la AMIA o a la Embajada de Israel, por qué se cayó el helicóptero de Carlos Menem Jr., son algunos casos para destacar). El advenimiento de las nuevas tecnologías obligó a revisar la idea de responder a las 5w en el lid. En la radio, hacer una cabeza que responda a todos los interrogantes puede llevar a un locutor a una carpa de oxígeno (ver recuadro). Pero además, el oyente no sería capaz de recibir toda esa información por sus oídos y recordarla más que unos pocos segundos. Al oyente de radio hay que darle dos o tres datos, bien concretos, repetírselos más de una vez y dejar el resto de la información para un desarrollo posterior más pausado. Un lid como para carpa de oxígeno Diez heridos en un accidenteDos autos con turistas chocaron ayer en la entrada a El Chocón. NEUQUEN (AN).- Anoche, cerca de las 22, dos automóviles chocaron de frente sobre la ruta nacional 22, en la entrada a la villa de El Chocón y a 77 kilómetros de esta capital, ocasionando una decena de heridos (dos de ellos menores de edad) pero ninguno de consideración. Los vehículos –un Ford Escort patente STT 450 que venía desde Bariloche y un Duna rojo dominio BAD 331 proveniente de San Juan- impactaron de frente pero como venían a poca velocidad advertidos por la entrada a la ciudad de los dinosaurios, el accidente no resultó una tragedia para las familias Beltrame y Rofin.

Con la televisión se descubrió que se podían emitir varios mensajes a la vez, y que cada mensaje podía contestar a una o más preguntas. Entonces con la imagen se contesta al dónde o al quién. Un locutor puede narrar el cómo o al por qué. Un subtítulo abajo en la pantalla al dónde y otro arriba el cuándo. Podemos ver a Maradona flaco en la tele entrevistado por un periodista, mientras la cámara muestra que está internado en una habitación de hospital y un subtítulo reza: “Clínica Suiza, Cuba”, lo que nos ubica aun más en el espacio. Y si arriba hay otro cartelito que dice: En vivo, ya sabemos cuándo está pasando el hecho. En la prensa digital ocurre otro tanto. Las posibilidades multimediales del diario en Internet permite que un texto con título y copete responda a algunas preguntas, y que los enlaces con otros sitios, las notas relacionadas, el audio, la foto en color, el video, la infografía o la galería de fotos nos respondan a prácticamente todos los interrogantes que podríamos hacernos en torno a un hecho. Es una lucha


El lid sirve para destacar el aspecto más importante y más atractivo de la noticia. Según Fairlie: “todos los periodistas que han luchado con un lid saben por qué lleva tanto esfuerzo. La redacción del lid implica decidir qué es lo más importante en su información y qué se quiere destacar”. Se deben destacar sólo los puntos más importantes, por lo tanto hay selección y jerarquización. Cada lid puede y debe ser desarrollado con detalle en la noticia. Petra Secanella introduce no sólo el nombre de lid, sino una concepción interesante de este concepto: “Un lid no es la introducción de un escrito. No es la presentación de un tema o la preparación para que el lector sepa qué hay detrás. El lid es ya la noticia”. Siguiendo este enfoque, el lid no estaría siempre en el primer párrafo. Podría estar en el segundo o hasta en el tercero, siempre que allí esté la noticia. Núñez Ladevéze no hace esa distinción entre lid y primer párrafo. Explica que ese párrafo de entrada “es un resumen especial porque el criterio de elaboración no es el de quien adopta la actitud de contar a otra persona lo que dice el texto. El criterio adecuado es el de ordenar los datos según su importancia o interés. Por eso, la entrada es la parte más significativa del texto informativo. El elaborarlo, el redactor valora qué datos tienen mayor interés informativo. Lo más importante ha de destacarse como lo que permite identificar la noticia. Esos datos deben contener todas las especificaciones necesarias para comprender las presuposiciones de título y desarrollar las implicaciones de tipo semántico contenidas en él”. Según el Manual de Estilo del diario Clarín la cabeza contiene lo principal de la información pero no es un resumen del texto. Debe ser directa, concisa y contundente y desarrollar uno o dos conceptos. ¿Qué extensión debe tener un lid? No existe una fórmula fija sobre la cantidad de oraciones y párrafos, pero María Pilar Diezhandino, opina que el tamaño ideal de una entrada debe tener unas 35 palabras, siempre que resuma lo esencial de la información. Destacados Algunos diarios distinguen el lid del resto de la información con el uso de negritas. Es el caso de Página 12, quien suele trabajar lides muy extensos, pero que responden a prácticamente los 5 interrogantes básicos de toda crónica. Otros medios como Clarín, sólo destacan en negrita el hecho más importante. Es decir que en el lid pueden contestar dos, tres o cuatro interrogantes, pero sólo subrayan en negritas el que consideran más importante.

Tipos de entradas y lides Existen diferentes tipos de entradas. En principio podríamos distinguir las directas y las diferidas. En las primeras, el lid está sin dudas en el primer párrafo. El ministro de Economía anunció un aumento del 15 por ciento para los salarios docentes, lo que permitió el inicio de las clases luego de un mes de paros. En cambio, cuando la entrada es diferida, la noticia puede caer en otros párrafos (como lo señala Secanella), para dar espacio a la creatividad del redactor. Veamos algunos tipos de entradas diferidas:


- de suspenso Durante toda la noche sopló el viento con fuerza, como si se hubiera ensañado con los pobladores de Rincón. Muchos vecinos ya lograron acostumbrarse al viento patagónico y tal vez por eso nadie previó lo que iba a ocurrir esa mañana. Cerca de las 9, una ráfaga que según los registros del servicio meteorológico alcanzó los 170 kilómetros por hora, voló el techo completo de una escuela en el barrio Vernasi. Diez chicos resultaron gravemente heridos cuando la pesada estructura cayó sobre ellos. Una mujer, la portera del colegio, murió. - de interrogación ¿Podrá el gobierno controlar la inflación desatada luego de finalizado el proceso de canje de deuda? ¿Hasta dónde los grandes grupos económicos –muchos de ellos poseedores de bonos reajustables por la inflación- no están forzando la suba de precios para beneficio propio? El equipo económico del ministro Lavagna decidió no detenerse a pensar las respuestas y pasó a la acción directa. Ayer anunció una rebaja del 10 por ciento en carnes y pollos. La semana próxima recortará al 10,5 por ciento, el IVA a los productos de primera necesidad. - de ambiente El silencio reinaba en el salón. Un hecho raro teniendo en cuenta que habían allí 150 personas de pie, esperando la entrada del jefe de gobierno porteño. Nadie hablaba. El sol colaba sus últimos rayos del día sobre el enorme cuadro que adorna la pared principal de la sala de acuerdos de la intendencia. Ese silencio se transformaba en pura tensión, que crecía a cada minuto de retraso de Ibarra. Cuando ingresó –media hora después de lo previsto- uno de los padres de las 192 víctimas de Cromañón le entregó dos hojas de papel. Allí, le anunciaban oficialmente que los familiares presentes le iniciaban una querella criminal por su responsabilidad en la tragedia de la noche del 30 de diciembre del 2004. Cuando Ibarra recibió el documento, los presentes se retiraron en el mismo silencio en el que habían permanecido en la intendencia durante más de una hora. - de contraste El desempleo en Argentina bajó el 15 por ciento. Sin embargo, hay 5 millones de personas que tienen problemas laborales. Mas de tres millones son desocupados. Estos son sólo algunos tipos de entradas, pero hay tantas como la imaginación del redactor pueda crear. Como se ve, en una entrada de tipo diferida la noticia le deja el primer párrafo a la creación de ambientes, situaciones, antecedentes o descripciones que servirán para darle más impacto a la noticia. Esto pasa en la de Rincón o en la de Cromañón. En la de Lavagna, los interrogantes sólo sirven para detallar los hechos más importantes que el gobierno tiene que resolver, pero luego descerraja los hechos importantes: la rebaja en carnes y la del IVA.


Verán que en la de contraste la noticia está en el primer párrafo. Que es el hecho más importante. Se puede decir entonces que es una entrada directa. El teaser y el lid En el Manual de Redacción Ciberperiodística, María Teresa Sandoval incorpora un concepto interesante que bien puede ser tenido en cuenta para la prensa escrita, radial o televisiva: el teaser. Cuando se refiere a los tipos de entradas, la docente de la Universidad Carlos III de Madrid sostiene que en Internet, el texto colocado en la página inicial de un diario es la puerta de entrada y de anuncio de información. “Quien lea la portada digital –dice- conocerá la esencia de una noticia, pero el lector interesado deberá pulsar sobre el hipervínculo hasta el texto completo. Para que este hecho se produzca, los ciberperiodistas buscan estrategias que hasta el momento han dado como resultado una variedad de tipos de entradas, enganches o “teasers”. El objetivo del teaser es provocar el interés por continuar leyendo”. ¿Cómo se interpreta pues este concepto? Bien podríamos resumirlo como lo hace la misma Sandoval con el término de “gancho”. Pero es más que eso en la medida en que opera como un aviso publicitario de la nota completa. Es el márketing de la noticia que redactamos. Es la idea fuerza que antecede a nuestra creación periodística. Es la forma en que la “vendemos” a nuestros lectores para que se metan de lleno en la información. “Los teaser –continúa la docente- deben atrapar al lector con un simple vistazo. Tanto en el portal de un canal de televisión, como en un canal de noticias de 24 horas, en revistas de actualidad o en periódicos, este texto debe ser corto, conciso e informativo. La información en profundidad aparece luego de pulsar en él”. Para que los estudiantes puedan visualizarlo, es el párrafo que habilita la entrada a más información. ¿Qué diferencia existe entre el teaser y el lid? “En general el teaser se extrae del primer párrafo (lid) y en numerosas ocasiones, coincide total o parcialmente con él” responde Sandoval. Afirma que se trata del texto hipervinculado que está ubicado en la página principal de la publicación digital y que hace de presentación de una noticia. Por último distingue diversos tipos de teasers. Algunos incorporan el lid y otros no. Veamos sólo algunos de los expuestos por Sandoval: • • • • • •

de resumen (ofrece la esencia de la información) de pregunta (en forma interrogativa) de anuncio (hace de reclamo al anunciar lo que hay detrás) de impacto (una frase breve y rotunda) de resumen (presenta una síntesis de la información con el máximo de economía lingüística de lid de sumario (trata de responder a la mayoría de las preguntas clásicas)


Así comienza a escribirse una noticia