Page 100

cinco villas

La «huelga revolucionaria»

de octubre de 1934 en las Cinco Villas Iván Heredia Urzáiz

En el mes de octubre de 1934 España se vio sacudida por un movimiento revolucionario de carácter socialista sin precedente alguno. Tradicionalmente la violencia ocurrida durante los sucesos revolucionarios de Asturias y Cataluña han acaparado todas las miradas de los estudiosos de la época, restando importancia a los acontecimientos ocurridos en otros puntos de la geografía española donde se produjeron enfrentamientos de muy diversa índole entre las fuerzas del orden y los revolucionarios. En este sucinto estudio, y ante el carácter local de la publicación, vamos a centrar el objeto de análisis en los sucesos que se produjeron en la comarca de las Cinco Villas. Es necesario puntualizar un aspecto importante. A la hora de comprender la huelga revolucionaria que se produjo en esta zona hay que tener en cuenta que no fue un suceso aislado, sino que también se produjeron incidentes en localidades cercanas y en otras muchas localidades españolas. Por lo tanto, en este pequeño espacio se va a esbozar una visión parcial de un suceso que tiene unas connotaciones mucho más amplias geográfica, política, sociológica y temporalmente. El origen inmediato del conflicto se remonta al 1 de octubre de 1934. Aquel día el presidente del gobierno, Ricardo Samper, presentó su dimisión. El presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, en lugar de convocar elecciones para solucionar la crisis política, decidió que Alejandro Lerroux formase un nuevo gobierno. Este último tomó la decisión de incluir a tres ministros de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) en el nuevo ejecutivo. La llegada del partido de derechas al gobierno fue interpretada por las fuerzas políticas de izquierda como un primer paso que podía desembocar en la implantación en el país de un régimen de corte fascista. Desde hacía meses Largo Caballero, dirigente socialista, advertía en sus mítines y escritos sobre el peligro fascista en

100

España. En cierta ocasión llegó a afirmar que «si la democracia era incapaz de impedir la ascensión del fascismo, la clase trabajadora buscaría formas políticas diferentes con las que defenderse»1. Con la llegada de la derecha al poder algunos decidieron que había llegado la hora de pasar a la acción y de encender la mecha de la revolución. El movimiento revolucionario socialista fue presentado como la última carta que le quedaba a la izquierda española para hacer frente al fascismo. Los líderes socialistas afirmaban que, si la revolución triunfaba, el fantasma del fascismo se desvanecería, el socialismo se impondría y los trabajadores vivirían en su ansiado Estado socialista. Si por el contrario el levantamiento popular fracasaba, la implantación del fascismo en España sería imparable. Así, y alentados por la retórica de los altos dirigentes socialistas, el día 5 los mineros asturianos se rebelaron contra el Estado y las elites que lo gobernaban. En Cataluña Lluis Companys declaró la República catalana dentro de la República Federal española; en Madrid Lerroux, tras declararse el estado de guerra, dio carta blanca a las fuerzas del orden para reprimir la huelga revolucionaria y en Aragón una serie de pueblos vivieron breves momentos del sueño revolucionario. El día 5 de octubre a las 6 de la mañana, vecinos afectos a UGT de Uncastillo se levantaron contra la autoridad. Según relata el sargento del puesto de la localidad, Victoriano Quiñones: «[…] el viernes a las seis de la mañana se presentó en el cuartel un vecino del pueblo y dijo al guardia que realizaba el servicio de puertas que deseaba hablarme urgentemente. Una vez en mi presencia, me manifestó que se había proclamado el comunismo en España y que los vecinos del pueblo se hallaban en armas para secundar el movimiento. En el 1  PRESTON, Paul, La destrucción de la democracia en España, Alianza Universidad, (2ª Edición), Madrid, 1987, p. 126.

ágora n.º 16 — revista de cultura, ensayo y creación literaria

Ágora 16 2018 completa  

Ágora 16 2018 completa  

Advertisement