Issuu on Google+

2

LA TERCERA Miércoles 8 de octubre de 2008

Correo

Envíe sus cartas al director, con una extensión máxima de 1.400 caracteres con espacios, a correo@latercera.cl, al fax 5507998 o a Av. Vicuña Mackenna 1870, Stgo. La Tercera se reserva el derecho de editar los textos, cuyos originales no serán devueltos.

Crisis financiera Señor director: Con esta crisis financiera ha quedado claro que la economía depende de los economistas tanto como el clima depende de los meteorólogos. Patricio Salinas Cornejo

Resumir una crisis financiera tan compleja como la actual con frases como ‘la derrota de los seguidores de Friedman y Hayek’ resulta preocupantemente simplificador”. Enrique Ide Carvallo

Cada cierto tiempo nos topamos con unos pocos que paralizan el país en pos de sus demandas. ¿Se nos habrá olvidado que primero están nuestros deberes y luego nuestros derechos?”. Francisco Silva D.

Señor director: Resumir una crisis tan compleja como la actual con frases como “privatizar ganancias y socializar las pérdidas” o “la derrota de los seguidores de Friedman y Hayek” -tal como hizo un ministro en columna publicada en este medio-, resulta preocupantemente simplificador. Milton Friedman en los 60 ya había comentado su inquietud por el poder discrecional de los bancos centrales. Para él, lo mejor era garantizar un crecimiento constante de la masa monetaria, fijando el mercado el precio de la liquidez, evitando que la injerencia de un planificador distorsionase los incentivos correspondientes. Si hubiésemos seguido su consejo, tal vez los intereses en EE.UU. no hubiesen sido tan artificialmente bajos, según muchos, la principal causa de la burbuja especulativa. Pero, por otro lado, ¿qué habría dicho la opinión pública si Greenspan hubiese subido las tasas con una inflación prácticamente nula? ¿Cuánta gente se benefició, justamente, de poder acceder a hipotecas baratas gracias a dichas tasas? La utilización de frases simplistas por parte de personas con figuración, y más aún con cargos de Estado, bajan el nivel del debate e incentivan la búsqueda de soluciones fáciles y políticamente atractivas, pero que en nada ayudan a sacar lecciones para que la crisis no vuelva a ocurrir. Enrique Ide Carvallo

Liderazgo de mujer Señor director: Este domingo en La Tercera, Patricio Navia comienza su columna haciendo un paralelo entre Sarah Palin y Michelle Bachelet, para luego centrarse en la figura de nuestra Presidenta. La confusión resultante a partir de esta bizarra comparación obliga a algunas puntualizaciones. Plantea que se buscó llevarla a La Moneda porque, en vez de liderazgo visionario, se prefería uno más “escuchador”. Debo decir que su alta aprobación ciudadana se debe, en parte, a que supo alinear con sus metas los sólidos valores que la hicieron aceptar el cargo, además de comenzar su gobierno estableciendo una visión exitosa estimulante y realista para el período de cuatro años. A lo anterior, la Presidenta ha agregado un sello dialogante y de confianza en la ciudadanía, lo que no debería extrañar, ya que la conversación es el estado natural en esta sociedad de la información y la comunicación. Ni Michelle Bachelet ni nadie en el gobierno piensa que las mujeres nacen con la superioridad moral pegada a los cromosomas, o con un estilo XX para el trabajo político. Tampoco que exista un estilo XY que impida barrer la casa o mecer la cuna de un hijo. Todo está determinado, y hace tiempo lo sabemos, por el entrenamiento que se nos da una vez que nacemos sobre cómo debemos ser, quién vale más y quién vale menos para discriminarlo. Por último, profesor, la Presidenta jamás pide privilegios. Sólo respeto por la alta investidura que ostenta. Mónica Silva Monge Asesora de la ministra del Sernam

Paralización del Registro Civil Señor director: Me parece lamentable la actitud mostrada por el ministro de Justicia, Carlos Maldonado, una vez depuesto el paro de los trabajadores del Registro Civil. Si bien no comparto el mecanismo que dichos funcionarios utilizaron para alcanzar sus demandas, tampoco creo que sea correcto que el titular de esa cartera haya señalado que no había ningún acuerdo de fondo con los trabajadores del organismo y que habrá sanciones contra quienes estuvieron paralizados. En suma, desconoce el diálogo que la tarde del lunes permitió terminar con las paralizaciones. ¿Dónde está la voluntad de avanzar y terminar con este clima de enfrentamiento? Muy poco sabia la actitud mostrada por la autoridad. Daniela Andrea Bahamondes

Señor director: Tengo la sensación de que cada cierto tiempo nos topamos con unos pocos que, literalmente, paralizan el país en pos de sus demandas. Ejemplos sobran: escolares, empleados públicos, camioneros, etc. ¿No será que se nos ha olvidado que primero están nuestros deberes y luego nuestros derechos? Francisco Silva D.

Lagos y el Transantiago Señor director: No puedo sino discrepar con lo planteado por Josefina Sutil en carta publicada ayer, excepto, claro está, con aquello de que Ricardo Lagos “no tiene un pelo de tonto”. El sistema de transporte público preexistente al Transantiago, también conocido como “micros amarillas”, era una aberración completa, que no podía mantenerse. Es inaceptable, incluso criminal, que se pretenda que exista un sistema de transporte público en el cual distintos empresarios participan en un mismo recorrido, lo que ocasionaba las conocidas “carreras” entre micros, a menudo con resultados fatales. Ni qué hablar del trato dado a los escolares. A Dios gracias ya no tenemos que sufrir esa triste realidad. En todas partes del mundo (civilizado), el transporte público es del tipo Transantiago, es decir, un sistema no privado, sino estatal o municipal, coherente, coordinado e integrado entre los distintos tipos de transporte (buses, metro, trenes, tranvías, etc.). Su gran defecto es no haberlo hecho de partida 100% estatal e incorporar a privados, que está demostrado, aquí y en el resto del mundo, que para esto no sirven. Respecto de ferrocarriles, creo que en el gobierno de Lagos, así como en el resto de los gobiernos de la Concertación, tuvieron que ser reconstruidos desde las ruinas en que lo dejó el gobierno de Pinochet. Gracias a ellos aún tenemos ferrocarriles en nuestro país, aunque a algunos les moleste. Boris Marinkovic

Evaluar a directores Señor director: La experiencia docente y la bibliografía sobre gestión y administración educacional dan claridad absoluta sobre la importancia del liderazgo en quienes dirigen un liceo o una escuela. Desgraciadamente no siempre ocupan estos cargos los más competentes, pese a la instauración de los concursos públicos.

He visto liceos y escuelas manejadas por directores y directoras “encapsulados” en sus oficinas. Gran parte de su tiempo están encerrados entre sus cuatro paredes, no toman contacto con alumnos, profesores y menos apoderados. Parece que piensan que esas relaciones las deben mantener otros actores del proceso de enseñanza y aprendizaje. Difícilmente la educación chilena mejorará si tenemos directivos sin iniciativas, marginados de lo que sucede en el aula, incapaces de gestionar proyectos innovadores. Sólo por estas razones es urgente, así como se califica a los docentes, evaluar a los directivos de escuelas y liceos públicos y aplicar la normativa correspondiente. Patricio Fuentealba Del Pozo

Propaganda electoral Señor director: Al parecer el señor Andrés Ugarte, concejal de La Reina, no pareció entender la discusión sobre la campaña electoral que se ha dado en estas páginas. Efectivamente el alcalde Luis Montt obtuvo el 54,85% en la elección anterior, cifra que no es contundente, toda vez que hubo solo dos candidatos a la alcaldía. No obstante, eso no quita que el actual edil haya montado una completa maquinaria, financiada con recursos municipales, para mantenerse en el cargo. El concejal hace referencia al supuesto “sello propio” de la administración de Montt, señalando que éste ha sido la construcción de obras para la comunidad. Lo lamentable es que, si se revisa el catálogo de obras del alcalde en su propaganda electoral, uno se encuentra con que el edil se ha arrogado, como propias, obras que han sido implementadas en administraciones anteriores o por organismos ministeriales. Así, en su sitio podemos encontrar entre sus obras el Parque Mahuida, obra realizada en la administración de Fernando Castillo Velasco. De igual manera aparece el ensanchamiento de la avenida Larraín, obra gestionada por Castillo Velasco y el general Juan Emilio Cheyre ante el Serviu y que se hizo en atención a la construcción del nuevo Hospital Militar. Está claro que Montt no actúa con el amor que tanto difunde en su campaña a la hora de informar a sus electores y de ocupar recursos municipales para ello. Además, el concejal Ugarte no parece entender que un alto porcentaje obtenido en una elección popular no es reflejo de una buena y honesta administración. Alvaro Andrés Delgado M.

Cambio del TAG Señor director: Gran debate ha provocado el anuncio de las autopistas concesionadas de la Región Metropolitana sobre el término de la vida útil de los TAG, según ellos, indispensables para el cobro por el uso de éstas. Sin embargo, mi experiencia y la de familiares, quienes nunca hemos puesto el aparato en nuestros vehículos sino que los hemos guardado en nuestras casas, me permite afirmar que el TAG no es indispensable para que las enriquecidas autopistas nos cobren por el uso de ellas. De hecho, sagradamente me llegan las boletas de cobro mes a mes. Es más, son las mismas señoritas que trabajan en los mesones de atención de estas empresas las que indican que no es necesario poner el TAG para que el sistema de cobro funcione correctamente.

Espero que estos antecedentes sean estudiados por los organismos competentes, las autoridades y por qué no también por el Sernac, para que se determine hasta qué punto las autopistas nos pueden meter en sus rentables juegos contractuales. Eduardo Quezada Contreras

I+D en Chile Señor director: La preocupación del país es crecer a más del 4% anual y la solución está a la mano. Como bien describe Jaime Silva en su carta del 6 de octubre, hay consenso en impulsar la investigación y desarrollo (I+D), la que, por supuesto, debe ser en alianza universidad-empresa. Hoy se hace poco de I+D+innovación en Chile. Los países del G8, en tanto, han utilizado esta herramienta en ciencia y tecnología para crear propiedad intelectual, agregando valor a sus exportaciones de recursos naturales e impactos de crecimiento económico para sus países. La fórmula se basa en un ecosistema virtuoso, que suma las capacidades de empresas, universidades y gobierno, creando investigación aplicada a las industrias de mayor potencial. En Chile no funciona, pues la inversión en I+D+i no supera el 1% del PIB, a diferencia de los G8, donde supera el 3%. Aquí el 70% lo pone el Estado y resto el sector privado. Es necesario profundizar en políticas de innovación. El Estado debe generar un marco adecuado para que este ecosistema se potencie. Dio una buena señal con la ley que beneficia con un 35% sobre el total de la inversión a las empresas que inviertan en I+D, en combinación con un centro de investigación acreditado. Es posible constituir centros de I+D. Las firmas tecnológicas, deberían dar el ejemplo y convertirse en catalizadores de este tema, gatillando con fuerza la investigación aplicada, que genera valor a las industrias y expansión económica de calidad. Raúl Ciudad De La Cruz Miembro de www.polisdigital.cl

Crisis, ciclos y medioambiente Señor director: Los medios de comunicación nos han abrumado con temas relacionados con la crisis financiera y sus posibles consecuencias a corto plazo. En un largo plazo esta vivencia será parte del “ciclo económico”. Sin embargo, el efecto en los cambios climáticos, producto de la disminución de la capa de ozono, no responderá a un ciclo. Debemos aprovechar esta crisis para buscar estrategias y alternativas inteligentes de ahorro y eficiencia energética utilizando todo aquello que se encuentre a nuestro alcance. Políticas públicas que den incentivos o establezcan regulaciones ayudarán a que el sector privado y público aporten al desarrollo nacional a través del uso de fuentes alternativas de energía, como la reutilización y revalorización de residuos. Estas iniciativas deben ser lideradas por el Ministerio del Medioambiente, que debe ejercer un liderazgo ambiental que se transmita a todos los otros ministerios, como estrategia de gobierno. Creo que a Chile le ha llegado el tiempo de hacerse las preguntas correctas, en especial, dónde queremos estar y hacia dónde deseamos llegar. ¿Vamos a llegar al Bicentenario mirando otra vez hacia atrás? Espero que no. Alex Godoy Independientes en Red


Ciclos y Medioambiente