Issuu on Google+

Sistema Digestivo

Los alimentos contienen diversos nutrientes, que son esenciales para la vida, ya que constituyen la fuente de energía para las reacciones químicas que ocurren en todas las células, son moléculas necesarias para que formen nuevos tejidos, se reparen los dañados. Se requiere su desdoblamiento en moléculas suficientemente pequeñas para cruzar la membrana celular, proceso llamado digestión. El paso de estas moléculas más pequeñas hacia la linfa y sangre se denomina absorción.

Función general: Los dientes participan en la descomposición física de los alimentos, y la lengua, en la masticación y deglución. En contraste, los demás órganos auxiliares de la digestión no tienen contacto directo con los alimentos. Producen o almacenan secreciones que fluyen al tubo digestivo por diversos conductos y participan en el desdoblamiento químico de los alimentos. En general, el sistema digestivo realiza seis funciones básicas: A) Ingestión. B) Secreción. C) Mezclado y propulsión. D) Digestión. E) Absorción. F) Egestión.


El sistema digestivo se compone de dos grupos de órganos, el tubo digestivo y los órganos accesorios. El primero es un tubo continuo de 9 m de longitud que se extiende de la boca al ano, en la cavidad corporal ventral. Sus órganos comprenden: • • • • • •

Boca Faringe Esófago Estómago Intestino delgado Intestino grueso

Los órganos accesorios abarcan: • • • • • •

Dientes ( 32 incluidas el tercer molar o muela del juicio) Lengua Glándulas salivales Hígado Vesícula biliar Páncreas

El tubo digestivo del hombre mide alrededor de 9 metros de largo, desde la boca hasta el ano. El tubo digestivo, en una sección transversal, presenta cuatro capas desde adentro hacia fuera. •

Mucosa: es la capa más interna formada por tejido conectivo y epitelial, existen abundantes vasos sanguíneos y glándulas que vierten su secreción al lúmen. En el intestino, la mucosa está muy plegada para incrementar la superficie secretora y absorbente.

Submucosa: Capa de tejido conectivo, rico en vasos sanguíneos y linfáticos. Presenta abundantes fibras nerviosas.

Capa muscular: Presenta 2 subcapas de músculo liso. Una interna con fibras musculares circularmente, y otra externa con fibras en dirección longitudinal. La contracción coordinada de estos músculos produce unos movimientos de segmentación que mezcla el alimento, y otros ondulatorios llamados movimientos peristálticos que permiten el avance del alimento. En varias zonas del tubo digestivo, la capa muscular circular se engrosa formando un músculo llamado esfínter, los cuales regulan el movimiento del alimento desde una zona a otra del tubo digestivo.

Serosa: Cubierta más externa del tejido conjuntivo.


1-. Partes del tubo digestivo: A) Boca: Especializada en la ingestión y en la etapa inicial del proceso digestivo. La saliva humedece los alimentos y contiene una enzima, la amilasa, la que cataliza la hidrólisis del almidón. Además contiene lizosima que destruye sólo bacterias que pueden perjudicar la dentadura. La saliva es producida y secretada por tres pares de glándulas que funcionan bajo el control del sistema nervioso simpático y parasimpático (parótidas, sublingual y submaxilar). Lo que es tragado o deglutido se llama Bolo alimenticio. B) Esófago: El bolo alimenticio pasa a través de la faringe hacia el esófago. Durante la deglución, la abertura hacia el aparato respiratorio es cerrada por una pequeña placa de tejido llamado Epiglotis. El esófago es un tubo muscular (25 cm), recto, de paredes gruesas que conecta la faringe con el estómago y contienen glándulas que secretan mucina, sustancia que libera el conducto en el momento de pasar el bolo alimenticio. Las paredes del esófago se contraen rítmicamente en un movimiento llamado peristaltismo, que garantiza el desplazamiento del bolo. C) Estómago: Es una bolsa localizada en la parte superior de la cavidad abdominal. En sus paredes internas se ubican millones de pequeñas glándulas gástricas, que se extienden profundamente. Las células parietales (oxínticas) secretan ácido clorhídrico (HCl) y una sustancia llamada factor intrínseco que es necesario para la absorción de la vitamina B12 en el intestino delgado. Las células principales (zimógenas) en las glándulas gástricas secretan pepsinógeno, un precursor enzimático inactivo que se transforma en pepsina. El estómago está formado por capas de músculos que se contraen vigorosamente para mezclar el alimento con el jugo gástrico. Entre el esófago y el estómago hay un músculo circular llamado esfínter cardias que evita que el quimo ácido en formación se devuelva. La digestión estomacal permite obtener algo líquido que recibe el nombre de quimo, el cual pasa al intestino a través del esfínter píloro. Ciertas células del estómago producen una hormona: gastrina que estimula la producción de jugo gástrico e intensifica las contracciones musculares del estómago. El jugo gástrico es secretado bajo el control del sistema nervioso. La presencia del alimento o el contacto con la boca estimula la secreción de jugo gástrico. En el estómago se absorben también cierta cantidad de agua, algunos iones y drogas como: la aspirina y alcohol etílico.

D) Intestino delgado: En una persona adulta mide alrededor de 7 metros de largo y 2,5 cms de diámetro, y en donde ocurre la última digestión (duodeno) y son absorbidas las unidades básicas de los nutrientes a través de su pared.


Se dividen 3 partes: duodeno, yeyuno e Ileon. La Bilis y el jugo pancreático, son liberadas en el duodeno y actúan sobre el quimo. Finalmente, enzimas producidas por las células epiteliales que revisten el duodeno, catalizan los pasos finales. La actividad del intestino delgado, también está coordinada por hormonas, que estimula la secreción de jugos alcalinos del páncreas e hígado. La presencia de grasas y aminoácidos estimulan la producción de otra hormona intestinal, la colecistoquinina, que permite la liberación de enzimas desde el páncreas y de la bilis alamacena en la vesícula.

Absorción de los nutrientes Cuando el jugo digestivo ha degradado los nutrientes, son absorbidos por las células del intestino delgado. Para cumplir esto, su superficie interior está plegada, formando cientos de estructuras llamadas vellosidades y revestido por millones de prominencias, denominadas microvellosidades intestinales, aproximadamente 600 por cada célula

Una vellosidad intestinal consta de una sola capa de células epiteliales. Su cantidad varía entre 10 a 40 por milímetro cuadrado (mm 2). En su estructura interna se distinguen una arteriola, una vénula, una red capilar y un vaso linfático (quilífero central). Los nutrientes son absorbidos a nivel del intestino delgado y que algunos, como los aminoácidos y la glucosa entran directamente a la circulación sanguínea. El 90 % de la digestión ocurre en el duodeno y el 90 % de la absorción en el yeyuno e ileón.

En cuanto a los mecanismos que son utilizados para la absorción son variados, pueden ser mecanismos pasivos (no gastan energía) y en activos (gastan energía). El agua utiliza el mecanismo pasivo llamado osmosis, y las sales minerales dependiendo de cual se trate, ocupa un mecanismo pasivo o activo.


La absorción queda dividida en: • •

sustancias hidrosolubles sustancias liposolubles

Función del Intestino grueso: No secreta enzimas digestivas, su función es de absorber el agua de las materias sin digerir, por lo que se absorbe solo el agua que no alcanzó a hacerlo a nivel del intestino delgado. Las materias fecales o heces contienen agua, alimentos no digeridos, ciertas sustancias excretadas por el organismo y una gran cantidad de bacterias muertas. La presencia de estas últimas se explica porque el intestino grueso aloja una enorme población de bacterias no infecciosas que forman la llamada flora bacteriana normal. De las bacterias, la más conocida es la Eschericia coli, especie que los biólogos utilizan a menudo en sus experimentos de genética y bioquímica. En el intestino grueso, la flora bacteriana normal metaboliza los desechos de putrefacción y fermentación, que genera los gases intestinales.

2.- Órganos accesorios: Hígado: Es la glándula más grande del cuerpo. Una sola célula hepática puede realizar más de 500 actividades metabólicas especializadas distintas. En un adulto pesa aprox. un 1,4 Kg., produce y secreta la bilis, que tiene como función emulsionar las grasas. La bilis es un líquido alcalino, que sale del hígado por el conducto hepático, y puede pasar a la vesícula biliar a través del conducto cístico, o seguir hacia abajo por el colédoco, conducto formado por la unión del cístico con el hepático. La bilis es al mismo tiempo una excreción y una secreción digestiva.


También participa en la neutralización de ácidos y excreción de sustancias inorgánicas y pigmentos, entre los componentes de la bilis se destacan:

Sales biliares, que son sales de potasio y de sodio de los ácidos biliares, participan en la emulsión, es decir, el desdoblamiento de grandes glóbulos de lípidos en una suspensión de microgotas de casi 1 µm de diámetro.

Pigmentos biliares, el principal es la bilirrubina, producto de desecho del metabolismo de los glóbulos rojos.

• Colesterol, por esta vía se considera una sustancia de desecho. En resumen, las funciones del hígado en el procesamiento de los alimentos incluyen:

1. Secretar bilis que contribuye en la digestión mecánica de las grasas. 2. Almacenamiento de reservas de glucógeno y lípidos. 3. Mantención de la concentración plasmática normal de la glucosa, aminoácidos y ácidos grasos. 4. Síntesis e intercambio de tipos de nutrientes. 5. Síntesis y liberación de colesterol unido a proteínas de transporte. 6. Inactivación de toxinas. 7. Almacenamiento de reservas de hierro. 8. Almacenamiento de vitaminas liposolubles. Una de las patologías más frecuentes en las mujeres chilenas son los cálculos biliares (litiasis), que se debe a la precipitación de colesterol en la vesícula biliar. Páncreas: Glándula situada por detrás del estómago, en la cavidad que le forma el duodeno, su conducto excretor desemboca en la porción terminal del colédoco. Su secreción se denomina jugo pancreático y su regulación depende de actos reflejos y su mecanismo hormonal. Cuando el alimento llega al intestino delgado, la acidez del quimo determina que la mucosa intestinal produzca secretina, hormona que pasa a la sangre, y por medio de ésta, al páncreas, donde estimula la actividad de las células, que generan la secreción pancreática. Este jugo es un líquido alcalino, de pH 8, que neutraliza al quimo ácido que proviene del estómago. Contiene bicarbonato de sodio, responsable de su alcalinidad y enzimas.


Enfermedades más comunes del sistema digestivo. •

Cálculos biliares o colelitiasis.

Gastritis.

Úlcera.

Colitis.

Síndrome colon irritable.

Cáncer.


Sistema digestivo