Issuu on Google+

Segunda temporada! sábados a las 19 en Elkafka Espacio Teatral, Lambaré 866, la elogiada obra CÓRNEA, de Pehuén Gutierrez con la gran actuación deAna Padilla dirigida por Nery Mucci y Pehuén Gutiérrez Ana Padilla fue nominada por los Premios ACE en el rubro actuación para una sola persona y está nominada por los premios Florencio Sánchez Dijo la crítica en 2013: Conmovedor unipersonal. Un trabajo actoral muy minucioso de Padilla hace que ese relato logre una trascendencia notable. Sola escena, narra ciertas circunstancias de su vida con profunda credibilidad, haciendo que el espectador tome contacto de manera muy efectiva emocionalmente. Una experiencia que compartieron artistas de diferentes generaciones (directores y actriz), en un encuentro muy importante desde lo dramático. Carlos Pacheco, Recomendados de la redacción, La Nación. No es solamente no ver. No hay escenografía, ni música, sólo algunos sonidos incidentales. Apenas el vestuario de Maite Corona le alcanza a Ana Padilla para contarnos todo un universo de emociones. No podría ser de otra manera, puesto que en el texto el conflicto es interno, no hay nada en el exterior que lo impulse. Y en esto, además de los sobrados méritos actorales, hay por cierto méritos en la dirección. El espectáculo dura apenas cincuenta minutos, no tiene pretensiones ni artilugios, y lo que el espectador va a presenciar es un intenso momento de desolación, seguramente reconocible para muchos, ya que está signado por la soledad. Alejandra Herren, diario Clarín Muy buena. Delicadísimo unipersonal. Historia íntima, delicada, sensible. El texto de Pehuén Gutiérrez es rico en imágenes y aunque su historia es pequeña, tiene el sabor de esos materiales que están construidos con mucha delicadeza. En ese sentido, Ana Padilla resulta la intérprete ideal para recrearlo. La actriz busca profundizar cada acción, cada mínimo gesto, cada fragmento del relato, hasta tornarlo una delicada filigrana. Hay mucha sutileza en su manera de moverse en escena y así, el personaje adquiere una grandeza trascendente. Sin dudas, la dirección de Gutiérrez y Nery Mucci ha hecho mucho hincapié en la construcción del personaje. De esa forma el texto ha encontrado una gran posibilidad de fortalecerse y proyectarse de manera inquietante. Carlos Pacheco, diario La Nación Excelente Ana Padilla, oscilando entre la desmemoria y los recuerdos. Breve monólogo, pleno de momentos poéticos. Lo más destacado de la propuesta es Ana Padilla, que realiza una gran labor física y actoral, plena de matices y con un decir prodigioso. Jorge Montiel, Revista Noticias Un unipersonal, potente y aleccionador, sobre el desamparo y la búsqueda de afecto. Un texto rico en significados y una afiatada dirección. Pero, por sobre todo, la gran entrega emocional de Ana Padilla, en un trabajo para el recuerdo. Breve e intensa propuesta teatral, para recomendar. Carlos Abeijón, Un apellido de radio conducido por Virginia Hanglin, La Radio.FM 92.3. Una actuación plena de recursos y de sensibilidad, sin regodeos ni exageraciones. Muy buena voz y un cuerpo expresando plenamente, disponible a la emoción.


Susana Torres Molina La presencia de un solo actor en escena exige talento, sensibilidad y variedad de recursos interpretativos. Todas estas condiciones tiene Ana Padilla para conmover con su interpretación en "Córnea". Se adueña del espacio escénico y durante los 50 minutos que dura la obra recrea ese universo cercano a los de Manuel Puig, que ya transitara en anteriores e inolvidables ocasiones. José Miguel Onaindia Córnea es uno de esos espectáculos que demuestran la fuerza de lo esencial en el teatro: una actriz inmensa, Ana Padilla, las palabras de Pehuén Gutiérrez, en un espacio increíblemente iluminado por Lucas Orchessi. Rubén Szuchmacher Si el unipersonal es de por sí una suerte de salto sin red para cualquier actor, en este caso lo es aún más puesto que no hay nada que no esté sustentado en la actuación. Padilla se las ingenia para producir un crescendo interpretativo de gran potencia emocional. En apenas 50 minutos, la actriz va construyendo ese intenso momento de desolación, sin pretensiones, sin ningún artilugio más que el cuerpo del actor en el vacío. Chapeau. Alejandra Herren, Mundo Teatral Córnea es un viaje hacia la búsqueda de la felicidad perdida. El salto atrás, hacia el refugio de lo que ya se vivió, es la expresión de nostalgia de lo conocido. Ana Padilla despliega su mundo interior a la hora de componer a esta no vidente. Tiene muchos recursos y su concepción física del personaje se complementa con una formación actoral que le permite armar a su criatura de adentro hacia afuera. Padilla crece cada vez más en el mundo de las actrices de texto. Su poder de observación y su sensibilidad la hacen pisar terreno firme. Pehuén Gutiérrez y Nery Mucci logran un trabajo de dirección muy interesante, que saca lo mejor del equipo. El diseño de luces, de Lucas Orchessi y Héctor Zanolio, es muy atractivo. Viste la escena desnuda con siluetas proyectadas de árboles que emergen de la oscuridad, como recuerdos. Y la razón más fuerte para verla es la ternura que despierta la protagonista. Frágil, mirándose para adentro porque no puede encontrar afuera la imagen perdida de lo que para ella fue feliz, conmueve e invita a aventurarnos en nuestros propios, oscuros abismos. J.J.B. , Planeando sobre BUE Con una historia pequeña, Ana Padilla construye una mujer inmensa, que conmueve, que atenta contra la indiferencia, que proyecta un resto de luz en la oscura soledad de la ceguera. Mónica Berman, Máquina de escribir Un unipersonal a veces resulta árido y siempre difícil. Sobre todo si no está muy bien interpretado. En este caso Córnea esta estupendamente actuado por Ana Padilla, una actriz que muestra, sutilmente y con talento, toda la potencia de su personaje. Un ser desvalido, sensible y puro, en la búsqueda de un vínculo perdido hace muchos años, para tratar de hacer más posible su soledad. Héctor Oliboni, Dionisio MUY BUENA. Pehuén Gutiérrez arma un texto lleno de imágenes, de recuerdos, que nos llevan por varias emociones. Ana Padilla es la que trasmite esas imágenes y con ellas


logra conmover, con técnica y dominio del cuerpo y la voz impecables. Desprovista de todo, solo en el escenario el personaje, la artista, una historia, una dirección y luces y lo más logrado, un público agradecido. Lautaro Gordillo, La Krítica Ana Padilla le pone el cuerpo a un ser entrañable. Un bastón blanco y una cartera son los únicos elementos en escena, en los que se basa para una composición difícil. Su mirada perdida es sostenida durante el largo de todo el unipersonal, y en ningún momento se le escapa ese deambular a tientas. Un manejo del cuerpo detallista, marcaciones que también refieren a la correcta dirección de Nery Mucci y Pehuén Gutiérrez, éste último autor de la obra. Pablito Lancone, Escenarios Nacionales El complejo mundo de los unipersonales requiere de una importante experiencia actoral, y en esta oportunidad, fue un gran acierto para Ana Padilla animarse a esta nueva aventura, ya que con mucho talento, logra transmitir las más diversas emociones.Con el foco puesto en las relaciones humanas, la soledad, el abandono y la búsqueda de la felicidad, "Córnea" invita a realizar un viaje de introspección. Romina Bond, Arte para vivir en arte Mi corazón puede verte. Al igual que una foto que congela una situación, Córnea, es lo más puro y noble en el interior de una mujer. El trabajo representado por la actriz es exquisito y cada uno de sus movimientos nos hace sentir que tiene dicha discapacidad visual. Su concentración es impecable y ver a través de sus ojos es una experiencia única. Mariela Gagliardi, Sabor a Teatro Durante los cincuenta minutos que durará la función transitaremos un abanico importante de temas tales como la amistad, la infidelidad, el ocio, el desamor Debemos rescatar el trabajo de Ana Padilla con una actuación más que interesante. Sergio Di Crecchio, Glenn Miller Show Es una experiencia sensorial. Ese es el punto de partida para transitar un espectáculo íntimo, hecho con una dramaturgia textual y sensorial, donde cuenta tanto la palabra como el oído, el tacto, el olor, como el sabor. Un trabajo impecable de Ana Padilla, excelente. Gustavo Rodríguez La excelente composición que hace Ana Padilla de esta mujer ciega nos lleva sólidamente a rincones quebrados por el pasado en el interior de este personaje. De a poco con su relato, que revivirá con nosotros, ella irá iluminando oscuros terrenos de esta mujer.La dramaturgia de Pehuén Gutiérrez nos brinda un texto que hace de la sensualidad de los sentidos una construcción imaginaria y del silencio, signo de la ausencia del otro, un espacio de proyección de sentidos múltiples. La puesta de los directores Nery Mucci y Pehuén Gutiérrez es arriesgada pero efectiva. Darío López Ana Padilla en penumbras compone a una mujer no vidente pero además la caracteriza con vigor, y puede volverse enorme y cálida. Creo que esta virtud tan especial es la que lleva Córnea a disfrutarse de principio a fin. Muy humana, muy emotiva, muy conmovedora, muy simple. ¡Para ver con los ojos del alma! Córnea con Ana Padilla es una excelente obra, con una excelente actuación y pasaran un excelente momento.


Meche Martínez Maravillo trabajo de Ana Padilla interpretando a esa mujer no vidente. Realmente conmovedor. Arturo Lodetti Ana Padilla de verdad me emocionó mucho con su trabajo en Córnea, el manejo de su cuerpo, de sus estados, el relato con tantos colores y matices, un placer para los sentidos. Gracias a esta gran actriz. Alejandra Majluf Ana Padilla estrena Córnea, su primer unipersonal. La actriz se puso en manos de un dramaturgo y un director muy jóvenes. Nota de Carlos Pacheco en el diario La Nación http://www.lanacion.com.ar/1559221-ana-padilla-estrena-cornea-su-primer-unipersonal El unipersonal está cada vez menos solo, el auge de los monólogos y espectáculos para una sola voz sobre el escenario. Nota en Página 12 por Paula Sabatés. Salen a escena con la misma soledad con la que el matador se enfrenta al toro. Pero en la cartelera de Buenos Aires ya son multitud. Autores, directores e intérpretes analizan las razones –estéticas, económicas– de un fenómeno en alza. http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-29046-2013-06-25.html El espectáculo del día: Córnea, por Revista Saverio. Entrevista a Ana Padilla, Pehuén Gutiérrez y Nery Mucci. http://vimeo.com/66498136 CÓRNEA De Pehuén Gutierrez Dirección de Nery Mucci y Pehuén Gutiérrez Actúa: Ana Padilla ¿Vio que lindos recuerdos que compartimos? A veces pienso que lo bueno de haberme quedado ciega es que la imagen que tengo de las cosas no envejece. Diseño de vestuario: Maite Corona Diseño de luces: Lucas Orchessi y Héctor Zanollo Diseño sonoro: Mariano Rotolo Ilustración: Maite Corona Diseño gráfico: Facundo Sorba Fotografía: Nacho Ansa y AG Fotografía Asistencia de dirección: Rosalba Menna Prensa: Carolina Alfonso Dirección: Nery Mucci y Pehuén Gutiérrez Trailer de promoción http://www.youtube.com/watch?v=nHjNHTYonFA&feature=share


REESTRENO: SÁBADO 12 DE ABRIL A LAS 19 hs. Funciones: sábados a las 19 hs. Duración: 50 minutos. Espacio Teatral EL KAFKA Lambaré 866. 4862-5439. elkafka@gmail.com Entradas: $ 100 y $ 70 (dtos. a estudiantes y jubilados). Prensa: Carolina Alfonso – 4802-4607 - 155-662-6006 - caroalfonso@gmail.com Palabras de los directores Una mujer, que se ha quedado ciega, busca a un ex empleado en la plaza de la cual él es el cuidador de día y el sereno de noche. El motivo de la búsqueda es reactivar un pequeño negocio familiar. Las imágenes que le han quedado de aquella época de trabajo y felicidad son las que utilizará para intentar convencerlo. La pieza teatral Córnea recorre un camino, que inconscientemente puede ser recorrido por las personas, el deseo de volver a encontrar la felicidad perdida. Cuando el presente se oscurece no queda otra opción que pensar la felicidad como parte del pasado. Y en la pieza nos encontramos con eso, un cuerpo tratando de hacer presente un pasado de felicidad, transformando así a la ceguera en un elemento de tortura del alma; no deja otra opción que mirar para adentro y encontrarse con uno mismo. Ana Padilla Se formó en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático, realizó diferentes talleres y seminarios con profesores como Beatriz Matar, Lito Cruz, Rudy Chernicoff y Carlos Gandolfo, entre otros. Con Cristina Moreira realizó estudios de la escuela Le Coq, que luego perfeccionó con Thomas Pratki de Inglaterra. También asistió a seminarios sobre Shakespeare con Roberto Villanueva y Penny Chern de Londres. Asimismo, realizó estudios en Dirección con Roberto Villanueva y Puesta en escena con Rubén Szuchmacher y Graciela Schuster. Realizó además variados estudios de danza y canto. En este momento, actúa en la obra Amor sin barreras, lo conocí en el Roca, dirigida por Héctor Presa. En teatro trabajó en los siguientes espectáculos: El baño de los pájaros, De aquí no me voy, Calígula, Argentina vamos a cantar una historia, Una Margarita llamada Mercedes, Fiebre de heno, Dando pasos, The Rocky Horror Show, El mago de Oz, La sirenita, Lucía la maga, No sé tú, El misterio del ramo de rosas, Pendular, Agresiones, Historias de jardín, Ir y venir y La familia del jorobado, entre otras. Dirigió las siguientes obras: Concierto para orquesta y ballet en fuga, Historias centenarias del jardín, Vení que te cuento, El jaspeadito, El misterio de la calesita, El pájaro azul, Malambo pa´ la amistá, Gente de tapa y Cuando duele el alma. Su trabajo en El pájaro azul, le valió la nominación en el rubro mejor dirección para los premios Clarín. En televisión trabajó en: El hombre de mi vida, Herederos, Malparida, Consentidos, Atracción 4x4, Socias, La Lola, Julia´s Tango, Un cortado, Ama de casas desesperadas, Los simuladores, Locas de amor y Todo es cuestión de empezar, entre otras tiras. En cine participó de Sol de otoño, Rockabilly, El nido vacío y Dos hermanos. Nery Mucci Es actor y director. Se formó en actuación con Roberto Saiz, Silvio Lang, Veronica Oddo, Rubén Szuchmacher y Francisco Civit; en puesta en escena con Cristian Drut, Rubén


Szuchmacher y Graciela Schuster. Tomo clases con Guillermos Angelelli y Cristina Martí. Fue asistente de dirección en Enrique IV. Parte II, de William Shakespeare, con dirección de Rubén Szuchmacher, estrenada en el Teatro del Globo, en Londres, Inglaterra y en el Teatro Regio, dependiente del Complejo Teatral de Buenos Aires y también fue asistente de la escenógrafa Cecilia Zuvialde. Se desempeñó como técnico operador de luces en la sala Tadrón. Pehuén Gutiérrez Es profesor superior de teatro (UNCPBA), y se especializó en Dramaturgia en el IUNA. En la actualidad trabaja con Lautaro Vilo y Rubén Szchumacher. Maite Corona Es escenógrafa, vestuarista y docente. Se formó en: Instituto de Diseño Escénico Saulo Benavente, Técnicas de Realización Escenográficas, Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, Licenciatura en Escenografía, Instituto Universitario Nacional del Arte. Participó como asistente de escenografía, de Norberto Laino en la instalación Insomnio de los monumentos y obras como Salomé de chacra y Para qué vamos a hablar de la guerra. Mariano Rótolo Estudió en la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires - Facultad de Arte, en Tandil. Luego se formó en entrenamiento actoral y dramaturgia del actor con Andrea Garrote. Lucas Orchessi Estudia iluminación desde 2008 en el IUNA. Se desempeña como técnico operador de luces en la sala Elkafka Espacio Teatral. Héctor Zanollo Estudia la Licenciatura en diseño de iluminación de espectáculos, en IUNA, desde 2008. Participó en obras como: Ardas o manifiesto para una nueva república, con la dirección de Lucrecia Sachelli; Pavo Colonio, de Andrés Rapaport e Inolvidable, de Cristian Lange. Facundo Sorba Se dedica a la música, al diseño gráfico y al teatro. Realizó música para comedias musicales, como también la cortina del programa Dimensión mosquito emitido por Radiozonica. Trabajó en obras teatrales desarrolladas en el Teatro El Bululú bajo la dirección de Charly Palermo. Su arte en el diseño gráfico se ve plasmado en obras de teatro, música y diseño empresarial, entre otras áreas. Rosalba Menna Es actriz. Se formó con Analía Couceyro, Pablo De Nito, Pablo Limarzi y Ricardo Bartís, entre otros. Actualmente cursando la Licenciatura en Actuación en el IUNA. Actuó en: Perturbados entre lilas, dirigida por Leonel Figliolo; La casa de los muertos, dirigida por Celeste Penna; participó en distintos ciclos de teatro y poesía con Los idiotas, intervención teatral, junto a Santiago De Belva y Delfina Colombo; Miel, adaptación y puesta en escena basada en versión libre de cuentos de Horacio Quiroga y teatralizando poesías de Marosa di Giorgio y Oscar del Barco. Prensa: Carolina Alfonso – 4802-4607 - 155-662-6006 - caroalfonso@gmail.com


Segunda temporada