Page 1


Edita_ Unión Local de Morón del Sindicato Andaluz de Trabajadores Pasaje Oriente, 5 (CSO Julio Vélez) / 41530 Morón de la Frontera t. 954 852 880 / socmoron@yahoo.es 1ª edición_ Diciembre 2011 Diseño y maquetación_ Agenda Atalaya / almenara emergente atalaya@agenda-atalaya.com / t. 955 853 014 www.agenda-atalaya.com Imprime_ Artes Gráficas Garmo Pol. Ind. Corbones / 41540 La Puebla de Cazalla / t. 954 847 756 www.imprentagarmo.com Depósito legal_ SE 9189-2011 Fotografías de cubierta_ José Mauricio Martínez Cáceres / Asociación por la Memoria Histórica del PTE/JGRE Ilustraciones y fotografías de interior_ Archivo José Mª Carrillo (pág. 18, 41, 48, 54, 71, 97, 142, 146, 160 y 164), Archivo Lorenzo Gómez (pág. 112), Archivo Antonio González (pág. 76), Archivo Revista Mawror (pág. 17, 22, 29, 34, 42 y 45), Archivo SOC/SAT (pág. 67), Archivo José Segovia (pág. 25), Mariano Agudo (pág. 91 y 98), Carlos Azagra (pág. 126 y 129), Fototeca Biblioteca Pública Municipal Cristóbal Bermúdez Plata (pág. 94), Manuel Gilortiz (pág. 73, 82 y 149), Miguel Guardado (pág. 51), Pablo Juliá (pág. 4, 110 y 121), José Mauricio Martínez Cáceres / Asociación por la Memoria Histórica del PTE/JGRE (pág. 21, 26, 30, 37, 58 y 62), Antonio Rodríguez Cala (pág. 57), Miguel Ángel Romero (pág. 65 y 145) y Fran Villena (pág. 78, 101 y 105).


José María Carrillo Ramírez

El verso en la Gente del Pueblo (1975-1986)

Unión Local de Morón del Sindicato Andaluz de Trabajadores


Diamantino GarcĂ­a Acosta


A todos los miembros de Gente del Pueblo y sus familias por los momentos compartidos, los buenos y los menos buenos, porque de todos ellos hemos aprendío siempre. A todas las personas que con sus palabras y en el silencio cómplice de sus miradas, me dieron a conocer vivencias personales o hechos cercanos a ellas mismas, de cuyas palabras y tristeza reflejada en sus ojos fueron naciendo estos versos. No puedo olvidarme de quienes nos animaron y ayudaron a seguir en los momentos difíciles y de todas aquellas personas anónimas que siempre nos apoyaron sin pedir nada a cambio. A quienes lucharon, a quienes siguen luchando y a quienes se incorporan a la lucha contra las injusticias, porque fueron, son y serán mi fuente de inspiración y el motivo de seguir escribiendo. A quienes se fueron sin lograr parte de sus sueños, y a quienes se alejaron desencantaos de este camino tan difícil, pero que siguen estando ahí. En especial, a quienes cayeron luchando por cambiar las cosas, por la utopía compartida, por ese otro mundo posible. Y con todos los recuerdos a flor de piel, a un gran ejemplo de lucha, de constancia, bondad y entrega a la lucha jornalera: a Diamantino García Acosta, que siempre tuvo una palabra de aliento que ofrecernos.


Preliminares......................................................................................................... 11 Sevillanas Democráticas (1977)......................................................................... 15 Pan, T… (rabajo y Libertad)..................................................................................... 16 Buscándose la vida................................................................................................ 18 La faena del verdeo............................................................................................... 20 Morón diciembre 75............................................................................................... 22 Por el agua de Carmona......................................................................................... 24 El tiempo nuestro.................................................................................................. 26 La esquina de los paraos........................................................................................ 28 Todos a una.......................................................................................................... 30 Sevillanas de la Autonomía (1978)..................................................................... 33 Sevillanas de la Autonomía..................................................................................... 34 En pie compañero.................................................................................................. 36 Hay que repartir la tierra........................................................................................ 38 Escucha Pueblo mi canto........................................................................................ 40 A ti mujer............................................................................................................. 42 Rebuscaores......................................................................................................... 44 Reniego................................................................................................................ 46 No le cantes a mi Pueblo........................................................................................ 48 Romance del río Espartero...................................................................................... 50 Tierra y Libertad (1979)..................................................................................... 53 No comprarás este cante........................................................................................ 54 Quieren callarnos.................................................................................................. 56 Tienes que aprender.............................................................................................. 58 En cuatro cárceles................................................................................................. 60 A los reyes magos................................................................................................. 62 En donde nace la cal.............................................................................................. 64 ¡Qué duros son los caminos!................................................................................... 66 Toma tu tierra....................................................................................................... 68 Si algún día yo cayera............................................................................................ 70


Otra Andalucía (1980)........................................................................................ 73 Otra Andalucía...................................................................................................... 74 Vinieron los moros................................................................................................. 75 A Juan Miguel Mejías.............................................................................................. 76 ¡Vaya un progreso!................................................................................................ 78 Don Tripón............................................................................................................ 79 Niños aceituneros.................................................................................................. 80 No me callarás...................................................................................................... 82 Arraigo andaluz..................................................................................................... 84 Se van por Despeñaperros...................................................................................... 86 Seguiremos cantando (1981)............................................................................. 89 La lucha de una madre........................................................................................... 90 A los poetas del Pueblo.......................................................................................... 92 ¡Ay qué pena de mi gente!...................................................................................... 94 No creas que estoy alegre...................................................................................... 96 Marinaleda........................................................................................................... 98 ¿Cuándo vendrá el alba?........................................................................................ 100 Cazaores furtivos................................................................................................... 102 Vendimiaores........................................................................................................ 104 Andaluz parlamentario........................................................................................... 106 Simiente de Libertad (1982)............................................................................... 109 ¡Qué bonita es la bandera!...................................................................................... 110 Simiente de Libertad.............................................................................................. 112 Soy de otra Andalucía............................................................................................ 114 Andaluz con tu suó................................................................................................ 116 Hijo soy de jornalero.............................................................................................. 118 A los repartíos....................................................................................................... 120 Te vi llorá............................................................................................................. 122 Cantando a la Libertad........................................................................................... 124 No reniegues de tu tierra........................................................................................ 126


Sueño Blanco (1985).......................................................................................... 129 Si no labran los cortijos.......................................................................................... 130 A Blas Infante....................................................................................................... 132 Entre verdes olivares............................................................................................. 134 Sevillanas de un olvido........................................................................................... 136 Emigrante............................................................................................................ 138 De El Indiano a Las Salinas..................................................................................... 140 Canción a un presidente andaluz............................................................................. 142 Pensando en ti Atalaya........................................................................................... 144 Quisiera que mi canto fuera alegre........................................................................... 146 Por la Paz (1986)............................................................................................... 149 Autobús de la esperanza......................................................................................... 150 Volver al Sur......................................................................................................... 152 Tú eres la Paz....................................................................................................... 154 Fue mi amigo........................................................................................................ 155 Camino amargo..................................................................................................... 156 Paloma carcelera................................................................................................... 158 Ensueño............................................................................................................... 160 Mendigos en la ciudad............................................................................................ 162 A las Peñas de emigrantes...................................................................................... 164


Para la mayoría de quienes empezamos a tomar conciencia de la realidad social en los últimos años de la Dictadura y la Transición, decir el nombre Gente del Pueblo nos lleva a retroceder 35 años atrás para recordar un grupo de sevillanas democráticas que surgió en las mismas entrañas del movimiento jornalero. Sus letras comenzaron a ser el reflejo de la vida diaria de miles de familias andaluzas castigadas por el paro, la emigración, la explotación y la injusticia. Eran letras que rompían con el papel tradicional de un estilo musical ligado al folklore, a las ferias o a las romerías religiosas, unas circunstancias que no les facilitó el camino y les acarreó duras críticas de los sectores reaccionarios. Incluso uno de sus componentes dio con sus huesos en la cárcel. Pero Gente del Pueblo inició muy pronto un intenso recorrido por cientos de lugares dentro y fuera de Andalucía, llevando sus mensajes de denuncias y reivindicaciones a todos los rincones. Eran llamados desde cualquier parte por aquellos que luchaban por la justicia, por la Reforma Agraria y por una tierra que diera a sus hombres y mujeres: pan, trabajo y libertad. Fueron años intensos de actividad sindical y política y ellos fueron evolucionando con las circunstancias, adaptando el contenido de sus letras a las inquietudes, y acompañando su canto a las aspiraciones de toda la izquierda del estado español. Fueron años también de dura represión contra la que el grupo alzó su voz para defender a quienes perdieron la vida en ello. Basta leer sus letras para encontrar un canto cargado de rebeldía frente la injusticia.


A lo largo de una década aquellos jóvenes plasmaron en sus discos el proyecto de una nueva sociedad y nadie mejor que ellos abanderaron el himno de Andalucía al grito de: andaluces levantaos, pedid tierra y libertad. Durante las ocupaciones de fincas muchos jornaleros tatareamos sus letras y Gente del Pueblo se convirtió en un poderoso medio para difundir nuestro sueño. Nunca nos dieron la espalda y siempre estuvieron disponibles. Ni la fama ni las dificultades les hizo olvidar sus raíces. Fueron años de entrega a una causa justa que no ha sido resuelta y su trabajo entró a formar parte de un patrimonio de la clase obrera que no ha quedado muerto en el tiempo. Ahora vuelven a pedir la voz y la palabra en unos momentos que nos han devuelto al peor rostro del sistema contra el que tanto hemos luchado. El paro, el abuso y la explotación se han adueñado de nuestros pueblos y ciudades, la Reforma Agraria se quedó en promesas, nuestra juventud se encuentra ante un futuro incierto y la represión es continua. Las circunstancias en las que surgió Gente del Pueblo siguen vigentes, lo mismo que la mayoría de sus letras. Por eso existe un esfuerzo colectivo por recuperar y actualizar un trabajo que pretende dejar de ser recuerdo para convertirse en presente. Desde el Sindicato Obrero del Campo y desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores queremos darle todo nuestro apoyo para que lo mejor de nuestra historia más reciente no quede cubierto con el manto del silencio.

Diego Cañamero Valle


El Sindicato Andaluz de Trabajadores no es sólo una asociación de trabajadores y trabajadoras. El SAT es una herramienta en manos de la clase trabajadora. En todas las organizaciones hay un grupo de personas que la dirigen, pero esto no quiere decir que ese grupo sea la propia organización: para que la herramienta funcione y sea fuerte y eficaz, este grupo tiene que estar respaldado por la militancia en sus convocatorias. Es necesario que los afiliados y afiliadas, aunque sólo sea alguna vez, suban en un autobús, asistan a una marcha, colaboren en las huelgas que vendrán, o simplemente echen una mano cuando sean convocados. Porque eso es lo que da sentido a un Sindicato como el nuestro. En los últimos años la campaña de criminalización contra el SAT ha sido brutal, sin precedentes, ni siquiera en la época franquista. Han sido numerosas las sanciones y juicios contra nuestros militantes y dirigentes. Pero esta persecución no es inocente, guarda una relación directa con el grado de compromiso y combatividad. Los grandes partidos han sido muy generosos con los sindicatos complacientes a cambio de su complicidad, mientras que han dado una vuelta de tuerca más en lo que a represión sindical se refiere y han intentado ahogar al SAT con fuertes sanciones económicas, tratando de desmovilizar a nuestros afiliados con la petición de penas de cárcel desproporcionadas para muchos de ellos. Se nos pide un total de 38 años y nueve meses de cárcel, y 328.054,00 € de multa (54.583.593 pesetas). Con la idea de hacer frente al pago de estas multas surge este libro. El dinero recaudado de su venta irá íntegramente destinado al pago de estas sanciones económicas. Por tanto, colaborar con la compra de esta obra supone apostar por la autogestión, la independencia y la combatividad de nuestro Sindicato. SAT Morón


Pan, T (...rabajo y Libertad

Por las playas de Almería nacieron claveles frescos sembraos con la semilla del joven Javier Verdejo,

¿Hasta cuándo compañero seguiremos aguantando, el caer de uno en uno y que sigamos callando,

que en una noche de agosto cuando su misión cumplía, las balas del enemigo le destrozaron la vía.

ante aquellos que no quieren darle al pueblo Libertad, y que nos ponen cadenas si decimos la verdad?

Y sin poder defenderse cayó su cuerpo herío como en otoño las hojas, y con su sangre en la arena puso la bandera roja.

Compañero, compañero, quita el velo de tus ojos y el tapón de tus oídos, ven a luchar con nosotros y caminemos unidos.

¡Cómo se agitan los mares! Euzkadi se ha estremecío y al grito de Libertad se alevanta embravecío,

Está pidiendo justicia la sangre de nuestros muertos y aquellos que los mataron andan por el mundo sueltos,

que el pueblo pide justicia por la muerte de Zabala, por todos los que han caío heríos cuando luchaban.

porque tienen las caenas y cárceles pa encerrá a to el que vaya gritando PAN, TRABAJO Y LIBERTAD.

Pueblo de Fuenterrabía, sobre tus piedras ha caío Jesús María Zabala, que agonizante ha rodao destrozao por las balas.

Compañeros, compañeros gritemos hoy fuertemente al cogernos de la mano, que forjando la unidad es seguro que triunfamos.


Javier Verdejo Lucas


En pie compañero Buscándose la vida

¡Niña comprar caracoles! una voz lo ha pregonao, que entre gardancho ha cogío y en los palos de alambraos.

Con las aguas del otoño los espárragos nacieron y unas manos encallecías uno a uno recogieron.

Y en los palos de alambraos. De tan ingrata faena ha de sacarse el jornal para llevar a su casa algo que acompañe al pan.

Recogen las tagarninas y los carditos silvestres pa venderlo en el mercao a ver si con lo que saquen pueden tomarse un bocao.

Y si tiene buena suerte y vende la mercancía que en el campo ha recogío, con la barriga caliente podrán dormirse sus hijos.

En su casa a ella la esperan en la candelita hambriento y tiritando de frío, esperando están que llegue un hombre enfermo y sus hijos.

Candela entre los olivos, ardiendo están las retamas. Un hombre en el fuego briega alrededor de las llamas.

Cuatro galgos acolleraos, tres poencos y la escopeta, los lazos bien escondíos en el forro la chaqueta.

Alrededor de las llamas pa los fríos del invierno hace cisco y cesniura, pa quitarse en el bracero el frío las criaturas.

Busca al conejo en el monte, a la perdiz en el barbecho y a la liebre en la besana, la que se le vaya hoy hay que buscarla mañana.

Venderlo es tan necesario pa el sustento de su esposa que cría al hijo de pecho, que tié que vender to el cisco que con mil fatigas ha hecho.

Y muriendo ya la tarde varios altos le han echao. Desde el suelo dolorío va viendo cómo se llevan la comía de sus hijos.

21


22

La faena del verdeo

Las tormentas de verano vienen bien pa la aceituna que engordan en los olivos y que en agosto están duras.

Con la talega colgá el primer día to iremos con un peazo de pan con morcilla, queso o huevo.

Antes de irse septiembre el verdeo habrá empezao y andaremos los caminos con el macaco al costao.

Es tan pobre la talega que el bolso no ha dao pa más porque habemos estao parao casi toa la temporá.

El capataz en la taberna tiene mucha gente al lao y ya apuntao en la lista a tres que lo han conviao.

Y aquí nos tienen parao y de poca vez en cuando nos dan alguna faena pa que se vaya aguantando.

A las claritas del día veremos por los caminos, a los hombres de verdeo, a las mujeres y niños.

Una a una la aceituna van entrando en el macaco y así poquito a poquito se van llenando los sacos.

Alegres para la finca donde tienen su faena, alegres y tristes a la vez por saber lo que le espera.

Vigilante está el patrón pa que llenen muchos sacos desde la sombra un olivo divisando to los bancos.

Alegres porque están viendo el fruto que trabajaron y tristes porque unas manos malditas se lo llevaron.

Pero a to le llega el día banqueros verdeaores, se está acercando el otoño que trae vientos mejores.


23


Estribillo: La tarde se iba muriendo por el cerro La Atalaya. La tarde llena de nubes negras como la zumaya. Vienen que vienen la gente del color los olivares, atención mucho cuidao: han llegao los undunares.

Trabajo, hay que parar el trabajo, decidirlo en Asambleas, celebrarlas en los tajos. Exijamos un aumento, neguémosno al destajo.

Chivato, perro faldero y chivato un día te pesará. Llamaste a los undunares que vinieran a apresá a ese grupo de chavales.

Al estribillo.

Al estribillo.


Golpeando, con la fusta golpeando las carnes de aquel chaval, que rabioso va buscando por donde puede escapรก, porque lo estรกn acosando.

Terrones, cayรณ sobre los terrones con su cuerpo atravesao, que los disparos que hicieron donde clavarse han buscao y a Lola Bascรณn hirieron.

Al estribillo.

Al estribillo.

Morรณn diciembre 75


26

Por el agua de Carmona

En Sevilla con agua riegan las flores y en Carmona se bebe con mil suores.

Maldita sea la mano que t’a herío, maldita sea la mare que haya parío.

Con mil suores. El hielo nunca falta ¡ay pena mía! en las fiestas que hace la burguesía.

Que haya parío ese cuerpo de fuego que t’a abrazao y tu vía juncá te la quebrao.

Que ellos no sienten que tú no tengas agua y les divierte porque ellos bien segura tienen la fuente. El clavel que te ofrezco es colorao. La sangre de Miguel se ha derramao.

Por el camino yo seguiré tus pasos, tengo esperanza que llegue pronto el día de tu venganza. Se estremeció to el pueblo aquella tarde porque la sangre obrera tiñó sus calles.

Se ha derramao cuando pedía agua; si habrá que ver por qué poquita cosa murió Miguel.

Porque en Carmona se ha derramao la sangre, porque en Carmona se ha derramao la sangre de tres personas.

Y aquel rescoldo que cubría las cenizas ya reverbera y al grito de justicia se ha hecho hoguera.

Escucha Pueblo: aprieta entre tus manos al que te ahoga, que se haga justicia para Carmona.


28


El tiempo nuestro

La primavera se va, el invierno está lejano. Ya pronto se va a segar lo que hace tiempo sembramos.

Los veranos de esta tierra son ardientes como el fuego. Ardientes son los rumores que corren como un reguero.

Y amarraos se verán en la tierra que ocuparon y en la era trillarán para el pan de mis hermanos.

Ardiente son las palabras de la boca donde bebo. Ardiente se hace la espera, esperando lo que espero.

Otra vez nacieron flores sin que fuera primavera por las calles de Vitoria, de Tarragona y de Elda.

En otoño nace el frío, se puede encender candela o llegamos arrecío al invierno que no espera.

Flores que al nacer nacieron del color de mi bandera, la bandera que enarbola toita la clase obrera.

Volverá a caer la nieve por calles y carreteras trayéndonos un mensaje pa guiarnos por la senda.

29


30

La de los paraos En esquina pie compañero

Hay una esquina en mi pueblo que conoce mucha gente. Está tan señalaíta que hasta el forastero advierte.

¡Cuánto y cuánto sufrimiento el tener que claudicar y aceptar ese trabajo por un mísero jornal!

Que hasta el forastero advierte, que es la esquina los paraos donde tantos hombres van con la esperanza diaria de conseguir un jornal.

Por un mísero jornal. Don Dinero está apoyao por gente a su servicio y abandonao está el hombre que maneja a su capricho.

Son tantas las ilusiones que nacen en esa esquina y que el tiempo desengaña. Es la esquina que hoy tienen todos los pueblos de España.

Y en medio de ese abandono un jornalero ha llegao explicando una vez más, la necesidad que tienen de luchar por la Unidad.

Lleva ya meses parao y en su casa no hay dinero. Tiene puesto los sentíos pensando ser el primero.

En el hombre de esa esquina algo mu grande ha cambiao, ya no está tan decaío ni se siente abandonao.

Pensando ser el primero y al llegar los capataces que sirven a Don Dinero, tienen entre tantos hombres donde ir entrecogiendo.

Ni se siente abandonao, tiene el gesto decidío y valiente da su pecho, sus pasos ya son más firmes pa defender sus derechos.

Don Dinero que a caballo pasea entre los olivos a su siervo ha saludao, porque esta vez l’a traío los más fuertes y más callaos.

Ya tiene su sindicato que democráticamente defiende to sus derechos. Jornaleros Andaluces, a la vista están los hechos.


p31


Todos a una

AndalucĂ­a, tierra de hambre y sudor. QuĂŠ pobre es mi AndalucĂ­a, tierra de hambre y sudor. Tierra de hambre y sudor, por eso los Andaluces luchan por unirse to. Cuando se unan, labraremos nuestras tierras todos a una.


Andalucía, minas de cobre y carbón. Mira que es Andalucía, minas de cobre y carbón. La tragedia es pa el minero, las ganancias pa el patrón.

Andalucía puerto de Lobos de Mar. Mira qué es Andalucía: puerto de Lobos de Mar, de hombres que cada día salen en barca a pescar.

Las ganancias pa el patrón, y así viven los mineros que pa ganarse el jornal tienen que dejarse afuera el mieo y la enfermedad.

Salen en barca a pescar. Echando redes al agua esperan con ansiedad de que haya buena pesca y al puerto poder llegar.

Cuando se unan, cavaremos en las minas todos a una.

Cuando se una, tiraremos de las redes todos a una.

Andalucía, quién te ha visto y quién te ve. ¡Qué pobre es Andalucía! Quién te ha visto y quién te ve. Ya vuelven los emigrantes pero han de irse otra vez. Pero han de irse otra vez porque no le dan trabajo y eso así no puede ser, volver a andar los caminos y desandarlos después. Por todo esto, por tantas cosas, es necesario acallar a estos tunantes reaccionarios.


Libro disco Gente del Pueblo  

El verso en la Gente del Pueblo (1975 - 1986), de José María Carrillo. Edita SAT Morón.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you