Issuu on Google+

qwertyuiopasdfghjklzxcv bnmqwertyuiopasdfghjkl zxcvbnmqwertyuiopasdfg Recuerdos de Valparaíso hjklzxcvbnmqwertyuiopa Desde 1904 sdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwer tyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvb nmqwertyuiopasdfghjklzx cvbnmqwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyuiopasd fghjklzxcvbnmqwertyuiop Victoria Fuller de Clavel


Contenido Prólogo .............................................................................................................. 3 Historia de Valparaíso ....................................................................................... 4 El Muelle Prat .................................................................................................... 5 Las Inundaciones de Valparaíso ........................................................................ 6 La Peste Viruela en Valparaíso .......................................................................... 7 El Terremoto en Valparaíso el 16 de Agosto de 1906....................................... 8 Playa Ancha ..................................................................................................... 11 La Plaza de la Victoria...................................................................................... 12 La Iglesia de la Matriz ...................................................................................... 13 El Cerro Cordillera ........................................................................................... 14 Viña del Mar .................................................................................................... 15 Centenario de la Independencia de Chile ....................................................... 19

Familiafuller.blogspot.com


Prólogo Hace algunos meses atrás, llegó a mis manos este texto “Recuerdos de Valparaíso, desde 1904” escrito por Victoria Fuller Cárdenas. Me lo hizo llegar su nieta Patricia, prima algo lejana que conocí ya de adulto producto de la afición a la historia. A doña Victoria le tocó vivir el esplendor de Valparaíso de finales del siglo XIX y principios del XX. Paso obligatorio entre un océano y otro, en la época de oro del salitre, Valparaíso era en esos años uno de los puertos más importante de la costa del Pacífico. Descendiente de una familia inglesa, de clase acomodada, relata en este texto sus recuerdos vistos con ojos infantiles. Ahí están las vivencias del terremoto de 1906, y la angustia de esa niña de 12 años. Nos encontramos con las inundaciones que afectaban al puerto todos los inviernos, o la epidemia de la viruela incurable de 1905, que dejaba más del millar de muertos en la ciudad. Son relatos que nos parecen muy lejanos, carruajes y caballos, época de alumbrado de gas y enfermedades que hoy consultamos solamente en los libros de historia. Años de miseria, insalubridad y analfabetismo extremo de gran parte de la población, y muchas veces formas de actuar que vistos con los ojos de hoy, nos pueden parecer violentas. Sin embargo, esta época que nos puede resultar tan lejana, tan ajena, está solamente a un par de generaciones de distancia. Muchos de nosotros hemos conocido a sus protagonistas, y es ahí cuando recién podemos comprender y dimensionar cuanto ha cambiado nuestra existencia en los últimos cien años. Espero disfruten estos relatos de una época pasada pero muy cercana en el tiempo. Alejandro Fuller Santiago, 2010

Familiafuller.blogspot.com


Historia de Valparaíso Valparaíso se distinguió siempre como uno de los puertos más importantes de Chile. El primer puerto del Pacífico de Sud-América. Entre los barrios más famosos de Valparaíso se destaca el barrio del puerto, por sus calles irregulares, los cerros que lo circundan, ascensores, y las casas que parecieran colgantes en los cerros y como escalerillas una debajo de la otra. En el barrio del puerto el más populoso de todos; hay infinidades de callejuelas donde se encuentran toda clase de comercio, almacenes, panaderías, pescaderías y tiendecitas donde se pueden obtener cualquier cosa. Al anochecer el bario del puerto, se transforma por completo, ya se ven las mujeres con sus vestimentas de colores vivos, el color de sus mejillas resaltantes y labios color granada: y aparecen en la puerta de sus casas, en espera de un amante o de alguna conquista. Hay música y alegría, desde lejos se oyen las tonadas, que justo con el encanto de la mujer chilena atraen a los hombres de esta tierra. Cuando llega algún buque de guerra a Valparaíso también los marineros se dan cita donde siempre son esperados y recibidos con entusiasmo por las mismas que otrora fueran sus amigas. De la misma manera, que a la llegada de un buque mercante son siempre tan bien recibidos como en su propia casa.

Familiafuller.blogspot.com


El Muelle Prat El Muelle Prat tiene un encanto especial, a medida que se deja el mundo exterior y se pasa la barrera de la aduana, se empieza a sentir como penetra en los pulmones el aire salino; el olor a mar nos hace respirar muy hondo ¡Que sensación de tanto agrado! Mas encanto aun si observamos el revolotear de las gaviotas, que aterrizan sobre alguna presa, para emprender nuevamente vuelo. Los botes balanceándose a la espera de algún pasajero, casi siempre turistas que pagan unos pesos contentos por dar una vuelta por esta hermosa bahía. El sonido de los vapores que con sus sirenas atronan el aire, y contribuyen a dar mayor alegría al ambiente. Son los vapores de muchos países que llegan, atracan u quedan afuera esperando turno para cargar y descargar. Los turistas elegantes de países lejanos que descienden curiosos sin saber que misterios les deparará este país – Chile. Si se extiende la vista mar afuera, botes de pescadores que largan sus redes esperando sacarlas repletas de peces. Y en la bahía anclados los buques de la Escuadra de nuestra Marina de Guerra impecables, alineados. Los marinos de guerra llegando de regreso de viajes a su puerto de origen que ellos quieren y que le llaman “Pancho”, lugar donde les esperan todas las ilusiones y se olvidan otras y tal vez algunas que dejaron atrás, aventuras pasajeras de lugares exóticos; pero aquí están los seres queridos, hijos y hermanos. Los solteros se aprontan para preparar una Matiné a bordo, donde invitan a las niñas más selectas de la sociedad a tomar helado y galletitas especiales. Y las muchachas esperan en el muelle todas coquetas, con sus mejores galas, la lancha que las llevará a bordo, para volver más tarde con el corazón lleno de esperanzas por haber conquistado el amor, de algún buen mozo teniente.

Familiafuller.blogspot.com


Las Inundaciones de Valparaíso Valparaíso fue azotado por las más grandes inundaciones a entrada del invierno, las intensas lluvias, la salida de muchos de los cauces que inundaban medio Valparaíso. Las aguas entraban en el primer piso de las casas y había que colocar en la puerta de la calle, altos se sacos de arena para impedir que esto sucediera. La calle Condell era un mar y hubo necesidad de construir un puente para pasar de un lado a otro. Esto sucedía en pleno centro de Valparaíso, y centro comercial. El famoso puente Jaime se desbordaba todos los años, y las casas que había alrededor quedaban prácticamente aisladas. En la bahía los barcos tenían que salir a capear el temporal y varias de las embarcaciones menores se hundían y gracias al bote salvavidas que se salvaron muchas vidas. El barrio del Almendral en Valparaíso sufrió enormemente con los temporales y las casas de personas de escasos recursos, las murallas de sus viviendas caían, y sus pertenencias se iban por el agua. Mi padre en una ocasión llegó hasta nuestro colegio a buscarnos en medio de un temporal desatado, y llovía torrencialmente. En un coche de dos caballos nos volvíamos a casa; pero notábamos que las ruedas del coche daban vuelta con dificultad e iban hundiéndose. De ahí entre gritos y llantos, logramos llegar a tierra firme. Pero sin duda esas fueron las horas más amargas de mi vida estudiantil. En Valparaíso uno de los conventos de Monjitas se anegó, siendo para ellas imposible salir; luego llegó mi padre, lo que fue la tabla de salvación, sacando a caballo a cada una de las monjitas y dejándolas en lugar seguro.

Familiafuller.blogspot.com


La Peste Viruela en Valparaíso La peste viruela en Valparaíso hizo estragos y sobretodo en el barrio del puerto y en la parte alta de los cerros; ahí donde se encuentra la pobreza y las personas de escasos recursos. La falta de alimentación y de aseo, hace que esta enfermedad recrudezca y sea de grandes proporciones. El cerro Cordillera fue uno de los que más sufrió con este flagelo, donde hubo el mayor número de enfermos y fallecidos. Los enfermos ya no tenían cabida en los hospitales, y muchos fueron los que tuvieron que quedar en su casa y en su mayoría mal atendidos. Estos debían colocar una bandera blanca en la puerta de su casa para la atención médica y medicinas: peso a esto no se dio la debida importancia, y así fallecieron gran número de enfermos. El único hospital puede decirse que era únicamente para esta clase de enfermos era el “lazareto de Playa Ancha”, donde eran cuidados por monjitas. Tampoco había como darles sepultura a tantas personas, hubo casos en que a los fallecidos los subían en un burro y atados ahí, les amarraban en las patas de los animales latas vacías y luego salían corriendo; de esa manera les daban sepultura en algún lugar. A mi casa llegaban muchas veces, familiares de los enfermos, para dar aviso de la muerte de alguno, y recuerdo que mi madre les decía, salgan de aquí que traen el contagio a mis niñitas. Mi padre regidor en ese tiempo, tenía autoridad debida para ayudar y considerar en esos casos, él fue quien se preocupó mas en una ocasión, ayudando a las personas afectadas por este flagelo, visitando en su casa a los enfermos, conocer el estada de cada uno, y sus necesidades económicas.

Familiafuller.blogspot.com


El Terremoto en Valparaíso el 16 de Agosto de 1906 El Terremoto en Valparaíso el 16 de Agosto de 1906, a las 08.05 minutos se dejó sentir en forma siniestra, un terremoto de grandes proporciones. Había sido anunciado ese día por el diario; pero nadie le dio la debida importancia. El anuncio fue hecho por el capitán de Corbeta de la Armada, Midlenton. En esa noche trágica del terremoto, todo el mundo salió de sus casas, desorientados, despavoridos y que únicamente trataban de arrancar; pero, desgraciadamente las personas en su mayoría encontraron la muerte, en los momentos en que bajaban, y ahí quedaron atrapados sin ser vistos. La primera noche y en circunstancias que los familiares llamaban y buscaban a los suyos; muchas fueron las personas que se dedicaron a remover escombros, siendo infructuosa la búsqueda de tantos desaparecidos. Era verdaderamente escalofriante aquello, la lluvia persistente, temblaba a cada instante, se abrió la tierra en muchas partes, dejando surcos, torbellinos de polvos, heridos y muertos al azar. En cada temblor se sentía, hombres y mujeres se arrodillaban, y con mucho fervor pedían perdón a Dios y misericordia al cielo. Con motivos de los incendios, Valparaíso se veía envuelto en llamas, las casas y edificios enteros cayeron en su mayoría con su consabido estruendo, que se dejaba sentir en todas partes, aumentando con todo esto el pánico entre las personas. Mi madre, yo y mi hermana salimos de casa, ante un peligro inminente, y sin pensar en nada, corríamos en dirección donde había una enorme muralla de ladrillos; mi hermana se opuso a que siguiéramos ese camino y luego retrocedimos llegando a una plazoleta, donde nos encontramos reunidos todos los de casa. La abuelita que estaba enferma ese día, hubo de levantarse y salir a la calle, acompañada de sus nietas Laura y Eva. Mi padre que se encontraba fuera de casa esa noche, en horas tan terribles, y cuando corría hacia el Cerro Cordillera, y subía por una larga escala, encontró a un amigo Toro Mazzote que vivía en una de las callejuelas que daba acceso a la misma Familiafuller.blogspot.com


escala. Este señor le rogó a mi padre que lo acompañara hasta su casa, en busca de su guagua que había quedada olvidada en su cuna, a lo que mi padre accedió, entrando a una casa a oscuras, sacando la criatura y ayudando a llevarla a la plaza de la Intendencia, donde se encontraba la familia. Luego mi padre se encaminó hacia el cerro por esa inmensa escala, llegando por fin donde estábamos. La llegada de mi padre fue muy impresionante; pues se oían los gritos de los pobres a Don Pedrito Fuller, pidiéndole que los auxiliara en horas tan trágicas y angustiosas, que si bien es cierto que eran de escasos recursos, ahora ya lo habían perdido todo. A mi padre se le ocurrió sacar de la vitrina de un almacén, una botella de coñac, y lo recuerdo perfectamente que les daba a tomar en su mano a las personas que lo necesitaban. Las primeras medidas que se tomaron en la noche del terremoto, fue levantar una carpa, más o menos para albergar a cincuenta personas, con eso ya teníamos como guarecernos de la intensa lluvia. No faltó un valiente que llegara hasta su casa, en busca de elementos para preparar café, tetera, cafetera, azúcar y un jarrito para dar a cada persona, un sorbo de café caliente, después de un frio intenso y nerviosidad en esos momentos angustiosos en que la gente lloraba, gritaba; puede imaginarse. Luego a las personas fallecidas se les trasladaba a una carpintería cercana para el reconocimiento de sus familiares. En el cerro Cordillera se organizaron patrullas entre los amigos y vecinos, en consideración, que en estos casos son mucho los abusos y robos. La Escuela Naval autorizó a cadetes del último curso “brigadieres” para que hicieran guardia en diferentes partes de Valparaíso. Entre ellos, les tocó en el cerro Cordillera a Gilberto Calderón, Alberto Osven y Enrique Castro. Nos traían el pan de abordo, también recuerdo un tarro de calugas, pequeñas cosas que nunca se van a olvidar.

Familiafuller.blogspot.com


Entre los recuerdos que me trae el terremoto, me parece ver a mi prima Teresa Zegers de Court, metida en un cajón grande abierto por un costado y ella sentada adentro con su guagua en brazos. Pasada ya la gran tragedia de los primeros días, y una vez vencido el pánico, se restableció el orden (dentro de lo posible) comenzando por la distribución de alimentos, a las personas de escasos recursos; al mismo tiempo que se les entregaba una tarjeta de racionamiento, para que así no hubiera ocasión de repetir el pedido. Había repartición de carne, legumbres, ropas de toda clase, etc. A las personas que se les encontraba robando, eran llevados a la plaza Victoria y ahí atados a un árbol se les daba azotes o la muerte. Estas órdenes eran dadas por el Capitán de Navío Luis Gómez Carreño “Jefe de la Plaza”, Gobernador Marítimo de Valparaíso. Y gracias a la serenidad de ese Jefe, y unido a su inteligencia y corrección se evitaron muchos desmanes. El señor Mena, dueño del tranque Mena, en circunstancias que en Valparaíso escaseaba el agua, se aprovechó de esa situación para vender agua. El señor Mena, fue azotado en la plaza Victoria. Estuvimos seis meses viviendo en carpa, una cedida por los vecinos y amigos, que la habían construido para club y tener donde reunirse. La muralla de ladrillos que les hablé en un principio, cayó dando muerte a siete personas; de ahí quedó con el nombre de la “Muralla Mata Siete”. El tiempo pasa, pero queda el recuerdo latente por toda una vida.

Familiafuller.blogspot.com


Playa Ancha En Playa Ancha se habían concentrado numerosos reparticiones de la Armada, además de la Escuela Naval, tales como el depósito de Marineros, los fuertes Rancagua y Valdivia, el faro Punta Ángeles, el Hospital Naval, la Oficina de Navegación de Hidrografía, creo que se debería a las cercanías del mar, ya que en la Escuela Naval se forman los Oficiales de la Armada como en la actualidad. Estaba también el Museo de Historia Natural. Los Regimientos Maipo y Regimiento Artillería de Costa, que en ese tiempo pertenecían al Ejército. El parque Alejo Barrios era el lugar donde se hacían los ejercicios militares para las Fiestas Patrias. Algo espectacular también eran las fondas y ramadas, instaladas en el parque para el 19 de Septiembre, un lugar de atracción para cientos de personas que acudían allí llenos de fervor patriótico y entusiasmo. No podían faltar las Cuecas, empanadas de horno y cazuela de ave. La rica chicha; y las mujeres con sus vestidos de colores vivos, y con sus guitarras que animaban las cuecas. En el parque también está la cancha de fútbol.

Familiafuller.blogspot.com


La Plaza de la Victoria Valparaíso tiene la famosa plaza Victoria, donde por las tardes y sobretodo en el verano, se ve muy concurrida por veraneantes y porteños que ahí acuden en son de descanso, y donde se oye buena música del orfeón de policía. Durante el tiempo de challas la plaza Victoria se transformaba en una verdadera algarabía, el entusiasmo y alegría, hacía que personas de todas las edades tomaran parte en estos juegos de challas y lo maravillosos de las serpentinas. ¿Quiénes de la juventud de esos días, no estuvo en esas noches en la plaza Victoria? Era una de las más grandes entretenciones. ¡Juventud divino tesoro como te recuerdo! Otra de las entretenciones en Valparaíso, fue el salón de patinar, que se encontraba ubicado en el Parque Italia, y era tal la destreza de los concurrentes, que los ganadores obtenían premios fantásticos. Pero estos juegos no fueron de mucha duración.

Familiafuller.blogspot.com


La Iglesia de la Matriz La Iglesia de la Matriz en Valparaíso, una de las más antiguas, y donde se celebran los matrimonios de lujo, como también los bautizos. Era costumbre cuando había bautizos, a la salida de la iglesia, el padrino de la guagua tiraba monedas al aire donde los niños esperaban ese momento, se arrojaba al suelo para recibirlas, y muchas veces era motivo de discordia entre ellos. Los días domingo a Misa de once concurrían las familias más connotadas del barrio del puerto. Otra de las cosas curiosas que recuerdo de esta iglesia, son los reclinatorios propios de algunas familias los mantenían desde tiempos inmemoriales, como también se usaba llevar su piso o alfombra. Me olvidaba de algo clásico de aquellos tiempos, el uso del manto, costumbre española. No se usaba solamente para misa, sino de diario, y en todas las clases sociales y en todas las edades. Había una manera de usarlo elegante, donde lucía su belleza la mujer. La Iglesia de la Matriz, se encuentra a corta distancia de la Plaza Echaurren, donde era el lugar de descanso de los trabajadores y también de los ociosos. En el centro de la plaza una pila muy hermosa. En los edificios en contorno a la plaza, estaba ubicado el mejor comercio del puerto, y a corta distancia, se encontraba el mercado. A cortos pasos, está la Intendencia, Correo y el monumento Prat, con sus jardines alrededor.

Familiafuller.blogspot.com


El Cerro Cordillera Hago especial alusión al Cerro Cordillera, tan conocido en su época, como central, con ascensor y dos escalas largas que daban acceso a la calle Serrano y a la Plaza Echaurren. La parte central se distinguía por una serie de construcciones, casas de habitación todas. Sus dueños eran Don Agustín Ross y su hermana, doña Juanita Ross de Edwards, honorables personas que siempre se distinguieron por su altruismo, tanto es así, que a conocidas familias de escasos recursos se las cedían gratuitamente. Mi padre como hombre entusiasta y regidor, hizo del centro del cerro, un jardín maravilloso, donde los jueves por la tarde tocaba la banda de la Marina. El distinguido Almirante Lord Thomas Alexander Cochrane inglés, tomo el mando de la Escuadra Chilena con el título de Almirante; este personaje vivió en el cero Cordillera, en cuya casa, hoy existe un museo importante.

Familiafuller.blogspot.com


Viña del Mar Alrededor de 1915 empezó el éxodo de las familias de Valparaíso a Viña del Mar. Muchos abandonaron sus cerros queridos para acercarse a la ciudad jardín. En realidad muchos años antes Don Francisco Vergara había fundado esta linda ciudad, tal vez sin imaginar el auge que tendría en el futuro en cuanto a balneario y turismo se refiere. Uno de los principales atractivos de Viña del Mar, en la actualidad es se la seda de los grandes festivales de la canción que se realizan en la Quinta Vergara; por sus características especiales, escenario al aire libre, asistencia de público multitudinario y presencia de artistas extranjeros, siendo de fama mundial. En el palacio funciona también el Museo de Arte, clases de pintura y cerámica, y conciertos musicales. Pasado en 1927 en la administración Ibáñez, salió a la luz el Palacio Presidencial, en el cerro Castillo; que en la actualidad ocupan los Presidentes de Chile en sus vacaciones. Mas o menos en ese mismo periodo se construyó el Casino de Viña del Mar, que hasta el momento sigue siendo el centro de tentación del juego en esta ciudad atrayendo a muchos turistas Nacionales e Extranjeros. Su arquitectura es de líneas sencillas pero elegantes, rodeado de jardines con vistosas y cuidadas flores. A un costado de la plaza Vergara, se construyó el Teatro Municipal, se que ha caracterizado por ser la sala más elegante de espectáculos y por haber recibido siempre los mejores cantantes de Operas, Operetas famosas, poetas de la Alejandro Flores, a Berta Singerman, sin hablar de pianistas como Rubenstein o Claudio Arrau. La Quinta Rioja, actual museo arqueológico, perteneció a la familia de Don Fernando Rioja. En esa residencia palaciega alojaron el Príncipe de Baviera y Borbón, y parte de la comitiva que viajaron a Chile con motivo del cuarto centenario del descubrimiento del Estrecho de Magallanes, en representación del Rey de España. El Príncipe y su comitiva se embarcaron en el crucero “O´Higgins”, siendo mi marido Oficial de Navegación.

Familiafuller.blogspot.com


El Sporting Club fundado por señores ingleses, entre ellos Yakson, Lyon, etc…. Funciona todo el año con carreras de caballo y apuestas, siendo su fiesta más relevante, el famoso “Derby”, que se realiza una vez al año en época de verano, donde las damas asistentes, lucen sus mejores galas. Existían en esos tiempos el “Parque de las Salinas”, que pertenecía a la Armada de Chile, allí se encontraban ubicados los polvorines aunque alejados; pues, el parque se ocupa para grandes recepciones oficiales. Hasta la puerta del parque se llegaba en tren. En lo alto de la colina de “Salinas” se encontraba el famoso fuerte Vergara, defensa de la bahía de Valparaíso, y que sigue siendo en la actualidad uno de los fuertes importantes donde se encuentra el Destacamento Miller y la Escuela de Infantería de Marina. Hoy por hoy se ha establecido ahí una grande y pintoresca población naval. En 15 norte de la Población Vergara está ubicado el Regimiento Coraceros (antiguo Lanceros) que pertenece al arma de Caballería, donde se realizan cada cierto tiempo campeonatos ecuestres. Cabe mencionar entre las residencias más conocidas por su grandiosidad, las siguientes. De la millonaria señora Sara Braun, la residencia de la familia Astorga y otras. Las playas más acogedoras de Viña del Mar, el Balneario Recreo, y Caleta Abarca. El primero goza de piscina con agua salada, y el segundo aparte de su hermosa playa, posee jardines bien cultivados, el reloj de flores, un muelle pintoresco. Por lo general hay diferentes tipos de entretenciones en ese lugar. Me olvidaba mencionar un edificio de gran importancia, no solo por el estilo de su construcción, parques y caminos, sino por tratarse de una de los centros más importantes de Educación Superior de Valparaíso. La Universidad Técnica Federico Santa María, que lleva este nombre en honor del hombre que dejó en su testamento, un legado como herencia, para construcción y mantención de dicha Universidad, Don Federico Santa María.

Familiafuller.blogspot.com


Una de las obras más extraordinaria, es el instituto de Biología Marina, construido por el arquitecto Enrique Geblard. En su exterior tiene un mural de Carlos Gonzalez; y en el interior es un acogedor ambiente con aulas para conferencia, estudios de acústica. Cada ventana, es como un paisaje; pues el edificio está construido en la playa sobre pilotes. El objetivo es la conservación de especies marinas en acuarios, y el estudio de esta importante ciencia. Como industrias importantes, la que más se destaca es la refinería de azúcar de Viña del Mar. La calle comercial más surtida, donde están las tiendas más tentadoras y locales comerciales de mayor prestigio es la calle Valparaíso. También existen salones de té, restaurant y heladerías, y en los tiempos presentes, se han abierto galerías comerciales de importancia. El Castillo Wolff, en la Avenida Marina, en las rocas, es hoy “Museo Naval”, donde se guardan las reliquias de la Armada. Existe también en esta misma avenida un edificio en forma de buque llamado “Cap. Ducal”, que hace las veces de Restaurant. En el nuevo Viña existe un paseo llamado Avenida Perú, que corre a la orilla del mar, y que forma baranda con el roquerío natural, donde azotan las olas. Y como nombrar en Viña del Mar, como una de sus máximas bellezas la “Laguna de Sausalito” Allí mismo se encuentra el principal estadio deportivo, que se repleta de gente, cuando juega especialmente el equipo Viñamarino de Foot-Ball, el Everton. Como si separara a Viña del Mar en dos partes, se extiende el estero. En inviernos lluviosos, acarrea mucha agua y se ve más hermoso e impresionante, en verano se seca absolutamente y sirve de parqueadero de autos, y en sus suelos se instalan carpas de circos y juegos electrónicos. Pero, su real belleza consiste en los puentes que lo atraviesan. Como avenida, la más importante, la Avenida Libertad, dividida en lados Oriente y poniente. Hoteles, diríamos uno de los mejores, situado en plena Plaza de Viña del Mar, es el “Hotel O´Higgins” tanto por lo extenso, como por sus comodidades, es el más adecuado para personas importantes. Familiafuller.blogspot.com


Suele reunirse ahí personalidades en congreso y conferencias internacionales. En la Plaza se encuentra ubicado el Club de Viña del Mar, que es la Institución social más prestigiosa de toda la región.

Familiafuller.blogspot.com


Centenario de la Independencia de Chile Con motivo de este Centenario, llegaron a Chile gran número de delegaciones militares extranjeras. EN la avenida Brasil de Valparaíso, se llevó a efecto el gran desfile de todos los países, con sus bandas marciales y sus respectivas banderas; que sumado al colorido de los diferentes uniformes, dieron más realce a estas fiestas. Cada país donó a Chile un monumento recordatorio de tan solemne fecha. La colonia Inglesa por ejemplo, construyó un arco fantástico, ubicado en la misma Avenida Brasil, llamado hasta hoy “Arco Británico”.

Familiafuller.blogspot.com


Relatos de Valparaiso desde 1904