Page 1

AÑO 1O de la nueva y renovada AEU

Guatemala, Viernes de Dolores 2018

EDITORIAL Es por esto que nuestra letanía, siempre la misma letanía, sigue siendo la misma letanía. No hemos dejado de decir lo mismo, en distintas formas y en los lenguajes de tiempos distintos, no hemos dejado de soñar con lo mismo: por una victoria a la que le cortaron las alas y un sueño hacia el que seguimos

No. 56 siemprevivas

¡SOMOS UN RÍO DE LUCHAS!

caminando, una realidad que nos sabemos capaces de construir. Hace tiempo que en este periódico hablamos de lo mismo, decimos las mismas cosas, en distintos espacios del tiempo, siempre en el mismo lugar. No hemos dejado de pregonar lo mismo: a pesar de un silencio prolongado, nos están viendo volver. Y es que tenemos claro que en Guatemala han persistido formas de vivir en sociedad que son incompatibles tanto con la contemporaneidad y los valores que ostenta la civilización occidental, como con el proyecto civilizatorio originario que resiste con gallardía en la esencia de los pueblos mayas actuales. Porque en una sociedad basada ven la mentira, es un acto revolucionario buscar la verdad, y es esto lo que nos ha hecho revolucionarios, a las mujeres y hombres de ciencias, técnicas y artes que conformamos el proyecto cultural que es esta Universidad,

porque estamos comprometidos con la memoria, con la lucha contra el silencio ante el terror, contra toda forma de autoritarismo y la costumbre agresiva del Estado. Lo único que ha cambió es quizá la paz que alivianó a nuestros viejos enemigos, se confiaron de que el telón que los escondía, era aún más efectivo que el de los fraudes electorales que permitieron a genocidas llegar a la jefatura del Estado, aseguraron que los sostendría mejor una democracia menos mañoseada, un fluido sistema de partidos que diera la sensación de pluralidad, además de la ausencia de la guerra y la progresivas privatizaciones que les dejaron dormidos entre laureles. Ahora, aterrados y divididos, responden con la violencia que históricamente los caracteriza, atacan a nuestros movimientos, toman nuestras palabras, resilientes reconforman las instituciones que parasitan. Con esto, buscan dividir la unidad que estamos creando, la unidad necesaria para hacer que el terrorismo fascista no pueda pasar, que no marque este siglo como marcó el pasado. Estamos ante un punto de unión como sociedad en el que en ejercicio de la democracia y para la manutención de la paz, en aras del pleno desarrollo de los seres humanos que habitamos

este Estado, debemos hacerle frente a los que quieren salvarse de su condena, manteniendo la impunidad y la corrupción con descaro, aferrándose con mentiras a la libertad y el robo ininterrumpido. Porque junto con la demás sociedad civil, los estudiantes conformamos la unidad civil, somos nosotros los que estamos a por la democracia, por la paz y el anhelado desarrollo, ¡que no nos roben las trincheras, que no se lleven nuestras palabras! Somos un río de luchas, entre corrientes avanzamos. Entre estas, nuestra corriente es juvenil, rápida y ansiosa, nos adelantamos a otras que cautelosas se agregan y a las que terminarán cediendo. Vamos haciendo surcos hacia la libertad y solo la unidad nos asegurará la victoria. No se quedarán con nuestras energías, no represarán nuestros rápidos ni inundarán el valle en primavera de la paz que ahora nos aturde. Una vez levantado el telón de fondo del drama de morir a diario en esta sociedad, se ha puesto de manifiesto lo que siempre supimos: el proyecto postguerra que estamos viendo agotarse fue un proyecto que

1


sólo propuso una clase política incapaz y descarada, cuyo principal objetivo es el hurto, el despojo, la complacencia de los intereses corporativos nacionales y transnacionales. Suena hermoso pensar que en este momento siquiera aquel velo ha volado con los aires renovados de nuestra generación, sin embargo, el germen de la corrupción contamina las filas de nuestro tiempo. Seremos revolucionarios los que neguemos la vigencia del proyecto agotado, seremos nosotros los que pidamos renuncias como primera instancia de justicia ante el clamor y la conciencia popular de la libertad con la que vacían las patéticas arcas del Estado, las mismas arcas que llenan los más afectados. Ahora que nos enfrentamos sin velos ni telones al fraude, a la alevosía, a la matanza sistemática de millones de seres humanos por el descaro y la incapacidad, en dos palabras: a la impunidad y a la corrupción; estamos dispuestos a dejar nuestras voces en las calles, ejerciendo nuestro derecho de resistir ante la tiranía y de pedir como

sociedad el Estado que somos capaces de proyectar, de pensar y de concretar mediante el diálogo -nunca el diálogo con los corruptos- y la fuerza permitida dentro del marco de la democracia. Habrán idiotas, que los animales no merecen siquiera ser sus semejantes, que desprecien la paz, y se burlen de nuestros esfuerzos sinceros, habrán imbéciles que dirán que hay que agitar el fuego y verter sangre inútil, habrán idiotas que impacientes pensarán que somos idiotas -los idiotas son idiotas porque creen que todos menos ellos son idiotas-; habrán más idiotas, más imbéciles aún, que ignorando la Historia seguirán esperando como vírgenes adoloridas y deshonradas el compromiso con una revolución que los dejó burlados, siendo igual de incompatibles con la actualidad como lo es el modelo de desarrollo por el que patalean y hacen rabietas, cuando sus propuestas siempre serán igual de ilusas, de falsas e incompatibles. Habrá quiénes se rían de los que seguimos caminando, como se ríe de seguro el imbécil del presidente, como se reían los congresistas

antes de ahuevarse dentro del Congreso cuando los tuvimos encerrados, así como celebraba la oligarquía la paz y como siempre se rieron de prometer mantenerla. Hoy, los estudiantes les precavimos: no nos tienten, que estamos dispuestos a todo, que hemos organizado nuestra rabia, hemos concertado nuestras alegrías, que ante la dominación que pretenden ejercer sobre nosotros, inclusive dentro de la Universidad, nos hemos hecho de la fuerza que nos permite la unidad. Somos un ente colectivo, un actor intencional, la organización en nuestras rotas filas nos permite ahora proponer, expresar y reventar en las calles las gracias de nuestros sexos, la juventud que pronto se nos acaba y el sincero esfuerzo que estamos dispuestos a hacer para lograr una forma de vida en sociedad que no precise la desesperanza. No esperen de este periódico más que mensajes de los estudiantes para el pueblo de Guatemala, en códigos regionales, en este medio tan efímero… Este será un espacio de expresión que aduzca la necesidad que tenemos los estudiantes de manifestar

nuestra inconformidad con las formas y los hechos del mundo en el que estamos inmersos, de llamar a la acción aunque temblamos de miedo, de pasar del pánico al ataque y de exponer nuestras inquietudes con nosotros mismos, nuestros conflictos de identidad y quizá no sobre un chiste rapaz que le recuerde al señor presidente que es un tremendo imbécil. Y es que no tendría nada de revolucionario que en este periodo dijéramos lo que todos saben, ni queremos robarle el éxito a grandiosos peladeros donde se atoran la boca hasta con la vida sexual de los políticos, este periódico contiene el espíritu contemporáneo, fresco y libre de los estudiantes sancarlistas, exponiendo la amargura y la grandeza de la soledad de los pueblos que habitamos lo que encierra este Estado en el concepto de Guatemala; y aun así, tener la capacidad de reír llorando, de cantar llorando, de soñar llorando. Nuestros cantos no son himnos, son gritos de guerra, son cantos de resistencia.

DIRECTORIO Di re c c ión Editoria l Los Chicos del Nonos , los de verdá . Fotografías - Loca Eny Encabezado - Pitona

C o r re sp onsa le s -por si no s buscan y no no s encuentr an-: En la Nave - Papanata , Chicles , Cigarros (el Pajecito ) En la Rectoría - Chicles , Cigarros En el CEDA - CLASIFICADO En Las Cañas - Mono Tres Pijas , Mala Copa En la CC - Botas y Jafeth Oquelí En el Masallá - Santas Desapariciones

2


No Nos Tientes, anuario recuperado, para ser la voz del pueblo explotado. No Nos tientes, periódico nutrido de ingenio, no como el pueblo desnutrido que trabaja en los ingenios. No Nos Tientes, periódico de nivel, no sólo encabezados y descabezados como Nuestro Diario y Soy502. No Nos Tientes, Legado de 120 años, del estudiante crítico y empoderado. No Nos Tienes, documento craneado e informador, no como el Congreso que del pueblo es traidor.

No Nos Tientes, declaración liberadora, no como la ignorancia esclavizadora perpetrada por Albavisión. No Nos Tientes, manifiesto históricamente oprimido, que resurge de las entrañas del pueblo combatido. No Nos Tientes, ingenio popular y descontrolado, no como el Presidente que más bien es un tarado. No Nos Tientes, pergamino serio, al que le pela el huevo el Imperio. No Nos Tientes, el enema del diputado que con robos y favores saquea nuestro Estado.

No Nos Tientes, papel inmaculado, no como la política del Mono Dorado.

No Nos Tientes, patada con puntiagudo zapato para ajusticiar en la elección a Rectoría a todos los candigatos.

No Nos Tientes, histórico, como la lucha de los mártires universitarios.

No Nos Tientes, no nos tientes, porque cuando nos tentaron, al movimiento estudiantil despertaron.

No Nos Tientes, valiente, como las mártires sancarlistas que a las dictaduras combatieron de FRENTE.

No Nos Tientes, no nos tientes, porque si nos tientas al igual que el 14 de septiembre pasado, correrás como cadete asustado.

No Nos Tientes, grito de la Huelga de Todos los Dolores, reencuentro con el pueblo a quién brinda alegría, a pesar de tantos sinsabores. No Nos Tientes, documento sin difamaciones, pero con chingaderas para los fachos cabrones.

No Nos Tientes, no nos tientes, porque si nos tientas, al igual que el 15 de septiembre pasado, llorarás en el Congreso encerrado.

No Nos Tientes 120 años de Tradición Huelguera

Carta abierta a los Pueblos de Guatemala Mis amados Pueblos de Guatemala: Esc r ib o t r is t e . E s t u ve l e j o s … T u ve qu e ir m e y n o p o r qu e qu is e , fui a hu ye nt a da po r b o t a s y f u s il e s , l u e g o p o r m ie d o , in d ife r e n c ia e id e a s s o m b r ía s . Ide a s qu e si le nci a n a l o s P u e b l o s , l o s p is a n , l e s r o b a n y a s e s in a n , de spo ja ndo v id a , t ie r r a , t r a b a j o y a l e g r ía . Co n me nt i r a s v i le s f u i e x p u l s a d a d e l a m e n t e d e m is a m a d o s , e n mi a u se nci a se f u e l a c r ít ic a , a p a ga r o n l a vo z y r e b e l d ía , ha ci é ndo l e s c r e e r qu e l o s h a b ía o lv id a d o . E st oy a qu í pa r a r e co r da rl e s a l o s v il ip e n d ia d o s P u e b l o s d e G u a t e m a l a , que d e s p u é s d e 12 0 a ñ o s , nu nca me he i do d e s u l a d o , p a r a d e n u n c ia r s u s m a l e s . La Hu e l ga d e To d o s s u s D o l o r e s , aco mpañará a b ne ga da a la pe r so na s de sp r o t e g id a s y o lv id a d a s e n s u l u ch a p o r l a l ib e r t a d y l a j usticia. E scr i b o pa r a r e co nci l ia r m e c o n l o s P u e b l o s qu e t a n t o h e a m a d o . S u s c r ib e qu ie n l e s s u fr e , L a Hue lg a de To do s los Do l o r e s d e l o s P u e b l o s d e G u a t e ma l a 2 018

3


Mi propia versión de los hechos Trabajando, ando. Ingreso un débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito… Voy al baño y regreso, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito… Veo mi Facebook y veo que seis Asociaciones de Estudiantes, de mi amada Universidad de San Carlos de Guatemala, se reunieron en las cercanías de la plaza de los Mártires para ir rumbo a la sede de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) para desconocer a unos seudoestudiantes autodenominados y autoproclamados “La Comisión Transitoria” puesto que por casi 17 años no sé ha tenido elecciones democráticas del Secretariado de la AEU. Ingreso otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito… Mi compañero me preguntó -¿Ya viste lo de la AEU? – ¡Sí, a huevos, ya lo vi! ¡Que genial! Quisiera estar allí, pero el capitalismo opresor me tiene aquí (Trabajando en un Banco, nueve horas al día, por un salario mínimo) A ellos porque el capitalismo opresor, oprime, a huevos, a sus tatas. Ingreso un débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito… Días después se formó el Consejo Electoral Estudiantil Universitario y se hizo la invitación a participar y formar planillas para optar a las Secretarias de la AEU. Sigo ingresando débitos, no se ahueven, Era un martes, no recuerdo la fecha, pero sí el día, me dirigía al sector 11 del preventivo de la zona 18, no sabía como llegar, tuve que preguntar, se sentía frío, no se si era la mala impresión del lugar o era el clima, miraba como ancianas, a duras penas cargaban entre comida y otros utensilios, para sus hijos que estaban adentro, me preguntó una señora; ¿Es primera vez que viene? Le respondí que sí. Me dijo; en la primera puerta revisan las cosas, en la segunda le ponen un sello en el brazo; en esa misma puerta le revisan nuevamente sus cosas, tiene que pasar a identificarse, ¡luego en la siguiente puerta vuelven a revisar sus cosas! ¡En total pase 3 anillos de seguridad! ¡¡Al fin!! Entre gritos, carcajadas, burlas, música, me preguntó un chavo a quién buscas? Te lo busco? Está bien, le dije. Se fue gritando el nombre la persona por todo el patio, me pareció estar en un mercado, comida, gaseosas, comedores, ¡billares! ¿Cuánto te debo? le pregunté, nada carnalito:, con que quieras ayudar, bueno; le dije, ¡te dejo para una tu agua! -Buena onda respondió, y se perdió entre la multitud. ¡¡A la gran!! aquí no hay espacio, adentro es peor; me respondió;

4

otro débito, otro débito, otro débito… Cuatro planillas cumplen los requisitos y se inscriben. Ingreso un débito ¡Mierda! ese no era el cliente, lo corrijo. Inició la propaganda correspondiente, comenzaron a tender la ropa y a relucir roses de los candidatos a secretariados, otro débito, otro débito, otro débito. Se formaron tres planillas en la sede Central (USAC, zona 12 Capitalina) y una en el Centro Universitario Metropolitano -CUM, ahorita ingrese un crédito, al fin ¡Se me había olvidado cómo era ingresarlo! Comienza a ver qué tipo de ropas usan y dicen que la que la planilla uno “es de la Facultad de Humanidades” ah, Humanidades cooptada. Que la segunda “es de Lenina García de la Escuela de Formación de Profesores de Enseñanza Media –EFPEM” ingreso otro débito, otro débito, me levanto a almorzar. Y dicen “que la planilla tres es de los nenes del CUM”. Y que la cuatro “estaba aliada a la transitoria” sí es cierto, solo Odín lo sabe. Llegó el día y la hora de las elecciones, un fin de semana largo. Los estudiantes consientes y que luchamos, no solo por nuestras “bendiciones” si no que también por nuestra USAC y por nuestra Guatemala, sin ser “Guatemorfosis”, acudimos a las urnas a emitir nuestro voto. Confiando en la democracia y la capacidad de nuestro candidato simpatizante. Nos vamos a dormir tarde, esperando los resultados, pero aun nada oficial, solo que la planilla dos de Lenina, lleva unas yardas adelante. Pasaron los días y sigo ingresando débitos y algún otro crédito. Hasta que lo hicieron oficial, Lenina García, primera

mujer en ganar la Secretaría de la AEU. *me emociono* Ahora es tiempo para demostrar de qué están hechos y darle el verdadero sentido a la AEU, a la USAC, junto a los estudiantes consientes. Mi jefa pregunta - ¿Qué tanto hacés en el teléfono? - ¡me informo! ¡Es obvio! ¿No? Ingreso otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito, otro débito… Viene a mi mente aquella Huelga Extraordinaria, de los coritos, de mi Frente Estudiantil Sancarlista, amado, demostró que podemos hacer un cambio, no importando si solo somos ocho o doce personas. Con buenas ideas y voluntad suficiente, podemos influir y sumar a más gente en un mismo sentir. Esa Huelga Extraordinaria, para mí, fue una reacción en cadena, puesto que demostró que sin los Zopes y sin la Transitoria podía haber Huelga de Todos los Dolores. ¡Estamos en Huelga! Este desfile que cumple 120 años de denunciar y de ser la voz de los sin voz, ser la voz de los que las balas callaron, ser la voz de Oliverio de León, de Rogelia Cruz y de muchos más. Es hora de luchar por hacer las cosas de la mejor manera, el tiempo de apolíticos, ya paso. Sumémonos a la lucha y demos fuerza/apoyo al secretariado de la AEU. Démosle el verdadero sentido a la Huelga de Todos los Dolores. Hagamos una mejor Universidad, para las futuras generaciones y por la nuestra. Me voy, tengo varios débitos que pendientes de aplicar…

UN DÍA EN EL PREVENTIVO DE LA ZONA 18 en el sector 11 estamos en una bartolina, es para 4 habemos 9, ahí pasamos todo el día, solo nos sacan 2 horas al día, y qué hacen? Nada, ver cómo torturan a unos porque no pagan la talacha, otras veces vienen unos evangélicos a hacer su servicio y así pasan los días, aquí se pierde el sentido de la vida, deja de importar quién viene y quien no! Ayer vino un chavo, un taxista que por hacer un viaje los paro la policía, sus pasajeros llevaban droga, y muchos casos donde hay personas que por acompañar, otras que estaban en el lugar equivocado, ¡aquí vienen a parar! La comida es shuca, aquí te enfermas, dormís entre la humedad, las 4am te tenés que ir a bañar, hay quienes se cambian después de pasar por estos caminos, hay otros que se ponen peor.. Por las noches cuando ya no hay bulla, se escuchan gritos de los que están siendo torturados. Ahí va un jefe de sector! Mira! Rodeado de otras 8 personas, ellos salen hasta afuera a comprar solo le dan dinero al guardián y salen, la talacha que se paga, una parte es para el director,

¡aparte tenemos que pagar agua y luz! ¿y si no pagan eso? ¡Já! si aquí no se cumple con esos pagos, hasta te pueden violar. La gente dice que los derechos humanos solo defienden a delincuentes, ¡acá nunca vienen! Hay quienes por estar fumando marihuana vienen dos meses acá, ¡como si nadie hiciera eso! Aquí por estar en estas sillas hay que pagar, aquí nada es gratis, ¡como en la vida nada es gratis! ¡Mira! Ese policía, metiéndole mano a esa patoja, sin duda su internado tiene deudas, aquí muchas deudas se pagan dando a la mujer como una esclava, si ella no viene, ¡matan a su familiar que está aquí! Se acabo el tiempo de visita eran las 12pm, un timbre fue la señal, ya no quería estar ahí, las cárceles son un infierno en vida. Quememos las cárceles, también que mueran los que están allí por error, los justos deben pagar por pecadores reza una alegoría.


¡ N O N O S T I E N T E S,

N O N O S T I E N T E S,

NONOS TIENTES!

NO NOS TIENTES arrejunta nada menos que 120 años de azarosa, tumultuosa y escabrosa vida, hoy Viernes de Dolores – 23 de marzo de 2018- pues fue parido por la más que tricentenaria Universidad de San Carlos, un ya lejano Viernes de Dolores, a las dos de la mañana de un aguardentoso, fachendoso y gomoso, Viernes Primero de Abril de 1898, cuando se iniciaba la dictadura del Abogado Sancarlista: Manuel Estrada Cabrera, egresado con todas de ley de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos. NO NOS TIENTES omnisapiente, omnipresente y omnipotente; pero nunca indecente y maloliente como el desfachatado Congreso de la Respública. NO NOS TIENTES fue inscrito en el Registro Civil bajo el Número Uno, siendo sus cinco padres, los estudiantes de Medicina: Francisco Asturias, Carlos Martínez, Luis Gaitán, Luis Felipe Obregón y J. Guillermo Salazar; quienes presenciaron el parto asistido por el partero y doctor Carlos de Borromeo; siendo el pediatra el célebre Hipócrates Esparragosa y Gallardo, quien lo vacunó con las vacunas contra la Estupidez Militar, la Corrupción Legislativa, el Cáncer Cabrerista, la Viruela Ubiquista, la Tos Ferina Chafarotesca de los años 30 y 40, el Sarampión de Cerezo, la Viruela de León Carpio, la Varicela de Pollo Ronco Portillo, la Fiebre Aftosa Pérezmolinabaldetti, la sifilítica epidemia tartamuca del Transmetro Colom Torres y la no menos contagiosa Esquizofrenia paranoide idiotizante de Jimmy Morales Jafethcabreriana. NO NOS TIENTES denuncia la elección amainada, taimada y avergonzada de la nueva directiva del Congreso de la República mencionando por única vez y sabiendo que con la mención de esta fementida lista, manchamos las inmaculadas páginas de este sacrosanto rotativo; suplicando a los lectores que recorten el fragmento de NONOS y lo usen como papel higiénico: Planilla UNO: Alvarito Hemorroide Arzú Escobar, Presidente; Felipe Prepucio Alejos, Primer Vicepresidente; Javier Chancro Ovalle, segundo vicepresidente; Dolores Gonorrea Beltrán, tercera vicepresidenta,

en sustitución de Alejandra Trotamundos Carrillo; Eduardo Gargajo Galdámez, primer secretario; Karla Escupelo Martínez, segunda secretaria; Juan Ramón Cirrosis Lau, tercer secretario; Jaime Lucerote de Albañal; Jorge Chorrillo (no ponemos Arévalo, por respeto al expresidente) en sustitución de Elsa Leonora Cu Cufate. NO NOS TIENTES más que centenario pero no cavernario como el santaclós criollo Acisclo Triciclo Valladares Tropaloca Morales, FISCAL GENERAL FALLIDO Y ARREPENTIDO. NO NOS TIENTES, periódico más que centenario y no turiferario como el bachiller en exabruptos Álvaro Atrabiliario Arzú Yrigoyen. NO NOS TIENTES, contestatario y no turiferario como el lameculos Jimmy Morales quien cree ingenuamente que con mover el kibutz que tiene como embajada en Tel Aviv a Jerusalen, va a ser suficiente para remover al honesto Ivan Velásquez. NO NOS TIENES, feminista hasta las cachas, defensor de la mujer honesta y trabajadora. NO NOS TIENTES, cuna de maestros ilustres como Juan José Arévalo y Víctor Manuel Gutiérrez, y no de engendros y parásitos como Joviel Acevedo, huevón que no ha dado una sola clase en toda su corrupta vida. NO NOS TIENTES, que tuvo el honor de contar en sus filas con militares de la talla de Jacobo Árbenz, Luis Turcios Lima, Carlos Paz Tejada, Marco Antonio Yon Soza, el Toro Laguardia, Enrique de León, Tono Díaz y Amadeo García; y no la chafarotada impune y ratera de los Pérez Molina, Ovalle, Melgar Padilla y el enésimo corrupto Otto Godoy. NO NOS TIENTES, que buscando en su Biblioteca encontró libros relacionados con gobernantes de esta sufrida patria, entre los cuáles están: Ecce Pericles de Rafael Arévalo Martínez dedicado a Estrada Cabrera; El Dictador y Yo de Carlos Samayoa Aguilar dedicado a Jorge Ubico; Se me acabó el tiempo del mentiroso Méndez Vides dedicado a Mono Fideicomiso Arzú; y el

IDIOTA – dedicado al payaso Jimmy Morales – del genial ruso Fiodor Dostoyievsky. NO NOS TIENTES, la mano derecha sobre el pubis virgen y no violado por los diputados que violan nuestra Constitución cotidiamente; y la mano izquierda en alto enarbolando una botella de Cusha Centenaria, aboga por las madres púberes y solteras, por los choferes extorsionados, los maestros engañados por el Ministro de Educación y el ladronazo de Joviel; por los residentes del Hospital de Cuilapa a quienes les deben un tanatal de sueldos, y por todas las víctimas de este Gobierno corrupto, inepto y lameculos. NO NOS TIENTES ofrenda sus músculos, sus arterias, sus venas, sus nervios, su corazón y sus agallas por los campesinos, los obreros, los maestros, las empleadas domésticas y los pobres paupérrimos y misérrimos; apoyándolos en su lucha por acabar de una vez por todas con este gobierno de estúpidos, tarados y ladrones que a pesar de usar anteojos de miles de dólares, no ven la triste realidad de este pueblo que AMA, SUFRE Y ESPERA UNA NUEVA AURORA.

Sordo Barnoya 5


Carta Etérea a ¿Por qué te escribimos e interrumpimos tu caudaloso sueño? Déjame relatarte una épica crónica estudiantil. Creo, ya la sabes: la de la reivindicación de la Asociación de Estudiantes Universitarios Oliverio Castañeda de León, y consecuentemente, el esfuerzo de reflexionar y activar la acción colectiva de nuestra generación a las necesidades actuales de la Universidad, y reencauzar el movimiento estudiantil a sus contextos y vertientes contemporáneas. Y ahora, la histórica edición del No Nos Tientes, luego de una larga censura a su contenido reivindicatorio, relegada a un periodo de oscurantismo y represión a la acción estudiantil digna, a la rebeldía liberadora, a la memoria histórica, al conocimiento crítico, al genio satírico y a la vanguardia de la propuesta política, siempre en la búsqueda incansable de una realidad alternativa y utópica. Sí, ya sé, ya sé, quieres que te cuente las líneas subrepticias de su mano y de su diario, de la Guatemala actual. Sobre todo, sé que ansías saber el status actual de las relaciones entre el trabajo y el capital, que con tanto afán trataste de armonizar. Te cuento, aquí nada ha cambiado mucho luego que te fuiste, al menos para nosotros, vista desde una perspectiva estructural. La explotación de nuestra esencia humana, conscientes o no de ella, sigue allí, presente en reglas institucionales y estructuras sociales que nos excluyen de los beneficios del proceso productivo, del progreso, de los procesos de modernización de la sociedad, de la tecnología y del desarrollo. Sobre toda problematización del sistema de relaciones laborales de nuestra época, es importante, querido Mario, que escuches estas palabras recolectadas en las miles de voces anuladas y alienadas de los miles de seres invisibles a la óptica de la relevancia política y de la opinión pública, todos miembros de esta compleja sociedad guatemalteca: «Trabajadores y trabajadoras, eso somos, pero por qué no quieren reconocernos como tal. Somos las de las tortillas de la vuelta. Somos las y los de las ventas ambulantes entre los corredores de la Universidad, entre los buses urbanos y extraurbanos, en las calles, en las plazas y mercados. Las muchachas encargadas del trabajo doméstico. Los peones de la finca, los y las de los cortes familiares de la zafra y de la palma, las y los operarios de la fábrica y de la maquila. Nuestro trabajo comienza a la misma hora de siempre, muy de madrugada, sin derecho a descansos, hora de desayuno y almuerzo, que parcialmente existen. La jornada termina cuando nos digan que termine. Muchos somos menores de edad. Ni salario minimizado, ni horario. Ni previsión, mucho menos acceso a la seguridad social. A lo que salga, infravivimos al día... sin expectativas de futuro cierto, en el obstinado sobrevivir, morimos ya, sin ser actores de nuestra historia. Todos y todas embutidos a fuerza en el denominado sector de la economía informal. Que no es más que el reconocimiento descarado de nuestra exclusión del goce de los derechos económicos y sociales reconocidos, y consecuentemente, excluidos del desarrollo del género humano». En la eterna explotación de nuestra esencia humana, ahora encubierta bajo conceptos convencionales e innovadores de productividad, competitividad, flexibilidad laboral, subcontratación y simulación contractual; y novedosas formas de prever la conflictividad laboral -la pugna entre clases-, como

6


Mario López Larrave

la Responsabilidad Social Empresarial. No son más que mecanismos hipócritas limitadores de los derechos económico-sociales y expresas violaciones a las garantías mínimas de la legislación laboral. Una respuesta desfasada alternativa a la desarticulación y cooptación progresiva de las organizaciones sindicales. Asociaciones gremiales serviles al ente patronal, expresión pura del caudillismo en la dirigencia sindical, la decadencia y corrupción de las organizaciones sociales esclereotizadas. Así como de la desnaturalización de la esencia jurídica de las instituciones de derecho colectivo de trabajo, la sustitución del interés común colectivo, de mejora, estudio y defensa de los derechos laborales, por beneficios particulares, intereses sectarios y corporativismo parasitario. Aún, tanto patronos como caudillos gremiales, no comprenden la esencia y el valor que encarna el trabajo en las sociedades contemporáneas: la capacidad humana de transformar la realidad para la satisfacción de las necesidad de desarrollo integral de la libertad, y no una deshumanizante forma de acumulación de capital o una mercancía más dentro del mercado y el proceso productivo. A cuarenta años de tu asesinato añorado Mario, reafirmamos tu lucha, tus ideas y utopía, como elementos transversales de la acción colectiva de nuestra época y desafíos vigentes para las generaciones venideras: luchar por un régimen universal de garantías laborales y de seguridad social, la búsqueda del desarrollo integral del trabajador y trabajadora, la concreción de los principios de justicia social en el ámbito de las relaciones laborales, la modernización de la sociedad mediante la armonía de los factores de la producción y la defensa de los derechos laborales a través de la organización sindical digna y autónoma. Siempre tuyos,

7


Camino de un pueblo totalmente libre con una vida en dignidad pura, donde al pasar no exista temor y que la sangre no pinte los ríos. Ríos que están criando lideres, sus aguas con nuevas generaciones dispuestas a morir por la patria y con coraje defender sus banderas. Banderas portadas con fortaleza siendo el aire su fiel acompañante, con rostros que transmiten esperanza va la juventud luchando hasta vencer. Se aproxima esa ola gigantesca, Su nombre Movimiento Estudiantil.

POESÍA

Una ola gigantesca se aproxima desmoronando las injusticias, ahogando al traidor tirano y creando un nuevo camino.

¿Por qué has tomado mi nombre? ¿Qué has hecho con él? Hablas a tus hijos de mí, y tus hijos... ¡No entienden un carajo! Coges tu libro (tu arma) y piensas en mí. En mí y en ella, piensas en nosotros, piensas en ti, piensas en ella y en tus hijos, piensas en mí. ¿Por qué has tomado mi nombre? ¿Acaso sabes quién soy? No le pongas rostro a mi nombre, pues ese hombre ya no soy yo. Soy las flores amarillas que crecen en la plaza. Soy ese sentimiento de pertenencia que te invade, cuando entras en mi casa. Soy el árbol que sacude sus ramas para que las hojas acaricien tus pensamientos. Soy la sonrisa de estos murales, en estos muros sangrientos. ¡Hermano! Soy la tierra de este suelo, besando tus pasos.

8

La “ Virgen” de la Asunción Tus pasos siguiendo mis huellas, mis huellas te llevan tras ella. Yo también recorrí este camino pero, resultó ser corto mi viaje. Y en esa búsqueda fui libre y en esa libertad, busqué mi paisaje. Quise ser como tú, quise ser canción. Resulté ser su enemigo, entonces ¡Fui revolución! El puño que alzas cuando gritas también lo viste en mí. Soy el compañero que te abraza y este poema que escribí. Tuve mil a mi izquierda, como tú los tienes ahora; No aflojes la lucha ¡Mi nombre te implora! Piensa en ella hermano, su canto de patria libre entona. Fue tan cobarde la muerte, se refugió tras mi vida pero, estoy de pie, no habrá huida. Que perdure la lucha ¡Que viva la revolución! Y aunque el fuego pudo conmigo, del lado izquierdo está tu corazón, Compañero.


M

A

X

Cuando vuelvas tu mirada a lo lejos quizá no esté, cuando vuelvas con tu crespón en vela quizá ya no te vea. Cuando observes las esperanzas que yacen en los sueños rotos, quizá en ese momento comprendas que tienes un espacio en la vida. Quizá puedas comprender el manantial de la esperanza de aquellos que ya la perdieron, vístete de gala en el espectro de los no nacidos. Vístete de tristeza en la penumbra de tus ojos. Vuelve tu mirada en el recóndito lugar, de aquel lugar donde emanan las tenues luces de esperanzas, que vislumbran de carmesí tu camino. cuando vuelvas espero hinches tu camino, no vaya ser que el destino traiga de ensueños la vela de tu corpiño. Cuando vuelvas serás patria y néctar de delicias, serás lo que otros desearon ser y se murieron en el intento.

I

M

Ó

N

El GRAN ABUELO De tus entrañas has visto nacer la ilusión muerta de muchos, y que hoy han dado la vida por que sigas forjando los destinos de los infranqueables. De aquellos que no lucharon. ¿Pero? Has traído lo que otros no han podido, y has dejado lo que otros han querido. Esperanzas rotas rotundas en el valle, envueltas en espirales al cielo y en la calle. Universidad de San Carlos que viste crecer a grandes intelectuales hoy nace de ti un cúmulo de amargos desconsuelos al ver que en la calle son más que desleales. Ojalá que en la vida y en tus años gloriosos forjes a aquellos que visten de gala tu destino. Cuando vuelva a sentirse la ciencia, el conocimiento y las ideas, desde ese momento alumbraras como primavera.

9


S I E M P R E V I VA S No nacimos mujeres, llegamos a serlo. Entre biología y sociedad, nuestro destino se redujo a lo primero: aquellas que nacen mujeres, no pueden votar. Aquellas que nacen mujeres, solo deben parir. Llegamos al mundo sin conocer los agravios, aunque probablemente nuestras madres sintieron cierto escalofrío al descubrir que Será una niña. Nacimos, crecimos, nos silbaron en la calle, nos tocaron en los buses, nos ignoraron en las reuniones. Nos reproducimos, nos celebraron (mientras antes nos hayamos casado y descartemos la posibilidad de dejar al marido que nos golpea). ¿No nos reproducimos? Nos condenaron.

10

Nuestros derechos más básicos no vinieron con el paquete de los derechos universales. Mientras para el hombre y ciudadano, de acuerdo a la tradición occidental, en una revolución nació el reconocimiento de sus derechos humanos, con las mujeres se valió posponerlos. “Las mujeres están locas, la brujería está en sus genes. No dejemos que se unan, juntas son más que peligrosas.” Las brujas de ayer, son las feminazis de hoy. Pero las mujeres no queremos ni podemos callar más. Las niñas de Guatemala, las que no murieron de amor, ni de calor. Las niñas que murieron por atreverse a gritar contra la violencita que vivieron bajo la tutela del este Estado anómico. Ellas son nuestro ejemplo de valentía más reciente, nuestro motivo más sensible para organizarnos contra todo lo que nos vulnera. Fuimos niñas que no podían hablar, adolescentes que no podían

preguntar, adultas que no podían votar, mujeres que no pueden gritar sin ser condenadas al escarmiento público. Este mes no dedicamos a pensar y a sentir. Para descubrir nuestros problemas compartidos, para gritar lo innombrable (¡vulva!), para encontrar en nuestra cotidianidad las imposiciones que nos condenan a existir y -ser alguien- solo en lo privado. Y salir, fuertes y sin miedo, a reconocer las experiencias comunes en Las Otras y organizar el hartazgo y prevenir los agravios a las futuras generaciones. Nos dirán locas y vulgares, engreídas e histéricas. Pero nos fortalecerá el ejemplo de tantas académicas, filósofas, artistas, políticas, niñas, activistas, que en su época generaron el escándalo que hoy nos adjudican. Por nosotras, por ellas y por todas. Lo personal es político.


JM: claro que sí, pero yo no le estoy hablando de eso, usted dijo que Guatemala es un país pobre, mas sin embargo, eso es una falacia, joven, el país es muy rico, el problema es que se han abandonado los grandes sueños y las grandes responsabilidades. yo: ¿cumple usted su responsabilidad? JM: en efecto… Cambié el rumbo de la entrevista para evitar demostrar mi indignación: yo: cuando dio su discurso de toma de posesión usted dijo que había que crear las condiciones para evitar la migración, sin embargo, su vicepresidente ha asegurado que la gente migra porque quiere, no porque esta sociedad sea tan hostil y desesperanzadora como para que alguien esté dispuesto a… JM: -interrumpiéndome respondió:- a lo que se refiere el doctor Jafeth es que la gente prefiere irse que trabajar en la patria que los vio nacer, que no hay gente que quiera sacar adelante al país si todos se van. yo: o sea que el Estado no tiene responsabilidad, son elecciones racionales, completamente individuales… JM: digamos que el Estado tiene una parte de la responsabilidad, pero por el otro lado, la falta de valentía de la gente que migra al no desarrollarse en el país es una responsabilidad también… yo: ¿cree usted que la gente se va porque quiere entonces? JM: no puedo responderle eso en este momento, en cierta parte la gente elige irse… yo: ¿tienen acaso otra opción? JM: estamos trabajando porque hayan opciones, joven periodista, estamos haciendo oportunidades yo: ¿usted realmente cree lo que está diciendo señor presidente? Respóndame como hombre, como hombre de Dios, responda según su credo.. JM: ¿no cree usted lo que le estoy diciendo? yo: en efecto, no le creo, no puedo entenderlo realmente, usted

me ha afirmado cosas que creo incuestionables. JM: ¿cómo cuáles? Verlo tomar la valentía de preguntarme me hizo repensar la entrevista, habiendo perdido los estribos de mi profesión respondí: yo: señor presidente ¿está usted consciente de que me dijo que el ostento es justificable, en un país en donde las personas mueren a diario en pobreza extrema, mientras el Estado no hace nada, mientras nadie hace nada… además de que afirmó que la gente migra de este inhóspito país porque quiere, como si las condiciones materiales no lo determinasen.. JM: eso no puedo respondérselo en este momento -interrumpió-. yo: no terminé la pregunta. Siempre responde eso, señor presidente, usted nunca gusta de responder… Volvió a acomodarse nervioso en la poltrona y volteó como buscando a alguien pero no encontró respuesta, se volvió y retomé la palabra, más tranquilo: yo: ¿cumple usted sus sueños, señor presidente? JM: siendo presidente he cumplido un sueño que apenas consideraba posible antes de ganar las elecciones, ahora creo que el sueño se ha vuelto hacer de mi administración algo bueno para el país y que deje algo valioso para nuestros hijos… yo: ¿qué son esos algos? JM: desarrollo, oportunidades -respondió mientras seguía retorciéndose para buscar respuesta-. Decidí acidificar de nuevo la entrevista, recordando una de sus declaraciones que evocaban la Revolución del 44: yo: dijo usted que quería ser como el presidente Arévalo Bermejo, ¿cree usted que lo está logrando?, ¿estaría el doctor Rafael Arévalo Bermejo a gusto con su gobierno? Siguió sin responder, se levantó de la poltrona y se acercó a las vitrinas.

yo: señor presidente, ¿terminamos la entrevista? -le dije deteniéndoloJM: sí, joven, tengo asuntos que hacer… yo: pero señor presidente déjeme hacerle una última pregunta… JM: no será posible, debo irme a mi despacho.. Lo retuve antes de la puerta, hizo el ademán de que me quitase y pude volver a preguntar por última vez: yo: dígame, señor presidente, ¿está usted realmente consciente de la cantidad de personas que mueren por la incapacidad del Estado?, a diario morirán cientos de personas, ni siquiera sabemos cuántas personas, por causas socialmente evitables, ¡¿realmente vale la pena que exista un Estado en el que la mitad de las personas viven en pobreza, donde hay niños que no logran desarrollarse físicamente porque nacen para morir de hambre constantemente?¡, dígame señor presidente ¿está usted consciente de la cuenta incesante de las pérdidas, de que este Estado no se constituye sino encierra, que aquí estamos realmente encerrados?, ¿está consciente de que en su administración murieron más de cuarenta niñas en una casa de refugio estatal?, la gente huye, los niños huyen, es tan hostil esta sociedad que valdrá más la pena alejarse de ella a pesar de lo que cueste… Me retuvieron agentes de la SAAS, mientras seguía gritando, el presidente desapareció y mientras me internaban en los pasillos oscuros del sótano de la Casa Presidencial iba pensando que realmente nunca necesitamos que el presidente responda, nadie tiene realmente que responder, sabemos bien todas las respuestas… así de grande es nuestra soledad.

11


ENTREVISTA CON EL

PRESIDENTE de la repúplica

Cuando decidió recibirme en la Casa Presidencial, pensé en lo extraño de mudarte por un espacio de cuatro años a un espacio desconocido y tan simbólico -sino vacío realmentecomo la Casa Crema. La Casa se abre en un conjunto de nauseabundo color crema y tonalidades semejantes, un complejo art decó con el ostento de las construcciones ubiquistas y con la huella de haber sido -en estilo- la más moderna de sus construcciones. Columnatas encuadran el jardín principal coronado por una fuente sencilla y monumental: «Galeotti» pensé. Me ubicaron en el Salón Maya y me quedé esperando en el húmedo salón envuelto por réplicas de estelas y sillones afrancesados. De repente, apareció el presidente, llegó sonriendo como siempre. Le di la mano y le saludé en silencio. Vi en el reflejo de las vitrinas cómo nos sentábamos. Repentinamente, me vi solo con el presidente constitucional de esta República, me vi ante lo que simboliza la unidad inexistente de lo que siempre negué, de lo que personalmente, nunca pude concebir. El presidente se acomodó rápidamente, yo saqué la grabadora y levanté la mirada a la suya, accedió con la mirada, parecía más serio, más triste de como se muestra en público, bastante menos seguro. Empecé a grabar. yo: señor presidente, buenas tardes. JM: muy buenas tardes… Luis -respondió revisando mi gafeteyo: ¿cómo lleva la tarea de ser presidente constitucional de la República de Guatemala? JM: ha sido un privilegio que Dios me ha dado, una oportunidad que nunca imaginé que tendría para cambiar las cosas que se están haciendo mal, una oportunidad de guardar el orden constitucional de nuestra joven democracia. Llevaba una entrevista estipulada, una entrevista normal, que no llevase a nada y respondiese al medio para el que trabajaba. Sin embargo, en ese momento, decidí manejar la entrevista de manera improvisada.

12

Aprovechar una de las pocas entrevistas a las que este hombre ha accedido. yo: ¿se merece usted ese privilegio? JM: eso no se lo puedo responder yo, joven. Lo sabrá solamente Dios. -respondió extrañado. yo: …y el pueblo de Guatemala? JM: claro, aunque es el pueblo el que me dio el privilegio, siendo voluntad de Dios. yo: ¿le gustaría que existiese revocatoria de mandato acá en Guatemala? -pregunté irónicoJM: no sé si realmente es necesario… -respondió cambiando la pierna cruzadayo: ¿cree usted que ganaría un referendo de revocatoria actualmente? -proseguíJM: yo creo que sí, confío en el pueblo que me eligió y me sigue apoyando a pesar de los embates que han lastimado mi administración con mala fe. yo: ¿cuáles son las claves de su administración? JM: visión, constancia y perseverancia. yo: ¿tiene usted un equipo con méritos suficientes? JM: confío plenamente en mi equipo, son hombres de buena estirpe, hombres doctos y preparados para sus tareas. yo: ¿a pesar de que algunos no son ni siquiera ejecutivos de carrera? JM: algunos de mis nombramientos se basan más en la confianza que en la carrera, son personas de mi plena confianza y han demostrado sus habilidades. yo: ¿cree usted que es una manera correcta de elegir a su equipo? JM: hasta ahora, ha funcionado. Son los hombres de confianza los que se merecen puestos de confianza… yo: no todos los puestos que nombra el presidente son puestos de confianza, algunos son entes de carácter técnico y de representación internacional. JM: confío en las capacidades técnicas de mis hombres de confianza. yo: tiene usted también mujeres en su administración, señor presidente. JM: usted sabe a lo que me refiero…

En ese momento, entró una persona de la servidumbre, dejó sobre la mesa vasos de cristal de bohemia rellenos de agua diáfana, marcados por el dorado escudo nacional. La vi alejarse entre las vitrinas… yo: ¿considera usted que está bien el ostento de las instituciones del Estado, a pesar de su baja capacidad de ejecución y su poco valor público?

-pregunté viendo el reflejo de las luces en el cristal y la madera de guayacánJM: -se reacomodó y frunciendo el ceño respondió:- la cuestión con el ostento es que al final así son todos los Estados, este no es realmente un Estado que tenga en ostento a sus funcionarios, es bastante precario, usted sabe y ha visto otros Estados tiene palacios más grandes y mejores instalaciones, por tanto mayor ostento… yo: pero este es un Estado pequeño, además de ser uno bastante pobre… JM: Guatemala no es un país pobre, es un país muy rico y lleno de riquezas, sus bellezas y maravillas naturales y culturales. yo: pero, sabe usted que más de la mitad del país vive bajo la línea de la pobreza, señor presidente…

- Sigue en la página anterior

No Nos Tientes 2018  
No Nos Tientes 2018  
Advertisement