Page 1


SUMARIO 

3>

ú

é

4>

ú

4>

6>

á

8 >

ú

9>

ú á

9>

10 >

ú ú

11 >

 ú 

í ú

13 >

2


Los psicólogos Peter J. Rentfrow y Samuel D. Gosling, de la Universidad de Texas han demostrado científicamente que las preferencias musicales de cada individuo definen su personalidad. Hace unos años idearon el "Test Corto de las Preferencias Musicales" (STOMP, por sus siglas inglesas) y sometieron a varios centenares de jóvenes a sus preguntas. Según se deduce de sus resultados, publicados en la revista Journal of Personality and Social Psychology, si usted es amante del blues o del jazzprobablemente será una persona lista, imaginativa, tolerante y liberal, además de abierta a nuevas experiencias. Los consumidores de heavy metalcoinciden en su elevada inteligencia, pero son además especialmente curiosos, atléticos y habituales "cabecillas" sociales. Extroversión, locuacidad, energía y una elevada autoestima son los rasgos que predominan entre los fans del hiphop y el funky. Y quienes escuchan las canciones de la popular Madonna, o la banda sonora de Bailando con Lobos, suelen ser sujetos conservadores, adinerados, felices, agradables y, con frecuencia, emocionalmente inestables.

3


¿QUÉ ES LA MUSICA? La música, tipo de ruido sonoro de bellos compases de instrumentos de diversa índole, también acompañado de la voz melódica de las personas para producir o sacar a relucir pensamientos e ideas de la vida y las circunstancias de la misma, ya sea por el amor o el desamor, por la vida difícil o personalidades en contra de idealismos, a veces simple y sencillamente por ser un arte y se reconoce que la música te lleva al punto más exacto de la expresión, tiene sus propiedades donde las personas que la escuchan suelen también concordar con su distante forma de vida de los demás y también para demostrar un punto exacto del que escucha tal y como su creador o compositor encontró dicho punto al realizarla. La música tiene tanto auge en la vida de las personas que sin ella esta vida fuera digamos que por muy fatalistas, una vida de muerte, desértica; y también la música tiene su lado oscuro, donde quienes la crean su fin no es distorsionar otras vidas, sino que tienen pensamientos muy alejados de la humanidad. En fin la música es el ser de la vida, la libertad, la alegría, la tristeza, la virtud, el amor, a veces la maldad, la religiosidad, la política, etcétera., y que tanto las emociones como situaciones son acompañadas en todo momento de ésta.

10 CLAVES PARA ESCRIBIR CANCIONES Llegamos a un punto en el que hemos escuchado de todo, hemos aprendido a tocar algún instrumento que permite armonizar como el piano o la guitarra, a lo mejor hemos estudiado poco o mucho de solfeo, nos empapamos de literatura, estudiamos métrica... pero siempre vacilamos a la hora de tomar la pluma y escribir las letras de nuestras propias canciones. ¿Por dónde empezar? Cada uno de los que hacemos música debe encontrar sus propios métodos, pero ¡cómo ayuda saber los de los demás! Estos son algunos tips que en mi experiencia como compositor me han sido de gran utilidad. (Omitiré el ya conocido "escucha mucha música" que de hecho es uno de los más importantes. 1. Definir el "QUÉ." Parece mentira, pero este simple paso es fundamental. ¿Qué quieres decir en tu canción? Puede que de pronto pienses: "haré una canción de amor, es lo que más pega" y empieces a escribir sin haber definido qué quieres decir en realidad. Si haces esto, en lugar de una letra de amor, lo más probable es que el resultado sea una lista de frases de amor trilladas: "sin tí no puedo vivir" "eres el aire que respiro" "nadie te amará como yo..." Los siguientes puntos te guiarán para encontrar sobre qué escribir. 2. Las canciones son historias. Una buena canción, por simple que parezca, siempre cuenta una historia. Por lo tanto, si quieres escribir una buena canción, piensa en una buena historia primero. Si quieres escribir una canción de amor, piensa en una historia de amor. Si quieres escribir una canción de despecho, piensa en una historia de despecho. Piensa en una historia de problemática social, de política, de hermandad... piensa en historias que te gusten y tradúcelas en la letra de tu canción. 3. Busca en tu interior. De seguro esto ya lo escuchaste en Star wars, The Matrix, Kung Fu Panda y cientos de películas y libros más, pero es algo a lo que no ponemos la atención que merece. Busca historias en tus experiencias, tus sentimientos, tus recuerdos, todo lo que implique tu relación con el mundo y las emociones que eso provoca. Cuando escribes con honestidad, desde tus propias emociones siempre logras que la gente escuche. 4. ¿Quieres escribir sobre la vida? ¡Ten una vida! Es genial que estudies solfeo, armonía, métrica, versos endecasílabos, dodecasílabos, rimas consonantes... pero una buena letra no sale de la estricta teoría. Una buena letra surge de tu necesidad de expresar algo importante para ti, de exponer la forma en que tú experimentas la vida. Estudiar 8 horas diarias para dominar técnica o teoría puede privarte de muchas horas de grandes experiencias simplemente humanas. Cierta vez en una clínica de batería impartida por el baterista de jazz y pop Waldo Madera, luego de una demostración de virtuosismo, alguien del público le preguntó cuántas horas al día estudiaba. Waldo respondió algo como "no lo sé. Nunca me someto a un horario estricto de estudio. Creo que cuando uno toca comparte algo de su vida. ¡Y para eso hay que tener una vida!" La técnica y la teoría no harán el trabajo por ti, simplemente existen para que expreses mejor aún tus vivencias humanas. 5. Definir el QUIÉN. ¿Quién quieres que te escuche? ¿cómo son las miles de personas que lo harán? ¿Son jóvenes, niños, adultos? ¿Hombres, mujeres? ¿Qué sensaciones o reacciones quieres provocar en ellos? Debes pensar en las

4


personas que crees sintonizarán con lo que escribes y se identificarán contigo. Cuando tengas esto claro, te será más fácil la siguiente clave. 6. Encontrar el CÓMO. ...¿Cómo? Digamos que has decidido que tu canción cuenta la historia de un montón de cartas viejas que guardas en un cajón. Eso es el "qué" vas a decir. Pero ¿cómo vas a decirlo? Podrías empezar con el verso "Oh las viejas cartas de mi cajón" pero en ese caso estamos volviendo al qué, y la verdad, apesta. Es mejor no ser tan directos. Que tal si empiezas con: Uno se cree que las mató el tiempo y la ausencia Pero su tren vendió boleto de ida y vuelta son aquellas pequeñas cosas que nos dejó un tiempo de rosas en un rincón, en un papel o en un cajón. Ahí tienes el "cómo" el cantante y compositor Joan Manuel Serrat lo dijo. El cómo, es la parte del proceso creativo en la que no hay límites. Tú escoges las palabras que transmitan las sensaciones, pensamientos y emociones correctas. ¿Qué diantres tiene que ver un tren con las cartas viejas que guardo en mi cajón? ¿Se te habría ocurrido relacionarlos? A mí no. Y sin embargo, el mensaje se entiende perfectamente, y la atmósfera nostálgica de las palabras elegidas lo hacen irresistible. Los siguientes tips son para encontrar el cómo. 7. Piensa en imágenes. Cuando te estancas, una posible salida es buscar el diccionario de sinónimos y antónimos. A ver... sinónimos de cariño... antónimos de odio... Pero te recomendaré algo mejor: piensa en imágenes. ¿Estás dentro de la historia? ¿con tu novia , tu ex, tu mamá, un enemigo? ¿hace calor? ¿frío? ¿de qué color es el cielo? Cuando piensas en imágenes, las palabras para describir dichas imágenes vienen con mayor naturalidad. Busca las palabras que no únicamente transmitan el qué, sino todas las emociones, temperaturas, colores y sensaciones dentro de tu historia. 8. Elije una persona y tiempo narrativos. ¿Hablarás de tí? ¿De un amigo? ¿De ti y alguien más? ¿Pasó ayer? ¿Está pasando ahora? Ahí tienes otra buena cantidad de posibilidades para contar tu historia. Recuerda que puedes narrar algo usando cualquiera de las personas y tiempos verbales (yo, tú, él, nosotros, pasado, presente, futuro...) Tuve un amor, ella tuvo un amor, él tiene un amor, todos tenemos un amor, que nos complica la vidaaa... (nosotros, tiempo presente) así fue por ejemplo, como la banda argentina La Mosca escogió contar una historia. 9. El ritmo es importante. No me refiero al ritmo como lo hemos visto antes. Me refiero al ritmo de las palabras, versos y estrofas que escribas. El ritmo que uses en lo que escribas puede dar mucha más fuerza, efectos "hipnóticos" o pegadizos en fin, hacer mucho más agradable la experiencia de quien te escucha. En la película Il Postino (El cartero) ficción basada en el exilio del gran poeta Pablo Neruda en Italia, Neruda habla sobre el ritmo a su cartero con el ejemplo de su Oda al mar: Aquí en la isla el mar y cuánto mar se sale de sí mismo dice que sí, que no que no, que no, que no... ¿Notas cómo las palabras te dan la idea del vaivén de las olas? "dice que sí, que no" cuando las olas vienen y van pueden de pronto darte la sensación de que "dicen que sí, dicen que no." Eso es ritmo al escribir. Desde luego, la métrica (hacer versos de determinados números de sílabas ya establecidos) y las rimas también hacen que tus versos tengan ritmo, pero en este caso, el ritmo es provocado a nivel de sensaciones que producen las palabras.

10. Deja que la canción te pida las palabras. A veces me sucede que estoy escribiendo y de pronto las palabras que necesito simplemente aparecen. A veces escribo versos que pensé que nunca usaría pero descubro que encajan perfectamente en la canción que quiero hacer. Toca los acordes que elegiste y simplemente déjate llevar. A un determinado punto, la canción es un ente autónomo que simplemente escoge por si misma las palabras que necesita, como tú escoges tu ropa o tu almuerzo . ¡Sólo déjate llevar!

5


LA MUSICOTERAPIA La musicoterapia lleva ya muchos años de estudio e investigación. Existe mucha bibliografía y documentación sobre su utilización y beneficios en diversos ámbitos de trabajo. La profesión se ve contaminada por un uso excesivo dentro de sectores que nada tienen que ver con la musicoterapia en sí. A continuación presentaremos la musicoterapia en el crecimiento personal... Artículos Proveído Por: http://www.articuloz.com/ Mientras se nos da la oportunidad de estar, de seguir viviendo, debemos saber aprovechar todas aquellas herramientas, terapias que el crecimiento personal ha desarrollado. Justamente una de gran aportación en pro de alcanzar ese nivel de crecimiento que nos favorezca mientras permanecemos acá es lo concerniente a la musicoterapia, que como se sabe es la utilización de la música y/o de sus elementos (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un Musicoterapeuta calificado, con un paciente o grupo, en un proceso destinado a facilitar y promover comunicación, aprendizaje, movilización, expresión, organización u otros objetivos terapéuticos relevantes, a fin de asistir a las necesidades físicas, psíquicas, sociales y cognitivas. Nos recuerda Cecilia Barrios en un escrito sobre el tema, que se considere, que la musicoterapia lleva ya muchos años de estudio e investigación. Existe mucha bibliografía y documentación sobre su utilización y beneficios en diversos ámbitos de trabajo, principalmente en inglés.. La profesión se ve contaminada por un uso excesivo dentro de sectores que nada tienen que ver con la musicoterapia en sí. La musicoterapia no es magia ni tiene que ver con esoterismo, astrología o actividades psíquicas. Es cierto que durante las sesiones se dan situaciones que en parte tienen que ver con el aspecto espiritual de todo ser humano. No obstante, es necesario destacar, con el debido respeto a todas las profesiones, que el musicoterapeuta es un profesional que se relaciona e instruye en los ámbitos de la salud, la psicología, la música, técnicas artísticas, en planificación didáctica y que tiene un código ético que cumplir. Generalmente, no hace uso de CD´s curativos, mágicos o promueve recetas que darán a la persona la fórmula mágica para alcanzar la felicidad o el bienestar físico y emocional. La musicoterapia es una terapia complementaria más y el musicoterapeuta un instrumento al servicio de las personas. El logro de los objetivos sólo se alcanza cumpliendo procesos, trabajando duro y en equipo con otros profesionales de la salud, la psiquiatría, el arte y la educación. No existen músicas mágicas. La escuela de Educación Mental al respecto señala, que la Musicoterapia busca descubrir potenciales y/o restituir funciones del individuo para que él / ella alcance una mejor organización intra y/o interpersonal y, consecuentemente, una mejor calidad de vida. A través de la prevención y rehabilitación en un tratamiento La música es, de todas las artes, la más integradora y socializadora. Reúne a personas de distintas raíces, proclama la libertad de los pueblos, se une con otras culturas musicales y formas de expresión creando nuevos modelos. La música es creatividad en sí misma. Es un medio que permite la cohesión entre individuos de diversas características, ofreciendo a cada uno de ellos un espacio propio dentro del grupo que lo hace único y necesario. La música es un lenguaje de comunicación entendido por todos. Llega a lo más profundo de las personas transfiriendo en ellas un sentimiento, una vivencia, una idea que, de una manera u otra, provoca un movimiento interno en el ser humano. Pero, bajo ningún punto de vista, lo deja indiferente. La musicoterapia es una psicoterapia creativa e innovadora que nos permite llegar allá donde la palabra no puede. Nos ayuda a crear espacios de expresión liberadores de emociones, contribuyendo al análisis de nuestros actos, tanto conscientes como inconscientes, y ayudando a encontrar las herramientas adecuadas para restituir y mejorar nuestra manera de afrontar la vida, tal y como nos toca vivirla. Cecilia Barrios nos aporta que La Musicoterapia busca descubrir potenciales y/o restituir funciones del individuo para que él/ella alcance una mejor organización intra y/o interpersonal y, consecuentemente, una mejor calidad de vida. A través de la prevención y rehabilitación en un tratamiento.

Indica, que existen otras definiciones también interesantes; como la de Patxi Del Campo, quien hace referencia a la combinación de otras disciplinas relacionadas con la musicoterapia, como la psicología, educación especial, psiquiatría, psicoterapias, psicología de la música, acústica, psicoacústica, dotando así a la musicoterapia de un carácter, artístico - científico. Así Patxi afirma que "como arte, tiene que ver con la subjetividad, la individualidad, la creatividad y la belleza" y que "como ciencia, tiene que ver con la objetividad, colectividad, replicabilidad y verdad?" Añade a éstos elementos el carácter interpersonal del proceso. Concluyendo así, en una fusión que permite al individuo expresarse, liberarse y completarse, por medio del arte, el cual a su vez, es guiado y medido por la ciencia.

6


Se hace énfasis en señalar, que se considere, que hacer música, jugar con música o simplemente escuchar todo tipo de músicas, no constituye en sí, un tratamiento musicoterapéutico. El tratamiento terapéutico es un "proceso" que se establece entre el terapeuta y el usuario. No se puede hablar de tratamiento en una sola sesión de musicoterapia. Debe establecerse un vínculo entre terapeuta y paciente, en donde primero hay una toma de contacto y, poco a poco, surge la confianza del usuario hacia el profesional y hacia las actividades que realiza. Esta interacción se sucede en el tiempo y con la incorporación de muchos elementos y ya no sólo dentro del plano musical. De aquí que Kenneth Bruscia defina a la musicoterapia como un "proceso sistemático" Si estas condiciones se dan y el tratamiento se sucede en tiempo, el determinar se considerará su finalización cuando: • Se hayan logrado los objetivos propuestos, • El usuario ya no se beneficie de las sesiones. • Por diversos motivos, la asistencia no sea posible. • El centro, institución o empresa, finalice su actividad. Nos agrega Barrios, que se tenga presente, que cuando se procede a finalizar un tratamiento, si el musicoterapeuta está al tanto, se sugiere preparar al paciente para una despedida, con la finalidad de no causar angustia, dolor o perjudicar de alguna manera al usuario. Como se dijo al comienzo de este tema, los lazos afectivos y de confianza que se establecen entre individuo/s y terapeuta son muy fuertes, y un mal final, puede estropear todo el tratamiento realizado, dando como resultado una persona dañada. Ámbitos en los que interviene un musicoterapeuta Los ámbitos de aplicación son extensos y a medida que pasa el tiempo, son más los campos que se van abriendo para poner en práctica la terapia. Algunos ámbitos de actuación del musicoterapeuta pueden ser: • Salud mental • Educación Especial • Psiquiatría infantil y adolescente • Geriatría • Drogodependencias • Minusvalías neurológicas: parálisis cerebral, lesión cerebral, epilepsia, entre otras. • Con enfermos terminales, en todo lo referente al acompañamiento en la muerte. • Grupos de personas con HIV • Inmigración • Centros de rehabilitación e inserción social. • En las empresas, etc.

Estos son algunos de los campos a los que puede aplicarse la musicoterapia, no obstante la lista puede ser mucho más amplia, abarcando todos aquellos espacios y sectores que necesiten de personas con vocación de servicio y la calificación debidamente acreditada, para acompañar y contribuir en el desarrollo de las personas. Definitivamente, es válido cuando se comenta, que en nuestros días es reconocido el efecto del arte sonoro sobre la salud, en sus dos vertientes, física y psíquica; aun dudando de su capacidad curativa, no se puede negar su acción mitigadora de ciertas dolencias del cuerpo y del alma. Tanto es así que el desarrollo de la musicoterapia como ciencia es una realidad que, aunque no de largo alcance en nuestro medio, ha ido ganando adeptos entre los profesionales de la medicina, que han podido comprobar, en sí mismos o en terceros, los beneficios de determinadas piezas musicales, vocales e instrumentales, en particulares desajustes corporales y mentales. El poder de la música, con sus limitaciones, se reconoce entonces como una gran terapia.

7


Escucha más música te hace bien. Te has preguntado para que sirve la música si es solo para escucharla en tus oídos y disfrutar de sus melodías a gusto de cualquier persona. Bueno junto con eso esto trae beneficios como buenos resultados en los estudios, estimulación de bebes, desarrollo y balance del organismo Un grupo de científicos de la Universidad McGill de Quebec, Canadá y del Instituto Neurológico de Montreal, hallaron que escuchar música no tiene un efecto agradable solamente para los oídos sino que resulta una experiencia extremadamente intensa y placentera para todo el cuerpo ya que al escuchar música desencadena la liberación de dopamina en el cerebro, una sustancia que se asocia con el placer que se manifiesta al comer, tener relaciones sexuales o drogarse como también, acelera o retarda las principales funciones orgánicas (ritmo cerebral, circulación, respiración, digestión y metabolismo); incrementa o disminuye el tono y la energía muscular; modifica el sistema inmunitario; altera la actividad neuronal en las zonas del cerebro implicadas en la emoción, e incrementa la resistencia para el trabajo y para las actividades de alto rendimiento o para un mayor rendimiento ala hora de estudiar. Terapéuticamente, la música se utiliza en el tratamiento de dolencias como la hipertensión arterial, estados de ansiedad, depresión y estrés, y alteraciones del sueño. También se emplea en la rehabilitación de pacientes psicóticos, de niños autistas y de adolescentes con trastornos del comportamiento. En niños la música sobre todo de preferencia clásica escucharla estando dentro del útero de la madre como fuera estimula, al estar fuera este lo ayuda a estimularse y desenvolverse en su entorno ya que se ha comprobado que el ritmo musical, las melodías y la armonía musical estimulan varias áreas particulares del cerebro, lo cual sugiere que la música puede ser utilizada para ayudar en casos de problemas del habla y en varios tipos de problemas intelectuales vinculados a la vez con el cerebro y con los sonidos. La música puede cambiar tu vida de manera notoria tanto como en el trabajo al desarrollarte ya que te ayuda a mantener un estado de ánimo positivo y tener un rendimiento mucho mejor, en estudiantes obtener más concentración y estimular partes del cerebro comprendiendo así mucho más la materia.

8


¿Escuchando nuestra música favorita rendimos más? Tanto si te gusta la música clásica como si lo tuyo es el rock, el funky o el pop, escuchar

tus canciones favoritas cuando practicas un deporte competitivo mejora tu rendimiento, según se desprende de un estudio presentado esta semana en la Conferencia Anual de la Sociedad Británica de Psicología por Alexandra Lamont y sus colegas de la Universidad de Keele. De acuerdo con los investigadores, oyendo la música que nos gusta se reduce la sensación de esfuerzo durante el entrenamiento y en el momento de la competición. Además, cuando disfrutamos con la música aumenta la sensación de concentración, de "estar en la zona". Los efectos positivos se comprobaron en partidos de fútbol y de baloncesto, así como en carreras de atletismo.

TU GUSTO MUSICAL Y SU INFLUENCIA EN LO QUE

BEBES Cada género mencionan ciertas bebidas que influyen en el consumidor Un estudio publicado por la revista 'Substance Use and Misuse' reveló que las menciones en las canciones podrían 'ayudar a promocionar' las bebidas entre los jóvenes consumidores. Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Bostón, Massachusetts, realizarón una comparación entre las menciones de bebidas en las listas de temas más populares del Billboard, entre 2009 y 2011 y el consumo. De los 720 temas examinados, 167 mencionaban el alcohol y 46% hizo referencias específica a ciertas marcas. Se ha demostrado que la exposición a la publicidad en los medios aumenta las probabilidades de que los jóvenes comiencen a beber a temprana edad.

Más menciones 

La música urbana (rap, hip-hop y rhythm & blues) fueron las que más menciones de alcohol tuvieron con un 37.7% Y hacían referencia a marcas de tequila, coñac, vodka y champán.

El segundo lugar lo ocupó la música country con 21.8, quienes mencionan más el whisky y la cerveza.

Por último el pop con 14.9% que obtuvo menciones similares a la música country.

Resalta que en el estudio no se encontraron referencias a las bebidas alcohólicas en la música rock estudiada y la cual ha sido ampliamente relacionada con excesos y adicciones.

9


Dave Mustaine: "En Chile el metal es la música del hombre común" El líder de Megadeth, habla sobre la relación de la banda con nuestro país y su próxima visita al Metal Fest. por Matías de la Maza - 19/04/2014 - 08:30

La fidelidad del público chileno con Megadeth es algo probado. No por nada la banda de metal liderada por Dave Mustaine ha visitado Santiago 10 veces, que serán 11 el 26 de mayo, cuando los norteamericanos aterricen en la capital para liderar una nueva versión del Metal Fest, en el Movistar Arena. “Hay muchas cosas que son obviamente geniales en Chile: la comida, el vino, la costa. Pero para mí, lo mejor es la gente y su amor por el heavy metal”, dice Mustaine, al teléfono desde EE.UU. “Por allá, el metal pareciera ser la música del hombre común”, agrega. Aunque en 2014 se cumplen dos décadas del álbum Youthanasia, se rumoreaba que la banda pretendía tocarlo entero en Chile, pero el vocalista y guitarrista lo descarta: “Esto será un gran festival, donde estaremos tocando junto a otras grandes bandas, por lo que no podemos tocar un disco entero. Hay muchos otros temas que debemos y tenemos que tocar”. Esta será la segunda visita del grupo a nuestro país en menos de un año. Megadeth ya estuvo aquí en octubre, teloneando a Black Sabbath en el Estadio Monumental. “Fue una experiencia genial, amamos a Black Sabbath y nos permitió tocar frente a muchos fanáticos que antes no habíamos tocado”, recuerda Mustaine, pero añade: “Eso sí, cuando nos preguntan cuántas veces hemos tocado acá, no contamos una ocasión así. Estábamos abriendo para alguien más, no era realmente nuestro concierto”. Con cinco discos en los últimos 10 años, Mustaine y compañía son una banda de calendario ocupado. Aunque su ritmo acelerado no siempre funciona. Su último trabajo, Super collider (2013), recibió críticas en su mayoría negativas el año pasado. “Megadeth siempre ha sido sobre seguir desafiándonos a nosotros mismos, seguir perfeccionándome como guitarrista y letrista”, asegura. “Algunos quieren que siempre cante de política, otros siempre de cultos como lo hacía en los primeros discos. Pero tengo la tranquilidad de que siempre escribo sobre lo que quiero”. Sobre el ritmo de trabajo, no lo ve como un sacrificio: “Tengo el mejor trabajo del mundo. ¿A quién podría no gustarle despertarse y saber que hay personas allá afuera que le gustan los sonidos que tú creas? Es la mejor de las sensaciones”.de 2012

10


10 DATOS CURIOSOS DEL MUNDO DE LA MÚSICA QUE USTED NO CONOCÍA Somos Curiosos por naturaleza. Por eso seleccionamos para usted diez datos sorprendentes sobre músicos y grupos que vamos a presentar en dos partes. Que los disfrute. ¿Conoce otro? Escríbalo en la sección de comentarios y lo incluiremos en la segunda parte de este post. ¿Me estás diciendo que hay cosas de la música que aún no sabía? 1.

Elvis Presley no escribió ninguna de sus canciones

¡Upps! Así es. Aunque El Rey del Rock n’ Roll grabó más de 600 canciones en toda su vida NUNCA escribió ninguna de ellas. Sus productores compraban temas a compositores talentosos de la época. Además, Elvis, famoso por la enérgica forma en la que interpretaba sus canciones, nunca recibió una clase formal de música: tocaba de oído. 2.

La orquesta nacional del principado de Mónaco tiene más miembros que su ejército

Un triunfo del arte sobre la guerra Incluso para una ciudad- estado minúscula como Mónaco, que tiene apenas 36 mil habitantes y es el segundo país más pequeño del mundo en extensión (2 kilómetros cuadrados), esto es algo sorprendente. Aproximadamente 250 hombres conforman las fuerzas armadas de este principado y más de 300 hacen parte de la orquesta nacional.

3.

Una de las últimas fotos de John Lennon con vida es junto a su asesino.

El hombre de gafas a la derecha es Mark David Chapman, quien pasaría a la historia por silenciar para siempre al más polémico de los Beatles Como cientos de fans lo hacían por ese entonces en 1980, un hombre rollizo y de pelo grasoso se acercó a la portería del edificio Dayton en Nueva York para pedirle un autógrafo a John Lennon, quién salía de su apartamento ese domingo 7 de diciembre de 1980. Su nombre, Mark David Chapman, estaría en todos los periódicos un día después junto a las imágenes de los desconsolados fanáticos de Lennon que lloraban su muerte. 4.

Antes de componer, Beethoven sumergía su cabeza en agua fría—

Da-da-da-DAAAAAA Ludwig van Beethoven, uno de los compositores de música más importantes de la historia, siguió el camino de las artes porque su padre quedó impresionado después de ver a Mozart dar un concierto a la edad de seis años y decidió que cuando tuviera un hijo (que no nacería sino hasta dentro de ocho años más), sería como ese pequeño prodigio. Todos conocemos el resto de la historia: se hizo una leyenda cuyo legado trasciende hasta nuestros días, y, lo hizo aún siendo sordo. Pero que sumergiera la cabeza en el agua poco o nada tiene que ver con su sordera, solo lo hacía porque le ayudaba a despejarse. 5.

Leo Fender, inventor de las emblemáticas guitarras Fender no sabía tocar ese instrumento

Este respetable señor fue una de las personas más influyentes en la creación de instrumentos en el siglo XX Clarence Leonidas Fender, como le decía su mamá, era el luthier genio detrás de las guitarras eléctricas, bajos y amplificadores que han usado estrellas como Bob Marley, Stevie Ray Vaughan, Jimmy Hendrix, Kurt Cobain, Jimmy Page… ¿quiere más?

11


Fender introdujo al mercado la guitarra eléctrica de cuerpo macizo, sin caja de resonancia, que daba sonidos y efectos muy particulares y se hicieron populares en los años 50 y 60 con el nacimiento del Rock n’ Roll. A pesar de haber dedicado toda su vida a crear instrumentos musicales (murió en 1991), Fender nunca aprendió a tocar la guitarra ni el bajo. Ni falta que le hacía. 6.

Ninguno de los Beatles sabía leer una partitura

“¿Clave de qué ..?” La verdad es que no es tan raro. Muchos músicos componen de oído porque nunca tuvieron clases o porque sencillamente no les interesa y escriben la música aunque no estrictamente en notación musical. Otros grandes que se suman a la lista: Jimi Hendrix, Luciano Pavarotti, B.B King, The Bee Gees, Pete Townshend y más . (Mire esta lista de 20 minutos, tiene mucha información interesante). 7.

Frank Sinatra le regaló a Marilyn Monroe un perro French Poodle que se llamaba ‘Mafia’

Al la izquierda el pequeño ‘Mafia’ mirando de cerca el juego de Marilyn, ¿no? ¿Y esto por qué nos interesa o qué rayos tiene que ver con la música? Los vínculos de Frank ‘La voz’ Sinatra con el bajo mundo de los gángsters no eran secreto para nadie, pero regalarle un animal con un nombre tan sugestivo a una figura tan relevante como Monroe , ya era burla. Además, el mítico cantante y la actriz estuvieron involucrados sentimentalmente. 8.

A Britney Spears le ofrecieron la canción Umbrella, la cual hizo famosa a Rihanna, pero su disquera la rechazó.

Dos días en la vida de la princesita del pop Debe estar arrepentida, porque Umbrella, grabada en el año 2007, hubiera sido la salvación en esa época negra de Spears, la misma en la que se tomó la foto de la derecha. ¿Y por qué la rechazó su disquera? Pensaron que no era apropiada para la cantante de Hit me Baby One More Time . Entre otras cosas, Umbrella está en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, de la revista Rolling Stones; recibió tres nominaciones a los Grammy de los cuales se llevó el de mejor canción de R&B, y estuvo entra las canciones más tocadas en la década de los 2000. 9.

La famosa canción de los Beatles ‘Yesterday’ se iba a llamar ‘Scrambled eggs’

Los Beatles desayunando huevos revueltos Una de las canciones más famosas de todos los tiempos, de la que se han grabado más de 2.200 covers y la que se ha tocado más de SIETE MILLONES DE VECES en el siglo XX comenzó como cualquier otra: con un título de trabajo. La compuso McCartney, y mientras trabajaba en la melodía la bautizó como le dio la gana. ‘Scrambled eggs’ (que quiere decir huevos revueltos). La primera parte de la canción hubiera sido Scrambled eggs/ oh my darling how I love your legs si Paul McCartney se hubiera dedicado de lleno a la marihuana . 10. mPete Townshend, guitarrista de The Who, ha roto más de 90 guitarras en toda su carrera. Esa era la número 33 Para los amantes de los instrumentos, esa es una imagen que debe doler. Sobretodo si se considera que entre esas 90 que rompió, se cuentan 23 Fender Stratocasters, 12 Gibson Les Pauls y 21 GIbson SG, cuyo precio varía entre 200 y más de 2000 dólares. Hagan las cuentas. Esta costumbre tan colorida de destruir instrumentos nació por allá en 1956, cuando un tipo de nombre Rockin ‘Rocky Rockwell decidió terminar una versión de Hound Dog de Elvis Presley rompiendo una guitarra en su rodilla.

12


LA MÚSICA RELIGIOSA PUEDE MEJORAR LA SALUD MENTAL DE LAS PERSONAS MAYORES Un estudio publicado en la edición digital de la revista 'The Gerontologist' ha revelado que las personas mayores que son amantes de la música religiosa tienen un menor riesgo de ansiedad asociado a la muerte y una mayor autoestima y satisfacción con su vida, especialmente los que escuchan música góspel.

El trabajo está liderado por expertos de diferentes universidades estadounidenses muestra además como estos beneficios son similares con independencia del sexo, la raza y el nivel socioeconómico de estos mayores.

"La religión es un recurso socio-emocional importante que se ha relacionado con mejores resultados en salud mental, que sin duda son deseables entre los adultos mayores de Estados Unidos", explican los autores.

Los datos del estudio provienen de dos encuestas realizadas en 2001 y 2004 sobre envejecimiento y tendencias religiosas en Estados Unidos, y los 1.024 participantes eran personas de más de 65 años de edad de raza blanca y negra, entre los que había cristianos practicantes, otros que lo habían sido e incluso quienes no mostraban ninguna orientación religiosa.

Se preguntó a los encuestados con qué frecuencia escuchaban tanto música religiosa como música gospel, en una escala que iba desde "nunca" a "varias veces al día", al tiempo que se midieron sus niveles de ansiedad provocada por una muerte cada vez más cercana, su autoestima y en qué medida creían que eran capaces de controlar sus fuerzas.

Así, vieron que los amantes de ambos estilos tenían menos ansiedad y una mayor autoestima y, en el caso de los amantes del gospel, también aumentaba la sensación de autocontrol.

13

Revista terminada  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you