Issuu on Google+

Portadores de amor

Asociación Española de Masaje Infantil

boletín informativo

n. 55 diciembre 2013


Asociación Española de Masaje Infantil

boleơn informaƟvo n. 55 diciembre 2013

sumario editorial 3 5 6 7 8 9 10 15 17 19 21 22 24

Noticias de la asociación Actividades y reflexiones de los educadores

Masaje InfanƟl en el colecƟvo de trabajadoras sexuales Masaje InfanƟl en un orfanato de Tarija (Bolivia) Espacios que fomentan la Tribu El momento Nos lo piden desde entonces Comunicándome con mis gemelas

Quién es quién Lupe Palau Fuster

Entrevistas Entrevista a Pilar Valdegrama

Artículos La conquista de la autonomía, el origen Un parto humanizado

Nuevos aspirantes a Educadores (CIMIs) Recomendaciones La Chiquitienda

L

a llegada del nuevo año es una excelente ocasión para hacer un resumen de lo que pasó estos meses, hacer planes y establecer nuestras metas para el nuevo año. Podríamos por ejemplo, ponernos a hacer un listado de aquellas películas que hemos visto, los libros que hemos leído, los conciertos o las obras de teatro a las que hemos asistido, o incluso los cursos con familias que hayamos realizado… y una vez concluida esa lista, seguramente nos daríamos cuenta de la cantidad de experiencias que generamos y en las que nos involucramos. A mí, en esta ocasión, me gustaría invitaros a hacer algo más que esa lista. Algunos de nosotros nos propondremos cosas tan peregrinas como hacer dieta tras la abundancia de los ricos manjares navideños. Yo os propongo LA DIETA DEL NUEVO AÑO, una dieta para nutrirnos de forma afectiva y efectiva. Una dieta a base de: Valorar el silencio necesario para acallar los ruidos de la mente y escuchar-nos. Practicar el silencio y la quietud para que no perdamos el tiempo pensando en lo que no tiene importancia. Y soñar, porque soñar es desear lo que tienes claro que quieres (dice mi hija). Cuando llenamos la agenda con la cantidad de cosas que nos proponemos, nos damos cuenta de la velocidad con la que vivimos las cosas y que además vamos quejándonos de que no nos da tiempo para nada. Mi propuesta es ir a otra velocidad, poner nuestros motores a ralentí, si es preciso, con el único objetivo de disfrutar cada microsegundo del día, alargando el tiempo lo que queramos, saboreando cada sonrisa que compartimos. Observar y agradecer cada detalle de nuestra rutina. La Vida es un regalo, y a mí me gustaría vivirla a otro ritmo. No sé dónde he leído que esta vida es un viaje. Viajemos, pues, a una velocidad que nos permita disfrutar del paisaje. Fina Rueda Educadora de masaje infanƟl y maestra Representante de AEMI en Andalucía Miembro de la Junta de AEMI

Listado de educadores

* Foto de portada cedida por Laura Dem Presidenta Anda Ak Afrika ONG

Edición y coordinación: Blanca Marơnez Santa-Cruz Diseño y Maquetación: villanidesign.com Impresión: Gràfiques San Sadurní D.L: B-27398-2004 AEMI (Asociación Española de Masaje Infantil) C/ Trafalgar 78, 1º 1ª, 08010 Barcelona Telf/Fax: +34 93 436 67 45 aemi@masajeinfantil.es boletin.aemi@masajeinfantil.es www.masajeinfantil.es Nota de la editora: Para facilitar la lectura, en los textos no siempre se hace diferenciación explícita de género y nos referiremos a los dos indistintamente.

2

Fina en un momento de la pasada Asamblea

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Noticias de la asociación L

a Asamblea en Valencia ha sido la confirmación de que es posible emprender y realizar juntos un proyecto común. Valoramos y agradecemos a los participantes y especialmente al equipo organizador, que con dedicación, profesionalidad y cariño, colaboró para que el encuentro AEMI 2013, fuera intenso, agradable y fructífero. Junta directiva de AEMI: PRESIDENTA - ELSA RODRIGUEZ VICEPRESIDENTA - PAQUI MONTILLA SECRETARIA - ANA FERNÁNDEZ TESORERA - PEPA PÉREZ Nuestra presidenta Elsa abriendo la Asamblea

VOCAL - AURIA DIHARSE VOCAL - SERAFINA RUEDA VOCAL - LORETO CIBANAL REP INTERNACIONAL - VERÒNICA COLOMÉ MIEMBRO HONORÍFICO - MERCÈ SIMÓN

Asociación Española de Masaje Infantil

Nueva Junta

Grupo organizador de la Asamblea en Valencia

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

3


Educadoras compartiendo durante la comida

Momento de la Asamblea

Ejercicio de Biodanza

4

Momento del concierto

boletĂ­n informativo n. 55 diciembre 2013


Actividades y reflexiones de los educadores Masaje InfanƟl en el colecƟvo de trabajadoras sexuales

Q

uisiera compartir mi experiencia como Aspirante a Educadora de masaje Infantil. Estos han sido mis pasos para llegar a realizar las prácticas en una Asociación humana y especial. La idea de llegar hasta allí surge a raíz de recibir la negativa a mi propuesta, de un centro sanitario público, al que ofrecí de forma altruista el curso de masaje infantil, por no ser trabajadora del centro y no tener pues, el seguro de responsabilidad civil en caso de algún posible accidente.

Me cuesƟono hasta qué punto el sistema burocráƟco y social en el que nos encontramos, impide que las personas que tenemos ganas de ofrecer avances en nuestra sociedad, en este caso de salud y crecimiento para un bebé y su familia, tengamos que rendirnos ante constantes negaƟvas… Las personas con riesgo de exclusión social son tantas, y más en estos momentos, que creí oportuna la idea de acercarme a ellas. Por suerte, esta vez las puertas se abrieron. Hace unos años tuve una gran experiencia, trabajando en una fundación que ofrece seguimiento, atención social, sanitaria, judicial… entre otras, al colectivo de trabajadoras sexuales. Allí me ofrecieron la oportunidad, me brindaron una sala y se encargaron de ofrecer el curso a madres con bebés (0-12meses). La experiencia fue con 5 mujeres africanas y sus bebés, donde la diferenciación cultural se hizo muy notable en diferentes aspectos y muy similar en otros. La crianza, las costumbres, hábitos, gestos, educación, ritos y mitos se mezclaron en aquellas sesiones impregnadas de atención y amor. Lo que podría haber sido una dificultad idiomática, se convirtió en un entendimiento de observación, gestos, de miradas de complicidad y cariño. Lo que podría haber sido una práctica de ‘incomprensión’, se convirtió en el uso de la misma con resultados que las

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

propias madres manifestaban sorprendidas. A través del tacto, las madres experimentaron un medio de comunicación que desconocían. A través del tacto, los bebés experimentaron un medio de proximidad y amor que supieron aprovechar. A través del tacto, la familia se vuelve a casa con un aprendizaje que puede seguir utilizando con grandes beneficios y resultados. Disminuyeron los llantos, mejoraron ciclos de sueño, se relajaron los cólicos, y lo más importante (y esto es una observación a nivel personal), el vínculo psicoafectivo de las madres con sus hijos, se potenció. Y una, se da cuenta, que al final en este mundo, seas lo que seas, tengas una vida

mejor, peor, más difícil, más fácil…. el amor, es el que mueve el mundo. Tod@s necesitamos dar y recibir amor, y el tacto es un gran medio por el que transmitirlo. Y es que el mundo del tacto es universal. Gracias a las chicas y a sus bebés, a la Fundación y sus colaboradoras por ofrecernos, a todas, la oportunidad. Sandra Sánchez Ortega Aspirante a Educadora de Masaje InfanƟl

5


Masaje InfanƟl en un orfanato de Tarija (Bolivia)

E

l pasado mes de junio, en Barcelona, realicé la formación para ser Educadora de Masaje Infantil. Del curso me gustó todo. La formadora por su profesionalidad, cercanía y amabilidad. La técnica del masaje por su calidez, sencillez y precisión. Las compañeras de curso por su entusiasmo y alegría. La filosofía y objetivos de IAIM por la coherencia de los mismos y el amplio abanico de posibilidades para llevarlos a cabo. Finalizados los estudios tuve la posibilidad de aplicar todo lo aprendido en un orfanato en Tarija (Bolivia). El departamento de Tarija está situado al sur de la República de Bolivia, limita al este con la República de Paraguay y al sur con la República de Argentina. El Hogar Sagrada Familia depende del Servicio Departamental de Gestión Social de Tarija. Este organismo es responsable del mantenimiento, de la infraestructura, alimentación, servicios básicos, ropa y sueldos del personal. Este hogar es el único centro dirigido por religiosas, en este caso las Hermanas Siervas de la Madre de Dios, congregación fundada en Polonia y presente en Tarija desde 1993. Están al cargo de cerca de ochenta residentes, entre bebés, niños, niñas y adolescentes que han ingresado por motivos de situación de riesgo, abandono u orfandad.

días a la semana. El segundo de mis objetivos era poner de relieve la importancia de la labor de las cuidadoras y potenciar su autoestima. Su trabajo es agotador en muchas ocasiones, pero deben ser conscientes y valorar que ellas son el nexo de unión entre los bebés y el mundo exterior y la forma en que estos niñ@s lo perciban en el futuro, dependerá en gran medida del trato que de ellas hayan recibido. Dejo Tarija con sentimientos encontrados; tristeza y alegría. Tristeza por constatar una vez más el gran número de pequeños que no cuenta con una familia propia que vele por su bienestar y les brinde todo el amor que merecen. Alegría y admiración por ver que siguen habiendo personas con capacidad y abnegación para dedicar su vida a mejorar la de los demás. A todas ellas mil gracias por esta experiencia tan enriquecedora al permitirme compartir su día a día. Y qué decir de los bebés y chiquitinos, Elito, Isabel, Vanessa, Ronald, Santiago, Lupe, Noé, Natalia……… ¡tan dulces, siempre tan ávidos de caricias! Expresar mis mejores deseos para su futuro y mi agradecimiento por las muestras de alegría y sonrisas con las que me recibían cada día y que guardo como un tesoro en mi memoria.

Las responsables de las edades comprendidas entre 0 y 3 años juntamente con las Hermanas, han decidido incorporar el masaje dentro de la ruƟna diaria cinco días a la semana

Montserrat Miró Tutuach Educadora de Masaje InfanƟl

El Hogar Sagrada Familia es un centro alegre, luminoso y limpio, donde los niños son cuidados las 24 horas con esmero, cariño y con una alta implicación y esfuerzo de su personal pues sería necesario incrementar el número de cuidadoras, pero el presupuesto económico no lo permite. Durante 15 días he tenido la suerte de dar a conocer el Masaje Infantil a las personas responsables de los bebés y niñ@s del centro, incluidas la fisioterapeuta y la pediatra, mediante los talleres realizados, abarcando la franja de edad de 0 a 6 años. Uno de estos pequeños, deficiente visual y dos niñas con discapacidad intelectual y física. Las Hermanas me han ofrecido toda clase de facilidades para llevarlos a cabo y el personal, que no conocía esta técnica, ha participado con muchas ganas e ilusión pues han comprendido los grandes beneficios que puede reportar el Masaje Infantil. Tanto es así que las responsables de las edades comprendidas entre 0 y 3 años juntamente con las Hermanas, han decidido incorporar el masaje dentro de la rutina diaria cinco

6

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Espacios que fomentan la Tribu “Ahora con el frío, tiramos mucho de canguro...”. La mamá de Lucas no se refiere a que con el mal tiempo dejen más que antes a su pequeño al cuidado de otra persona: quedan a menudo con otras familias en El Canguro Verde, donde toman algo a resguardo (“papillas y café”, dice su nombre); además es un espacio pensado para que los peques se diviertan jugando. Los sillones y sofás estampados sustituyen a las tradicionales sillas, los aseos están “adaptados” para niños/as, hay parking de carritos y sitio de sobra para tirarse por el suelo, pintar paredes (pizarra) y muchas propuestas para compartir grandes y pequeños/as. Aquí los padres no sienten que sus hijos/as “molestan”, bien al contrario: son partícipes y protagonistas de charlas, talleres y un montón de actividades que aúnan ocio y educación, entretenimiento, aprendizaje y mucho de hacer “tribu”, encontrarse y conocer a gente en modo “crianza ON”. Siguiendo el ejemplo del “Canguro” (que abrió en 2011), en los últimos años han ido surgiendo en Valencia proyectos como Mamushka (L’Eliana, con su agradable y amplia terraza), Que viene el lobo, Érase una vez,... Es una moda global que responde a una clara necesidad actual. Espacios para ir con los peques, donde no sentir que molestan, momentos para disfrutar juntos, ya que además de la cafetería normalmente tienen salas independientes para talleres específicos. Como educadora me parece interesante destacar que en la filosofía de estos espacios suele estar el fomentar el ocio creativo y la colaboración de profesionales relacionados con la educación y la crianza. Por ejemplo El Canguro Verde ya ha realizado durante dos años las Jornadas de Maternidad Creativa (con muchas charlas y talleres, también de masaje infantil) y han repetido colaboración en la “movida” de Ruzafa Loves Kids (que durante toda una semana inunda el barrio de actividades en familia). En Mamushka también se esmeran con la programación y hace poco me invitaron a dar una charla de masaje infantil. Os animo pues a buscar y contactar con espacios así para charlas e incluso talleres; un escaparate ideal para que el masaje infantil llegue a un público ya bastante predispuesto y también buen ambiente para disfrutar con nuestros/as peques! Links: Canguro Verde: https://www.facebook.com/canguroverde Mamushka Leliana: https://www.facebook.com/mamushkaleliana Ruzafa Loves Kids: http://cargocollective.com/ruzafaloveskids

Edurne García Educadora de masaje infanƟl

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

7


El momento

S

egún mi experiencia, una de las cosas más importantes es encontrar EL momento para hacerle un masaje a mi hijo. Una vez encontrado el mejor momento, en mi caso, por la mañana, es importante repetirlo todos los días. Hay que integrar el masaje como un ritual cotidiano. Así EL momento poco a poco se transforma en un momento mágico. Cada vez mi hijo y yo lo disfrutamos más.

Stefanie

Nos lo piden desde entonces

N

uestra experiencia con el masaje infantil empezó hace 3 años. Descubrimos por azar qué era el masaje infantil y nos lanzamos sin pensarlo a un curso cuando Edgar, nuestro hijo, tenía 2 meses. Y nos encantó. ¡Podíamos comunicarnos con él y él lo disfrutaba tanto! Era un bebé muy plácido... y a menudo se quedaba dormidito. Con nuestro segundo hijo, el masaje fue ya una evidencia: tuvo muchos cólicos, era un bebé más inquieto y bastante lloroncito. Y los masajes le apaciguaban y le calmaban los cólicos. Y ahora, los dos lo piden. Cada uno a su manera y con sus medios (el habla o los signos) nos piden masajitos: de los pies, de la tripa, con aceite... Un momento en familia extraordinario. Gracias a todas vosotras. Mar

Comunicándome con mis gemelas

A

través del masaje he descubierto comunicarme con mis bebés, estar también ha sido un descubrimiento tiempo exclusivo con cada una pues tengo aprecio mucho.

una forma de más receptiva y poder pasar un gemelas, lo cual

Marta Muñoz

8

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Quién es quién Lupe Palau Fuster

M

i nombre es Lupe Palau Fuster. Nací en Benicarló, en la provincia de Castellón.

Considero que la vida me ha dado infinidad de regalos, y uno en particular poco habitual: tener 10 hermanos. Desde muy pequeña me sentí una privilegiada por mi gran familia, (¡gracias, mamá y papá!) y al ser además la última de todos los hermanos, muy pronto llegaron los sobrinos -otro regalo- y con ellos las primeras experiencias con bebés, su mirada penetrante, su llanto, su risa, y los cambios que producían a su alrededor… la familia se transformaba, mis hermanas, mis cuñadas se estrenaban como madres, con sus ratos de plenitud y también de agobio. No llegaban a todo… Y, como yo era jovencita y no tenía grandes obligaciones era la encargada de echarles una mano. Una especie de minidoula inexperta pero entusiasta, que estaba presente desde los primeros días en la clínica y luego, en el día a día. Y me enamoré de los bebés, y de la maternidad, aunque en ese momento no era del todo consciente. Cuando, poco tiempo después, elegí estudiar medicina, en lugar de psicología, que era desde siempre mi proyecto, ni yo misma entendí muy bien mi decisión, y ni mucho menos si era acertada. No sabía si llegaría a ser obstetra, psiquiatra, oncóloga… pero lo que sí tenía claro era el deseo de “acompañar” a esas personas en su enfermedad o en su proceso vital. Me preocupaba mucho qué les estaba pasando por dentro, en su corazoncito, sobre todo

cuando haciendo prácticas en el hospital notaba como los pacientes eran “números de habitación” (“ve al “18-ventana” y hazle una glucemia…”) o simples “casos clínicos” (esto es una “fractura de fémur” o esto es una “hepatitis”…).

Al terminar la carrera de medicina tenía muchas dudas sobre mi auténƟco rol, pero me seguía atrayendo muchísimo el mundo materno-infanƟl, y decidí ser pediatra. Durante los cuatro años de especialidad, además nació mi propia familia. Me casé con Vicente, mi gran compañero, y nació Sara. Y fue ahí dónde se produjo la explosión. Al ver los ojos de mi hijita traspasándome, su frente arrugadita y senƟrme inundada de amor, y para siempre unida a ella, tuve claro que quería estar al lado de las madres y sus bebés, y, en la medida de lo posible, contribuir a que a todas las madres les pasara lo que a mí. En ese momento desconocía la palabra vínculo, el papel de la oxitocina, del contacto piel con piel, la importancia del TACTO… desconocía tantas cosas, pero sentía que aquello era muy valioso, y había que cuidarlo y compartirlo, pero ¿cómo? Mi pasión fue a partir de ese momento, ya de forma consciente, el mundo de la maternidad, y

en particular, el de la lactancia, que junto a mi hija había descubierto. El tiempo fue pasando y nacieron después dos varones: primero Pau y después Àngel, y los tres me fueron llevando de la mano por terrenos desconocidos para mí, que no me habían explicado durante los años de formación académica: las dudas, los sentimientos contradictorios, las maravillas, los miedos… fui descubriendo lo mejor y lo peor de mi misma… vivencias muy intensas, pero siempre atemperadas por mi compañero, Vicent, con su gran sentido del humor y su carácter apacible. Al mismo tiempo, en mi día a día en la consulta de pediatra, iba aprendiendo de las madres, de los bebés, de las familias, y tenía cada vez más la sensación de que recibía mucho más de lo que daba, y que los expertos eran realmente ellos, que mi función era escuchar, acompañar, cuidar… más que prescribir, recomendar o aconsejar. Y, cuando, tras varios años, en 2006 (aproximadamente la época de la foto que acompaña mi presentación) decidí darle un giro a mi vida profesional, y pasar de ser pediatra de atención primaria, a llevar una consulta de lactancia, de repente, casi por casualidad, una compañera del centro de salud me habló del Masaje Infantil, y pensé que podría ser una buena opción que ofrecer a las madres que acudieran al centro privado dónde había instalado la consulta. Así que cuando me sumergí en el curso de educadora, de la mano de Mercè, y desde el primer momento quedó claro quién era el guía y los expertos, sentí que por fin todo cobraba sentido, tanto en mi vida familiar como profesional. Se cerró el círculo. Ahí estaba el Tacto, el Amor, los Vínculos, el lenguaje del cuerpo, del alma…y por fin, una forma maravillosa de compartirlo: los cursos de masaje infantil: otro REGALO. ¡Gracias!

Lupe Palau Fuster Educadora de Masaje InfanƟl. Pediatra especializada en lactancia. Encargada de atender las dudas de los Educadores y Educadoras de AEMI remiƟdas al correo: cuesƟonesmedicas.aemi@masajeinfanƟl.es

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

9


Entrevistas Entrevista a Pilar Valdegrama

P

ilar Valdegrama, licenciada en psicología, es autora de dos libros: “Así somos los niños” y “Así crecemos los niños”. Es madre de tres hijos, y durante muchos años ha trabajado en contacto con el mundo infantil. Ha sido directora de un centro de estimulación precoz y ha impartido cursos de atención psicológica y cuidados del niño, en el módulo de madres de un centro penitenciario. Actualmente trabaja en la escuelita “Jugar y Sentir”, que fundó junto con su hija Laura, en Tres Cantos, Madrid, e imparte cursos a p/madres sobre temas relacionados con la educación de sus hijo/as. Entrevista realizada por Mercè Simón

Pilar tuvo la amabilidad de recibirnos, enseñarnos la escuelita y compartir con nosotras unos momentos de tertulia muy enriquecedores. Es una mujer abierta, sencilla, con experiencia, y como podréis deducir de sus palabras, ama a los niños y niñas, y confía en ello/as. Pilar, ¿Qué te animó a escribir los libros? Fue a través de una persona que conocía y que tenía una editorial. Un día charlado con ella le conté sobre mi trabajo y me dijo -si llevas tantos años trabajando con niño/as, habrás escrito algo -le dije que no, que creía que sobre este tema ya había mucho escrito. Entonces me comentó que estaba interesada en publicar un libro que no fuera técnico, ya que creía que a muchos p/madres les interesaría acceder, de una manera sencilla y cercana, a lo principal de cada etapa evolutiva de sus hijo/as, y que por lo que habíamos hablado y por mi experiencia, yo era la persona adecuada. Después de esta conversación yo iba un día conduciendo y empezaron a surgirme un montón de ideas. Recordé que cuando las madres me preguntan cómo he hecho con mis hijo/as con todo lo que he estudiado, les respondo que principalmente he sido madre y que he metido la pata un montón de veces, con ellos no he sido ni soy psicóloga ni maestra. Accedí pues a escribir sobre mi propia, experiencia y de una forma muy vivencial. Pensé que podría ser una idea

10

interesante darle voz al niño/a y así fue como nacieron los libros. Se dio justo en un momento en que a nivel profesional estaba en dique seco, porque acabaron unos cursos que daba en el módulo infantil de un centro de formación en Alcobendas y durante un año no iban a haber más. Como en ese momento no tenía otro trabajo, me dediqué a escribir. Estuve un año dando forma a estos libros, recopilando lo que yo había aprendido con los niños.

Pretendía transmiƟr que lo principal para conectar con una criatura es conectar con su ser, cuando es tu ser quien se pone en contacto con el del niño/a, se crea una magia donde ya no entra lo racional, conectas en su mundo, a través del tacto, la mirada, la voz, y tantas cosas… “Así somos los niños”, se hace interesante porque empieza en el útero y poniéndole voz al niño/a. ¿En qué te basaste, cómo te inspiraste para ello? Pues en principio en mí misma. Yo tuve que pasar una operación para poder quedarme embarazada. Cuando lo conseguí, como mis embarazos eran tan deseados, surgió una comunicación tan increíble a todo nivel,

que lo que intenté fue transmitirles mis sentimientos a mis hijos cuando estaban todavía dentro de mí. Hablaba con ellos y estaba convencida de que lo que me llegaba eran sus respuestas. También pasé por un proceso terapéutico llamado anatheoresis, en el que se hace una regresión, no a través de la hipnosis, sino de un estado de relajación en el que se entra en ondas theta, con las que funciona solamente el hemisferio derecho. En ese estado yo viví todo lo que sentí cuando estaba dentro de mi madre. O sea que por un lado tuve información de mi vivencia como madre, y por otra, en la terapia, la de mi propia gestación. Como madre tuve también la experiencia de comunicarme con mi hijo que venía de nalgas y parece que le convencí, porque empezó a girar hasta que se dio la vuelta. Durante la terapia a mi me llegaron los sentimientos de mi madre, por sus circunstancias ella tuvo muchos miedos, y yo los viví porque todo queda grabado a nivel celular. También viví cómo fue mi nacimiento. Mis libros se basan en datos de las dos vivencias, como madre y como hija. En el libro “Así crecemos los niños” hablas también del papel del padre. Sí, porque para mí el papel del padre es fundamental. Puede también comunicarse con su hijo/a cuando todavía está en el

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


útero. Su voz completa la parte femenina, como el yin y el yang, y le transmite la unión de la familia. Cuando el bebé ya ha nacido, su papel es de sostenedor de la madre, para que ella pueda entregarse al hijo/a, especialmente en los primeros momentos y durante la lactancia.

entonces la tensión desaparece. Lo que pasa es que vivimos en una sociedad donde llorar está mal visto.

El bebé tiene los sentidos muy despiertos, después de nacer, puede distinguir el olor de su mamá, de su leche y las voces que le son familiares. Esto le da seguridad para situarse en el mundo, por eso es importante la manera en que le sostenemos, cómo le hablamos y cómo le miramos.

Sí, porque incluso puede sentirse culpable, como si su propio niño o niña interior no pudiera escuchar ese llanto que no fue aceptado y contenido en su momento. Por eso creo que quienes atienden a niños y niñas deberían trabajarse interiormente, debería ser uno de los requisitos básicos. Cuando escucho conversaciones de adultos con niño/as, en lugar de que el adulto como tal, reconduzca el conflicto, muchas veces veo que lo que se establece es una lucha de poder. Si trabajas con una computadora y te enfadas, no es grave pues es una máquina, pero con los niño/as es muy diferente.

En “Así somos los niños” hay una frase que dice -Todos somos diferentes y no vale el mismo modelo- ¿Quieres decir que no hay recetas? Es lo que intento transmitir en mis libros, no son un manual donde encontrar lo que se tiene que hacer. Cada papá y mamá si escucha a su bebé desde el corazón, sabrá qué le está diciendo su hijo/a, a través de sus ojitos, carita, gestos... También es bueno, poner nombre a lo que sienten y aunque todavía no tienen comprensión como un adulto, saben que les entendemos. Eso me lleva a otra parte del libro que dice -Cuando se expresan los sentimientos y se aceptan, pierden el poder de hacer daño y liberan la tensión que generan-. Exactamente, porque los niño/as se sienten mal cuando no saben lo que está pasando. Si el adulto lo nombra y les ofrece unos brazos cariñosos que les dan soporte, ello/ as sienten que su llanto, que es la expresión de una emoción contenida, es aceptado,

¿Tú crees que las posibles vivencias del adulto, sobre su llanto infantil no escuchado, influyen en su capacidad de escuchar y aceptar el llanto?

Me parece interesante esa parte del libro que trata de las emociones, que nos invita a ponernos en lugar del niño/a, a ser conscientes de sus capacidades, y a relacionarnos desde la comprensión y no desde la prepotencia Es una nueva consciencia que, de alguna manera está promovida por los mismos niño/ as, es como si nos dijeran que las formas de educación convencionales ya no valen, sus ojos están pidiendo otra cosa. Cuando son más mayores y ya controlan el lenguaje, es mucho más claro. Parece que los niño/as se estén sublevando, pidiendo de alguna manera que cambie la forma de educar, y nos quisieran decir: -motívame, porque si no

ya no te voy a escuchar-. Yo creo que eso es muy interesante. Desde el Masaje Infantil, decimos que la piel es lo más profundo y que desde allí se llega a la intimidad de los niño/as ¿cómo lo ves? Yo creo que el tacto es el lenguaje con el que podemos comunicarnos con los bebés y los niño/as que todavía no tienen una comunicación verbal y racional. Solamente con el contacto de la mano hay una transmisión de energía increíble. Simplemente con tocarles ya sienten lo que está pasando, porque en esos momentos lo que tienen más activa es la parte sensorial. Sin el sentido del tacto no podríamos vivir, es la parte que nos comunica lo que está pasando fuera. Es increíble como los niño/as lo sienten solo con la forma en que les tocas, les acaricias, o les sostienes en brazos. Ahí ya estamos estableciendo una relación. Pasa lo mismo con el tono de voz, un grito es como una bofetada, una violencia, es como si se zarandeara todo su ser. En la escuelita utilizamos mucho las caricias y una forma de contacto amable para ofrecer consuelo y me fascina como ello/as aprenden esta actitud. Te explico un ejemplo, solemos cantar una canción mientras nos acariciamos la espalda, “Libélula lila, libélula azul, libélula violeta, eres muy coqueta” y de la espalda llegamos hasta los bracitos. Los niño/as lo han aprendido y sin hablar, unos a otros se dan ese masaje, es increíble. Están aprendiendo otra forma de comunicación. Cuando llegan se abrazan y cuando un niño/a llora, se le acercan, le acarician, le

Sienten que su llanto, que es la expresión de una emoción contenida, es aceptado, entonces la tensión desaparece

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

11


Otra cosa que me gustaría preguntarte es de lo que hablas en tu libro “Así somos los niños” sobre la música y las matemáticas. Bueno esta es una incorporación de mi hija, que viene del campo de la música. La música desarrolla la capacidad de atención, concentración y sentido del orden y por eso está relacionada con la asimilación posterior de las matemáticas. Esto sucede de forma más clara aún con los instrumentos de cuerda. Además ambas disciplinas (música y matemáticas) comparten zonas en el cerebro. Lo que también es curioso es cómo los niño/as eligen las músicas. Aquí cada niño tiene una canción, una melodía, o un sonido, que es su favorito y nos lo piden. Hay un niño en la escuelita que es bastante explosivo y ya hemos descubierto que con una melodía concreta, que además es preciosa, se relaja. ¿No conocía esa música de haberla oído en su casa? por ejemplo.

Parece que los niño/as se estén sublevando, pidiendo de alguna manera que cambie la forma de educar, y nos quisieran decir: -moơvame, porque si no ya no te voy a escucharYo creo que eso es muy interesante consuelan, le dan la manita, o simplemente se sientan a su lado. ¿Qué edades tienen? Pues alrededor del año y medio. Lo que hacen es repetir lo que hacemos nosotras con ello/as. Muchas veces no es necesario hablar, nuestra primera respuesta a su llanto es sentarnos a su lado, mirarles y luego hablarles sobre lo que ha pasado, creo que esta primera contención es muy importante. Eso es también lo que queremos hacer llegar a los p/madres en nuestros cursos. Es muy bonito ver como desde diferentes ámbitos estamos diciendo lo mismo. Debe de ser un momento especial. Sí que lo es, por eso están habiendo propuestas muy buenas a nivel educativo y pedagógico. Como ya he dicho antes, creo que está promovido por los propios niño/as que demandan con urgencia un cambio en la educación a muchos niveles.

12

No, lo preguntamos a los p/madres y dijeron que no se la habían cantado nunca. Aunque aún no sabe hablar, se hace entender y la pide. Entonces se ríe, baila, se pone muy contento. Otra cosa que quisiera resaltar de ese mismo libro, es que hablas del retraimiento, de la sumisión y de la agresividad. Querrías explicárnoslo un poco. Cuando algún niño no puede desarrollar la autoestima es porque crece inseguro, porque no ha sentido amor, ni respeto y porque no ha sido aceptado. Todo eso va minando su autoestima y llega a no quererse. En el libro puse algunos ejemplos de cómo podemos detectar que un niño/a tiene una baja autoestima. Podemos ver niño/as sumisos, que van creciendo a la sombra de otro que es quien les dirige y le dice lo que tiene que hacer. La agresividad, es otra manifestación, muestra el miedo que hay en realidad y

opta por atacar antes de que le ataquen. Son niños que están siempre enfadados, con el mundo, con quienes se acercan, y la forma de expresarlo es agrediendo. Otra manifestación es ejerciendo de niños modelo, pero éstos lo que hacen es reflejar lo que los p/madres han querido que sean. Cada vez que han intentado ser como son, se han sentido no queridos, incluso a veces se les ha verbalizado, o utilizado algún tipo de chantaje para que hagan lo que los p/madres desean. Estos niño/as han renunciado a su propia esencia, haciendo lo que se les pide para que los p/madres les quieran. Pagan un precio muy alto. A mí me encanta que los niño/as tengan su propia espontaneidad y muestren que son ellos y ellas mismas, que no están domesticados. El que el niño/a adopte alguna de estas manifestaciones, es aleatorio, u obedece a alguna manera de ser. Hay niño/as que ante la misma situación pueden reaccionar de formas distintas, puede ser por imitación de lo que han visto en casa, o, en el caso del retraimiento, porque sienten tanto miedo que no son capaces de mostrar como son realmente. Lo que es importante es poderlo detectar y tratar de solucionarlo antes de que se afinque en su personalidad. Tuvimos una niña que venía de otra escuela, y cuando le decía algo que ella interpretaba como que alguna cosa no había hecho bien, rápidamente decía “a pensar, a pensar” y ella misma se ponía de cara a la pared. También se pasaba el día riñendo a los muñecos. Era una edad temprana y todavía se pudo modificar esta información. Hay un cuentito muy bonito que explicas en el libro, del roble y el búho. Como que tiene un bonito mensaje, y seguramente a los lectores les gustará conocerlo, lo publicamos al final de la entrevista ¿te parece bien?

Estos niño/as han renunciado a su propia esencia, haciendo lo que se les pide para que los p/madres les quieran. Pagan un precio muy alto

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Hablas también de la tolerancia y la intolerancia. Dices esta frase “La intolerancia solamente ante la violencia y la injusticia”. Por supuesto, y es cuestión de aprender, desde pequeños, a tolerar que el otro sea como es, no tenemos por qué pensar igual ni hacer las cosas de la misma manera, pero sí mostrar una intolerancia clara hacia la injusticia -no voy a permitir que me hagas daño-. Ahí entra la dignidad y eso lo aprenden desde muy pequeño/as, les enseñamos a decir rotundamente NO cuando uno agrede a otro. Está muy bien. Pienso que eso puede evitar el desgraciadamente conocido “bullying”, que podría ser consecuencia de alguna de estas manifestaciones de las que has hablado ¿verdad?

Por mucho que se riegue una planta no va a crecer más deprisa y que si riega demasiado lo que se puede pasar es que se ahogue Me parece muy bien. El cuento lo que muestra es que cada uno tenemos una misión que cumplir, y que no se deben de hacer comparaciones. De esto hablo mucho con los p/madres, sobre todo cuando hay hermanos. Cada uno tiene su propio ritmo evolutivo y algo especial para hacer en su vida. La comparación es tremenda, si vives con ella siempre vas a querer ser como otro y sentir la terrible insatisfacción de no lograr lo que deseas, además de la creencia de que siempre va a haber alguien mejor que tú. No es cuestión de ganar, lo importante es lo que tienes tú, todo eso que te hace especial. Lo primero es aceptarte a ti mismo/a, de lo contrario lo que se hace es buscar la aceptación fuera y ahí solo se encuentra seguridad en la medida en que te sientes aceptado por los demás. ¿No crees que esto es algo bastante común? Sí, claro, por eso hablaba antes de la importancia de hacer un trabajo personal para sanarlo y a la vez ahorrar a otras generaciones pasar por lo mismo.

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

Exacto, es como una distribución de papeles, en la que cada uno coge el que siente que es más capaz de interpretar. Somos conscientes de que en estas primeras edades la agresividad está ahí, están las relaciones objetales, consideran al otro como un objeto y no tienen todavía la sensación de que hacen daño, pero hay que ir introduciendo el respeto hacia los demás. ¿Tú crees que la agresividad es hasta cierto punto, natural? Hay niño/as que son más propensos que otros, los hay que no muestran ningún comportamiento agresivo y otros que se descargan emocionalmente hacia fuera y hacia el otro. Creo que tienen que ver muchísimos factores, pero ahí estamos los adultos para poner el límite. Cuando vamos a la sala de psicomotricidad, les decimos que podemos jugar a lo que queramos y movernos como queramos, solamente hay dos cosas que no podemos hacer, molestar, o hacer daño, y destruir algo que ha construido otro. El adulto es el que tiene que estar presente para poner el límite y a la vez los niño/as sienten que ese adulto les va a proteger y les dará apoyo si lo necesitan. Si sucede, invitamos al agresor a que observe la expresión del agredido, que vea que está triste y que no le gusta. Yo he ido decir a los niños cosas como: si te pegan, pégales tú también Cierto, a veces reciben de los adultos el mensaje de que si les pegan se defiendan agrediendo y es cuando reciben mensajes contradictorios. Por eso intentamos hacer este trabajo también con los p/madres y hablar de ello para ver la manera de cómo enfocar los conflictos. Creemos que este tipo

de debates y orientaciones crean puntos de reflexión. Hay en nuestra mente todavía muchas frases que se han ido transmitiendo y que son obsoletas, como la de “no le cojas tanto que se va a mal acostumbrar”. Es importante que se escuchen otras cosas y luego cada uno actúe como crea mejor. Hay tantas formas de actuar como p/madres y cada uno se tiene que posicionar. En mis libros transmito lo que la experiencia me ha enseñado y en lo que me ha ido dando la razón. No creo en el castigo, intento transmitir otros recursos. Les explico que se pongan en la piel del niño/a, que traten de recordar lo que sentían como niño/as, para que no quede ahí el poso y responder luego de una manera parecida. A los niño/as que hemos podido seguir un poco en el tiempo, hemos comprobado que tienen una inteligencia emocional bien desarrollada y que tienen capacidad para resolver conflictos y para hablar de las emociones. ¿Algunos consejos? Con los niño/as no se puede tener todo previsto ni controlado, no hay ningún día igual. A veces tienes pensado hacer algo y cuando los ves, te das cuenta de que ese día es mejor no hacerlo. Eso me encanta, te das cuenta que son ello/as quienes van guiando.

Solo Ɵenes que confiar y estar segura de que saldrá bien, que puede ser un buen día incluso si no se hace lo que tenías previsto. Si no sale bien siempre Ɵenes la posibilidad de reflexionar y recƟficar. Otra cosa que mencionas en los libros es la paciencia, lo que cuesta saber esperar, queremos resultados rápidos. Creo que eso es producto de la propia competitividad, que transmitimos a los niño/as, lo sienten, lo huelen a su alrededor. Hay prisa para el control de esfínteres, para aprender las letras, escribir…. Si contemplamos la naturaleza, veremos que, por mucho que se riegue una planta no va a crecer más deprisa y que si riega demasiado lo que se puede pasar es que se ahogue. Hay una prisa excesiva en que en estos primeros años conceptualicen mucho y conseguimos que a los dos años identifiquen colores y números. Los niño/as aprenden todo, pero relacionar una palabra con una imagen no es aprender, necesitan lo sensorial para aprender de verdad, no hay que programar

13


Lo primero es aceptarte a Ɵ mismo/a, de lo contrario lo que se hace es buscar la aceptación fuera y ahí solo se encuentra seguridad en la medida en que te sientes aceptado por los demás.

nada, solo seguirles, cada uno dirá lo que puede y quiere hacer, no tenemos que estar todo el tiempo interviniendo. Luego no saben jugar solos y están pendientes de que el adulto les diga lo que tienen que hacer. Lo mejor es escuchar qué necesitan, qué les va a ir mejor, y que desde ahí sean los propios niño/as los que marquen el camino. Si los escuchamos será todo más fácil. ¿Crees que los grupos de apoyo desde diferentes etapas, como en el embarazo, el parto, la crianza, la educación y la pedagogía, pueden ayudar? Mucho y ayuda a todo/as . El trabajo con los pequeños, cuando lo vives con consciencia es tan bonito y enriquecedor, que recibes un aprendizaje valioso, más que el que puedes encontrar en los libros. Los niños se deleitan con cosas que a los adultos nos pasan desapercibidas, me han hecho reflexionar muchísimo. Observarles es como una gran meditación. No solemos confiar en los niño/as, pero como tú misma decías, son capaces por sí mismos de respetar el huertecito que tenéis ahí fuera. Es cierto y en eso influye el que sientan que se les trata con respeto, con amor y que se confía en ello/as. También son capaces de hacer cosas sorprendentes, me acuerdo de que uno de los niños más mayores que vienen a la escuela, ha cumplido los 3 años, tuvo un detalle que me encantó, vio que una niña lloraba, se acercó a ella y le dijo, mira Adriana, te voy a contar un cuento. ¡Me pareció tan bonito! La niña dejó de llorar y le miraba atentamente mientras el niño le contaba el cuento. La niña no necesitó su objeto de apego para calmarse, porque se sintió acompañada

El roble que descubrió su corazón Había una vez, algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos eran felices y estaban satisfechos. Todo era alegría en el jardín, excepto por un árbol profundamente triste. El pobre tenía un problema: No sabía quién era, ni para qué estaba ahí. “Lo que te falta es concentración”, le decía el manzano. “Si realmente lo intentas, podrías tener sabrosas manzanas. ¿Ves qué fácil es?” Y le enseñaba sus atractivas manzanas. “No lo escuches”, le exigía el rosal. “Es más sencillo tener rosas ¿Ves que bellas son?”. “Pero mis naranjas son más sabrosas”, añadía el naranjo. Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado. Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó: “No te preocupes, tu problema no es tan raro, ni tan grave. Es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. Yo te daré la solución: No dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas... Sé tú mismo, conócete, y para lograrlo, escucha tu voz interior”. Y dicho esto, el búho desapareció. “¿Mi voz interior...? ¿Ser yo mismo...? ¿Conocerme...?” Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto, comprendió... Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole: “Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso. Dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje... Tienes una misión. ¡Cúmplela!”. Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado. Así, pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Y sólo entonces el jardín completo fue plenamente feliz. En la vida, todos tenemos un destino que cumplir, un espacio que llenar... ¡Qué lástima que a veces vamos por el mundo tratando de ser lo que otros quieren que seamos, aun cuando esto signifique nuestra infelicidad...! de ti y espero que a los lectores y lectoras de nuestro boletín les haya gustado conocerte.

Es una bonita lección de amor y un buen final para esta entrevista. Muchas gracias Pilar, he aprendido mucho

14

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Artículos La conquista de la autonomía, el origen

E

l bebé humano, es de las pocas crías de mamíferos que nada más nacer depende totalmente de su madre y padre para sobrevivir. Biológicamente, sabemos que nace inmaduro, cada uno de sus sistemas en el momento de llegar a este mundo, no están totalmente desarrollados… y, por tanto, en sus primeros meses de vida, requiere del establecimiento de un vínculo de dependencia con su mamá y su papá. Además, en sus inicios, el cerebro del bebé se rige por el llamado cerebro reptiliano, es decir, el cerebro más rudimentario heredado de nuestros antepasados, donde su principal fin es cubrir y satisfacer todas las necesidades básicas (alimento, cobijo…). Pero si la esencia de la especie humana es la conquista de la autonomía, ¿por qué nacemos tan dependientes de nuestros padres, por qué biológicamente debemos pasar por este estadio de dependencia para después comenzar a conquistar la autonomía?...y si es así; ¿Dónde comienza esa autonomía? ¿De qué manera influye su conquista en el desarrollo del bebé?, ¿Qué relación tiene la actividad motriz con la autonomía y el desarrollo sano del bebé?, ¿Por qué fases debe pasar el bebé para que esta construcción de sí mismo sea posible?

entre el placer y el displacer es un fin en sí mismo en el desarrollo evolutivo. Por tanto, su unidad como individuo depende de esta interacción con la madre (o persona que ejerza función maternalWinnicott). Y es en ese proceso de interacción y construcción-reafirmación de esa unidad madre-hijo por la cual el niño experimenta la continuidad de su existencia. Lo que nos lleva a pensar que sin interacción, sin contacto, sin interrelación entre madre-bebé, el niño “deja de existir” como individuo, apagándose cual flor marchita. Así pues, el vínculo materno, establece la Unidad del niño. Lo que viene a plantear que la estructuración interna a nivel psicológico, emocional, físico, y demás del bebé es indisociable de la unidad de la madre. Pero lo llamativo, es que también se incluye en

esa vinculación dependencia-necesidad a la propia madre, llamándolo unidad dual (donde ambos se necesitan y se complementan). Por tanto, podríamos afirmar que las mamás necesitan esta vinculación para desarrollar sus instintos naturales como madres. Y vivir sana y plenamente su propio sentir maternante. Otro término interesante planteado en el libro, que resulta de gran utilidad para comprender el desarrollo psico-emocional de los niños en ese primer año de vida, es el concepto de conductas arcaicas; son las conductas que el niño manifiesta en sus primeras experiencias corporales cuando es un bebé; las cuales, muchas veces, se manifiestan en muchos niños mayores, indicándonos que pudieran querer demostrar con ese retroceso evolutivo, carencias en su desarrollo). Y vinculando estas conductas

Para intentar resolver estas preguntas “analizaré” la información que nos ofrece el libro de Bernard Aucouturier y Gérard Mendel, titulado ¿Por qué los niños y las niñas se mueven tanto? Según parece, los bebés y la construcción de sí mismos están determinados por un calendario biológico que lo impulsan al contacto con el exterior, a la interacción, con todo lo que le rodea. Para poder construirse a sí mismos, y alcanzar esa unidad de sí mismos, los bebés, necesitan interiorizar las experiencias corporales que viven cuando se relacionan con su mamá (la mamá es el primer adulto de referencia para el bebé, vínculo establecido desde el propio vientre materno), por tanto, como primer vínculo, deben ser fuente de placer (experiencias positivas). Intercaladas éstas por algunas sensaciones de displacer, que también ejercen su función, pues no debemos olvidar que, alcanzar el equilibrio

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

15


a la idea de la unidad dual (mamá-bebé) se argumenta que los bebés debido a su inmadurez inicial en todas las áreas, entre ellas la psicológica, vivencia constantemente sensaciones de inestabilidad y pérdida del cuerpo (displacer). Su falta de experiencia corporal, le devuelve un feedback de inestabilidad, de pérdida de su cuerpo. El cual, si permanece durante mucho tiempo expuesto a dicha inestabilidad, podría provocar dificultades en el establecimiento y asentamiento de su psique en la primera infancia. Por tanto tal y como señala también Winnicott, son las llamadas angustias primitivas, las que impulsan al bebé de forma instintiva a necesitar ese contacto con su madre (dependencia física-emocional) para calmar esas sensaciones. Algunas de las angustias arcaicas que se nombran en el libro son; las angustias de caída (miedo que se calma al ser trasportado, cogido, tocado), angustia de disolución (miedo a perder límites, se calma al ser transportado y tocado por su mamá). Pero ¿cómo saber equilibrar la respuesta a las demandas del bebé? Lo sabremos estableciendo un diálogo tónico con él, lo cual sólo es posible, cuando se establece un puente de comunicación basado en el tacto.

Todos esos miedos arcaicos del bebé, en realidad son insƟntos de supervivencia que demandan el contacto con la mamá. Confirmándose así, la importancia en el primer año de vida, y sobre todo los primeros meses la necesidad de que el bebé sea acogido, protegido, tocado…, permitiéndole que sobrelleve las sensaciones desagradables de las conductas arcaicas, y vaya asumiendo una maduración que le impulsa a buscar constantemente esa unidad con su mamá. Todo lo expuesto hasta ahora se confronta directamente con la realidad social, pues, en las sociedades “modernas”, se ha promovido consciente o inconscientemente la idea de favorecer la independencia de la mamá con el bebé. Se han creado mil recursos que favorecen el desapego materno, relegando al olvido el instinto natural de la crianza.

16

Y aunque todos sabemos de forma superficial que los bebés dependen de los adultos para subsisƟr, de forma profunda y consciente no se Ɵene una interiorización real de cuán importante es para un bebé que durante los primeros meses de vida, sea transportado en el regazo, tocado, besado, acariciado… saliendo beneficiado de ello, no sólo el bebé, sino la propia madre. La maternidad, es algo natural, intrínseco a la condición de mujer, “que la predispone biológicamente y la prepara para pasar este proceso que configura su YO, para ejercer su labor de la forma más sana posible”. Pero si este instinto no fluye en base al curso natural de la vida, podríamos estar provocando un estancamiento en las habilidades y capacidades maternas, para saber escuchar y responder a las señales de su bebé. Comprender toda esta información, nos permite por un lado redescubrir el gran entramado psico-emocional que hay en el proceso de la maternidad, no sólo durante el propio embarazo en sí, sino tras dar a luz. Y por otro lado, permite que dispongamos de argumentos sólidos, que nos ayuden a concienciar a los padres de su gran labor como progenitores. Promoviendo así, el dulce despertar de la crianza de apego. Redescubriendo el potencial materno, la esencia y el instinto natural hacia la crianza de los niños y niñas, estaremos sentando las bases del desarrollo sano de uno niños, que les dará la posibilidad de que en el futuro se conviertan en adultos sanos. La realidad que ahora ves, es el fruto de la semilla plantada en el pasado. ¿Qué tipo de semilla quieres plantar?... Guasimara Vizcaíno Pérez Educadora de Masaje InfanƟl

Los bebés, necesitan interiorizar las experiencias corporales que viven cuando se relacionan con su mamá

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Un parto humanizado

U

n parto humanizado es un concepto poco conocido para muchos, lo fue para mí, pero lo que viví con él, no tiene igual. Está es mi historia: El embarazo y el parto siempre fueron temas que me provocaban ansiedad, miedo e incluso terror; tuve experiencias cercanas a éstos procesos que me parecían desagradables y bastante inhúmanos. Las opciones que te ofrecen comúnmente no eran cosa de mi agrado: estar en un hospital, ya sea particular o publico, tumbada y sin moverte durante el proceso, pasando hambre y sed, con practicantes y enfermeras que ni un hola te dan y te manosean, te apresuran, te intimidan, te callan, te humillan, se burlan, y algún “buen” ginecólogo que indica que tú no puedes y que es hora de una cesárea, en fin, ¿Esas opciones? no, gracias. ¿Parteras? ¿Qué onda? ¡Habiendo tantos hospitales y tecnología! ¡Va!, es de locos... ¿Parto en agua?¿En casaaaaa? ¿Estás loca? ¿Ya pensaste en los riesgos? ¿Si se te complica? ¿No habrá médicos? ¿Sabes que te puedes morir tú o tu bebé?... bla, bla, bla (no sé porqué una embarazada se vuelve el cesto perfecto para que le tiren tanta basura negativa). Pero sí, habían más opciones, y para mí, con

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

la fobia de parir en un hospital, las cosas que había visto, las experiencias de amigas y familiares de lo “horroroso” que es un parto (porque desgraciadamente ese concepto tienen muchas mujeres), obviamente (al menos era lo obvio para mí) la mejor opción era una partera, en agua y en CASA. Muchos miedos pasaron por mi mente al principio (a pesar que ya había pensado en esta opción muchísimo antes de que Caleb estuviera en mi vientre), tenía dudas y ante el miedo es mejor lo conocido; sobre todo porque nadie de mi círculo íntimo había parido así, conocía historias de lejos, pero nada más. Al principio me fue difícil porque había sido alguien que no podía tomar decisiones definitivas por mí misma, y todo aquello a lo que pretendía aventurarme no tenía el respaldo de muchos, cosa que siempre necesitaba. Pero mi aventura comenzó y me di cuenta que lo que llevaba en el vientre era lo más importante que me estaba pasando, que era una experiencia única e irrepetible y que no podía dejarla pasar sin ser yo la protagonista de esos momentos, creo que nunca había decidido nada desde mi corazón tanto como esto. Fui a mi primer cita con todo y mis

miedos. Me agradó el ambiente, el trato, las personas... literalmente era como estar en casa, hasta el consultorio; rápidamente me sentí comodísima; lo mejor es que nada de fármacos, todo súper natural, ¡Hasta eso iba conmigo!... No me estaba equivocando. A las 12 semanas de gestación Caleb quiso salirse, ¡Una amenaza de aborto!; eso implicó un obstáculo en mi decisión de parir en casa, todos mis familiares se alarmaron y casi me obligaron a llevar el control clásico, pues me aseguraban que cuando hay amenaza de aborto, un parto es imposible, mucho menos lejos de un hospital. Como dije antes, ante el miedo, lo conocido siempre es mejor. Visité al ginecólogo como 3 meses, pero no dejé de ir con mis parteras, estaba empeñada en seguir a mi corazón. Las visitas al ginecólogo eran muy rutinarias, frías y acartonadas, mi esposo pensó lo mismo que yo; demasiada rutina, no resolvía muchas dudas y, es más, agregaba otras al repertorio. Los gastos por partida doble eran difíciles de solventar, definitivamente teníamos que irnos por sólo una opción. La mía: Luna Maya, la de mi esposo... ¡también! Mis amigos y familiares obviamente no estaban muy de acuerdo, pero los que decidíamos al final éramos nosotros.

17


Lo que agradezco infinitamente es que mi esposo estaba ahí, conmigo, en tooodo el proceso, tomando mi mano, dándome ánimo, fuerzas y amor. Tenía todo lo que necesitaba ¡Más de lo que soñé!

No me arrepiento en lo más mínimo de esa decisión; los cursos de preparación al parto, la terapia psicológica que llevé, las consultas prenatales, los ejercicios psicoprofilacticos...todo, todo me ayudaron muchísimo, entendí cosas que nadie te cuenta sobre la aventura del embarazo y el parto, adquirí conocimientos fabulosos sobre todo este mundo tan mágico que sé que nunca habría llegado a conocer en otros medios. Todas, absolutamente todas mis dudas y temores se resolvieron y disiparon, estaba completamente lista para parir. Llegó ese magnífico día...el 13 de febrero, a las 6:00 empezó la primera contracción, y a pesar que me encontraba sola en esos momentos, en lugar de temer, me emocioné; por fin conocería a ese pequeñín que pateaba mis entrañas cada mañana. Lo primero fue llamar a mi mamá, necesitaba confirmar que mi niño pronto nacería; después a su papá para que llegara a acompañarnos y por último a Cris (mi partera). ¡Tenía tanta calma! (al principio), que aún con dolor me preparé un licuado para tener energía, calentar agua para menguar el dolor y para prepararme un té, ¿Quién lo hubiera imaginado?. Después de 4 horas llegó el papá (sí, 4 horas solita) para acompañarnos, iniciamos con una ducha tibia y los ejercicios que aprendimos juntos, aún estaba emocionada por lo que sucedía, era hermoso sentir el apoyo incondicional de mi compañero de vida, ¡Estábamos pariendo juntos! El dolor cada vez era más y más agudo, fue tiempo de llamar a las parteras. El dolor era intenso y por momentos me perdía... pero de

18

pronto, una mano daba el punto exacto que aliviaba mi dolor, alguien aliviaba mi sed, una palabra oportuna y confortable que me llenaba de ánimo... eran mis parteras; sabían exactamente qué necesitaba sin siquiera abrir mi boca ¿No es increíble? En cada instante en que el dolor me revivía mis miedos a “no poder”, ellas estaban ahí, impulsándome para no auto sabotearme. Porque de que duele, duele; sin embargo, me enseñaron que dolor no es sinónimo de sufrimiento, que éste dolor tenía un magnífico propósito. Lo que agradezco infinitamente es que mi esposo estaba ahí, conmigo, en tooodo el proceso, tomando mi mano, dándome ánimo, fuerzas y amor. Tenía todo lo que necesitaba ¡Más de lo que soñé! Nunca hubo una crítica, un gesto de desaprobación por mis reacciones, una imposición, un desacuerdo en mi proceder, un insulto, un maltrato, apuros, caras largas, toqueteos innecesarios... nada negativo, todo lo contrario; una palabra de ánimo, un apapacho, un beso, un ¡Tú puedes!, un recordatorio de vocalización, etc.; cuando estaba por rendirme ante el dolor, sabían cómo calmarme. Me hicieron saber en todo momento que YO PODÍA, que no necesitaba de nadie para parir, que mi cuerpo está diseñado completamente para ser capaz de ello, me ayudaron a encontrar confianza en mí. Fui total y absolutamente respetada. Sin sentirlo, ya habían pasado 13 horas. Mi pequeño se estaba asomando al mundo, estaba en el último empujón y brazos fuertes me sostuvieron y me dieron la tranquilidad de saber que estaban ahí para respaldarme

hasta el final. Su cabecita se asomó, pude tocarlo cuando estaba saliendo, esa sensación es excepcional...Por fin estaba en mis brazos, mi pequeñito era como lo había soñado. Sus ojitos abiertos, mirando a su alrededor, mirándome a mí con una hermosa paz, ¡ah! que bendición tan grande. Lloré, lo besé, lo abracé, contemplé sus manos, su cara, le dije no sé cuantas cosas y no hubo nadie que lo alejara de mi, era totalmente libre de tenerlo en mis brazos desde el primer momento. ¡Qué sensación tan magnífica! Esos momentos vividos no tienen palabras exactas que definan mi sentir, no hay como decirlo con todas sus letras. Mi decisión de parir en casa fue la mejor decisión en mi vida, fue la mejor experiencia y el regalo más grande que Dios me dio. No hay cosa más bella de esta aventura, que empoderarte de tu cuerpo y hacerle caso a tus instintos. Gracias Cris, gracias Akane, por su pasión y entrega, por su sabiduría, paciencia, fuerza y amor con la que me guiaron, por las energías depositadas, por acompañarme... por estar ahí. Dios las bendiga eternamente. Gracias por todo. Meritxell Marơ Santacana Mestra de Educación InfanƟl

* Luna Maya es una casa de partos en San Cristobal de las Casas (Chiapas) en México en la que han colaborado varias Educadoras de Masaje InfanƟl de AEMI.

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Nuevos aspirantes a Educadores (CIMIs)

Asociación Española de Masaje

Infantil

Barcelona noviembre 2013

Barcelona 8ión Española ciación Asociac

Asociación Española de Masaje

Infantil

de

e

Masaje Infantil

Córdoba julio 2013

Asociación Española de Masaje

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

11 noviembr

Infantil

Bilbao diciembre 2013

19


Asociación Española de Masaje

Infantil

Madrid diciembre 2013

Española de Masaje Asociación Esp

Asociación Española de Masaje

Infantil

Valladolid octubre 2013

Sevilla octubre 2013

Asociación Española de Masaje

20

Infantil

Infantil

Zaragoza octubre 2013

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Recomendaciones El despertar al mundo de tu bebe

El despertar al mundo de tu bebe Chantal de Truchis Oniro, 2010

Hoy somos conscientes de que el bebé participa de forma activa en su desarrollo desde el momento mismo de nacer, para lo cual despliega asombrosas capacidades de comprensión, así como de iniciativa. Si el adulto concede al niño la suficiente libertad de movimiento y de acción para permitirle descubrir el mundo por sí mismo, dichas capacidades podrán expresarse con mucha mayor facilidad. Y esta libertad, que también pasa por el aprendizaje de los límites y de la realidad, brinda al niño una confianza en sí mismo y en los adultos, fundamental para su futuro. La presente obra, ilustrada con deliciosos y esclarecedores dibujos, responde a la mayoría de las preguntas que se plantean los padres de hoy: ¿Cómo interpretar las actitudes y reacciones de un bebé? ¿Cómo evitar su inquietud ante el baño y otros cuidados? ¿Qué juguetes y qué actividades se le pueden proponer? ¿Qué emociones despierta el bebé en sus padres? ¿Cómo hacer frente a sus rabietas y exigencias? A partir de múltiples situaciones cotidianas, Chantal de Truchis, psicóloga de la primera infancia, propone una información clara para facilitar esta evolución hasta la guardería. Además también te ayuda a saber cómo dirigirte al bebé y de qué hablarle; cómo ayudarlo a vivir las separaciones; cómo reaccionar a sus emociones y a enseñarle a aceptar las reglas de la vida social. Acompañamos mejor al niño en su desarrollo cuando apoyamos su deseo de crecer. Al explicarlo de forma muy concreta, este libro ayudará a los padres a sentirse confiados a lo largo de su educación.

Yoga para bebés Podemos encontrar muchos libros sobre ejercicios suaves y yoga con bebés y todo tipo de programas para el bienestar de la madre y el recién nacido. El que reseñamos en este número del boletín, propone una relación física lúdica, amorosa y posible entre la díada madre-bebé: columpiarse, abrazarse, envolver, estirar, elevar… cuenta con unas fotos y dibujos espléndidos.

Yoga para bebés Françoise B. Freedman Editorial Gaia, 2000

Diviértete haciendo ejercicios con tu bebé mientras que a la vez te pones en forma. Yoga para bebés es un método del que disfrutan tanto madres y padres como sus bebés. Además, resulta perfecto para hacer ejercicios suaves y sin riesgos después del parto. Enseña a madres y padres a tocar, acariciar y jugar con sus bebés infundiéndolos sosiego y confianza y estimulando su salud y coordinación. Es ideal tanto para quienes desconocen completamente el yoga como para los más expertos, incluidos los profesores y los profesionales de la salud. Es el complemento perfecto de “Yoga para el embarazo”, publicado por la misma editorial. Françoise Barbira Freedman es antropóloga médica y social formada en la Universidad de Cambridge, y una experta maestra de yoga para bebés. Forma a monitores en centros de yoga de Europa, Estados Unidos y Canadá, e imparte directamente clases a madres y padres en Londres y Cambridge. Es también creadora de la Fundación Birthlight.

Para una nueva vida Luis Paniagua ha ideado una serie de composiciones desprovistas de relato pero de intenso contenido emotivo, a través de la cual representa los primeros estímulos sensoriales que recibe a su llegada al mundo el bebé. Esta edición incluye el concierto espectáculo ¿Te acuerdas?, ideado para niños de 0 a 3 años. Es un juguete escénico concebido para público que va a la guardería-de hecho se realizó un ensayo general en una de ellas con resultados admirables-, pero también para los mayores es un manantial de belleza. Para una nueva vida Luis Paniagua

Casi no hay palabras, sólo sonidos, y no sólo eso, es un suave despliegue de mundos de luz, música, movimiento y belleza. Un remanso de paz que nos devuelve a la tranquila armonía del vientre materno. Un concierto realizado con decenas de instrumentos -algunos de ellos muy curiosos- y la voz. Envuelto en un mundo mágico de sutiles escenografías y ambientes luminosos, acompañado de una suave coreografía. Acciones que invitan al juego a los pequeños, al descubrimiento, y al placer; y pompas de jabón que brillan ante luces de colores y cautivan a los niños.

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

21


La Chiquitienda Dispensadores

Aceite vegetal

Dispensador Aemi

de almendras dulces 125 ml.

tubos topacio de 26 X 55 con spray blanco y capuchón, capacidad 17 ml.

Pvp

10,12

Socios Colaboradores

8,32

9,22

Aceite vegetal de sésamo 125 ml. Pvp

Pvp

Socios Colaboradores

3,07

2,36

2,63

Pvp

Socios Colaboradores

-

0,09

TrípƟcos AEMI

Pvp

Socios Colaboradores

Pendrive USB-AEMI

-

0,08

Pvp

Socios Colaboradores

-

8,00

-

Socios Colaboradores

8,32

9,22

Nuestros aceites no conƟenen aceites esenciales o los conƟenen en muy poca canƟdad para que el bebé se pueda beneĮciar de su efecto sin ser invadido por su aroma. La piel y el olfato del bebé son delicados y merecen una atención especial.

Camisetas de lactancia

Cojín de lactancia

Camisetas de lactancia (Talla M o G: 44/46)

Pvp

Socios Colaboradores

33,25 29,74

31,52

Funda

cojín de lactancia

Bolsa transporte cojín de lactancia

muneco / a

Pvp

Socios Colaboradores

86,64 56,87 Bolsa para

transportar muñeco

Pvp

Socios Colaboradores

41,84 34,36 Pvp

37,35

Socios Colaboradores

13,55 11,13

12,10

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

5,08

3,63

11,69

9,60

10,43

Juegos

Muñeco/ a AEMI (3 modelos: caucásico, africano

y asiáƟco)

22

NUEVO Póster (3 modelos)

,

10,12

Difusion ,

Aceites

Pvp

4,24

71,39

Socios Colaboradores

3,75

Tangram 4,54

4,00

boletín informativo n. 55 diciembre 2013


Borreguito

,

Porta-bebes

“Borreguito”

Foulard porta-bebés M (3,6 m.)

Alfombrita de lana 100% natural

95,00 86,00 Foulard porta-bebés G (4,0 m.)

Pvp

Pvp

Socios Colaboradores

50,82 47,80

49,31

Pvp

90,00

10,25

Socios Colaboradores

9,08

9,85

Vídeo VHS Masaje InfanƟl “Albert” Pvp

14,52 10,89

Pvp

12,71

Socios Colaboradores

25,22 21,58 Guía “Masaje para bebés”

23,40

(autoras: 3 educadoras de AEMI) Pvp

Socios Colaboradores

Socios Colaboradores

13,73 10,66 Libro “Tocar es vivir” Mariana Caplan

Pvp

12,17

Socios Colaboradores

16,85 15,60 Libro “Mi mamá es un canguro” Pvp

9,36 Librito para los padres Pvp

8,32

8,84

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

-

17,55 Nuevo Manual del Educador

-

24,00 Libro “La JiraĮta Masajita”

-

9,10 7,55 Libro “Infancia la edad sagrada”

boletín informativo n. 55 diciembre 2013

Rosa Zaragoza

21,90 18,50

Socios Colaboradores

Pvp

Rosa Zaragoza

Pvp

13,98

Socios Colaboradores

21,78 17,85 CD “Nacer, Renacer”

Cecilia Aranda

19,63

Socios Colaboradores

24,20 21,42

22,60

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

Pvp

Socios Colaboradores

15,13 13,09

13,98

CD “Amitomake”

Socios Colaboradores

11,30 Dossier sobre el senƟdo del tacto

Evânia Reichert

Pvp

15,13 13,09 CD “Nanas del Mediterráneo”

CD “Canciones de Luna”

Socios Colaboradores

6,29 4,04 5,12 El lenguaje y la comunicación del bebé

Elena Andrés

54,72

CD “Son”

16,12

José Benlliure y Susana Ramírez

(dosier)

Socios Colaboradores

60,50 51,15

,

, Pvp

Socios Colaboradores

Musica

Libro “Masaje InfanƟl” Vimala Schneider

Pvp

96,00

Libros

DVD “IAIM y El Tacto Nutridor” con Vimala Mc Clure (fundadora IAIM)

Pvp

54,45 45,92 49,37 Kangur porta-bebés (anilla) ropa vaquera

Socios Colaboradores

99,00 94,00

DVD

Kangur porta-bebés (anilla)

Socios Colaboradores

13,31 10,89

12,10

CD “A Ňor de Pell” Julia Prunés

16,33 14,52

15,12

8,32

20,00

23


Ventajas del socio • Difusión gratuita en la WEB, de cursos y actividades de Masaje Infantil • Posibilidad de utilizar el logo de AEMI y el de IAIM • Posibilidad de utilizar un correo con dominio masajeinfantil.es • Acceso a información bibliográfica • Acceso al banco de fotos de AEMI • Información de interés sobre masaje infantil y resolución de dudas • Contacto y consultas vía mail con la Junta directiva de AEMI • Cuotas reducidas en cursos de formación continua y complementaria • Cuotas reducidas en las Jornadas de Masaje Infantil de AEMI • Consultas jurídicas, laborales y médicas • Posibilidad de representar de forma activa a la Asociación en instituciones públicas y privadas • Acceder a cursos solicitados por entidades públicas y privadas, que colaboran con la Asociación, ya sean, gratuitos y/o remunerados • Acceder a contactos con familias interesadas en cursos de Masaje Infantil • Participación en las distintas comisiones “CIRCULITOS” • Participación activa en AEMI - Junta, Comité Pedagógico, Comité Ético • Recepción gratuita del Boletín de AEMI y de IAIM • Colaboración en el Boletín mediante, artículos, investigaciones, actividades Destacadas… • Descuentos en los productos de la “Chiquitienda” DVD, CD, libros, aceites, Muñecos, posters, trípticos… • Aval de formación y calidad por parte de AEMI de los cursos de Masaje Infantil • Carnet de Socio-Educador • 10% de descuento por compras online de libros de la editorial Medici, previa solicitud de password en oficina.


Asociación Española de Masaje Infantil

Anúnciat

I M E A e d n í e en el Bolet

to con la of ponte en contac s, fa ri ta e br so Para informarte 6 745 teléfono: 934 36 asajeinfantil.es email: aemi@m

icina:


Boletin AEMI diciembre 2013