Page 7

OPINIÓN

Rossana Taquía

Abogada PUCP. Magíster en gestión y análisis de políticas públicas por la Universidad Carlos III de Madrid. Magíster en derecho empresarial por la Universidad de Lima. Directora nacional del programa Impulsa Perú y ex directora nacional del programa Perú Responsable, ambos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

Reinventar la formación profesional frente al futuro del empleo El mundo está cambiando y ello impacta en los tipos de trabajo y puestos ocupacionales que se demandan en el país, donde las habilidades aprendidas y las capacidades desarrolladas son clave para el incremento de la empleabilidad, así como para un mercado laboral sostenible e inclusivo. Por ello, habiendo informado el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) que a nivel nacional existe aún un porcentaje de 66,2% de trabajadores informales, los retos en la política pública de empleo son enormes; sumados al avance de la tecnología, los impactos del cambio climático, la psicología de las nuevas generaciones, la evolución de la producción en el empleo, la lucha contra la corrupción, la violencia en todas sus formas en el mundo, etc. Estas causas desafían, tanto al ámbito privado como al público, a enfrentar la transformación del entorno de trabajo, no solo por quienes hemos tenido acceso a la educación en el país, sino principalmente por su impacto sobre los grupos más vulnerables, pobres y pobres extremos que requieren un empleo digno. En el Perú, el MTPE es la entidad rectora de las políticas públicas de empleo a través de programas nacionales como Impulsa Perú, que busca acercar la oferta y la demanda laboral para generación de empleo y autoempleo en los distintos servicios que ofrece en favor de personas entre los 18 y 59 años de edad. Son evidentes los cambios que se están produciendo en las demandas empresariales y gremiales, en universidades, en institutos de capacitación o ins-

titutos de certificación laboral, e incluso en la sociedad civil, que exigen al Estado capacitaciones y puestos ocupacionales que fomenten el empleo verde y el autoempleo en negocios ecosostenibles, empleo en el ámbito de la ciencia y la tecnología, la promoción del teletrabajo, etc.; cambios que tendrán que estudiarse en el contexto de la normativa laboral para regularlos jurídicamente. En este sentido, los programas sociales del MTPE están enfocados en atender con recursos públicos a los grupos vulnerables del país y promover la creación de puestos de trabajo que demanda el mercado laboral futuro, encontrándonos a personas con discapacidad, mujeres jefas de hogar, víctimas del terrorismo, reclusos o próximos a salir de la cárcel, personas en situación de abandono en albergues juveniles, personas víctimas de trata, etc. El reto mayor es generar el empleo formal, por existir una brecha educativa alta frente a la demanda y la oferta. Al no lograr una ubicación laboral formal, muchos optan por el empleo precario e informal inicialmente referido. Las universidades no son ajenas a involucrarse en estas acciones, ya que a través de alianzas público-privadas o por responsabilidad social universitaria llegan a estos grupos, brindando servicios de formación para el empleo formal o el autoempleo. Estamos ante una tarea de todos, es una agenda país al 2030, Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), siendo el primero de ellos la eliminación de la pobreza.

Las opiniones aquí expresas, son responsabilidad de los autores.

7 BRÚJULA

Brújula Noticias N° 42  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you