Issuu on Google+

COLECCIÓN HISTORIAS DE VALOR ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Historias de Valor Ejército del Perú


“Personas ordinarias que hacen cosas extraordinarias”

Ejército del Perú

3


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Coronel Inf Alberto López Vidal

Director de la Escuela de Operaciones Siclógicas

Director Literario y Editorial: Tte Jaime Taype C. Director de Arte, Diseño y Diagramación: Tte Alexander Durand Q. Colaboradores: Oficiales alumnos del I Programa Básico de Ciencias Sociales Tte Renzo Mendoza C. Tte Jaime Taipe C. Tte Carla Granados M. Tte Christian Rodriguez A. Tte Alexander Durand Q. Tte Gladys Vasquez Z. Tte Anyel Human M. Tte Rosario Borja L. Tte Rosemary Aguierre S. Coordinacion General: Licenciada Judith Maritza Ochoa Gamendia Profesora de Curso

4

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

Historias de Valor Ejército del Perú

COLECCIÓN HISTORIAS DE VALOR Es una publicación de la Escuela de Operaciones Sicológicas del Ejército, que recoge las experiencias, sentimientos y legado de los soldados del Perú, quienes comprendieron que “No hay amor mas grande que dar la vida por la Patria”, día a día, luchan por la instauración definitiva de paz y la promoción de los valores en el país.

Año 01, N° 01, Dic 2016 Ejército del Perú

5


HISTORIAS DE VALOR

Prólogo

E

l presente trabajo tiene como propósito mostrar, a través de pequeños pero interesantes testimonios, los valores que caracterizan a cada uno de los integrantes del Ejército del

Perú. Aquellas acciones han trascendido en el tiempo y nos demuestran una vez más que el soldado peruano es capaz de brindar incluso hasta su vida en defensa de sus connacionales. Cada una de las historias que presentamos, nos permitirán trasladarnos a los diferentes momentos de nuestra historia contemporánea, en que fueron protagonistas los hombres que visten el uniforme verde olivo, ya sea combatiendo a la subversión, defendiendo nuestra integridad territorial o incursionando en un inmueble para rescatar a un grupo de rehenes. Detrás de cada hombre hay una historia por conocer, aquella que muchas veces permanece en el anonimato y que la historia oficial no siempre incluye en sus páginas, pero que el presente trabajo las muestra a nuestros lectores y así contribuir con nuestra historia nacional, para una mejor comprensión de ella. Ese el propósito de la presente obra.

.

6

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR Es por ello, que hemos visto conveniente dividir el presente texto en capítulos, en cada uno de los cuales se incluyen historias de vida marcadas por el coraje, los valores y el amor que puede expresar un ser humano por sus congéneres. En las siguientes paginas encontraremos historias que tienen como contexto el conflicto del Cenepa de 1995, las acontecidas durante la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico en la zona conocida como el VRAEM, así como las situaciones poco conocidas que debieron enfrentar no solo en el ámbito profesional, sino también personal, los comandos que participaron en la operación militar de rescate Chavín de Huantar. A través de cada uno de ellos, conoceremos la historia detrás de la historia. Este primer adelanto de una serie de publicaciones sobre los principales acontecimientos en que fue protagonista el Ejército del Perú vistos a través de sus integrantes, no hubiera sido posible sin el apoyo de la Escuela de Operaciones Sicológicas, quien con la colaboración del Programa Básico de Ciencias Sociales e Informaciones, contribuyeron con la elaboración y diseño de cada una de las historias. Mención aparte merecen aquellos que a través de su testimonio, permiten seguir enriqueciendo nuestra historia institucional.

Ejército del Perú

7


8

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Operación Militar de Rescate “Chavín de Huantar”

Ejército del Perú

9


Operación militar “Chavín de Huantar” Cuando los relojes marcaban las 20:19 hrs. del martes 17 de diciembre de 1996, en medio de una recepción organizada por el embajador Morihisa Aoki “Muchos de los asistentes no imaginaron que cuatro meses después participarian en la operación militar”.

en su domicilio con motivo del natalicio del emperador japonés, 14 miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) encabezados por Néstor Cerpa Cartolini asaltaron dicho inmueble diplomático, tomando como rehenes a más de 600 personas, en el céntrico distrito limeño de San Isidro. Mientras Cerpa y sus seguidores tomaban la residencia japonesa, un grupo de oficiales del ejército se encontraban en esos momentos departiendo de un brindis con motivo del cumpleaños de un oficial superior. En plena reunión, un joven oficial se le acerco al agasajado comunicándole al oído de que algo sucedía, por lo que el referido coronel detuvo la ceremonia de inmediato, ordenando a todos los militares allí presentes retornar a sus cuarteles a la espera de órdenes. Muchos de los asistentes no imaginaron que cuatro meses después participarían en el rescate de un grupo de rehenes.

10

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Durante el desplazamiento a las dependencias militares, los oficiales deducían que algo grave estaba sucediendo y ese sería la causa de la orden recibida a último momento. Mientras tanto, en el complejo militar que se localiza en el distrito limeño de Chorrillos y en especial al interior de la Escuela de Comandos del Ejército, se venía analizando las imágenes que difundía la prensa alrededor de la residencia. Hasta entonces no se conocía exactamente quienes eran los ejecutores de tamaño secuestro, observando a través de las pantallas de televisión la desesperación de la prensa, vecinos y de los agentes de seguridad que intentaban alguna intervención

“Hasta entonces no conocía quienes eran los ejecutores del secuestro”.

rápida al notar que la situación se les escapaba de las manos.

Invita a la atención que la toma de la residencia por parte del MRTA se llevara a cabo en el mes de diciembre, mes donde el catolicismo celebra el nacimiento de Jesús y además, la población espera con expectativa la llegada del nuevo año. Por aquellos días, al igual que en muchas instituciones civiles y religiosas, en las dependencia militares se comenzaba también a vivir el ambiente navideño con el armado de árboles y nacimientos.

Ejército del Perú

11


Operación militar “Chavín de Huantar” Por otro lado, los oficiales que estuvieron departiendo en la recepción del cumpleaños del alto oficial, habían estado cumpliendo anteriormente diversas “Muchos de ellos se preparaban para ser padres por primera vez”.

misiones. Un buen número de ellos había combatido en la frontera con el Ecuador durante el conflicto de 1995; otros enfrentándose contra el terrorismo y narcotráfico en las zonas de emergencia, mientras que el resto se desempeñaban como jefes políticos-militares en diversas regiones del país. Estos militares, por las acciones antes mencionadas, habían permanecido alejados de sus familiares por varios meses, por lo que habían decidido pasar las fiestas de fin de año junto con sus seres queridos. Otros oficiales se preparaban para ser padres por primera vez, mientras que otros oficiales se alistaban para contraer nupcias, tal y como lo habían planificado especialmente los militares más jóvenes. Muchos de aquellos planes no llegarían a concretarse, pues se vería interrumpida por la toma de la residencia japonesa a cargo de un grupo de terroristas. Al conocerse la misma noche del aquel 17 de diciembre que los captores de la residencia diplomática eran 14 terroristas del MRTA liderados por Néstor Cerpa, el alto mando del Ejército por ordenes del poder ejecutivo, tomaría una serie de acciones que se iniciarían en las primeras horas del día siguiente. Conforme a lo dispuesto, a la mañana siguiente muy temprano, el entonces Comandante General del Ejército, junto con el jefe de la Brigada de Operaciones Especiales y su estado mayor, se reunió en las oficinas de dicha brigada. A los pocos minutos de iniciada la reunión, salió un coronel a llamar a los entonces comandantes Benigno Cabrera y Hugo Robles, quienes ese mismo día serian designados como los jefes de los grupos que conformarían el Equipo de Asalto, que serían denominados “Alfa” y “Delta” –respectivamente- los que a su vez formaban parte de la “Patrulla Tenaz”. En los siguientes cuatro meses, las instalaciones del Batallón de Comandos No 19 y en especial la enorme explanada del patio “Pachacútec”, sería testigo de los intensos ensayos y preocupaciones de quienes participarían en la operación

12

de rescate en abril de 1997.

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” La conformación de ambos grupos respondía a la necesidad de contar con personal que se encargaría específicamente de intervenir en los dos niveles que conformaban el inmueble diplomático, teniéndose en cuenta que esta poseía un área de 6 223 metros cuadrados. Es por ello que al comenzar la crisis de los rehenes, el grupo de comandos “Alfa” ingresaría al primer piso, mientras que el grupo “Delta” entraría y ocuparía el segundo piso. Cada uno de estos grupos estaba dividido en sus interior por subgrupos o equipos de aproximadamente 6 hombres con diferentes misiones específicas, a los cuales se unieron días después de la toma de la residencia, miembros de la Marina de Guerras, entre oficiales, técnicos y oficiales

“Sólo pasaron algunas horas de la toma de la residencia cuando se conformo el grupo de asalto”.

de mar especialistas en explosivos y en aberturas de paredes.

Habían pasado algunas horas desde la captura de la residencia japonesa cuando se conformo ambos grupos militares de asalto. Es por ello que al principio estos compartían el mismo grado de responsabilidad ––ya que aun era el numero bastante elevado de rehenes–– por lo que ambos comandantes, según sus propias expresiones, andaban “cabezones” del cómo cumplir la misión.

Ejército del Perú

13


Operación militar “Chavín de Huantar” Conforme transcurrían las semanas, el plan de operaciones sufriría ciertos cambios cuando los emerretistas ya con 72 rehenes en su poder decidieron enviar a estos a “Los comando entrenaban y ensayaban todos los días las 24 hrs”.

ocupar el segundo nivel, al percibir Cerpa de los sonidos que se escuchaban bajo el suelo producto de la construcción de los túneles, haciendo que la responsabilidad por la vida de los rehenes aumente en mayor grado para los “Deltas”. Los comandos entrenaban y ensayaban todos los días, durante el transcurso de las 24 horas, buscando afinar en cada ensayo algún detalle que podría alterar la operación de rescate. Conforme se acercaba la navidad y el año nuevo, más se exigía al personal el rápido desplazamiento y la precisión en los disparos. Esta exigencia de tener listo lo más pronto posible una operación de rescate, era por el temor de que Cerpa comenzara a cumplir sus amenazas de asesinar a los rehenes. Si bien para esos primeros días no se contaba con los túneles ni mucho menos con una réplica de la residencia, al menos era urgente estar preparados para intervenir con lo que se tenía al alcance en esos momentos. Si bien cada uno de los integrantes de los grupos de rescate se preparaba con denuedo para la misión encomendada; no obstante en el ámbito familiar la situación comenzaba a complicarse en el transcurso de los meses. Mucho de los militares que entrenaban habían sido cambiados de colocación y al no presentarse en sus unidades de destino, comenzaron a ser sancionados pues sus jefes creían que estos habían abandonado su puesto de trabajo, y por ende comenzaban a no recibir sueldo, afectando el bienestar de su familia. A esto se suma que, el mes en que se llevaría a cabo el rescate, era la época de escolaridad lo cual muchos de los hijos de los comandos que entrenaban en Chorrillos, no habían sido matriculados en los nuevos lugares donde su padre “había” sido cambiado de colocación, además del problema económico.

14

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” De alguna manera estos problemas iban afectando la concentración que debían tener el personal, más aún cuando estos alcanzaban el ámbito familiar, que se prolongaba junto con el tiempo que pasaban retenidos los rehenes. En el campo de la Psicología Militar se sabe que la familia ejerce una influencia notable sobre la vida y el comportamiento profesional del militar, por lo que si la esposa, hijos o padres de este se encontraban en apuros, era lógico que se generara cierta preocupación en el militar . Esta situación en determinados momentos hizo que

“La operación militar se realizaba en el máximo secreto”.

algunos de los integrantes manifestaran dichas inquietudes a los jefes de los grupos de rescate. Y todo esto ocurría porque la operación de rescate se realizaba en el máximo secreto. Pero la presión ante una pronta intervención militar que diera solución inmediata a la crisis de los rehenes comenzó a disminuir cuando a mediados de enero el MRTA aceptaría la conformación de una Comisión de Garantes, quienes serian los intermediarios entre el gobierno y los terroristas, con el propósito de encontrar una posible solución pacífica al problema. Para tal propósito, el gobierno peruano de entonces buscaba el respaldo político tanto dentro como fuera del país.

Ejército del Perú

15


Operación militar “Chavín de Huantar” Por otro lado, la necesidad de entrenar en instalaciones similares en cuanto a la distribución y estructura de la residencia, llevó a la construcción de una réplica de “Esta primera réplica fué hecha con cemento y ladrillo”.

la segunda planta de la residencia en la escuela de Comando para dicho propósito, en los días posteriores a la captura de esta –––que hasta el día de hoy se conserva y donde los comandos realizan sus entrenamientos–––. Esta “primera réplica” fue hecha con cemento y ladrillo, usando las mismas medidas proporcionadas por los planos, con el mismo ancho y ubicación de las puertas y ventanas, al igual que el pasadizo, pero sin techo; incluyéndose además la escalera que “venia” del primer piso, la que hoy sirve como acceso a uno de los túneles que desemboca al interior de la réplica principal y completa. Un día, cuando se observaba el desplazamiento de los comandos durante los ensayos, especialmente de los que ingresarían por la parte frontal de la residencia, se pudo notar que estos dependían de la acción previa del equipo “Alfa”, quienes saldrían de uno de los túneles laterales del inmueble, los mismos que tenían la misión de derribar la puerta principal de la casa y proceder a dominar rápidamente la primera planta, para permitir el acceso al segundo piso de uno de los subgrupos “Delta” que vendría de la casa vecina “Unique”.

16

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Pero ¿Qué ocurriría si los “Alfas” por diversos motivos demoraban en salir de los túneles o nunca salían de ellos? Esto obligo a que este subgrupo “Delta” elabore un plan alterno frente a esta posible situación, la cual quedaría confirmada durante la incursión del 22 de abril, al observarse a través de la televisión cuando un equipo del grupo Delta ingresó a toda prisa desde la calle Thomas Edison hacía el perímetro de la residencia por la parte frontal, cruzando el patio y apostándose en la puerta del hall principal, en donde los “brechadores” de la Marina derribarían dicha puerta, permitiendo al resto de comandos penetrar y dominar el interior del inmueble.

“Se habían cumplido cuatro meses de encierro para las 72 personas”.

Se habían cumplido cuatro meses de encierro para las 72 personas al interior de la residencia, el mismo tiempo utilizado por los comando para realizar los ensayos ante una posible intervención militar, opción que seguía su curso paralelo a las negociaciones. El viernes 18 de abril, cuando se daba inició a un reunión organizado en las instalaciones de la División de Fuerzas Especiales en Chorrillos, el entonces Comandante General del Ejército se comunicó con uno de los oficiales que estaba al mando de la “Patrulla Tenaz”, manifestándole que el presidente de la republica había ordenado proceder con la operación militar de rescate, motivados por las tensiones que se vivía al interior del inmueble entre rehenes y terroristas. En horas de la tarde, todos los integrantes de la fuerza de intervención se reunieron en el coliseo que se encuentra al interior de este complejo militar, confirmándose la orden de intervención.

Ejército del Perú

17


Operación militar “Chavín de Huantar” La fase de penetración de los comandos en las viviendas aledañas a la residencia cautiva se realizaría en las siguientes 72 horas, tomándose la previsión de no “Los Comandos tenian que infiltrarse sin ser captados por la prensa e inclusive por la fuerza policial ”.

ser captados por la prensa que se encontraba en los alrededores del inmueble diplomático, e inclusive de las mismas fuerzas policiales, que en una actitud despreocupada podrían hacer notar la presencia de los militares. Es así que se los comandos se trasladaron en vehículos que pasaban desapercibidos, otros vistiendo como agentes policiales o como cualquier persona civil, entre otros mecanismos de engaño. Una vez ubicados todos los comandos en el interior de los referidos inmuebles de las calles Marconi y Thomas Edison del distrito de San Isidro, los integrantes de cada equipo comenzaron a acomodarse lo mejor que pudieron en las diversas habitaciones ––– las que resultaron pequeños por la cantidad de hombres participantes –––colocando sus colchones sobre el piso, esperando solo la llegada de la hora “H” para ingresar a la residencia y rescatar a los 72 rehenes. Sería durante en el transcurso de las siguientes noches en que pernoctaron en las casas aledañas, donde cada uno de los comandos redactarían una carta, cuyo contenido solo ellos supieron, las mismas que serían entregadas a sus familiares en caso que perdieran la vida durante la intervención militar de rescate. Solo dos de aquellas misivas llegaron lamentablemente a ser entregadas. La “infiltración” de los comandos en las viviendas culminaría en la madrugada del día 21, aproximadamente a las 3 a.m. A la una de la tarde aproximadamente de aquel 22 de abril de 1997, se dispuso ocupar las posiciones señaladas bajo la superficie de la residencia japonesa. Los comandos de los grupos “Alfa” y “Delta” ingresarían hacia el interior de los túneles, mientras que otro de los equipos Delta se concentraba en la casa “Unique” en donde esperaban la señal de ingreso junto con sus francotiradores.

18

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Los relojes marcaban las 3 de la tarde, y para entonces ya se había iniciado la comunicación con el almirante Luís Giampietri –que era uno de los rehenes al interior de la residencia- quien debía informar si las condiciones para la intervención eran favorables para proceder a con la intervención. Las comunicaciones entre el interior de la residencia, los encargados de operación y el Comando de Operaciones Tácticas – COT (que se instaló en el Cuartel General de la Marina y que se ubicaba a pocas cuadras de la residencia japonesa) se hizo más intensa conforme trascurrían los primeros minutos de aquella hora “H”.

“La señal que indicaría el inicio de la operación seria las explosiones subterráneas”.

La señal que indicaría el inicio de la operación seria las explosiones subterráneas al interior de la residencia una vez terminada la cuenta regresiva. Es por eso que aproximadamente a las 15:22 horas, uno de los integrantes del equipo de mando dio comienzo a la cuenta regresiva 5, 4, 3, 2, 1, 0, y cuando todos esperaban la inmediata detonación, esta no se daba. Pasarían unos segundos para que se escuche la primera detonación. Aparentemente esta demora de algunos segundos puede resultar insignificante; sin embargo, para el caso de operaciones militares, esta puede ocasionar que se cambie todo el plan de operaciones. Estos segundos de demora fueron aprovechados por los subversivos para dejar de jugar su partido de futbol en la sala principal, tomar sus armas y repeler la intervención militar.

Ejército del Perú

19


Operación militar “Chavín de Huantar” Al activarse las explosiones, los comandos salieron de los diferentes túneles y de las casas vecinas a la residencia. Se suponía que al llegar corriendo uno de los equipo Delta proveniente de la casa “Unique” hacía la puerta principal que da acceso al interior del inmueble, esta debía estar ya abierta y dominada por el grupo “Alfa”, lo cual no había ocurrido. Ante la situación ––en cuyo trayecto no se dejaba de apuntar hacia las ventanas repeliendo los disparos que hacían los emerretistas desde las ventanas de la parte superior de la casa con dirección a la puerta que da a la calle Tomas Edison–– y al encontrarse con la sorpresa que esta no estaba abierta, es allí donde se procede a ejecutar el plan alterno conforme se había tomado en cuenta durante los entrenamientos. El encargado de este sub equipo ordeno a uno de los marinos hacer la brecha en la puerta, adhiriendo de inmediato el explosivo en la superficie para alejarse rápidamente, haciéndolo detonar no sin antes sujetar el explosivo con un rastrillo que estaba cerca. La onda explosiva produjo que algunas cajas de gaseosas que estaban amontonadas junto a la entrada salieran disparadas.

20

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Los minutos transcurrían y el tiempo fijado para realizar toda la operación hace rato ya se había cumplido y aun no se tenía bajo control la residencia del embajador. La situación más crítica era aquel que se presentaba a lo largo pasadizo del segundo piso donde el combate entre comandos y emerretistas arreciaba, siendo estos últimos los que no dejaban de disparar sus fusiles AKM con dirección a donde aguardaban los comandos, los mismos que ocasionaron que casi todo un equipo sea evacuado al hospital por las graves heridas y perdida de alguna parte de su cuerpo. Es en este encarnizado enfrentamiento donde perdió la vida el Teniente Raúl Jiménez, mientras

“Arrancar y arrojar la bandera emerretista por parte de un Comando”.

que por el lado izquierdo de la residencia también perdía la vida el comandante Juan Valer Sandoval al proteger con su cuerpo la vida del entonces canciller de la republica. Los emerretistas apostados desde un cuarto denominado “Cuarto G” donde concentraban la mayor cantidad de sus armas repelían el ataque de los comandos. Ante esta situación, el jefe del equipo Delta ordenaría el empleo del explosivo sobre el techo de dicho cuarto, desde cuyo forado lograrían neutralizar el ataque emerretista. El resto de miembros de dicho grupo terrorista había perdido la vida en diferentes puntos del inmueble diplomático al repeler vehementemente la intervención de los militares, terroristas que no dudaron en disparar contra los rehenes, una de cuyas balas le arrebataría la vida al magistrado Carlos Giusti. Arrancar y arrojar la bandera emerretista por parte de un comando, que había sido colocada en la parte más alta de la residencia por los captores, significaba que la operación había concluido tras varios minutos, a la que se unió en canto del Himno Nacional por parte de los comandos mientras los rehenes eran evacuados rápidamente en buses con dirección al Hospital Militar Central del distrito de Jesús María. Más de una veintena de militares que participaron en la operación de rescate que fue luego denominada como Chavín de Huantar, sufrieron graves heridas y contusiones

Ejército del Perú

21


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

La vida y la Esperanza renacen de nuevo : El testimonio de Hugo, un Comando de Chavín de Huantar

22

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Conforme pasaban los años, también trascurrían los diferentes puestos de trabajo en mi vida como militar y en los ascensos del mismo. Cuando un día me detengo “Mi señora después de doce largos años había logrado quedar embarazada”.

a reflexionar, ya era el año de 1996 y tenía el grado de Teniente Coronel, que en términos coloquiales significaba ser Comandante. Pero curiosamente en el mes de junio de ese año recibí una grata noticia: Este era que mi señora esposa después de doce largos años de tratamiento había logrado quedar embarazada ¡Y de mellizas! Si bien esta fue una de las mejores noticias de mi vida; sin embargo tenía que equilibrarla con la otra responsabilidad que era el entrenamiento a los comandos que yo brindaba en dicha escuela, en el distrito de Chorrillos donde prestaba servicios. Visitas al médico, monitoreo de la salud de Rosa -mi esposa- y del trabajo en la Escuela de Comandos, entre otras preocupaciones, fue la manera en que trascurrieron los meses de embarazo y de trabajo hasta que llegó la noche de aquel infausto 17 de diciembre de 1997. Aquel día me encontraba departiendo en el cumpleaños de un Coronel que había tenido la gentileza de invitarnos a su reunión. Yo había asistido solo por un momento pues mi esposa me esperaba en casa y yo tenía que estar pendiente de ella por el estado en que se encontraba. Con Rosa había contraído nupcias en el año de 1984 y desde entonces, como una pareja de jóvenes deseábamos tener hijos. Pasaba el tiempo y ella no podía quedar embarazada, situación que en algunos momentos nos hizo pasar situaciones difíciles. Una noche al llegar muy tarde de trabajar, al ingresar a nuestra habitación la encontré orando ante la imagen de la virgen María y del santo moreno Martín de Porres pidiendo un milagro de quedar embarazada. Yo solo atine a retroceder en silencio, ir a otro ambiente de la casa y sentarme embargado de tristeza por la situación que pasábamos, pidiendo al todo poderoso que me diera la oportunidad al menos de ser padre de un bebe.

Ejército del Perú

23


Operación militar “Chavín de Huantar” A pesar del paso de los años y del trajín propio de la vida militar, Rosa me acompañaba a todos los lugares a donde era destacado. Acudiendo a la ciencia “En el fondo yo llevaba toda la carga emocional ”.

médica y a la fe en Dios, inició ella un tratamiento médico del cual después de varios intentos, se obtuvo buenos resultados. Por recomendación médica yo siempre rogaba para que llegue a los siete meses y curiosamente el día 14 de diciembre mi esposa cumplió los siete meses de embarazo y tres días después, ocurre la toma de la embajada y a mí me designan para comandar una patrulla de rescate. Era una situación bastante complicada pues había procurado evitar en esos primeros 7 meses cualquier sobresalto en Rosa para alejar alguna amenaza en las bebes, hasta su nacimiento que fue en febrero. Además mi trabajo del cuartel jamás lo he mezclado o lo había llevado al ámbito familiar. Eso es por un lado, pero en el fondo yo llevaba toda la carga emocional”.

24

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Es así que, al llegar aquel 22 de abril de 1997, un extraño silencio había invadido el lugar donde nos encontrábamos los comandos, dejando apenas escuchar las respiraciones y latidos de los corazones de cada uno de nosotros, quienes permanecíamos arrodillados dentro de aquel túnel donde dominaba la penumbra. Miraba a mí alrededor queriendo romper aquella extraña sensación, pero solo hallaba el color verde de nuestros uniformes, chalecos negros, cascos y los fusiles que portábamos.

“En aquellos instantes pasaba por mi mente una serie de imágenes de mi familia”.

Sin embargo, al observar las miradas de mis hombres, note que estas buscaban conocer cuál sería su futuro tras dejar aquel lugar, pero quizás sin encontrar en aquellos momentos la respuesta deseada. Todo era tan extraño, cuando de pronto se escucho la voz de un hombre en una de las radios que decía: <<Tengo el control, tengo el control”...cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero…>> Y a los instantes una fuerte explosión metros más allá por encima de nos otros, nos hacia retornar a la realidad. Eran las 03: 23 de aquella tarde del 22 de abril, el día en que muchos de nosotros volveríamos nuevamente a nacer. Mientras corría a toda velocidad empuñando mi fusil delante de mi rostro para tener una mejor puntería en caso de que un terrorista me atacase, pasaba por mi mente una serie de imágenes de mi familia en aquellos instantes que parecían hacerse eternos y decía:

Ejército del Perú

25


Operación militar “Chavín de Huantar” “Dios mío, tanto te he pedido para que mi esposa salga embarazada…y ahora que recién han nacido mis hijas ¿No me vas a permitir verlas crecer?...inmediatamente me ponía a recordar que hasta antes de eso, yo decía que quería morir en una guerra, peleando por algo, porque morirse así nomás sin hacer nada no tenía sentido, pero ante esta situación, los sentimientos de padre afloran en los momentos de mayor peligro”. Al termino de la operación, lo primero que hice fue verme a mí mismo que estaba

“Las mire, les di un beso y agradecí a Dios por permitirme verlas otra vez”.

vivo, luego ir rápidamente a mi casa, entrar y dirigirme de inmediato a la recamara donde estaban las cunas donde dormían mis hijas. Las mire, les di un beso en sus pequeñas frente mientras le agradecía a Dios por permitirme verlas otra vez. Mi esposa entre lágrimas e imaginándose que yo había participado de aquella operación trasmitida en vivo por los medios de comunicación, me abrazaba fuerte a la que yo correspondí, quedando ambos largo tiempo en aquella recamara, en donde la vida y la esperanza renacían de nuevo. Si bien fue un momento inolvidable que culmino en felicidad, no obstante, no todos los hijos de los que participaron en dicha operación de rescate, volverían a ver a sus padres o en el mejor de los casos estos retornarían con alguna dificultad física.

26

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Juan el Papá Héroe

Ejército del Perú

27


Operación militar “Chavín de Huantar” Se tiene la idea que un militar es una persona amargada, cuadriculada y de áspero sentido del humor. Sin embargo, esta es una creencia realmente tergiversada, “Todo su duro entrenamiento que realizó durante su carrerra militar, lo volcó en sus hijos”.

alimentada muchas veces por rumores o malos comentarios de aquellos que no ven con buenos a quienes visten el uniforme, en especial del Ejército del Perú. Juan Valer era un hombre fuera de serie. Bromista con todos, siempre robaba una sonrisa hasta en los momentos más tensos propios del trabajo. Su imponente estatura y rasgos físicos, hacían parecer a este hombre que hubiera nacido en otro país. De piel colorada y de cabellos ensortijados rojizos, se convirtió en comando, obteniendo en el trascurso de su carrera militar condecoraciones y excelencias en los duros cursos de especialización, tanto en el Perú y el extranjero. Con sus dos hijos era un papá amoroso. Con Valeria y Giovanni se iban a las playas del sur a caminar y a dirigirse en los trayectos guiados por la posición del sol, la luna y las estrellas. Todo su duro entrenamiento que realizó durante su carrera militar, lo volcó en sus hijos de una manera amena y educativa, para que ellos supieran enfrentar los “obstáculos” de la vida.

28

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” El comando Valer o “Chizito” -como era conocido entre sus amigos de armas- había llegado a ser escolta del presidente y seguridad del hijo del mismo, el entonces adolecente Kenji Fujimori, con quien tendrían una estrecha amistad y quien aprendió de Valer las técnicas de supervivencia y descensos militares en cuerda. Cuando ocurre la toma de la embajada japonesa en diciembre de 1996, Valer por su especialidad de Comando se integró a la Patrulla Tenaz, entrenando y probando luego los explosivos en la playa La Chira en Chorrillos. Una característica de él es que siempre estaba de buen humor, solo poniéndose serio cuando algo no andaba bien. A pocos días de realizarse la operación de rescate, algo que llamo mi atención fue proponerme que lo acompañase para ir a visitar a su familia. Era un acto arriesgado teniéndose en cuenta que nos habían ordenado que no saliéramos de las viviendas colindantes con la residencia japonesa, pues sabíamos que en cualquier momento ordenarían entrar a rescatar a los rehenes. Pero la manera serena y metódica como me pidió que lo acompañara, me hizo entender que algo dentro de él lo obligaba, y yo como su promoción de la Escuela Militar, tenía el deber de acompañarlo.

Ejército del Perú

29


Operación militar “Chavín de Huantar” -Chizito qué pasa, te veo algo callado, ¿Te sientes mal? - No promo, por el contrario me siento muy bien, solo estoy concentrado para lo que se viene. - ¡A bueno si es así, no hay problema! - Un servicio Hugo, acompáñame a mi casa a visitar a Marina y a mis hijos. - ¡Pero estamos con orden de inamovilidad Juan! - Lo se promo, pero por favor acompáñame. Tiremos contra como cuando éramos cadetes en la EMCH. - Esta bien promo, vamos pero no demoremos. Recuerda que estamos en una misión. - Te lo agradezco Hugo, eres como mi hermano. Es por eso que yo con él un día antes de la operación “tiramos contra”, pues estábamos con 3 días comiendo productos alimenticios enlatados que ya aburría. Además creo que la forma como él me lo pidió para dirigirnos a su casa, notaba algo especial que presentía, porque prácticamente él hizo una despedida a sus familiares.

30

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Nos fuimos a su casa en Pueblo Libre a comer un pollo a la brasa, con su esposa Marina y sus dos hijos y de allí nos regresamos a las 11 p.m. Es curioso, yo soy comando y soy muy duro con mis condiciones y durante los 125 días anteriores nunca había hecho una “contra”, pero ese día él me convenció para salir a su casa. Ante esto creo que estamos hablando de cosas sobrenaturales . Al culminar la operación de rescate aquel 22 de abril de 1997, mientras todos daban gritos de victoria, me cruce con un médico militar que venía con un comando herido. Al consultarle por Valer, este me respondió: “¿No sabe? Valer está muerto”,

“Mientras todos gritaban victoria, me cruce con un médico y me dio la nefasta notícia”.

y siguió su camino. Ante tal respuesta, muchas imágenes pasaron por mi mente junto a Valer, cuando fuimos cadetes en la Escuela Militar de Chorrillos, participando en los cursos, cuando fue a visitar a mi esposa al Hospital Militar quien había dado a luz a mis hijas mellizas y el, siempre bromista, me decía: “Al fin Hugo hiciste algo bueno”; o cuando lo acompañe aquella vez a su casa a departir con su familia sin saber que sería la última vez. Es como si una melodía triste envolviera todas esas imágenes y apagaría la bulla de mí alrededor. Sus hijos con quienes compartió unas noches antes, ya no volverían a ver a su padre, así como el hijo del presidente, que ante la tumba de su amigo, despedía al “papá” Chizito.

Ejército del Perú

31


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Jesús “El Comando”

32

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” La vida militar de Jesús estaba marcada por los constantes enfrentamientos en las cuales tuvo que participar por su especialidad de Comando. Había combatido al terrorismo en diferentes partes del país, especialmente en las zonas alto andinas, en parajes donde el frio por momentos congelaba los pulmones. También venía de combatir en la frontera con el Ecuador de aquel verano de 1995 donde cumplió la misión de expulsar al invasor de nuestro territorio. Tales situaciones lo obligaron a estar bastante tiempo alejado de su familia, con la que se comunicaba a través de cartas o radio transmisores, en donde apenas

“La vida militar lo olbigaron a estar bastante tiempo alejado de su familia”.

podían intercambiar palabras por la lejanía o por mantener la seguridad de las comunicaciones. Es por ello que creyó, al ser destacado a Lima, tendría más tiempo de compartir al lado de su familia, la que en silencio había llevado la angustia al saber de lo riesgoso que era su vocación profesional. Sin embargo, la toma de la residencia del embajador japonés la noche del 17 de diciembre de 1996 a manos de un grupo de terroristas del MRTA, una vez más lo obligaría a estar lejos de sus seres queridos y sobre todo, ver cara a cara a la muerte.

Ejército del Perú

33


Operación militar “Chavín de Huantar” Al integrarse a la Patrulla Tenaz dentro del equipo especial de apoyo del grupo Delta, en los siguientes casi cuatro meses participaría de los intensos entrenamientos que “Dicho medio de comunicación ponía en riesgo la vida de los rehenes ”.

se realizaba diariamente para lograr una exitosa operación de rescate. Durante ese tiempo, el comando Jesús disimulaba su prolongada ausencia de casa aduciendo que tenía múltiples comisiones en provincias, por lo que cada vez que retornaba, tenía que conseguir algún “recuerdo” regional comprándolo en una tienda de artesanías de la capital. Pero algo que lo indigno durante ese tiempo, fue la publicación de un diario capitalino señalando la construcción de túneles para facilitar una posible intervención militar. Dicho medio de comunicación no tuvo en cuenta que esta información ponía en riesgo la vida de los rehenes y de todos aquellos que trabajaban para rescatar con vida a las 72 personas cautivas. Por suerte, la noticia perdería su impacto mediático gracias al manejo de las operaciones sicológicas y porque dicho periódico publicaba notas de supuestos planes de rescate que nunca se realizaron, restándole credibilidad. Hasta que llegó el mes de abril de 1997 y tuvieron conocimiento que las tensiones entre los terroristas y rehenes se hacían más recurrentes, obligando al ejecutivo ordenar la puesta en marcha de la operación militar de rescate. “El sábado anterior al rescate, regrese a mi casa, cogí a mi hijo de dos años, abrace a toda mi familia y les dije que me iría de comisión por unos tres o cuatro días a realizar un salto en paracaídas en Nazca… sé que les mentí, pero tuve que hacerlo por el bien de la operación y evitarles la angustia”

34

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” Una vez instalados todos los comandos en las viviendas colindantes con la residencia diplomática durante los tres días anteriores al 22 de abril. Quienes componían la Patrulla Tenaz sabían que la intervención militar tenía un alto riesgo, que comprometía sus propias vidas y de los rehenes. Frente a esta situación, todos los presentes hicieron un alto y elevaron una plegaria por el éxito de la intervención. “…estuvimos allí, en la noche oramos, antes de ingresar a la residencia también

“Estuvimos allí, en la noche oramos, antes de ingresas a la residencia”.

oramos, y antes de salir de la brigada especial hicimos lo mismo, porque gran parte de los que componíamos estos grupos éramos católicos...En este tipo de operación, el riesgo es muy elevado; porque en las mejores operaciones ha habido muertos tanto en la parte operativa, en los terroristas e incluso de los rehenes. Es más, éramos conscientes que muchos de nosotros íbamos a salir sin vida...” Culminada las oraciones, todos se replegarían a sus habitaciones a esperar el día de la intervención ––– conocido también como el Día “D” –––. De esta manera se acercaba el fin del cautiverio de 72 personas.

Ejército del Perú

35


Operación militar “Chavín de Huantar” Siendo las 3 y 22 de la tarde de aquel 22 de abril de 1997, una serie de explosiones daban inicio a la operación de rescate. A través de las pantallas de televisión, la población veía como numerosos “hombrecitos verdes” aparecían por todas partes “Un disparo emerretista alcanzó su brazo y lo dejo inhabilitado”.

de la residencia japonesa, mientras se escuchaban los disparos emerretistas, ya que los fisiles empleados por los comandos no hacían ruido. El comando Jesús ingresaría al inmueble por el lado izquierdo de la misma, donde se encontraba la terraza y por la que saldrían la mayoría de los rehenes arrastrándose sobre el piso hasta llegar a una escalera, protegiéndose de las balas terroristas que salían del interior del segundo nivel. En esta zona se encontraba también Valer, quien segundos antes había caído mortalmente herido al cubrir con su cuerpo la del entonces canciller Francisco Tudela. De inmediato, el comando Jesús junto con otros comandos se colocaba a un lado de dicha puerta metálica colindante con la terraza para proteger la salida de los rehenes que lo hacían a gatas. Es allí, al intentar ingresar al inmueble donde Jesús es alcanzado por la bala de AKM disparado por un emerretista, cayendo al piso, dejándole inutilizado el brazo herido y sin poder utilizar su arma. Aquellos instantes de combate son recordados de esta manera: “Cuando yo llego a la terraza, el Crl. Valer ya estaba en el suelo. Cuando yo cruzo la puerta (blindada) abierta, empezamos a dominar y es ahí donde me cae un balazo, que me baja la mano y cae mi fusil, pero aun así continuo el grupo. Porque es así: si uno cae herido o muere, no se tiene que detener y se continúa…Luego llego el Crl. Williams y me dice: ¡Entra! ¡Entra! Y yo le abro la mano para que vea que estoy herido. De allí con mis propios medios salí casi perdiendo la visión, hasta que llegue a un área verde donde me atendieron de urgencia y luego me evacuaron al hospital militar… Mi diagnóstico fue LESION GRAVE EN LOS TRES NERVIOS EN EL PLEXO BRANQUIAL DERECHO, eso significa una lesión grave en el brazo derecho… no tengo movimiento normal del brazo, ni escribir, ni agarrar las cosas, tengo un movimiento limitado del brazo.””

36

Actualidad Militar


Operación militar “Chavín de Huantar” El comando Jesús se llegaría a recuperar después de varios años de terapia física e intervenciones quirúrgicas a las que fue sometido incluso en el extranjero. No obstante, como manifestaría este comando años después, a pesar de lo ocurrido, no dudaría en enfrentar nuevamente cualquier amenaza porque el comando del Ejército del Perú nunca se rinde.

Ejército del Perú

“A pesar de lo ocurrido, no dudaría en enfrentar nuevamente cualquier amenaza”.

37


HISTORIAS DE VALOR

El Cenepa

38

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

E

ntre 1981 y 1984 los ecuatorianos, a pesar de la inobjetable victoria que obtuvimos en 1981, no cesaron de provocar incidentes fronterizos que, nuevamente, ponían en

peligro la paz. Cuando el 15 de enero de 1984 soldados ecuatorianos atacaron el PV “Avanzado”, ubicado a 5 kilómetros de la línea fronteriza, fueron rechazados enérgicamente por los peruanos, los que les causaron dos bajas. Este incidente dio lugar a un nuevo encuentro de altos mandos militares en busca de medidas de confianza que anularan o minimizaran estos incidentes. Se acordó un procedimiento, que privilegiaba el diálogo, para evitar que las patrullas de ambos países que se encontra¬ban en los espacios fronterizos se fueran a las armas. Estos procedimientos fueron distribuidos a las tropas de los países mediante una cartilla de seguridad, con lo que se ganó un largo período de tranquilidad en la frontera, interrumpido en 1991 por un incidente de alto riesgo.

En 1977 Ecuador estableció un PV entre los hitos 50 y 51, entre los cuales no se había demarcado la línea fronteriza por discrepancias surgidas en 1948, cuando los miembros de la Comisión Mixta Demarcadora de Límites no se pusieron de acuerdo respecto al trazado de dicha línea. Para el Perú debía seguir el trazo del contrafuerte de la Cordillera del Cóndor y para Ecuador debía ser una línea recta de hito a hito. Ese PV, llamado por los ecuatorianos “Teniente Ortiz”, estaba entonces en un área que los peruanos consideramos nuestra, aunque sin delimitar. Desde años anteriores, en el sector del río Santiago, ya existía un PV “Teniente Ortiz”, pero en la línea de frontera y sobre dicho río. Además, la cartografía peruana ratifica su existencia, pero en el lado ecuatoriano. Frente a ese PV, los peruanos tenían instalado el PV “Pachacutec” (antiguo), que fue desactivado y en su reemplazo se construyó en abril de 1981 el PV “Chiqueiza”, aunque más alejado.

Ejército del Perú

39


Conflicto del “Cenepa” En 1986, el Perú decidió construir un PV al que se llamó “Nuevo Pachacutec” y que estaba ubicado frente al PV ecuatoriano “Mirador”. El 17 de julio de 1991, tropas peruanas descubrieron una patrulla ecuatoriana en las inmediaciones del PV “Nuevo “Las conversaciones no lograron que se arribaran a un acuero”

Pachacutec”, luego de ingresar a nuestro territorio por el hito 51, y se produjo un incidente menor. De acuerdo a la cartilla de procedimientos, los jefes de patrulla entabla¬ron conversación en busca de una solución al incidente, pero no se pusieron de acuerdo, pues los ecuatorianos insistían que estaban en su país. Siguiendo el procedimiento, las conversaciones se fueron ampliando, involucrando a los comandantes de compañía responsables de ese sector, luego a los comandantes de batallón y, finalmente, a los comandantes generales de las GGUUCC encargadas de la cobertura de la Cordillera del Cóndor a ambos lados de la frontera, es decir, la 5a. División de Infantería de Selva, del Perú, y la 21a. Brigada de Selva, ecuatoriana. Las conversaciones no lograron que se arribara a un acuerdo. Ambas partes persistían en su enfoque sobre el límite fronterizo, asegurando, como consecuencia, que sus tropas estaban en su propio territorio. Las conversaciones se escalonaron de nivel en nivel hasta las cancillerías. En 1994, el Ecuador había pues iniciado un nuevo proceso de infiltraciones, ahora orientada hacia el río Cenepa, ocupando Cueva de los Tayos. En vista de esta situación, el Comando de la Quinta División de Servicios, ordena se refuercen los puestos de vigilancia y se intensifique el reconocimiento de la cabecera del río Cenepa a fin de apreciar la magnitud de la infiltración.

40

Actualidad Militar


Conflicto del “Cenepa” El 3 de enero de 1995, una patrulla ecuatoriana, esta vez de 45 hombres, se instala en Falso Cueva de los Tayos. Por su parte, el jefe del BIS 25 dispone que una patrulla compuesta de 31 hombres reconozca la cabecera del río Cenepa. Se confirma entonces la presencia de tropas y la existencia de fortificaciones en dicho punto geográfico. En vista de ello, el Comando de la 5ta DIS, dispone que del BIS 25 se desplacen dos patrullas de reconocimiento hacia Falso Cueva de los Tayos, Falso Base Sur y la cabecera del río Cenepa. La patrulla “Toño” al mando del teniente Marco Gomez,

“Se confirma entonces la presencia de tropas Ecuatorianas en nuestro territorio”.

se desplaza hacia Falso Cueva de los Tayos; la patrulla “Tormenta” al mando del teniente Samuel Calle, en misión de reconocimiento de la trocha que conduce al hito “20 de Noviembre”; la patrulla “Lince” al mando del subteniente Gustavo Figueroa, se desplazaría junto con la patrulla “Tormenta” y posteriormente hacia retaguardia del llamado Falso Base Sur; la patrulla “Rooselvet” conformada por 30 hombres al mando del teniente William Guzmán hacia la cabecera del río Cenepa adonde habilitaría un arrea para un helipuerto en la quebrada Fashin, y la patrulla “Rommel”, al mando del teniente Rommel Alvarado, al mando de 40 hombres en apoyo a la patrulla “Rooselvet” hasta quebrada Fashin y posteriormente hacia retaguardia de Falso Cueva de los Tayos.

Ejército del Perú

41


Conflicto del “Cenepa” El 2 de enero a las 1330 horas, las patrullas “Tormenta” y “Lince” fueron emboscados en la zona conocida como “la ye”, las cuales luego de repeler el ataque lanzaron un contraataque logrando que los ecuatorianos se replieguen. La patrulla “Tormenta” quedó establecida momentáneamente entonces entre las cotas 1274 y 1232. El 19 de enero a las 1530 horas, dos patrullas ecuatorianas atacaron a la patrulla “Tormenta” la cual mediante una hábil maniobra logra hacer retirarse a las tropas enemigas. A estas alturas los planes ecuatorianos, descubiertas sus bases logísticas, la más avanzada la de Falso Cueva de los Tayos, tuvo indudablemente que modificarse. Esta fue a partir de ese momento una guerra defensiva tipo guerrilla, en esencia, una guerra de desgaste focalizada. Los planes peruanos, por su parte, visaban la conducción de operaciones tácticas ofensivas con la finalidad de restablecer la soberanía en el sector fronterizo infiltrado por tropas ecuatorianas. Para ello recurrió a la modalidad de guerra contrasubversiva similar a la que había usado satisfactoriamente en la zona de emergencia.

42

Actualidad Militar


Conflicto del “Cenepa” El 26 de enero, los ecuatorianos iniciaron las operacio¬nes, cuando atacaron la patrulla “Roosevelt” en la quebrada Fashín, primero mediante helicópteros y luego con una fuerza terrestre. Los peruanos se defendieron durante cinco días, a pesar de que el mismo 26 había fallecido su comandante, el teniente Guzmán. Sin municiones, la patrulla “Roosevelt” se replegó hacia PV-1 abriendo trocha para evitar las rutas conocidas ya que sus integrantes no tenían recursos para combatir. Después de 18 días de penosa marcha llegaron al PV-1 únicamente 13;

“Se inician las operaciones para recuperar Cueva de los Tayos”.

había fallecido el teniente Guzmán, el SO Enf Segundo Minchán, el cabo Antonio Sarmiento y los soldados Eduardo Ejizán y José Álvarez, siendo capturados por los ecuatorianos dos soldados. El 26 de enero se inician las operaciones para recuperar Cueva de los Tayos. Al día siguiente, a las 0530 horas, las tropas del BIS 25, atacan la posición donde se encontraban las tropas ecuatorianas y tras 3 horas y 30 minutos de lucha, logran desalojarlos. Este exitoso ataque se logra mediante una maniobra de desbordamiento por el flaco Este de Cota 950 (Falso Cueva de los Tayos) efectuado por la Compañía “C” (-) del BIS 25 habiéndolo fijado previamente por el Flanco Nor Oeste con la primera sección de la Compañía “A” del RCB 113.

Habiendo dichas fuerzas peruanas continuadas, luego del ataque exitoso,

hacia Falso Base Sur (Cota 1180), los ecuatorianos intentaron nuevamente ocupar Falso Cueva de los Tayos. Esto ocasionó un nuevo enfrentamiento entre dichas tropas y las de la Unidad de Comandos “Papillón” al mando del mayor Juan Bazalar, conformada por tres patrullas, quienes luego de ponerlas en fuga consolidan temporalmente dicha posición.

Ejército del Perú

43


Conflicto del “Cenepa” A las 1230 horas del 30 de enero, la Unidad de Comandos “Papillón”, perteneciente al BC 19 y el escuadrón “A” (-) del RCB 113, avanzan hacia Falso Base Sur, recibiendo en el trayecto refuerzos provenientes de la Unidad de Comandos “Pirata” al mando “El ataque frontal lo realiza la Unidad de Comando Papilón”.

del mayor Cesar Astudillo. El 31, las fuerzas peruanas, se establecen en Cota 1406 donde reponen fuerzas y se preparan para el ataque a Falso Base Sur (Cota 1180). Desde esa posición inician la marcha de aproximación hacia el objetivo previsto, el día 2 a las 0610. A las 0700 del día 3, la Unidad de Comandos “Pirata”, desborda por el flanco Este de Cota 1180 (Falso Base Sur) seguida por un pelotón del RCB 113. El ataque frontal lo realiza la Unidad de Comandos “Papillón” conjuntamente con el escuadrón “A” (-) del RCB 113. A las 1100 horas cuando la situación era favorable a las tropas peruanas, las fuerzas ecuatorianas reciben un refuerzo importante proveniente de Coangos siendo neutralizada por la Unidad de Comandos “Pirata”. Dicho enfrentamiento dura 17 horas. Las fuerzas ecuatorianas se retiran desordenadamente. En dicha acción exitosa pierden la vida el capitán Marco Jara, y los sargentos segundos William Arias y Cesar Arteaga.

44

Actualidad Militar


Conflicto del “Cenepa” Entre el 17 de febrero de 1995, en que se firmó la Declaración de Paz de Itamaraty, cuando las tropas de ambos países aún combatían, hasta el Acuerdo Global y Definitivo, firmado en Brasilia el 26 de octubre de 1998, se produjeron intensas negociaciones en las que cumplieron un papel muy activo y trascendente los países garantes. Hemos visto que la Declaración de Paz de Itamaraty, que instaba a la separación inmediata y simultánea de las tropas enfrentadas y la desmovilización gradual de

“Se logró cerrar las fronteras con la colocación de los hitos”.

unidades, no produjo efectos prácticos con miras a la cesación de las operaciones, fundamentalmente porque Ecuador se negó a silenciar sus armas. Esto se logró el 28 de febrero, con la Declaración de Montevideo. Cuando cesaron las operaciones se formó la Misión de Observadores Militares para Ecuador y Perú (MOMEP), el 10 de marzo de 1995. Este organismo, que inicialmente estuvo integrado por personal militar de los países garantes, fue incrementado con delegaciones militares del Perú y Ecuador, y cumplió un papel sustantivo en cuanto a la distensión y la pacificación de la zona en conflicto. Cesó sus actividades el 31 de mayo de 1999, como consecuencia del Acuerdo Global y Definitivo de Brasilia y cuando se logró cerrar las fronteras con la colocación de los hitos pertinentes.

Sendero Luminoso condujo la guerra más irregular e informal de la historia, por

Ejército del Perú

45


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

¡Otra vez por acá mi Capitán!: Testimonio del Crl. EP Juan Fernando Nuñez Aranda

46

Actualidad Militar


Conflicto del “Cenepa” Transcurría el mes de Enero del año 1995, por lo que fui destacado a la Escuela de Paracaidistas del Ejercito; no veía a mi familia aproximadamente dos años porque estuve trabajando en la 5ta DIS- BIS 85 en Ampama, una zona endémica por excelencia y era imposible estar con la familia, y pensaba que por fin estaría con ellos que tanto los extrañaba, a mi querida esposa Miluska y a mis hijos Renato y Sebastián. Luego de establecerme en la escuela, llego la orden de que todos los oficiales con el grado de Capitán, conformarían unas patrullas para una posible entrada a la zona de conflicto. Yo pensaba que esto era un poco difícil esta situación porque

“LLego la orden de que todos los Oficiales del grado de Capitán conformarían las patrullas”.

nosotros éramos como escuela los que formábamos a los soldados justamente para operaciones, hasta que un día el Coronel director nos dijo que comenzarían los entrenamientos; pero que estemos tranquilos porque era casi imposible que nosotros fuéramos al conflicto. Hasta que la noche del 27 de Enero de ese año, aproximadamente a las dos de la mañana, nos llamaron al patio del Batallón de Comandos No 61 -pensando nosotros- que era un ejercicio de rutina como muchos otros. Contamos a nuestros hombres 35 por patrulla con un sub oficial adjunto y en esos momentos la orden fue embarcarnos en los camiones y dirigirnos al Aeropuerto sin saber cuál era nuestro destino, algunos decían y era lo más creíble que nos íbamos a Tarapoto a relevar a un Batallón que se iba a ir a la guerra.

Ejército del Perú

47


Conflicto del “Cenepa” Llegamos al Aeropuerto, nos embarcamos sin saber nuestro destino y aterrizamos en un lugar que nadie conocía hasta que me encontré con un Técnico y me dijo “De las doce patrullas escogieron a cinco, entre ella la mía”.

¡Mi capitán de nuevo por acá!. Y resulta que estábamos en Bagua, eran las once de la mañana y la orden del Comandante General era de apoyar al Regimiento de Caballería No 111 en Base Sur ,luego hasta Imazita y en helicópteros al puesto de vigilancia PV1 al que llegamos a las cuatro de la tarde, nos reunimos con un comandante quien nos dijo que la operación era de tres días. De las doce patrullas escogieron a cinco, entre ellas la mía, saliendo a las cinco de la tarde y una hora después estaba totalmente oscura. En medio del monte dormimos como pudimos luego de muchas caídas por parte del personal que no tenía experiencia de caminar en la selva. Al día siguiente partimos muy temprano y cuando eran las doce del día aproximadamente, nos encontramos con una patrulla de Batallón de Comandos No 19 que regresaban hacia el PV 1 con varios heridos y un muerto. Al preguntar por el último, me dijeron que era el Capitán Jara Schenone, mi gran amigo y promoción, que al enterarme de su deceso provocó una gran tristeza en mí. Aunque este no sería el único momento conmovedor en aquellos días de conflicto.

48

Actualidad Militar


Conflicto del “Cenepa” “Saliendo por la tranquera me encontré con mi hermano el Tte. Crl. Luis Núñez, quien contrariado me pregunto -¿Dónde vas? -¡No se! pero solamente hazme el favor. Entregarle esta cadenita dorada a mi amada esposa Miluska si es que llegara a pasarme algo. Este sería un momento inolvidable en mi vida, nos dimos un abrazo casi colgado

“Este sería un momento inolvidale en mi vida, nos dimos un abrazo”.

del camión y con lágrimas en los ojos Luís me dijo: ¡VIVA EL PERU CARAJO!....” A las seis de la tarde ya estábamos en Base Sur, hicimos el planeamiento para atacar Coangos, a las cinco de la mañana del día siguiente, luego de esto nos dirigimos con nuestras patrullas que se encontraban a unos cien metros del puesto de comando. Siendo las tres y cuarenta de la madrugada (nunca me olvidare de esa hora) se produjo un bombardeo que no sabíamos de dónde provenía y era completamente oscuro, todos gritaban y yo trataba de calmarlos y hacerlos callar hasta que amaneció. Posteriormente nos dirigimos al puesto de comando y nos encontramos con un cuadro desgarrador: Había sangre, árboles caídos, pedazos de uniforme y lo peor de todo no había nadie. Sentimos tanta cólera, ira, venganza etc.

Ejército del Perú

49


Conflicto del “Cenepa” Todo mezclado, tomamos la decisión de atacar a esa hora con los que quedábamos y con lo que teníamos, cuando estábamos listos apareció un Sub Oficial de la “Con el orgullo de haerlos desalojados y haber luchado por mi Patria”.

nada indicándonos que fuéramos a un punto donde se encontraban reunidos los que habían sido atacados dándonos con la sorpresa que había dos muertos y casi ocho heridos. Faltando un día para la guerra, planeamos mejor y con la tranquilidad necesaria recibimos la orden de que el ataque sería con orden del Escalón Superior, como se realizó luego con la Escuela de Comandos del Ejército, permaneciendo en la zona de operaciones no por tres días sino por tres meses con un mismo uniforme, pero con el orgullo de haberlos desalojado y haber luchado por mi Patria.

50

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Momentos de Valor y Coraje Tco1 EP Jorge Meléndez Portocarrero

Ejército del Perú

51


Conflicto del “Cenepa” Este valeroso soldado, sobreviviente de este conflicto, compartió sus experiencias y anécdotas de aquel enfrentamiento bélico que demostró la entereza y el valor de los integrantes del Ejército del Perú, al defender con sus propias vidas el territorio “Recuerdo esa época fue muy dura”.

patrio. “Recuerdo esa época fue muy dura, yo conformé la segunda patrulla que salió del Batallón de Comandos Nº 19 que estaba al mando del entonces Mayor EP Cesar Astudillo. Nosotros llegamos a Mesones Muro y de ahí un helicóptero nos trasladó al PV1 donde nos fusionamos con la patrulla de “Papillón”. En la noche, nos encontrábamos en Cueva de los Tayos; estaba lloviendo y no podíamos armar ninguna carpa, pero luego fuimos alojados por otros compañeros que estaban en el lugar. En horas de la madrugada, alguien abruptamente me despierta y me dice: “Sal de la carpa, busca un árbol”, y a los minutos, se escucha una fuerte explosión. Las tropas ecuatorianas nos habían lanzado un misil, pero por suerte no hubo ninguna víctima. Este sería mi primer día en la zona de conflicto. Nosotros participaríamos desde que empezó hasta que terminó el conflicto, éramos una fuerza de comandos y nuestra misión era conquistar el objetivo; una vez obtenido, venía una unidad regular y se posicionaba en el lugar, para que las tropas ecuatorianas no vuelvan a ingresar a nuestro territorio”. Pero también vi a la muerte de cerca. Cuando me encontraba en Base Sur, un sargento pisó una mina antipersonal, perdiendo una de sus piernas y quien estaba a mi costado. Nuestro enfermero trataba de ponerle la vía, pero estaba nervioso, por lo que tuve que ayudarle porque tenía nociones a razón que en el Batallón de Comandos nos enseña también primeros auxilios. El jefe de patrulla ordenó que repleguemos al herido al PV 1.

52

Actualidad Militar


Conflicto del “Cenepa” Luego de varios días, nuestro grupo llega a aquel puesto y nos enteramos que el sargento había fallecido desangrado en el camino, provocando una tristeza entre nosotros, por lo que todos haciendo un circulo oramos un padre nuestro por su eterno descanso, continuando luego con nuestro trabajo. Otra de las experiencias que tuve durante el conflicto ocurrió cuando llegó a nuestra base un Técnico del Regimiento de Caballería de Tacna. Este era un hombre muy adulto, de cabello cano, enviándome junto con él a cuidar la entrada del río Cenepa. Un día, siendo aproximadamente las 6 de la tarde mientras nos desplazábamos,

“Me pidió que sacara de su bolsillo una fotografía de su familia, fué triste ver morir a un compañero”.

el técnico pisó una mina antipersonal, quedando gravemente herido. No teníamos coagulantes, ni siquiera una vía para colocarle, por lo que tuvimos que acomodamos en un tambito o camillita rustica. Casi al promediar las 4 de la madrugada, lamentablemente falleció. Recuerdo que antes de morir, dicho técnico me pidió que sacara de su bolsillo una fotografía donde aparecían su esposa e hijo, pidiéndome que cuando yo regresara a Lima, se la entregara a su familia. Fue un momento muy triste al ver morir a un compañero. Solo m quedó cerrar sus ojos y elevar una oración por su alma. Debo afirmar que para es motivo de orgullo haber servido a la Patria y no todos tienen la dicha de haber estado en una zona de conflicto. Aun recuerdo al sargento y al técnico que perdieron la vida, y quienes hoy son nuestro ángeles guardianes en la guerra.

Ejército del Perú

53


HISTORIAS DE VALOR

Lucha por la Pacificaciรณn Nacional

54

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

P

or cada ráfaga de violencia soltada por las organizaciones terroristas desde 1980, la democracia y el orden se veían amenazadas, vidas inocentes pagaban el precio de los

horrores cometidos por aquellos grupos guiados por una ideología en la que la violencia era el componente esencial. El terror reemplazó a la política y el diálogo como forma de expresión, la democracia se tambaleaba y algunos erraron su proceder traicionando el espíritu y esencia de los institutos armados que sólo sirven y protegen a sus ciudadanos… la paz era un escenario lejano. Cada sector de la sociedad se vio golpeado por una espiral de violencia sin límites. Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional tuvieron un papel decisivo en este proceso, pues asumieron con sus vidas la defensa del Estado y la sociedad ante la insana agresión de los fundamentalistas del odio social. Una guerra declarada por peruanos contra peruanos, un largo y cruento episodio que no debe volver a repetirse… esa es la mejor forma de honrar la memoria de los ciudadanos y miembros de las fuerzas del orden que no llegaron a ver la paz que ellos ganaron con sus vidas.

Ejército del Perú

55


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERCIONES SICOLÃ&#x201C;GICAS

Un Amanecer de Fuego

56

Actualidad Militar


Pacificación Nacional Era una noche fría, tan fría como el temor que perturbaba todo mi cuerpo, en el camino hacia éste punto encontré señales de muerte como si el destino me presagiara algo, algo tan frío como mi cuerpo, sin embargo me adueñaba de la calma, porque “La vegetación era muy espesa, casi no veía el cielo y mucho menos mi camino”.

mi calma era también la de mis soldados que veían en mí la imagen del guía, del líder, quizás hasta la del padre. Una noche con olor a humedad, muy estrellada, tan estrellada que podía ver el reflejo de mis ojos en cada una de ellas y por la cual pasaba cada momento de mi vida: mi niñez, el colegio, mis amigos, mi juventud, mis padres, mis amores.Todo pasaba en segundos por mi mente, esperando aquel primer rayo de luz para definir ese momento tan importante para nosotros. La vegetación era muy espesa, casi no veía el cielo y mucho menos mi camino, las aves me guiaban con su canto, las ramas dificultaban mi avance, tal vez impidiendo que siga avanzando, pero mi ímpetu daba más y se convertía en una fortaleza cada vez mayor, en mi rostro se reflejaba la madurez de mi juventud y en mi alma la rabia contenida.

Ejército del Perú

57


Pacificación Nacional Aquella noche era imposible dormir, ni siquiera descansar, el corazón latía como si fuera a reventar solo tenía sed, mucha sed, pero tenía que racionar mi agua para que no se me acabara, era la peor noche de mi vida, la adrenalina subía a cien, era un

“Todo el temor

viernes y comparaba ésta noche con una en la capital, llena de ruido, música, licor y

se iba y solo

mucha diversión, como si por allá no supieran que luchábamos por su tranquilidad

quería demostrar

y por darle la paz a nuestra querida Patria, dos mundos distintos, no tenía de que

lo que soy”.

quejarme, yo escogí ésta carrera y no me arrepiento, lo hacía de pequeño cuando jugaba a la guerra y hoy se convertía en mi guerra, en nuestra guerra, una guerra que ya la queríamos acabar. 0500 hrs, ya era hora, todo el temor se iba y solo quería demostrar lo que soy, lo que éramos, un equipo ganador, listo para combatir y demostrar cuánto valemos. Ahí estaban ellos, los terrucos, confiados, inseguros y con el olor a muerte rondando por su cielo. Todo se inició con un fuerte estruendo que irrumpía la tranquilidad de la selva, el terror se apoderaba de ellos, yo solo entendía que tenía que hacerlo por la paz, por nuestra paz, lo demás es otra historia, una historia que Dios quiera ya debe de acabar

58

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERCIONES SICOLÓGICAS

Como nació un Sueño

Ejército del Perú

59


Pacificación Nacional Un día, lejano ya, caluroso, húmedo, nublado, como muchos en nuestra bravía, enigmática, frondosa y verde ciudad de nuestra selva peruana, Iquitos, cuyas orillas son dulce y violentamente bañadas por ese gigante, impetuoso, voraz y terroso río, desde siempre famoso y hoy por hoy considerado como una de las maravillas naturales de nuestro planeta, el Amazonas; un niño, inocente, inquieto, introvertido y soñador, sobre todo soñador, motivado por sus tres mejores amigos Harry, Mauro y Cristian, luego de los entonces atemorizantes exámenes de quinta nota en ese popular pero exigente Colegio Nacional Maynas, saltó un cerco de concreto no muy alto y zas… estuvo en la calle… con sus amigos. Los cuatro amigos, entre ellos nuestro soñador niño, divagaron sobre qué dirección tomar, irían a la concurrida pero peligrosa ´playa´ en el rio Nanay - ya entonces habían muerto tres alumnos, uno de ellos del Maynas en sus oscuras y mansas pero traicioneras aguas- ó irían a bailar y tomar a casa de uno de los compañeros de otro grupo del colegio–ya en esa época se hacían estas actividades- total ya los exámenes habían concluido.

60

Actualidad Militar


Pacificación Nacional Decidieron ir a pedido de nuestro pequeño soñador, al Aeropuerto Internacional Coronel FAP Francisco Secada Vignetta, en la Av. José Abelardo Quiñones, a 6 Km del centro de la ciudad; este era un sitio que siempre le había llenado de fascinación, de extraña excitación, quizá porque desde pequeño –al año aproximadamentehiciera su primer viaje en Faucett – entonces una de las principales líneas aerocomerciales del Perú- rumbo a la capital, para el reencuentro familiar con su papá y desde allí no cesarían los viajes, sea por vacaciones, sea porque alguien en la familia estaba muy enfermo, sea porque alguien murió, ó quizá era porque la

“Las puertas de nuestro Ejército siempre estaran abiertas para recibirte”.

sensación de libertad, de amplitud, de aventura. Era lo que respiraba en ese lugar, una sensación contagiante, una sensación que se respiraba en el ambiente, aviones partiendo y llegando, pasajeros presurosos, voces amicales a través de los parlantes que anunciaban la llegada, la partida de un vuelo, que alertaba a los pasajeros, maletas que se recogían, taxis, pasajeros en el restaurante en el último piso, todo ello ya le era atractivo, fascinante…. hasta que…ahí estaban con su uniforme verde olivo, presurosos, fatigados pero siempre con gran disposición, iban y venían esos ágiles y joviales jóvenes de verde olivo, ¿quiénes serán y qué hacen? Se preguntó nuestro soñador niño… y… como todo pequeño, se acercó y les preguntó, …”…somos soldados niños, y estamos viajando al Huallaga, por allá hay unos tucos, que están haciéndole mucho daño a nuestro país, y nuestro deber ahora está allá…” fue la respuesta decidida, firme, enérgica de aquel joven e impetuoso “SOLDADO” … “…me gustaría ir…” expresó nuestro soñador amigo, “… aún eres muy pequeño, amigo…”, le respondieron, “… pero las puertas de nuestro Ejército siempre estarán abiertas para recibirte….ve y disfruta con tus amiguitos…. ya te llegará tu tiempo…” …..Y EL TIEMPO LLEGÓ.

Ejército del Perú

61


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERCIONES SICOLÃ&#x201C;GICAS

Memorias de un Soldado

62

Actualidad Militar


Pacificación Nacional Como pasa el tiempo, en el año 1,992 imperaba el terror de Sendero Luminoso, gran parte del territorio nacional se encontraba en estado de emergencia, campeaba en la capital de la República, los coches bomba, los apagones, asesinatos selectivos, “Esta importante casa de estudio durante los últimos años ha sufrido importantes cambios que han permitido alcanzar”.

por ese tiempo me encontraba prestando servicio en el Batallón Contrasubversivo (BCS) N°42 ubicado en San Miguel Ayacucho, cuyo lema es “Merezco el Cielo porque vengo del Infierno”, recuerdo que como broma de cuartel, cuando nos encontrábamos de paso por el Estado Mayor de la 2ª Brig Inf nos decían los oficiales del BCS N°42 “Huelen a Madera” , en virtud a que todos los años en enfrentamientos con los delincuentes subversivos, fallecían como mínimo tres (03) oficiales, seis (06) Técnicos/Suboficiales y diez (10) de Tropa, ¡Como nos reíamos de la Muerte! , Era común escribir una carta de despedida, que dejábamos sellada en la oficina de personal S-1, para entregarla a nuestros familiares, en el supuesto caso de que ya no retornásemos al hogar, ¡Ese era el pensamiento que teníamos los oficiales que derrotamos militarmente a Sendero Luminoso en Ayacucho, en la década del 90! Recuerdo con mucha emoción mi primer enfrentamiento en región Tapuna, ese fue mi bautizo de fuego, ahí comprobé que los mejores soldados del mundo son los peruanos, muchachos de 17, 18 y 19 años que seguían mis órdenes hasta en las peores condiciones, creo que me hubiesen seguido hasta el infierno, si se los hubiese pedido, a sangre y fuego comprobé que la única manera de comandar una patrulla es con el ejemplo y ojo al guía como les decía a esos bravos, aguerridos y temerarios soldados de la Base Contrasubversiva de Ccano, ¡Honor y Gloria a los soldados que combatieron y derrotaron el terror!

Ejército del Perú

63


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

El Ejército en el VRAEM en busca de la Pacificación

64

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Desde la década de los ochenta del siglo XX, el VRAE (Valle de los ríos Apurímac y Ene) cobra especial interés para el Estado a raíz de que el terrorismo se afincó y desarrolló con crudeza en dicha zona agreste. La decidida participación de la población civil, que se organizó en los Comités de Autodefensa Civil permitió que se derrotara estratégicamente a la subversión. En la década de los ochenta y, particularmente los noventa y dos mil, el VRAE se convierte en escenario privilegiado para el narcotráfico. Frente a la escasa presencia de instituciones gubernamentales, la población se vio atraída y seducida por el narcotráfico en las dos últimas décadas del siglo que paso. En enero del 2009, el Gobierno del Perú creó la región militar transitoria en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), a fin de combatir al narcotráfico y a los remanentes de Sendero Luminoso. Además, la formación de la nueva región militar respondía a la complejidad de la zona, la naturaleza de las operaciones y la necesidad de optimizar el comando, control y el apoyo administrativo a las Fuerzas Armadas destacadas en el lugar”.

Ejército del Perú

65


El Ejército en el VRAEM La extensión del entonces VRAE comprendía parte de los departamentos de Pasco, Junín, Huancavelica, Ayacucho y Cusco. Así mismo, el decreto que crea la nueva región militar, detalla que la misma estaría vigente hasta el logro de la pacificación, con la finalidad de que el Ejército, como parte del componente terrestre, fortalezca sus capacidades para contribuir a la política de Gobierno relacionado a la situación del Valle de los Ríos Apurímac y Ene. Como se sabe, las fuerzas remanentes de Sendero Luminoso se desplazan continuamente por la zona en alianza con el narcotráfico que aún mantienen laboratorios clandestinos en la zona.

“ Las fuerzas remanentes de Sendero Luminoso se desplazaan continuamente por la zona”.

Durante el 2012, como consecuencia de la participación de los diversos sectores del gobierno nacional, así como la de las autoridades regionales y locales, se determinó que era necesario redefinir el ámbito del VRAE, por lo que se incluyó la cuenca del río Mantaro, denominándose esta vez como VRAEM.

66

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Ese mismo año se inserta en la política nacional el Programa de Intervención para el ámbito de los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), con el objeto “Los terroristas han buscado hostigar constantemente a los miembros de nuestra institución”.

de derrotar la pobreza, la desigualdad, el narcotráfico y el terrorismo en dicha zona, teniendo como ejes de acción la lucha contra problemas como la pobreza, la desigualdad, el Tráfico Ilícito de Drogas y las bandas criminales organizadas y el terrorismo. Desde entonces, el Ejército del Perú ha venido combatiendo los remanentes de Sendero Luminoso (SL) quienes han establecido una alianza con el narcotráfico. Los terroristas han buscado hostigar constantemente a los miembros de nuestra institución. La madrugada del 18 de marzo del 2007, una patrulla del Ejército al mando del entonces comandante y hoy coronel EP, Jaime Sánchez Polo, conocido por sus subalternos como el “Comando Chano”, ingreso al distrito de Huachocolpa (provincia de Tayacaja, Huancavelica), siendo recibido por ráfagas subversivas. Este oficial, al frente de la patrulla “Negro” y 18 comandos bajo su mando, se instaló en Jauja, para desde allí lanzar la operación que debía significar el rescate de Huachocolpa y la expulsión de los narcoterroristas.

Ejército del Perú

67


El Ejército en el VRAEM No obstante, recién en el 2011 el Ejército pudo liberar el distrito de Huachocolpa luego de haber permanecido por varios años como una de las plazas más importantes del sembrío de hoja de coca, producción y exportación de clorhidrato de cocaína, “La columna terrorista se haría estando preparando para atacar a una patrulla”.

controlado enteramente por las huestes del cabecilla Víctor Quispe Palomino “Camarada José”. Durante ese año se identificaron 60 acciones terroristas contra las fuerzas del orden. No obstante, la cúpula senderista fue debilitándose al ser abatido el camarada “William” en el 2012, seguidos posteriormente por Gabriel y Alipio en el 2013, pertenecientes al clan Quispe Palomino. Entre el 18 y 23 de febrero del 2014, los terroristas atacaron en cuatro ocasiones las bases del Ejército instaladas en el Valle del río Apurímac- Ene. Dichas bases, ubicadas en Unión Mantaro, Tinkuy y Jano, provincia de Huanta en Ayacucho, fueron hostigadas con armamento de largo alcance por períodos de 10 a 40 minutos. Debido a esto, los pobladores de la zona de José Olaya que colinda con el río Mantaro solicitaron reforzar las medidas de seguridad para evitar que personas inocentes mueran en los ataques subversivos. Posteriormente, una patrulla del comando especial del Ejército en el VRAEM se enfrentó en el 2015 a un grupo de terroristas en la zona conocida como “botadero” en el centro poblado Rosario, en la provincia de La Mar. La columna senderista se habría estado preparando para atacar a una patrulla policial cuando fueron vistos por los soldados. Efectivos de la Comisaría de San Francisco se unieron a la lucha. Más adelante se lograrían las capturas de Renán y Yuri, en 2015, además de la neutralización del camarada “Antonio”.

68

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM En el 2016, un presunto terrorista que se encontraba con mandato de detención fue capturado por efectivos de las fuerzas especiales e inteligencia del Comando Especial VRAEM. La captura se produjo cuando la patrulla militar realizaba el empadronamiento de los residentes del centro poblado de Sanabamba, provincia ayacuchana de Huanta. El presunto terrorista no contaba con Documento Nacional de Identidad (DNI), y ante las autoridades dijo llamarse Froilán Casiano Gutiérrez Llantoy y sería conocido con el alias de “Froilán”. El capturado habría participado en la emboscada contra patrulla militar en Jatuspata donde fallecieron 14 militares apoderándose de equipos militares. Así mismo, perdería la vida un alto mando terrorista en un enfrentamiento armado con fuerzas combinadas de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas en el centro poblado Virgen Ccasa en la localidad de Llochegua, provincia ayacuchana de Huanta. El Camarada ‘Alejandro’, identificado como Alejandro o Abel Auqui López autodenominado “Comandante General del Ejército Popular Revolucionario”, se encontraba al mando de 16 delincuentes terroristas. Gracias a la operación ‘Tornado 2016’, los subversivos fueron neutralizados por una brigada especial de inteligencia de las fuerzas policiales y miliatres en el centro poblado Virgen Ccasa. Esa misma operación permitió, además, la recuperación de un fusil Galil que habría sido arrebatado a un integrante del Ejército el año 2008, en una emboscada terrorista donde murieron trece soldados y dos civiles. El abatimiento del alto mando terrorista ‘Alejandro’, significó un paso adelante en la tarea de pacificar el VRAEM.

Ejército del Perú

69


El Ejército en el VRAEM Además de los ataques contra las fuerzas militares, los remanentes senderistas han buscado alterar el orden durante las elecciones presidenciales del año 2016. El sábado 9 de abril, hubo una emboscada terrorista contra una patrulla militar, la que trasladaba “Nuestro material electoral en el distrito de Santo Domingo de Acobamba, provocando 7 Ejército viene combatiendo muertos y 5 heridos. No obstante, el 31 de mayo de ese mismo año ocurrió un para consolidar enfrentamiento entre una patrulla de Fuerza Especiales, cuando prestaba apoyo de la pacificación”. seguridad nuevamente al proceso electoral en cercanías del centro poblado Matichacra, distrito de Santo Domingo de Acobamba, provincia de Huancayo, región Junín. Estas son una muestra de lo que viene ocurriendo en el VRAEM hasta la actualidad, en donde los remanentes senderistas en alianza con el narcotráfico buscan imponer su ley y consolidar una zona liberada para el beneficio del narcotráfico. Sin embargo, nuestras fuerzas armadas, en especial el Ejército, vienen combatiéndolos para consolidar la pacificación en la zona y hacer posible el desarrollo de su población.

70

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Vocación de Servicio: Miguel Valdevellano Vento

Ejército del Perú

71


El Ejército en el VRAEM Hace un poco más de 17 años atrás tenía el grado de capitán del Ejército y en nuestro país se vivía una época de incertidumbre y temor ocasionado por “El terror no se imponga sobre el futuro de un país rico como el nuestro”.

los atentados terroristas en diferentes partes del país. Los coches bombas, los apagones, secuestros, asesinatos, habían configuraba el panorama social peruano en la década de los 80s y 90s del siglo que paso. Sin embargo, la constancia del peruano, en especial de los miembros de las Fuerzas Armadas, sobre todo de los que integrábamos el Ejército del Perú, permitiría que al final, el terror no se imponga sobre el futuro de un país rico como el nuestro. Recuerdo que en esa época venía prestando mis servicios en la guarnición de Huancayo. Era el 13 de julio del año 1999, día que entro en vigencia el Plan de Operaciones “CERCO. Dicho plan tenía como objetivo la captura del delincuente terrorista Oscar Ramírez Durand –alías “Feliciano”- e impedir que este pudiera escapar con otros terroristas.

72

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Ese mismo día se da la misión a una patrulla compuesta por 14 militares al mando de mi persona para ejercer el control del tránsito en la carretera que une CochasHuancayo. La orden expresa de mis superiores era revisar todos los vehículos y personas que transitaban por esa vía a efecto de identificarlas, por lo cual se procedía a tomar las huellas dactilares de los transeúntes y remitirlas al centro de análisis de inteligencia, así como detener a cualquier sospechoso indocumentado. Paradójicamente, al día siguiente 14 de julio cuando los relojes marcaban

“Luego de patrullar toda la noche encontramos un vehículo sospechoso”.

aproximadamente las 0530 de la mañana, cuando el alba ya nos alcanzada y luego de haber patrullado toda la noche anterior y madrugada, llamo la atención de mi patrulla la presencia de un vehículo de transportes públicos en la localidad de Cochas Chico. A pesar del cansancio y la fatiga toda mi patrulla por el recorrido nocturno, ordene a el resto del personal tomar las medidas de seguridad y nos aproximamos al vehículo con la finalidad de hacer el registro correspondiente.

Ejército del Perú

73


El Ejército en el VRAEM Es en dichas circunstancias procedí a solicitar al chofer del vehículo solicitándole sus documentos personales, mientras me identificaba como oficial del Ejército. El chofer presento sus documentos resultando ser Adolfo Salazar Quintana, SO2 de la policía (PNP) en situación de actividad y era el propietario del vehículo con el cual trabajaba en sus días de franco (descanso) Inmediatamente procedí a subir al vehículo en compañía de un soldado y detecte en el último asiento la presencia de un varón que aparentaba estar dormido junto a tres mujeres como pasajeros, vistiendo cada uno de ellos como los lugareños. Al mirar detenidamente al individuo, reconocí de inmediato a Oscar Alberto Ramírez Durand “Feliciano”, debido a su gran parecido que este tiene con su hermano un ex oficial del Ejército. Ya no fue necesario que le tome las huellas dactilares, porque a pesar de no conocerlo, el parecido era evidente, -Oye ¡tú eres Feliciano!...te pareces a tu hermano. Ante dichas palabras, Feliciano me miro y movió su rosto afirmativamente, mientras decía: -Si yo soy Feliciano, “ya perdí, ustedes ganaron”.

74

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Luego de obtener su confesión, procedí junto con mi soldado a sujetarlo con las chalinas del personal de la propia patrulla, adoptando las medidas de seguridad con Feliciano y las mujeres que lo acompañaban, a fin de evitar cualquier reacción de estos últimos. Al no contar mi patrulla con vehículo militar, solicite apoyo de un vehículo policial que se encontraba a cierta distancia, haciéndole señas para que se aproxime el cual accedió de inmediato, llevando a los detenidos a la comisaria de Tambo a fin de solicitar apoyo telefónico y dar cuenta a nuestro General sobre la captura de

“Estoy siempre dispuesto a cumplir con cualquien misión que me sea encomendado”.

este cabecilla de Sendero Luminoso. Es en dicha dependencia policial a donde llegaron nuestro general con màs refuerzos militares, mientras mi superiores me felicitaban junto con mi patrulla. Posteriormente se realizaria toda otra operaciòn para el traslado de dicho cabecilla terrorista vìa aèrea a la capital y su posterior recluciòn. A pesar de esta importante captura y yo ostentar actualmente el grado de Comandante, esto no ha hecho que cambie mi espíritu de vocación de servicio y que caracteriza a todo miembro del Ejército del Perú. Solo puedo afirmar que estoy siempre dispuesto a cumplir cualquier misión que me sea encomendado, el cual cumpliré con convicción en beneficio de nuestro país, aún sea a costa de mi propia vida.

Ejército del Perú

75


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÃ&#x201C;GICAS

Un Guerrero, una muerte y sus sucesos

76

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Veinticinco de marzo 2011. Un chispazo iluminó fugazmente la selva. El sargento Ipushima sintió un piquete que lo obligó a pegar un salto, y, después, a caer de “Los hombres parten de su hogar, con una misión y con el corazón repleto de emociones”.

rodillas sobre el puesto de vigilancia N° 3 de la base de Pichiquia, a orillas del Ene. La fuerza que caracteriza a todo joven lo llevó a intentar reincorporarse. Pero eso no fue posible. Apenas consiguió arrastrarse, marcando una estela de sangre sobre el suelo. Su vida fue perdiéndose, mientras la selva se fue difuminando. Del otro lado de este escenario, un tirador selecto se complace de su cobardía. Un hombre parte de su hogar, con una misión y con el corazón repleto de emociones, el VRAEM lo espera…flaco, de baja estatura, calmado, amigo, responsable, disciplinado, honesto, integro, siempre valiente y seguro, nadie creería que en ese ser de mediana estatura se guardaba un hombre mayúsculo y de figura impregnada. El cabo Panduro, consorte de Ipushima, testigo del ataque, se perdió en el horror de la noche. Sus días a partir de entonces perdieron sentido alguno. El tono verde adquirió una condición nívea, la jungla se convirtió en paredes y cortinas blancas. Su vida se perdió en un recuerdo, una pérdida. Sus deseos de sobrevivir, sumados a su impotencia por no poder vengarse, se debilitaron hasta intentar quitarse la vida.

Ejército del Perú

77


El Ejército en el VRAEM Una persona ha muerto, un padre de un niño de 10 meses que se perderá de muchas lecciones. Ese niño aprenderá a bailar trompo por sus propios medios. Ese niño aprenderá la diferencia entre el bien y el mal por su cuenta. Una mujer dejará de ser amada. Una mujer seguirá esperando la llegada de su esposo. Seguirá esperando un abrazo tierno y extenso. Un hombre parte de su hogar, con una misión y con el corazón repleto de emociones. Un cuerpo regresa a ese hogar y es recibido por dos padres que no están preparados para procesar todas esas emociones. No es el orden natural de las cosas, después de todo: los hijos entierran a sus padres y nunca debería alterarse el orden de las cosas. Todos somos una suma de nuestros muertos, de aquellas personas cuya existencia nos ayudó a ser mejores personas. Ellos nunca se van del todo y es precisamente por ello que no podemos dejar las cosas así. La mejor manera de rendirle tributo a nuestros guerreros muertos es seguir viviendo. Hacerlo de una forma digna, valerosa. Una forma que observe directamente el rostro de la maldad más pura y le niegue cualquier injerencia.

78

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Junior Pozo que su muerte no sea en vano

Ejército del Perú

79


El Ejército en el VRAEM Junior Pozo Ñaupa, joven alegre, jovial y a la vez prudente cauteloso y cauto, como la mayoría de los ayacuchanos, tenía apenas 19 años quería ser el mejor, tenía muchas aspiraciones, ir a la universidad, casarse tener hijos, ayudar a su familia, “Mi hijo amaba a su país y quería ir al VRAEM”.

ahora junior está muerto El era el menor de un grupo de cinco soldados del Ejército del Perú, asesinados por terroristas cerca de la base militar antisubversiva de Mazangaro en la zona del VRAEM, Junior era demasiado joven, honesto y soñador para morir Las indignadas palabras de su padre, José Pozo hombre de pómulos prominentes, quemado por el frio, quechua hablante, campesino trejo como los hombres de campo, con perturbadores recuerdos de aquella sangrienta guerra interna de los ochentas, no pueden sernos ajenas, mi hijo amaba a su país quería ir al VRAEM, pero todos los soldados corren un grave riesgo, combatir a estos delincuentes es algo que ya debe acabar, por todo esto que ocurre me encuentro muy triste e indignado, sin él, mi vida ya no sera la misma, entregue a mi hijo a la patria ”

80

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Junior y su hermano Remy de cara ancha rojiza, con ojos ausentes, y a la vez nerviosos, sobrevivió al ataque, cuenta que recibieron entrenamiento cerca de un año y el 7 de julio fueron enviados al comando especial VRAEM. Era el viernes 17 de agosto por la mañana, uno de esos días fríos en los que a uno le dan ganas de un chocolate caliente y quedarte entre las cobijas, abrigado, solo viendo la televisión, el cielo estaba negro y como pequeños diamantes cayendo del cielo, las gotas mojaban todo lo que tenían a su paso…, y ellos enfrentaron a la muerte, en una zona indomable, agreste, salvaje y oscura, que no se conoce de verdad tanto, como estos terroristas que si, se mueven a sus anchas Una ráfaga de ametralladora disparada por su asesino desde lo alto de la espesura selva, acabo con su vida de manera casi instantánea, no le dio la oportunidad ni siquiera de combatir Poco ya son los voluntarios y esto es una terrible realidad, desgraciadamente no hay muchos jóvenes, gracias a lo ocurrido en los últimos 20 años y a los cuestionamientos a las FFAA, no hay gente que sirva a las instituciones castrenses no basta con recibir los cuerpos de más Juniors Pozo, ese muchacho sincero y soñador, capaz de haber podido cambiar la pobreza en prosperidad para su familia, el país requiere menos diagnósticos y más acciones concretas

Ejército del Perú

81


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLร“GICAS

Capitรกn Inf Hernรกn Suรกrez Pichilingue

82

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Era el jueves 9 de abril de 2009, el Capitán EP Hernán Suárez Pichilingue se encontraba junto a su patrulla en Sanabamba, Huanta, Ayacucho. De pronto se “Soy un soldado, un comando, un militar preparado para la guerra”.

escuchó el sonido de disparos que provenía de diferentes lugares, se trataba de una brutal emboscada terrorista que terminó con la vida del joven Capitán y otros 13 efectivos que estaban junto a él. Para el año 2009, Suarez cumplía ya dos años como Comandante de Compañía del Batallón de Infantería Motorizada Nº 51 de la Segunda Brigada de Infantería con sede en Huanta, Ayacucho. “Cuando le decía: hijo, ¿por qué no sales de Ayacucho?, ya tienes cuatro años en esa tierra peligrosa”, él siempre repetía: soy de Infantería, nosotros estamos en primera línea. Soy un soldado, un comando, un militar preparado para la guerra”, recodaría su familia. El alcalde provincial Pedro Zurita lo proclamó héroe de Huacho y entregó las llaves de la ciudad a su madre. Una multitud, en la que se encontraban sus compañeros de la promoción 106: Héroes del Cenepa, acompañó su cortejo fúnebre hasta la Cripta de los Héroes de Huacho por su valor y servicio a la Patria..

Ejército del Perú

83


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÃ&#x201C;GICAS

Mayor Inf Luis Castro Chamorro

84

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Decidirse por la carrera militar no fue difícil, pues desde niño en su natal Jauja, el My Luis Castro lo tenía bien decidido, así lo afirma, mientras recuerda uno de “Poner a prueba su vocación de servicio y coraje que caracteriza a los hombres del Verde Olivo”.

los episodios más importantes de su vida como oficial del Ejército, en los cuales puso a prueba su vocación de servicio y coraje que caracteriza a los hombres del verde Olivo. Recuerdo que era noviembre del 2014, y me encontraba trabajando en el Batallón de Comandos N° 19 Comandante Espinar con sede en Chorrillos, cuando el Sistema de Inteligencia informó al componente de las Fuerzas Especiales la incursión de una columna narcoterrorista al mando de “José” quienes cobraban cupos a los cocaleros, estos se venían desplazando por los poblados de Machente y Tutumara (Ayacucho); dándose la inmediata disposición de que dos patrullas debían trasladarse hacia dichos lugares para realizar la captura de estos narcoterroristas, siendo asignadas para esta misión la patrulla “Vieja” y la patrulla “Cachorro”, la última bajo mi mando. Inmediatamente después de bajar de los helicópteros, nos insertamos e iniciamos el reconocimiento del terreno, con el personal equipado ambas patrullas se separaron como parte del Plan de Operaciones; al desplazarse la patrulla a mi mando con 16 hombres sufrimos una emboscada, al escuchar la ráfaga de los disparos se procedió a cubrirnos del fuego enemigo, inmediatamente se puso en ejecución una contra emboscada, ante lo cual los narcoterrorista iniciaron su retirada, al proceder con la verificación de personal el Sub Oficial Aquiles tenia impactos de bala y murió durante el enfrentamiento.

Ejército del Perú

85


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Coronel Fernando Muñoz Jara

86

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM El entonces Teniente Muñoz, integraba la patrulla “Sebastián”, encargada de realizar operaciones contraterroristas en la Región Anapati , recuerda que era setiembre de 1999 cuando arribaron a las instalaciones del Batallón Contraterrorista “Moquegua” Nº 42 en la localidad de Pichari, una comisión perteneciente al Servicio de Inteligencia Nacional, al mando del General de Brigada Eduardo Fournier Coronado, acompañado por otros oficiales, para realizar trabajos de Inteligencia y Operaciones Contraterroristas en el sector de la Sub Zona de Seguridad Nacional del Centro Nº 8, en el VRAEM; fue destacado junto a su patrulla a brindar seguridad a la comitiva del SIN, motivo por el cual se organizó la Operación del Plan “Sanibeni SZZNC 8. Según narra el hoy Coronel Muñoz – siendo las 1330 llegamos a bordo del Helicóptero MI-17 Nº 633 al “Helipuerto tuco”, para dar seguridad a la comitiva del SIN; fue en el preciso momento del segundo viaje, en que aterrizaba, que se produjo una explosión en la parte inferior de la puerta de la cabina de pilotos, ocasionando un fuerte remesón a la aeronave, - todo ocurrió muy rápido, solo pensamos en repeler el ataque, indica el Coronel, inmediatamente se inició una fuerte balacera en los 360° de la aeronave, proveniente de los aproximadamente 60 senderistas, que se encontraban ocultos en la vegetación. Luego de escuchar el sonido de la explosión y recuperarme de la explosión de la granada instalaza – la cual cae en el lado lateral izquierdo del motor de la nave y por el impacto, el combustible cae en mi espalda produciéndome laceraciones en la misma; sin embargo inmediatamente empecé a repeler el ataque con toda la potencia de mis fuegos, cuando regrese la mirada pude observar que uno a uno los miembros de la tripulación iban sufriendo impactos de bala, entre ellos el Capitán Blasco Villafuerte Gutiérrez, el Coronel José Orihuela Lavado quienes cayeron abatidos, mientras tanto el Teniente Robertson Soto Ruiz aún quedaba con vida quejándose de la voladura de sus dos piernas.

Ejército del Perú

87


El Ejército en el VRAEM En esas circunstancias me aproximé bajo el fuego de las balas enemigas al helicóptero y recupere el fusil de dotación del Capitán Villafuerte quien estaba “Hoy en d��a hace que reafirme mi vocación de servicio por la Patria”.

sin vida y pude llevarlo conmigo, repeliendo el ataque enemigo. Posteriormente (como estaba previsto en el plan de contingencia) comencé a avanzar con dirección al Norte (Rio Somabeni) a fin de abrir trocha y empezar el repliegue con toda la patrulla restante por esa dirección, utilice mi MGL y mi armamento de dotación a fin de obtener potencia de fuegos, ya que existía resistencia por terroristas en ese flanco, logrando cruzar el Rio Soma Beni bajo fuego del enemigo, fue en ese instante que fui alcanzado por esquirlas de una granada que venia del frente. De esa manera pude brindar seguridad a la patrulla restante para que puedan pasar el rio y salir de la zona de muerte para después de tres días de desplazamiento y repliegue salir evacuados a la ciudad de Lima. Traer a la memoria este hecho y el haber perdido a un compañero, hoy en día hace que reafirme mi vocación de servicio por la patria y espíritu de lucha por la pacificación en el VRAEM y si el Ejército me encomienda nuevamente una misión lo haría porque es mi vocación.

88

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Misión Cumplida Cap Jorge Mantallana Abanto

Ejército del Perú

89


El Ejército en el VRAEM Como pilotos nosotros llevamos alegría a las bases cuando las abastecemos y esperanza cuando evacuamos heridos y así emprendí esta misión. Entro el primer helicóptero y saco a la primera patrulla. Entro el segundo y sacó a la otra. Luego “El miedo siempre esta, pero tenía que sobreponerme, para eso nos entrenaron”.

nos tocaba a nosotros: “¡Trece arriba, mi comandante!” indique. “Tres saliendo”, me respondió el TC Esneir Vásquez Silva, mi comandante en misión. Colocamos la maquina en hover y partimos. De pronto sentí como si me hubieran tirado una piedra. Cuando abro los ojos me doy cuenta que nos estaban disparando, entonces volteo a la izquierda para avisarle a mi comandante Vásquez y veo su rostro pálido de dolor. Pese a todo seguía sujetando el cíclico. Entonces yo le dije: “yo los tengo, yo los tengo mi comandante”, refiriéndome a los mandos del helicóptero. Tomé el mando e intente sacar la maquina pero en ese momento el sistema de emergencia del helicóptero empezó a anunciar, “falla en el generador 1, falla en el generador 2, falla la bomba de combustible. Ya no tenia de comunicación porque el sistema eléctrico dejo de funcionar. Todo fallaba”. En eso veo al comandante desvanecido, con el cuerpo hacia adelante, solo sostenido por el cinturón de seguridad. Frente a ello decidí respirar y concentrarme en el vuelo. En ese momento, más que pensar en mi familia, pensé en la gente que tenía atrás. Cuando uno sale de comisión tu tripulación se hace tu familia. Entonces le dije al ingeniero de vuelo, el Tco EP Orlando García Delgado ¡sigue flaqui, tenemos que salir o entrar de un punto. Estábamos en el VRAE y en cualquier momento podía pasar algo. Creo que Por eso mi reacción fue rápida. El miedo siempre esta, pero tenía que sobreponerme. Para eso me entrenaron. Entonces emprendí rumbo a Pichari y llegue a Vizacatan, a la altura de Llochegua, la bomba de combustible había dejado de funcionar. Nos quedamos sin combustible. Los motores se podían apagar, fue ese momento que decidí aterrizar de emergencia en la playa del rio, a siete minutos del poblado de Llochegua, pero seguro que si la maquina hubiese estado operativa, ¡hubiera vuelto y repelido el ataque!

90

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Los bravos de Pichari

Ejército del Perú

91


El Ejército en el VRAEM Durante cuatro días y una noche 15 soldados del Ejército peruano, resistieron el hostigamiento de varias columnas terrorista, parapetados en un paraje inhóspito “El enfrentamiento fue tremendamente intenso, por la distancia a la que se encontraba ambas fuerzas y por lo sorpresivo del encuentro”.

de la selva, resguardando valerosamente el cadáver de su jefe de patrulla, en teniente Manuel Jesús Delgado Nauca, de 27 años, luego que cerca de las siete de la tarde, del sábado 07 de abril, en Pampa Aurora, en la margen izquierda del rio Mantaro, en el distrito de Llochegua, provincia de Huanta, fueran emboscados por una columna narco terrorista, resultando herido el valeroso oficial, falleciendo posteriormente cerca de la media noche, por la gravedad de sus heridas. “…mientras caminábamos en la selva, en busca de esos miserables tucos” –Narra el comando otorongo, integrante de la columna Pichari –“pensaba en mi familia y mi pequeño hijo, pero dejando esos pensamientos de lado, trataba de estar alerta y tener presente toda la instrucción que me fue impartida. Repasaba una a una, las orientaciones de mi instructor, el comando Delgado. Siempre imbatible. Así lo recordare toda mi vida. Fue entonces cuando empezó todo. Era una locura este ataque sorpresivo. No se podía ver de dónde venían los tiros, tuve que buscar una cubierta mientras que la patrulla trataba de desplegarse para ser un ataque frontal” De la espesura de la selva había emergido una patrulla terrorista. El enfrentamiento fue tremendamente intenso, por la distancia a la que se encontraban ambas fuerzas y por lo sorpresivo del encuentro. El Teniente Manuen Jesús Delgado Nauca intento con mucho arrojo aproximarse y repelerlos. En su intento recibió un impacto de fusil de un francotirador senderista.

92

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM “Ese día estuve a lado suyo durante el ataque, cuenta otro integrante de la patrulla Pichari. Era muy difícil para el comandar por la turba de disparos. Sabía que nos enfrentábamos a la muerte… veía en sus ojos esa bravura característica de los comandos”. A un así logro desplegar la patrulla. Estaba herido, pero esto no parecía importante… seguía impartiendo ordenes en medio de la balacera, comandando a su patrulla… pero el final seguía inminente… Después que fuimos sorprendidos por la columna todo quedo en silencio. De pronto escucho una voz en susurro que decía ¡Se han

“Sabía que nos enfrentábamos a la muerte... veía en sus ojos esa bravura característica de los comandos”.

bajado al jefe de patrulla! …me paso un frio por todo el cuerpo y no quería aceptar la verdad… resguardamos su cuerpo durante muchas horas que se convirtieron en días pero sabíamos muy bien que el pato no entraría por el clima nublado y las intensas lluvias. Era doloroso estar así…( extraído de una entrevista del diario la república).

Ejército del Perú

93


El Ejército en el VRAEM Desde esta revista, queremos rendir homenaje a esos 15 soldados, que a un a expensas de sus vidas, no abandonaron al compañero herido ni aun cuando dejó de existir. Desde aquí los bautizamos como los “bravos de PICHARI”. Ellos “Uu grupo de valientes que vieron cara a cara la muerte y la vencieron”.

representan las fuerzas morales de nuestra institución, ejemplo de resistencia, de honor, de verdadero amor a la patria. Un grupo de valientes que vieron cara a cara la muerte y al vencieron. Jóvenes, muy jóvenes, empapados bajo la lluvia, hambrientos, asustados, con las balas silbándoles los oídos, pero firmes, combativos, hermanados, manteniendo con fiereza la plaza, protegiendo al compañero, conteniendo la rabia y las lágrimas, transformándolas en valor, calor, esperanza, haciendo honor a la instrucción recibida. Los imaginamos mirando al cielo, lanzando una plegaria, esperando ser escuchados. Un día, dos: Grande el dolor, pero firme la confianza. Tres días, cuatro. El sonido esperado rompiendo el cielo. En el horizonte, junto al sol, un pato, dos, tres, cuatro, cinco helicópteros. Yendo a su rescate. Que emocionante habrá sido para ellos, aquella visión, aquel sonido. Que dulce habrá sido el escuchar: ¡Todo termino. Volvemos a casa!. Qué triste habrá sido para ellos: el capitán delgado ya regreso. Sin duda, uno de los más hermosos ejemplos y una de las bellas estampas de valor que hemos visto en esta cruel guerra contra los enemigos más viles que el Perú haya enfrentado: el narcoterrorismo que por dinero, destruye impávido el cerebro de los jóvenes, del terrorista vendido. Vivan los Bravos de Pichari. Vivan en nuestros corazones Manuel Delgado Nauca. Los que te hemos conocido sabemos que desde donde estas, al lado del altísimo, sigues sonriendo eternamente a los tuyos y a los que acá sentimos tan andadamente tu partida.

94

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

ESCUELA DE OPERACIONES SICOLÓGICAS

Mis Amigos Héroes

Ejército del Perú

95


El Ejército en el VRAEM Empezar a contar este hecho sucedido entre la espesa selva del VRAEM, es recordar muchas hazañas y sucesos que han ocurrido a lo largo de nuestra existencia, es “El enfrentamiento fué tremendamente intenso, por la distancia a la que se encontraba ambas fuerzas y por lo sorpresivo del encuentro”.

retomar la ingrata época en donde el terrorismo tubo su mayor presencia, en donde un gobierno rodeado de personas con buenos y malos procedimientos para combatirlo que utilizaron nuestros recursos para enfrentarlo. Una época en donde familias enteras perdían a sus seres más queridos tanto civiles como militares, donde queda un triste recuerdo al pensar en esos acontecimientos, mas allá en donde el Ejército del Perú, principal protagonista de las fuerzas del orden para luchar contra este enemigo cobarde, sin corazón, sin buenos proyectos y con medidas que jamás se podrán justificar para conseguir sus objetivos, utilizando medios y técnicas que nunca podrán ser usadas por nosotros, me refiero a que no respetan tratados, a los derechos humanos y sobre todo utilizan a inocentes para causar terror entre la población, en donde luego se vuelven a insertar, al regresar a ser un agricultor, comerciante, etc., por eso es difícil detectarlos y conviven con el pueblo amenazándolos y extorsionándolos. Este cobarde grupo de resentidos y que ahora utilizan al narcotráfico como el arma principal de medio económico, se han olvidado ya de su ideología principal, con la que ingresaron y empezaron su lucha, ya no se les cree que piensan en socialismo, igualdad ni nada de lo que siempre manifestaron por que ahora son solo corruptos narcotraficantes, que utilizan su agrupación para captar adeptos engañándolos para que se inserten a sus filas y luego utilizarlos para lo que ellos mas quieren, dinero y mas dinero, por esos se dicen ser líderes engañando y mintiendo a sus seguidores los cuales creen y continúan con sus ideales.

96

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Es así con todo este preámbulo que empiezo a contar estas historias de la vida real, que se desarrolló en la zona del VRAE, entre los años 1994 y 1999. Mi condición de aviador militar hacia que viajara constantemente a esta zona desde el año 1994 hasta la fecha y así conocer muy de cerca a hermanos peruanos que viven en estos lugares con sus vivencias, costumbres y cultura; pero todos ellos identificados con el Perú, con su Ejército. Lugar que llegábamos éramos bien recibidos, ofreciéndonos lo poco que tienen, lo que decía mucho de ellos al recibirnos con una clara intención de atender al huésped o visitante, peruanos con distinta educación y forma de vida que la nuestra, pero con un mismo corazón, con una misma bandera, con esposa

“Sabía que nos enfrentábamos a la muerte... veía en sus ojos esa bravura característica de los comandos”.

e hijos como nosotros, cuidando de ellos y viviendo con ellos. Todo esto no hace más que meditar que el Perú es más grande que sus problemas, tal como lo proclamó nuestro Historiador de la República Jorge Basadre. Los identificados con nuestro propio país, son esos que he mencionado anteriormente, por que ser peruano es morir por el Perú, ser peruano es respetar la constitución, ser peruano es querer e identificarse con sus autoridades así como con sus Fuerzas Armadas y Policía Nacional, ser peruano es conocer y practicar valores, ser peruano es atender incondicionalmente a nuestros visitantes, algunas veces dejamos de comer por ofrecerles un plato de comida o bebida, ser peruano es tener esperanza entre nosotros mismos, en nuestra selección de Futbol y en todos los atletas que nos representan, así como visitar a nuestros santos, al señor de los milagros, también como en su sabrosa comida que en todo el territorio nacional se presenta muy deliciosa y es admirada por turistas de todas partes de mundo y por muchas cosas más somos peruanos de corazón y lo decimos con orgullo soy Peruano que ¡Viva el Perú!.

Ejército del Perú

97


El Ejército en el VRAEM Así empiezo diciendo que en el año 1999 donde se desarrollaba el Plan “CERCO”, que consistía en la captura del Camarada “FELICIANO”, siendo su nombre real “Personas como nosotros ”.

Oscar Ramírez Durand, hijo de un Sr General y hermano de un Coronel del Ejército del Perú, el cual decidió erróneamente insertarse en este grupo de terroristas, lo que al final se pudo comprobar que su decisión no fue la mejor. Empezamos trasportando patrullas en toda la zona para ayudar a constituir el cerco, se movilizaron unidades de la zona como también unidades de Lima. Es así que en vista de tener muchos días insertados en la espesura de la selva, en la soledad de la noche y el día, así como pensar, en que podría pasar ante una contingencia? Nosotros los pilotos, les llevábamos alimentos, sus relevos, evacuaciones de heridos, apoyo de fuegos y cualquier cosa que se presente y estemos en condiciones de hacerlo. Mucha veces en esas tareas mencionadas anteriormente, recibíamos impactos de balas por parte de los terroristas, pero eso no nos desmotivaba porque lo que más anhelábamos era ayudar a nuestros hermanos combatientes, personas como nosotros que vivimos día a día de enfrentamientos, adrenalina, pero nos formaron justamente para eso, así que no nos desalienta nada por tratarse de otro peruano, de un compañero de armas que capas ni conocemos pero que sí necesitan de nosotros.

98

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Es así que contaré el anécdota que me tocó vivir personalmente cuando en el Plan explicado anteriormente (“PLAN CERCO”), al momento de extraer patrullas; maniobra muy difícil de hacer por las condicione del terreno y por la presencia de subversivos en la zona, sin poder verlos pero ellos sí a nosotros, me dieron la orden de retirar a una patrulla que había culminado su misión, el problema fué que en donde se encontraban tenían que preparar un helipuerto temporal para poder aterrizar, es así que al momento de ubicarlos logro ver el área en donde habían cortado los

“Sucedió como en las peliculas, vi salir entre la vegetación a un combatiente”.

árboles, pero por el tamaño de esta vegetación y los troncos no podíamos posar las ruedas del tren de aterrizaje del helicóptero, así que opte por mantener suspendida la nave pero colocando la escalera de abordaje encima de la corteza del árbol caído para que los combatientes suban por ahí. Fue una maniobra que requirió mucho esfuerzo y serenidad por que la situación llevaba mucho tiempo y eso podría facilitar nuestra presencia y ser víctimas de un ataque terrorista. La maniobra se logró hacer sin novedad, así que sin dudarlo al darme el visto bueno procedí a despegar, ya en el aire sentí una inmensa satisfacción de lograr colaborar con compañeros de operaciones y llevarlos a reorganizarse y tomar un merecido descanso, pero sucedió algo que nunca me imaginé; el oficial de mayor jerarquía de la patrulla avisa que faltaba una persona, nada mas que su Jefe, al cual había visto venir detrás de todos para verificar que nadie se quede, pero la espesura dela selva, la situación apremiante del momento y la forma como se realizó el evento hizo que se retrase, así que no dude pero la adrenalina volvió a mi en vista que ahora con mas peso y además de haber referido nuestra posición anteriormente, estábamos regalando al enemigo un blanco fácil y vulnerable, pero no quedaba otra, así que decidí aterrizar y fué en ese momento que no veía a nadie en la zona de aterrizaje y me pregunte a quien debemos recoger?, pensando que capas no pudo llegar el jefe de patrulla al punto y para no exponer al personal y a la nave pensé en Salir; y fué entonces que sucedió, como en las películas, vi salir entre la vegetación a un miembro de nuestro Ejército que era de suponer que sería ser el jefe de patrulla que corríaEjército para darnos del Perú el alcance.

99


El Ejército en el VRAEM Muy aparte de la tensión del momento me puse en la situación de este combatiente, en lo que podría haberle pasado si no íbamos a recogerlo, en todo lo que hubiese vivido si no llegara al punto de extracción, quedarse solo en el monte, con el enemigo cerca esperando hambriento para que se descuide y así eliminarlo, en fin muchas cosas pasaron por mi mente en ese instante, y fue así que me dije “Que suerte que tiene”, haber decidido mover esta maquina con mas de 10,000 kilos entre aeronave, tripulación y pasajeros y haber podido este combatiente llegar a tiempo. Fué así que cuando me indicaron que ya está adentro de la Aeronave el Jefe de Patrulla despegue y salimos sin complicaciones ni novedades toda vez que cerca de ese lugar el día anterior un helicóptero nuestro había sido impactado por fuego enemigo obligando a aterrizar de emergencia, menos mal existía una base contrasubversiva cercana donde solucionaron el problema y continuaron con su misión. Llegamos al puesto de comando y nos saludamos todos y la sorpresa fue muy grande cuando pregunte por el jefe de patrulla y me dijo: acá estoy promoción, mi fuerza moral incremento y la satisfacción fue muy grande a ver quien era.

100

Actualidad Militar


El Ejército en el VRAEM Continuare con otra historia, la historia de un aviador del Ejército quien cumpliendo una misión, su helicóptero fue atentado por los subversivos cuando se había ya estacionado en el helipuerto en donde un grupo comandado por el general Fournier habían coordinados con los terroristas para que entreguen las armas y termine así esta etapa, pero fueron traicionado al colocar una carga explosiva en el helipuerto antes que el helicóptero aterrice, es así que fallecen oficiales y técnicos de nuestro Ejército, es en esta situación en donde este Aviador logra salvar su vida no sin antes percatarse que su compañero de vuelo, el otro piloto había sido alcanzado por el fuego enemigo dejándolo sin vida; gracias a la preparación en supervivencia que

“El combatiente cuando la situación lo requiere es un líder que toma el mando de la patrulla”.

tenemos los Aviadores de nuestro Ejército, es que este piloto logró sobrevivir y ahora está con nosotros para poder contarnos su historia completa, pasando días y noches sobreviviendo a lo inhóspito de la selva para mantenerse con vida, demostrando que también es un combatiente cuando la situación lo requiere ser un líder ante esta situación en donde toma el mando de los sobrevivientes y forma un grupo de combate organizado por él mismo y así poder llevarlos a una zona segura donde logra salvar las vidas de todos lo que estaban en ese momento. Fue así que llegando al punto de extracción y poder ser rescatados y llevados al Puesto de Comando para posteriormente ser llevados a Lima. Esta historia dice mucho del valor del Oficial del Ejército del Perú, donde cumpliendo su misión la situación cambia de un Piloto a un Jefe de Patrulla, demostrando la preparación y sobre todo el Coraje que todos debemos tener. En esa época al ostentar el grado de capitán y hora el de Teniente Coronel, puedo decir que he tenido la oportunidad de ver y vivir muchas anécdotas que gracias a Dios puedo contarlas. Ahora estoy realizando el XXVIII Programa Superior de Operaciones Sicológicas del Ejército y veo a un excelente grupo que acude a las aulas para aprender de nuestros profesores tododelloPerú relacionado a este importante curso. Ejército

101


El Ejército en el VRAEM En este curso me rencuentro con muchos compañeros; promociones, amigos que hemos servido juntos y otros a los cuales conozco por las operaciones realizadas “Tienen la dicha de haber participado en esta guerra y haber vivir para contarlo”.

durante esta guerra al terrorismo. Estos dos amigos, los héroes que algunas veces ni sabemos lo que pasan o viven para contarlo, y hoy la vida me da la oportunidad de compartir con ellos, son de mi promoción de la Escuela Militar de Chorrillos, El primero es mi compañero de cuarto de cadete, promoción de la Escuela Superior de Guerra y Trujillano de pura cepa. El otro amigo personal y compañero de muchos vuelos y anécdotas increíbles, Tumbesino de nacimiento, lugar que me regalo a la que ahora es mi esposa y la cual me dio dos maravillosos hijos. Ambos personajes citados son del norte del Perú y me aúno a ellos por ser Chiclayano es por eso que el Norte tiene lo suyo y lo tiene con Orgullo. Los tres nos reunimos al compartir el mismo Programa Superior, que por razones del destino ingresamos juntos; me refiero al Teniente Coronel Ricardo Marcos Reyna un Comando combatiente y al Teniente Coronel Cesar Alex Guerrero Rodríguez, Aviador del Ejercito del Perú, los cuales tienen la dicha de haber participado en esta guerra y poder vivir para contarlo, siendo muchas veces no reconocidos por sus actos valerosos o como dicen: “No estuvieron en el lugar o en la hora oportuna” para ese reconocimiento, que arriesgando su vida por otros continúan sin desfallecer perteneciendo a nuestras filas, dispuestos a continuar luchando por nuestro querido Perú, es que les rindo homenaje con todo el respeto y honor que me atribuyo porque se lo merecen y así como ellos también rindo homenaje al soldado desconocido que participa en esta guerra a los combatientes del VRAEM y a todos los que tenemos el honor de vestir este querido uniforme del Ejército, y para terminar les dedico este escrito a los dos personajes principales de esta Crónica y es por eso que los llamo “MIS AMIGOS HEROES”.

102

Actualidad Militar


HISTORIAS DE VALOR

“Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada.”

Ejército del Perú

103


104

Actualidad Militar


Historias de valor - Ejército del Perú