Issuu on Google+


“y al volver a casa, solo me acuerdo de ti y de tu sonrisa.” recibido a las 10:46.

Cuando se levanta, Carlos, tiene la extraña sensación de que ha pasado algo la noche anterior que no recuerda. Le da vueltas a su cabeza mientras se sirve un zumo de naranja y se enciende un cigarro, esperando a que Álvaro se levante. Ese fin de semana se ha quedado solo en casa, y su mejor amigo se ha quedado a dormir. Piensa en todos los momentos de la noche de viernes de ayer. Desde que salieron todos a cenar hasta que llego con Álvaro a casa sin saber casi donde estaban. Su resaca no le deja pensar con claridad. Y hay ciertos momentos que no consigue recordar o ve borrosos. Hay cosas que no sabe si pasaron o son imaginaciones suyas. Aparece Álvaro por el marco de la puerta de la cocina. -Buenos días cabrun. -Buenos días serán para ti, que yo no puedo con este dolor de cabeza. Dame una aspirina anda guapetón. Y un zumito para mí también, ¿no? Carlos y Álvaro se conocen desde hace algunos años y siempre hablan y se dicen las mismas bobadas, desde siempre, como dos buenos amigos. -¿Qué te pareció lo de ayer? -Pues no sé si genial o una mierda. Porque no recuerdo la mitad de noche. -Normal Carlos, pero si llevabas una… Eres un borracho. Se empiezan a reír ambos. -Además que no pasa nada, yo tampoco recuerdo lo que hice. Recuerdo cosas tuyas, y con quien estabas eh perro. No sabía que te gustara Lola. Y menos tú a ella. -¿Cómo? Lola y yo… -Como lo oyes. ¡¡¿No me digas que te lías con la mejor chica de clase y no lo recuerdas?!! -Pues sinceramente, no, no lo recuerdo para nada. Oye, ¿y me vio Eli? Porque como me viera… Prefiero no mirar el WhatsApp por si acaso. Eli era la ex de Carlos, estuvieron juntos más de dos años. Y después de tanto tiempo lo dejaron de muy malas maneras, ahora ya ni hablan solo discuten por tonterías. Álvaro siempre le había dicho a Carlos que la dejara, que no le merecía, pero él pasaba de oírle y seguía con ella. La quería. Álvaro nunca había tenido novia, cada mes estaba con una chica distinta y no entendía las relaciones largas. Ambos tenían 20 años, y eran grandes amigos, pero entendían de manera distinta el amor y las relaciones. -Y qué más da si te vio. Si ya hace cuatro meses que lo dejasteis ¿no? Ya era hora de que te liaras con otra. Ella además esta con ese tal Roberto. O eso me han dicho. - Si, un tal Roberto de su clase de natación, un payaso. Pero no me molaría que me hubiera visto, no sé tío, déjame…

2


Noche de viernes. 20:00h. Carlos se está duchando mientras espera una llamada de los demás para confirmar la hora y el sitio esta noche. Su grupo de amigos tiene una fiesta en un local por el cumpleaños de una chica de su clase. Son todos universitarios, y más o menos todos se llevan bien. Aunque algunos no querían ir a esa fiesta, al final parece que irán todos. Más que nada porque va mucha gente de su barrio que conocen. Saben que lo pasaran bien. Él está solo, sin nadie en casa. Con la música a todo volumen, mientras se viste. Llaman a la puerta. Aparecen todos. Ya vestidos y arreglados para salir. Esperan a que Carlos acabe y se van a cenar. Hoy toca cena en el Foster`s Hollywood. Allí tienen una cena agradable, risas y cachondeo entre todos. Como siempre. Son ocho amigos, y son una pequeña familia. Siempre están juntos y tienen sus cosas pero se quieren. Cuando acaban la cena se dirigen al local de la fiesta, aunque no saben muy bien cual es. Juan llama a su novia y le pregunta. Ya saben el sitio exacto.

23:30h. La noche de nuestros amigos comienza. Entran al local y saludan a todo el mundo. A unas con más euforia que a otros. Se sientan en los sillones y sacan todas las bebidas. Se las dan a la anfitriona para que las coloque en la barra. Empiezan a beber copas, a hablar con la gente de fuera del grupo. Carlos y Álvaro están hablando con dos chicas, una se llama Lola y la otra Juana. Dos chicas de su clase y de su barrio. Los cuatro se ríen, se hacen fotos, conversan también con otras personas. Todos en la fiesta empiezan a emborracharse. Empiezan a mezclar bebidas. Algunos sacan sustancias no tan legales. El humo se extiende por todo el local. Aunque claro, a ninguno le preocupa. Hay chicos en la baño con polvo blanco, eso a Carlos y los demás ya no les gusta tanto pero no lo evitan.

2:00h. La noche avanza, y Carlos y sus amigos cada vez están más perjudicados. Él solo consigue ver a Álvaro enrollándose con Juana. Se le cierran los ojos. Y cuando los abre esta en el baño, desnudo, con Lola. Dentro del baño solo están ellos dos, con varias botellas de whisky y rayas de coca por la tapa de váter. No sabe que está haciendo. La vista se le nubla. Solo ve a Lola a ratos. Cuando bota encima suyo. Ella sí parece que disfrute, él está allí sin saber cómo ha ocurrido todo, como ha llegado a ese punto. Al final se duerme… Sin saber dónde están sus amigos. Y casi sin saber dónde está él.

3


4:00h. Álvaro entra al baño con cara de pocos amigos. La policía está en la puerta del local, y ha tardado un buen rato en escaparse de las identificaciones para buscar a su amigo. Carlos sigue tirado en el baño, Lola ya no está allí. Despierta a Carlos y le cuenta lo que ha pasado. Como unos chavales entraron a la fiesta sin ser invitados y destrozaron todo. Él estaría en el baño y por eso no se enteró. Todos sus amigos ya se han ido a casa. Solo quedan ellos dos, y tardaran un rato en irse a casa. Ellos no han hecho nada. Encima no es que estén muy bien como para hablar con la policía y la gente que queda en la fiesta. Pero no saben cómo escapar. Carlos en un momento de lucidez, después de darse un agua en el baño y relajarse, piensa algo. Están en el baño donde hay una pequeña ventana por donde podrían intentar salir y librarse de la policía y los de la fiesta. Se ayudan uno al otro y consiguen salir a la calle sin que nadie les vea. Libres de líos.

5:00h. Los dos amigos andan solos por la calle, intentando contactar con sus amigos. Ninguno responde. Asique deciden ir por libre. Se dicen que aún es pronto. Y aun les dura un poco la borrachera. Se van a la discoteca donde suelen ir los viernes con sus amigos. A ver si allí les encuentran. Realmente no saben si se han ido de la fiesta a casa o aun están por ahí. Miran en sus carteras, aún les queda dinero para la entrada y algunas copas. La noche aún no ha acabado. Entran en la discoteca, y bingo. Ahí están sus colegas en el sitio de siempre. Pero la sorpresa no es esa sino encontrarse a Eli hablando con Juana y Lola. Carlos no se da cuenta, pero Álvaro si, y prefiere que pasen desapercibidos. Se lleva a Carlos a la barra y piden lo de siempre, un Ballantines Naranja, la noche vuelve a empezar. Cuando vuelven con el grupo. Se dan cuenta del problema. Pero sus amigos no… Su grupo está bailando y riéndose con las amigas de Juana y Lola, ellas incluidas claro. Carlos y Álvaro se miran. Se echan a reír y dicen “de perdidos al rio.”

7:00h. Después de un rato en la discoteca y de volver a pedir un montón de copas, vuelven al estado de borrachera de hace un rato. Ahora ya nada les preocupa, Carlos esta con Lola y Álvaro con Juana y sus amigos con alguna de las amigas de estas. Todos vuelven a disfrutar de la noche, aunque no saben cómo. Ellos solo disfrutan. Hasta que aparece Eli en busca de Carlos. Y ahí es donde viene otro gran problema en la noche. Resulta que Lola es amiga de Eli, pero no sabía que era el ex de esta. Empiezan los gritos y las discusiones por la discoteca… Hasta que les echan a todos de allí.

4


Cuando todos están fuera empieza la verdadera discusión y la pelea entre Eli y Lola. Carlos va demasiado borracho para enterarse de algo asique decide dejarlo seguir. Y sus amigos más de lo mismo. Todos se ríen de la situación. Todos menos las chicas. Ellas si están preocupadas.

8:00h. Allí están todos, en un banco de un parque de al lado de la discoteca. Al final los chicos decidieron irse y pasar de las chicas. Vieron un chino con litronas y le compraron algunas. Y allí siguieron bebiendo cerveza mientras se reían y pensaban en cómo se habían pegado las chicas. Borrachos no se daban cuenta de la gravedad del asunto. De la pelea real que habían visto. De cómo los porteros de la discoteca tuvieron que intervenir. Pero claro, en ese momento les daba igual. Solo disfrutaban entre ellos de la cerveza y de cómo iba saliendo el sol al otro lado del lago del parque.

10:00h. Después de un rato, ya solo quedaban Carlos y Álvaro. Con una litrona cada uno, y un solo cigarro para la vuelta a casa. Aunque habían decidido ir a por churros y desayuno. Al final pasaron de todo…

10:46h. Entonces a Carlos le suena el móvil, tiene un mensaje, aunque no saca el móvil para leerlo… Ambos empiezan a andar sin muchas ganas hacia la casa de los padres de Carlos. Ya hacía rato que no sabían nada de nadie. Pero no les preocupaba, solo querían llegar a casa y dormir. Aunque a la mañana siguiente no sabían como iban a despertar…

18:34h. Sábado al despertar. Cuando se levanta, Carlos, tiene la extraña sensación de que ha pasado algo la noche anterior que no recuerda. Le da vueltas a su cabeza mientras se sirve un zumo de naranja y se enciende un cigarro, esperando a que Álvaro se levante. Ese fin de semana se ha quedado solo en casa, y su mejor amigo se ha quedado a dormir. Piensa en todos los momentos de la noche de viernes de ayer. Desde que salieron todos a cenar hasta que llego con Álvaro a casa sin saber casi d…

5


“Conceptos personales difíciles de explicar.”

Escrito por Adrián Fdezj. Publicado en http://mind-industries.blogspot.com.es

Gracias a toda esa gente que me apoya cada día. A toda esa gente que promociona y comparte lo que escribo. Un amor.

Mind Industries ✈

6


It was a good night... “Scriptum Artis” 3.