Page 1

ADRIANA CERVI MIRADAS


ADRIANA CERVI


Dentro del proceso creativo, en el que estoy transitando, podría decir, que mi atención está puesta en el hombre. La mirada piensa, siente, las pulsiones y el latir de la humanidad, la misma realidad, lubrica mi accionar, en una verdadera tarea de “rescate”, de todo aquello que el hombre intenta tapar, o todo lo que la realidad le mutila, su propio espacio interior, sus pensamientos…, llevándolo a un estado de bestialidad humana. La naturaleza entre otras cosas, es mi aliada, como ordenador y ejemplo de renovación, como apoyo y poesía, ayudandome en una verdadera búsqueda de una nueva cosmovisión que incide en la naturaleza misma del hombre.


INSTALACIÓN “BUSCANDO SUSTENTO” Sustento: (Real Academia) lo que da vigor y permanencia, alimento, apoyo. “Hoy en el mundo muchas personas padecen hambre por falta de alimento para su cuerpo. Muchas más, no encuentran sustento para su alma.” En un mundo cambiante y cada vez más desigual, donde los avances tecnológicos y científicos, determinan un nuevo contexto global, su principal protagonista: “El Hombre”, se encuentra inmerso, en una realidad donde los medios de comunicación pueden modelar y filtrar de manera radical la manera en que percibimos una experiencia. La velocidad, al compás del tiempo en que suceden las cosas, nos quita la posibilidad de procesarlas, la capacidad de reflexión; como una mutilación del pensamiento. La globalización, si bien tiene su faz positiva, en cuanto a la rapidez para comunicarnos, para solucionar problemas que exigen prontitud; por otra parte como bien afirma Zygmunt Baurman como hace referencia a -“Una sociedad Liquida”, va tomando la forma de ese tiempo líquido, en pos del interés que determina el mercado. Deseo crear una ambientación donde se pueda dar una vivencia personal a través de una puesta en escena de forma participativa. Ya que en su realización intervinieron tantas personas como manos lleva la obra, tratando de rescatar en esa pluralidad, al Hombre. Se trata de un contacto del propio ser como experiencia trascendental, el sentido existencial del mismo dentro de su medio. Quedando un final abierto, siendo forma personal y reflexiva.

el espectador quien le dé a la obra un cierre de


Proceso de la realización de la obra

“ Buscando Sustento” pintura como antecedente de la instalación. 1,50 x 1,40m técnica mixta


Vista 1 y 2 maqueta de la instalaciรณn


Detalle vista 2

Vista 1 de la instalaciรณn resuelta


Detalle de mano y antebrazo Detalle vista 3


Vista resoluciรณn de manos


Vista final de la instalación “Buscando Sustento”


“LA FINITUD DEL DOLOR” “Cuando las semillas están sepultadas en lo más profundo de la tierra, sus secretos más íntimos, se transforman en jardines florecientes” Poeta Persa siglo XIII Rumi Formas, colores, elementos de la naturaleza, me trasmiten lo suficiente como para representar aquello que en este caso no se ve, se siente. Simbólicamente el óvalo es representativo del Yo, marca la unión entre el ayer y el mañana. Consideré esto como fundamento para la estructura compositiva de la Obra ya que dispuse las semillas dentro de óvalos concéntricos que convergen en una hornacina, buen espacio para contener un sentimiento que está implícito en la condición humana: el dolor. Hoy el hombre lo esconde, lo disfraza, padeciéndolo doblemente y esa realidad cada vez mas irreal, afecta ese estrato espiritual produciendo tristeza. Sin darse cuenta, al igual que una semilla-metafóricamente hablando-, tiene una grandeza escondida, nuestras potencialidades las cuales dentro de un esfuerzo de inteligencia y voluntad, le dan al sufrimiento un sentido humano y, paradójicamente trascendente, como un proceso de purificación personal. Poner fin, delimitar lo que nos corroe el alma, hace a la infinitud de la esencia humana.


Vista final de la Obra


Vista parcial de la Obra


dimensiones: 1,00 x 1,00m formato:caja vidriada materiales: madera, cĂĄscaras de

semilla

intervenidas,

hueso con proceso de acabado Vista superior de la Obra

conservando

su

mor-

fologĂ­a, engarzado en plata


“YO SOY AMBIENTE”

Dentro de la codificación que podemos realizar sobre el medio ambiente, sitúo al hombre en un lugar clave, comprometido y determinante. La relación, modo y comportamiento con su entorno, determinan, una visión, un tiempo, una cultura de la cual el arte hace eco. En el tránsito de pasar de la idea a la obra por realizar y su representación, considere no sólo la forma sino su principio interno: la conexión entre la naturaleza y el espíritu del hombre, la profunda crisis que él le ocasionó, así como la crisis que evidencia su propia concepción cosmogónica. El desarrollo científico y técnico de los últimos tiempos -y su relación con la naturaleza- manifiestan un fin dominador con deseos de poder y no de protección. Los intereses económicos, aparejados con un alejamiento de lo trascendental, superaron lo político y lo ético, dejando al descubierto la codicia sin importar los costos. Depende del hombre, del sentido y dirección que tomen sus pasos, su cosmovisión, el valor que le otorgue a la vida y a su entorno. Y es el momento donde el artista, entre otras cosas, intercede como un activador de la conciencia. Se puede lograr un cambio en la humanidad, de abajo hacia arriba, desde cada uno, ya que la sumatoria de conductas, determinarían una ética ambiental. De este modo, coloqué metafóricamente a la tierra y el hombre, en forma doliente sobre un muro dispuesto en forma vertical donde se puede ver una tierra empobrecida con restos de desechos utilizados por el mismo y en el centro, en un clima de absoluta soledad, se encuentran dos hormas invertidas de madera roídas por el tiempo: la mitad recubierta por una chapa de metal, como una armadura de la que el hombre no logra salir. Creo que este ditirambo que transita hoy la humanidad, será para dar paso a

un nuevo

comienzo; después de cada invierno aparece una primavera con un nuevo orden por lo cual consideré la presencia de una flor entre las dos hormas apareciendo en forma incipiente. Todo esto se puede apreciar detrás de un vidrio, creando una atmósfera poética que fortalece la contemplación y nos ayuda a reflexionar, elevando nuestros pensamientos de lo particular a lo general. El cuidar la vida, el amar su terruño y su cultura, hará que, por carácter transitivo, nos respetemos nosotros mismos y a nuestro entorno.


Vista de la Obra


Detalles constructivos de la Obra


Vista final de Obra


“EL VIAJERO DEL INTERIOR” La mirada se detiene para contemplar una trama humana transitando detrás de la variabilidad de sus apariencias en una búsqueda, queriendo emerger desde lo más voraz y lo más oscuro de su ser. Y allí está como si fuera un estandarte: “el chivo”. Mezcla de dios y de macho cabrío en el sátiro. Un personaje polémico presente en el pathos, en los desbordes, dentro de los ditirambos Dionisiacos. Acá, su tiempo parece haberse agotado, y es justamente desde su sangre, donde se produce un nuevo comienzo. La mitología Griega narra que en el sacrificio del macho cabrío la sangre alimentaba sus vides para que estas pudieran volver a resurgir. Haciendo un paralelismo con lo mítico, hoy la humanidad está realizando un intento por salir de esas luces aparentes de un tiempo intempestivo, como dice Giogio Agamben “y poder vislumbrar en ellas, la parte de la sombra, su íntima oscuridad,” tomando distancia es justamente desde ese lugar donde se produce la búsqueda de esa claridad que intentamos alcanzar.


Objeto escultorico, con caja vidriada , 0,51x0,74x 0,34m


Diferentes vistas de la obra


Dibujo 1 sobre papel de la Obra “El Viajero del Interior” 0,80 x 0,60 m


Dibujo 2 sobre papel de la Obra “El Viajero del Interior” 0,80 x 0,60 m


“RESGUARDANDO EL ALMA”


Caja vidriada de 0,29 x 0,15 x 0,30m materiales: estructura de madera revestida en terciopelo negro. Nido de ave intervenido con pintura pieza en forma ovoide de porcela que se encuentra abulonada a la superficie cerramiento de vidrio.


“SIN LÍNEA” A través de la historia, podemos ver como la cartografía utilizó la línea como un elemento determinante para la realización de los mapas. Ya en el s.v ac. se ven registros de los primeros mapas encontrados en Babilonia, donde la línea no solo definía lo territorial sino también lo cosmogónico. Esa sucesión de puntos que delimitaba espacios, territorios, países, zonas, como la tuya, o la mía, esa línea hoy se desdibuja, y con ella el sentido de pertenencia. Guerras, migraciones, con la naturaleza que también hace lo suyo, quedando un escenario

topográfico,

en

permanente

estado de ebullición, denotando cambios y fragilidad. De este modo las dimensiones geográficas, se acercan más a esos espacios imaginarios, a esos símbolos que hablaba J. Luis Borges “donde solo tangencialmente están relacionados con la geografía”.


S/T 0,80x 1,00m técnica mixta


“Sin Línea” 0,80x 1,00m técnica mixta


“Cruje, llora y se desgrana” 0,80x 1,00m técnica mixta


“Lleno de vacío” 0,80x 1,00m técnica mixta


S/T 0,80x 1,00m técnica mixta


S/T 0,80x 1,00m técnica mixta


“Fragmento de lo fragmentado” 0,80x 1,00m técnica mixta


“Pulsión” 0,80x 1,00m técnica mixta


S/T 0,20x 0150m técnica mixta


“Cartografía Social” 0,80x 1,00m técnica mixta


“En permanente cambio” 0,80x 1,00m técnica mixta


“Algo se está gestando” 0,80x 1,00m técnica mixta


“NATURALEZA HUMANA”

S/T 0,30x 0,40m técnica mixta


Cartografia Humana S/T 0,25x 0,30m técnica mixta

S/T 0,25x 0,30m técnica mixta


“Los que niegan la luz” 0,25x 0,30m técnica mixta


S/T 0,25x 0,30m técnica mixta

S/T 0,25x 0,30m técnica mixta


“BUSCANDO UN PARADIGMA”


“Cartografía social” 0,80x 1,00m técnica mixta


fotografĂ­a Alejandro Parada y Agustina Souberan diseĂąo Adelen Peralta Lauret


MIRADAS


Fotolibro Adriana Cervi  
Fotolibro Adriana Cervi  
Advertisement