Issuu on Google+

Adolfo Vargas Blanco

MINIMA CARMINA II

Nelef editora

DL: VI-0556/07


Minima carmina abre un estrecho ventanuco a los escuetos poemas del autor, faltos en su mayoría de aire y luz, y de la breve mirada de algún lector de paso. Buena parte de ellos se miraron en las aguas del haikú, género lírico tradicional japonés que busca eternizar una impresión fugaz, un instante, en una expresión mínima, por lo general tres versos sin rima de 5, 7 y 5 sílabas.


Este libro es un arma cargada de presente ya recuerdo del alba temeroso y algo mรกs quizรกs.

20-IV-1994


A veces quisiera escribir no poemas sino venganza

I y no es el coraz贸n lo que m谩s me duele. 1985


COPLA

Me lanzaste dos piropos por llevarme a los pinares si ahora no me ves graciosa no maldigas los altares.

1987


DE RE PUBLICA

Ansiรกis la palomina que la carne en estatua intachable muta.

1989


Hoy te quiero tanto que tĂş y yo matemĂĄticamente sumamos por lo menos cuatro.

16-VIII-1989


Detrรกs de cada hombre dicen si importante marcha una mujer y yo que ni soy ni lo pretendo delante la tengo mejora el paisaje y nos damos mรกs gusto.

1990


- Leches este par de huevos fritos con chorizo mejor me saben que un buen soneto - Eso es poesĂ­a

-‌ (Quien calla otorga.) 1991


Para llegar a la cabina me faltan ocho pas me faltaban o bueno ya estoy llam ¿sí?

Arte & Vida & A este poema le faltan cuatro ver le faltaban cuat bueno est e poema conclu ¿no? 31-I-1991


Arenas desiertas aguas placenteras cristalinas luminarias olvidadas no es publicidad tampoco poesĂ­a estuve en la costa de vacaciones.

IX-1992


EXPOSICIÓN Visitando Santxotena se me ocurrió cuántos pensarán qué lástima de armarios qué silla o qué buena mesa y temí no fuese ahora mi poema con qué si no peor envolveré este bocadillo. 21-I-1994


CUARTETA REDOND-ILLA Pecho derecho glúteo izquierdo pecho izquierdo glúteo derecho.

VI-1994


ÂżHemos de conquistar el cielo a punta de cadĂĄveres?

VIII-1994


DOMINGO DE FEBRERO POR LA DATO Despleg贸 el sol murmullos y gorriones por las calles.

II-1995


AVENIDA DE OLĂ RIZU

Sobre una rama se ha posado la luna para cantar.

III-1995


TIEMPO LIBRE

Se ha llevado el agua de la fuente mis pensamientos.

8-IV-1995


SALINAS DE Aร‘ANA (Volviendo a casa)

Recostadas plรกcidamente pasaron ojos de vaca.

12-IV-1995


Ni cĂ­clope en pozo ciego ni mal tiempo en rĂ­o seco.

VII-1995


PRIMER POEMA EN ARMENTIA

Tras la tormenta del platillo sin tiesto bebe un gorri贸n.

VIII-1995


CAMINO DE BILBAO (Para Javier Herrero)

CoqueterĂ­a el paisaje se puso polvos de arroz.

XII-1995


El invierno impuso sus distancias camis贸n de franela.

XII-1995


Y a codazos abrirse paso hasta para soĂąar.

I-1996


Has entrado sonriente repeinada maquillada bien vestida una foto parece que anduviera quĂŠ bien te sientan el viernes por la noche y encontrar a tus amigas.

2-III-1996


Cada vez que la luna se refleja en un charco se revuelven las cenizas de un cĂ­clope.

III-1996


OTOテ前, DEBA Y BERGARA Rテュo sin peces cuテ。nta ansia en las hojas de tus corrientes.

22-X-1996


SEOANE DE MATOS, LUGO Mira JesĂşs mudo en la mesa habla y mima a las vacas.

4-IV-1997


BASĂ?LICA DE ARMENTIA Desprende el viento las horas amarillas del campanario.

4-X-1997


PARA YAGO Días y páginas ya tienen otra palabra nueva.

18-XII-1997


SEIS HOJAS DE METAPOESÍA

(Elogio a los cubos vacíos de Jorge Oteiza)

17-XII-1997


31


42


N I, BURGOS Ya cosecharon desde la carretera la leve ermita.

5-VIII-1998


Como pueden apreciar la gruesa muralla aloja en su interior una significativa cĂĄmara de aire de esta forma hasta en los combates mĂĄs desesperados siempre disponĂ­an de soldados de refresco.

1998


HAIKรš DEL ASOMBRO (Para un รกlbum de fotos de Nelef)

Cinco silencios siete silencios mรกs cinco silencios.

X-1998


ARALAR Hayas y robles de ramas humilladas por los trinos.

IV-1999


Cae la plomada solar esta単ando espacios estatismo ardiente de una foto congelada si no fuera por las fuentes orquestadas por las chicharras corales por el movimiento de tu mano.

VIII-1999


POEMA ANTITABACO Drama: Ella era impuntual. Tragedia: Él murió de cáncer.

28-VI-2000


Mar ni huela que te canse ni estela que no cicatrices.

Cรกdiz, VIII-2000


POEMA ANTIMINAS A ras del suelo la pierna izquierda en dos parte una historia.

19-IX-2000


X FERIA DEL LIBRO VIEJO Y DE OCASIĂ“N (Ripio gozoso)

Contra mi habitual sentir hoy me siento feliz de no escribir.

12-VIII-2000


n... p

ap ...

b ala

sa

ar

l 贸 s. . . s o

VII-1995


Minima carmina ii pdf