Page 1

¡Hola a todos y a todas! Antes que nada quiero presentarme. Soy una pequeñita gota de sangre y he decido explicaros qué soy realmente y para que sirvo. Seguramente, todos ustedes ya me hayan visto en algunas ocasiones. Cómo saben soy un líquido de color rojo y para los que no me hayan probado nunca, tengo que decir que soy salada. Mis hermanas y yo tenemos una vida muy dura. Tenemos un trabajo que consiste en viajar por todo el cuerpo a través de unas carreteras que se llaman venas y arterias, pero para poder movernos necesitamos que un órgano muy potente nos empuje. ¿Sabes a que órgano me refiero? Es el corazón. Nosotras, todas las pequeñitas gotas de sangre somos las encargadas de llevar el alimento y el oxígeno que tú tomas, por todo el cuerpo, pero también debemos encargarnos de recoger la basura que se produce en tu interior. Cada gotita como yo, para poder realizar estas funciones necesitamos de la ayuda de las células que viven dentro de nosotras. Cada gotita está formada por el plasma, que es un líquido amarillento que ocupa un 55%, y el otro 45% que falta, está formado por unos elementos figurados denominados glóbulos rojos, glóbulos blancos y las plaquetas. Seguramente te preguntarás ¿por qué la sangre es roja? Bien, la sangre es roja debido a los glóbulos rojos. Tenemos tantos millones de estos glóbulos que terminamos adquiriendo su color. Estos glóbulos de color rojo son muy muy pequeñitos y tienen una forma especial que les da flexibilidad para pasar por sitios del cuerpo muy pequeños y difíciles. Éstos, se encargan de llevar el oxígeno hacia los pulmones una vez que lo han atrapado con el hierro que tienen en su interior. Por otro lado, los glóbulos blancos son los encargados de limpiar la suciedad que vas generando en tu cuerpo además de comerse a los invasores que pueden ser dañinos para tu salud y avisar al resto de células cuando hay problemas. Por último, quiero explicarte la otra parte que nos completa: las plaquetas. Las plaquetas son trocitos de una célula, mucho más grande que los glóbulos rojos y blandos, que se va rompiendo. Soy muy pegajosa y se ocupan de tapar las heridas que te haces para evitar que toda la sangre se escape. Como te podrás imaginar, ninguna de nosotras podríamos existir si nos faltara alguno de los elementos que nos compone. En el cuerpo de un adulto hay unos 5 litros de sangre aproximadamente, aunque esto varía en función de la edad, el sexo, la altura y el peso de casa persona. Otra de las funciones que tenemos es la de regular la temperatura corporal, ya que podemos absorber grandes cantidades de calor sin que aumente mucho nuestra temperatura, y luego traspasar ese calor absorbido desde el interior del cuerpo hacia su superficie convirtiéndolo en sudor. Dentro de tu cuerpo hay una fábrica que se encarga de generar continuamente gotitas como yo, pero esta fábrica puede estropearse si no llevas una vida sana. Fuera del cuerpo, no pueden producir gotitas de sangre como nosotras, por lo que deben ser generosos y donar sangre para aquellas personas que por tener su sangre malita o por haber perdido mucha sangre, deban hacerse una transfusión.

La gotita de sangre  

¿Qué soy y para que sirvo?

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you