Page 1

Egograma Un "egograma", es la representación gráfica de los estados del Yo en una situación concreta. La Egograma no es para decidir si es buena personalidad o no. Es un cuestionario para evaluar las acciones de si mismo.

ANÁLISIS FUNCIONAL Vamos a profundizar un poco más de lo que hicimos al conocer el Análisis Estructural. A aquel lo llamábamos así porque el objetivo era conocer la estructura de la personalidad del individuo. Ahora hablamos de Análisis Funcional porque vamos a estudiar el funcionamiento de esas estructuras internas. La diferencia fundamental estriba en que en el estructural interesa sobre todo lo que el individuo piensa y siente, mientras que en el funcional predomina lo que dice y hace.


Con esta ilustración representamos gráficamente el análisis funcional de la personalidad. Cuando terminemos de leer este capítulo comprenderemos con claridad el dibujo. Baste ahora con aclarar que PC = Padre Crítico PN = Padre Nutritivo A = Adulto


NS = Niño Adaptado Sumiso NR = Niño Adaptado Rebelde PF = Pequeño Profesor NN = Niño Natural

ANÁLISIS FUNCIONAL DEL PADRE: Cuando la persona activa su Estado Padre del Yo puede funcionar de diferentes maneras:

PADRE NUTRITIVO Si observamos a un padre cualquiera o incluso a nuestros propios padres, podemos ver que en ocasiones se muestran de una forma benévola, protectora y nutritiva: alabando, ayudando, dando permisos adecuados, explicando lo que está bien y es justo, acariciando y consolando cuando conviene, haciéndose cargo de los problemas y favoreciendo soluciones... Es la parte del Padre que nosotros llamamos PADRE NUTRITIVO POSITIVO (PN+). En otras ocasiones pueden ser sobreprotectores o melosos, pueden dar permisos inadecuados o ayudar menospreciando, pueden ser demasiado posesivos y paternalistas, pueden ser acaparadores y demagogos. Es el PADRE NUTRITIVO NEGATIVO (PN-). Así, por ejemplo, si un padre lleva al hijo, que acaba de aprender a andar, tomado para una larga caminata, lo está protegiendo, ayudando... (PN+); pero si el chico tiene ya ocho años probablemente lo está perjudicando puesto que le dificulta el desarrollo de su propia resistencia, seguridad, autovaloración, etc. propiciando la dependencia (PN-). Ejemplos: Madre a hijo: José, pareces desanimado. ¿Hay algo sobre lo que quieras hablar para sentirte mejor?. Marido a esposa: No te preocupes cariño, cualquiera puede cometer un error como ese. Jefe a empleado: Parece preocupado con el nuevo sistema. No se preocupe, a todos nos está costando. Frases del estilo de:


Descansa un poco, después te sentirás mejor. Deja que te frote donde te duele. Estás cansado, deja que lleve ahora yo este paquete.

PADRE CRITICO Ese mismo padre también puede comportarse protegiendo cuando es necesario, dando normas oportunas, orientando de forma conveniente, velando por la seguridad de los demás... Es el PADRE CRITICO POSITIVO (PC+). En otro momento puede ser demasiado crítico, juzgando y evaluando, manteniendo y controlando, prohibiendo, acusando, vituperando, señalando, protestando, renegando... es el padre malo, el padre severo y autócrata, aquel que genera la actitud de contradependencia de quienes están bajo su "espada", es el padre que "apoca y achica", que acompleja o inhibe, que infunde miedo llamándolo, quizá, respeto; es el padre que se piensa poseedor de la verdad absoluta, conocedor de todo; está lleno de opiniones y prejuicios, generalmente irracionales, a cerca de la religión, política, tradiciones, estilo de vida, crianza de los hijos, formas de hablar, ropas adecuadas, de los gitanos o los negros, o de los jóvenes de ahora, etc... Es el PADRE CRITICO NEGATIVO (PC-). Así, por ejemplo, si un padre dice a su hijo "bájate del balcón que puedes caerte" le está dando la oportunidad de tomar conciencia de un hecho que va a facilitar su propia seguridad a la vez que le demuestra estima y aprecio (PC+); pero si le dice "¡Niño, eres imbécil, no ves que te vas a caer que te lo he dicho ya mil veces!", lo que está haciendo de entrada es devaluando y despreciando al otro, a la vez que insultándolo y agrediéndolo; Esto va a degenerar, fácilmente, en una ruptura de la comunicación y en respuestas del otro en consonancia con la rabia y mal genio de aquel (PC-) Las siguientes frases son propias de PC-: Las mujeres no deben ir solas por la calle. Los gitanos no son de fiar. Comiendo no se habla. Los hijos siempre han de respetar a los padres. Los hombres no tienen miedo.

ANÁLISIS FUNCIONAL DEL ADULTO: Es la parte de la personalidad que computa la información, la procesa y responde en consecuencia. Se caracteriza por su vocación por la objetividad, la razón y la lógica. Es


como un ordenador que capta los datos, los combina inteligentemente y los trata de forma lógica procediendo por inducciones y deducciones sucesivas para tomar, finalmente, la decisión adecuada, captar la mejor acción y elegir la solución correcta. El Adulto está preocupado por la transformación de los estímulos en elementos de información y por el proceso y la clasificación de esta información sobre la base de la experiencia anterior. Cuando la persona funciona de esta manera lo hace desde su Adulto y de una forma positiva (A+). Sin embargo, en ocasiones el ambiente proporciona datos erróneos o fallan los analizadores intelectuales o los propios sentidos, entonces la persona puede engañarse, interpretar mal, creer algo que es falso, etc. También puede ocurrir que actúe con demasiada frialdad, con rigidez, "robotizado" y entonces será Adulto Negativo (A-). El sistema nervioso no está completamente desarrollado cuando la persona nace y hasta los 12 años que aparece el pensamiento abstracto puede decirse que no existe totalmente el Adulto. A esta edad se hace funcional plenamente.

ANÁLISIS FUNCIONAL DEL NIÑO: También en el Niño existen diferentes formas de funcionamiento:

NIÑO NATURAL Es la parte del Niño que juega sin trabas, que ríe o llora cuando lo siente, que se pone triste o contento en consonancia con los acontecimientos, que dice las cosas tal como las ve, sin restricciones y tabúes, sin prejuicios, que se asombra con cualquier cosa, que se revela contra las anomalías de este mundo,... Es el NIÑO NATURAL (NN). Es en realidad lo que la persona sería si nada le influyese en otra dirección. Este Niño es el que responde impulsivamente a las sensaciones de su propio cuerpo, llorando cuando tiene hambre, arrullando cuando está confortable y satisfecho, prefiriendo el placer al dolor y siendo desvergonzadamente sensual. Disfruta con sensaciones tales como rodar sobre una alfombra o chapotear el agua de un charco, sorber ruidosamente un biberón o explorando y asombrándose del descubrimiento de su propio cuerpo. No tiene censor interior que le diga "NO". ¿Ha visto alguna vez a una persona lamiendo un helado con delicia, bailando con feliz abandono o riendo a "carcajada suelta"? En tales casos ha visto a su NN expresándose. Independientemente de la edad de la persona, su Niño Natural es la parte mas valiosa de su personalidad. Añade encanto y cordialidad dando capacidad para el afecto, la espontaneidad, la sensualidad, la curiosidad, la imaginación. La persona con un NN sano es probable que disfrute de la vida a la vez que será un compañero divertido. No obstante, el NN no siempre es agradable y divertido, también es miedoso, inmoderado, egocéntrico. Es, en resumen, la parte natural de la persona.


EL PEQUEÑO PROFESOR Es la parte del Niño innatamente intuitiva, creadora, alógica, manipuladora. Sin conocimientos especiales el niño intuye mucho de lo que ocurre a su alrededor. El mira la cara de su madre y decide que es mejor dejar lo que está haciendo, comprende a la perfección el mensaje no verbal enviado a través de una mirada desaprobadora y decide entonces con su PEQUEÑO PROFESOR (PF) que es lo mejor que puede hacer en esa situación. Estructuralmente decimos que es el Adulto del Niño y su continua pretensión es homeostática, persigue el equilibrio entre las demandas del medio ambiente exterior y las de su propio mundo interno. Cuando una persona madura, su intuitivo PF continúa activo. Por ejemplo un individuo puede intuir el significado del mentón tenso del jefe o del guiño de ojo de un amigo. Sin embargo, el PF a veces se equivoca y el jefe puede tener dolor de muelas y al amigo picarle en el ojo. Es intuitivo y creador pero a la vez su proceder es simple y primitivo, no razona porque no tiene la estructura metodológica para ello y de ahí que sus conclusiones tienden a ser inconsistentes. Por ejemplo, tiene un padre que le pega que lleva bigote- Conclusión: miedo a los hombres con bigote. El PF es muy hábil para adaptarse a las situaciones y con él una persona puede manipular a su cónyuge, padre, maestro, amigo, jefe, etc. El marido puede manipular a la esposa con un ramo de flores si llega tarde a casa, ella puede aprovechar la oportunidad para sacar un vestido nuevo. El hijo se lleva el coche con la excusa de ir a estudiar a la biblioteca, etc. El Pequeño Profesor del Niño no está siempre bien informado. El no ha vivido lo suficiente ni ha tenido las experiencias suficientes para estarlo. A menudo toma decisiones equivocadas y saca conclusiones erróneas. (Ejemplo: una madre comenta con otra oyéndola su hijo: "Calla, calla, no me digas más, si la clase que les ha tocado es una ratonera". Al día siguiente el niño llora al ir a clase, no quiere entrar, nadie sabe que le pasa. Tras mucho indagar ocurre que lo que le da miedo son los ratones de la clase). Es por ello que en muchas ocasiones cuando la persona funciona bajo alternativas de su PF finalmente llega a malas soluciones, a problemas, a situaciones difíciles. El PF es genial, pero también puede ser manipulador, fantástico, egoísta, etc. Por ello es conveniente que funcione en la persona pero conjuntamente con el Adulto. Resulta interesante aclarar que NN y PF son innatos, naturales en la persona. Para algunos autores ambos conforman el llamado NIÑO LIBRE (NL). Lo que realmente nos importa aquí es conocerlos en la persona, o en nosotros mismos, con el fin de permitir su necesaria expansión sin ignorar a la vez sus posibilidades de originar problemas.

NIÑO ADAPTADO El niño, desde el mismo momento de su nacimiento, e incluso desde el instante en que fue engendrado, está sujeto a los distintos avatares y vicisitudes de la vida. Cualquier


decisión de la madre como tomar o no una medicación en el embarazo, comer de unos u otros alimentos, fumar o tomar drogas, estar nerviosa o tranquila y hasta decidir que nazca o no, va a influir determinantemente en su vida. Continuamente está en interrelación con su medio. Ese proceso de adaptación y desarrollo va a depender de forma total de las condiciones ambientales a la vez que de las propias características personales. A toda esa serie de registros interiorizados de amoldamiento a ese espacio es a lo que llamamos NIÑO ADAPTADO. Inmediatamente después de nacer el bebé empieza a adaptarse a las demandas del mundo exterior. Lo hace por voluntad propia, por necesidad de sobrevivir. Irremediablemente ha de adaptarse o morir, ni siquiera es capaz de discernir el frío, del hambre o del dolor, es a través del contacto con el mundo, especialmente los padres, que va desarrollando, descubriendo, conociendo: en un momento determinado se encuentra mal, la madre le da alimento y le viene una placidez absoluta; pero en otro momento que también está mal lo arropa y nuevamente se siente feliz. Es la madre quien distingue sus necesidades, sabe más de él que él mismo. Por eso el que la madre sonría o frunza el ceño, el que apruebe o desapruebe, que se preocupe de algo o no le de importancia, que premie o castigue, es lo que va a ir haciendo que el niño vaya adaptándose formando esta parte de su personalidad principalmente influida por los padres. Ahora puede surgir una confusión derivada de hablar de la influencia de los padres tanto en el origen del Estado Padre del Yo como en el NA. La diferencia sustancial está en que mientras en aquel lo que la persona hace es actuar tal y como lo hacían las figuras parentales, cuando actúa desde el Niño Adaptado lo hace tal y como él mismo lo hacía cuando era niño respondiendo del mismo modo y, por tanto, influenciado por los padres a la manera de su infancia, buscando tal vez la aprobación de aquellos o reproduciendo bajo los mismos patrones de comportamiento. El individuo en su infancia, es decir, el niño, tiene diversas posibilidades de adaptarse a su medio: puede tender generalmente a hacer aquello que los demás esperan de él, adaptándose de forma sumisa y entonces hablaremos de NIÑO ADAPTADO SUMISO (NAS), o bien puede desarrollar la tendencia a actuar haciendo lo contrario o dejando de hacer lo que se le pide y en este caso hablaremos de NIÑO ADAPTADO REBELDE (NAR). Si nos imaginamos a los niños fácilmente entenderemos estas dos posibilidades de conducta. Desde el NA Sumiso acomodándose y sometiéndose a las exigencias del exterior, siendo "un niño bueno" y desde el NA Rebelde oponiéndose y rebelándose, siendo díscolo y difícil, siendo "un niño malo". Como en los demás estados del yo, en el NAS y NAR están los sistemas positivo y negativo de conducta. Así, por ejemplo, cuando una persona espera que se ponga verde el semáforo o cede preferencia a otra es NAS+; sin embargo, si alguien se le cuela en una cola y es incapaz de mostrarse asertivo o se siente temeroso de ver al jefe, será NAS-. Del mismo modo, quien luche por vencer una injusticia activará su NAR+ pero quien siempre hace lo contrario que se le pide o siempre molesta por llamar la atención estará en NAR-. Presentamos ahora una tabla de acción - reacción que es indicativa de la tendencia preferencial a interconectarse entre sí que manifiestan los distintos estados del Yo.


Según esta tabla también podemos deducir que estado del Yo emitió el estímulo al constatar por la expresión conductual cual fue el estado del YO que reaccionó ante el mismo. ACCIÓN REACCIÓN RESULTADO Cuando el estímulo Tiende a obtener Con el resultado surge del: respuesta del: de: Niño Sumiso Represión PADRE Padre Crítico Intolerancia CRITICO Niño Rebelde Agresividad PADRE Niño Sumiso + Tolerancia CRITICO + Aceptación Niño Sumiso Adaptación PADRE Niño Natural Disfrute Padre Nutritivo Distensión NUTRITIVO Niño sumiso Dependencia inseguridad Niño Rebelde Delincuencia ADULTO Adulto Adecuación Padre Nutritivo Sobreprotección NIÑO Padre Crítico Desvalorización SUMISO Niño Rebelde Desconsideración


Niño Sumiso Lástima mutua Niño Rebelde Pelea NIÑO REBELDE Padre Crítico Bronca Niño Natural Alegría - Placer NIÑO Padre Nutritivo Comprensión NATURAL Padre Crítico Fijación límites

SISTEMAS DE DIAGNÓSTICO ¿Cómo saber en que estado del Yo se está? Para ello tenemos cuatro sistemas de reconocimiento. Si todos ellos coinciden hay una alta seguridad de que el diagnóstico es acertado. Esos cuatro sistemas son: DIAGNÓSTICO CONDUCTUAL Basándonos en los signos de conducta objetiva. (Ver cuadro de "signos de conducta"). Como vemos en ese cuadro, los signos verbales, gestuales, biológicos y sociales nos van a permitir discernir en el estado del Yo que está la persona DIAGNÓSTICO SOCIAL Se refiere al impacto que cada comportamiento produce en los demás, el efecto que consigue en el otro cada una de las conductas emitidas. En las relaciones interpersonales, cuando alguien activa un determinado estado del Yo, tiene una cierta esperanza de respuesta, porque cada estado del Yo está especializado en producir ciertas reacciones que le son específicas, y cada uno de ellos tiene tendencia a encontrarse con un homólogo y los que le resultan complementarios. (Ver tabla de acción-reacción) DIAGNÓSTICO HISTÓRICO


Si son ciertos los postulados psicogenéticos sobre los estados Padre y Niño Adaptado, es posible indagar su origen histórico; conocer a las personas que estructuraron el estado Padre y reproducir las vivencias que dieron origen al Niño Adaptado. Ambos reproducen secuencias de conducta que están grabadas en ellos con anterioridad, bien sea por introyección del modelo o por experiencia vivida. Una encuesta cuidadosa puede llevar a la persona desde la escena presente hasta la escena inmediata pasada y desde ella hasta la más lejana en la que se efectuó la grabación. Para investigar si se está en el Niño: "Cuando sintió, pensó, hizo, algo similar; tal vez en la infancia? (ante comportamiento negativos repetitivos, fobias, etc). Para investigar al Padre: "¿Algún familiar suyo actúa o actuó así alguna vez?" (Para ver modelos que está imitando) DIAGNÓSTICO FENOMENOLÓGICO Se refiere a la experiencia personal: lo que piensa y siente en determinado momento. Esto conduce a diferenciar si está re-experimentando un episodio de la infancia (es el Niño). Si está pensando lógicamente (A) o si está imitando una figura parental. EGOGRAMA A continuación le presentamos un ejercicio que llamamos EGOGRAMA. es una representación gráfica de los estados del Yo en una situación concreta o en un período de tiempo determinado. Lo importante es que usted reflexione sobre la cantidad de tiempo que utiliza cada uno de los estados de su Yo, tanto en el sistema positivo como negativo de conducta, en las distintas facetas de la vida: Trabajo, familia, pareja, ocio, o durante un período de tiempo concreto (ejemplo: ayer, hoy, la semana pasada, etc.). Para completarlo tan solo tiene que distinguir sus estados del Yo y sombrear o trazar una barra para cada estado en función de la cantidad que considere (de 1 a 10), de tal modo que aquellos estados más usados tendrán la barra más larga y los menos usados será corta o nula. Al terminar tendrá una representación gráfica de sus estados del Yo. Estúdiela y reflexione sobre si es así como desea ser o actuar. Si hay aspectos que desea cambiar en su persona, comprométase con ello de tal forma que el egograma se ajuste a la imagen que desee de sí mismo.

LA SEMANA PASADA SISTEMA POSITIVO

SISTEMA NEGATIVO


10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 PC PN A NAS NAR PF NN

CON SU FAMILIA SISTEMA POSITIVO

SISTEMA NEGATIVO

10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 PC PN A NAS NAR PF NN

CON SU PAREJA SISTEMA POSITIVO

SISTEMA NEGATIVO

10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10


PC PN A NAS NAR PF NN EN SU TRABAJO SISTEMA POSITIVO

SISTEMA NEGATIVO

10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 PC PN A NAS NAR PF NN

EN SU OCIO SISTEMA POSITIVO

SISTEMA NEGATIVO

10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 PC PN A


NAS NAR PF NN EN OTRO ASPECTO QUE CONSIDERE SISTEMA POSITIVO

SISTEMA NEGATIVO

10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 PC PN A NAS NAR PF NN

EJERCICIO: En contacto con mi NIÑO.- Me voy a un lugar tranquilo en un momento que esté yo solo, lo preparo todo para que durante este tiempo nada me moleste (teléfono, niños, marido, mujer, madre, etc.), incluso me puedo ir al campo, al mar o lo puedo hacer en mi sillón preferido o en la cama. Ahora que estoy cómodo, me voy relajando desde la cabeza a los pies, voy aflojando, relajando las distintas partes de mi cuerpo: la cara, los hombros, cuello y nuca... poco a poco me voy sintiendo mejor, más tranquilo, relajado y a gusto; continuo relajando los brazos, la espalda, pecho y vientre, caderas, ingles, zonas genitales, muslos, rodillas, pantorrillas, tobillos y pies. Ahora con todo mi cuerpo relajado me dejo ir a lo más profundo de mí mismo, esa zona oscura del interior, al mismo borde del sueño... dejo caer mi mente hacia mi pasado, lentamente, revisando hacia atrás las etapas, hasta llegar a mi infancia, a los primeros recuerdos de ella, me voy centrando en esas imágenes, me veo siendo pequeño, observo mi cara... mi cuerpo... mis ropas... los zapatos... el peinado... miro también dónde estoy, que hay a mi alrededor... que cosas llaman más mi atención... observo el ambiente que me rodea... los sonidos... los olores... dejo que aparezcan otras personas... personas importantes para mí... los miro, veo sus caras, sus ropas, escucho lo que dicen, miro lo que hacen... ahora me meto tan dentro de la escena que me fusiono con mi Niño, me meto dentro de él, soy él... adopto esa edad, la estatura... su forma de ver el mundo... como piensa... lo que siente... soy totalmente ese Niño... me quedo durante bastante


tiempo recreándome en todos los detalles, profundizando en las emociones que siente (siento siendo él)... en las sensaciones que experimenta... ahora me meto yo también en esa escena, con mi edad actual, ya estamos los dos, me agacho y le habla a mi Niño, le sonrío con afecto, le acaricio, lo cojo por los hombros, lo abrazo, le muestro todo mi afecto... le pregunto cómo está... cómo se encuentra... que necesita... escucho atentamente su respuesta... veo lo que necesita... entonces le prometo firmemente que Yo le voy a dar eso que necesita, me comprometo a ello... lo abrazo nuevamente con afecto fundiéndonos en el abrazo hasta tenerlo incluido dentro de mi cuerpo... Respiro hondo, muevo mis músculos y abro los ojos. Trazo un plan para cumplir mi promesa. EJERCICIO: SOLUCIONANDO PROBLEMAS Busque un problema suyo de mediana intensidad. Coja papel y lápiz y redáctelo hasta encontrar una frase de no más de 7 palabras que lo definan con claridad. Coloque cinco sillas. La 1ª para su PC, la 2ª para PN, la 3ª es de su A, la 4ª de NA(S ó R) y la 5ª para NN. Ahora establezca diálogos entre esas distintas entidades en relación al problema. Vaya sentándose en cada silla según active cada estado, aprenda a poner su catexis (energía) en ese estado, movilícelo adecuadamente de modo que exprese su realidad, lo que usted piensa y siente desde él. Inicie el diálogo desde el estado que presenta el problema. (Generalmente es más fácil empezar desde Padre Crítico o Niño Adaptado).

AT Egograma  

Un "egograma", es la representación gráfica de los estados del Yo en una situación concreta. La Egograma no es para decidir si es buena pers...

Advertisement