Issuu on Google+

2013

Boletín 11

Escuela de acompañamiento - EDA Audiovisuales del Perú - ADEP

kuskalla

Acompañar en situaciones de riesgo


Kuskalla

ADEP

PRESENTACIÓN Este boletín nos invita a mirar situaciones de riesgo. ¿Qué te viene a la mente cuando piensas en “riesgo”? ¿Cuándo piensas en “jóvenes en riesgo”? Haz el ejercicio…. Es interesante que Luis Briceño nos proponga otra mirada de jóvenes en riesgo que lo acostumbrado: drogas, alcohol, promiscuidad… Él define en riesgo a jóvenes que no saben ser protagonistas de su vida propia y de su país. Esta es una mirada interesante e importante. Te invitamos a leer su testimonio. El artículo de reflexión es sobre el perdón y la reconciliación. Las personas mayores que acompañamos a jóvenes relacionamos con estas palabras directamente a la “Comisión de la Verdad y la Reconciliación”, recordando los tiempos de violencia política vivida en el Perú en los años 1980 – 2000. Que también es un riesgo para los y las jóvenes actuales. La dinámica sobre el pensamiento autónomo y creativo como también la oración ofrecida, son ejemplos de cómo acercarse a situaciones de riesgo. Con las siguientes páginas, entonces, te invitamos a reconocer las situaciones de la vida diaria que ponen en riesgo el desarrollo saludable de los y las jóvenes y a caminar por la vida con una actitud de perdón y reconciliación.

2

Escuela de acompañamiento - EDA


TESTIMONIOS Y EXPERIENCIAS

ADEP

Juventud en Riesgo, ¿qué se puede decir de ello en el Perú? Luis Ángel Briceño Eca (Director de Proyectos de la ONG ASODEI – Asociación para el Desarrollo Integral) Antes de entender el titulo de este presente artículo, quiero decirles que me costó mucho hablar de jóvenes porque siendo ellos un proceso de mi vida personal, ya que yo también soy joven, realicé toda una retrospectiva de lo que vivo en el distrito del Callao y lo que estamos haciendo en la escuela de líderes en el distrito de San Juan de Lurigancho; desde allí partiré. Cuando hablamos de juventud en riesgo, muchos pensarán que me pasaré hablando de las pandillas, sexo, droga, alcohol, inseguridad; considerados problemas que el joven siempre tiene “algo que ver”; sin embargo, creo que el problema social que podría ser un antecedente mayor va más allá de estas manifestaciones sociales expresadas en las líneas anteriores. En nuestro país tenemos un escenario difícil de entender para el promedio de habitantes jóvenes que hay, en efecto somos un total de 27% de la población total del país (INEI: 2013-P.23), resultaría paradójico pensar que este grupo humano, que es una representación difícil de ocultar, no tenga las oportunidades necesarias y arrastre una historia de vida que no le está ayudando a crecer y, sobre todo, no está reconociendo sus cualidades y habilidades para liderar espacios en donde sea capaz de tomar decisiones necesarias. Es verdad que no podemos ocultar que existen estos problemas, pero de los que hoy hablaré son otros elementos importantes que ponen en riesgo al joven ideal que una sociedad quisiera tener. Desde mi perspectiva personal el mejor ideal sería un “joven protagónico socialmente reconocido”, pero para que exista ello, hoy particularmente, me concentraré en hablar en cuestiones que sí tenemos que cambiar desde ahora, como por ejemplo: La educación, las relaciones que se generan entre jóvenes, la sobreprotección familiar, la importancia que le están poniendo al derecho que poseen, el empleo y, finalmente, su nivel de participación en espacios organizativos de interés local; esos problemas son mi preocupación mayor ya que colocan al joven en una situación de riesgo para ser un actor constructor de un Perú diferente.

El mayor riesgo que tiene un joven es el bajo nivel de interés por estudiar. En efecto, estoy seguro que los colegios nacionales no son el mejor referente de modelo de educación, pero más allá de que sean referentes, hoy en día existe una gran cantidad de jóvenes que sufren de deserción escolar debido a factores familiares y económicos, principalmente. Otros han dejado su vocación por una carrera técnica y, finalmente, algunos son profesionales solo para el mercado y no por vocación personal. Un ejemplo claro es que en las universidades particulares, que es ahora el boom educativo, las mayores profesiones están orientadas al negocio, la contabilidad y se han dejado de lado las llamadas ciencias humanas. Un ejemplo real es la Universidad Cesar Vallejo, en la sede Callao, en donde el 90% de los estudiantes de pre grado han ocupado las vacantes de Negocios internacionales, Ing. Industrial y Contabilidad, a pesar de que en sus fichas vocacionales expresan como carreras: Psicólogos, comunicadores sociales y educadores. Yo me pregunto siempre: ¿y quién les dijo a estos amigos, amigas que estudien esto? Y entonces me doy cuenta que muchos de ellos/as solo son guiados por sus padres, que hacen de su hijo un sueño ejemplar para sacar el pecho y sentirse seguros. ¿Alguna vez se han preguntado si siendo periodistas, no estarán orgullosos? Esa sobre protección es la que más miedo me da en esta sociedad. Muchas veces los padres no están dispuestos a dejar volar al joven y, finalmente, los sueños de ellos/as se quedan estancados para seguir construyendo los sueños de sus padres. Pero uno de los riesgos más grandes es encontrar a jóvenes con un gran desconocimiento en derechos humanos, derechos de humanos para humanos. Parece que aún los jóvenes estamos muy lejos de ser actores protagónicos de nuestro ejercicio práctico como ciudadanos, eso es lo más preocupante en nuestro país. Cuando voy por las calles del Callao encuentro a jóvenes metidos en su “chamba”, que no saben si le están cobrando más pasaje en el carro, y que esto es injusto y le está llevando a un problema grave a ni-

Escuela de acompañamiento - EDA

3


TESTIMONIOS Y EXPERIENCIAS

vel económico. Voy a ser enfático en este tema: ¿Por qué los jóvenes desconocemos, estamos carente de derechos? Tengo una premisa, y es que como dice mi madre: a quién no le falta, pues no reflexiona. Dejando de lado el reclamo moral que les voy expresando, y de la cual, estoy seguro, ustedes están diciendo: Luis se volvió loco al escribir todo esto, les voy a contar lo que desde la experiencia de participación venimos haciendo en San Juan de Lurigancho. Un día, cuatro personas nos unimos con un sueño en común, hacer que esta situación cambie, hacer que los jóvenes empiecen a ser sujetos protagonistas. Diecisiete jóvenes están llevando una escuela de líderes, al principio pensamos que estos jóvenes estaban perfectos para ser líderes y que venían de hacer un proceso genial dentro de sus organizaciones, poco a poco nos fuimos dando cuenta que no. En efecto, muchos de ellos no provienen de las universidades, no todos estudian, no todos siempre tienen el dinero y, en cambio, otros sí están metidos en la onda de crecer como sujetos. Yo estoy asombrado con lo que en la escuela sucede, conocemos a jóvenes que tienen poca formación integral (llamada así a lo reflexionado por su historia de vida, su vocación y sus opciones), que su principal motivación es la cólera por un Estado que no los está ayudando a crecer. Yo me pregunto: ¿ellos se han puesto a pensar que, pronto con el liderazgo que poseen, serán los que gobiernen su distrito? Estoy seguro que no lo han pensado, el equipo de formación mira claramente cómo cada semana ellos se organizan para realizar las tareas, vincularse con experiencias para ir enriqueciendo la escuela. Estamos seguros que ellos están en el mismo riesgo que cualquier otro joven local, pero la diferencia es que ellos han hecho una elección, han decidido decirle a su ciudad que el riesgo y la exclusión se acaban cuando, como

4

Escuela de acompañamiento - EDA

ADEP

sujetos, entiendan que ellos son parte de la cuestión social, que requieren un empleo digno, y que este solo se da con una educación competitiva y gratuita. Ninguno de ellos está metido en drogas, ni en alcohol, pero una pregunta: ¿no se encuentran en el mismo riesgo de perder sus sueños por vivir en una sociedad en donde se hace muy poco por ellos? Yo creo que sí, ellos están en el mayor riesgo, porque no depende del contexto que vives sino de las elecciones y opciones que haces para seguir adelante o quedarte atrás, y de eso yo sé mucho. Quiero terminar este escrito hablando un poco del acompañamiento que estamos realizando en la escuela de líderes. Creo que si hemos logrado llenar el concepto de una “ESCUELA”, ya que no es un conjunto de aprendizajes impartidos por experiencias, en la escuela se viene a estudiar, se busca desaprender y deconstruir nuestros mapas mentales para ir haciendo otros. De hecho, muchos de ellos no son católicos, pero son muy tolerantes y comparten la experiencia con jóvenes con mucha devoción al Dios de la vida, en jornadas de formación católicas que están incluidas en el programa. Y si hablamos de educación, pues el compañerismo es lo que resalta a esta escuela, pues todos están preocupados que al llegar el día sábado estén presentes, al margen de sus múltiples actividades; esa acción tan simple representa todo lo significativo y valorativo que puede pasar en la escuela. Gracias por dejarme compartirles la experiencia que estamos viviendo, como proceso, hasta ahora. Estamos seguros que será un hito importante. Nada se logra sin esfuerzo y sin metas en común. Estoy convencido que este sueño que empezamos cuatro personas, próximamente será un sueño de muchos otros jóvenes que se involucrarán en las próximas experiencias de juventudes que intentamos abrir, para seguir construyendo una sociedad inclusiva, justa y con más jóvenes protagonistas.


REFLEXIÓN

ADEP

Perdón y Reconciliación Hna. Gisela Reich, Jorge Reyes

El Perdón es algo que ofrecemos a otras personas y

vos. Significa elegir mirar a la persona, que tal vez

algo que ofrecemos para nosotros/as. El Perdón es:

hemos juzgado “negativamente”, como alguien

Una Decisión: Para ver más allá de lo que

más que ello. Generalmente, según como vemos

muestra o manifiesta la persona, de sus miedos,

a una persona, la tratamos, reaccionamos.

modo de vida y errores. Es ver al ser humano en

El Perdón nos capacita para percibir, que bajo un

su profundidad, esencia, en su interior, conside-

comportamiento insensible, muy probablemente

rándola siempre digna de respeto y amor. Es optar

existe un niño/a herido/a, con condicionamientos

por mirar a cada persona como un ser bueno, aún

pasados y pidiendo auxilio, amor y respeto.

en circunstancias adversas, de manifestación de

Un Proceso: Que nos exige cambiar nuestras

comportamientos impropios. Entender el Perdón como una opción, significa abrirnos a un proceso diferente a buscar culpables.

percepciones una y otra vez. Cuando elegimos cambiar nuestra perspectiva por una visión más profunda, más amplia y abarcadora, podemos re-

Una Actitud: Que supone estar dispuesto/a a

conocer y afirmar la mayor verdad de quiénes so-

aceptar la responsabilidad de las propias percep-

mos y quiénes son los/las demás. Como resultado

ciones, asumiendo que son opciones, miradas, in-

de este cambio surge una mayor comprensión y

terpretaciones, no necesariamente hechos objeti-

compasión por nosotros/as mismos/as y por los/

Escuela de acompañamiento - EDA

5


REFLEXIÓN

ADEP

las demás. El Perdón suele experimentarse como

confundir perdonar con negar los propios sentimien-

un sentimiento de dicha, paz, amor y apertura del

tos, necesidades y deseos. Perdonar no significa ser

corazón, alivio, confianza, libertad, alegría y una

pasivas/os y mantener un trabajo o una relación que

sensación de estar haciendo lo correcto.

evidentemente no funciona o nos hace daño. Es su-

Una Forma de Vida: Que nos convierte gra-

per importante tener muy claro los propios límites.

dualmente de víctimas de nuestras circunstancias

Si estamos dispuestos/as a permitir repetidos com-

en poderosos/as y amorosos/as co-creadores de

portamientos inaceptables en nombre del “Per-

nuestra realidad. En cuanto forma de vida, supo-

dón”, lo más probable es que estamos utilizando

ne el compromiso de ver cada instante como algo

el “Perdón” a modo de excusa para no asumir la

nuevo, con claridad y sin temor. Es la desapari-

responsabilidad de cuidar de nosotros/as mismos/

ción de las percepciones que obstaculizan nuestra

as o para evitar hacer cambios.

capacidad de amar. En su sentido más amplio, el Perdón es una manera de relacionarnos en forma más compasiva y comprensiva, y es, además, una opción siempre presente. El Perdón nos enseña que podemos estar en total desacuerdo con alguien sin retirarle nuestro respeto y cariño. Si el perdón es un proceso y una forma de vida, nos permite reconstruir al otro/a en mí y la relación que establezco con él/ella, de tal forma que el pacto social roto por la agresión se redefina y permita establecer una nueva alianza.

Con frecuencia los límites entre perdonar y eludir son subjetivos; de cada uno/a depende descubrir cuál es cuál para cada uno/a, siendo totalmente honesto/a consigo mismo/a. Perdonarse a uno/a mismo/a es probablemente el mayor desafío que podemos encontrar en la vida. Es el proceso de aprender a amarnos y aceptarnos a nosotros/as mismos/as “pase lo que pase”. Sin embargo, existe una enorme resistencia a perdonarse a uno/a mismo/a, porque, como cualquier otro cambio importante, es una muerte.

El perdón no está en lo que “hacemos” sino

Muere el hábito de considerarnos pequeñas/os e

en la manera como “percibimos” a las per-

indignos/as, muere la vergüenza, la culpa y la au-

sonas y circunstancias. Es una manera distinta de

tocrítica. Perdonarse a uno/a mismo/a es un fabu-

mirar lo que se está haciendo y lo que se ha hecho.

loso nacimiento y está unido a la experiencia de la

El hecho de considerar la conducta del agresor/de

compasión y el amor.

la agresora, en el fondo, como una expresión de temor y una petición de amor y respeto, permite adoptar una actitud que no contribuya a aumentar el temor y, en consecuencia, reduce el conflicto.

El objetivo del perdón es arrojar luz sobre los engaños, temores, juicios y críticas que nos han mantenido cautivos/as en el papel de nuestro propio carcelero. Es descubrir la opción de renunciar a

A veces se toman decisiones en nombre del perdón

ese despiadado trabajo para poder así nutrir toda

cuando no se perdona en absoluto. Es importante no

la verdad de quienes somos.

6

Escuela de acompañamiento - EDA


REFLEXIÓN

ADEP

El perdón no significa:

Beneficios del Perdón en:

• Olvidar lo que nos ocurrió.

• Lo físico: La rabia contenida y el odio ge-

• Justificar los comportamientos negativos. • Negar o reprimir la rabia ni el dolor aparentando que todo está bien, cuando en realidad nos sentimos disgustados/as y molestos/as. • Aceptar lo ocurrido con resignación. • Cambiar necesariamente nuestros comportamientos y actitudes frente a las personas que nos han agredido. • Minimizar los eventos ocurridos. • Estar de acuerdo con lo que pasó, ni aprobarlo. • Dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a la persona que te lastimó. • Perdón tampoco es reconciliarme con el otro/a. Este es un proceso posterior. • Condicionar el proceso de perdón al cambio de comportamiento y actitud del ofensor/a. El Perdón es una expresión de amor, de ternura, de humildad, y se basa en la aceptación de lo que pasó. Significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que causaron dolor o enojo. Quien perdona descubre que el perdón es princi-

neran emociones que enferman; aprender a defenderse de ellos por medio del Perdón promueve la sanación (en mente sana, cuerpo sano). • Lo emocional: Perdonar es una forma de permitir la risa, el humor y el amor. La felicidad y la alegría están asociadas con la salud. • Lo

cognitivo-conductual:

Reflexionar,

conocer el Perdón permite modificar nuestros comportamientos. (Comprender y Actuar) • Lo espiritual: El espíritu es ánimo, fuerza y motor de la esperanza. Cuando decidimos perdonar, lo anterior se fortalece en perspectiva de construir un mundo mejor. Sobre la Reconciliación La reconciliación es el restablecimiento de la concordia y el vínculo perdido entre dos personas que se habían enfrentado. El perdón es un proceso personal que vive uno/a mismo/a, y el proceso de reconciliación es un trabajo interpersonal, se da entre dos o más personas. Hay tres tipos de reconciliación:

palmente un regalo para uno mismo/a y también

1. De Coexistencia o a Distancia: Con prudente

para el agresor/a. El perdón libera, alivia, da paz,

distancia. En estos pactos se acuerda que no

es una lucha comprometida de fe. En el proceso

haya agresión, y de una manera invisible se

del perdón se van sanando las heridas y constru-

acepta la indiferencia. Son como dos realida-

yendo la vida de nuevo.

des que están cerca sin intercambio, determi-

Perdonar es comprender, desarrollar empatía, y su realización impide la estimulación de la victimización.

nados por pactos de no agresión. 2. De Convivencia o Próxima: Donde la coope-

Escuela de acompañamiento - EDA

7


REFLEXIÓN

ADEP

ración y solidaridad es posible. Se dan rela-

• Haz enseguida el compromiso de cambiar de

ciones de cooperación básica entre las partes.

conducta: “Prometo que no volveré a hacerlo”.

Las relaciones afectivas no son profundas. 3. De comunión o más Estrecha: En la que el amor renace y profundiza la fraternidad. Las personas, colectivos o grupos sociales, deciden reiniciar un camino juntos/juntas en fraternidad. Cuando una persona se hace consciente del dolor de los demás y del suyo, fácilmente encuentra la solución, absorbe el dolor en lugar de arrojarlo sobre los/las demás. Una persona que quiere avanzar en el camino de la reconciliación deberá promover la justicia, donde las personas involucradas en un conflicto sean res-

• Cumple tu promesa. • No insistas o esperes que la otra persona vaya a aceptar tus disculpas, darte el perdón o disculparse contigo. No esperes nada a cambio. ¿Cómo ofrecer la reconciliación a quien me ha ofendido? • Crea un clima propicio para el encuentro, sin publicidad y con sencillez. • Acércate a la persona con la voluntad de aceptarla con cariño: La reconciliación no es una victoria sobre el adversario/a.

tauradas, recuperadas, reconstruidas. Esta justicia,

• No busques un acuerdo a toda costa: separar-

repara, de algún modo, lo dañado; reconstruye re-

se definitivamente, sin lastimarse, es una for-

laciones y asegura la promesa de un futuro mejor.

ma de reconciliación.

Pasos para ofrecer la Reconciliación ¿Cómo ofrecer la reconciliación a quien

• Expresa la voluntad de buscar un futuro que sea positivo para los/las dos.

he ofendido?

Fuentes:

Luego de haber hecho el proceso del perdón (sa-

–– Belén Roma y Dina Quispe, Módulos ESPE-

nado la herida) se sugiere: • Haz una cita con la persona que has ofendido. • Busca un lugar privado para pedir perdón. Da menos vergüenza o incomodidad si no hay espectadores. • Dile a la persona que has ofendido que quieres pedirle ser disculpado/a. • Trata de decir, específicamente, el error que has cometido. • Pide perdón: “Quiero pedirte perdón por…”

8

Escuela de acompañamiento - EDA

RE, Taller Básico 2010, Instituto Fe y Cultura. Universidad ARM –– Robin Casarjlan, Perdonar, Ediciones Urano S.A. 1998 –– Xavier Etxeberria, Sobre el perdón: concepciones y perspectivas. –– Jairo Díaz, Valores agregados del perdón –– PPT, original hecho por Carlos Rangel con reconocimiento de autores originales (desconocidos). México 2008.


Metodología

ADEP

TITULO O NOMBRE

LIBRE PENSAR

Jorge Reyes Chang

OBJETIVO

Con la manifestación de preguntas y respuestas libres, fortalecer el pensamiento autónomo.

AREA DE ACOMPAÑAMIENTO

Personal

TEMA

Pensamiento Autónomo

DESTINATARIOS MATERIALES DURACION

PROCEDIMIENTO DESARROLLO

COMENTARIOS Y RECOMENDACIONES

Jóvenes (Grupo de no más de 20 integrantes) • Tarjetas con preguntas • Tarjetas en blanco • Plumones 45 minutos  Se indica a los/las participantes que se van a realizar preguntas “no comunes - locas” y que se esperan respuestas sinceras, sin restricciones.  Se da a 10 participantes una tarjeta con una pregunta, que tiene que formular a, por lo menos, 5 de sus compañeros/ as, alternadamente. Por ejemplo: -¿Qué pasaría si los varones dieran de lactar? - ¿Qué harías si tuvieras un día de licencia para pecar? - ¿Qué sucedería con los varones si las mujeres se declararan para formalizar parejas? - ¿Qué harías si la Tierra se quejara de soportar mucho peso? - ¿Cómo crees que es la imagen del “cuco”? - Etc.  Luego, se le pide a cada participante que escriba en una tarjeta una pregunta “no común - loca”.  El/La acompañante recibe las tarjetas trabajadas.  Al azar, por cuestiones de tiempo, el/la Acompañante formula al plenario 5 preguntas para que, por lo menos, tres personas respondan a las mismas.  Terminado el paso anterior, se pregunta ¿cómo se sintieron?, ¿Qué descubrieron?  Aporte: El/La Acompañante dialoga con los/las participantes y hace notar las ventajas de hacerse preguntas y respuestas no comunes, ser creativos, tener pensamiento divergente, autónomo. • Tomar en cuenta que los participantes no entren en un clima de censura y/o burla. • Animar permanentemente a que sean libres y que pregunten y respondan espontáneamente.

Escuela de acompañamiento - EDA

9


Kuskalla Página Ecológica

ADEP

“EL AGUA”: La Huella Hídrica Yo he visto caer el agua de las cataratas y he pensado lo importante que es para nuestra vida, he respirado aire puro después de mucho tiempo. (Jorge Guerra, participante Escuela de Acompañamiento) Nuestro planeta tierra es conocido como el “planeta azul” desde que el ser humano puede volar y verlo desde el espacio. Desde allí se aprecia la gran cantidad de agua que lo cubre: el 70% de la superficie es cubierta por agua. Agua es la base de toda la vida existente. El ser humano también consiste de un 70% de agua. Por lo tanto, una vida ecológica incluye el aprecio y cuidado por el agua. Algunos datos sobre el Agua en el Perú: •

Hay 66.000 millones m3 de agua dulce disponible por habitante, distribuidos de manera muy desigual:

Costa: 2% del agua con 70% de población

Selva: 98% del agua y 14 % de población

Perú es uno de los países con mayor cantidad de agua dulce en su territorio.

Consumo nacional de aguas superficiales 20.000 millones m3/ año.

1m3 = 1.000 litros

2013: Se estima que una persona en Lima/Callao necesita 250 l / día. El promedio nacional es de 165 l / cápita/ día. El consumo en países desarrollados como Suiza y Francia está alrededor de 150 l / día /persona.

Más del 70% de desagüe doméstico no es tratado.

Como solo el 3% del agua en el planeta es agua dulce y apta para el consumo humano y de gran cantidad de fauna y flora, es necesario cuidarla. La Huella hídrica o Huella de agua se define como el volumen total de agua dulce usado para producir los bienes y servicios producidos por una empresa, o consumidos por un individuo o comunidad.

10

Escuela de acompañamiento - EDA

La huella hídrica o huella del agua clasifica las fuentes de agua, es decir, distingue entre tres componentes: el agua azul, el agua verde y el agua gris. La huella de agua azul es el volumen de agua dulce consumida de los recursos hídricos del planeta (aguas superficiales y subterráneas). La huella del agua verde es el volumen de agua evaporada de los recursos hídricos del planeta (agua de lluvia almacenada en el suelo como humedad). La huella de agua gris es el volumen de agua contaminada que se asocia con la producción de los bienes y servicios. Este último puede ser estimado como el volumen de agua que se requiere para diluir los contaminantes hasta el punto de que la calidad del agua se mantiene en o por encima de las normas acordadas de calidad del agua. (Wikipedia) Una manera de saber de nuestro consumo del agua, sería mirar la factura mensual que recibimos de la empresa que nos brinda el agua potable. Pero este solamente registra el consumo directo que hacemos y depende de muchos factores, como por ejemplo la cantidad de personas en casa, si hay un jardín, qué sistema de wáter utilizamos (allí hay un gran consumo de agua potable). ¡Grande es la sorpresa cuando miramos que una taza de café no simplemente necesita de esta taza de agua! A lo largo del cultivo hasta su destino en nuestra taza, se requiere de unos 140 litros de agua. Así el aprecio de nuestros hábitos de consumo quizás cambien al tomar conciencia cuánta agua se necesita para cada producto – y si de verdad es necesario este producto: Producción de Uso de agua –– 1 kg de ternera

16.000 litros

–– 1 taza de café

140 litros

–– 1 kg de algodón

10.000 litros

2.500 litros

–– 1 kg de arroz –– 1 litro de leche

1.000 litros

–– 1 litro de cerveza

300 litros

–– 1 manzana

60 litros

–– 1 kg de azúcar

1.500 litros


Página Ecológica

ADEP

También ayuda tomar consciencia de la cantidad de agua necesitada para algunas actividades diarias:

China: 700 metros cúbicos por año per cápita.

Japón: 1380 metros cúbicos por año per cápita

EEUU: 2.840 metros cúbicos por año per cápita.

España: 2.325 metros cúbicos por año per cápita.

Perú: 777 metros cúbicos por año per cápita.

En 10 minutos de riego de jardín consumes 25 litros de agua potable

Promedio mundial: 1,243 metros cúbicos por año per cápita.

En 15 minutos de lavado de auto con manguera consumes 270 litros de agua potable.

Hay una página web para que sigas informándote y calcules tu huella hídrica. Por supuesto estos cálculos dependen de tu sinceridad y conocimiento sobre los hábitos en tu casa y familia:

En 20 minutos de ducha consumes 160 litros de agua potable

En 1 hora de lavado de ropa a mano consumes 360 litros de agua potable

En 5 minutos de lavado de platos bajo chorro el consumo es 25 litros de agua potable

• •

¿Cuántas de estas actividades puedes reducir en el tiempo o cambiar de método? •

ración con el Perú:

Igual como para la huella de carbono (ver Kuskalla 10), hay cálculos de la huella hídrica. Aquí las de algunos países importantes del mundo en compa-

www.huellahidrica.org Es la parte en castellano que contiene aún más información en inglés. (Fuentes de datos de : www.huellahidrica.org y Sedapal)

Escuela de acompañamiento - EDA

11


oración

ADEP

Aprendamos a orar como él…

Mahatma Gandhi

Mi Señor: ... ...Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles. Si me das fortuna, no me quites la razón. Si me das éxito, no me quites la humildad. Si me das humildad, no me quites la dignidad. Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo. Enséñame a querer a la gente como a mí mismo. No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo. Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza. Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso. Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme, y si la gente me ofende, dame valor para perdonar. ¡Señor...si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mí!

12

Escuela de acompañamiento - EDA


Kuskalla 11