Page 1

ntenidos o c s o v e o Nu o format o, v e u n n rcan en u : más ce eno a t s i v e r de y ll retenido más ent nzas para a de enseñ ejor. m una vida

EER

A CR R A P R LEE

No. 359 Edición 9 de 200 ebrero F I V L o X r e o En Añ

s ermana n de H o Perpetuo ó i c a g e i Congr l Rosar ría g icas de Domin sabel de Hun I 4 a 2 t n 4 a 3 S 1 y A No. 2 5 a r e Carr bia , Colom Bogotá


ANUNCIE AQUÍ

Informes: 310 5132417


EER

RA CR A P R E E L

aría Virgen M : a m i s í t ”. ardita La San ta Bern da Concepción n a S a dijo cula ) la Inma y o s Lourdes o Y “ ción en (Apari

Fundadora MADRE CECILIA ARCINIEGAS G. O.P. Comité editorial HNA. ANA LUCÍA GRANADOS S. O.P. MONSEÑOR HUMBERTO LUGO PADRE JAIME RESTREPO Editora en jefe HNA. ANA LUCÍA GRANADOS Publisher EC SANFRANCISCO Columnistas PADRE JOSÉ E. TRÓCHEZ PADRE EDELBERTO ZÁRATE DRA. MARIA CECILIA BETANCUR PADRE JAIME RESTREPO Fotografía y caricatura EC SANFRANCISCO Diagramación y diseño EC SANFRANCISCO Impresión Gráficas Ducal

CONTENIDO

PÁGINA

Editorial Los hechos pasan, la historia queda La familia, formadora en valores humanos y cristianos Una lección de vida Una experiencia en el santuario de Lourdes, Francia Actitudes frente a los errores Respira, en lugar de preocuparte Apariciones de nuestra señora de Lourdes en Francia Vitrales

4 5 7 8 10 12 14 16 18

Nuestra portada: Templo dedicado a la Santísima Virgen de Lourdes en Lourdes, Francia

Rosari2o4 cas del Dominira 52 A No. 134 1-772 Carre

58 Tel. (1) 2 na 11. . Zo ia b m lo Co Bogotá,

. siástica . 357. o ncia Ecle Con lice tal Reducida N mbia. os olo C e d l Tarifa P ta Red Pos 4-72, la 7 22-228 n ISSN 01 ublicació s p a n a es u MARÍA de las Herman al bimestr s del Rosario a Dominic . o u t e rp Pe


ra creer

Leer pa

Pág. 4

EDITORIAL A iniciar un año queremos que todo sea nuevo: los niños estrenan sus vestidos, sus zapatos, sus juguetes; se escucha decir: “año nuevo, vida nueva”. Pero ¿Qué tan nueva puede ser la manera de pensar y de actuar? Todo depende de qué tanto podamos renovarnos para dejar atrás los rencores, las envidias, las maledicencias, los pesimismos, tomar una resolución fuerte y mejorar por lo menos en un punto, para tomar actitudes nuevas frente a muchas cosas y a muchos temas, sobre todo de nuestra vida personal y en relación con los demás. El tiempo pasa tan rápido que, como se dice: ‘no alcanzamos a madurar la nueva arruga’, cuando ya tenemos un año más de vida o de experiencia y sin embargo siempre tenemos referentes de lo antiguo, de lo que ya pasó, que hoy es historia y lo recordamos. Así, tenemos en el recuerdo que hace 50 años, el 11 de Febrero de 1959, en Cúcuta se inició la fundación de un centro educativo y la experiencia de una vida pastoral plena, dirigida por la Congregación de Dominicas del Rosario, aún naciente pero con mucha fe y esperanza en Dios, bajo la protección de la Santísima Virgen del Rosario y de Santa Isabel de Hungría, modelo de amor a los pobres. El sector donde se ubicaba la sede era diverso, la presencia de malas costumbres en algunos casos no opacaba el potencial de la zona donde también habitaban muchas familias de grandes valores cristianos, familiares y sociales,

que respondieron a la organización del nuevo Párroco, el Padre Carlos José Mendoza Gómez, quien modeló la espiritualidad y la vida cristiana de esa comunidad que ya ha sido cuna de numerosos sacerdotes y cuyo desarrollo educativo y cultural le ha proporcionado ciudadanos de bien a la ciudad y aún al país vecino de Venezuela. Hemos llegado a los 50 años, a las bodas de oro para la gloria de Dios y satisfacción por el esfuerzo constante y la entrega decidida de las religiosas.

Nuestros colaboradores Agradecemos a nuestros colaboradores por su constante participación, de manera especial al Padre Edelberto Zárate -Dominico- por sus comentarios marianos, a la Doctora Cecilia Betancur y al Padre Jaime Restrepo. En esta edición contamos con las participaciones especiales de Laura González Pérez, comunicadora social, consultora en temas de educación y seguridad vial, que nos comparte su vivencia en el santuario de Lourdes en Francia durante la última misa campal de Juan Pablo II.


En los 50 años de la presencia de la Congregación Dominicas del Rosario Perpetuo y de Santa Isabel de Hungría en Cúcuta

LOS HECHOS PASAN, LA HISTORIA QUEDA En el año de 1.959 el Reverendo Padre Carlos José Mendoza Gómez, una vez nombrado Primer párroco de Nuestra Señora de las Angustias de Cúcuta, solicitó, con la aprobación del Excelentísimo Luis Pérez Hernández, primer Obispo de la Diócesis de Cúcuta, a la Reverenda Madre Cecilia Arciniegas Garavito, la fundación de una casa relireligiosa que se encargara de la educación cristiana de las niñas de la parroquia, la colaboración en la parroquia, la catequesis y la asistencia espiritual a los enfermos en sus hogares. La Parroquia comprendía los barios de Magdalena, Nuevo, Gaitán, Galán, Alfonso López y San José. Para la labor que habría de realizarse allí, el 11 de Febrero, festividad de NuesNuestra Señora de Lourdes, llegaron tres religiosas a la casa Cural (antiguo lugar llamado “La Granja”), donde fueron acogidas con sencillez, apreaprecio y entusiasmo, mientras que ellas se mostraron decididas a tomar la responsabilidad. Ya estaban matrimatriculadas las primeras niñas para los cursos de 3º, 4º y 5º de primaria; la institución llevaría el nombre de Nuestra Señora de las Angustias, para cambiar más tarde por el de Nuestra Señora del Rosario.

No puede pasar inadvertida la presencia e influencia que tuvo la señora Ana Teresa Gómez de Mendoza, madre del Padre Carlos José Mendoza, quien diariamente se convirtió en alma, el corazón y la fortaleza de la obra con sus consejos, su apoyo moral, espiritual y material para las jóvenes religiosas, inexpertas frente a este reto fuerte al que se veían enfrentadas. Ese primer año, amasado con lágrimas, sufrimientos, renuncias y sacrificios, fue la semilla cultivada con el apoyo de Monseñor Pedro Correa León, segundo Obispo de Cúcuta, así

ra creer

Leer pa

Pág. 5


ra creer

Leer pa

Pág. 6

Colegio Nuestra Señora del Rosario - Cúcuta

como el de muchas personas como los doctores Carmelo Díaz y José Antonio Rubio y el Padre Carlos José Mendoza. Su aporte fue la base de esta obra que hoy llega a los 50 años de Oro de labor. Gracias al entusiasmo, la ayuda, el esfuerzo, el trabajo y el apoyo de muchas personas que, aún siendo pobres, fueron generosas y semanalmente aportaban sus donativos para el pago de los trabajadores de la obra, lo que hizo posible que en ese mismo primer año se construyera la habitación para las religiosas y los salones de clase que aun están como testimonio al servicio de la educación. Más tarde, se abrió el bachillerato básico comercial con 4 años, el cual llegó a tener grados de Secretariado Comercial con estudiantes que han sido honor de la sociedad. Desafortunadamente, debido al costo del profesorado y la pobreza de los habitantes, fue necesario cerrar.

Con abnegación y trabajo, año tras año se mejoraron las instalaciones y la casa para las religiosas. Por esta institución han pasado religiosas valiosas, varias de ellas hoy gozan de la presencia de Dios en la eternidad y donaron parte de sus vidas, como las hermanas Virginia Angarita, María de la Cruz Pedraza, Celmira del Carmen Caro, María Dolores Albarracín y Bárbara Mejía. Todos cuantos han pasado por esta Institución han dejado huellas firmes, tanto religiosas como profesores, estudiantes y padres de familia que siempre han brindado su confianza para desarrollar la actividad educativa y moral de que goza nuestra Institución. Hoy hay cursos para todos los grados de primaria en sus dos jornadas y dos años de Bachillerato Básico, en fusión con el Centro Educativo Santo Ángel, calificado en el primer puesto de la ciudadde acuerdo con las exigencias del Gobierno Nacional. La dedicación constante y el esfuerzo en la formación integral han sido el sello característico del apostolado y hoy, con inmensa alegría, la Congregación contempla la transformación que el sector ha tenido en lo social, cultural y espiritual. Por eso damos gracias a Dios por su misericordia y bondad y a la Santísima virgen María por su protección y ayuda a quien nos encomendamos para seguir adelante en esta obra de evangelización que la Iglesia necesita y con la que cual la Congregación está comprometida para gloria de Dios y bien de la humanidad.


LA FAMILIA:

FORMADORA EN LOS VALORES HUMANOS Y CRISTIANOS P. Jaime Restrepo Saldarriaga

Este es el tema asumido para el VI EnEncuentro Mundial de las Familias que se llevó a cabo en la ciudad de México en el mes de enero. Es muy importante que nos dediquedediquemos a reflexionar sobre este compromiso tan grande que tiene la familia con la sosociedad y con la Iglesia: la misión propia de educar a los hijos que ha engendrado, una tarea posible solo con amor, generosidad, entrega y testimonio. Hoy, la sociedad ha visto el proceso de degradación en la escala de valores sobre los cuales se organiza la vida personal, familiar y social. Estamos urgidos de su propromoción y recuperación para poder reconsreconstruir el tejido social. Los valores son dones preciosos que el Señor nos da y con ellos construimos nuesnues-

tra propia existencia, llenándola de sentido, de valor, de presente y de futuro. Pero los valores, que son muchos, no funcionan aisladamente, sino que forman parte de un conjunto, de una constelación que gira en torno a un centro que para los creyentes ese centro tiene rostro personal: Jesucristo. Desde allí se configura el grupo de los valores humanos y cristianos que necesitamos para transformar al hombre de hoy, a la familia y a la sociedad en general. La familia es el lugar donde se aprende a vivir los grandes valores; el lugar querido por Dios para formar al ser humano; el lugar donde nos instruimos para ser personas; donde aprendemos a amar y a ser amados, a perdonar, a ser generosos, fieles, honestos, responsables, justos, hombres de bien, bondadosos, solidarios.

ra creer

Leer pa

Pág. 7


ra creer

Leer pa

Pág. 8

Saber vivir lúcidamente en el envejecimiento

UNA LECCIÓN DE VIDA Retomamos a Fray Cándido Aniz, con su experiencia de enseñarnos a envejecer con alegría. Fray Cándido Aniz Hay que vivir dispuestos a recoger en cada estación sus frutos, pues las estaciones pasan y los frutos no recogidos se malogran. No se olvide esta cautela: quien no se preocupa de adquirir o poseer el espíritu propio de cada edad vital y cultural, quien no se prepara para ir superando etapas con entereza de ánimo puede naufragar en cada una de ellas y, en vez de superarse, puede ir empeorando con los años, según el adagio de Cicerón que conviene tener presente: “Los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos”. Ese es un asunto muy importante, pues, a corto plazo, en un proceso normal de vida, con apertura y adecuada formación podemos aspirar, contando con el favor de la ciencia y del bienestar, a las siguientes metas: • Que la “edad madura de la juventud” se prolongue hasta los cuarenta años • Que la “juventud de la edad madura” se viva a los cincuenta

• Que la “juventud de la ancianidad” comience hacia los sesenta. • Que la “madurez de ancianidad” sobrevenga a los noventa • Que la “vejez” se haga presente gradualmente a continuación. Por eso resulta nocivo que ciertas inconsciencias de juventud y ciertas adaptaciones de madurez terminen malogrando a las personas en buena parte de su ancianidad lúcida y precipitaran con ello la entrada en la vejez indigna. Para que eso no suceda, aspiremos a que los años vayan pasando como vientos suaves, pero sin remansarse nunca, porque estamos inmersos en tiempos de suma movilidad y cambio; y cumplamos con dignidad en cada edad el papel peculiar, diferente, que nos corresponda física, cultural y religiosamente, tratando de estar siempre activos. (Espere más en el próximo número de la Revista María).


ra creer

Leer pa

Pรกg. 9


ra creer

Leer pa

Pág. 10

Un día en Lourdes y ningún otro día vuelve a ser igual Laura González Pérez

Llegué una mañana de agosto de 2004 para vivir lo que sería uno de los momentos más gratos de mi vida. El Papa Juan Pablo II, pese a su estado de salud, había elegido celebrar una misa campal en Lourdes y yo estaba ahí, en el momento justo de mi historia para vivirlo. Lourdes es un pueblito francés de calles estrellas y casas de un solo piso, de pequeños edificios como se acostumbra en aquel lado del mundo. Se llega en tren bajándose en la estación de Tarbes. El camino hacia el santuario es un recorrido entre hermosos jardines, aromas a jazmín y lavanda, vitrinas llenas de imágenes, rosarios, recipientes de agua bendita, velones y novenas a la virgen en todos los idiomas del mundo. 5:30 de la mañana en un día her hermoso de verano. Miles de peregri peregrinos de todo el mundo desfilaban en romería descendiendo la colina en la que se encuentra el santuario maravilloso donde la Virgen se le apareció a Bernardita hace ya 151 años. Y tras una breve caminata en descenso de 500 metros, te encuentras con la primera imagen

hermosa de la virgen dándote la bienvenida en una especie de rotonda donde ya muchos peregrinos han comenzado a rezar el rosario, a tomarse fotos y a ubicar en los alrededores de la imagen camándulas, flores y papelitos escritos en todos los idiomas con promesas y acciones de gracias. Y justo ahí, aparece inmensa, monumental, la catedral de la virgen de Lourdes como suspendida en el aire, con un puente elevado en semicírculo que por debajo es un sistema maravilloso de bóvedas con ingreso a una gruta de oración y arriba es la entrada principal a la catedral. Pero si quieres encontrarte con la gruta principal tienes que seguir el descenso entre jardines y aromas que dan más recogimiento al lugar que se convierte en un camino hacia uno mismo, una invitación silenciosa a encontrarte de frente con nuestra señora de Lourdes. Cuenta la historia que la colina fue un basurero al que Bernardita iba a recoger leña. Aquel 11 de febrero se le apareció la virgen de Lourdes en su destellante belleza e hizo brotar de aquel lugar una fuente inagotable de agua pura. Y la fuente sigue ahí. Conmueve recordar tanta frescura. Es un agua diferente, fría aún bajo el sol candente del verano, transparente y, aun con miles de peregrinos a su alrededor, brilla con su sonido incansable, inagotable.


Siguiendo el caminito de la fuente está la gruta de la aparición. A los pies de la colina, debajo de la gran catedral en un recóndito espaciecito entre las rocas y con la fuente a sus pies, está quien te espera. La virgen de Lourdes blanca, en un modesto tamaño mediano y a unos 2 metros de altura del piso. Aquel día de fiesta, justo por estar el Papa en el lugar, la gruta estaba adornada con cientos de velones encendidos y resplandecientes que jamás podré olvidar. La misa campal fue aún más abajo en la colina. Otros 500 metros para reunirme con más de 200 mil peregrinos que aquella mañana del 15 de agosto, pudimos vivir la que sería la última misa campal de Nuestro Padre Juan Pablo Segundo quien, en español, en su homilía, conmovió mi corazón recordándome el gran regalo de Dios, “Sean hombres libres”, centro de su reflexión aquel día. Y como mi vocación de turista no descansaba, esa noche regresamos al santuario para orar y repasar aquel paisaje inolvidable. Y nos encontramos en la gruta, de rodillas y en un silencio abrazador a Juan Pablo Segundo hablando, orando en una complicidad que apenas puedo recordar con la Virgen. Si la paz existe allí la sentí. Si Dios existe, está allí, en el silencio conmovedor y amoroso que te acoge como eres. Con lo que tienes. Este recuerdo está siempre en mi corazón y motiva mi convicción de recordarle a los que amo, a todos, que no estamos solos, nunca. ra creer

Leer pa

Pág. 11


ra creer

Leer pa

Pág. 12

ACTITUDES FRENTE A LOS ERRORES Dra. María Cecilia Betancur

La posibilidad de errar es parte de la naturaleza del ser humano. Es un derecho gracias al cual éste aprende y madura. A la hora de hacer balance de cuentas, la sumatoria de los errores bien capitalizados, da como resultado un montón superior que se denomina experiencia. Pero sobrepasar la cuota diaria de yerros y equivocaciones y convertirse en todo un diestro en el oficio de repetir con fidelidad los errores pasados, es muestra clara de una personalidad muy pobre, primitiva, por decir lo menos. Hay errores propios de la vida cotidiana, en el ámbito laboral, social o familiar que no entrañan consecuencias objetivamente graves, que se denominan errores tipo 1. Podría decirse que pertenecen a la categoría “nadie es perfecto” y que son de fácil reparación o que al menos se pueden compensar, incumplir un compromiso, hacer mal una tarea, decir cosas inapropiadas, por ejemplo. Basta con corregir el hecho o compensarlo para minimizar o eludir las consecuencias, bien sea materiales o psicológicas. En este sentido, siempre he considerado como un verdadero modelo de libertad o de humildad quien reconoce que se ha equivocado. Salvo que la persona afectada sea excesivamente ansiosa y emotiva, estas equivocaciones no causan sentimientos hondamente lacerantes.

Hay otra categoría de errores que no merecen tanta benevolencia en su definición por la gravedad de los resultados que producen y porque generalmente resultan irreparables. Tal puede ser una cirugía mal practicada o un mensaje transmitido a otra persona que arrasa su vida emocional; es decir, una decisión tomada en un instante o a través del tiempo que causa estragos de distintos tipos en el sujeto mismo, en otras personas, en sus relaciones, o en el entorno físico. Esta es la categoría de los errores tipo 2. Los errores de cualquier tipo demandan de quien incurre en ellos una actitud responsable, es decir, sincera y efectiva. Conozco tres maneras habituales y torpes de responder ante los errores de tipo 1, en el momento de recibir el reclamo de la persona afectada, es decir de quien debe cargar con el peso de los malos resultados: • Defenderse Para ello, el individuo echa mano del recurso de la justificación mediante razones y excusas para explicar por qué obro de una u otra forma; ejemplo: no me explicaste, me dijiste otra cosa, etc.


• Enojarse Es común encontrar personas que se sienten atacadas ante un reclamo sencillo, aunque sea hecho en palabras amables y de inmediato saltan queriendo aplacar los sentimientos, creen que si la otra persona se asusta se libran de sentirse ineficaces y de tener que hacer algo para enmendar la falta; gritan por ejemplo: ‘Sí, me equivoqué ¿y qué?..Ya qué’ o ‘dígaselo a todo el mundo, etc.’. • Agachar la cabeza Hay personas que no dicen nada, ante quiequienes reconocen sus errores, cruzan los brazos, se encogen, se quedan estáticas. De sus labios apenas brotan balbuceos inaudibles mientras en su mente se desplaza a modo de pensapensamiento un aire espeso que no toma forma. Respuesta de la gente efectiva Quienes ejercen el derecho a cometer errores y repararlos actúan de la siguiente manera:

• Admiten su desacierto Dice: ‘Sí, fallé, me equivoqué’. ‘Sin lugar a dudas es un error y es mi responsabilidad’. Jamás deslizan el error hacia otro. • Respetan los sentimientos ajenos Permiten que el otro exprese lo que siente, que suelte su enojo y su angustia. • Entran en acción para solucionar el problema Aprovechan la oportunidad de hablar y de ofrecer soluciones prácticas y se muestran en disposición a ejecutarlas. • Mantienen la calma No se dejan envolver en la maraña de sentimientos de su interlocutor. No tienen miedo a pedir perdón y deciden no volver a fallar en lo mismo, ofrecen disculpas y la forma de remediar lo sucedido.

ra creer

Leer pa

Pág. 13


ra creer

Leer pa

Pág. 14

RESPIRA, EN LUGAR DE PREOCUPARTE Dra. María Cecilia Betancur

Sentirte terriblemente intranquilo y entregarte a pensamientos lúgubres en relación con las consecuencias posibles de un hecho es inútil, por la sencilla razón de que con preocuparte no vas a evitar que algo suceda. A lo mejor las cosas se resuelven favorablemente por sí solas o porque te pones en acción para que así sea; pero jamás podrás decir que, a fuerza de angustiarte evitaste las consecuencias funestas. De ahí que ninguna preocupación es útil.

En segundo lugar, la preocupación es malsana, puesto que no permite que la persona obre adecuadamente. Mientras tu mente está ocupada en fantasear sobre los resultados desastrosos del futuro, las responsabilidades del presente no tienen la atención necesaria. El pensamiento negativo refuerza la ansiedad de tal manera que, llegado el momento de afrontar los hechos, no cuentas con la serenidad ni


el buen juicio que necesitas. En ocasiones te mostrarás tan inquieto, que incluso contribuirás a que las cosas que no quieres, ocurran.

LEER PARAR CREE

Hazte cargo de las situaciones, afróntalas, trabaja con ellas, para lograr los resultados positivos y para evitar desgracias. Pero no te paralices pensando en lo que no harás. Dale otra dirección a tus pensamientos. Estos ejercicios pueden ser de utilidad: 1. Llena tus pulmones de aire en un tiempo máximo de cinco segundos. 2. Retén el aire durante cuatro segundos. 3. Exhala vaciando por completo los pulmones, en un lapso de seis segundos. 4. Cuenta mentalmente otros dos segundos y comienza de nuevo el ciclo. Utiliza este ejercicio de respiración consciente para eliminar el pensamiento preocupante, partiendo de la base de que, en un preciso momento, no puedes hacer nada por resolver el conflicto. Cuando estés quieto en un lugar, cierra los ojos. Mientras vayas caminancaminando, acomoda tus pasos al ritmo de la respiración. Te garantizo que, después de recorrer cien metros, experimentarás un gran alivio. Después de doscientos memetros, recordarás la situación con mayor tranquilidad y sensación de dominio y, una vez alcanzados trescientos metros, sentirás que el problema está complecompletamente separado de ti; podrás verlo a distancia, con mucha paz.

REVISTA cana, Más cer tenida tre zas más en nseñan e e d a jor y llen vida me a n u a par

n

scripció

de su Volante

ra creer

Leer pa

Pág. 15


e (Fuera d

)

Colombia

US$8

ia)

(Colomb

$12.0

00

: cripción

e la sus Valor d :

Nombre

Fecha:

Ciudad:

Favor consignar en cualquiera de las siguientes cuentas de ahorros: Bancafé No. 06306621-1 / Colmena No. 24501191373 a nombre de la Congregación Dominicas del Rosario Carrera 52 A No. 134 - 24. Fax: (1) 2581772.

n: Direcció

6 es edicion

urante rianas a recibir d Si desea s enseñanzas m ie la c n o e ñ ig a il d un edición, de cada ato y envíelo ación. n este form lante de consig o con el v

x

Leer pa

ra creer

Pág. 16

Gruta de Nuestra Señora de Lourdes en Francia.


A propósito de la conmemoración en el mes de febrero

APARICIONES

DE NUESTRA SEÑORA DE LOURDES EN FRANCIA En las afueras de Lourdes, FranFrancia, el 11 de febrero de 1858, María Bernardita Soubirous, una niña campesina de 14 años, recogía leña cuando, al acercarse a una gruta, sintió un fuerte viento que la sorsorprendió. De pronto, vio una nube en la que fue apareciendo una señoseñora vestida de blanco con los pies cubiertos por dos rosas doradas que parecían apoyarse sobre las ramas de un rosal. Llevaba en su cintura una cinta azul, tenía las manos jutas en posición de oración y colgado de su brazo un Rosario. Ante esta extraña situación, la niña se asustó, pero luego empezó a rezar el Santo Rosario, al mismo tiemtiempo observó que la señora también pasaba las cuentas de una camándula que tenía entre sus dedos. Al finalizar su oración, la Virgen María retrocedió hacia la gruta y desapareció. En la tercera aparición, el 18 de febrero, la Santísima Virgen María dijo a Bernardita: “ven aquí durante quince días seguidos”. La niña le prometió que lo haría y la Virgen le

replicó: “Yo te prometo que serás muy feliz, no en este mundo, sino en el otro”. En la novena aparición del 25 de febrero, la Virgen mandó a Bernardita a beber y lavarse los pies en el agua de la fuente que le señaló en el fondo de la gruta. La niña no la encontró pero obedeció y escarbó en el suelo, produciéndose el primer brote del milagroso manantial. En la parición del 25 de marzo, a petición del Párroco, la niña le pregunta a la Santísima Virgen: “¿Quién eres?”, y la virgen le contestó: “yo soy la inmaculada concepción”. Las apariciones se fueron repitiendo en 18 ocasiones hasta el 16 de julio, cuando la Virgen aparece por última vez y se despide de Bernardita. En el lugar de los encuentros se construyó un Santuario y el Papa Pío IX le dio el título de Basílica en el año de 1874. El 18 de enero de 1862 las apariciones fueron declaradas auténticas. La Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes se celebra el 11 de febrero, día de su primera aparición. ra creer

Leer pa

Pág. 17


ra creer

Leer pa

Pág. 18

Curiosidades del mundo •

El primer alumbrado público de las calles funcionó en Pall Mall, Londres, el 28 de enero de 1807. Gas y carbón de piedra fueron usados para este propósito. En 1829, en Inglaterra, el ron se consideraba excelente para limpiar el cabello y mantenerlo saludable; el brandy estaba supuesto a fortalecer las raíces.

El sobre no comenzó a usarse hasta el año 1839. Anteriormente, la gente por lo general doblaba sus cartas de ambos lados, las sellaba con cera y escribía la dirección en la parte de atrás.

Las llantas de goma fueron inventadas mucho antes que los automóviles. Las primeras llantas de goma fueron inventadas por Robert William Thompson, un ingeniero escocés en el año 1845.

El moderno tango de salón apareció en el año 1880 en Argentina. Este combinaba el viejo tango de España, una leve y briosa variedad del flamenco con la milonga, un ligero y caliente baile Argentino.

VITRALES Risotto de naranja Receta para cuatro personas Ingredientes: 500 gramos de arroz 3 tazas de consomé de pollo 100 gramos de nueces picadas 2 naranjas 1 taza de vino blanco ½ taza de uvas pasas 3 cucharadas de mantequilla 2 cebollas moradas 1 diente a ajo picado 4 cucharadas de aceite de Oliva 1 cucharadita de orégano 100 gramos de queso parmesano 1 pizca de nuez moscada 4 cucharadas de ralladura de naranja. Preparación: Derrita la mantequilla en una olla, agregue las cebollas, las nueces, el ajo. Fría a fuego medio hasta que las cebollas hayan suavizado, añada el arroz y revuelva continuamente durante dos minutos. Incorpore las uvas pasas y la mitad del vino, revuelva hasta que el arroz haya absorbido el líquido. Agregue el consomé caliente, conforme el líquido se absorbe se sigue revolviendo .Pruebe el arroz debe estar cremoso y firme, si lo siente duro, agregue un poco mas de consomé. El tiempo de cocción es de 20 minutos al final por último se agrega el queso y el orégano, sirva y decore con la ralladura de naranja.


ra creer

Leer pa

Pรกg. 19


Dominicas del Rosario Perpetuo y Santa Isabel de Hungría

50 Años de labor Apostólica en la Iglesia de Cúcuta

1959 - 2009

RevistaMARIAEd359  
RevistaMARIAEd359  

una vida mejor. en un nuevo formato de revista: más cercano, más entretenido y lleno y Santa Isabel de Hungría Edición No. 359 Enero - Febre...

Advertisement