Page 49

Si bien hay normas constitucionales incumplidas por parte de los tres Poderes de la Ciudad69 y si bien la violación de derechos humanos no es sólo perpetrada por el Estado, la constante es la omisión de las políticas públicas que deben garantizar los derechos a todes, especialmente los DESC, en igualdad real de oportunidades y trato. En el ámbito del Poder Legislativo, en general, no faltan las normas, aunque muchas veces se las incumple (como es el caso de las reiteradas leyes de urbanizaciones sistemáticamente incumplidas a lo largo de 20 años) y otras no se las reglamenta o se las reglamenta de manera restringida. Aunque en algunos casos la falta de normas redunda en graves privaciones de derechos (ausencia de una norma sobre política habitacional efectiva para personas en situación de calle, en lugar de discontinuados regímenes transitorios para la emergencia) o en detrimento de la calidad de vida (falta de un Código Ambiental adecuado desde hace más de 20 años). No se trata de falta institucionalidad ni de falta de personal capacitado, salvo algún incumplimiento constitucional notable y llamativo como la omisión de crear el Consejo de la Juventud. A lo largo de más de 20 años se han creado infinita cantidad de áreas y programas en todos los ministerios e incluso en crecientes organismos descentralizados. Su eficacia es discontinua. Algunos han tenido algunos momentos de

69 Explicamos esto más extensamente en nuestra tesis doctoral y en profundidad en relación al derecho al ambiente, pero muchos hallazgos pueden hacerse extensivos a los derechos humanos en general.

49

Nº9 | Igualdad, autonomía personal y derechos sociales  

Advertisement
Advertisement
Advertisement