Page 212

Tensiones En el modelo federalista, las localidades o sub estados son vistas como conductos para la defensa de los derechos de los grupos desaventajados. Tal como se ha indicado, el federalismo promete respetar el deseo de los colectivos de preservar su autonomía y su identidad cultural. Sin embargo, no parece existir unanimidad de opiniones en relación al nivel de concreción de dicha protección. Algunas provincias, por ejemplo, definen el contenido de los derechos a proteger en forma generosa, mientras que otras lo hacen en forma restrictiva. Así, la desigualdad en la protección de derechos depende no sólo de las diferencias sociales y de ingreso entre los actores sociales, sino también de su localización geográfica. Actores con más recursos pero localizados en provincias que definieron sus leyes en forma estrecha y poco generosa, aspiran a menores protecciones que actores también poderosos, localizados en otras ciudades que definieron el contenido de sus legislaciones de manera más amplia (Smulotvitz, 2015). Aún cuando estas diferencias son propias de cualquier estructura federal, desde el punto de vista del ciudadano el hecho revela la institucionalización de desigualdades legales entre personas que conviven en un mismo Estado Nacional. Las diferencias en las atribuciones para legislar, asignar recursos e implementar políticas que tienen los poderes locales explican 212

Nº9 | Igualdad, autonomía personal y derechos sociales  

Advertisement
Advertisement
Advertisement