Page 130

de incorporación de la Ciudad al sistema federal argentino, le otorgó un trato equivalente al que la Constitución Nacional da a las provincias en su art. 121”24. Ya se ha dicho en el presente que el status otorgado a la Ciudad de Buenos Aires al convertirla en autónoma la incluyó en la relación federal existente entre las provincias y el Estado Nacional. En tal sentido, es posible traer a colación la doctrina establecida por la CSJN en cuanto a que la forma de respetar el sistema federal y las autonomías provinciales requiere que se reserve a sus jueces el conocimiento y decisión de las causas que versan sobre aspectos propios de su derecho propio25, y va de suyo, mucho más respecto de las cuestiones de derecho común. Frente a esta realidad jurídica no puede soslayarse que “los Estados miembro de la Nación se encuentran en situación de igualdad, con equivalente representación en la instancia federal del Senado… negar facultades propias de los Estados locales a esta Ciudad importa negar la igualdad entre pares; esa igualdad exige reconocer iguales gobiernos para personas iguales y con idénticos derechos de sus vecinos”26. Recordemos que Alberdi, al hablar del Poder Judicial Federal proponía limitar su competencia a determinar la constitucionalidad de los actos públicos dejando a las judicaturas provinciales el conocimiento de controversias de dominio privado27. 24 Ob. Cit Gattinoni 25 Federación Argentina de la Magistratura y otra c/ Neuquén, Provincia de s/ acción declarativa de inconstitucionalidad 23/02/10 26 Ob. Cit Seijas 27 Ob Cit. Alberdi

130

Nº9 | Igualdad, autonomía personal y derechos sociales  

Advertisement
Advertisement
Advertisement