Page 197

El análisis de las experiencias de los países vecinos resultó inspiradora ya que el mismo arroja algunas claves para pensar el caso argentino. El que Brasil y Uruguay hayan podido implementar procesos de certificación de condicionalidades que no sobrecargan a los receptores, cuando el padrón del Bolsa Familias supera en casi 200 veces al de AFAM-PE, da cuenta de que la dimensión cuantitativa de la AUH no debería ser un impedimento para lograr lo mismo. Aunque el padrón de 3,8 millones de receptores no deja de plantear desafíos. La última sección tuvo como objetivo poder realizar algunos aportes para, pensar en base a las capacidades ya instaladas en el país, caminos posibles de automatizar el proceso de certificación. Como se mostró existe una base sobre la que trabajar. La atención debe estar puesta en asegurar que el cambio de mecanismo no derive en el mismo problema que lo motorizo: la suspensión de quienes ya cumplían con las condicionalidades.

197

Nº6 | Igualdad, autonomía personal y derechos sociales  

Nº6 | Igualdad, autonomía personal y derechos sociales  

Advertisement