Issuu on Google+

Nº4

|

10 ENERO 2009

|

Precio: 0`90€

Ska-P vuelve a las andadas # Empieza el año con el Festival Mil-Lenni # Recuerdo a Boris Vian. Entrevista con Los Incoherentes.


DOnante de pelas:

Manuel

REcogedora de información:

MIsterioso fotógrafo:

Leyre

Miguel Ángel

FAmoso editor:

Críspulo

SOLo maqueta:

Andrea

ACORDES DEL MES Mírate la Agenda (Pag 9). Este mes especial TALK TALK (Pag 10).

Además Boris Vian (Pag 18) y más...


La batuta 3

La música comunicativa

D

e todos es sabido por el refranero popular que la música amansa las fieras y es un idioma universal. Por eso, por nuestro amor al mundo sonoro y por nuestro afán de hacer algo por los demás, creamos esta publicación.

Acordes rinde homenaje a todo el arte y talento que implica una composición musical. Queremos empezar el año con un gran aplauso a cantantes, músicos, técnicos de sonido, managers, productores independientes y sellos discográficos que creen y trabajan para una sociedad mejor, para una cultura mejor, para una música mejor y, en definitiva, para una comunicación que llegue a todos los lugares y personas, facilitando un entendimiento común a través del mejor medio de comunicación: la música.

Equipo Acordes


Pentagrama actual

H 4

ace ya dos años obsequió al público español con una gira por nuestro país, ahora el DJ japonés más famoso del planeta dará una sesión en el Row Club de Viladecans, en Barcelona. KEN ISHII ofrecerá el 23 de Enero a partir de las 12 de la noche su techno más futurista y exhibirá su particular minimal a los asistentes. Si aún no lo conoces y no entiendes porqué no puede ser etiquetado dentro de la música electrónica recomendamos un recoplatorio con sus mejores singles: Innerelements, tras lo que conseguiría un éxito

KEN ISHII VISITA BARCELONA

V

Lleno en la madrileña Plaza de las Ventas el 27 del pasado mes, confirman ya su presencia en el Festival Extremúsica el sábado 15 de Agosto, que será su primer concierto en España previsto para 2009. En este escenario les acompañarán también grupos como Boikot, Falsa Alarma o Celtas Cortos.

El retorno de SKA-P

uelve SKA-P con nuevo disco tras tres años de parón indefinido y voluntario. Aunque algo cambiados, Lágrimas y Gozos, su último trabajo, se presenta con gira mundial y agotamiento de entradas anticipadas en todos sus directos.


Cumpleños de un gran mecenas Este 2009 se cumplen 50 años de la creación de la mítica discográfica Motown Records. Fundada en enero de 1959 por el compositor Berry Gordy, se convirtió rápidamente en el mayor atractivo de la ciudad de Detroit, hasta entonces sólo considerada por su industria del automóvil. De hecho, el nombre de Motown viene del acrónimo de las palabras inglesas motor y town y es también el apodo de dicha ciudad estadounidense. Motown jugó un papel esencial en la integración racial en la música popular, al ser el primer sello discográfico propiedad de una persona de color y que trabajó casi esencialmente con artistas afro-americanos. El éxito vino asegurado por un gran número de artistas que, en la década de los sesenta, ocuparon los primeros puestos de las listas de ventas. Pronto fue conocido en todo el país el “sonido Motown”, un estilo de música basado en el soul y el viejo rhythm and blues. Las producciones de este sello se caracterizaban por su sencillez, por prominentes y melódicas líneas de bajo y por un estilo vocal derivado de la música gospel. Los nombres que mayor éxito dieron al sello Motown fueron Marvin Gaye, Stevie Wonder o The Supremes. La discográfica aún existe, pero desde 1972 su centro está en Los Ángeles y bajo el poderoso nombre y peso la multinacional Universal.


Corcheas Jazz Voyeur Festival 2008, un festival ambicioso que pretende conmover con artistas consagrados y nuevos talentos en Palma (Baleares).

6

Actual 2009, el primero del año. El Festival se celebró en Logroño a principios de Enero.

Vuelve Nacho Cano con “A”, su nuevo espectáculo en el Teatro Calderón de Madrid.

Madrid se llena de cantos r eligiosos gracias al XIV Festiv al de Go spel & Negro Spiritua ls Caja Ma drid


la do de rotun cto a F Éxito e gira d a zum a i últ flores y Las ru fé a M l de da, Grana loe c r a les en yB evilla cia, S na.

Woody Allen nos vuelve a visitar con La New Orleáns Jazz Band

EL PRIMER INSTRUMENTO FUE EL CUERPO HUMANO Se le considera el primer instrumento de la historia, pues es capaz de crear sonidos vocales y percusivos. Otros han especulado sobre la capacidad del Homo habilis de agregar sonidos de modo ideofónico a impulsos de expresión emocional motriz como la danza, empleando diversos medios como piedras, troncos huecos, brazaletes, conchas y dientes de animales hasta crear flautas.


9

Entre los meses de diciembre a marzo el Festival del Mil·lenni contará con intervenciones como Tracy Chapman, Pablo Milanés o Los Niños Cantores de Viena.


Composiciones

Hay veces en que, de tanto usarlas, las palabras se banalizan y pierden gran Algo así ocurre con 'reinvención': Es un término tan socorrido, que hoy se ut quier artista que decida cambiar de productor y peinado.

Sin embargo, pocas palabras son más aptas para referirse a la andadura de e ron de iconos en los días tempranos del tecnopop a padrinos espirituales de Radiohead. Por CRÍSPULO ROPERO

El tiempo, ese gran catalizador, ayuda a ver las cosas en perspectiva y dotarlas de una significación mucho mayor de la que tuvieron en su momento. Algo así ha ocurrido con la década de los '80: ¡esos cardados imposibles, esas hombreras, esos sintetizadores sonando a todo trapo en las radiofórmulas! Pero, observados con distancia, esos años nos legaron muchas cosas aparte de Corrupción en Miami y el clásico de karaoke Take On Me. Por ejemplo, una banda de pop comercial que, al filo de los '90, culminó una de las más insólitas mutaciones de la historia del rock. Bienvenidos al maravilloso mundo de Talk Talk.


parte de su valor expresivo. tiliza para hablar de cual-

estos británicos, que pasae ilustres como Sigur Rós o

J

usto es decir que, en sus inicios, estos chicos eran unos 'nuevos románticos', al estilo de Spandau Ballet o Duran Duran; grupo éste del que hasta habían sido teloneros. El germen de la banda se sitúa en 1981, cuando el cantante Mark Hollis (que venía de la escena punk londinense) buscaba darse a conocer como compositor. Para ello reclutó a músicos de sesión: el bajista Paul Webb, el batería Lee Harris y el teclista Simon Brenner. Finalmente, bautizados como Talk Talk debutaron con The Party's Over (1982), del que se extrajeron singles con un cierto éxito inicial. El problema venía de la diferencia entre los resultados, algo así como unos Duran Duran menos alegres; y las influencias de que presumía Hollis, que oscilaban entre Miles Davis, Debussy y los kraut-rockeros Can. Algo que fue demasiado para la prensa musical británica, que


lo etiquetó de snob y pretencioso. Hollis, herido en su orgullo, se pro-puso estar a la altura de sus referentes musicales. Para ello, invitó a largarse a Simon Brenner y llamó para sustituirlo al multiinstrumentista y productor Tim Friese-Greene. Hombre que se convertiría en pieza clave de la evolución futura del grupo. El éxito de gente como Peter Gabriel les animó a dar un paso audaz El primer fruto de esta incorporación fue It's My Life (1984), LP que cosechó generosas ventas gracias a hits como Such A Shame o la famosa canción titular, versionada por No Doubt en 2003. Y aunque aún emanaba cierto tufillo a new wave, la voz de Hollis había ganado en profundidad y la música en elaboración, con la adición de guitarras y percusiones a los sintetizadores de rigor. Pero no fue hasta 1986 cuan-

do hubo un verdadero cambio de tornas. Era la segunda mitad de los '80, y, a la vez que se quitaban hombre-ras y cardados, estrellas del pop como Kate Bush o Peter Gabriel casaban innovación musical con singles infalibles. Inspirado por ellos, Mark Hollis deseaba ahora dar un paso audaz. Y lo que hizo fue dar alas a Tim Friese-Greene, quien revistió las canciones de una instrumentación orgánica: batería acústica, órgano, armónica, piano, con-trabajo... y hasta algún arpa. El resultado, The Colour Of Spring (1986). Con él, Talk Talk fueron capaces de de entregar hit singles como la irresistible y atípica Life's What You Make It, bastida sobre una repetición de cinco notas de piano, acordes de órgano y una percusión casi tribal. Esta revelación artística los convirtió en unos grandes del pop británico. Las giras

La introspe


ección de Paul Webb, Lee Harris y Mark Hollis.

se multiplicaban, llovían los discos de platino y EMI, su discográfica, sabía que tenía en sus filas a unos hacedores de éxitos. Tan felices se las prometieron que, incautos, dotaron a la banda de un generoso presupuesto para que fraguase lo que debía ser su Thriller particular. Pero, ¡ay!, los businessmen no contaron con las mentes inquietas de Hollis y Friese-Greene.

violinista, un contrabajista, un percusionista, el coro de la catedral de Chelmsford... ¡incluso un intérprete de shozyg! Las sesiones de grabación, desarrolladas en una iglesia abandonada, a la luz de velas y lámparas de aceite; dieron como fruto interminables horas de música. Entonces fue cuando Hollis y Friese-Greene, en una labor de orfebrería sónica, dedicaron meses enteros a ensamblar fragmentos y notas individuales. Cuando en 1988 salió a la luz Spirit Of Eden, el pasmo de los críticos fue mayúsculo. Más que un disco, encontraron una suite en seis movimientos. Se intuían estribillos, pero quedaban ca-

Así, Talk Talk pasaron todo 1987 y parte de 1988 explorando las posibilidades de las nuevas técnicas de grabación digital. Mientras tanto, iban solicitando los servicios de una hueste de músicos: un Talk Talk, iconoclastas par excellence.


muflados entre oleadas de rock épico, jazz y largos instrumentales. Las letras, crípticas, se debatían entre la introspección, la fe y el deseo. Todo lo unía la voz de Hollis, doliente, expresiva, quejumbrosa. Y mientras la prensa musical saludaba entusiasmada la reinvención más insólita del rock moderno, las ventas no podían calificarse más que de fracaso absoluto. Talk Talk decidieron entonces que no habría singles ni gira. Algo normal, dado que es difícil imaginar canciones como I Believe In You en la radio o en un concierto. Los

Spirit Of Eden fue un trabajo de orfebrería realizado con tecnología digital menos impresionados fueron los hombres de EMI, que rescindieron el contrato a la banda: habían defrau-dado las expectativas co-merciales alimentadas tan sólo un par de años antes.

Spirit Of Eden: punto de inflexión.

Tras la mala experiencia del despido, la banda aún tuvo que ver cómo su antigua discográfica trataba de hacer caja con infames discos de remezclas. Pero, tras un período de pleitos, fueron indemnizados por EMI; algo que les dio ánimos para retomar su alquimia sonora. Los visionarios Hollis y Friese-Greene volvieron a componer material, y ese mismo 1990 firmaron un contrato con el mítico sello de jazz Verve. Una vez más, Talk Talk se dieron a la reclusión monacal, aunque con una baja inesperada: la del bajista Paul Webb, al que el solo recuerdo de las se-


La influencia de Talk Talk puede hallarse en mutlitud de artistas actuales

sesiones de Spirit Of Eden le provocaban sarpullidos y pruritos. Y en 1991, el ahora trío parió Laughing Stock. Prolijo, oscuro, atmosférico y abstracto; par-tía desde don-de se quedó Spirit Of Eden para ir mucho más allá. Es decir, que ya no quedaba en él ni rastro de una melo-día pop al uso. En su lugar, órganos y guitarras creaban telarañas de sonido casi ambient, apuntalado por ocasionales violas (caso de la milagrosa New Grass), clarinetes o trompetas. En esta ocasión, los textos musitados se daban la ma -no con los quiebros vocales de Mark Hollis, cada vez más influido por sus héroes del blues y el jazz. Los silencios creaban espacios abrumadores, a la manera de una banda sonora emo-cional y minimalista. Y aunque Laughing Stock era naturalmente minorita-

rio, capturó la imaginación de miles de melómanos, músicos y aspirantes a alguna de las dos cosas. Desgraciadamente, fue su canto de cisne: la fórmula no admitía más vueltas de tuerca. Talk Talk se disolvieron en 1992 y sus miembros comenzaron diversos proyectos en solitario, entre los que descuellan Out Of Sea-son (2002), de Paul Webb y Beth Gibbons; o el homónimo y único disco

Talk Talk, los cuatro mimbros del grupo.

en solitario de Mark Hollis (1998). Pero las innovaciones de su fas-cinante etapa como banda no han caído en el olvido, sino que siguen vivas en fi-guras clave del rock actual, como Radiohead. Madonna o incluso Tori Amos han confesado su devoción por Spirit Of Eden. Amén.


Solo de... 16

Los Incoherentes son, por decirlo sencillo, una banda de rock and roll. Formada por Adrián García (voz), Luis Moreno Laorga (guitarra), Juan Carlos Moya (guitarra solista) y William Kracmar (ba-jo). Acaban de publicar su segunda maqueta, Sin mirar atrás. Seis canciones con retrogusto a rock del de toda la vida. Los Rodríguez, Led Zeppelin, Burning y los Stones se dan la mano en la música de Los Incoherentes.

Hablamos con Luis Moreno, Pitu, sobre la banda y sus perspectivas de futuro. P: ¿Cómo definiríais vuestra música? R: Rock and roll cantado en castellano P: ¿Cuánto tiempo lleváis tocando juntos? R: Como Incoherentes desde el 2007. Juntos, aprendiendo el oficio, una década P: A la hora de componer las canciones, ¿quién hace qué? ¿Cómo dividís el trabajo de composición? R: No se divide, cada uno hace lo que quiere. La composición no es un trabajo, es un proceso de alivio para el alma, que puede durar tres minutos o toda una vida. Es individual en algunos casos, colectivo la mayoría y la verdad, no importa tanto la manera de escribir canciones mientras haya canciones que escribir... el cautivo, el loco y el soñador hacen leyes a su medida. Es un territorio prohibido a la ra-

zón. P: ¿Qué tal veis el panorama del rock and roll en España? R: Gente como Barricada, Urrutia, Burning, Bunbury, Calamaro, Loquillo, etc... Nos causan el mayor respeto. Está bien lo que está y no lo que no. P: ¿El espíritu romántico sobrevive en el negocio de la música? R: Por supuesto, aunque no en todos los casos... Quien cree en la música como en un negocio, realmente no forma parte de su mundo interior, el verdadero, el romántico suicida, el atormentado radical, el


Adrián García (Chino) y Luis Moreno (Pitu) en la portada de su última maqueta

La composición no es un trabajo, es un proceso de alivio para el alma ancho mundo musical, el de bar y biblioteca, blues e ingravidad... salir a ciegas del laberinto. Un abrazo largo desde aquí a Carlos Galán y a los Perros Románticos. P: Abrirse camino hasta la grabación y el lanzamiento de un primer disco debe ser un proceso largo y costoso. ¿Por qué parte del camino están Los Incoherentes? R: Por el principio. Tú lo has dicho, largo y costoso.... Es curioso que en épocas pasadas sacarán discos aquellos que tenían buenas canciones y hoy en día saquen discos aquellos que tienen dinero... Ya sabes, todavía esperamos ese lugar preciso y ese momento adecuado.

P: En ese camino, ¿creéis que las redes sociales, tipo myspace, son un trampolín para las bandas que empiezan? R: Indudablemente es un instrumento útil para todos nosotros. Conoces y te dejas conocer. Es fácil, rápido... es internet. No nos olvidemos que dependemos de las máquinas, eso personalmente no nos hace mucha gracia pero lo aceptamos y nos aprovechamos lo que podemos. Esperemos que quede algo de agua en la pileta. P: Una canción de Los Incoherentes que tenga especial significado para vosotros y que no podemos dejar de escuchar. R: La última P: Y terminando, ¿dónde podemos veros tocar próximamente? R: El 28 de Enero en la Sala Hebe de Vallecas. M. Ángel Chica García


Tributos 18

El jazz gamberro de Boris Vian VS Una estrella fugaz

S

e cumplen 50 años de la muerte de Boris Vian, máxima figura del surrealismo literario francés. Pocos saben que fue un prolífico músico de jazz y que cantaba y tocaba la trompeta. Sus canciones son, como él, alocadas y cómicas. Pero también escribió letras comprometidas como Le Déserteur, una carta dirigida al Presidente en la que un hombre le previene de que no irá a la guerra. Todas a ritmo de jazz, porque era un apasionado de esa música. Fue una figura esencial en la escena jazzística francesa. Introdujo a grandes como Duke Ellington o Miles Davis en París y fue crítico musical.

O

tis Redding se dio a conocer de forma tan sobrecogedora y fulminante como su corta carrera. El bluesman Johnny Jenkins lo contrató como chófer y cantante ocasional y así llegó a Stax. Steve Cropper recuerda: “Vi a un tipo enorme que se bajaba del coche y comenzaba a descargar equipo. Ese era Otis. Y no teníamos ni idea de que también cantaba.” Sobró tiempo de estudio y el batería Al Jackson avisó: “El tipo que viene con Johnny, dice que quiere que le oigamos cantar.” Cropper le preguntó a Redding: “¿En qué tono?” y éste contestó “No importa, sólo dame esas cosas de la iglesia”. El dueño de Stax salió corriendo: “Es genial. ¿Dónde está todo el mundo? ¡Tenemos que grabarlo!” Se convirtió en la estrella de Stax pero cinco años después, el avión en el que viajaba se estrelló en Wisconsin. Otis fue una figura irrepetible en el soul. También para Cropper: “Cuando uno escucha algo que es mejor que cualquier otra cosa que ha escuchado en la vida, se da cuenta”.

GO, GO, POWER RANGERS!

Hace años, todos queríamos ser un Power Ranger, y aún hoy saltaríamos al oír la sintonía a base de eléctricas y baterías. Lo que entonces ignorábamos, es que su compositor era el mismo que colaboró en las intros de VR Troupers, Sweet Valley High o X-Men. Es la huella de Ron Wasserman en nuestra infancia.


La Orquesta



Acordes Nº4