Page 9

campamentos que oscilaban entre las tres y las quince jaimas.

Los saharauis son un pueblo de origen nómada y comerciante, dedicados durantes siglos al pastoreo, a pesar de la aridez y la severidad de su territorio marcado por la escasez de lluvias; al mismo tiempo llegaron a controlar el comercio de la sal y del oro en el norte de África.

La ganadería nómada era la base de la economía con grandes rebaños de camellos, ovejas y cabras y en menor proporción cebúes. El comercio, algunas formas de agricultura y la explotación de salinas eran actividades complementarias.

La lengua saharaui es el Hassanía, un dialecto árabe, cercano al clásico. Sólo algunos lugares geográficos del Sahara Occidental mantienen el nombre en el dialecto bereber original que ha sido absorbido totalmente por el Hassanía. Por su relación histórica y cultural con España, el pueblo saharaui mantiene el español como segundo idioma.

Una de las riquezas más importantes es la pesca marítima. La plataforma continental saharaui es una de las zonas pesqueras más ricas del planeta, con moluscos y varias especies de cefalópodos y crustáceos.

La estructura social histórica del pueblo saharaui

El Sahara Occidental es un territorio rico en recursos naturales, que garantizan la independencia y viabilidad económica del país y que son suficientes para que la población saharaui pueda no sólo mejorar notablemente sus condiciones de vida, sino también, alcanzar cotas de desarrollo económico homologables a cualquier país occidental moderno.

La familia tradicional estaba formada por un hombre, una mujer y sus hijos, que vivían en una jaima. Junto a ellas se encontraban las de otros familiares y vecinos, formando

Los recursos naturales

Una de las riquezas más importantes es la pesca marítima. Sus aguas territoriales están consideradas como las más ricas en recursos haliéuticos, con una extensión de más de 150.000 km2 y una gran diversidad de especies, 200 de peces, 60 de moluscos y varias de cefalópodos y crustáceos, albergan los caladeros de pesca más importantes del planeta con capacidad para producir hasta dos millones de toneladas al año. Otra de las mayores riquezas del Sahara son los yacimientos de fosfatos que constituyen la explotación más grande de este mineral que existe en el mundo a cielo abierto y la más rica, con un 85% de fosfato tricálcico, estimándose

La Cistérniga - Revista municipal número 37  

La Cistérniga - Revista Municipal número 37, octubre 2009

La Cistérniga - Revista municipal número 37  

La Cistérniga - Revista Municipal número 37, octubre 2009

Advertisement