Page 6

Con su permiso, Sr. Trueba A raíz de una entrevista realizada recientemente al director de cine D. Fernando Trueba, en el Festival Internacional de Cine en San Sebastián sobre el cine en general y el español en particular, hace una reflexión sobre si la cultura y la belleza nos salvarán. Y dice: “La cultura no nos salva, lo hace la educación. El campo abonado es la educación y las flores, la cultura. Es la base de una sociedad libre, de un mundo decente donde no existiera la televisión basura. Las televisiones en España han hecho tal labor de destrucción de la ciudadanía que harán falta siglos de educación para enderezarlo. Hay un gran interés político y económico en que la gente sea imbécil. Con una ciudadanía imbécil, alguien como Berlusconi puede llegar al poder”. Esta es la parte que más me interesa para la reflexión y hacerla partícipe en nuestra revista municipal. Cuál es, o dónde está el límite de tanto aborregamiento al que nos tienen sumidos tantos intereses económicos, políticos, religiosos y de comunicación. Cuando reflexionamos la historia más reciente, tengo la sensación de que algo se ha perdido en el camino hacia las libertades y lo que entendemos por democracia, pues el no tener derechos, existía una educación sobre los principios, un pensamiento más fresco, creativo y lleno de utopías, muchas de ellas conseguidas por la

lucha de mucha gente en aquellas batallas. Creo que el siglo XX, no ha significado el fortalecimiento de las libertades individuales y colectivas de los ciudadanos en el mundo, más bien el único interés de tales poderes, ha sido y es, el de crear y afianzar a potenciales consumidores, es la esclavitud de nuevo cuño “consumidores en potencia, narcotizados mentalmente” esa es su fuerza y nuestra debilidad. Como reflexiona Trueba, solo creando imbéciles alguien como Berlusconi puede llegar al poder, debemos y tenemos que tener mucho cuidado, hay demasiados Berlusconis por las esquinas. Como ciudadanos libres, debemos cuestionarnos absolutamente todo lo que ocurre a nuestro alrededor ¿somos realmente nosotros mismos? O ¿nos están manipulando para sus propios fines? La Cultura, como algunos Berlusconianos pretenden, no es entretener, sino más bien, crear en base a los conocimientos a libres pensadores. Potenciemos La Educación en nuestro pequeño municipio, donde nos sintamos a salvo y podamos ver florecer las flores de la Cultura, y si no es así, siempre nos queda mucho fútbol y televisión basura en cantidades ingentes para entretener a las ignorantes masas, para ejercer así, un expolio masivo sin mancharse mucho las manos. Victor Relvas

La Cistérniga - Revista municipal número 37  

La Cistérniga - Revista Municipal número 37, octubre 2009

La Cistérniga - Revista municipal número 37  

La Cistérniga - Revista Municipal número 37, octubre 2009

Advertisement