Page 30

Actualidades en Medicina Veterinaria y Zootecnia México

provocada por la reacción inflamatoria que implica la enfermedad. La trombocitopenia que resulta de la destrucción inmunomediada es bastante frecuente, aproximadamente puede aparecer en el 70% de los casos. No hay alteraciones bioquímicas significativas, pero la bioquímica sanguínea puede evidenciar cambios debidos a la deshidratación, hipoxia y hemolisis. Los hallazgos más comunes son hiperbilirrubinemia, azotemias prerrenales e incremento de transaminasas hepáticas. En el urianálisis se encuentra proteinuria hemoglobinuria y bilirrubinuria. Además es importante realizar pruebas serológicas frente a enfermedades transmitidas por garrapatas, leptospira, estudios radiográficos de abdomen, ultrasonido abdominal, biopsia de medula ósea y pruebas de coagulación. El test de antiglobulinas directas (Coomb´s directa) permite establecer el diagnóstico definitivo, debe realizarse antes de la transfusión sanguínea o tratamiento. Identifica IgG. IgM y C3B, aproximadamente el 10% de los perros con AHI son negativos a la prueba, pero responden a la terapia con inmunosupresores.

En cuanto al tratamiento de soporte, es necesaria siempre la perfusión de órganos y la corrección de los desequilibrios ácido-base, aunque esto la mayoría de las veces se consigue con la misma perfusión y fluidoterapia. Además, la fluidoterapia es necesaria en casos de pigmenturia para evitar o minimizar el daño tubular renal. El tratamiento con inmunosupresivos es necesario en todos los pacientes con AHI y su objetivo es evitar la destrucción o hemolisis de los eritrocitos por el sistema fagocítico. Actualmente se cuestiona cada vez más el uso de heparina en AHÍ, ya que estudios recientes no han demostrado mayor índice de supervivencia.

Bibliografía Faudskar L. Anemia Hemolitica inmunomediada en: Winfield W., Raffe M. El libro de la UCI veterinaria, España, Multimedica, 2005: 433-440. Bobadilla J., Cota G.S, Manejo de urgencia de un caso con anemia hemolítica inmunomediada. Reporte de un caso clínico, AMMVEPE 2000; 1 (11): 8-11.

Tratamiento Debemos tener presente a la hora de tratar pacientes con AHI diferentes aspectos del mismo como son: las transfusiones, el tratamiento de soporte y el inmunosupresivo. La decisión de transfundir o no a los pacientes con AHI sigue siendo controvertido, en principio siempre será necesaria una transfusión de sangre, paquete celular u oxiglobina, ya que la hipoxia -y con ella la acidosis tisular- es una de las causas de la muerte de los pacientes, aunque desde luego no la única. Si el hematocrito permanece estable es posible que la transfusión no sea necesaria. La transfusión puede también suprimir la eritropoyesis y además el riesgo de aparición de trombosis pulmonares se acrecienta. 28

ACMEVEZ, 2014, 11:22-28

Fotografía: http://wfiles.brothersoft.com/c/cocker-spaniel_92201-1600x1200.jpg

Actualidades en Medicina Veterinaria y Zootecnia México. Año 3, Número 11. Agosto - Septiembre 2014  

Revista bimestral especializada en temas de Veterinaria

Advertisement