Page 1

ladonde Mochila cabemos todos

Edición 8. Febrero de 2009

Órgano de difusión de la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios

ESTADO DE COMMOCIÓN INTERIOR: de las paradojas .....

EL COSTO DE DEFENDER LA UNIVERSIDAD PÚBLICA EN EL DPTO DEL ATLÁNTICO

EL BLANCO EN OCTUBRE DE 2008 FUE LA UNIVERSIDAD NACIONAL

Pág. 4

Pág. 7

Pág. 5

hay que darle su lugar a la palabra Las comunidades indígenas en Colombia históricamente han luchado por la propiedad colectiva de los territorios que ancestralmente les pertenecen, así pues, la defensa integral del territorio busca no sólo la adjudicación de las tierras que aún no les han sido entregadas, sino también la creación de los mecanismos necesarios para generar una defensa jurídica de las mismas. Por: Camila Salazar López U. Externado de Colombia Ejecutivo Nacional ACEU

En esta incansable batalla por sus derechos, los indígenas colombianos hoy se han visto enfrentados a un gobierno que ha demostrado su inagotable capacidad de combinar todas las formas de lucha, un gobierno que tergiversa ante la opinión pública la realidad de las cifras de territorios otorgados a las comunidades, haciéndolos parecer como grandes latifundistas del país, pero que a la par de esta arremetida mediática contra los verdaderos elementos subyacentes

a la Minga de resistencia, manda su tristemente ya famoso escuadrón antidisturbios ESMAD, encargados de aplacar a sangre y fuego la voz de las comunidades ancestrales de nuestra nación, así como con otros sectores sociales en Colombia el gobierno nacional, dicho coloquialmente, tira la piedra y esconde la mano, fue necesaria la intervención de un canal internacional para que el Presidente reconociera los graves atropellos cometidos por la fuerza pública, denunciados desde hace tiempo por los indígenas, pero además causó más indignación al Presidente la mentira de la Policía que la muerte de compatriotas a manos de balas del Estado.

Según el gobierno las 31.2 millones de hectáreas tituladas a los resguardos indígenas (cifras aportadas por la ONIC) son suficientes para la totalidad de este sector de la población colombiana, y si de pronto la gran mayoría de estos terrenos no estuvieran ubicados en áreas con una casi inexistente vocación para la agricultura esto podría ser cierto, pero además estamos dejando de lado un elemento fundamental a la hora de pensar en las comunidades indígenas, su forma de ver, pensar, percibir y entender el mundo, su cosmovisión es diferente a la nuestra, el valor identitario, cultural y simbólico que ellos otorgan al territorio hace de éste un pilar para el constructo cultural de

las comunidades indígenas, un constructo cultural que los hace étnica y culturalmente diversos, diversidad que es reconocida por la Constitución de 1991; así que cuando el gobierno desconoce la necesidad de entregar territorio a los indígenas no está haciendo ni más ni menos que desconociendo, una vez más, la Constitución colombiana. Esta pelea no solo se resuelve de una manera matemática dando o quitando territorios de un lado o del otro, este conflicto se resuelve cuando éste gobierno esté dispuesto a entender que significa gobernar una nación pluriétnica y multicultural, pero sobre todo cuando le dé a la palabra, al diálogo un lugar prioritario en la resolución de conflictos.


La fábrica de las recompensas

Por: Ivonne Rocío Romero Brito Directora

y los falsos positivos Por: Jefferson O. Corredor ACEU-UIS

Guillermo Baquero Comité Ejecutivo ACEU

Después de un receso en nuestras actividades; hemos aprovechado este tiempo para pensar y consolidar la perspectiva y proyección de nuestro periódico, forjándolo en la posibilidad de hacer de La Mochila un medio de expresión escrita, de información y formación del estudiantado universitario colombiano, que permita a los estudiantes, docentes, y otros miembros del movimiento universitario, expresar sus opinar libremente, sus inquietudes, críticas, análisis sobre la situación nacional, educativa y las necesidades o realidades de las diferentes universidades del país. Es así, como este periódico pretende convocar a la acción transformadora dando a conocer al movimiento universitario las problemáticas nacionales y educativas, como las diferentes propuestas de organización o acción en la búsqueda de soluciones o alternativas de resistencia. Tenemos muchos retos por cumplir: entre ellos, consolidar un equipo de corresponsales a nivel nacional, que nos permita comunicar el estado de cosas de las universidades del país y elevar los niveles de comunicación y articulación del movimiento universitario. Por lo tanto, queremos invitarlos a que sigan trabajando con nosotros, difundiendo el periódico, escribiendo y aportando a la construcción de este proyecto que es de todos los universitarios del país. Además, debemos impulsar nuestras reivindicaciones y conflictos estudiantiles hacia los cauces crecientes de las luchas del movimiento social y popular colombiano, que ha dado lecciones de dignidad desde su profundo sentido de justicia y libertad, por eso, no olvidamos a los soles emergidos de la mano de los cortadores de Caña o los pasos inmutables de los pueblos indígenas que caminan la palabra, que caminan de cara a los enemigos de la paz y la democracia, de cara a los que sepultan el dialogo con el tableteo del fusil y fustigan el ejercicio de la verdad. A menos de dos años del bicentenario de la independencia de nuestra Colombia, los estudiantes debemos reforzar el aliento libertario que bordea nuestras fronteras y que galopa desde el suroccidente con la minga vinculante, de resistencia al peso de nuestras vergüenzas, como dirían los compañeros de CórdobaArgentina en 1918, las vergüenzas que nos quedan son las libertades que nos faltan y sin duda, este será el año en que debemos contar algunas vergüenzas menos de todas la que nos someten como pueblo, hambriento de un todo en vías de la democracia. Soportar el extermino de nuestras libertades civiles y políticas, con eso que llama ahora la aberración hecha presidente “el bloque intelectual de las FARC”, equivale a cargar los fusiles con los que se extermina a las y los colombianos del campo, de la ciudad, de nuestro barrio y de nuestra casa, que inermes son presentados como falsos positivos por la fuerza militares. Podremos pecar por una emotividad excesiva, pero no por defecto de ella, como estudiantes tenemos más por ganar que por perder, por eso hoy hacemos el llamado a nunca olvidar lo hecho por nuestros próceres, hacemos el llamado que haría un día el che, seamos realistas soñemos lo imposible.

Con la desaparición y posterior asesinato “en combate” de decenas de jóvenes en diferentes partes del país ha quedado demostrado que con el pago de recompensas se ha montado una verdadera fabrica, que viene aplicándose desde el momento que sube a la presidencia el señor Álvaro Uribe Vélez Recordemos que en el primer año (2002) de gobierno fueron llevados a la cárcel centenares de colombianos, acusados de rebeldes e insurgentes por delatores a sueldo, a los que se pagaba “recompensa” y que sustentaban sus acusaciones (como quedó demostrado) en versiones fabricadas por las distintas regionales del país que Inteligencia Militar del Ejército –RIME- y del CTI de la Fiscalía eran farsas totales; por lo cual de compatriotas tuvieron que ser dejados en libertad tras caerse el tinglado de las acusaciones contrahechas y producto de la colusión de cuerpos de inteligencia y delincuentes comunes, lo cual dejo al desnudo y la opinión del todo el mundo, que el producto de recompensas fue compartido por delatores y fabricadores de las acusaciones. Pero como los “falsos positivos” en la tónica de mostrar resultados y cobrar las recompensas se cayeron estrepitosamente, se acudió al más fácil experimento de “reclutar jóvenes”, o mejor secuestrarlos, llevarlos a lugares alejados y luego asesinarlos, haciéndolos aparecer como delincuentes de diferente laya, para obviamente cobrar las recompensas, sin el temor del encarcelamiento, con las más rotunda tristeza para nosotros que los muertos no hablan ni pueden defenderse; no pueden debatir la prueba ni aportar otras.

desaparición, de jóvenes trabajadores, lo que de una u otra manera se rebuscan la vida y bajo el engañado son aniquilados de la faz de la tierra. Lo que no puede excusarse con la respuesta del Presidente de que “el combate contra 'delincuentes' no puede llevar al asesinato”. Estos no eran delincuentes, como está ya comprobado; eran jóvenes desempleados a los que se engañó, ofreciendo empleos y labores, para luego ser acribillados con saña en una alianza terrible entre mandos militares y de inteligencia y delincuentes de las llamadas autodefensas, socios y cómplices de los jefes de tropas. Por eso además de ser un deber moral, los estudiantes universitarios, debemos exigir el esclarecimiento y el castigo a los responsables, comenzando por quienes establecieron la política de recompensas que ha llevado a esta inaudita forma de crimen y quienes la han continuado, como el ministro de Defensa y el alto mando militar; incluyendo el presidente Uribe como jefe máximo de las fuerzas militares; es una obligación acudir a exigir en las calles que todos los implicados respondan. Es obligación de los organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales, exigir que estos crímenes se investiguen y castiguen por la Corte Penal Internacional. ¡Es una obligación no quedarnos callados!

Es ese el escabroso mecanismo que ahora queda a la luz con el terrorífico asesinato, tras la

Secretaría de Comunicaciones DIRECTORA: Ivonne R. Romero Brito / COMITÉ DE REDACCIÓN: Guillermo Baquero, Andrés Paredes, Jefferson Corredor, Camila Salazar, Heidy Trespalacios, Juan Carlos Albarracín / COLABORADORES: Jorge Virviescas / DISEÑO: Juan Carlos Albarracín (jcarlosneiva@gmail.com) / CONTACTO: www.aceucolombia.org - lamochila@aceucolombia.org

Tomado de Revista Semana. 24 al 28 de noviembre

2 Editorial


4 Derechos Humanos

ESTADO DE CONMOCIÓN INTERIOR de las paradojas de los derechos humanos en la universidad nacional y el país Por: Comité Académico Red Revuelta

El pasado jueves 9 de octubre al tiempo que dos agentes de la SIPOL (Seccional de Inteligencia de la Policía) eran descubiertos vestidos de civil y armados en la inauguración de la punta del Iceberg del proyecto modernizador/privatizador de la Universidad; mientras fotografiaban a terroristas expertos en armas no convencionales prohibidas por Derecho Internacional Humanitario como pin-pones con pintura, latas de aerosol , tomates podridos los cuales atentaban de manera violenta contra el patrimonio de la Universidad rayando los BMW, Mercedes Benz y las Ford Explorer en las que andan las estudiantes gracias a la excelente labor de Bienestar Universitario y su programa Bicirun; el Gobierno cocinaba el decreto de Estado de Conmoción Interior para contrarrestar el Paro Judicial y evitar que el país se siguiera llenando de delincuentes. Sin embargo nosotras que vivimos tan conmocionadas permanentemente por el novio, el parcial, la fila para calentar el almuerzo, la musiquita de último minuto de RCN etc, que sabemos y que sabe el pueblo colombiano de que es un Estado de Conmoción Interior? Y ante esta pregunta que nos disculpen las lectoras pero nos tocó ponernos mamertas. El Estado de Conmoción Interior, previsto por los artículos 213 y 214 de la Constitución y regulado por la ley 137 de 1994, autoriza limitaciones en la libertad de prensa, restricciones a los derechos de reunión y de movilización, el rechazo de ciertos derechos a los ciudadanos extranjeros y la posibilidad de detención provisional y de inspecciones domiciliarias sin orden judicial. Este se decreta en tres situaciones: 1) Situación irremediable Orden Público que no pueda ser resuelta por otros mecanismos 2) Crisis Económica 3) Desastres Naturales. Como pueden ver el Estado de Conmoción Interior responde a situaciones de excepcionalidad Política, Económica o Natural con una Excepcionalidad de tipo jurídico que le permita al ejecutivo consolidar la gobernabilidad y la estabilidad política o el status-quo, o mejor dicho la normalidad, no académica; la política y la social. Entonces nosotras nos preguntamos ¿no fue el paro de la Rama Judicial un problema laboral? Que tan cierto es como dice el Gobierno Nacional-Transnacional-Multinacional a través de sus medios de propaganda y publicidad que el país se está llenando de delincuentes y que por tanto es que el problema laboral es realmente un problema de orden público?. Veamos Todas las abogadas en este país saben que entre el 70 y 80% de los procesos de la Rama Judicial son procesos propios del derecho civil, procesos que tienen que ver con problemas de la propiedad con problemas por los derechos de propiedad sobre el Kapital. Es decir cuando la Rama Judicial estaba parada no llegaron los cobros jurídicos, no llegaron las órdenes de desalojo a estos delincuentes de 75 años que han pagado su casa hasta 10 veces y aun no quieren salirse, no llegaron los embargos, los remates etc. Pobres Bancos! Pero no vayan a creer estimadas lectoras que esto nos lo estamos inventando compañeras nuestra creatividad da para pensar una nueva universidad un nuevo país, pero no para semejante cosa “La ausencia de un sistema judicial eficaz afecta la realización efectiva de los derechos y las garantías ciudadanas, limita las inversiones y el crecimiento económico". Y campante don Luis Carlos ese jueves en la UN después de proponer el mismo la conmoción interior? nononono que impunidad ola! Permítannos pues ejercitar la memoria para entender cómo es que funciona esto de la política. Así, por ejemplo, en los 21 años transcurridos entre 1970 y 1991

Colombia vivió 206 meses bajo estado de excepción, es decir, 17 años, lo cual representa el 82% del tiempo transcurrido. Entre 1949 y 1991 Colombia vivió más de 30 años bajo estado de sitio. Buena parte de las normas de excepción han sido legalizadas por el Congreso, lo cual ha convertido al Ejecutivo en un legislador de hecho. Hubo períodos en los cuales se impusieron profundas restricciones a las libertades públicas, a través por ejemplo de la justicia militar para juzgar a los civiles. A finales de 1970 el 30% de los delitos del Código Penal eran competencia de cortes marciales. Pa que estudiamos! ¿Que es lo nuevo? ¿Cuál es la excepcionalidad? NINGUNA!!! En este orden de ideas si bien creemos que el contexto actual es profundamente significativo en términos de una normalidad y excepcionalidad jurídica y política para tratar el tema de derechos humanos de cara al movimiento estudiantil desde el enfoque del caso concreto de la Universidad Nacional, consideramos que es importante enmarcar esta reflexión desde una doble perspectiva frente al debate de la consagración de los derechos vs la realización de los derechos. Por una parte tenemos el proceso de construcción colectiva del conocimiento que se da en la educación superior visto desde una perspectiva de conjunto, es decir desde el lugar que este ocupa en una nación en términos de la producción de valores sociales, culturales, políticos, económicos, jurídicos y académicos al interior de esta o por lo que se le conoce a la universidad en su conjunto como “conciencia crítica de la nación”. Por otra parte tenemos la perspectiva no de la universidad en su conjunto que evidentemente encarna el tema de la autonomía universitaria, el bienestar, la calidad etc sino de los sujetos que dan vida y se hacen participes de aquel espacio llamado universidad, aquella comunidad llamada universitaria y aquella pretensión de identidad colectiva llamada movimiento estudiantil. Lo


concreto en este sentido y aquello que se manifiesta como lugar común a estas dos perspectivas es que las infracciones y el incumplimiento de los DDHH y el DIH son sistemáticos. Si bien por el lado del derecho a la educación, esta es cada vez de carácter menos público a partir de su mercantilización y privatización lo cual restringe de manera clara el acceso a la misma por parte de los sectores sociales más excluidos y en esa misma medida perpetúa su condición de excluidos y sus indignos niveles de vida en el entendimiento de la educación como un factor decisivo en la distribución del poder político y económico dentro de una sociedad; por el lado de los sujetos participes de este espacio los asesinatos, desapariciones forzadas, las amenazas y los hostigamientos se han vuelto una cuestión del diario vivir como bien lo han denunciado los colectivos de derechos humanos y las organizaciones estudiantiles mismas. Lo anterior atenta no solo contra el derecho a la educación como derecho humano sino contra el gran conjunto de los derechos humanos, como los de movilidad , expresión, lo civiles y políticos empujando así a los elementos disidentes y conflictivos los cuales en últimas son los que dinamizan las sociedades verdaderamente democráticas a partir de la canalización política y constructiva de los conflictos sociales al límite de la ciudadanía. Quiere decir esto en ultimas que asistimos a una crisis humanitaria al interior de aquello a lo que de manera ligera y no rigurosa se le ha denominado movimiento estudiantil colombiano pues en definitivamente encarna dicha voluntad de identidad colectiva, la cual deja al estudiantado colombiano en una relación circular de causalidad determinada por el ejercicio para-estatal de construir mediáticamente ese enemigo interno u enemigo público (terrorista) que debe dejar de existir. El movimiento estudiantil colombiano tiene su razón de ser en la incapacidad del estado colombiano de hacer

Derechos Humanos realizable la educación como derecho humano que es pero paradójicamente encuentra su límite de acción ,de expresión y de participación en esos mismos derechos humanos que le son constantemente violados por un ejercicio biopolítico o mejor parabiopolítico ( dejar morir dejar vivir vs hacer vivir hacer morir) de elite regido por la construcción de un enemigo común en tiempos de resurrección del patrioterismo de donde deviene que el movimiento estudiantil colombiano este siendo desplazado hacia el engrosamiento de las filas del movimiento de victimas, lo cual encarna una oportunidad inigualable de construcción de sociedad civil pero también denota una crisis humanitaria latente que hace mucho tiempo dejo de ser una cuestión meramente rural. En este país no ha habido libertad de prensa nunca esta se ha confundido con la libertad de empresa de los emporios comunicativos. En este país no ha habido libertad de asociación nunca o es que se nos olvido que Montenegro, el comerciante que tenemos por vicerrector en la UN le cancelo la licencia a Sintraunal, sindicato de trabajadores de la UN, no hemos vimos acaso pues como se le exigió a los corteros de caña que negociaran por separado cada uno con su ingenio?. Libertad a extranjeros? Y los Franceses que fueron deportados por hacer un reporte grafico y comunicativo de la justa lucha indígena en el Cauca que. Detenciones sin previo aviso y allanamientos sin orden judicial? Este el precio que se paga en Colombia cuando politiza lo social y se socializa lo político al manifestar nuestras inconformidades y necesidades en el ejercicio de construcción de lo público y al hacer que estas inconformidades y necesidades se remitan en su totalidad al problema de lo social en el país.

Continúa la persecución contra el Movimiento Estudiantil

El blanco en Octubre de 2008 fue la Universidad Nacional . Por: Gina Soto ACEU- U. Nacional de Colombia.

sede Palmira, una falsa negociación con la sede Manizales y el cierre de la sede Medellín con motivo de las vacaciones docentes), los estudiantes toman la decisión de regresar a clases. Pero en medio de la supuesta calma del regreso a clases, comienza a presentarse un serio hostigamiento contra los estudiantes, particularmente de la sede Bogotá.

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, durante el primer semestre del 2008, dieron una pelea Histórica contra la imposición de una serie de reformas de carácter administrativo y académico.

pupitrazos, jornadas académicas, huelgas de hambre y hasta una caminata de Medellín a Bogotá) los estudiantes demostraron su profundo rechazo a estas medidas y su ánimo de participar en la construcción de una reforma incluyente.

Fueron casi 3 meses en los cuales de diferentes formas (paros definidos, asambleas escalonadas, movilizaciones,

Tras una serie de medidas coercitivas tomadas por las directivas de la Institución (la cancelación del semestre de la

Es el 28 de octubre llega a varios correos electrónicos de estudiantes y grupos estudiantiles de la Universidad Nacional de Colombia una misiva donde acusaban a un listado de estudiantes de “subversivos infiltrados en los estudiantes”, con nombres y apellidos alrededor de 22 personas fueron declaradas objetivo militar por la organización que firmaba el email, entre los amenazados se encuentran 2 egresados, 2 docentes y 16 estudiantes, de los cuales 12 pertenecen a la federación de estudiantes universitarios FEU, organización estudiantil que fue

señalada meses atrás por la fiscalía por supuestos nexos con el grupo insurgente FARC-EP. El correo electrónico firmado como “águilas negras integrantes del bloque capital” , grupo disidente de los paramilitares tenía como fin, no s olo amedrentar a los estudiantes, pretendía además informar, el toque de queda que dicho grupo impondría desde el 18 de noviembre en el campus de la sede Bogota: "Decretamos el toque de queda en la Universidad Nacional a partir del 18 de noviembre, no para los estudiantes sino para los subversivos, no deben permanecer en los predios universitarios entre las 6:00 pm y las 6:00 am pues ya dispusimos de personal para hacer presencia en esta zona". Lo más preocupante es que en el marco de la pelea que se estaba dando en las 4 sedes de la universidad, en contra de la imposición de una serie de reformas, además de ignorar la voz de los estudiantes, también se permita que sean aminorados con este tipo de amenazas.

5


6 Derechos Humanos

deberes humanos

El pasado 16 de octubre la organización HUMAN RIGHT WATCH defensora de los derechos humanos a nivel mundial, presentó a la opinión pública su penúltimo informe de 148 páginas que evalúa los “avances logrados” por Colombia en la investigación de la influencia de las mafias paramilitares. Por: Santiago Pérez Estudiante UPN El informe evidencia y sustenta la crisis en el tema de derechos humanos por la cual atraviesa nuestro país y que según el informe pasa por una situación compleja ya que hay una obstaculización del proceso de la ley de justicia y paz fruto del mal manejo por parte de algunas de las autoridades a las cuales les compete este asunto, más exactamente a la posición manifestada por parte del gobierno actual en proyectos de ley que han modificado las plataformas legales que se han generado para tratar el tema de los desmovilizados y que están entorpeciendo dicho proceso. Mi interés no estriba en repetir lo que el informe expone de manera concisa, que además se puede consultar o revisar en la página de la organización (www.hrw.org/spanish), pero lo que si deseo en estos párrafos es invitar a que nos pensemos el tema de los DH mas allá de la estadística y el agobiante y natural –aunque no para todossentimiento de estremecimiento, que si bien son importantes para una conciencia social, no son una salida al grave problema que cada vez incrementa las precarias circunstancias de subsistencia de nuestra población ya que estas dinámicas al hacerse cada vez más cotidianas van generando en el pueblo un referente imaginario de que esa es nuestra inevitable condición social y así mismo le vamos dando pequeñas dosis de normalidad a los ejercicios del fascismo en avanzada en nuestro país, de esta manera se va configurando una aceptación u omisión a este respecto que puede rayar al punto de llegar a convertirse en una actitud cómplice de los proyectos macabros de las esferas antidemocráticas y anti populares que pululan nuestra ya desangrada nación, en vista de esto no puedo dejar de reconocer la importante cuota que comportan nuestros altamente destructivos medios de comunicación que se han encargado no solo mentir sino atrofiar –para ser más

exacto- las mentes de nuestro pueblo teledirigido, generando no solo falsos imaginarios de nuestra condición política, social y económica, no solo por parte de los noticieros e informativos oligárquicos -que presentaron la nota del informe de Human Right Watch con un simple y vacio “Colombia se rajo en tema de derechos humanos” como lo presento uno de estos canaluchos, y además endilgándole culpas generales al país cuando todos saben quién es el que se rajo o que más bien nos está rajando- sino además en los supuestos espacios de entretenimiento, es así a tal punto que las familias colombianas ahora en día cuentan con su narcotraficante predilecto gracias una la novela homenaje al narcoparaterrorismo que se ha emitido en televisión en esta última época, y pese a que al principio de esta se hace una insignificante aclaración de que los hechos son fruto de la imaginación, en el entretanto dan una versión viciada de la realidad mostrándonos como una inevitable sociedad traqueta, consumista y en alto grado corrupta, lo que se mezcla con el ingrediente de nuestra inducida ignorancia que da como resultado la permisividad de la implantación de proyectos ideológicos que descansan en apelativos retóricos en donde llegan a combinar solo dos palabras para significar el neo nazismo -con seguridad se que suponen a que eslogan de moda me refiero-. Por todo esto es que en el marco del movimiento estudiantil me parece imprescindible que acojamos actitudes y ejercicios pertinentes, en virtud de generar y recrear soluciones a fin, asumiendo nuestro papel histórico, académico e intelectual desde los cuales podamos dar luces a nuestra desgarrada sociedad, se que este es un clamor repetitivo que inunda nuestros discursos pero debe ser este por excelencia una de nuestras banderas porque compañer@s no pensemos que ya lo hemos dado todo tenemos que continuar, tenemos que llegar al extremo de nuestros límites físicos y mentales para vislumbrar a esos nuevos sujetos de una nueva sociedad que solo aparecerán allí en donde las fuerzas parecen llegar a su fin, allí donde

sentimos que el desfallecimiento nos invade solo allí, en el sacrificio, en la punta de nuestro último esfuerzo veremos configurarse los hombres del nuevo orden social. No puedo concluir sin antes manifestar nuestro apoyo a los valerosos procesos que se están gestando por parte de nuestros indígenas y campesinos en el Valle, en el Cauca, en el Choco y en el resto del territorio que nos están mostrando un claro ejemplo de una actitud socialmente comprometida que se convierte en una razón más para nuestra lucha, y que por más esfuerzos por parte de las fuerzas autoritarias que descaradamente exigen disculpas hacia los verdugos se verán acallados y opacados por la fuerza, la lucha y el clamor un pueblo unido. y finalizo con las palabras de nuestro compañero indígena coordinador general de la guardia indígena Alfredo Acosta “Nasawuala” en medio de la coyuntura indígena actual “(…)todos nos debemos movilizar todo el mundo se tiene que movilizar y bien venido todo hecho de movilización, desde lo que sea yo he dicho y soy muy abierto en las partes unos se movilizaran desde el pensamiento, unos se movilizaran desde lo cultural, pero hay que movilizase los estudiantes se movilizan desde lo cultural, desde lo político, desde lo pedagógico también desde lo práctico esas movilizaciones tienen que seguir, se tienen que unir mas, pero la movilización intelectual, la movilización del conocimiento… porque eso lo hace ser complementario en el estudio porque la academia no combinada con la practica me parece que queda vacía y una de las practicas de la academia es la movilización sin la movilización estudiantil no cobra sentido el estudio como tal ¿porque? porque lo que yo estudio en los libros debo hacerlo practico y me parece que la movilización hace parte de la práctica de lo que yo aprendo de lo que yo entiendo de lo que yo cambio para mi vida”


Derechos Humanos Por: Nevys Niño Robinson Charris Aceu – U del Atlántico En la actualidad la Universidad del Atlántico es el experimento de una política de privatización de la educación superior, política que se viene implementando en el resto de universidades del país y que ha sido duramente cuestionada por parte de trabajadores y profesores, pero fundamentalmente por parte de los estudiantes, que por su número, por su gallardía y compromiso con las ideas de una universidad democrática, han luchado en contra de estas políticas, consideradas por ellos como poco democráticas. Quince (15) líderes estudiantiles de la Universidad del Atlántico han sido asesinados desde 1993 hasta el 2004, crímenes que fueron cometidos por los grupos paramilitares. Algunos de estos estudiantes paradójicamente se les había intentado judicializar, luego de haber recibido amenazas por medios escritos y telefónicos, detenciones arbitrarias, seguimientos y hostigamientos, persecución que debilito los procesos de organización democrática al interior de la universidad, y esto se debió fundamentalmente como la reacción a denuncias sobre la corrupción interna en el alma máter, a estas macabras cifras se suman los 18 Profesores y Trabajadores asesinados en el mismo período, quedando en evidencia una cadena de homicidios selectivos. Hace mas de dos años la Universidad del Atlántico tiene como Rectora a ANA SOFIA MEZA impuesta desde el Gobierno de turno en cabeza de su presidente ALVARO URIBE VELEZ y ratificada por el Consejo Superior como rectora encargada por un periodo inicial de tres meses, pero que aun no ha terminado, contrariando con esto los principios consagrados en el Estatuto General de la universidad y negando el Derecho a la comunidad universitaria de escoger a sus directivas. Tiempo en el que se han presentado hechos que hacen constatar una flagrante violación a los Derechos Humanos, particularmente el Derecho a la vida, el derecho de asociarse, de pensar y difundir su opinión, violaciones que se evidencian en los siguientes acontecimientos: El 24 de octubre del año 2.006, en las instalaciones de la Universidad del Atlántico, fueron víctimas de un atentado terrorista, ocho (8) estudiantes, de los cuales cuatro (4) fallecieron, DREIVER MELO Estudiante de Derecho, YURI M A RT I N E Z E s t u d i a n t e d e

La Universidad del Atlántico es uno de los más importante centros de educación superior de la Costa Caribe colombiana, en la que se han formado y destacado generaciones de líderes provenientes de distintos lugares del país; es reconocida por estar al frente de procesos de transformación de la sociedad, algunos de estos procesos de carácter alternativo, los cuales se han contrapuesto a la aplicación de las políticas gubernamentales en los últimos 17 años (el neoliberalismo).

EL COSTO DE DEFENDER LA UNIVERSIDA PÚBLICA EN EL DEPARTAMENTO DEL ATLÁNTICO. elementos académicos y logísticos para el desarrollo del conocimiento y la investigación en el alma mater. El 02 de mayo del año 2.008, llegó a la casa del profesor GUSTAVO LÓPEZ, un panfleto en donde amenazan a 16 personas, de las cuales 11 están relacionadas con la universidad. Es curioso el hecho de que en esta residencia el día anterior, se habían concentrado los estudiantes de la Universidad del Atlántico después de marchar el 1de mayo día del trabajador.

Historia, DARWIN PEÑARANDA Estudiante de Historia, JOSÉ SABALLET Estudiante de Biología y los otros cuatro (4) resultaron gravemente heridos, actualmente se encuentran en Libertad después de enfrentar un proceso judicial por mas de dos años acusados de terrorismo, posesión ilegal de artefactos explosivos. El 14 de Diciembre del 2006 mediante un panfleto que apareció en las instalaciones de la Universidad del Atlántico fueron amenazadas cincuenta y una (51) personas, de las cuales 33 son estudiantes, esto provocó el desplazamiento provisional de estas personas para proteger su vida, pero cuando volvieron a la ciudad fueron nuevamente blanco de hostigamientos a través de correos electrónicos amenazantes, llamadas telefónicas, y abordajes. Hostigamiento por parte de la vigilancia en la universidad: Al interior de la universidad el ambiente es tensionante debido a la vigilancia privada que genera cierta desconfianza a la comunidad universitaria; la cual se ha convertido en una bomba de tiempo incluso ya se han presentando algunos enfrentamientos entre estudiantes y el cuerpo de vigilantes que de seguir así podría desembocar en hechos lamentables. No hay tranquilidad y privacidad para las reuniones de las organizaciones estudiantiles. A esto se le suma la propuesta que presento en el segundo semestre del 2007, la administración en cabeza de la

Rectora de un nuevo Estatuto Estudiantil donde de manera taxativa se reprimía la protesta estudiantil, como es el caso de abrir disciplinarios a los estudiantes que interrumpieran el “transcurso normal de las clases”, así mismo la aplicación del código de policía para algunas de las actividades de “desorden” que ameriten la incursión de la policía y posteriormente judicialización de los estudiantes que la realicen. Para inicios de clases del periodo 2008-1 los estudiantes se encontraron con la sorpresa de la instalación de cámaras de vigilancia, las cuales tuvieron un alto costo de inversión en cuanto a tecnología y mantenimiento, creando un ambiente intimidatorio para las organizaciones que se reúnen y coordinan actividades académicas y de protesta pacifica en contra de la situación de la Universidad, violando mas derechos como es el derecho a la intimidad, costo que no se ha tenido en cuenta para la inversión de

El martes 13 de mayo del año 2.008 llegó a la casa del Representante de los estudiantes ante Consejo superior, un panfleto en donde amenazan a 13 personas, de las cuales 10 son lideres estudiantiles activos. La Comunidad Universitaria reclama la democratización de su A l m a M a t e r, d e m a n d a n l a aplicación de un mecanismo democrático de elección de las directivas académicas y administrativas y requieren de urgentemente se den las garantías para el ejercicio del Derecho a la Libre Expresión, la Libre Locomoción, la Libertad de Cátedra, de Conciencia y de Crítica. Plantean como mecanismo permanente de garantía, control y seguimiento a los Derechos Humanos de los Estudiantes, la creación del Comité Estudiantil Universitario de Derechos Humanos – C.E.U.D.H.- con el reconocimiento institucional, en el cual tengan asiento representantes de Vicerectoría de Bienestar Universitario y del Profesorado.

7


8

PARTICIPACIÓN DENTRO DEL NUEVO REGLAMENTO ESTUDIANTIL DE LA

UNIVERSIDAD COLEGIO MAYOR

DE CUNDINAMARCA Por: ACEU – UCMC

“La

creación de un reglamento estudiantil, surge por la necesidad de plantear una nueva alternativa donde hubiese pluralidad y posibilidades de que la universidad construyera conocimiento, desligándose de los poderes del Estado y de la única óptica económica, que predominaba en los años 90. Debido a que se reconoce que las universidades deben ser producto de la discusión entre sus integrantes, pues son ellos quienes conocen las diferentes realidades”.

El veintinueve de Octubre de 2008, se realizo el Foro “Participación dentro del nuevo reglamento estudiantil”, en la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. Dicho evento fue organizado por los representantes del Consejo de Facultad y la representante ante Consejo Académico, quienes contaron con la colaboración de dos conferencistas, Jorge Viviescas y Camila Salazar, estudiantes que hacen parte de la ACEU. Es el primer espacio que se abre a los estudiantes desde los estudiantes, y aun mejor desde los representantes de la universidad. Todo inicio desde esa necesidad que evidenciaron como estudiantes los hoy representantes de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, de organizarse en pro de ser escuchados y de empezar a dar aportes a la universidad y aun en decisiones como el cambio de reglamento estudiantil. La creación de un reglamento estudiantil, surge por la necesidad de plantear una nueva alternativa donde hubiese pluralidad y posibilidades de que la universidad construyera conocimiento, desligándose de los poderes del Estado y de la única óptica económica, que predominaba en los años 90. Debido a que se reconoce que las universidades deben ser producto de la discusión entre sus integrantes, pues son ellos quienes conocen las diferentes realidades. Otro de los objetivos, era lograr autonomía universitaria, al comprender que la universidad es el lugar, a donde se lleva a cabo la universalización de los diferentes conocimientos que conforman la realidad, y por ello, no puede limitarse a la enseñanza de elementos útiles al trabajo capitalista. Ahora bien, al hablar del Consejo Estudiantil, se planteó su historia, identificando los principales acontecimientos y movimientos que incidieron de manera determinante en su creación y/o fortalecimiento, entre los cuales se encuentran, Movimiento de Córdoba, primer Congreso de estudiantes sobre autonomía universitaria, creación de los tres

primeros Consejos estudiantiles, creación de la Federación Nacional de Estudiantil, y reformas estudiantiles, entre otros. Así mismo, se reflexionó respecto a que el país que tenemos, es por la universidad que tenemos, y que desde ésta, se deben generar los cambios que la sociedad requiere, para brindar a sus habitantes, lo necesario para su bienestar y calidad de vida adecuada. Los estudiantes de educación superior debemos llevar la batuta en la búsqueda de los cambios sociales, pensando en el país que queremos, en las soluciones posibles a las problemáticas que lo afectan, buscando que la sociedad reconozca a la Universidad, como uno de sus valores culturales más preciados, y que por ende, debemos trabajar en equipo para fortalecerla. Es menester que los estudiantes nos organicemos, buscando promover los aspectos positivos y no centrando la atención en lo negativo, al ser conscientes que para lograr cambio, se requiere ser propositivo, generar ideas que trasciendan, conocer nuestra historia y todo lo que sucede a nuestro alrededor, para que seamos controlados por la ignorancia o la equivocación. Si no empezamos a tomar lo pocos espacios que nos dan las universidades y desde allí con integridad generar cambios, no podríamos abrir nuevas formas de ver la universidad, es necesario tomar lo que se tiene, crear nuevos y así desde hoy en adelante empezar a crear cohesión de ideas. Se genero a partir de este foro mucha expectativa en los asistentes, también se quedo en algunas tareas a desarrollar, queda mucho por hacer, y mucho más que aprender, pero una de las grandes fortalezas es el ver que aun podemos lograr cosas en la universidad. Fotos del evento: Adriana Rubiano Martínez Diana Lucía Angarita González Representantes a Consejo de Facultad y asociadas de ACEU

Edición No. 08  

La Mochila es el organo de difusión nacional que tiene la Asociacion Colombiana de Estudiantes Universitarios ACEU para comunicarle y expres...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you