Issuu on Google+

como creyentes ¿somos diferentes PAGINA CENTRAL

al resto del mundo? por OSCAR RICOMAGNO

460 :

el boletín nº116

www.acercatealavida.com.ar en el centro de su voluntad

Domingo 26 de Agosto de 2012


desde el 2 de Sep al 11 de Oct

Para poder seguir día a día la cadena de oración

Encargale tu libro a Nancy

$12


7/SEPTIEMBRE / 20HS. Reunión General p os u r g queño s pe

nue orgreuni va ó a n Vie iza n rne tiva s3 2 1/8 (Es 0 H pañ s. a4 Qu NO e tu 60) FAL GP TE !!

presentación GP / consignas ·cada GP debe elegir una forma de presentación para la reunión del Viernes 7/9 (scketch / power point / video / canción) ·la presentación que refleje lo que es el GP no debe durar mas de 5 minutos ·la presentación se recepcionara en diegopeni@gmail.com o 154247221, mencionando que harán y quienes participan. (si es un video deben enviarlo a la misma dirección) ·tienen tiempo de presentarla hasta el miércoles 29/8 ·el día 7/9 debemos todos traer algo salado y bebida para compartir juntos al final


como creyentes: ¿somos por OSCAR RICOMAGNO

diferentes

al resto del mundo?

Éfeso era la ciudad más importante de la provincia romana de Asia, en la costa occidental de lo que ahora es la Turquía asiática. Tenía un templo que era dedicado para la adoración de la diosa anatolia de la fertilidad, posteriormente identificada como la Artemisa de Grecia y la Diana latina. Hubo una gran colonia de judíos en Efeso, que había disfrutado durante mucho tiempo de una posición privilegiada bajo el imperio romano. La primera llegada del cristianismo a Éfeso es del 52 d.C., cuando Pablo hizo una breve visita, y dejó a Aquila y Priscila allí. El tercer viaje misionero de Pablo tuvo a Éfeso como meta, y se quedó allí más de dos años. Tomó a Éfeso como base para la evangelización de toda la provincia de Asia. La propagación del cristianismo, que rechazaba el sincretismo, comenzó a provocar la hostilidad de los intereses creados de los religiosos. Afectaba no sólo los cultos mágicos que florecían allí sino también el culto de Artemisa, ocasionando daño al comercio de los objetos cúlticos, actividad que constituía una de las fuentes de prosperidad de la ciudad. Evidentemente el cristianismo se extendió a muchas ciudades del valle de Lico en la época de permanencia de Pablo en Éfeso. Fue el centro de las actividades de Pablo durante la mayor parte del tiempo que duró la controversia y la correspondencia con los corintios. Después de la partida de Pablo, Timoteo quedó en Éfeso. Las epístolas pastorales ofrecen un panorama del período de consolidación allí. Esta ciudad fue posteriormente el centro de operaciones de Juan, que tenía jurisdicción sobre las siete iglesias principales de Asia mencionadas en Apocalipsis. Se trata de una iglesia floreciente, pero que está siendo perturbada por maestros falsos, y ha perdido “su primer amor”. Sus problemas eran los problemas de una iglesia exitosa haciendo frente a circunstancias cambiantes; la ciudad misma había conocido una larga historia de ubicaciones cambiantes. La carta de Pablo a los Efesios es el evangelio de la iglesia. Presenta el propósito de Dios de crear a través de Jesucristo una nueva humanidad. La nueva sociedad de Dios se caracteriza por la vida en lugar de la muerte, la unidad y la reconciliación en lugar de la división y el aislamiento, los sanos valores de la rectitud en lugar de la corrupción, el amor y la paz en lugar del odio y las contiendas, una lucha incansable contra el mal en lugar de un vacilante compromiso con él. Ahora que nos ubicamos históricamente en este pueblo y en esta iglesia, en la epístola a los efesios, en el capítulo 5, el apóstol Pablo los exhorta a imitar a Dios como conclusión de lo que ha dicho en el capítulo 4, les invita luego a que sustituyan las tinieblas con la luz y la necedad con la sabiduría. De ahí pasa a considerar la conducta de un creyente lleno del espíritu Santo en relación con su vida conyugal. Es interesante, cada tanto, volver sobre el texto de esta epístola, para refrescar conceptos de lo que quiere Dios respecto de nuestra vida cristiana. Quiero que leamos juntos en el capítulo 5 del libro de Efesios, del versículo 1 al 14 (RVR1960). En este capítulo el apóstol Pablo, a partir de declarar en los primeros tres capítulos el eterno propósito de Dios en Cristo manifestado en su iglesia, declara como consecuencia práctica del mismo el nuevo llamado a vivir en amor y pureza, como hijos de luz, en plenitud de alabanza y servicio. Muchas veces leo el mismo pasaje en la Nueva Versión Internacional para comprender un poco mejor el contenido del mismo, porque lo hace en un lenguaje más actual. Repasemos los versículos 1 al 7. Comienza este capítulo haciendo énfasis en la generación espiritual, en la nueva naturaleza recibida de Dios. La imitación de Dios y de Cristo no es tarea de un día, no nos transformamos mágicamente, es tarea de toda una vida. El gran imitador de Dios fue Cristo Jesús, se entregó en holocausto y sacrificio de reconciliación por nosotros como ofrenda pura. La salvación nos es tema de un día, sino que es un proceso constante, hasta que lleguemos a la plenitud en Cristo Jesús. Una actitud semejante se nos exige a los creyentes como hijos de tal Padre y hermanos de tal Primogénito, de manera que se nos reconozca como pertenecientes a la familia divina en la forma sacrificada de amar a nuestro prójimo, pues eso sí es caminar en amor, hacer del amor al prójimo la pauta de nuestra conducta. A partir del versículo 3 el apóstol se ocupa de exponer el feo, repugnante, rostro del pecado, rostro negro, de tinieblas que no se avienen con los hijos de luz, hijos del Dios que es luz. Dice en 1 Juan 1:5:” 5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ninguna tiniebla en él.”

En contraste con el verdadero amor, que no busca el bien propio, sino el del amado, considera el amor sucio, sensual, del que busca su propia satisfacción a costa del daño al prójimo y a sí mismo, como también de la infidelidad al Señor. Primero expresa los pecados de impureza de los que el creyente debe guardarse. El vocablo griego “porneia” que utiliza acá indica inmoralidad sexual, ya sea por relaciones ilícitas entre personas no unidas por vínculo conyugal, ya por unión entre parientes. A ello une Pablo suciedad en pensamiento, deseo, conversación, etc. La avaricia que cita aquí el apóstol indica el afán por conseguir satisfacción de los placeres sexuales. Aquí deja asentado de que Pablo desea que no quepa ni la menor duda de que los creyentes practican tales vicios y que deben ser arrojados bien lejos de nosotros. A estos pecados Pablo también añade la indecencia (lo que es vergonzoso) u obscenidad en lo que se habla, en sentido más particular y específico, la conversación necia. Lo que podría esperarse que diga un tonto o un borracho. Apunta a los chistes, bromas o burlas obscenas; el ingenio del mundano, inclinado a pensar e imaginar cosas que divierten y hacen reír a los que son sucios como él. Muchas veces nos mimetizamos con el mundo que nos rodea y hablamos de la misma forma que hablan los del mundo, con palabras groseras y obscenas. Dice Pablo que todas estas cosas son impropias de un creyente genuino. La boca del creyente debe usarse para dar acción de gracias. No es que Pablo prohíba a los creyentes una conversación amena, con gracia, instructiva, etc. Lo que más bien pide es que, aún cuando la conversación gire en torno al sexo, las riquezas o la gente, vaya dirigida por un espíritu de gratitud y alabanza, hacia la percepción y el reconocimiento de la belleza encantadora de los dones de Dios. A partir del versículo 5 declara solemnemente las consecuencias de entregarse a los pecados de inmoralidad que acaba de mencionar. La pasión, sea por el dinero o por la satisfacción sexual, equivale a erigir un ídolo, y un objeto de deseo y adoración por delante de Dios. No es que los pecados de la carne, en el sentido de lujuria, sean más graves que los de soberbia, envidia, calumnia, etc. ¡Todo lo contrario! Pero lo referente a la sexualidad tiene un matiz especial de viscosidad malsana de la que resulta difícil despegarse. Ojo! con la pornografía por Internet, los programas de televisión en que las chicas salen casi desnudas, parece todo inofensivo, pero va entrando en nuestros pensamientos y finalmente se convierten en una necesidad, y más tarde en una adicción. Y de las adicciones es muy difícil salir, tiene que haber mucha voluntad propia y un milagro del Señor sobre nuestra vida, para poder dejarlas. Después, el apóstol Pablo, le da más fuerza a la advertencia “6 Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia.7 Así que no se hagan cómplices de ellos“ pidiéndonos que resistamos a dejarnos persuadir y que no imitemos la conducta de los rebeldes, si no queremos tener el mismo fin miserable que a ellos les espera. Volvamos a leer en la Nueva Versión Internacional de la Biblia, de los versículos 8 al 14. A partir del versículo 8 el apóstol pone delante de los ojos de los efesios lo que antes de convertirse eran (tinieblas) y lo que son ahora (luz en el Señor), y les exhorta a comportarse como es propio de los hijos de luz. Antes de su conversión, los fieles de la región efesina habían caminado, como los demás paganos inconversos, en las tinieblas del pecado, de la idolatría y de la sensualidad. Iban realmente a oscuras por la vida, sin rumbo, sin meta, sin esperanza. Pero, al creer y entregarse al Señor, el Espíritu Santo les había iluminado los ojos del corazón (1:18). Y al ser el ojo la lámpara del cuerpo (Mateo 6:22), su persona entera era luz. Noten que antes eran tinieblas por naturaleza; ahora son luz en el Señor, como que están en el foco central del que reciben su luz. En realidad Pablo está diciendo: “Si están en el Señor, están en la luz y la luz está en ustedes”. Por consiguiente, les dice/nos dice: “Vivan como hijos de luz”. El secreto de una vida plenamente realizada consiste en “vivir lo que se es”. La causa por las que nuestras vidas resultan fracasadas es porque nuestra existencia no corresponde a nuestra esencia y se torna ambigua. Si la luz que llevamos en el corazón resplandeciese con todo su brillo en nuestra vida, los hombres la verían y glorificarían a nuestro Padre que está en los cielos. El versículo 9 debe leerse de la siguiente forma:”porque el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad”. Aquí no solo está hablando de rectitud e integridad moral de los creyentes en Cristo Jesús sino también de tener un hermoso carácter. La verdad acá expresada es el fruto de la luz que Cristo trae. A lo largo de todas las Escrituras el término verdad tiene un sentido más amplio que el que recibe en nuestro mundo occidental; va ligado con la integridad y la fidelidad, al contrario

de la forma vergonzosa, falsa e hipócrita, en que la vida anterior de los fieles de Éfeso había seguido su curso. El versículo 10 apela al discernimiento de lo que es agradable al Señor para saber cómo conducirse según conviene a los hijos de la luz. El ejemplo del Señor (Juan 8:29) y del propio Pablo (2 Corintios 5:9) debía estimular a los fieles de Éfeso, a desear, escoger y poner por obra lo que agrada a Dios. A partir del versículo 11 Pablo pone mucho énfasis a que entre la luz y las tinieblas no puede haber nada en común, ni caben medias tintas en esto; el que no está con Cristo está contra Él. (Volver a repetirlo) Pablo llama infructuosas las obras de las tinieblas porque, aún cuando son algo en su realidad física, son en sí mismas malas, estériles en cuanto a dar gloria a Dios, provecho al prójimo o genuina satisfacción para las necesidades espirituales de las personas que las llevan a cabo. Redargüirlas significa exponerlas a la luz llamándolas por su nombre, sin cubrirlas con bonitos nombres. Lo peor de nuestra sociedad actual es que se le ha cambiado la etiqueta al pecado. No es que en los siglos pasados se pecase menos que en el siglo XXI, pero lo que realmente alarma en nuestros días es el afán de pintar los pecados más vergonzosos con los más bellos colores. El apóstol dice que es vergonzoso el mencionar tales obras. No hace falta mencionarlas de palabra, sino exponerlas a la luz mediante una conducta consecuentemente cristiana, luminosa, de nuestra parte. Opina Mathew Henry que lo que quiere decir Pablo es que, aún cuando causa vergüenza mencionar esas obras de las tinieblas, no hay más remedio que hacerlo para llamar la atención de propios y extraños contra la práctica de tales cosas. En efecto, tanto la exposición de palabra como la práctica del fruto del espíritu sacan a la luz y redarguyen el mal, como expone Pablo en los versículos 13 y 14: Pero todo lo que la luz pone al descubierto se hace visible,1porque la luz es lo que hace que todo sea visible. Por eso se dice: «Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo.»” La venida de Cristo, como luz que ilumina a todo hombre (Juan 1:9), provoca una crisis, un juicio de condenación contra los que rehúsan ser iluminados por la luz del Evangelio. Los pecadores impenitentes no quieren que sus obras malas sean expuestas a la luz, y no hay mejor manera de exponerlas que vivir una conducta luminosa. No bastan las palabras si no siguen las obras de quien expone a la luz la maldad. Es preciso limpiar bien nuestro techo antes de tirar piedras contra el del vecino. Es una exhortación a despertarse, a levantarse de su condición de muerte espiritual conectado a una gran promesa. Según Mathew Henry “es una de las grandes pruebas de que Dios, en Cristo y por medio del Espíritu Santo, da su toque de diana a todos los que están bajo pecado, ofreciendo de buena voluntad la gracia suficiente con la que podrían, si quisieran, alcanzar la salvación que, en principio, Dios desea para todos los seres humanos. Dios dejaría de ser un Dios de amor, y aún el Dios Justo, si dejase que tantos millones y millones de seres humanos en su pecado, sin darles ninguna oportunidad para levantarse de su estado, ya que en su estado de muerte espiritual no pueden hacer otra cosa por sí mismos. El llamamiento a levantarse, como el llamamiento a arrepentirse de Hechos 17:30, seria un puro sarcasmo sin la gracia que capacite para poder levantarse y hacer cargar toda la responsabilidad de la condenación sobre el ser humano que se niegue libre y deliberadamente a hacerlo. Para transformar la sociedad y convertirnos en esa nueva humanidad cristiana de la que habla el apóstol Pablo, tenemos que ser obedientes a la voz del Señor, respetar sus mandamientos, ser “distintos”, que se note que somos diferentes. Tenemos que ser luz, y no mimetizarnos con las cosas del mundo, con lo diario, tenemos que hacer la diferencia en los lugares donde nos puso Dios, en nuestra escuela, en nuestra universidad, en nuestro trabajo, en nuestra casa, en el edificio en dónde vivimos. A partir de esta reflexión que hemos compartido, nos cabe tener presente que Dios nos pide: * Que seamos obedientes a sus mandamientos. * Que nos apoyemos en nuestro Dios. Que sigamos el ejemplo de Jesús. * Que entreguemos toda nuestra vida a Jesús, que no confiemos en nuestro razonamiento. * Que seamos de buen testimonio en el entorno en que nos movemos. Y si cumplimos con todo esto, no sólo vamos a ser luz en este mundo, no sólo vamos a ser de bendición para aquellos que no le conocen, sino que el Señor nos da una promesa de mucha bendición para nuestra vida. Leamos Provebios 3:1-10


contratapa

Lunes 20 a 22:30 (M.Muñoz 529)

COMUNIÓN - Alicia de Roa - 4777394 QUEREMOS ESTAR - Diego Penizzotto - 154619530 MUJERES - Virginia de Penizzotto - 154249908 - Elida Riffo de Pereyra 154555399 ADOLESCENTES - Pato Principato Trosso - 154619891 ADORACION - Walter Dellabarca - 154602184 CLUB DE AMIGOS DE JESÚS - Andrea de Candia - 155287259 COLEGIO PABLO BESSON - Virginia de Penizzotto - 154249908 BOLETIN - Nancy Herensperger - 155287248 - contacto@acercatealavida.com.ar SECRETARIA PASTORAL - Nancy Herensperger - 4785166 - contacto@acercatealavida.com.ar SANIDAD INTERIOR Y LIBERACION - Marcela de Penizzotto - 154247221 UJIERES -Miguel Fuentealba - 154198662 Elena Padua - 154711189 FAMILIA - Ruben Gasparini - 4426280 INTERCESIÓN -Juana Sepulveda - 4790037 - 15319857 HOMBRES - Jaime Candia - 155287254 TEATRO - Christian Weber - 154619056


Boletin 26-8-12